MUROS

partido judicial de entrada en la provincia y audiencia terr. de la Coruña, c g. de Galicia y diócesis de Santiago: comprende los ayuntamiento de Carnota, Mazaricos, Muros y Outes, que reúnen hasta 5,000 casas en el crecido número de población de que constan sus 35 feligresia

Situación Y Clima.  Colocado al SO.  De la provincia  Entre orilla izquierda  Del Jallas ó Ezaro y  la márg.  Sept. de la ria Noya , disfruta de clima templado y sano; se padecen obstante ,  fiebres que degeneran en pútridas é inflamatorias, algunas afecciones reumáticas v  cutáneas, y no se desconooen las gastritis y gastro-exefalitis , si bien ni unas otras se hacen sentir «de un modo general y notable. Término Y Confines.  El término  jurisd.  De este partido  Se sostiene á unas 6 leg.  De N. á S., v i de E. á O., confinando por N. con el de Corcubion; al fe.  Negreira; porS.  Noya, iter puesta la ría, y por O. el Océano, desde la punta de loute Louro hasta la desembocadura del Lezaro ó Jallas, que lo verifica entre la Punta de la Galera é isla de Lobcira ;rande, frente al cabo de Finisterre.

Ría de Muros. Va indicamos al describir la costa de la Coruña, en el art. de esta provincia, que el monte Louro es a punta septentrional y occidental cíela ria de Muros: al N. 46° E. y como á 4 leg. de la casa de Vigia, que se encuenxa en este monte, está la alta y escarpada punta de Boujó, desde la cual sale una restinga hacia el SO. la distancia de cable y medio: en su estremo solo tiene una braza de fondo, algo mas por la parte de tierra hasta cerca de la Punta; por de fuera unas 7 brazas, y á poca dist. crece á 42: entre estos dos puntos hace la costa ensenada con playa y mucha piedra oculta, y en lo alto de una llanura qne se presenta en esta ensenada, está la feligresia de Santiago de Louro. Al N. 22-36′ E. y 4/2 milla de la mencionada punta de Bouio, se encuentra la atalaya, cuya punta es la meridional del pueblo de Muros, desde la cual se interna hacia el NO. y NO. 4/4 O. la distancia de 4 4/4 milla; bien que á la 4/2 milla se ve un cast. á la orilla del mar, desde donde principia la playa v población; en el fondo del puerto de Muros , se halla la feligresia de San Juan de Serres, y al N. 44»46′ E., á 4 milla de la referida atalaya, la punta de San Antonio que es la sept. de este puerto, la cual queda aislada en plenamar: desde dicha última puiita corre la costa hacia el NO. hasta el fondo de la ensenada ó puerto , pero poco hondable en sus inmediaciones. La elevada punta de Outeiro-gordo, está al N. 34°45′ E., poco mas de una milla, de la misma atalaya: es g-uesa, poco saliente, limpia, y desde ella principia la ensenada de Bornalla que se interna al NNE. menos de una milla: continúa la costa al 4 4/4 SE. y termina en una reducida isla rodeada de islotillos: entre esta isla y la costa, solo pueden pasar barcos pescadores, por su estrecho pedregoso espacio; desde la isla se estiende la costa al E. hasta la punta de la Burneira, y desde aquí hasta la de Uhia <me es la occidental de la inmediata na de Noya. (V.) El «puerto de Muros es el único que proporciona algún comercio á este partido, pues los del Esteiro v del Freijo solo sirven para embarcaciones menores y pescadoras.

Ríos Y Montañas. Ningún r. de consideración corre por el ccDtro de este partido, si bien por el N. y con dirección de NE. á SO. pasa el Lezaro, recogiendo por su márg. izquierda variosriach., entre otros al denominado Puente-nova, que bañaiido á Coiro y Beba por la der. de su curso de S. á N., corre por el E. ue San Salvador de Coluns: otros riach. bajan á depositar en la ria y Océano, las aguas do las vertientes y montañas de este terr.: entre estas sobresale el monte Pindó, que se eleva mas de 700 varas sobre el nivel del mar, y en su orilla frente á la mencionada isla de Lobera-grande; y el monte Tremuzo de 622 varas de altura.

El Terreno es en lo general montuoso y quebrado, pero con algunos valles de muy buena calidad, y todo él puede decirse que se presta al cultivo, no obstante la gran parte que se encuentra destinada solo á pastos y malezas.

Los Caminos que proporcionan la comunicación con la v, de Corcuhion, Negreira, Noya y principales feligresia del partido se encuentran en estado regular.

El correo se recibe en Muros de la adm. de Santiago por medio de balijero tres veces en la semana, y desde aquí se distribuye a los pueblos del partido, con especialidad á las cap. de los ayuntamiento, teniendo estos la obligación de gratificar al conductor.

Las Producciones mas comunes son maíz, patatas, centeno , lino, algún trigo, otros cereales, varias legumbres, hortalizas y frutas; no escasea el arbolado y combustible; cria ganado de toda especie, prefiriendo ef vacuno y do cerda, bien que el ganado lanar es una de las principales riquezas del pais : hay bastante caza y mucha pesca.

Industria Y Comercio -. sobro 30 fábricas de salazón se sostienen de la pesca, para la cual tienen estos naturales gran porción de barcas y botes que al mismo tiempo sirven para el trasporte y pasage entre los puertos inmediatos: la agricultura, los telares, los molinos harineros y diversos oficios de primera necesidad ocupan un crecido número de brazos, y dan impulso al escaso comercio que se verifica en la v. y puerto de Muros. (V.j

Las Ferias Y Mercados proporcionan el cambio y venta de gaiíados y géneros del pais, entre aquellas son mas notables por su concurrencia las de San Juan de Outes, Santa María de Coiro y San Salvador de Coluns.

Las Pesas Y Medidas de que se usa son las denominadas (¡alle<¡as, y de las cuales hemos hablado en el citado articulo de Coruña provincia En el dimos también una sucinta reseña del deplorable estado en que se encuentran los establecimientos de beneficencia.

MURCIA (provincia De)

una de las en que modernamente se ha dividido el ant. reino de su nombre. En lo civil y administrativo es do segunda clase; en lojudicial corresponde á la audiencia terr. de Albacete; en lo ecl. á la diócesis de Cartagena , cuya sede reside en la cap. de la provincia; en lo militar á la ciudad g». de Valencia, y en lo ranrítimo al departamento, tercio y provincia de Cartagena.

Situación, Clima T Vientos. Se encuentra la provincia de que vamos á ocuparnos entre los 3″» 19′ y 38″ 39′ lat. y los ° 3′ 2″ long. oriental del morid, de Madrid, al SE. de la Península en la costa del Mediterráneo. Su clima pertenece á la 5.» división geográfica Écuato-Boreal y la atmósfera es suave y templada en el invierno, escesiva de calor en el verano y deliciosa en primavera. La humedad saturada cu el aire es mayor en el verano que en las demás estaciones por la menor oblicuidad de los ravos solares, que evaporando las aguas producen una doble irradiación sobre las magnificas vegas donde se halla situado la cap. Las costas de la provincia y los estensos campos inmediatos á ella disfrutan de una temperatura deleitable producida por la brisa marit., desde el equinoccio ascendente basta el fin del mes de octubre. En la parte NO., las altas montañas constituyen un clima fresco en estío y defienden en el invierno los valles meridionales de los vientos frios del N., observándose cubiertas de nieve las laderas septentrionales y de frutos y flores las opuestas. La temperatura media puede referirse á tres zonas Miso Thérnicas, correspondientes á otras tantas series de elevadas montañas que la cruzan de NO. á SO. La temperatura de la zona intermedia donde está la cap. puede determinarse entre 3 y tí» cu tiempo frió y 22 y 33 en tiempo caloroso, ambas sobre el punto de congelación de la escala de Reaumur. Llueve con escasez en la parte meridional del país en todas las estaciones; las grandes llovías se verifican en las turbonadas que forma el viento del S. y SE. en los equinoccios, y frecuentemente tarde para el desarrollo de los cereales; los vientos boreales son impetuosos en el otoño, pero una corriente oriental nocturna templa los calores radiantes del dia.

Termino Y Confines. La actual provincia de Murcia con los pueblos que han sido agregados á otras en la última división terr., formaban el ant. reino de su nombre, el cual se componía de 9 partido que eran el de la cap., Cartagena, Lorca, Villena, Chinchilla, Hellin, Albacete, Cieza y Segura de la Sierra. Su límite N. era con la provincia de Cuenca; por el NE. con el de Valencia, que encerraba en si laciudad y huerta de Orihuela; por el E. SE. con el Mediterráneo;* por el SO. con el reino de Granada por comprender todo el terr. que hoy forma la provincia de Almería, y por O. y NO. con Mancha y algunos pueblos de la de Cuenca. Asi venia constituido este reino desde ant., cuya división aceptó el señor conde de Floridablanca en su división terr. ó arreglo de provincia por los años de 1789, hasta que proyectada en 1809 la división por departamentos, se declaraba á Murcia como cap. del que debía llevar el nombre de departamento del Rio Segura, siendo sus limites iguales á los que se le señalaron en la nueva división terr. por prefecturas, decretada en 17 de abril de 1810 por el intruso José Bonaparte, pero diferentes á los que como reino comprendía, por cuanto en la demarcación del O. abrazaba á Huesear, los Velez y otros pueblos de la sierra de María y Grillemona, que hasta entonces habían pertenecido al reino de Granada. Según este proyecto , la prefectura de Murcia á la que oslaban subordinadas las subprefecturas de Cartagena, Huesear v Albacete en una ostensión de 860′ O. leg. cuadradas de 20 al grado, confinaba por el SO. con la dé Granada, siendo su limite la línea que partía de un punto al NO. próximo á Castril y como al SE. del nacimiento del r. Guadiana, y dirigiéndose hacia el S. pasaba al O. de Castril, entre Cortes y Castilleja, entre la venta de las Vertientes y el Chirivcl, y continuando al E. de Tahal, Albox, Arboledas, Antas y» Vera que quedaban dentro de los limites de la prefectura de Granada, venia á terminar en la costa del Mediterráneo en la torre do los Villaricos. El limite O. lo tenia con la de Jaén arrancando como el anterior muy próximo á Castril, desde donde tomaba la dirección N. pasando al O. do Santiago del Hornillo, y continuando las cordillera de montañas siempre al N. descendía al E. de Salero, Hornos, Segura do la Sierra, Orcera, Benatae, Siles y Cotillas que quedaban en la prefectura de Jaén, terminando cutre Veste y Cotillas, aquel de la de Murcia y este de la precitada de Jaén, puntos situados entre los nacimientos de los rios Mundo j Segura. Al NE. confina con la prefectura de Ciudad-Real, empezando el limite adonde el anterior concluía ; de allí se dirigía al E. de Riopar, y luego hacia Fuente de la Higuera, la Cañada y Provencio, y cortando el r. Mundo entre Aira y Lietor continuaba al E’de las Peñas de San Pedro y del Santo Cristo del Saúco, donde terminaba, dejando al E. para la prefectura de Murcia á Yeste, Villares, Elche de la Sierra, Lietor, Pozohondo y Ntra. Sra. de los Llanos. Por el N. limitaba con la de Cuenca partiendo el punto desde el Santo Cristo del Saúco; dirigíase después al E. de Pozuelo y al O. de la Gineta y Grajuela hasta encontrar el r. Júcar, cuya dirección seguía marcando hasta que pasando Junquera terminaba en el puente de Alcalá del Rio. La prefectura de Alicante servia de limite E., y partiendo la linea desde el punto donde hemos dejado la anterior, tomaba al E. de San Lorenzo, Casas do Valiente, Bete, Igucruela, Corral Rubio, Piñuela, Fuente-Lcspino, Garrobo, Fortuna y Santomcra , que eran de la de Murria, dejando al E. v por consiguiente á la de Alicante Lator, Carcclen, Bonete, Moutealegre, Yecla y Orihuela, y encontrando el r. Segura entre el pueblo de este nombre y el de Santoniera , seguía la dirección de dicho r. hasta su embocadura en el mar. El límite S. era con el Mediterráneo, abrazando la linea que quedaba comprendida desde el coufin de la prefectura do Granada, que era próximo á la torre de los Villaricos. hasta la de Alicante inmediato á Torrevieja.

Blanca, desde la cual dobla algo mas alia la cosía hasta una punía de peñascos llamada Calnegre. Desde esta punta va la costa de mediana altura á la mar formando después un poco de ensenada con playa que corre para el E. hasta la Torre de Mazarron, cuya ensenada que está á la parte de E. tiene del EO. poco mas de 3 1/2 millas; á la parte E. se halla la torre de la Subida con dos cañones y después el cabo así nombrado, corriendo la costa al ESE. 2 1/2 millas hasta el cabo Tinoso, que también es alto y escarpado. Doblado dicho cabo entra una ensenada quo se estiende para el N. 3 4/4 millas, siendo lo demás tierra llana hasta una playa llamada de Porlús. Al fin de la citada cosía se encuentra la isleto de Torrosa, la que hace punta occidental de una ensenada en que hay dos calas nombradas las Algamecas; a muy poca dist. está la punta y fuerte de Podadera, cuya descripción, así como la del puerto de Cartagena y Escombrera puede verse en el articulo de dicha ciudad Después de la punta meridional de Escombrera corre la costa alta al E. hasla Cabo del Agua y á 3 millas de él al E. 28» N. está el puerto de Porman, cuyo fondeadero es de figura casi redonda y de unas 700 toesas de estension , en’el que se pueden acoger buques de todos portes. Continuando la costa en la misma dirección se halla un cabo nombrado Cal-Negre ó Negrcte, y después una caleta llamada del Cargador. El cabo de Palos, sil. por lat. 37° 36′ 55″, y long. 5» 37′ 40″, es bajo, y por la parte del N. tieno una gran llanura con abrigos del viento S, A 2 2/3 millas de la torre del cabo está la Hormiga grande, que es una isleta pequeña y rasa , y después la Hormiga chica á 4/2 milla de la anterior. Desde el citado Cabo de Palos sigue una gran playa para el N. haciendo una angostura que llaman la Manga, pues de la parte de adentro hay un lago que nombran la Mar Menor (V.). Dist. 6 1/3 millas déla Torro de Palos se ve la isla Grosa, alta, con la figura de un triángulo; se fondea á 4 /2 cable de ella en 5 brazas de fondo alga. Al N. 38° O. de dicha isla 4 4/2 milla se halla la torre del Estacio, que hace un pequeño pedazo de ensenada con fondo de 3 brazas, donde se acogen las embarcaciones pequeñas de tráfico. Al N. 24» O. dist. 2 1/4 millas de la precitada torro, está la boca del Mar Menor ó el lago ya espresado, donde hay una torre con 2 cañones llamada de la Encañizada (V.), desde donde forma la costa un poco de ensenada siempre de playa, hasta otra torre nombrada de la Horadada que tiene un canon, en cuyo punto termina la costa de la provincia de Murcia y empieza la de Alicante (V.). Toda esta costa comprende 25 leg. de cstension. Territorio. Las montañas mas considerables de la rov. de Murcia, son la de Espuña ó España, Ricote, Pias, Carrascov, Carche y Culebrinas, elevadas las dos primeras á 992 y 800 2/3 vaVas sobre el nivel del mar. Estas montañas se enlazan en diferentes series y forman la geología del pais, siendo la de Espuña el núcleo que entendiéndose al O. y tomando los nombres de Ponze, la Silla, Albarda y Culebrina salen de los lim. de la provincia, formando pequeño arco por el confín de la misma; se enlaza después con la de la Sagra y Segura . formando parte de los montes del sistema Marianico en la vertiente Ibérica. Partiendo de Espuña al E. continúan enlazadas Pliego, Muía , Ricote, Lloro, Ascoy, Pila, Pinoso, Abanílla y Carche, y saliendo de la frontera oriental de la provincia se unen á las de Alicante que terminan en el Mediterráneo, en el elevado pico conocido con el nombro de Cuchilla de Roldan, cerca del puerto de Altea. Otra montaña de consideración se eleva en el centro de las vastas llanuras de los campos de esta provincia, con el nombre de Carrascoy, y comienza á unas 3 leg. al SO. de la cap. y continuando á la parte del E., disminuye progresivamente su altura y da paso á los puertos de la Cadena en la carretera de Cartagena y á los de San Pedro del Pinatar, Salto de Muía, Rebate y otros senderos , y á los caminos de Orihuela y Almoradi y pueblos de la costa, terminando en el mar en el cabo Roch. En la costa meridional hay otras altas montañas que tienen su origen en la célebre» sierra de Almagrera, provincia de Almería , que continúa muy elevada en el confín occidental de la provincia con el nombre’de Pilar do Jarabía, Vulcanos, Marina de Cope, Lomas de Bas, Almenara, Ramonete, Mazarrón, Portús, Roldan, Atalaya y Galeras, dando entrada al puerto de Cartagena (V.). Continúa después en las montanas de San Julián, Sancti-Spirítu , Quebrada del Infierno, Cabezo Negro, Posman , Juncos, Don Juan, y finaliza en una punta saliente al mar en el Cabo de Palos. El terr. de la provincia de Murcia ofrece en sus parles constitutivas fenómenos dignos de toda atención. El óxido de calcio, el protóxido de bario y el silicio forman con toas frecuencia las bases de los terr. llanos. Las homogénea* y cuarzosas cumbres de las montañas y la figura piramidal en algunas, manifiestan su primitiva formación é inflamación ^antigua, hallándose frecuentes lenicitos en las de Espuña, Ricote y Abanílla. Los montes de segunda formación y los terr. terciarios se componen do margas calizoarcillosas, combinadas con el sulfuro, carbono y yodo. El hierro, el cobre, el plomo y la plata se eucuentran en grande abundancia; estos metales están tan umversalmente esparcidos, que la variedad de matices que forman sus óxidos se descubren á largas dist., hallándose como pintadas artificialmente todas las montañas.

Cuevas Y Curiosidades Naturales. En las montañas de este pais se hallan oquedades ó cuevas de singular mérito. Citaremos únicamente como las mas principales la de Barquillo en la montaña de Caravaca, y la de Don Juan cu el cabezo de su nombre, cerca de Cartagena: ambas están incruslradas de esalácticas de formas admirables, y en la última se encuentran magníficos cristales de roca teñidos por los óxidos de hierro y cobre, formando una variedad de esmeralda y amatista , de las que se han obtenido algunas de un tamaño grandioso en perfecto estado de cristalización, habiendo en la iglesia parr. de Cartagena una cruz de cristal estraido de la referida cueva de 20 pulgadas de longitud. Corren también por su centro diferentes arroyos que se pierden en el caos de inmensas galerías naturales, y á donde por los peligros que ofrece, no ha llegado el caso de una perfecta investigación.

Ríos Y Arroyos. Fertilizan esta provincia diferentes r. y arroyos que la serpentean en varias direcciones, siendo los mas principales el Segura 6 ant. Stader, que nace en la provincia do Jaén, en las sierras que llevan el mismo nombre del r., á 662 varas sobre el nivel del mar. Úñensele diferentes fuentes cerca de su origen llamadas Guijas, Tejera y Arroyo Azul. El r. Madera nace en las crestas deMoyano. El Rio Frió en el pinar del Duque, Puebla de Don Fadrique El Zumeta y arroyo Miller en término de Segura v Socobos. El Tus que se «reúne al Segura en las Vueltas Carrizosas, y el Taibilla en el sitio de las Juntas. Cerca de las minas del azufre se reúne al Segura el caudaloso Mundo, el mayor de sus afluentes. La fuente del Espino colocada en un gran plano de la montaña inmediata al Calar del Mundo, se cree con razón ser el principio de este r., á 463 varas sobre el nivel del mar. Reúnensele las aguas sobrantes de Tobarra y el arroyo grande de Vinatea, y después el r. Atarace o Moratalla, que nace en el Charco de los Peces, campo de Zacatín; el Argos ó de Caravaca en la rambla y ojos de la Buitrera, campo déla misma v. Entra también en el Segura el r. Muía, que en las inmediaciones de la ald. de la Puebla, so junta con el r. Pliego. El r. Sangonera ó Oualenlin es otro do los afluentes del Segura, en la clase de torrente-rio, que después de regar las puertas de Lorca, derrama por el Ramblar cerca de Tu misma ciudad, v uniéndose á las ramblas de Viznaga, fuentes de Totana, Albania y Librilla, se introduce en el Segura, á la parte de S. E. de la cap. y á dist. do 1 leg. Todo el curso del Segura es muy tortuoso, y en sus diferentes curbaturas tiene 37 leg. dé estension. pe estas emplea 42 por la provincia de Jaén, 20 en la de Murcia y 5 en la de Alicante, fertilizando desde sn nacimiento las hermosas y frondosísimas huertas de la Alcantarilla do Jover, Casas» del Rio, Cerrajo, Hondón. Bautista , Las Minas, Salmerón, Monrcal y el Bayo; TorresArenas, Monarquo, Cueva y dehesas de Monreál, Marro y Minas del Azufre, término dcHellin v Moratalla. Las huertas do Hondonera de 2 lea. de ostensión en el término de Calasparra : las de Cieza , las del delicioso y pintoresco valle de Ricote, todo de limoneros, naranjos, manzanos, perales y otras frutas; las de Lorquí, Ceuti, Alguazas y Molina, y finalmente, las do Murcia y Orihuela de 40 leg. «de long. y 2 de lat., formando en total una estension regada de 80 leg. superficiales. Desde las primeras corrientes del r. Segura y los afluentes que quedan referidos, empiezan a emplearse sus aguas en el riego de las pequeñas áreas que constituyen las riberas del mismo, según va dando lugar lo escabroso del terreno por doude transita. Las aguas se elevan por medio de presas, hallándose 8 desde la Alcantarilla de Jover hasta el término de Hellin, cuyas presas dan el riego por medio de acequias, brazales y norias. Entrando el r. on jurisd. de Calasparra, se presenta la presa grande de Hotos, que fecunda la preciosa huerta de la Hondonera. En término de Cieza so halla la presa de Don Gonzalo; sigue otra llamada del Moxó, y la de Jatego; entrando el r. en jurisd. de Abaran se encuentra una sólida presa llamada de Charrara , y después la de Solvente; sigue la de Villauueva, y mas abajo una ataguía para la acequia de Caravija , que riega la huerta de Archena; sigue á esta la presa de Lorquí y Molina, y luego la famosa contraparada, presa la mas considerable do cuantas tiene el Segura. Después de esta se hallan las dos qne hay situado en la ciudad de Murcia, poco distantes entre sí, y fundadas para dar movimiento a tres series de molinos harineros, á la der. é izquierda del r. Ademas de las ya mencionadas, se ha construido otra cerca del canal de la ondomina, que da movimiento á los molinos del marqués de Camachos. Las presas que tiene ademas el Segura fuera de esta provincia entrando en la de Alicante, son 8 , de las que haremos mención al hacer la descripción general del citado r. El Gualentin ó Lorca tiene una presa entro la ciudad de su nombre y el barrio de San Cristóbal, cubierta por las arenas que arrastran las corrientes, pero que sin embargo represa las aguas de la infiltración y da origen a las aguas de la fuente del Oro de la misma ciudad, y aumenta la dotación del real canal de Tercia. En el término de Totana se hallan dos presas ó .ataguías para contener también la inlillracion y aumentar las aguas que riegan las huertas de Pareton. Finalmente, en el campo de Sangonera hay diferentes ataguías con el mismo objeto que las anteriores y proporcionar agua á los cauces y Brazales de riego de poca estension. Dejamos de mencionar otras muchas presas que se ven en los r. Muía, Pliego, Argos ó Caravaca, Moratalla y otros, por no dar demasiada estension a un asunto, si bien curioso por sí, no de necesaria inserción. La altura de las mismas practicada por nuestro ilustrado corresponsal, el Sr. Mancha, es de 10 1/2 varas tomadas desde el lecho del r. La de la Coutraparada que distribuye las aguas a la huerta de Murcia, tiene de long. 113 varas comprendidas desde el muro del N. de la presa vieja hasta el estribo del monte en la parte de O.; ademas de esto tiene un muro do represa en la parte superior para encauzar las aguasólos dos azudes, siendo la longitud de este murallon 08 varas y 2/3; la altura vertical del salto del asua en el nivel de la misma en el pantano quo tiene al pie de la esplanada, es de 3′ 1/2 pies. De estas presas se deriban infinitos cauces ó acequias que dan riego á las huertas ya referidas. La de Ojos tiene de long. unas 1 ,200 varas, y la de Ulea cerca de 3,000; la de Archena 4,000, la de Caravija 1,760, la de Ceuti y Alguazas 4,200, la de Molina 3,700, la de Churra La Nueva 12,500; la acequia mayor de Aljufia ó San Andrés, tiene una long. en su3 aguas vivas de 18,200 varas, aunque dividida en cauces de otra denominación; la de Barreras ó Alquibla tiene 24,500 gubdividiéndose en otra porción de pequeños cauces. Dejando para la descripción particular del r. Segura el número de fan. de tierra que con sus aguas se riegan, concluiremos con manifestar, que con las dos acequias mavores que so deriban del azud mayor ó contraparada, divididas en otra porción, cuya nomenclatura seria sumamente difusa y que todas constituyen el sistema de riegos do la huerta de Murcia , se fertilizan con la acequia de Aljufia, en la parte del N., 43,036 tahullas, y con la do Alquibla ó Barreras, en la parto del S., 46,746, cuyo total es de 03,822 tahullas de 4,600 varas superficiales, equivalente á2 celemines de tierra del marco real de Castilla.

Caminos. Los caminos reales que se encuentran en esta provincia son , el que de Albacete se desprendo en dirección á Cartagena. Su estado en la actualidad está mejorándose notablemente, pues en las leg. de penoso y difícil tránsito se están practicando por cuenta del Gobierno ohras de alguna consideración, con los cuales quedará todo como el trozo de magnifico arrecife quo hay desde la cañada de Morcillo término de Molina, hasta la cumbre del puerto de Cartagena dando vista á este campo y el de Murcia. Este camino pasa por Cieza, Molina, Murcia, El Palmar ó 1. de Don Juan, ásubir al puerto anteriormente mencionado. El que de la ciudad de Murcia sale para Orihuela y Alicante se encuentra en mal estado, á causa de ir la calzada por medio de la huerta, cuyo piso por entre acequias y tierras de regadío ha quedado enteramente destruido, en términos de ponerse intransitable en los meses de invierno. El camino de Lorca que va á Andalucía está también muy deteriorado y bien necesitaría de reparos de alguna consideración. Esto es en cuanto á la parte meridional de la provincia En la set. la naturaleza del terreno no permite sin costosos dispendios facilitar buenas vias de comunicación; por esta razón casi no pueden llamarse caminos los que desde Muía y Cieza conducen á Caravaca, Moratalla, Cehegin y demás puntos del N. de la provincia, y mucho menos los que prestan comunicación á estas pobí. entre si. La feracidad de todo este pais debiera servir de estimulo para facilitar medios de poder transportar de un modo fácil los prod. de la tierra; entonces la riqueza de la provincia se aumentaría de un modo prodigioso, y no estarían estancados muchos de los frutos que en ella se producen con tanta profusión por la diGcuítad de los transportes.

Correos. La adm. general reside en la cap. de la provincia y de ella dependen las estafetas do Cartagena, Albacete, Lorca, Tovarra, Hellin, Cieza, Caravaca, Mula,Velez, Totana, Alhama, Vera, Álbatera, Jorquera y Montealegre, en las cuales hay los empleados establecidos en la plantilla general de correos. Los dias que entran y salen en cada pueblo puede verso en sus art. respectivos.

Producciones. La sil. topográfica de la provincia y su clima templado proporcionan la vegetación roDusta de todos los árboles y plantas de las zonas templadas , y también de un crecido número de las que pertenecen á los climas ardientes. Los valles que forman la serie de montañas , regados en parte por arroyos y defendidos del viento N., son aprovechados en el cultivo de esquisilo3 frutales, y en las huertas las legumbres, y las plantas crecen de un modo rápido y feraz. En la huerta de Murcia se hallan grandes plantaciones de moreras, con cuya hoja se alimenta la preciosa oruga de la seda, do la que se obtiene una prodigioso cantidad delibras, y cuya cosecha pudiera repetirse por 2 veces en la misma estación, según se ha esperimentado en varios puntos. Los cidros, naranjos, limas y limoneros embalsaman el ambiente; mas donde estos árboles se multiplican y crecen con asombrosa rapidez es en los terrenos que constituyen lo que se conoce por el valle de Ricote, en el partido judicial de Cieza, en medio de los huertos de acido descuellan con magostad las palmas ó palmeras y otros árboles de América y Asia. Cultívase como cosecha principal en los terrenos el trigo, maiz ó panizo do diferentes clases (V. Lohca), avena, cáñamo, lino, pimiento, judias, habas y todo género de legumbres. En los secanos, que comprenden mucha parte de los partido judicial de Murcia, Lorca, Totana y casi todo el de Cartagena, el trigo , la cebada, la avena y la barrilla ó sosa, pero con la gran desventaja de la falta de lluvias que hacen casi improductivas unas tierras, que con el riego serian de las mas fértiles del mundo, pues existen fajas de tierra en el campo de Lorca que en los años abundanteshanproducidounciento por nno. En las huertas de Calasparra (N. de la provincia) se cultivan arrozales, de los que se hacen un consumo bastante considerable. Las montañas de Lorca, Rioote, Caravaca, Cehegin y Moratalla se hallaban pobladas de altos y corpulentos pinos, encinas y carrascas, pero estos grandes bosques han sufrido talas en la mayor parte de sus mejores árboles, estando reducidos en el día á la clase de nacientes. El esparto es otra de las prod. ut ¡lilísimas que contiene el terr. de la provincia de Murcia. Nace osla planta espontánea en todos los desvastamíentos de los montes secundarios y especialmente en la parle inculta de los campos de Muía,» Albudeito y Ricote, y con mas abundancia aun en los campos de Lorca y en las marismas de Jaraviay Cope. El aceite se produce en los partido de Murcia, Muía, Lorca, Cartagena y Totana en bastante cantidad y mayor será en lo sucesivo por las grandes plantaciones que so hacen de estos árboles. La cosecha de vino ha disminuido de la grande importancia que tenia en años no muy distantes. Los grandes derechos que se le impusieron al cultivador originaron en el campo de Cartagena la tolal ruina de este precioso fruto, cuya uva producía un liquido que competía en calidad y (lemas accidentes con los mejores del reino. En Yccla el cultivo de la vid, que no hace 20 años era tan considerable, ha ido decreciendo por no poder sostener la competencia de los vinos del Pinoso y otros pueblos de la prov, de Alicante; mas en cambio, en la huerta de Cieza y en el partido de Muía se han dedicado los labradores al fomento de la viña y á renovar y mejorar sus calidades, ofreciendo en Cieza «resultados muy satisfactorios. La agricultura en los terrenos de regadío casi ha llegado en esta provincia á su perfección. En ellos se suceden las producciones sin interrupción , cogiéndose dos cosechas al año y algunas veces tres, á mas de la hoja de morera ú otros árboles que se ponen en las lindes. En los secanos no se hace mas que preparar la tierra y esperar las lluvias, que por algunos puntos del campo de Murcia, como las cañadas que llaman de San Pedro , el Cañarejo, campo de Sangonera y otros con pocas que sean , tienen asegurada la cosecha; lo propio sucede por las marismas y tierras ligeras. No es difícil calcular con toda exactitud el prod. de cereales que debe resultar en una estension de terr. de regadío y en otra de secano, segun los término en que generalmente se hace el cultivo en esta provincia, pero conlrayéndonos al prod. de cereales que puede dar el término de la» cap. atendiendo á la parte de su terr. que hay puesta en cultivo, diremos, que teniendo la huerta unas 93,822 (allullas, y suponiendo que una tercera parte de ellas esté dedicada anualmente á cereales, hallaremos que al respecto de 6 fan. por cada tahulla que se calcula de rendimiento, dan un resultado de 187,6*4 fan. de solo trigo, por no cultivarse la cebada en la huerta. La parte de campo que tiene Murcia incluyendo en él algunas nuevas v. asciende á 120,537 fan. superficiales de marco real plantadas algunas de olivar , y suponiendo que se dedique al cultivo de cereales la mitad de esta estension , según el orden agricolar que se lleva en estos campos, tendremos destinadas fi0,269 fan. de tierra , y calculando por término medio en cada año 40. fan. de prod., dará un resultado aproximado de 304,340 fan. de trigo, cebada y demas semillas. Debe tenerse en cuenta que en el término de Murcia, que es el que hemos tomado por tipo, hay 37,860 fan. de tierra montuosa y erial en que no obstante se ven en medio de ellas una décima parteen riego y cultivo, cuyo prod. no puede calcularso ni aun por aproximación por ser muy vario, pero con la suma menor de las dos partidas anteriores que juntas forman la de 488,984 fan. de prod. de cereales . el partido de la cap. tiene los suficientes para mantener toda su población, rcsnltándolc aun un sobrante de cerca de 400,000 fan. que puorlc esportar ó almacenar.

MULA

v. cou ayuntamiento, cabecera del partido judicial de su nombre, ;adm. de rentas subalterna y comand. de armas dependiente de la de Murcia en la provincia de este nombre (7 leg.), en cuya cap. resido el ob. de Cartagena á quien corresponde en ecl.: audiencia terr. de Albacete (24) ciudad g. de Valencia (31).

Situación Y Clima. Toma su asiento esta población al S. y falda de un cerro ó pequeña cordillera que se estiende de O. á E., en cuya cúspide se ven las ruinas de un antiguo casi.; se hulla perfectamente ventilada de todos vientos menos el del >’. y goza de un clima sano, siendo en algunos años muy frecuentes las intermitentes, al principiar el otoño, y las oftamias húmedas en los niños.

INTERIOR DE LA POBLACIÓN T SUS AFUERAS. Tiene la mismafigura prolongada que el cerro sobre el que está edificada, con mas fondo ó diámetro en el centro que eu los oslromos, dominando una vega de mas de 4,4 de leg. de anchura y do 4/2 de long., sirviéndole de lim. por ciS. el r. de Plieyu. Se compone de 1,145 Casas distribuidas en 2 parr., 609 en la de Sto. Domingo y 536 en la de San Miguel, las cuales forman cuerpo de población, teniendo 3 pisos tas del centro y 2 las de los estremos; las calles son mas anchas y cómodas en el centro, llanas las que sigueu la dirección de E. a O., y pendientes las que se dirigen de N. d S.; por la mayor parte do ellas transitan carruajes y estón empedradas, bu el centro de la población hay una plaza cuya long. es de 80 varas y 30 su lat., en laquesc encuentran la iglesia de S.Miguel, las casaseonsistoriales, la cárcel, la torre del reloj de la v. y otros vatios edificios de particulares; eu el centro de esta plaza se cons-‘ truyó una fuente déla que ninguna agua brota en la actualidad, y por lo mismo so halla muy descuidada y sucia. Otra plaza lfamada del Mercado se encuentra á la entrada de la v. por la parte del E., en cuyo centro se ha construido unu glorieta 6 paseo con 3 calles de chopos y olmos, camapes de niedra, y rosales en los intermedios; hay ademas 3 pequeñas plazuelas, una á la entrada do la parr». de Santo Domingo, cu la ermita del Carmen otra y enfrente del couv. de las monjas la tercera. Tiene 3 escuelas de primeras letras, concurridas por 423 niños; habiendo uú maestro dotado de los fondos municipales con 200 ducados y una maestra con 100, y 2 enseñanzas de niñas á las que asisten 60; un pósito de abradores que si bien contaba en otro tiempo con grandes fondos, en el dia son muy reducidos; un hospital de caridad cuyas rentas ascienden a 7,682 reales, que se invierten en la cura de enfermos pobres; un teatro situado al cstremo meridional do la población, próximo á la glorieta; el edificio consta de 3 cuerpos, el primero comprende la entrada y el patio, el segundo el escenario y el tercero los vestuarios y otras dependencias; al frente de la pueril principal y en él departamento mismo que sirve de vestíbulo arrancan de un mismo peldaño dos escaleras* que conducen por ambos lados á la galería y á la tribuna reservada ; bajo de estas escaleras, á der. c izquierda, están las puertas que dan entrada al patio, el cual tiene la figura de un cuadrilongo con las dimensiones de 69 palmos de long., 37 de lat. y 3o de elevación, dentro del mismo patio corre una galería semicircular con su antepecho, sostenida por 13 columnas de orden toscano; en el centro de este semicírculo está colocado el palco de la presidencia, y bajo de el un tendido con gradas para 50 personas; cada uno de los lados de la galería tiene 20 asientos ademas del pasillo; á la parte superior del palco municipal, pero sobre el vestíbulo hay una tribuna capaz de 24 personas; el espacio intermedio del palio está ocupado con una hilera de asientos con respaldo y otra sin ellos. La boca del escenario tiene 28 palmos sobre»20 de elevación; en la parte superior de este pórtico asimilado se ve la figura de Lope de Vega, á cuyo genio se ha dedicado el teatro, las dimensiones del escenario son de 44 palmos de lat., 54 de long. y 31 de elevación; hasta el dia no tiene mas que 7 decoraciones, todas de lienzo, sin contar el telón de boca que representa una cortina muy bonita con franja dorada. Se principió en marzo de 1845 y se concluyó en febrero de 1846, costeado por varios accionistas que invirtieron en él unos 70,000 reales. Hay en esta v. 2 iglesia parr., Sto. Domingo y San Miguel, curatos ambos do 3.» clase, servida la 1.a por uu cura ecónomo, 9 presbíteros, 4 seculares y 3 eselaustrados, y la 2.a por el párroco y 7 presbíteros. La «de Sto. Domingo está sil. en la parte mas elevada del pueblo; el difirió es sólido y de orden compuesto, dividido en 2 naves de 52 varas de long. sin el presbiterio, 13 de lat. fuera de las capillas, 21 de altura. La de San Miguel es de igual construcción que la anterior; está dividida en la nave principal v el crucero que es magnifico; su long. es de 41 varas y 13 de lat., á escepcion del crucero que con las capillas comprende 28; los ornamentos v vasos sagrados en ambas son muy notables y no carecen de mérito. Existe también un coñv. de monjas reales de la primera regla de Sta. Clara; en el dia hay 15 religiosas ; este monast. so encuentra en la parte mas elevada y occidental de la v.; su construcción es sólida y suntuosa y sus vistas pintorescas y recreativas. Dentro del edificio se conservan muchas preciosidades artísticas regaladas en varias épocas por personas notables: el conv. que perteneció á los frailes de San Francisco, está cedido en la actualidad al ayuntamiento y habitado por varias familias. En la parte NE. de la población hay una ermita titulada del Carmen guardada por una persona que cuida de la conservación y limpieza de este edificio, que en su género no carece de mérito. El cementerio que hasta el año de 1826 estaba en el gran patio del hospital, se encuentra hoy en uu punto de la huerta que en nada ofende á la salud publica. Atraviesa una azequia por este pueblo por su parte mas elevada en dirección de O. á E. de cuyas aguas se surten todos los veciudad para los usos necesarios.»

Termino. Confina por el N. con los de Calasparra, Cieza y Ricotc ; E. Ojos, Campos y Cotillas; S. Librilla, Alhama, Alcdo y Lorca, y O. el anterior. Bullas y Cehegin; comprende unas 21 leg. de circunferencia y en su centro se encuentra enclavado Pliego con el suyo de 4 leg. cuadrada y el de Albudeile , que casi en su totalidad, se halla dentro de aquella linea. Comprende ademas los partido ó diputaciones Yechar, Alquibla, Mingraníllo, Fuente de Librilla, Retamosa, Rio con y Sierra, Lascuas, Pinar hermoso, Ardal, Cagitan, la ald. de la Puebla (V.) y los baños de Muía (V.\ los cuales se componen de 24, 60y mas ó menos casas; las de los Baños, Yechar y Fuente de Librilla forman cuerpo de población, habiendo diseminadas en el campo unas 200 y 120 por la huerta, hay también porción de ermitas rurales cuyo culto se sostiene, generalmente, con las limosnas de los fieles. La cabida del terr. roturado asciende á 40,000 fan. de secano (medida de Avila) y ¡i 4,000 las de riego.

Ríos Y Arroyos. » Pasan por el term. de esta v. el r. que toma su mismo nombre, (V.) el cual aunque de poco caminí en lo ordinario se aplaya estraordinariamente en las fuertes lluvias, en términos de ocasionar grandes perjuicios con sus desbordaciones; hay ademas algunas ramblas que coniluyen unas en el anterior r. y otras van buscando el álveo del Seguray diferentes manantiales , éntrelos cuales hay uno muy notable que forma los baños de Muía, de cuya circunstancia nos ocuparemos en articulo separado. (V.)Delr. Muía se desprende una acequia que es la que pasa por esta población, cuyas aguas prestan impulso á diferentes molinos arineros y otros artefactos; para el riego de las tierras se divide el total del líquido que lleva aquella en 840 cuartos de á 3 horas cada uno , cuya tanda ó vez corresponde cada 21 dias, perteneciendo en propiedad á diferentos particulares hacendados de la v.

Montes Y sis Accidentes. Existen en este término la sierra llamada de Espuña, que tiene 2 leg. cuadradas y en su cumbre varios pozos, donde se recoie la nieve que surte la ciudad de Murcia y demás pueblos inmediatos: está situado al S. de Ja población que describimos y pasa por las iurisd. de Totana, Aledo, Lorca y Alhama. La sierra de Pedro Ponce tiene de long. unas 2 1/2 leg. y 1 de lat., se encuentra al O. teniendo parte cu ella los term. de Lorca, Cehegin y Bullas. La de lticote confina en parte con la juiisd. do esta v., perteneciendo en su totalidad al pueblo que lleva su nombre: casi todas se encuentran escasas de arbolado, pues las continuas talas que por espacio de muchos años vienen practicándose en ellas, han destruido casi en su totalidad los espesos y corpulentos pinares que los cerraban, quedando reducidas en la actualidad á algunos chaparros , lentiscos , jarales, romeros, varios otros arbustos y alguna mata baja.

Terreno Su Calidad Y Circunstancias. En lo general es montuoso y quebrado y por la misma razón v atendiendo á su mucha ostensión disfrutado todas calidades; las hondonadas son de tierra fuerte y muy productiva, los altos mas ligeros. La tierra roturada se divide, una cuarta parte de regadío de olivar, otra de viñas y las dos restantes de blanca ó sembradura; el secano todo, con muy pocasescepciones, es tierra blanca.

Caminos. Son de pueblo á pueblo , no hay arrecifes y en lo general son aquellos incómodos y de herradura los mas.

Correos. Hay una estafeta que recibe la correspondencia de Cieza los domingos, martes y viernes, la cual es traida por un balijero que desde esta v. la lleva á Pliego, Albudeile y Campos.

Producciones, (¡raduadas por un quinquenio el número de fan. en los cereales, resultan anualmente 23,000 de trigo, 27,000 de cebada, 290 de centeno, 1,000 de geja, 4.<>0« de maiz y de los líquidos 2,000 a. de aceite v 40,000 de w nu; 600 de lana, 150 de miel y frutas, legumbres cáñamos y linos. Hay 9,000 cabecerade ganado lanar y *0,00O de cabrio, regulándose las crias del primero en 3,000 y 3,500 del segundo; existen 247 pares de muías de labor,» 20 de yeguas, «i de vacuno, 339 caballerías menores y 24 caballos «de regalo; hay mucha caza menor y en las sierras se encuentran venados, cabras monteses y varios animales dañinos.

Industria Y Comercio. La principal es la agrícola, mas se egerce también en la elaboración del cobre en dos martinetes, la fabricación de objetos de loza iguales i los de Manises; tiene 9 alfarerías , 4 lab. de aguardiente, una de jabón blando, y diferentes telares para trabajar la lana, el lino v el cáñamo ; hay en la v. 3 tiendas de ropas para e/ surtido de sus vec, 12 de comestibles, Í6 comerciantes de objetos de poca consideración y 26 especuladores en granos.

Ferias Y Mercados. De muy antiguo tiene concedida la población una y otro; la primera se* celebra anualmente y concurren áella comerciantes con toda clase de ropas, tanto comunes como de lujo y diferentes plateros de Murria y Loica, y el segundo, que se efectúa los sábados , es únrramente concurrido por tragineros de los pueblos inmediatos y por vendedores ambulantes de objetos de poco coste.

Población Y Riqueza. El número de veciudad que cueDta el term. municipal de esta v. asciende á 2,431 v el de almas i 9,210. Su riq. terr. productora á 14,988.966 fs., la imp. á 449,669, y á 66,200 la ind. y comercial. El presupuesto municipal asciende á 27,051 reales, los cuales se cubren con 430 que prodúcela casa matedero, 6001a carnicería, lO.OOOlas yerbas de los terr. del común y 600 de censos, repartiénoV sc el déficit de 13,944 entre las» veciudad

Historia. El interés con que comunmente se ha fratado de ennoblecer el origen de las población, no ha estado escaso en producir ridiculos caprichos respecto de Mala. »La fundaron griegos zacintos (dice un resumen histórico de Muía, manuscrito que tenemos á la vista!, que vinieron á España de. la isla de Zanle, dominándola Siento, *.J<W años antes de la Encarnación, y la llamaron Sahnar… Llamó la atenciou de Públio Esciplon, v la denominó Larinea… El emperador Antonino Pío la visitó, la hizo reedificar y adorno con algunas plazas…» Y ¿con qué se aut-oriza relación tan peregrina? asi, dicen, consta de \a colección de privilegios y escrituras existentes en la academia de la Historia. Con frecuencia se han visitado los archivos perdonados por el abandono y demás calamidades que han tenido que sufrir, mas bien «para autorizar con su cita ridiculeces semejantes, que tan lejos están de resultar de ellos, que para estudiar la historia política, tanto mas interesante,y para la míe no deja de existir en ellos preciosos antecedentes.

Fuera do consejas, ¿ qué os lo que se sabe de la antigüedad do Mula? que es muy remota, probado por los fntcmentos de sus termas y otras antiguallas. Nada mas puede decirse, y ni cabe sospechar cuál fuese el nombre que b distinguiese antes que el actual de Muía, sino es este el primitivo. Nada de Salonac ,’ nada de Larinea, pues son nombres enteramente desconocidos en la geografía aot.. y la primer noticia que tenemos de esta población nos la ofrff’ con su actual nombre. Muía era una de las siete ciudades en que debia ejercer su potestad Teodomiro , en virtud del tratado celebrado en Orihuelacon Abdelaciz . hijo de Muza. Con el mismo nombre aparece entre las principales eiuitede* delaprovincia de Toledo, en la división que hizo de la Esnai» Yusuf, en 747. Sí asi resulta la llamaban los árabes Muía, ¿qué es de la fábula inventada por los que con poro trabajo lo han querido dar todo por averiguado, y han dicho que so la impuso e-;tc nombre porque los musulmanes que ‘ defendían, decían, que los cristianos, sus sitiadores, la habían de ganar cuando la muía pariese ? estroño e< ver luego, com-j se Ivm ido transmitiendo esta puerilidad <« unos á otros, Vicente M.ireí, Rodrigo Méndez Silva, fc» pinalt y (Jarcia, los señores del Diccionario tíeográfir» Universal, publicado en Barcelona etciudad Cuando el rey de Murcia ofreció sus estados al infante D. Alonso, ó mas bien por su medio, al rey San Fernando, Mula se desesentendio  del compromiso que esta oferta de su rey, la produjera.

Dicho infante se apoderó de ella en 1226, ú su regreso de Murcia. Los historiadores de este hecho apuntan que era Muia plaza de entidad, cuyo alcázar estaba murado y torreado. Muía se maní uho leal á D. Fernando, cuando el rey de Aragón invadió el terr. de Murcia, año 1236.

El escudo de armas de esta v. ostenta un castillo con una águila encima, v dos muías, una á cada lado de él.

Es patria del filmo. Sr. D. Juan Valcarcel Dato, presidente de la chancilleria de Valladolid, v después del Supremo Consejo do Castilla: del marqués de los Llanos, individuo del mismo tribunal: del venerable Fray Ginés de Quesada, religioso de la orden de San Francisco, que pasó al Japón á predicar la fé, donde fué martirizado en 1658, y del Dr. Hurtado y Pérez, que visitó á Roma, Hungría y Moravia , y murió en 1591 en opinión de santidad y literatura.

MOTRIL

ciudad con ayuntamiento enda provincia, diociudad audiencia terr. y ciudad g. de Granada (44 horas), cabecera de la provincia y distrito marítimo de su nombre, de juzgado de primera instancia de segunda clase, y de distrito civil que comprende su partido judicial y el terr. del de Orgiva. Tiene gobierno militar i cuyo distrito se estiende por6 leg. de costa desde Salobreña al peñón del Muerto, cerca de la torre de Meliscna: vicaria ccl. con jurisd. en las parr. de Cuajar Faraguit, Gualchos y Lujar; junta marítima ydenart. desanidad; aduanado segunda clase; adm. principal de loterías para todo el partido judicial; estafeta de correos dependiente de la adm. de Granada, é intervención de minas sujeta á la dirección de Berja.

Situación Y Clima. En el centro de un pequeño valle, que termina al S. cu el Mediterráneo, cerrado al N. por la sierra de Lujar, al O. por las de Cuajar y Almijara. y al E, po-r la loma deJolucar; y en el declive meridional de una cadena do pequeños montes, que en dirección S. O. se desprende de la misma sierra de Lujar, se halla situado esta ciudad á a dist.de 2,062 varas castellanas del mar, estendiéndose irregularmente de Poniente á Levanto sobre un terreno arcilloso que en ligeras ondulaciones desciende á la llanura. En esta posición disfruta de hermosas y variadas vistas sobre su vega, el mar y la costa de Poniente; y aunque rodeada de montañas que parecen guarecerla de los vientos de tierra, solo está defendida de los del E. y N. E., hallándose muy combatida de los del N. durante el invierno, cuando la estación es seca y de nieves, que entonces son Irccuentes, muy fuertes y frios, y espuesta por su situado descubierta hacia el mar á los vientos del S. E., muy calorosos y mal sanos cu estío, y á los del S. O., que son los mas templados y constantes en todas las estaciones, y los quo generalmente causan las lluvias. Este viento y la privilegiada situado de la llanada de Motril al pie de altas sierras que la cercan y abrigan por E. N.yO., csponiéndola cual en un invernadero al influjo del sol del medio dia, hacen su temperatura la mas suave y benigna de la costa de Granada. Por una observación seguida en todo el año de 4844, se contaron en Motril 484 días de aires de O., 4 46 del E., de N. y uno del S., incluyendo en ellos aun los días de bonanza; y su temperatura inedia fue de 4 5» 44′ Heaumur en primavera, 49° 3T en estio, 4 2″ 44′ en otoño y 9°35′ en invierno; pudiendo asegurar resultaría con poca diferencia igual durante un período mas largo de observación. Sin embargo, el clima, bastante saludable en la mayor parte del año, no lo es en otoño, en cuya estación suelen padecerse fiebres intermitentes á influjo de los aires del SE., y por efecto de las humedades de la vega, desarrollándose coa mayor intensidad entre la gente labriega cuando la evaporizacion es escesiva, como por causa do los arrozales acou— teció en 4 843, que se contaba 4 enfermo por 4 hab.: á pesar de este padecimiento local, hay casos frecuentes de 90 años de edad-;

Interior De La Poblacion Y Sus Afueras. Cuando en 4489 se entregó Motril á los reyes católicos, su población estaba reducida á la parte SO. del terreno que ahora ocupa, y encerrada en un espacio murado de 50,000 varas cuadradas, con 2 puertas y 2 postigos, 3 mezquitas, varios baños y un pequeño arrabal contigua al O., defendido lodo por uñ casi, de remota antigüedad, asentado en el cerro de la Virgen de la Cabeza, cuya subida era mas inaccesible entonces que lo es ahora. Las murallas y el casi, fueron luego demolidos; pero vista la inseguridad de la tierrra , el rey Don Fernando y el emperador Carlos V. mandaron alzar nuevamente la cerca 1 cuva obra, empezada en 4 528 con los restos del cast. y sobre cf cimiento ant., no llegó á concluirse por falta de arbitrios; de ella solo queda un lienzo de pedruscos de 76 varas de long. y 5 palmos de espesor, que acababa en 4830 en la puerta de Castel de Ferro, y hasta mediado el último siglo proseguía al postigo de Bcas. La puerta de Castel de Forro, único resto conservado de la ant. y primitiva cerca, se demolió también en 1830, asi como los dos torreones que la flanqueaban; y al remover sus cimientos en 4838, se hallaron varias monedas romanas en el asiento de las últimas piedras, testimonio que acredita su existencia en tiempo de aquellos conquistadores. También subsisten la otra puerta y el referido postigo, pero alterados notablemente en sus formas con las reparaciones modernas; la batería que defendía la entrada de la ígl. parr., y un pequeño baño llamado el Bañuelo, de 68 varas en cuadro, ó inmediato al hospital, que perteneció á la familia real de Granada, y so conservaba intacto hasta 4842, en que por incuria vino á ruina una de sus bóvedas laterales. En el día es Motril ciudad abierta, dominada por todos lados y sin ningún género de defensa. Su construcción es irregular, de piso desigual y aun pendiente por toda la parle norte, y vista de lejos aparenta mucho mayor vecindario á causa de los espacios vacíos que encierra y los grandes corrales de sus casas. Toda ella forma un solo cuerpo de población, distinguiéndose le parte SO. por la estrechura y tortuosidad de sus calles, de la del E. que es mas moderna, cstensa y regular, y tiene algunas calles anches y rectas: el mejor cas. se encuentra hacia el S., parage el mas principal de la c, poro mezclado con otras casas pequeñas que afean y aun interrumpen sus calles, y todas, á escepcion de las de los barrios cstremus del N., que son muy miserables, son cómodas y aseadas. Las calles de esta parte principal están empedradas, pero sin aceras, las del N. á trozos ó totalmente desempedradas, algunas de estas de piso peligroso, y todas descuidadas, poco limpias y sin alumbrado. En 4843 lo población se componía de 2,444 casas y edificios públicos, de los cuales habia 4 4 consagrados al culto, 2 a beneficencia, 5 de municipalidad, 4 cuartel, 22 huertas, 5 casas particulares de cuatro pisos, 439 de tres, 689 de dos, 4,504 de uno, y 33 en ruina, distribuidas en 4 25 calles, 66 callejuelas, 46 id. sin salida, una plaza principal y 34 plazuelas. La plaza se halla á la cstremidad SO. de la ciudad y nada ofrece notable; forma un cuadrilongo algo irregular de 3,2*2 varas cuadradas, rodeado de casas uniformes, entre las cuales se encuentran la do ayuntamiento, que es grande y de buen aspecto, la alhóndiga y pósito eu un solo edificio do bastante capacidad, y la ígl. colegiata, do deforme construcción, que se esliendo por todo un testero de la plaza; las domas plazuelas son por lo común espacios despoblación y sin. regularidad, enzándose algunas entre si. Detras de la casa municipal se halla la cárcel, edificio mal sano, estrecho é inseguro, que aun seria reducido para habitación do una familia particular, V en donde sin embargo á principios de 1813 se hallaban hacinados treinta y cinco presos, muchos de ello» reos de consideración. Hay dos cementerios, uno dentro de poblado contiguo á la ermita del Carmen y sin uso desde 1834, y otro á 452 varas a NE. de la c, de 3,500 varas en cuadro con cerca ruinosa, edificado por el vecindario en 1833 en parage que uo perjudica A la salud; una casa pequeña, albergue de pobres transeúntes, á cargo de la cofradía del Carmen; un cuartel de caballería capaz de 40 caballos; una carnicería, un matadero ruinoso y dentro de poblado, 2 casas de huespedes, 4 posadas, 4 de ellas, aunque grandes, poco cómodas; 2 pósitos, en la actualidad perdidos y que fueron siempre de escasa importancia, el uno establecido en 1526, y al presente con «10 fan. de trigo, I ,327 de maiz y 41,000 reales’en débitos incobrables, y el otro fundado en 1741 por el cardenal Belluga, v realizado en 1801 con 14,715 reales do capital, quoen 1842 contaba 314 fan. de maiz en débitos fallidos. La humanidad reclama el establecimiento de una casa inclusa para estaciudad y supartido, pues solo de esta población salen anualmente 80 espósilos para Granada, pereciendo muchos en el camino de miseria y aun al rigor de la estación. Desde 1034 ¡i 1808 existió un pequeño teatro inutilizado é incorporado hoy á una casa particular. En 1846 se empezó ú construir un pequeño paseo al O. del cerro de la Virgen de la Cabeza y en el solar do una salitrería, que por la dificultad de riegos y la mala calidad del suelo subsiste sin arbolado; y este’paseo, como el llamado Borde de la Acequia, que es un camino contiguo, estrecho y desabrigado, que corre por todo el límiteS. de la población á orillado la acequiado regadío, son los únicos que hay en la ciudad De las aguas de esta acequia se provee el vecindario para todas sus necesidades, pues en los alrededores de la población no se encuentran mas que tres manantiales escasísimos: estas aguas llegan del r. Gua(la>l[rua\ cabo de 1 3/4 leg. do curso, faldeando los montes por un canal abierto sobre lajas y tierra movediza, y cargadas comunmente de 0,1640 partes de limazo pardusco que las hace repugnantes á la vista; pero filtradas o dejadas reposar por treinta horas, quedan completamente limpias, saludables y de buen gusto. Las quiebras que de continuo ocurren en esta acequia esponen la ciudad á privaciones y aun al peligro do una falta absoluta de agua, sí desgraciadamente hubiera de ejecutarse una obra difícil y costosa: para precaver este peligro -varias veces se ha intentado surtir la población con la fuente llamada del Muerto, manantial abundantísimo situado á I 1/2 lee. N. de la ciudad sobre el plan del mismo r., y cuyo costóse valuó en 43,000 duros en 1813; pero tanto este gasto como el de otros 25,000 que valdría la construcción de una presa real para suplir en el Guadalfeo las aguas de esta fuente, pues sin ella escasearían los riegos de verano en las vegas que aquel r. fertiliza, han hecho abandonar el proyecto, y solo una sociedad de empresarios podría realizarlo en la seguridad de que hallaría muy pronto reembolso en las mejoras que diera á mas de 8,000 marjales de vega, hoy pantanosa con los trasminos del r., y en el beneficio de «otros G ó 7,000 marjales de tierras de secano de escelente calidad.

Educación Pública. Su estado en esta ciudad. sin ser completo ni el mas satisfactorio, es sin embargo de lo mas aventajado en la provincia, después de la cap. Hay un colegio privado de segunda clase, de empresa particular, y liara segunda enseñanza elemental, que bajo el título de Humanidades se estableció en 1840 y se conserva con crédito y reputación, dirigido por un profesor de instrucción primaria superior y otros cinco profesores ó catedráticos; está agregado á la universidad de Granada, y en la actualidad cuenta 15 alumnos matriculados, otros 30 á pensión en la clase de primeras letras, y 40 niños pobres en la escuela gratuita que en 1841 se le agregó y dotó con 3,000 reales anuales sóbrelos propios de la ciudad Ademas axisten á pension_olras tres eseueas elementales con 89 alumnos, dos enseñanzas de primeras letras y labor con 3» niñas y otras once muy miserables donde aprenden á mal leer 250 niños de ambos sexos. En 4741 el cardenal D. Luis Belluga fundó baio el patronato real nn colegio seminario artístico para 30 colegiales sus parientes ó naturales de Motril y Salobreña, con cátedras de filosofía, teología, leyes y cañones, servidas ácosta del caudal  escepcion de los bienes donados por el cardenal, impidieron desde luego el establecimiento del colegio: mas adelante el Gobierno depositó en el banco de los Cinco Gremios Mayores de Madrid las rentas de Murcia pertenecientes á esta fundación, y por último vendió para la real caja de Amortización los mas de los escasos bienes que el seminario tenia: y como si todo esto no bastara á dificultar la erección, Ileso á hacerla imposible la quiebra de aquel banco y la distracción en Murcia de los productos del colegio á objetos desconocidos -. asi la mano del Gobierno pesando duramente sobre esta fundación, agotó todos sus recursos, contribuyó á la perdida de muchos de ellos y acabó por hacer ilusoria á esta ciudad la memoria del mas ilustre do sus hijos. Afortunadamente su administrador el cahildo de esta igf. colegiata con un celo laudable y á fuerza de constancia, ha conseguido no hacer completamente estéril esta fundación, logrando crear un pequeño caudal con los rendimientos de la casa colesio y los escasos bienes que quedaron, caudal que en 1842 redituaba 0151 reales; con estos productos y con autoridad superior mantiene desde 1810 ima clase de latinidad y otra de primeras letras ambas gratuitas y dotadas cada una con 1095 reales anuales, y desde 1844 otra nueva escuela elemental con 2555 reales de dotación para los parientes del cardenal y niños vergonzantes de la c, contándose en todas ellas 10 alumnos de latinidad y 04 de primera enseñanza. El mismo cabildo en 1834 solicitó de S. M. se alzara y devolviera al seminario la imposición de los gremios á fin de establecer una escuela agrónoma, creación útilísima en una población enteramente agricultora: desgraciadamente aquella solicitud ningún resultado tuvo, y de desear fuera que bien por este ú otro medio análogo el Gobierno promoviera la fundación de dicha escuela, pensamiento de suma utilidad y aun necesario en este país cuyo suelo feracismo y muv á propósito para la aclimatación de las mas raras producciones intertropicales, contrasta sobremanera con la decadencia á que ha llegado el cultivo.

Culto Y Beneficencia. Los edificios que están dedicados á ambos objetos poco ofrecen notable ni en su forma ni en la riqueza de su construcción. Hay una iglesia colegiata que es ademas la única parr. de la ciudad, la cual por su situación al estremo SO. del pueblo y comprender una cstensa y numerosa feligresia, exige la erección de otra nueva parr. á la parte NE. del mismo. El templo, que ocupa el frente N. do la plaza principal, es todo de manipostería y se compone interiormeute de dos naves embovedadas, formando cruz griega, cuyo cuerpo principal construido en 1510 fue la primitiva iglesia, prolongada y ampliada en 1602 con la nave del crucero, edificada con mejor gusto pero sin ninguna proporción con la primera. La nave mayor tiene otras dos laterales, 51 pies castellanos de elevación, 32 de ancho y 123 de long.^la del crucero la supera en 25 pies de altura y tiene 112 de largo y 40 de lat.: en el centro se halla el altar mayor que es un retablo colosal tallado en madera, y pasa del arco toral formando tres cuerpos salientes del orden compuesto: hay ademas 43 capillas, y de ellas la única notable es la de la Virgen de los Dolores fundada en 1729 por el cardenal Belluga, cuyo retablo de madera, sus adornos y aun la berja son dignos de particular consideración. Tiene un órgano regular’y muy pocas esculturas y pinturas de mérito, ‘siendo do estas las mas notables una Sta. Teresa en el altar de su nombre y algunas buenas copias de los mejores cuadros de la escuela italiana que adornan la real capilla y sacristía de los Dolores. En el ángulo NO. del templo, cerca de su puerta principal que está coudenada, se halla , sin concluir, la torro principiadu en 1803, toda de ladrillo, la cual encierra un buen reloj, único que hay en la ciudad El conjunto esterior del templo es informe e irregular; fue construido á manera de fortaleza con bastiones, fosos y baterías para servir de amparo y defensa al vecindario contra los moros del pais y aun de Ultramar, y en sus aditamentos posteriores se siguió igual sistema de construcción: en la actualidad solo quedan el torreón de la batería, los baluartes aspillerados e las naves principales y los almacenes subterráneos, que sirvieron después de cementerio. Esta iglesia parr. es una de las cuatro tituladas mayores del arz.: fue erigida en 1302 por el cardenal de Mendoza, empezada á construir en 8 de noviembre de 1510 v consagrada en 151 i, estableciendo en ella 2 curas, 6 beneficiados, 2 sacristanes y oíros ministros, dolándola en diezmos y con los bienes de fas tres mezquitas de la población; y sin dejar de ser parroquia, fue erigida también en colegiata en 1744 fundando una dignidad de abad, y con los beneficios parr. y otras capellanías,* lo canongias que en 118a se redujeron á 8 por S. M. Al presente la parr. se compone de un cura de tercera clase erigido en propio en I «88, que se provecen concurso general y a consulta por S. M.; de 4 tenientes de cura, un sacristán y 13 ministros subalternos: v la colegiata de los mismos 9 prebendados, tí capellanes decoro y 4 ministros. La parr. y colegiata son del patronato real y tienen por titular á SI a Maria de la Encarnación quciudadse celebra el 25 de marzo. En 1813 el presupuesto personal de la parr. fue de 24,701 reales y el de la colegiata 40,301 sin contar una canongia y dos capellanías de coro vacantes, y otras 2 canongias que por ser de sangre tienen por renta sus bienes propios, ti presupuesto de todos los gastos del culto valió en dicho año 10,828 reales

En los limites NO. de la población hay un conv. de monjas Nazarenas descalzas del orden de San Agustín, fundado en 171″ por la madre sor Sebastiana de Sta Maria en la misma casa donde existia un beaterío de San Francisco de Sales, establecido por aquella fundadora en 1700 : el edificio es estrecho v ofrece poca comodidad; tiene una bonita iglesia construida desde 1830 A 1835. Los bienes del conv. rindieron 9120 reales en 1835 v provenían de dotes de las religiosas, muchas de ellas existentes; en 1842 contaba 13 monjas profesas y 3 legas.

También hubo otros 4 conv. El de Mínimos de la A letona, fundado en 1580 por D.Alonso Contreras, contaba 30,102 reales de renta en 1833, y tenia 2 religiosos y un lego: el edificio subsiste aIS. de lac; es grande, sólido y de manipostería , v su iglesia no tiene mas notable que el enmaderado de sus techos, en particular el del coro: desde 1843 sirve de ayuda de parr., y su casa, que entonces era cuartel, la ha ocupado hasta ahora un criadero de seda. El conv. de San Francisco de Asis, del patronato de la ciudad, se fundó primeramente en IGI3 en el santuario de la Virgen de la Cabeza, y en 1031 se trasladó al conv. que entonces edificaron y existió al O. casi cstramuros de la población; la casa era de capacidad, y en la esclaustracion tenia 27 religiosos , 12 de ellos sacerdotes: en 1842 fue demolida, y su iglesia construida en 1038, es la mas bella del pueblo , y subsiste sirviendo de almacén El conv. de Capuchinos, fundado en 1041 por Doña Gerónimo de Arroyo al estremo oriental de la c , tenia cuando la esclaustracion 40 religiosos, 24 de ellos sacerdotes y novicios: el edificio y su iglesia son grandes y su forma la generalmente seguida por esta orden religiosa; la iglesia sirve ilc ayuda de parr. desde 1843, y su casa algún tiempo de criadero de seda. En fin. el colegio de los Jesuítas fundado v dotado en 1738 por el cardenal Belluga, con obligación de mantener escuelas públicas y servir las cátedras del seminario de esta ciudad, estaba sil. al S. de la población, en una estrecha casa , bov casi arruinada; y cuando la estrañacion de 1707 tenia 20^872 reales de renta», 9 religiosos y 2 legos: después ya no volvió á ocuparse, sin embargo de que en 1834producía su caudal 17,499 reales; la iglesia era un pequeño oratorio, y aun existe en el piso bajo de la casa.

A la parle S. lindando con el conv.de la Victoria, se halla el hospital ecl. de Sta. Ana, fundado por los Heves Católicos, construido en 1317 y dotado en diezmos y con otros bienes después adquiridos: el edificio, capaz de basta 13 canias, es sin embargo mezquino, y su iglesia pequeña y estremadamenle irregular. Hay mi rector ecl. encargai? del gobierno espiritual y económico, y una coníjrejeaow de hermanos y hermanas del Divino Pastor fundada et 1730 para asistencia de los enfermos. En 1829 sus bienes» pertenencia decimal importaron 3,088 reales, cuando en 172» habían valido 18,243: por esta causa en 1843 la coti.srepcion se hallaba reducida á una sola persona, y el hospri* sin enfermos, careciendo la numerosa clase proletaria át esta c, y aun su guarnición militar del atisilio de este estableciiniento por falla de dotación y de los utensilios un* indispensables para la asistencia.

Al S. SE. fuera de la población se halla un cerro alto y aislad» que domina toda la ciudad y su campiña con magnificas vislas sobre ellas y sobre el mar. En lo anl. coronaba su cumbrr un cast. que en 1499 se demolió por orden del rey Católico. y antes fue heredamiento y aun residencia algunas veces de la rema Zorayda, madre dé Boabdil: en su lugar se encuentra hoy el real santuario déla Virgen de la Cabeza, patrou de la ciudad, dist. de ella 07 toesas. Hay tradición de que uitó marinos portugueses por el año de 1510, sustrajeron de Corinto la santa imagen y que navegando hacia su país, sufreron tan recia tempestad que al cabo de tí días <ie naufragio aportaron salvos a-Motril, y edificaron á la Virgen en eke parage su primitiva ermita. En 1013 los I’P. de San Francisco de Asis, con licencia del ayunl., establecieron <u primer conv. en ella y alli permanecieron , según se ba dicho, hasta 1631, dejándola casi en ruina : por esta caita en 1033 se empezó á construir la actual en el mismo paraje y á costa del vecindario, consagrándose en 1641 : toda es de manipostería , espaciosa é interiormente bella, y está enlosada de mármol de Genova; tiene una buena torre, v en las paredes de su sacristía se halla estendida la piel dé una boa constríctor, que ¡i pesar de su antigüedad alcanza 7 3; 4 varas de long. Desde 1711 pertenece al real patronato, y hay un capellán para su servicio: posee algunos bienes que en 1837 redituaron 2,152 reales y sirven para el culto y congrua del capellán.

Por último, fuera de la ciudad al N. y sobre los caminos de Cuajar y Granada, se encuentran 3 ermitas con advocación á la Virgen de las Angustias, San Antonio y San N’icofas: la primera adornada interiormente con mucho .susto, disla 200 toesas de la población; la segunda 287, v la tercera muv pequeña y á 189 toesas de dist. N. de la de San Antonio •. y dentro de la ciudad hacia suestrenioorientalla déla Aurora,que esta sin concluir ; otra en el centro y próxima á la colegiata edificada á San Boque en 1383 con «motivo de una epidemia y dedicada en 1080 á la Virgen del Carmen; otra muv pequeña inmediata al conv. de San Francisco, fundada por igual causa á San Sebastian en 4323, y un oratorio déla escuela de Cristo, contiguo á la iglesia de»la Victoria, edificado por los hermanos en 1726.

Puerto. Entiéndese generalmente por puerto de Motril, el de Calahonda y la rada del Baradero, sil. el primero á Levante, mas allá de los montes y á 2 leg. de la c, y el segundo á la vista de la misma en el» centro de la ensenada ó playa que desde el cabo Sacralif basta la embocadura del r. Ouadalfeo, sirve de término á la llanada de de Motril. Del puerto de Calahouda se ha tratado extensamente en el artículo de su nombre ; por esta causa nos limitaremos solo en este lugar á describir el Baradero.

Esta rada es una playa abierta semicircular que corre 1 1/4 leg. de E. á O., desde el cabo Sacralif al r. Guadalfeo; su fondo, aunque variable en profundidad por onu^a de las areuas que arrastra este rio, es limpio y de arena fina hasta dos cables de la orilla donde por lo» común so encuentran 7 brazas de agua, v desdo alli es fangoso, hallándose un pequeño arrecife fuera ya del fondeadero y á 18 brazas de profundidad, enfilando el cast. con el santuario de la cabeza de Motril. Es rada muy segura á los viestu» del 1.» y 4.° cuadrante, y también permite mantenerse hasta los del SE. que son poco duraderos; pero es cspuesla desde el 2.» viento del 2.° cuadrante, y muy peligrosa :i todos los del 3.» que son mas constantes v frecuentes: para los primeros vientos del 2.» cuadrante las ombarc»rionc« hallan seguro abrigo fondeando entre el cast. y Torre Nueva; y para los del 3.» en el puerto de Calabonda», 1 leg. al E. de este puerto: frente al cast. es el parage en que harán los buques menores do 50 toneladas y en donde se hacen las cargas v descargas, siendo sitio do mucha animación Y tráfico eu el otoño. La rada está defendida por e mencionado cast., sil. en terreno llano y arenisco, a la dist. de Í37 varas del mar y 4,825 S. 4/4. SE. de Motril, 3,32, SE. de Torre Nueva, y 2,797 O. 4/4 SO. de la desembocadura del r. Guadalfeo. El cast. es un cuadrilongo de mediana elevación con un baluarte en el centre-, cerca aspillerada ¡i sus costados y una batería hacia el mar. donde hav dos piezas montadas y de bronce del calibre de a ¿4: fue construido en 4783 y alcanzan sus fuegos desde Torre Nueva al cast. de Salobreüa, con quienes comunica por señales: alrededor y en la misma linea del cast. hay una casafielato , que sirve también de cuartel al resguardo de Hacienda; un eran almacén con viviendas, otros dos mas pequeños y 6 chozas y barracas donde habitan 56 personas: también se encuentran dos pozos de agua dulce de filtraciones marinas, y UHa tienda de vino y licores que anualmente se arrienda en Motril, como un ramo de arbitrios para rentas provinciales. En el otoño es este parago el mas enfermo del contorno de la ciudad para las fiebres intermitentes , por su esposicion á todas tas emanaciones de la vega. En lo ant. era esta playa muy espucsta a las piraterías de los corsarios turcos y berberiscos, y para su defensa la Reina Doña Juana mandó alzar una torre, que sin embargo no lleeó á construirse hasta 4554; apesar de ella en /de aaosto de 4593 dos galeras turcas arrebataron en mitad del dia una saetía que cargaba azúcares, y en 5 de setiembre de 4644 otra galera sacó del fondeadero y á tiro de ballesta de la torre un barco milam-s de 300 toneladas procedente de América que completaba su cargo con azucares del pais, ocurriendo á menudo estas y otras clases de piraterías, no obstante que el vecindario acudía a rechazarlos; pero al fin se reprimieron artillando la torre y manteniendo fuertes destacamentos de infantería y caballería por toda esta costo, acabando totalmente al construirse el actual cast. El baradero y su fuerte se comunican con Motril por un camino de ruedas de 2,414i varas de lona, que atraviesa la llanada de su vega en toda su anchura; es tortuoso v sin arrecifar, y á pesar de su importancia está descuidado y lleno de lodazales. Sin perjuicio de los datos que mas adelante presentaremos relativos al movimiento marítimo de este puerto y á su comercio de importación y esportacion, insertamos el siguiente estado que manifiesta el número y clase de los buques que entraron en todo el año de 1844.

Sin embargo de que Calahonda fue declarado aduana de 2ª clase por la ley del 1 de Noviembre de 1844, y como parage más abigarrado y de escelente fondeadero es el puerto principal de Motril, el Baradero por una medida económica adoptada en 1842 es el único que se haya habilitado para las descargas, infiriendo esta disposición perjuicios muy notables al comercio, pues aun cuando el Baradero sea por su inmediación y á vista de la ciudad el punto preferente y reconocido para el tráfico marítimo, la frecuencia de los vientos que lo combalen, y el inconveniente que como playa ofrece para las cargas y descargas, obliga á las embarcaciones á zarpar sin concluirlas y á refugiarse en Calahonda, donde por efecto de aquella prohibición no pueden alijar teniendo que esperar muchos días la ocasión favorable de hacerlo en el Baradero: por esta causa, las introduciones de efectos estrangeros, que solo se verifican con buques mayores , son y serán siempre de escasa importancia en tanto que Calahonda no se habilite también para los alijos, salvándose de este modo los inconvenientes que el mar ofrece y como asi se hacia desde 1804 á 1824, en cuya época se notaba mavor concurrencia de buques que ahora hay.

El cast, de Carchuna está situado en el centro de la llanura de su bcmbre, enterrenoareniscoy áladist.de94varascastcllanas del mar, y forma un cuadrilongo amurallado de 9 1/2 varas de elevación con dos cubos salientes en sus ángulos del S., un tambor aspillerado al N. que defiende la puerta principal en la cual hay un foso con puente levadizo, y una batería semicircular para 4 piezas de á 24 que dá frente al mar, alcanzando sus fuegos desde el cabo Sacratif hasta los tajos alE. del puerto de Calahonda (V.)-. en su interior hay un patio cuadrilongo de 270 varas en cuadro, varios almacenes y oficinas, cuadras para 30 hombres y 6 caballos, y una capilla en donde se dice misa en los dias Festivos y acude el vecindario de Calahonda y de los cortijos del contorno. Fue construido en 4783 para resguardo y seguridad de la costa marít., y comunica por señales, á poniente con el cast. del Baradero por las torres Nueva y del Chucho, y á levante con el de Castell de Ferro por las torres del Llano, Calahonda y de la Estancia -. todo el cast. es de mamposteria, con sus muros y baluartes aspillerados, y ocupa un espacio de 4240 varas cuadradas: al presente hay un guarda almacén y un capellán para su servicio, tiene un solo cañón de hierro montado, casi inútil, y su obra se encuentra con alguna falta do reparación en los baluartes del norte. Hasta fines del siglo último toda esta costa y sus llanos eran como antes se dijo, uu lugar desierto é infestado de corsarios berberiscos, de donde estendiau sus talas al interior y hasta las puertas de Motril, trabando en estos campos continuos combates: pero construido el cast. acabaron sus correrías, y la tierra empezó á labrarse y poblarse, sobre todo Calahonda que cuenta de existencia los años que lleva el cast. Esto fuerte dista 4/4 de hora O. 4/4 NO. del cabo Sacratif; 4/4 hora dirección E., S., E. de la torre del Llano; 4/2 hora dirección E. de Calahonda, y 2 4/2 dirección NO. de Motril. Comunica á esta ciudad y á Calahonda por dos veredas que atraviesan el llano hasta juntarse al camino de ambos puntos.

La torcr Nueva se halla situada en la costa delmar, á 4,4 53 varas del cabo Sacratif al SO. y al pie del cerro del Aire en el Maraute, nombre que llevan los montes en que fenece al S. la cordillera y loma de Jolucar; y se halla en el parage donde acaba la acequia de regadío y vega de Motril, sobro la cual, los montes y toda la costa de poniente estiende su vista; detras de ella y en la falda del mismo cerro hay agrupadas 7 casas pequeñas y 2 chozas que habitan 29 personas; Fue construida en 4783 para atalaya y resguardo marít., comunicando á O. con el cast. del Baradero, y al E. con la torre del Chucho, cuyas ruinas se ven hoy sobre las escarpaduras mas salientes del cabo. Al S. SE. v á la dist. de 233 varas de Torre Nueva se halla la salina de la Latina formada por una sucesión de pequeñas balsas que en el espacio de 426 varas de long. se estienden por el recodo que al S. SO. hace el cerro del Aire, recibiendo las aguas vertientes de elegía salina es de buena calidad, pero poco abundante y so llalla inutilizada por el Gobierno. Dista la torre 1,453 varas castellanas dirección S. SE. de la punta del cabo Sacratif; 3,327, dirección NO. del cast. del Baradero, y 4,378 dirección N. NE. de Motril á donde comunica por un camino que atrav iesa la vega de esta ciudad y al cual parte la rambla del Puntalon á 1,329 varas de la torre.

Término. El territorio de Motril comprende su ant.junsdicion municipal y su término propiamente dicho. A la primera correspondían los 1. de Castel de Ferro, Gualchos y Jolucar; el señorío de la v. y término de Velez de Benaudalla, y el 1. y término de Lagos: el de Lobres, segregado en 1845del común de vecinos de Salobreña, fue incorporado, como aun sigue, á Motril, como anejo de su municipalidad. En el término de esta ciudad se encuentran las tres población pedáneas de Calahonda, Garnatilla y cortijada de los Tablones, y el terr. delant. 1. dePoíauro (V.) boy desp. Todo este término forma un espacio angular cuyo vértice es Calahonda, y tiene 4 4/2 horas de long. por el lado N.| 4 4/2delat. en su base de 0..y8 4/2 de rodeo, confinando al E. con Gualchos, y el término de Lujar; al N. con el de Velez de Benaudalla; al O. por todo el cauce del r. Guadalfeo con los término de Lobres y Salobreña, y al S. con el Mediterráneo. La ciudad se halla á 3/4 de hora de los limites de NO. y S., y 2 horas del confín de levante, comprendiendo en su término, sin incluir el terreno de los tres anejos de Calahonda, Garnatilla y Tablones, unas 4 4,000 fan. de cabida, de las cuales 36,000 marjales equivalentes á 4,000 fan. son de vega y regadío, 2,000 fan. de secano y sembradura, 400 i(f de viñedo y 4,600 de suelo inculto. En dicho término, fuera de las tres referidas población pedáneas y sus cortijos, se encuentran esparcidos el cast. del Baradero y la torre Nueva sobre la costa del mar. esta última en el confín SE. de la vega de Motril y situada á la dist. de 4,453 varas del cabo Sacatrif entre «7 casas y 2 chozas que habitan 29 personas; el 1. desp. de Pataura descrito en el articulo de su nombre ; las ermitas de San Antonio, las Angustias y San Nicolás de que anteriormente se ha hecho referencia, 4 molinos harineros,6 huertas, 8 ventorrillos , el cortijo de la Nacía, antigua posesión de los reyes moros de Granada, el del Deire y otros 29 mas todos habitados, y también 44 sin habitar que llevan como aquellos los nombres de sus respectivos dueños. Los conv. suprimidos poseían 77 casas dentro de la ciudad, 2,905 marjales de regadío, y 408 fan. de secano, y de ellos se vendieron en la segunda época constitucional 40 casas, 768 marjales y 23 fan. de tierra, y en la tercera hasta mayo do 4843, 25 casas y 4 conv. tasados en 276,494 reales y rematados en 308,674 reales, 4,414 marjales y 320 fan. de secano tasados en 492,249 reales y rematados en 4.074,745; quedando por vender en dicha «época 8 casas y 3 solares, 4,023 marjales de regadío y 65 fan. de secano y viña.

Calidad y Circunstancias Del Suelo. El terreno del término participa de monte y de llanura. Situado á la falda meridional de la sierra de Lujar que lo guarece y -domina por el N., corren sus montes por toda la parte septentr. del término, formando, entre otros pequeños grupos, dos cadenas ó ramales principales; el uno, menos elevado, que saliendo de dicha sierra en una dirección curva de O. á S. avanza hasta concluir á 4/2 leg. acá del mar en los cerros del Magdalite, encerrando por O. al r. Guadalfeo y dominando por ONO. á Motril; y el otro la cordillera de Jolucar de 3,440 pies castollanos de altura que de la misma sierra nace al E. del primer ramal y se dirige rectamente al S. hasta dividirse en dos grandes estribos ; el primero. mas considerable que camina al E. y sigue el lim. orienta: del término concluyendo en la costa escarpada que meda entre Calahonda v Castel de Ferro; y el segundo , que inclina luego al SSÓ., y partiendo el término fenece en el cabo Sacratif. Entre estos estribos y aquellos dos ramales prir>cipales se abren dos senos que contienen dos llanuras terminadas al S. por el mar y separadas por el estribo del cabo Sacratif, la una á oriente llamada llano de Carcbuna, muy árida y de poca lat. que concluye á levante en el puerto de Calahonda (V. este artículo); y U otra, la llanada de Motril mucho mas ancha y estensa, y que unida al O. con las de Salobreña y Lobres, sin mas división que el cauce del Guadalfeo, forma una sola y dilatada llanura conocida generalmente por campo y vega de Motril. Todos estos montes son altos y pendientes: los grupos pequeños de E. y N. que salen de la sierra y los que forman el ramal de Jolucar están generalmente compuestos de pizarras, cuarzos y arcillas ferruginosas y son medianamente fértiles ; los «del ramal del SO. de piedras calcáreas y silíceas con alguna arcilla ferruginosa, muy buenos para viñedos. El llano por lo común es un aluvión de arcilla luminosa mas ó menos cargado de sílice y de mediana producción, y este mismo suelo cubierto de una capa de 3 á 4 varas ele profundidad formada de limazos y de otras sustancias vegetales que de continuo acarrean las aguas que llegan de Guadalfeo por la acequia de regadío», constituye» la vega de esta ciudad terreno sumamente llano, fértil y rico en variedad de producciones, que abraza unas o leg. de contorno y que, en figura angular, ocupa la parte S. de todo el valle de Motril, estendiéndose como una alfombre desde esta ciudad al mar, y desde el mismo rio hasta el cabo de Sacratif. A escepcion de la vega todo lo demás del terreno es muy escaso de agua, y sus prod. por lo común rinden á razón de 4 á 6 por tan. de grano, v 42 a. de vino por yugada. Al presente las principales producciones de Ja vega dan por término medio y en marjal de á 400 estadales 3 fan. de maíz, 250 a. de caña limpia de azúcar y 5 escasas de algodón , especie que en 4804 rendía á 46 a., y que en I re otras varias causas ha empobrecido, por no renovar su semilla. En 4843 el suelo en cultivo del terr. de Motril fuera del comprendido en los tres anejos de Calahonda, Garnatilla y Tablones, estaba dividido en unas 2,500 suertes, de las cuales 2,200 serian de vega y riego de 3 A 90 marjales de cabida, 38 de huerta y arbolado de 6 á 46 marjales, 232 de secano y sembradura de 4 á 45 fan., y 30 de viñedo de 2 á 60 yugadas , contándose de huerta y vega 4,500 marjales de primera calidad; 7,200 de segunda; 43,300 de tercera, y 1,100 de cuarta; y de secano y viña 400 fan. de primera, 4,400 de segunda, y 900 de tercera.

El suelo do regadío, lo mas productivo de la riqueza del país, estaba cultivado por 981 labradores, de los cuales, 657 no eran mas que colonos, y la propiedad se hallaba distribuida á razón de 405 marjales por instituto piadoso, 45 por veciudad, v 218 por forastero, contándose en estos las tierras mas pingües y entre los 79 de su clase 51 mayorazgos. Esta desigualdad en la riqueza, la ausencia de los principales propietarios, y el gran número do colonos, los mas de ellos con muy escaso capital, son causas que influyen de gran manera en la desmejora de la población y en el pauperismo del cultivo. El terreno inculto pertenece á gran número de propietarios, veciudad y forasteros, y es por lo común do inferior calidad, escepto los montes del Magdalite que son muy ricos para vides. En lo ant. estos montes estuvieron poblados de viñas hasta fines del pasado siglo, que empezaron á decaer, estinguióndose casi compietatámente el plantio en todo el presente siglo por la general sequía y la indiferencia que escitaba a los agricultores esta clase de cultivo, comparado con los ricos prod. que entonces daba la vega; pero decaídos estos v vueltos los años de humedad, empieza este terreno á poblarse de viñas. En 4647 una sociedad de empresarios proyectó sacar del r. Guadalfeo dos canales de regadío para beneficiar las tierras mas elevadas del llano de Motril, que aun subsisten de secano y dominan esta ciudad y al 1. de Lobres, estendiéndose uno de estos canales á la llanada de Carchuna, que también se encuentra en igual estado: este proyecto abortó por los celos interesados de algunos particulares y la indiscreta negativa del Consejo Supremo de Hacienda; pero si se realizara alguna vez este pensamiento se lograría convertir en vega mas de 5,000 fan. de tierra que serian con el tiempo tas mas pingues de este suelo. Hay algún monte bajo, escaso y de mal pasto, hallándose en la vega algunos sotos de mimbres y álamos blancos que la defienden del r. Gvadalfeo y de la rambla de la Nacía. En el año de 4500 los Reyes Católicos hicieron donación á Motril de una deh. de secano á levante y en el término de esta ciudad, que se estiende en 4 4/2 leg. de circuito por toda la rambla del Puntalon y la de la Garnatilla arriba, y por las cumbres que bajan de la loma de Jolucar hasta Torre Nueva y la acequia de regadío; pero desp. y en abandono se halla perdida y generalmente de labor. Los pastos de la vega son escelentes para el ganado vacuno y hacen muy ricas y gustosas sus carnes.

Ríos y Arroyos. El r. Guadalfeo, que nace en el puerto del Rejón en Sierra Nevada, 2 leg. al N. del I. de Berchules, y después de 42 leg. de curso fenece en el Mediterráneo, atraviesa las vegas de Motril. La violencia y el encajonamiento que trae hasta la llanada do esta ciudad produce en ella daños de consideración, y la gran altura que respectivamente al plano de las mismas vegas lleva el lecho de sus aguas lo hace de curso inconstante, y en sus avenidas ha ocasionado nuevas inundaciones. Ya en el artículo descriptivo de este rio (V.) se han indicado todas las causas influyentes do sus desbordaciones y los medios posibles de repararlas. Ademas del r. hay otras 4 ramblas de consideración que solo llevan agua en tiempos de lluvias y atraviesan la vega de Motril para llegar al mar, causando al paso algunos daños; la del Puntalon (V.) que baja de la Sierra de Lujar v forma el lím. que separa al E. el anejo municipal de la Garnatilla; la de la Nocía (V.) ó de los Alamos que empieza en el cerro de los Perdidos y pasa á oriente de la ciudad; y las de Capuchinos y las Brujas, menos considerables: la primera baja del cerro de Panata, 4/2 hora al N. de Motril, y desde allí se dirige al SSE. por un cauce estrecho y profundo, pasando a corta dist. de la ermita de las Angustias hasta llegar á la ciudad, donde penetra por el barrio de la Posta y corre 884 varas dentro de la población; varía de curso al OSO. al pie del conv. de los Capuchinos, y siguiendo por las últimas casas á levanto de la c, entra en la vega por un puente que cubre la acequia de regadío, corriendo tortuosamente y en igual rumbo 720 varas hasta el sitio llamado Baqucros, en cuyo parage so comparte en dos ramales iguales, uno que se dirige al S. 4/4 SE. y alas 4,464 varas do curso desagua por lo bajo del soto a la rambla de los Alamos, y el otro que prosigue al SO. y alas 4,595 varas fenece en el mar á 70 varas O. del cast. del Baradero. La rambla de las Brujas naco en la cumbre v vertiente oriental del cerro del Hacho en el Magdalite,»al N. 4/4 NO. de la ciudad y á 4/4 do hora de dist de ella, desciende hacia SSE. y luego se dirige al SSO. por un barranco estrecho que corre al pie de la ermita de las Angustias , faldeando los montes del Magdalite hasta llegar al estremo occidental de la población, donde baña la cerca ael conv. do San Francisco; desde allí penetra en la vega por un puente que cubre la acequia de regadío, y sigue tortuosamente á SO. por un espacio de 2,324 varas castellanas hasta el mar donde acaba á 4,247 varas O. del cast. del Baradero. Con las aguas del r. Guadalfro riega la vega’ de Motril por una acequia de 45 pies cúbicos de cabida y 2 3 4 de long., cuya presa está á 4/2 hora N. de las ruinas de Pataura, y sirve ademas, como se ha dicho, para el abastecimiento de la ciudad; es obra, á lo que se cree, anterior al tiempo de los moros, abierta en el mismo terreno con algunos trozos de manipostería, y corre irregularmente faldeando los montes del Magdalite, dirigiéndose luego al SE. por debajo de la población hasta fenecer en la Torre Nueva, cerca va del cabo Sarratif: para los riegos mayores de verano (raga la presa 244,000 pies cúbicos de agua fior hora, cantidad insuficiente en aquella estación para as necesidades de la vega. Esta acequia pertenece á los propietarios de la misma vega, y para su gobierno se reúnen en junta general bajo ciertas ordenanzas que se guardan del tiempo de los moros, sancionadas en reales ejecutorias de 4564 y 4803, conservando una diputación permanente para el arreglo y distribución de las aguas; su custodia está cometida’á 4 alcaide y 8 guardas y empleados con 24,470 reales anuales de dotación, gastándose en su limpia de 40 á 42,000 reales cada un año, cuyo presupuesto y el de los gastos estraordinarios que ocurren se exigen de los propietarios por repartimiento, que en 4842 valió 54,308 reales Con las aguas de esta acequia muelen una fáb do azúcar y 4 molinos harineros, únicos que hay en todo el término, hallándose en sus márgenes algunas norias comunes para riego de los terrenos elevados.

Producciones. En el art. descriptivo del partido judicial de Motril se ha hecho una particular referencia de las prod. mas especiales de esta vega , manifestando su estado decadente y los medios que pudieran salvarlas de su actual abatimiento ; por esta razón limitaremos ahora este párrafo á la sucinta y necesaria relación de todas ellas. Las principales prod. son ; algodón , azúcar , batata y maiz ; las secundarias , vino , habichuelas , garbanzos, higos, cebada, naranjas , limones, aceite de mala calidad , alguna pasa, frutas y_ otros productos menores: el algodón se extrae para Cataluña fuera de una pequeña porción que se labra y consume en el pais •. la batata , habichuelas , limones y naranjas se embarca en gran cantidad para los puertos de Valencia, Murcia, Sevilla y la Algeria, en particular la batata do la cualy en estos últimos años se hace una considerable estraccion ; lo restante y todos los demás frutos se consumen en la ciudad ó en los pueblos del interior y de la costa. Anualmente recibe para su abastecimiento 47,000 fan. de trigo en pan de la v. de Velez de Benaudalla, 2,500 a. de aguardiente y 25,000 de vino de las Alpujarras , Gualchos , Garnatilla e Itrabo ; 6,000 de aceite délos lugares del valle de Lecrin y Orjíva; 5,600 fan. de trigo y 3,800 de cebada de Granada, Alpujarras, Murcia y Sevilla; 3,000 libras de cecina de Gualchos: é importa para su surtido y el de los pueblos del contorno 7,200 fan. de sal de Roquetas, 4,800 quintales de bacalao de Málaga y Terranova , 45,400 a. de de arroz y 30 carga? de loza_ de Valencia, 3,000 fan. de maiz de Sevilla y Galicia en años escasos ; y por valor de 27,000 reales en maderas de Vinaroz y Plaodes; 42,000 en cristales de Cartagena, 82,000 duros en tegidos de algodón, hilo, seda y lana de Barcelona , Valencia y Francia , 5,000 duros en cueros, drogas , herrajes , especias y quincallas de Málaga y 4,300 duros en papel y sombreros de Barcelona y Granada. No hay cria de ganados. En 4843 se contaban 50 caballos ,410 mulos de carga , 170 cabezas de ganado vacuno para yugo y carnes , 380 do asnal y 400 do cerda, 600 carneros y 1,800 cabras para leche y estiércoles. La grangeria del ganado es de escasa importancia , y la de labor so encuentra en la mayor decadencia, pues para 5 a. de algodón v 20 de azúcar y miel que rinde ahora el marjal mas productivo de la vega y representan el valor de 95 reales el primero y 400 el segundo»fruto , se necesitan 79 reales para el cultivo del algodón y 370 para el del azúcar y costo de su fabricación , sucediendo cosa igual y con muy raras escepciones, en todos los demás frutos. La utilidad que rendirán todas estas especies cuando mas será de 60 a 70,000 duros, cantidad que apenas basta á cubrir la renta del suelo que es muy crecida, y no guarda proporción con los reudimientos y valores de los frutos: por esta y otras causas el labrador se encuentra generalmente empeñado y privados todos del capital de labor. Hemos indicado ya el influjo que en el cultivo y las clases agriculturas egercen la desigual distribución de la propiedad, la ausencia de los principales propietarios y el abatimiento de los Jrutos privilegiados del suelo : á estas causas debemos añadir también la falta de una institución agrónoma donde se toquen los inconvenientes de una cioga rutina en la labor y el beneficio v economía de los utonsilios modernos; la necesidad de un banco de préstamos y socorros que salve al cultivador de los intereses usurarios de algunos prestamistas; y en fin , por complemento de todo , la carga exhorbitante de las contribuciones, que absorvey aniquila todos los recursos , pues la fama de riqueza y bien estar que á principios del siglo dio á esta ciudad el excesivo valor y rendimiento de los algodones influye todavía á pesar de la actual pobreza de este fruto. Hay.6,000 pies de olivo que fructifican poco, 9,000 higueras , 5,000 naranjos y limoneros, unos 3,000 árboles frutales y 4 morales , restos de los 45,000 que en 4519 había parala cria de la seda. La necesidad de un nuevo cultivo y la utilidad de esta ind. obligó á muchos labradores en 1843 al plantío de la morera multícaule, lográndose ver en 4846 mas de 400,000 árboles criados con mucho vigor v lozania; pero la nociva calidad de su hoja para el sustento de los gusanos del país y el trevoltino ha echo abandonar esta ind. con pérdida de grandes capitales en la plantación y en los estensos criaderos qus se hicieron. El arroz común produce bien, pero está prohibido el cultivo por ser muy enfermo á la población, y el de secano ó de la India oriental prevalece, pero no rinde á proporción de los gastos : el café y el añil se han ensayado con -esultados, el primero sin utilidad, habiéndose por ignorancia perdido al trasplante de los árboles , y el segundo, con esperanzas fundadas de que alguna vez sustituya la ant. riqueza del algodón; la cochinilla es mas desgraciada y no puede propagarse á causa de los vientos que con frecuencia reinan enceste pais. De todos estos ensayos se ha hecho una particular mención en el art. del partido iud., y asi mismo de las demás plantas raras y de utilidad que produce el suelo: criánse también y casi espontáneamente el plátano , el chirimollo, la palmera africana, la higuera chumba y el tabaco, y sin ningún cultivo la adelfa, la pita, el esparto y el palmito, hallándose de igual manera en el secano el escordio, la acedora, el torvisco, el tomillo y todas las euforbias, y en la vega la palma cristi, la cañavera, el carrizo, la fumaria, el trifolio, la borraja, el té común y otra multitud de plantas medicinales. La costa abunda en» toda clase de pescados y anualmente se cojen 10,000 a. del azul y 1,400 del blanco por valor de 4,000 duros , consumiéndose una tercera parte en la ciudad y lo demás en Granada y pueblos del interior. Hay pocas perdices y conejos, y en la vega abunda mucho la codorniz, sobre todo en los meses de octubre y noviembre : la zorra , el tejón v la garduña son los únicos animales dañinos. En el cerro del Toro, al N. de la ciudad hay una mina antigua plomiza agotada ya de mineral , y en su ladero de levante una eslensa cantera de mármol azul jaspeado de blanco, de hermoso pulimento y de que so sacan truzos de todas dimensiones, todo este suelo es muv salitroso y abunda en canteras de cal y de veso. Éntrela torre Nueva y el cabo Sacralif existe la salina llamada la Latina de que anteriormente hemos hablado, la cual, aunque de buena sal, es pequeña y poco abundante , v se halla inutilizada por el Gobierno.

Artes é Industria. La agricultura es la única ocupación de los naturales, cuyas faenas ofrecen por lo común un jornal permanente de 4″ 4/2 reales para 1,800 trabajadores. Hay dos fabricas ó ingenios trepiches de azúcar, de sistema antiguo, uno de sangre que está sin uso por la decadencia de esta plantación, y otro de agua que muele anualmente, do los cuales se ha» tratado ya en el art. del partido judicial Una fábrica de rom, premiada en la esposicion de 4828. que se provee du mieles de este ingenio y produce 300 a. anuales por valor de 21,000 reales, de escelerite calidad cuando se elabora con mieles, pero muy inferior si se hace del desperdicio del jugo de la caña; dos de jabón duro que se abastecen de aceites del pais y barrillas de Almería y dan 500 quintales al año por valor de 3,000 duros; 9 alfarería* de obra basta y arcilla ferruginosa, que rendirán 27,000 >. de elaboración : 118 telares de sistema antiguo para tejidos bastos de algodón, esparcidos en 62 casas como un medio de ind. privada, los cuales consumían 8,000 a. de algodón del país y producían 170,000 varas anuales, pero de dos años á esta parte han venido á suma decadencia por la concurrencia de tejidos iguales de Cataluña, y eu la actualidad apenas rinden la sestil parte de aquella obra : 18 horuoí de pan, 4 para trigo de buena calidad, y los demás para algún trigo ó maíz solo , especie de que se mantiene la clase proletaria. Todos estos productos se consumen en la ciudad i en los pueblos comarcanos. Hay también 4 molinos hario¿ros sobre la acequia de regadío á unas 1,000 varas de la población , y 4 de aceite en varias haciendas particulares. Para el comercio de cabotage hay 4 buques de 17 á 53 toneladas y 7 barcas para la pesca que ocupan 104 hombres. Todo el fruto de algodón de las vegas de Motril y Almuñécir sale para Cataluña sin mas preparación que el despepito que le dau los compradores de Motril con tornos mecánicos, operación que ocupaba antiguamente desde octubre i mavo 600 mugeres ganando 6 á 8 reales diarios; al presente solo Í60 se invertirán en esta operación y por la mitad de aquella temporada con la utilidad de 3 a 4 reales En 4806 don Bernabé Portillo, en unión con la sociedad económica de esta ciudad, hizo en vano los mayores esfuerzos para introducir las filaturas de algodón como un ramo industrial y de beneficio i los labradores para dar mayor Colimación á sus frutos j mas fácil salida en los mercados : todavía hoy , el establecimiento en Motril de una fábrica, si no de estampadas por lo menos de tegidos ó hilados, seria de suma utilidad al empresario, pues con menos gastos consumiría bs primeras materias del pais proveyéndose en Málaga de las procedentes de América , y espenderia sus productos en Andalucía sin competencia y con mayor beneficio que los llegados de Cataluña.

Comercio Y Aduana. Hay 8 casas de comercio por mayor, 7 tiendas de ropas, 7 de quincalla , 40 de abacería, un almacén de papel, i confiterías, 2 casas de juego de villar, 6 estancos y 71 tabernas de vinos y licores. El comercio de esta ciudad con el interior está reducido á la venta de una parte de los frutos del suelo que se realiza de primera mano i los consumidores, v á la de varios artículos de vestido , fabricación y quincalla de que se surten los pueblos del contorna y de las Alpujarras : por el contrario, el comercio marítimo se hace en mayor,escala , sirviendo ademas esta ciudad de depósito y tránsito «para muchas de las mercancías y fruto; que por este puerto importan ó esportan las provincias de Granada y Jaén, tráfico que seria mas considerable si el camino carretero de Granada estuviera espedito para los transportes. Las especulaciones y ventas de los artículos de manutención se nacen á dinero efectivo y se traginan por la arriería de esta ciudad y de los pueblos interesados un ellas, l.o* estados que presentamos al fin de este art. manifiestan-. 1.°, los efectos importados y esportados por la aduana de esta ciudad desde 1836 á 1840, ‘habilitada entonces solamente para el cabotage y esportacion al estranjero, y la comparación de su resultado con los valores de un año de esta misma aduana en su primera época de habilitación para el comercio estranjero y do America , operación que conduce i reconocer el progresivo movimiento que desde aquella época lleva el comercio de esportacion de este puerto : i.’, la procedencia, destino y valores de todos los artículos importados y esportados; y 3.», el número de buques que en dicho periodo concurrieron al puerto , y los efectos de cargamento que dejaron ó recibieron.

Ferias. En 1748 concedió S. M. una feria de 15 días, quo empezaba el domingo de Pascua de Resurrección, y subsistió poeo tiempo; y en 4830 otra de 3 dias que principia el 15 de octubre y alcanza al 20 del propio raes, que es la que todavía se celebra: es de poca importancia , pues la ciudad se halla siempre abastecida de toda clase de artículos, ni tampoco l¡i y en ella local donde puedan situarse cómodamente los ganados: por estas causas va decayendo progresivamente, y es de creer se estinga muy en breve. En 1839 los efectos de tienda vendidos en feria valieron 59,825 reales, y los sanados 41,250.

Caminos Y Distancias. El de Granada que es provincial Y en estremo necesario al comercio de dicha capital y mucha parte del reino de Jaén , se empezó á abrir carretero en W 7 y so suspendió en 1819 faltando por concluir el puente del Guadalfeo y las 2 1/2 leguas que hay desde Velez de Bcnaudalla al rio de Tablate, ademas de algunos pequeños trozos ; en 1838 se empezó á recomponer desde Granada á Tablate y sigue, aunque ya con variaciones muy provechosas y de entidad en el concepto de obra nueva, quedando por acabar 4 1/i leguas á Motril, que son, como han sido siempre, de malísimo camino. También es provincial, aunque de erraduTa, el camino que pasa por esta y corre por la costa desdo Málaga á Almería; tiene pasos peligrosos, si bien por este termino es menos molesto. De Motril á Calahonda hay camino de ruedas, que por descuidóse ha hecho intransitable para Carruages, y otro igual pero en mejor estado que vá al Baradcro del cual se ha hecho referencia al tratar de este puerto. Dista Motril de Granada 14 horas, dirección N. 1/4 NO; 18 de Málaga al O.; 58 de Cádiz 0.1/i SO.; v83deMa drid, dirección N.

Correos. Recibe de la caja del Padul los correos general y provincial los lunes, jueves y «Abados de la semana, y en estos dos últimos dias v el martes inmediato vuelven al mismo punto.

Población. En 1842 habia en el casco de la ciudad 2,765 veciudad y 40,470 almas . y esparcidos por el campo fuera del terreno comprendido en los anejos de Calahonda, Garnatilla y Tablones, 59 veciudad y 268 almas: total 2,824 veciudad y 40,438 almas, cuya clasificación en edades y condiciones era la siguiente: 1,015 varones y 1,450 hembras de 1 á 43 años; 2,229 de los primeros y 2,497 de las segundas de 44 á 39; 4,084 de aquellos v 1.277 de estas de 40 á 79; 4 varones v 5 hembras de 80 ú 85, 4 y 3 de 86 á 89, v solas 2 mugeres de 90 a 93.  Las condiciones eran: 50 clérigos, 18 monjas, 169 viudos, 613 viudas, 1818 varones casados, 1832 hembras, 1588 solteros, 1626 solteras, 1310 parvulos varones y 1126 hembras. En el campo: 47 varones y 43  hembrasde 1 a 13 años; 63 y 65 respectivamente de 44 á 39; 29 y 21 de 40 á 79: 8 viudos, 4 viudas, 47 varones casados , 46 hembras; 47 solteros é igual número de solteras; 36 varones párvulos y 33 hembras. En toda esta población se contaban 968 propietarios. La matricula catastral formada de orden del gobierno en el mismo año de 4842 señala al ayuntamiento de Motril 2704 vec,42278 almas

Riqueza Y Contribución. La esprosada matrinda catastral fija el capital productor do Motril en reales vn. 24.927,134; el imñ. en 1.198,317, y las contr. en 201,400. En el año pasado de 1847 el cupo de las impuestas á esta ciudad, fuera de las locales, ascendió á 473,502 reales 32 mreales, en esta forma: 332,263 reales 12 mreales por inmuebles; 47,560 de patentes, 84,091—20 por consumos; 8,726 de gastos provinciales , y 862 por cuota de caminos.

Presupuesto Municipal. En el año 1812 ascendió á 61,271 reales, y so cubre con el producto de propios v arbitrios.

Historia. Sin razón geográfica alguna, han pretendido varios establecer la identidad de la actual ciudad de Motril con la ant. Sexi, cuvo nombre con tanta variedad aparece escrito : en Mela, Ex; en Tolomeo , Sex; en Plinio v Estrabou, Exi y Sexi, en Marcial , Saxe; pero ya el maestro Florez determinó la posición do la ciudad Exitana cu Almuñecar. Mas probable parece que se llamase en lo ant. Múrgis, supuesto que hayan existido con este nombre dos ciudad en la Bélica, la que nombra Plinio al fin de esta provincia bien reducida á Musacra, y otra en la región do los Túrdidos, nombrada por Tolomeo y por el itinerario romano, á pesar de que también se puede reducir esta á Murga, como lo hace Weseling con Ocampo, y es la que en todo caso podría convenir á Motril: mas dudosa es esta correspondencia, sinembargo, que la existencia de las dos Murgis, cuyo reconocimiento escusa el grave error de suponer una ciudad llamada Saxetánum y otra Sexitánia , en el que incurrieron los autores de la historia de España. Lo que no puede dudarse es, la mucha antigüedad de Motril, manifestada por los vestigios que conserva, y de que hacen mención varios escritores , aunque fundando en ellas demasiados caprichos que debe orillar la critica.

Puede conjeturársela anterior importancia de Motril, solamente por la que tenia en 1492 al entregarse á los reyes Católicos , como uno de los.pueblos comprendidos cu la capitulación de Granada: difícilmente se puntualizará otro hecho relativo á Motril anterior á este , mientras no aparezcan documentos, deque hoy carecemos. Dichos reyes la colmaron de singulares mercedes. En 3 de diciembre de 4507, la mayor parte de los moradores de Motril se pasaron a Berbería, siendo no obstante , en 4516, los dos tercios de su población moriscos; en 1547 aun poseían tres Cuartas partes de la propiedad. Su posición á orillas del mar, y rodead? de pueblos inquietos, la tuvo siempre espuesta á rebatos y alarmas continuas, particularmente durante la rebelión de 1569 : por haberse mantenido pacifica , la acometieron los sublevados en la norhe del 8 de noviembre y la salvaron su guarnición y vecindario , que se defendieron con obstinado valor dentro de la parroquia. Esta inseguridad y los desembarcos y sorpresas continuas de los piratas turcos y berberiscos, lenian inculta la parte mas distante de su vega , y obligó a los vecinos á organizarse militarmente , manteniendo guardias nocturnas, que duraron hasta 4804 , y un depósito de armas y municiones en la casa municipal, que se voló en 4621 con motivo de un rebato de corsarios; se destruyó la cárcel y perecieron varias personas. Se padecieron muchas epidemias bubónicas . y afligieron particularmente á Motril las ocurridas en 1523,4583 y 1600, y sobre todo en 1679, que duró desde abril á agosto y arrebató cerca de 7,000 hab., dejando aniquilada la fioblacion; desgracia que movió la piedad del rey D. Caros II, quien cedió 10,000 ducados para alivio de las familias indigentes. Los campos de arroz en 1751, 4763 , 1793 y 1843 causaron también epidemias , de que fallecieron gran número de personas. El cólera se dejó sentir con gravedad durante los meses de abril y mayo de 1834.

Desde 1513 esta población estuvo sometida á la jurisd. civil y municipal de Granada, que mantenía en ella un tenieute corregidor y tenia ayuntamiento real perpetuo con 36 regidores, 4 jurados y 2 escribanos secretarios: en 4585 pagaba á la corona 198,235 reales 10 mreales vn. de contr. y 173,000 ducados en 1642. En el año 1643 el rey D. Felipe IV la honró con el titulo de ciudad y el uso de dosel en su ayuntamiento, separando su jurisd. de la» do Granada, y creando corregidor de capa y espada y un teniente alcalde’mayos; en 1757 D. Fernando el Vi la dio el titulo de muy N. y muy L. que conserva. Tiene el privilegio de libertad de alcabala en los mantenimientos y venta de los productos de su labor y cria, del almojarifazgo , cargo y descargo por mar y tierra , diezmo y medio diezmo de lo morisco de su labof, cria y pesca, confirmado por Doña Juana en 4540, v por los reyes D. Felipe II, III y IV en 4562, 4599 y 4627. En 4786 la concedió D. Carlos III la gracia do tener sociedad económica, pero solo ha existido en 1806, en 1820 y 1835.

Es patria del célebre economista Francisco Martínez de la Mola, del licenciado Tomás Aquino y Mercado, historiador de esta ciudad, del ilustrado y benéfico cardenal D. Luis Bclluga y Moneada , de D. José Garcia de León y Pizarro capitan genoral del Perú y de D. Francisco Javier de Burgos.

MORO

escollo ó pequeña isla en el mar Mediterráneo, provincia de Valencia, partido judicial de Sueca, jurisd. de Cullera. Sit. al NE. 1/4 E. de la misma, un poco al N. de la embocadura del r. Jucar, próxima á la playa. Su figura es redonda; se levanta del nivel del mar 3 palmos en su parte mayor y 7 en la menor: á su alrededor y hasta la mínima dist. de 50 varas , se observa tener por igual una columna de agua de 28 palmos de fondo. Su importancia para la construcción de un buen puerto en el cabo de Cullera con la isla de los Pensamientos, la demostramos en el art. de aquella v. en las Observaciones. (V.)

MONTOJO (san Julián De)

feligresia en la provincia de la Coruña (9 y 4/2 leg.), diócesis de Santiago (14), partido judicial de Sta. Marta de Ortigueira (3) y ayuntamiento de Cedeira (4/2). Sit. en una llanura á la falda meridional del monte de la Capelada: Clima temfilado y sano. Comprende los 1. de Montojo viejo, Orden, Vilarnovo y Burrey ; este último pertenece en lo espiritual á Sta. Maria de Regoa, no obstante que le presta su asistencia el cura de Montojo. La iglesia parr.(SanJulian)sehallaenelcentro de la población, Su curato es de segundo ascenso y el patronato de varios partícipes. El Térm. confina por N.conRegoa; al E. Sta Maria de Mera; al S. San Román de Montojo y. por O. San Félix de Esteiro-. el Terreno es montuoso con algunas llanuras y cañadas destinadas al cultivo: le baña el r. que baja del monte dé la Capelada y desemboca en la playa de Esteiro desqties de cruzarle el puente desu nombre, tos Caminos son locales y malos: el Correo se recibe de la cap. del partido Prod.: trigo, maiz, patatas y mucha leña: cria ganado prefiriendo el vacuno y de cerda: hay caza y alguna pesca, Ind.: la agrícola y molinos harineros, Pobl.-. 450 vec, 750 alna. Contr.: con su ayuntamiento (V.).

MONCADA

partido judicial de entrada en la provincia, audiencia terr., ciudad g. y dióc do Valencia, compuesta de 3 v., 20 l. y 1 ald., que forman 22 ayuntamiento

Situación, Confines Y Clima. Sit. á la parte sept. de la ciudad de Valencia, confina por N. con el de Murviedro; por el E. con el mar Mediterráneo; por el S. con los de Valencia y Torrente, y por el O. con el de Liria: su ostensión de N. á S. es de 3 leg-, y 4 de E. á O. Reinan principalmente los vientos del E. y algunas veces los del N.¡ goza de atmósfera despejada, clima templado y sano, aunque suelen padecerse algunas intermitentes en los pueblos de la costa.

Territorio. A poco mas de una leg. del Mediterráneo, se eleva el terreno formando una cordillera aislada de sierras de pequeña altura, que arranca desde el N. del partido, y loatraviesa en toda su estension, perdiéndose por el S- en el de Torrente: esta parte alta del territorio poblada toda de algarrobos, olivos y frondosos viñedos, abunda en canteras de piedra sillar y de cal, que se esplotan en gran número; y también se encuentran romeros, aliagas, retamas, sanguinaria y otras plantas aromáticas y medicinales. La dilatada llanura que se estiende desde la falda de estos cerros hasta la playa d-.l mar, beneficiada por las aguas del r. Turia, es una huerta feracísima plantarla toda de moreras y poblada de barracas y casas de campo, tan á corta dist. unas de otras y de los I., que mirándola desde un sitio elevado, parece al pronto una población inmensa, hermoseada con jardines y espesas arboledas, presentándose en último término la faja azul del Mediterráneo, que completa la brillante perspectiva de tan delicioso paisaje.

El r. Turia cruza por la parte meridional del partido, corriendo de E. á O. en una estension de 2 leg. por entre los términos de Paterna y Benimámet, que deja á su izquierda, y los de Manises y Cuart á la der., entrando luego en la jurisd. del partido de Valencia, después de haber repartido la mayor parte de sus aguas entre las acequias de Moneada, Tormos, Mestalla, Cuart, Mislata y Fabara. La de Moneada, que es la primera y mayor de todas, tiene su azud ó presa en el >érm. de Paterna, á la dist. de una leg. mas arriba de la espresada v.; toma 48 filas de agua, y riega mas de 50,000 banegadas de tierra en los térra, de 34 pueblos,que sou: Albalat deisSorells, Albui.vech, Alfara del Patriarca, Benifaraig, Bonrepós, Burjasot, Carpesa, Foyos, Godella, Mahuella, MasamagrelI, Masalfasar,  Masarrochos, Meliana, Mirambell, Moneada, Museros, Paterna, Puebla de Farnals, Puig, Puzol, Rafelbuñol, Rocafort, y Vinalesa: mueve sobre 30 molinos harineros y arroceros, de los cuales la mitad están construidos en el cauce de la misma acequia, y la otra mitad en sus brazos principales, y cruza el barranco de Carraixel (V.), que va en dirección del SE., por medio de un magnifico caño ó sea acueducto subterráneo construido en 1634 D. Jaime I de Aragón, llamado el Conquistador, donó esta acequia en 1268 á los que tenían heredades en ella, y recibió en recompensa 5,000 reales valencianos, para atender á las escaseces del erario. Su gobierno está connado á una junta compuesta de 13 síndicos, los cuales elijen un acequiero que la presida; resuelve las controversias que se sucitan entre los regantes, tiene el cuidado de la acequia y nombra 3 veedores que examinan si está bien ó mal mondada , un síndico labrador que asiste al acequiero, un escribano real para la recepción de escrituras y otras diligencias, y un abogado para la dirección de los asuntos que puedan ofrecerse, nombrando también el acequiero con aprobación de la junta, dos lugar-tenientes.

Después de la de Moneada, en el mismo término de Paterna, y á l/s leg. de dicha v., toma 10 filas de agua la acequia de Tormos, que va fertilizando los campos de diferentes población de dentro y fuera del partido: 1/4 de leg. mas abajo recibe 14 filas la de Mesialla, que riega las huertas contiguas á la ciudad de Valencia, y las de diferentes pueblos inmediatos hasta el Grao inclusive. En la orilla der. del Turia, término de Mamies, tiene su presa la acequia de Cuart, cuya dotación es también de 14 filas; beneficia el término de Manises, pasa después por un puente de 38 arcos que atraviesa el barranco do Torrente, magnífico monumento que acredita el espíritu de los ant. y la singular protección que dispensaban á la agricultura, y sale de aquel dividiéndose en 2 brazos que toman los nombres de Benacher y Faitanar, y estienden sus raudales por Cuart y varios pueblos del partido de Torrente. La llamada de Mulata, recibe 10 lilas de agua frente á la misma v. de Manises, y fertiliza los campos de Mislata y Chirivella. Por último, dentro de la jurisd. del partido y en el término de Cuart, se hállala presa de la llamada de Fabara, que se encamina á los arrabales de Valencia y beneficia las huertas de alguuos pueblos comarcanos. Es vadeahle el r. Turia en varios puntos de su tránsito por el territorio de este partido, especialmente de Manises á Paterna, y se encuentra sobre su cauce junto á Cuart, un puente que sirve de paso al camino de herradura para los pueblos de la izquierda del r.

Caminos. Ademas de los que dirigen á las población circunvecinas y cap. de prov , que son todos carreteros, atraviesan el partido por el S. la carretera de Valencia á Madrid, llamada de las Cabrillas, qu^pasa por dentro de Cuart de Poblet, y por la parte del É. la carretera general de Valencia á Barcelona, ¡ que cruza por Albalat deis Sorells, dejando á su der. los pue. blos de Meliana, Mahuella y Emperador, y á su izquierda los de i Bonrepói1, Foyos y Museros.

Producciones. Seda, coréales, vino, aceite, cánamo, legumbres, hortalizas, melones y toda clase de frutas: no se conoce mas ganado que el lanar, y de ¿ate solo el preciso para el abasto de carnes.

Industria. La agrícola, elaboración é hilado de la seda, que ocupa mas de 300 mujeres en las dos fab. establecidas en Moneada y Vinalesa; y la carretería, que es la profesión de muchos que traginan por toda la Península: otros se dedican á la esplotacion de las canteras de piedra sillería, y á la fabricación decaí, para lo que hay un número considerable de hornos en los término de Moneada y Masarrochos; trabajan otros en las tejerías establecidas en Alfara, Cuart y Vinalesa; ocupan también gran número de brazos las muchas fab. de loza de la v. de Manises; elabórase el esparto en gran cantidad en la v. de Bétera; y por último, no hay pueblo en que no se encuentren uuo ó mas tejedores de lienzo casero, que es el que usan los naturales del país.

Comercio. Se reduce á la esportacion de algunos frutos y de los art. de las ind. arriba descritas, y al que hacen algunos veciudad de Benimámet comprando ganado caballar en Navarra y Andalucía, que después venden al fiado repartiéndolo entre los ha’».: uo se conoce ninguna feria, ni mas mercado que el que se celebra en Moneada los lunes de todas las semanas.

Usos Y Costumbres. Los naturales del partido son sobrios, infatigables, y la mayor parte se dedican á la agricultura, bien como jornaleros, bien como colonos, pues se conocen muy pocos propietarios. Su vestido se compone de una camisa de lienzo casero, pantalón y chaleco de telade algodón rayado, pañuelo á la cabeza y á la cintura, alpargatas de cáñamo y manta morellana; usan solo la capa y sombrero cuando van de ceremonia; duermen sobre un serón mientras permanecen solteros, y empiezan siempre su trabajo cuando amanece el dia.

Estadística Criminal. Los acusados en este partido en el año 1843, fueron 61, de los que resultaron absueltos de la instancia 2, libremente 3, penados presentes 53, contumaces 3, y reincidentes en el mismo delito 2: de los procesados 36 contaban de 10 á 30 años de edad, 31 de 20 á 40, y 4 de 40 en adelante; los 61 eran hombres, 36 solteros y 85 casados; 1 sabia leer y escribir, 60 carecían de toda instrucción, y los 61 ejercían artes mecánicas.

En el mismo periodo se perpetraron 45 delitos de homicidio y heridas, con 7 armas de fuego de uso lícito, 10 de ilícito, 12 blancas permitidas, 14 prohibidas, y 7 instrumentos contundentes.

MIER (san Pedro)

feligresia en la provincia y diócesis de Oviedo (20 leg ), partido judicial de Llanes (3 1/2), ayuntamiento de Peñamellera á Abandames (i), Sit. á der. é izquierda del r. Cares, entre elevadas montañas que constituyen el Clima muy frío durante el invierno, y demasiado caloroso en el estío. Tiene unas 40 CaSas de mala fábrica y poca comodidad, distribuidas en 2 ald. de las cuales la menor existe hacia el N. del espresado r., y la otra al S. La iglesia parr. (San Pedro), se halla servida por un cura de ingreso y patronato de S. M. Confina el Térm. N. Plecin; E. Tobes; S. Conaba, y O. Trescares. El indicado r. Cares divide la feligresia según hemos dicho, atravesándola de 0, áE.; sus grandos y violentas avenidas, especialmente en tiempo de invierno, socaban y llevan hacia el mar dist. .1 leg. una parte no pequeña de las tierras de labor que hay en sus inmediaciones, dejando playas de arena infructífera. Para la comunicación de los habitantes, existe sobredicho r. el puente llamado de Lornia, bastante separado de la población, por lo cual es muy incómodo para los pasajeros el rodeo que han iie realizar para su tránsito, especialmente desde que una avenida arrebató la barra particular (pie habia al efecto; únicamente en algunas épocas del estío puede vadearse, no sin dificultades, por los hombres y aun algunas mujeres. Lo indudable es que si el referido puente hubiese sido construido en paraje mas céntrico, esios feligreses podrían comunicarse en el corlo espacio de 5 miuntos, ahorrando los que habitan á la ¡zq. una hora de camino que emplean para ir y volver de Ja iglesia y de de oíros puntos precisos, y también evitarían el subir por una cues1 a inmediata al puente, ruando las inundaciones del r. imposibilita.] e camino qne b ly abierto enlre peñascos á golpe de ma/.a y barra, el cual tiene 150 pasos, y cuya estrechura antes fortificada con una pared de argamasa que ya se desquí ció en el r., es muy peligruso por no permitir el paso a dos personas de frente: en lo restante de este cambio también existían murallas que igualmente se desmoronaron basta los cimientos; de manera que un paso como esle, tan indispensable para la comunicación de las provincia de Oviedo y Santander, se enecui ntra casi interceptado en el espacio de l/4deleg. Tres eucumbradas rocas, una de las cuales se llama el Pico de Peñamelleía, de prodigiosa elevación y de subida muy áspera, situado hacia el E. y una montana también alta y escarpada por el S., circundan esta felix. , teniéndola encerrada en un pequeño horizonte. Al pié de dicha montana y de un vallado de grande altura, nace una fuente lan abundante de aguas, que provee ¡i i molinos harineros po;o distantes de su origen; cuyo sobrante y el de los muchos arroyos que se precipitan de as alturas inmediatas, van á parar al mencionado r. Cares. El continuo sacudimiento de aguaceros en los altos riscos, es causa de que, aun en tiempos de sequía, se desplomen bancos de enormes piedras con espantoso ruido y graves daños en las heredades, y aun en las casas. El Terruño en lo general es montuoso, quebrado y poco fértil, Phou.: maiz, castañas y pastos: se cria ganado vacuno, de cerda; lanar y cabrío; caza mayor y menor, anima.es dañinos y pesca de varias especies eu el r. Vares, Ind. y Comercio: la agricultura y molinos espresados; consistiendo el piincipal comercio en lávenla de ganados y compra de granos y otros efecloa necesarios, rom..: 36 vec, 231 abn. Contr. con su ayuntamiento (V.).

MERCADAL

v. cabecera de ayuntamiento, que forma con los pueblos de Fornells, y San Juan délas Huertas ó de Carbonell, eu la isla y diócesis de Menorca, partido judicial de Ciudadela , provincia, audiencia teir. y ciudad g. de Raleares, Sit. casi en el centro de la isla, al pié del monte Toro, en terreno muy bajo , y circuida de otras alturas; por lo cual, no goza de libre ventilación , y su Clima es algo insalubre; las enfermedades comunes, son fiebres intermitentes y apoplegías. Tiene 197 Casas, una iglesia parr. (San Martin), servida por un cura de segundo ascenso de patronato real, 2 vicarios, un sacristán y un campanero; el templo es bastante espacioso y de buena arquitectura, y el cementírío se halla fuera de la v. en parage ventilado. El Term. confina por el E. con Alayor ; por O. cou Ferrerias , y en lo restante con San Cristóbal y el mar; en él se encuentran 80 alquerías ó caseríos rurales, y el monte Toro , que es el punto mas culminante, y de mas hermosas vistas de la isla, tiene en su cima-una iglesia, que sin ser grande es muy hermosa, á la que está unido un cx-convento de frailes Agustinos; ambos edificios son hoy de propiedad particular; la tradición da á esta iglesia mucha antigüedad, y aun cierto origen milagroso, por la aparición de una efigie de la Virgen Santísima, que se conserva trasladada á la iglesia parr. de la v., y á la cual profesan los menorquines mucha devoción; en la parte de costa que el término comprende , se hallan los cabos de Caballería, Pantinal y Salayró; la cala de Sanitje, con la torre de vigía del mismo nombre, y el islote nombrado isla deis Porros. El Terreno es en general montuoso , compuesto de alturas y colinas, muchas cultivables , y otras pobladas de bosques , que dan mucha leña para el combustible , le cruzan dos arroyos, llamados de Tirant y Salayró , que desaguan en las playas de iguales denominaciones. La carretera general de la isla, cruza el término y la población en la que hay una posada parador de la diligencia establecida de Manon á Ciudadela. Prod.: trigo y ce bada en abundancia, algún lino, batatas y frutas, y poca vino; cría ganado de varias especies, y caza de perdices y co nejos, Comercio : esportacion de frutos sobrantes, é importación de artículos de primera necesidad, Pobl. y Wjdeza unidas las de Fornells y San Juan de las Huertas: 629 vec, 2,OJO almas.Cap. Imp.: 310,214. Contr.: en el año 1846. (V. Marón).

MELILLA

c- de África en el Imperio de Marruecos; plaza fuerte y presidio menor dependiente del mayor de Ceuta á cuya ciudad g. nuevamente creada pertenece hoy , agregada al partido judicial de Algeciras, provincia de Cádiz. Se halla Sit. en el Mediterráneo en la costa de la provincia de Garett por latitud de 35» JO’ 50″ y long., 3″ 28’35* 45″ al S., 17°E. del caboTresforcas dist. de 8 millas, 38 leg. al NS. de la costa de Motril, 50 al O. de Oran, 50 al E. de Ceuta, 35 del Peñón, 18 de Alhucemas y 58 al SO. de Marruecos.

La plaza ocupa una península unida al continente por un istmo de roca de 121 varas de long., 95 de lat. y 35 de elevación sobre el nivel del mar. Tiene como unas 800 varas de travesía desde la muralla real basta la última linea avanzada de que puede disponer la plaza, habiendo entre sus fortificaciones estertores, unos huertos que producen abundantes hortalizas. El frente N. de la plaza es inaccesible por lo escarpado y elevado de la peña; el frente E. que mira al mar tiene un antepecho y en su mitad un torreón ó barbeta de figura elíptica, y en el ángulo S. otro cilindrico llamado de las Cabras. En el frente O. está la puerta de la plaza y el torreón de Santiago con las’correspondieutes minas de comunicación á los fuertes esteriores.

Cinco partidos ó Alcalahias rodean á Melilla, que son Ma. zuc?, Bencifuror; Bene-usidel, Benézicar y Bene-gullafar, á los cuales está encomendada la guardia del campo que cu bren cada tres días unos 300 hombres armados, bajo las ór ¡lenes de un moro principal que llaman cabo. Cercan la plaza á tiro de cañón las alturas de San Lorenzo, Santiago, San Francisco y el cerro de la Horca , sobre los cuales Hubo en otro tiempo fortificaciones españolas á dist. de medio tiro de fusil de los fuertes del Rosario, Victoria Grande y Chica.

En la continuación de la cosía de África como ya hemos espuesto, existe Melilla, ocupando el que llaman su primer recinto la irregularidad de una roca con diferentes alturas y separada del mar por un foso de 100 varas de largo abierto artificialmente. Se estiende su segundo, tercer recinto y obras esteriores con el continente, componiéndose délos torreones ant. y algunos pedazos con baterías y baluartes de nueva planta en la forma siguiente.

Primer recinto. .Eu este recinto están como obras de defensa y fortificación el Torreón de Anteojo, el de la Muralla Real, Batería de la Concepción, la llamada Alta , el Bonete, Torreón de Cabras, el de la Florentina, el de San Juan, el de la Avanzada, el de la Cal y la batería sobre la Maestranza. En la marina perteneciente á este recinto se hallan el fortín de San Antonio y la batería de San Luis , las puertas de la Avanzada , la de la Marina, la de la Florentina y la del Socorro.

Segundo Recinto. Hay en él la balería de la plaza de Armas, los baluartes de San José(Bajoy Alto), baluarte de San Pedro con flanco bajo, el cuartel de tropa y presidarios, el cuerpo de guardia y la plaza y puerta de Armas.

El tercer recinto esta compuesto del baluarte de San Fernando y el de las Cinco Palabras. Las obras esteriores las forman la luneta de San Felipe y Sta. Isabel, el fortín del Espigón y el del Carmen, la torre’dc Sta. Bárbara, el reducto de San Miguel y el de San Carlos, los fuertes de la Victoria Chica y Grande, el del Rosario, la luneta deSan Antonio la batería que defiende el foso de San .Miguel y el rastrillo de Espa das. La mayor parte del recinto esterior está dominado á tiro de fusil por las alturas del Ataque Seco y del Tarara, y viene apoyándose por su flanco dcr. en una cortadura que baja hasta el mar, la cual como las demás obras están coronadas por la artillería.

Las calles de la ciudad son desiguales é incómodas pero muy limpias. Sus casas están bastante deterioradas y nuevamente se han destruido muchas , á consecuencia del espantoso terremoto que en la noche del 11 do febrero de este año (1848), se sintió acompañado de un terrible huracán, el cual echó á tierra muchos edificios y parte déla muralla, haciendo dos grandes aberturas en la iglesia parr. Hay sin embargo algunos edificios que se conservan en buen estado, entre los cuales se distingüela iglesia, el pabellón del clero castrense, la botica real, el parque y maes’ranza de ingenieros, los cuarteles de la compañía de preferencia, la torredel vigia con su reloj, la casa del comandante de ingenieros y el Hospital Real. Abunda esta plaza de agua potable con la que se riegan las huertas anteriormente nombradas , teniendo ademas dos magníficos aljibes que recejen toda el agua llovediza de la plaza, el uno capaz de contener 30,000 qq. y 6 libras de agua, y el otro 4,993 qq. 9i libras. Hay un hospital para 60 camas con todas las oficinas correspondientes. Una iglesia parr. con la advocación de Ntra. Sra. de la Concepción. Los almacenes son espaciosos, todos á prueba de bomba y capaces de contener municiones y víveres para 10,000 hombres durante un año de sitio. Contiene este presidio 97 casas y 24 cuevas, de las que 23 de estas y 11 de aquellas son de la nación, habitadas algunas de valde. Debajo de las casas y alrededor de la muí ralla de mar, hay cuevas y habitaciones subtererráneas para colocar las oficinas y hospitales en caso de guerra.

Dos muelles ó desembarcaderos sirven de entrada á la plaza. El que llaman de la Marina defendido por los fuertes de San Luis y de San Antonio, bajo la protección de la batería de San Felipe y el del Torreón de San Juan; este muelle comuiiira con la ciudad por un puente levadizo que da paso á la poterna del principal. El otro muelle se titula de Florentina, el cual está defendido por el torreón de las Cabras, la batería de Enmedio, la de la Parada y el baluarte del Bonete, puntos de la muralla del mar, que se prolonga por aquel lado hasta el baluarte de la Concepción. Una gran noria abierta en la plaza de armas surte de agua los cuarteles inmediatos y en la mina de comunicación con el fuerte de San Miguel, brota una fuente, cuyo líquido es muy esquisito. Las esplanadas son espaciosas ; en ellas está el cementerio y en otro tiempo se veían allí hermosos jardines y un hospital, del que solo se conservan las ruinas.

La vega de Melilla no es grande, pero pudiera ser deliciosa ri los moros la cultivasen. Báñala un r. de mediano caudal llamado del Oro que desemboca en el dia muy cerca de las fortificaciones inferiores de la plaza. Las arenas que arrastra este r. han dilatado sobremanera la playa española del Mantelete , en la cual pudieran formarse huertas, casas, almacenes, cuarteles y otros edificios, pero en el dia solo sirve de mercado , cuando concurren los moros con algunos efectos y para recibir con aparato militar las visitas que en varias épocas suelen hacer al gobernador de la plaza algunos magnates marroquíes. li opinión de todos los hombres ilustrados, seria acercarse á la corte de Marruecos y persuadir al emperador de la utilidad queá él mismo reportaría , si aceptase un tratado de Comercio con España , dando entrada i nuestros frutos y mercaderías oor Mol illa y Ceuta, bajo las condiciones que se estipulasen. Recabar el terr. que antes nos perteneció y que tanto perjudica i la plaza, por haber construido en él los moros algunos parapetos desde los qne molestan á la guarnición. Reedificar muchos «inicios que en la actualidad de nada aprovechan. Establecer aduanas en el centro de la última linea d lim. español sobre el camino que desde Santiago va ala Feria, con otra porción de medidas» cual mas útiles, y sobre las que no debemos estendernos por ser ageno de ella la naturaleza de esta obra.

La plaza de Melilla presenta en el dia , comparada con su ant. esplendor, un aspecto pobre y abatido. En tiempo de D. Fernando VI dominaban el país inmediato á la plaza los españoles, y los moros contenidos á gran dist. de nuestras fortificaciones, reconocían y acataban la autoridad de nuestros gobernadores, conservando con ellos relaciones amistosas. La inmediata vega era entonces un jardín delicioso que cultivaban pacíficamente los hab., estendiéndo sus labores hasta mas allá de las alturas de Fraxama, y sus ganados pacian á i leg. de los fuertes esteriores. Había siempre en Melilla una guarnición numerosa , y ademas existían varias compañías fijas de voluntarios hijos del país, que por sus hechos de armas se habían granjeado el aprecio del Gobierno y el respeto de los mores. Mas poco á poco fué decayendo de un estado tan floreciente , después de la muerte del gobernador D. Antonio de Villalba y Ángulo , á cuyo interés y desvelos se debía en gran parte la prosperidad de esta colonia. Las medidas desacertadas que seria prolijo enumerar, puestas en ejecución por el Gobierno, y la poca inteligencia de algunos gobernadores, contribuyeron á precipitarla decadencia de un punto, que hoy se mira solitario, y que en vez de productos ofrece al Erario un gravamen de consideración.

Las islas Chafarinas de las que en estos dias ha tomado posesión el capitán general de Granada, como pertenecientes a la parte del terr. que España posee en la costa de África, se hallan sil. á 5 millasal E. 12″ S. de la punta de Quiviana, y al S. 59*30′ E. del cabo doTresforcas,dist. 33 millas por lat. 86* 11′ 49″ y long. de 3.» 53′ 53″ Estas son 3 ; la del O. llamada Congreso, la del centro Isabel 11, y la del E. ífey: estas i son llanas y algo blanquinosas. Se estienden de E. á O. algo mas de una milla y forman abrigo para toda clase de embarcaciones. La entrada entre estas islas y la costa es muy conocida, pues tanto por el É., como por el O., se puede ir sin cuidado, y aunque de la punta S. de la mayor parte de las islas se entiende una restinga de piedras, con Bolo la precaución ordinaria se zafa de ellas. La isla mas al O. es la mayor y más alta, y puede verse á dist. de 8 á 10 leg.; sü parte superior aparece semejante á la copa de un sombrero. La marea se eleva muy poco, y parecedepende principalmente de los vientos reinantes. El mejor fondeadero es en frente de la isla del medio, y á ladist. de 1 cables en 9 á 10 brazas de arena y fango, demorando la punta S. de la isla del E. al N. 58′ E., la punta S. de la isla del OE. al O. 2″ S., el cstremo SO. de la de enmedio al N. 47° O. y el cabo de Agua al S. Estando situado estas islas en lo mas hondo de una grande ensenada formada por el caboTresforcas y el de la Guardia y tan fuera de la derrota general de la navegación, son poco frecuentadas, aunque suministran buena acogida en tiempos borrascosos. Al abrigo de ellas se puede desembarcaren tiempos bonancibles, pero hasta ahora han estado desiertas por no prestar, entre otras circunstancias , auxilio de agua y leñas, aunque en la isla del medio se encuentra agua potable haciendo cacimbas.

Altas razones de política aconsejarían al Gobierno no tener por mas tiempo desiertas estas islas, cuando determinó que una espedicion compuesta délos vapores de guerra Piles y Vulcano, bergantín Isabel II, y místico flecha, con otros 4 buques de transporte y varias compañías de tropa mandada por el capitán general de Granada, el Excmo. Sr. D. Francisco Serrano, partiese para dicho punto y tomase posesión dé él, como lo ejecutó el dia 6 de enero del corriente año (1848). Desembarcada la tropa y los efectos necesarios para habilitar provisionalmente aquellos apartados I., procedióse en seguida al bautismo de las islas , quedando con los nombres de Isabel II la del centro, Rey la del E. y Congreso la del O. Después se procedió con la mayor actividad al desembarque de todos los efectos que se habían llevado, al trazado de las baterías y á tedos los trabajos necesarios para plantear el establecimiento militar que por ahora debe sostener en ellas el pabellón español. El comandante de estas islas lo es el coronel decarabineros D. Vicente Ilardulla, y hacemos de él espresa mención por ser el primero que manda estas posesiones. En ellas se están construyendo algunas baterías y otras obras de defensa, asi como algunos edificios tan necesarios para cuarteles, almacenes, depósitos de artillería y maestranza.

La importancia principal de las islas Chafarinas consiste en hallarse situado en frente del r. Muluga, que sirve de lím. á las posesiones francesas de la Argelia con el imperio dé Marruecos. Este r. ademas presentando un valle ancho y despejado hacia elintcrior, es sin duda alguna el punto mas á propósito para dirigir una invasión hacia lo interior del pais, podiendo llegarse siguiendo su curso y sin encontrar grandes obstáculos hasta Fez, sitio real del emperador de Marruecos. Ya hemos dicho también la bondad del fondeadero que se forma entre estas islas, siendo quizá la razón que las hace mas codiciadas por los franceses, quienes diferentes veces han tratado

de apoderarse de ellas, y cuyas tentativas han decididosin duda su ocupación por la España ; dicho fondeadero es el único que existe desde al puerto de Mozarquivir (Oran).

en cuyo intermedio tienen los franceses el punto militar de Djemma el Ghazuat, que es solo una playa sin ningún abrigo.

Fué estaciudad en lo antiguo muy populosa, con 10,000, casas dentro de sus muros, en donde residía su señor, cuya jurisdicción era dilatada. Se empleaban sus moradores en el comercio de oro y hierro, cultivando sus ricas minas y se pescaban perlas en su cala. Fué dominada por los árabes, poco antes que España, cuando se les abandonaron estos puntos abanzados, en razón de los trastornos políticos que agitando la Península Ibérica, sus nuevos señores establecieron en ella gran comercio y muchas fábricas. El Corso que mas tarde llegaron á practicar sobre las costas españolas, trajo contra ellos las armas de esta nación y quedó la costa despoblada. Los reyes católicos estimaron conveniente la restauración, y en el año 1,496 salió del puerto de San Lucar de Barramedá una armada á las órdenes de Pedro Estopiñan, que sin retís* tencia alguna, ocupó sus ruinas y las fortifico inmediatamente lo bastante para que á pocos días no pudiesen los moros desalojarle de ellas. Volvió á edificarse el caserío reducido á mucho menor Ámbito que antes babia ocupado: su primer alcalde fué Gómez Suarez, quien siguió sus fortificaciones. El duque de Medina-Sidonia la poseyó con título de capitán general de ella por méritos que hizo con los reyes, desde su conquista hasta 7 de Junio de 1,556, en cuyo tiempo proveyóles todos los empleos correspondientes á ella, á escepcion del de Vehedor ó Contador que era de nombramiento real.

Desde qne se conquistó, empezaron las salidas de su guarnición contra los moros y los abances de estos contra ella, de modo que cada uno desús gobernadores tiene por tales razones una larga y difusa relación de méritos. Asi, hacer una descripción circunstanciada de estos acontecimientos seria tocar lo interminable; pues se han estado continuamente repitiendo; los mas notables han sido el sitio que por mas de 40 dias sufrió en 1,687, siendo atacada con grande ímpetu por un ejército numeroso; el que la pusieron en 1,694, notable también porque se cree haber sido escitados á ello par los francesescon objételo de dividir las fuerzas españolas y adelantar sus conquistas en Cataluña. En 1,696 sacrificaron también mucha gente los moros en el vano empeño de rendir esta plaza.

No solo las hostilidades musulmanas hanla trabajado: terribles epidemias la han afligido también, debiendo citarse las de agosto de 1711  y noviembre de 1714; por los años de 1759 y 1754 padeció tercianas epidémicas, de que murió mucha gente.

La dilación de socorros y la incomunicación ocasionada por los temporales, la han hecho esperimentar repetidas veces también los horrores del hambre.