Alumbrado y serenos en Madrid. Historia de Madrid

Elalumbrado de las calles y plazas
de esta v. estuvo en lo a n t . á cargo de los veciudad que tenían el
cuidado de encender, limpiar y conservar los faroles, y los poseedores
de casas el de costear y reponer los faroles y palomillas,
abonando estos á sus inquilinos cl coste de lasluces; mas
como con esta práctica no se consiguieseel objeto de estar bien
iluminado Madrid, por la desigualdad de los faroles, por su colocación
y por el abandono con que generalmente miraba el v e cindario
este encargo, dirigido á su propia comodidad y a t e n diendo
á que sin nuevo gravamen pudiese el público lograr el
beneficio de una iluminación uniforme y permanente, se espidió
real orden comunicada en 30 de marzo de 1765, por la que
8. M. resolvió el establecimiento en esta corte de una nueva
iluminación de calles y plazas páralos 6 meses de invierno,
empezando desde octúhrc inmediato , nombrando un d i r e c tor
principal de este ramo de policía con total inhibición de
cualesquiera tribunales , v con inmediata subordinación á
la primera secretaria de Estado; y p a r a l o contencioso y
Penal que ocurriese en esta dependencia mandó S. M. entendiese
siempre uno desús Alcaldes de Casa v Corte: para que
estas disposiciones no se retardasen por falta de dinero , en
atención á no haber aun determinado S. M. el a r b i t r io ó fondo
que habia de servir para este establecimiento, se e n t r e garon
al tesorero de esta comision 500,000 r s . de los fondos
de la renta de correos, á calidad de reintegro , que tuvo l u gar
en los años sucesivos. Con oficio firmado en San Ildefonso
por el marqués dc (írimaldi, fecha 16 de setiembre del
mismo a ñ o , se comunicó copia del real decreto , previniendo
los términos en que debia establecerse el nuevo alumbrado,
y un ejemplar de la instrucción que habia de observarse
en la exacción del derecho que debia pagar el público
de Madrid en lugar del coste que antes tenia que hacer de
Poner faroles y palomillas, y mantener uno y otro corriente
enlos 6 meses de invierno / d e s d e 15 de octubre á igual dia
oe abnl, según orden de 25 de setiembre de dicho año de
*’65. El primer artículo de la citada instrucción dice : «Que
1 recaudador de la regalía de casa v aposento cobre en buena
moneda desde 1.» de enero de 1766 , los 64 r s . 20 mreales de
aaa casa y farol de los que acostumbraban encender, por
o m i S r r i o q u e ^ a u n s j n s u ^ j i , j a | ¡ k r ; i j e a c e ¡ t e ( j e i precio de
Tin ? u a i ¡ t o s ‘ á que se agrega el algodón correspondiente) im-
1 ° r t a e ‘ consumo de cada’farol délos actuales en los 6 m e –
8 y abonan los dueños de casas á sus inquilinos; y que
,a exacción como de beneficio común, la haga con los
smos privilegios de regalía , sin esceptuar edificio alguno
cas , C O l t e ‘ incluyendo las i g l . , conv., hospicios, oficinas,
dos I Pa ‘ a c ‘ 2 s r e a l e s , con solo los recibos que dará firmae
«tn r • dueños, administradores ó inquilinos, para que
POsw i ^ e s c u c n t e n del importe dc sus alquileres, v los
(lem -r ? s de casas podrán coger desde luesm los faroles y
m a s útiles de que h a n usado hasta aquí.» Habiendo acordado
la j u n t a de policía en 12 de abril de 17741a c o n t i n u a ción
del alumbrado, hasta el dia 15 de mayo de cada año en
las horas competentes del tránsito de las gentes por las c a lles,
se sirvió S. M. manifestar en real orden de 28 del m i s mo
m e s , le habia parecido bien el pensamiento de la j u n t a,
pero que reflexionando S. M. que con solo este aumento de
iluminación no quedaba aun bien servido el público, convendría
la hubiese tambien en los demás meses de verano,
mediante á que contribuyendo el público para este común
beneficio, y habiendo sobrante en el fondo , e r a regular i n vertirlo
al mismo fin , hasta dejar completada la idea y s e r vido
el pueblo, cual corresponde. Enterada la junta» de la
real orden que a n t e c e d e , y deseando poner en práctica t an
benéficos pensamientos, pedidas y adquiridas las competentes
noticias acerca del valor de los prod. y gastos, vio
conseguido el fina que se dirigían las piadosas intenciones
del r e y , se confirmó e n t e r a m e n t e , acordando se hiciese
presente al Sr. presidente del Consejo, á fin de que lo p u siese
en noticia de S. M. para que se dignase aprobarlo,
como se verificó en real orden de 14 de mayo del mismo año,
en cuya virtud se dieron las órdenes competentes para su
ejecución. Éntrelas providencias acordadas para llevar acabo
estas disposiciones, se tomó la de que los Caballeros Capitulares
de esta v. visitasen á todos los v e c . de ella , á fin
de que voluntariamente ofreciesen á su arbitrio lo que les
pareciese para el gasto de la ejecución de los faroles , cuya
diligencia dio por resultado la recaudación de 196,262 r s .
20 m r s . , según liquidación practicada por acuerdo de 2 de
diciembre de 1766. En 1794 se pensó en el establecimiento
de serenos , instruyéndose el oportuno espediente, que dio
por resultado su creación desde el año de 1798, pagándose
sus honorarios con el prod. de las cantidades con que v o luntariamente
contribuian los veciudad para este objeto. Reunidos
en uno los ramos de alumbrado y serenos, y no siendo
bastantes los prod. de la contr. para satisfacer los gastos en
razón del aumento progresivo del alumbrado y núm. de s e renos,
fue preciso aumentar la contribución desde 64 r s . y 20
m r s . , que se exigía por cada l u z , hasta 96 que empezaron
á exigirse desde primero de abril de 1797 , aumentándose á
120 r s . desde primero de enero de 1820 , en virtud de reales
órdenes espedidas al efecto. En setiembre de 1835 se e s t a bleció
el nuevo alumbrado de faroles de reverbero , colocados
á convenientes d i s t . , al cuidado de 187 faroleros, bajo
la vigilancia de un inspector y 10 celadores. Dichos faroleros
ejercen igualmente el cargo de serenos, y están n u m e rados
siguiendo la serie de los d i s t r . , y cada uno lleva s e ñalado
en su farol particular el número que le corresponde.
El gasto que ocasiona el actual alumbrado cs sumamente
superior al prod. de la recaudación, siendo absolutamente
indispensable aumentar la c o n t r . , si con ella se ha de atender
al sostenimiento de ramo t a n necesario; pero esto se
halla sujeto á graves alteraciones, en virtud de los nuevos
proyectos de alumbrado de gas que van á realizarse, y do
quetambien nos haremos cargo.
Hecha la historia del alumbrabo desde su creación hasta el
presente , se desprenden las consideraciones siguientes: 1 . a
Que el alumbrado público de Madrid ha sido desde su c r e a ción
de cargo délos dueños de las casas. 2a . Que e s t e servicio
lo tiene Madrid en administración en virtud de Reales
órdenes y con objeto de que sea uniforme y permanente.
3a . Que los productos no llegan ni con mucho á cubrir los
gastos, deduciéndose que esta administración lejos de ser
un arbitrio para Madrid, es una carga demasiado gravosa.
Y 4a . Que no hay ejemplar en 81 años que cuenta este servicio
de que por grandes que hayan sido los apuros del E r a rio
, se hava desmembrado eu lo mas mínimo este producto,
por considerarle esclusivamente destinado á un objeto de
tan conocida utilidad y conveniencia.
Ponemos los siguientes estados que demuestran todas las
atenciones y gastos que reclama este ramo del servicio p ú blico
, y cuantos pormenores pueden apetecerse,

Plazas que sirven de mercados en Madrid (Historia de Madrid)

en el citado núme

de plazas están igualmente incluidas las destinadas á la

venta de comestibles y son las llamadas del

roCarmen, de

San Miguel

, de la Cebada , del Rastro, del Humilladero,

délos

las

Maria: la

Abada, los Negros y San Alberto: es grande, cuadrada y de

las mas surtidas de Madrid : fue ideada por el difunto Don

Antonio Begás, bien conocido por sus constantes trabajos

en utilidad pública, y habiendo propuesto su idea y planes

al Exmo. a y u n t . , dispuso este la realización de tan útil

proyecto comprando una casa ruinosa, que se derribó para

ello. Últimamente , en

se dispuso la traslación de los cajones que afeaban la

Bed de San L u i s : la

Conde de Miranda y Cava de San Miguel, es igualmente

grande y sumamente concurrida , la separa de la calle

de las P l a t e r í a s , un arco sobre el cual se simbolizan los

frutos que allí se venden: en su centro hubo una estatua de

Fernando

encuentra entre las calles de Toledo, Cebada y Puerta de

Moros, sus edificios son poco notables y desiguales; tiene

en su centro una fuente , y sirvió para las ejecuciones de

justicia hasta el año

Pontejos hizo trasladar semejante espectáculo fuera deja

puerta de Toledo: la

todos los chalanes y revendedores, nada ofrece de P

Mostenses, de Herradores, y el sitio conocido porCuatro-calles, entre las de San Antón y Arco de Santa1 .* se halla situado e n t r e las calles de las Tres Cruces,1 8 3 0 y á indicación del mismo Regás,2 . A entre las calles de las Platerías,V : la 3 . A que sin duda es la mayor de Madrid, se1 8 3 4 en que el distinguido corregidor4 . A cuyo nombre suena en boca deA R T ! C U7

lar en su c a s . ; pero en cambio es de notar por la multitud

de objetos que allí se presentan , por la animación , voces,

ajustes y t r a t o s que á cada paso divierten sin duda a u

espectador curioso: se halla entre las calles de las Maldonadas

, Ruda y Embajadores : la

entre la anterior y la P u e r t a de Moros; es mas bien ua*

prolongación entre una y otra , sirviendo tambien de tra –

sito á la plazuela de San Andrés y Cava-baja: la

destinada á este objeto, pues su mercado se tiaiw

en la plazuela de Sto. Domingo, es tambien espaciosa

5 . A es el espacio que meaw6 . A nuevamente.w

arbolado de nueva plantación y dos pequeñas fuentes e n .

estremos ; se halla entre las calles de Maria Cristina,,

AI*» .

y Travesia de la Parada, v ha resultado del derrino ^

convento de los Mostenses»que ocupaba el mismo

smo . ^

7 .

las calles de San Felipe N e r i , Caza, Costanilla de

A es estrecha irregular y de escaso interés, s e , a a ¿ ^ . – . a a 0 ,ü™z;

Fuentes y las Hileras; y por último la

indicado ya, es tambien reducida por cuya razón »e

den los puestos de ventas á las calles inmediatas.

8 . A cuya situado n j

Plaza de Isabel II (Historia de Madrid)

 

la calle del A r e n a l , entre e s t a , la de los Caños y las que

conducen á Palacio, se halla esta nueva plaza, casi cuadrada

de una estension bastante regular y formando su principal

adorno la fachada del t e a t r o de Oriente: está descubierta

al S . , en cuyo lado se encuentra la verja y alcantarilla de

la Escalinata, y sería de desear que se derribasen las viejas

tapias del lado N. sustituyéndolas con edificios, que como en

otros lados correspondiesen al importante y frecuentado

sitio en que se halla.

En el número de plazas y plazuelas se cuentan las llamadas

generalmente

puntos las que daban entrada á la ant. v . ; estas son las

llamadas,

. Cerca de la anterior y al final dePuertas, por haber existido en los mismosPuerta del Sol, Puerta de Moros, Puerta Cerrada

y

con el nombre de calle de Ciudad-Rodrigo: las 3 últimas

nada ofrecen de particular; la de Moros «se halla entre las

calles del Humilladero, Don Pedro y Carrera de San F r a n cisco

con una fuente en su centro ; la Cerrada, entre la

Cava-bajs, calles de Latoneros , Cuchilleros y Segovia, con

o t r a fuente; la de Guadalajara, entre las de Platerías, Milaneses

y Mayor:

Puerta de Guadalajara, la cual ha sido sustituida

Plazuela del Progreso. Historia de Madrid

 

calles de la Magdalena, Burro, (ahora de la Colegiata)

Duque de Alba, Mesón de Paredes, Jesus y Mana y

conclusión de la de Barrio Nuevo, se halla situada esta plaza

en el solar que ocupaba el espacioso conv. de la Merced:

su estension que es de

en la p a r t e NO. disminuye hasta

Entre el principio de las3 1 7 pies de largo por 1 6 7 de ancho6 3 por el frente que mira

á

árboles que forman dos hermosas calles y un salón en su

centro al rededor del que hay colocados bancos de piedra,

así como en lo r e s t a n t e de la plaza: termina esta por el E.

en una fuente harto caprichosa en su planta y forma, construida

en

la elegancia de las casas de este sitio, casi todas nuevas,

unida á la frondosidad del arbolado ofrecen un aspecto agradable

en la estación del verano.

la calle de la Magdalena: está adornada con tres filas de1 8 4 2 , de cuyas aguas se s u r t e n aquellos barrios:

SEBASTIAN DE LOS REYES (SAN)

Lugar con ayuntamiento de la provincia y audiencia terr. de Madrid (3 leg.), partido judicial de Colmenar Viejo ( 4 ) , ciudad g. de Castilla la Nueva , diócesis de Toledo (15).

SIT. á la falda S. de un pequeño cerro; le combaten los vientos N. y NO.; el CLI.MA es frió, y sus enfermedades mas comunes intermitentes. Tiene 250 CASAS; la de ayuntamiento; cárcel; escuela de primeras letras para niños, dotada con 1 , 8 2 5 reales; otra de niñas , cuya maestra recibe 5 0 0 r s . ; una iglesia parr. (San Sebastian mártir) con curato de segundo ascenso , de patronato del Estado; una ermita bajo la advocación de Ntra. Sra. del Socorro, propia del pueblo , y el cementerio en parage que no ofende la salud pública los v ec se surten de aguas para sus usos de las de 6 fuentes que hay esparcidas por el término Este confina N. Real Bosque de Vinuelas; E. Fuente el Fresno; S. y O. Alcovendas comprende 2 desp. titulados Dos Gasas y el Burrillo; una deh.

nueva al N. de la población; bastante viñedo, y diferentes prados con buenos pastos; le atraviesa el r. Jarama. El TEU- | RENO es arcilloso y de mala calidad, CAMINOS los que diri- I gen á los pueblos limítrofes, y la carretera de Madrid á Francia que pasa inmediato al pueblo el CORREO se recibe \ en Alcovendas por una persona encargada de recogerlo.

PROD. trigo, centeno, cebada y vino; mantiene ganado lanar, vacuno y mular; cria caza de perdices y liebres, y pesca menor bastante buena en el Jarama. IND. la agrícola.

POBL. 2 6 6 v e c , 1,287 almas CAP. PROD. 2 . 9 4 5 , 0 0 3 reales IMP.; 1 7 7 , 2 0 8 . CONTR. 9’65 por 1 0 0.

ZIGUÑUELA

riach. en la provincia de Madrid, partido judicial de Torrelaguna nace en las inmediaciones del pueblo de Braojos, y después de 4 4/2 leg. de marcha entre cerros, desemboca en el Lozoya en término de Buitrago. Durante su curso mueve 3 molinos harineros, y pasa por un puente llamado Burguillos.

ZARZUELA DEL MONTE

desp. enla provincia de Madrid, partido judicial de Alcalá de Henares, término de Val de Olmos;hay en el una casa de labor con su oratorio, POBL. 4 v e c , 4 almas

CAP. PROD 615,520 reales IMP. 29,543. CONTR. 9’65 por 100.

ZARZALEJO

v. con ayuntamiento de la provincia y audiencia terr. de Madrid (8 leg.), partido judicial de San Martin de Valdeiglesias (6), ciudad g. de Castilla la Nueva, dióc de Toledo (14) SIT. en un pequeño cerro y entre los titulados Ladera y Machota reinan los vientos N., y su CLIMA es frió y propenso á intermitentes y pleuresías. Tiene 190 CASAS de inferior construcción en 2 barrios y una plaza; hay casa de ayuntamiento, cárcel, escuela de primeras letras común á ambos sexos dotada con 2,200 reales; varias fuentes de buenas aguas, y una iglesia

parir. (SanPedro Apóstol) con curato de entrada y de provision ordinaria; el cementerio dentro de la pobl junto á la iglesia El término confina N. Sta. Mana de la Alameda; E. Peralejo; S. Fresnedillas, y O. Robledo de Chávela-, se estiende 1 leg. de N. á S., igual dist. de E. á O., y comprende bastantante monte de álamo negro, fresno y roble alto y bajo; mucha piedra berroqueña; una dehesa de labor y pasto á la parte S. titulada Fuente Lámparas, cuyos pastos son comunes con los referidos pueblos confinantes y varios prados naturales con medianas yerbas le cruzan 2 pequeños arr.

cuyas aguas se utilizan para el riego. El TERRENO es de inferior calidad y de secano ensu mayor parte, CAMINOS de he radura, locales y malos. El CORREO se recibe en el real sitio del Escorial de San Lorenzo por balijero. PROD. trigo, cebada, centeno y algarrobas; mantiene ganado lanar, vacuno, cabrio y de cerda, y cria caza de perdices, conejos y algunas liebres, IND. una posada y un molino harinero, POBL.

208 vec, 754 almas CAP. PROD. 4.452,506 reales IMP. 58,228.

CONTR. 8’65por 400. El PRESUPUESTO MUNICIPAL asciende á unos 14,000 reales, que se cubren con los prod. de propios y reparto vecin

Biblioteca del Duque de Osuna (historia de Madrid)

(calle de Leganitos núm 54).  FSe empezó á formar lentamente por adquisiciones de los duques de e s t e nombre, y tomó su principal i n cremento de los muchos y buenos libros que compró el Sr.  D. Pedro Tellez Girón, IX duque de Osuna, abuelo del actual poseedor.  La enriqueció tambien con libros impresos y manuscritos, y señaló* una dotación anual para su conservación y aumeuto, el malogrado Sr.  D. Pedro Alcántara Tellez Girón, XI duque de Osuna , cuyo noble ejemplo sigue su ilustre hermano ü .  Mariano.  Fue pública antes de 1808 , y consta de unos 25,000 volúmenes sin contar los manuscritos.

Biblioteca del museo de ciencias naturales (historia de Madrid)

Por falta de local esta biblioteca se halla distribuida en el edificio del Jardin Botánico (paseo del Prado), y en el del Gabinet e de Historia Natural (calle de Alcalá, núm.  19).  En el p r i mero se han colocado la mayor parte de libros relativos á la ciencia de las plantas; siendo muy notable esta sección de nuestra librería por las escelentes y costosas obras, muchas de ellas iconográficas y en gran número pertenecient e s al siglo pasado; bien que en estos últimos años se han adquirido algunas de las modernas mas necesarias al e s t u dio descriptivo general y al peculiar de las plantas españolas.

Es igualmente adquisición reciente la libreria del difunto profesor de agricultura D. Antonio Sandalio de Arias que el Gobierno ha comprado á su viuda para aumentar nuestra biblioteca de Historia Natural.  La parte de ésta d e positada en el Gabinete, se compone de obras de química, física, mineralogía, geología, zoologia, botánica y no p o cos volúmenes relativos á otras materias bien distintas.  Como en la sección depositada en el Jardin , sucede aquí que la mayor parte de las obras son antiguas , pero por lo r e gular selectas y de bastante coste.  Para el servicio de las cátedras y tareas prácticas de clasificación, se han comprado modernamente varios tratados descriptivos que por su escesivo precio no están al alcance de las facultades de los discípulos, tales son la Iconografía de Geoffroy Saint H i l a i r e , l a s de las aves de Temminke,la d é l a s aves de África de Levaillant, la del reino animal de Cuvier por Guerin , la de los peces de Cuvier y Valenciennes , el viage al polo Sud y á la Occeania de Duihont ü’Urville , la parte malacológica de la Historia Natural de la Argelia, laHerpetologia de Dumeril y Vibron, la Sinomimia insectorum de Schornher y varias otras , que j u n t o con las láminas zoológicas de Aquiles-Comte , que nos trajo de Paris para el mismo servicio el aprecíame y entendido director general de Instrucción pública D. Antonio Gil de Zarate, queda bastante cubierta la falta que hace ocho años imposibilitaba casi la enseñanza práctica de la zoologia en el museo.