CARDES A (San Pedro Mí)

famoso ex-monasterio de Rene- : dictinos en la provincia v partido judicial de Burgos (2 leg.), término jur. de Cárdena Jimcno. En suiglesiacuyasaltas bóvedas recuerdan la perfección que las ideas civilizadoras iban alcanzando en el siglo XV se hallan junto al attar mayor los sepulcros de la reina Doña Sancha, fundadora de esteex-monasterio, de su hijo Teodorico, del conde García Fernandez de CastiHa, hijo de! gran conde Fernán González, y finalmente el de Doña Ana, mujer de Gara Fernandez y nieta del emperador©. Enrique. La capilla lateral de 1a epístola es, aunque pequeña, mu\ plegante y pertenece al estilo de arquitectura ojival florido. En la inmediata, llamada de los reyes, condes é, ilustres varones, y en cuyo centro subsiste aun el sepulcro del Cid, y de Doña Jimenasu mujer, (‘si bien abierto y vacio desde la traslación á Burgos de los restos que contenia verificada en 19 de junio de 1812) se hallan (según manifiestan sus inscripciones; los enterramientos de D. Ramiro Sánchez, rey de Navarra, yerno del Cid; Doña Elvira, reina de Navarra, hija de Don Ramiro; Diego Rodríguez, hijo del mismo, el cual mataron los moros en In hacienda de Consuegra; Doña Teresa, mujer deD. Diego Laincs, hija del conde D. Ñuño Alvaro/., madre también del Cid; D. Ordono, sobrino de este; Martín Pelaez el asturiano; el conde D. Pedro, hijo del gran conde Fernán González y hermano del conde Garci-Fernandez; D. Ñuño Alvarez de Lara; Fernán Cárdena, caballero del Cid; Alvaro Alvares sobrino de este; Doña Juliana, hija de Antón Antolinez de Burgos, y mujer deD. Fernando DiaZ; Fernán González, hijo del conde D. Pedro, nieto del gran conde Fernán González; Fernando Díaz, hermano bastardo del Cid; Don Ramiro rey de León, hijo del rey D. Alonso el Magno; Doña Maria Sol, reina de Aragón, hija del Cid; D. Sancho rev de Aragón, yerno de este; D. Diego Lainez, padre del Cid; Doña Pronilde, hija del gran conde Fernán González, D. Alvar Tañez Minava, primo del Cid; Lain Calvo, primer juez de Castilla; D. Gómez de Gormad; Fernando Alonso, sobrino del Cid; Pedro Bermudez, sobrino de este y su capitán Martin An tolinez, también su sobrino; Bermudo Sandinez, y en fin, el de D. Gonzalo Ñuño, hijo del condeD. Pedro, nieto del gran conde Fernan-Gonzalez. En frente de esla capilla está otra llamada de los Santos Mártires, por estar erijida en el ala del claustro en que fueron enterrados 200 mongos martirizados por los moros en tiempo de su invasión. Esta ala del claustro que según consta de los autores apoyados en documentos, y aparece de los caracteres de su arquitectura, en dictamen de los arqueólogos, es del tiempo do la fundación del ex-monasterio, á saber, del siglo VI, parece muy probable sea el único ejemplar de arquitectura que de su época quedó en España, merced á la devastación sarracena. Se compone de una serie de arcos semicirculares, sobre columnas cilindricas y lisas, cuyas vasas son caprichosas, asi como los capiteles, y estos muy variados, hallándose algunos que se asemejan bastante al corintio, pero la egecucion de todos es muy tosca. Cuatro de estos capiteles están incluidos en la capilla que acabamos de nombrar, pudiondo verse y examinarse de cerca á diferencia de los demás de la ala, que solo se ven al través de unas estrechas ventanillas abiertas en unas puertas. Entre los capiteles de las e< >lumnas y los arranques de los arcos hay unas impostassegun era uso en el siglo VI. A los pies de la iglesia están los sepulcros de Gil Díaz, criado del Cid; y del obispo de Salamanca D. Gerónimo. En la capilla de Sta. Catalina, ala cual se pasa por la sacristía (en donde estalla la claustra ant., sepultura de las personas notables que refiere el historiador Berganza), hay un elegantísimo arco ojival florido, digno deestudiarse por los artistas. En un ángulo del claustro procesional, que es uno de los tres de que constad ex-monasterio, sovniunos arquitos pequeños tapiados, que han juzgado dignos de estudio varios arqueólogos, que han visitado ;i San Pedro de Cárdena. Este claustro que es el segundo, es de arquitectura grave y majestuosa del estilo greco romano, y ademas de los arquitos de que se acaba de hacer mención, se ve en el una puerta ojival primitiva tapiada y unos canecillos de la ant. iglesia que estaba en el ala de enfrente de la en que se halla la actual, los cuales han sido copiados cuidadosamente por varios artistas. Entre este claustro y la iglesia está el altar de los Stos. Mártires de que va hecha mención. El primer claustro ó patio pertenece á aquel gusto que podríamos llamar intermedio entre el estilo ojival v el renacimiento italiano importado en nuestra nación por Berruguete y otros artistas on la primera mitad del siglo XVI. El tercer claustro os insignificante.

El aspecto esterior del monasterio, tanto por la gravedad de sus fachadas, como por su conjunto y posición, añadido todo á los recuerdos históricos que á el están ligados, y entre los cuales no puede omitirse ol hallarse incluido en el, el sitio en que I lasta el año de 1711 estuvo el palacio del Cid, hacen do San Pedro de Cardona un verdadero monumento de las antiguas glorias españolas. Existen también en el interior de osle conv. dos piezas, rn una de las cuales qutrservia de biblioteca, hay cercado 2000 volúmenes, cuatro cuadros grandes de escritores Benedictinos, y otros dos muy pequeños de Ntrn. Sra. de los Desamparados, y la del Pilar; y finalmente, en la otra pieza que servia de. archivo se conservan varios manuscritos on pergamino de letra ant.

CAÑADA

I. con ayuntamiento de la provincia de Alicante (8 leg.), partido judicial do Villena (l), audiencia terr., ciudad g. y diócesis de Valencia (16): Sit. en la falda del cerro de San Cristóbal, donde le combaten libremente los vientos del E. y O., con Clima fresco y bastante sano, padeciéndose generalmente infUmaciones. calenturas gástricas y catarrales. Tiene unas 150 Casas esparcidas en grupos de 20 y 30 sin formar cuerpo de población, siendo los principales la Sotana, el Portillo y el Pinarel; una escuela de niños á la que concurren unos 8, desempeñada actualmente aunque con interinidad por el vicario y un presbítero; una iglesia parr. (San Cristóbal), aneja de la de Benpjama, y servida desde el año 1801 por un vicario nombrado por el diocesano,- un cementerio bastante ventilado (pie en ñaua perjudica á la salud pública, y una ermita en la cima del monte de San Cristóbal dedicada á San Bartolomé, donde se dice misa y predica el dia de la festividad del Santo. El TérMino es todavia común con el de Campo, con quien antes formaba ayuntamiento; por consiguiente sus confrontaciones.generalesson: por N. (intérnente y Fuente la Higuera; E. Rene jama; S. Biar, y O. Villena; entendiéndose una hora de N. á S., y 1/2 leg de E. á O. En este radio se encuentran algu nos montes generalmente despoblados, pues solo crian algunas matas bajas. El Terreno es llano por lo regular, bastante fuerle en el centro del valle que se encuentra entre el monte de San Cristóbal y el Morrón; pero ligero y fresco en las faldas de los espresados montes, contiene sobre 2,500 tahullasde los cuales se riegan la mayor parte con las aguas del r. Vinalapó, y otras tantas de secano destinadas al cultivo de los cereales, viñedos, olivos y bástanles almendros. Los Caminos se dirigen á Villena, Cándete, Biar y Benejama y so hallan en regular estado. La Correspondencia se recibo de la cabecera del partido por medio de balijero 3 veces á la semana, Prod. : trigo, cebada, ccaleno, panizo, vino, nueces, almendras, legumbres v hortalizas, y sostiene ganado lanar, Ino. .- la agrícola, dedicándose algunos poco* á arrancar leña y esparlo para venderlo después. Con respecto á su Pobl., Riqueza, I Contr. é historia (V.) Campo. ‘

CANTILLANA

V. con ayuntamiento, cali, de la vicaria de su nombre, en la provincia, audiencia lerr., ciudad g. y diócesis de Sevilla leg.), partido judicial de Lora del Río (4), srr. á la orilla der. del Guadalquivir, en una meseta que domina la campiña estensa que llega hasta la cap.: goza de Clima templado y saludable; la combaten los vientos E. y O., y con frecuencia el S., y se padecen mas comunmente calenturas gástricas en sus diver sas acepciones, intermitentes y algún carbunco, y dolor reumático. Tiene sobre 800 Casas , la mayor parte pequeñas, una arrendada para la municipalidad, 21 calles, una plaza de cortas dimensiones, cárcel, sumamente reducida é insegura; un hospital, cuyas fincas consisten en 15 aranzadas de olivar y una pequeña casa, todo lo que produce 1,243 rs ; pósito, cuyo caudal consiste en 181 fan. de trigo , en primeros contribu) eutes, desuñadas al pago de»-28,000 reales que adeuda la pool, á varios particulares por adelantos que hicieron el año 1834 eu que lan acerbamente la afligió el cólera -morbo, para la curación de los invadidos de dicho mal; 2 escuelas de niños, á las que concurren 185 , doladas con 2,200 reales; 5 de niñas, sin asignación fija, concurridas por 130; iglesia parr. (la Asunción) de 2.» ascenso , servida por un cura propio, de

[graphic]

nombramiento ordinario, un ecónomo nombrado por la dignidad arz., 3 presbíteros ■ un sochantre , sacristán ele; una ayuda de parr. en la iglesia del suprimido conv. de San Francisco, cuyo edificio, en la parle ijuc no está arruinado, se solicitó para trasladar el hospital , por la mala situado del que ahora sirve para este objeto; 1 ermitas dentro de la población dedicadas al Dnlcc nombre de Jesús y á San Bartolomé, y fuera de ella á 200 pasos hacia el N., la magnifica iglesia de Ntra. Sra. de la Soledad: en las tres se sostiene culto á espensas de los fieles. Fuera de la v. hay una fuente ; y el cementerio, formado por una fuerte empalizada , se encuentra á unas 500 varas hacia el N. de aquella. Confina por el N. con Castilblanco (3 lea ) v Pedroso (5) ; E. Tocina (I) y Villanueva del Rio (2); S. Breñcs (l) y C irmnna (1), y O. Viliaverde (l/9)¡ el TiíRM. se estiende por el primer punió cardinal 1 leg.; por el segundo 3 i y 1/2 respectivamente ; por ci tercero 1/2 y I; y por el cuarto 1/4 W. El Terreno , todo cultivado, es de muy buena calidad , arcilloso ó de barros , y grueso ó veguizo , con olivos . vinas y pocos frutales, : le bañan el Guadalquivir de E. á O., (pie casi toca la población por el S. junto á ¡a confluencia de la ribera Yiar, (pie viene del N., la cual forma en tiempos de lluvias un r. raudaloso ; el arroyo Qarctpereí, que (¡ene su origen en el lérm. de Carmona , y corre de SE. á NO. , y el de Tnijillo , (pie naciendo en el del l’cdroso, dirige su curso de N. á S. á desaguar, como Ioa demás, en el Guadalquivir. Este tiene 2 barcas bien acondicionadas en la jurisd.; una inmediata al pueblo , para facilitar el paso á Sevilla , y la otra á Cnrmona y Tocina , evistiendo ademas otro barco en la ribera de Viar, que solo sirve para su paso en las grandes avenidas, Caminos : el principal conduce á Estremadura y á las famosas minas de Almadén , corta la SierraMorena , y se halla en malísimo estado , inhábil para carruajes : es de mucho tránsito , pues pasan por él diariamente mas de mil caballeril*, y apenas bastan las 8 posadas del pueblo para dar albergue á tanto viagero, y las 2 barcas para su Iránsilo por el Guadalquivir : el de Sevilla es también muy frecuentado por caballerías y carruajes . y aun por el r. se hace bastante tráfico, llegando hasta aqui, y 2 leg. mas, faluchos procedentes de dicha ciudad y Alcalá del Rio, cargando carbón de piedra de las minas de Villanueva, y hierro de la fáb. del Pedroso. Hay estafeta de correos que recibe día ría mente la conm&POilbeftrjlA de Sevilla y Estremadura desde Cazalla. Mton. : trigo, mucha cebada y aceite, algún vino, semillas, hortalizas, frutas, entre ellas uvas esquisilns, granadas, y alguna naranja y limón, ganado vacuno, cabalar, lanar basto, cerdoso y asnal ; poeta caza de conejos y perdices ; pesca , principalmente en el Guadalquivir, de anguilas, arbures,

L Mimos, soyos y róbalos. Al N. de la población, inmediata al

arroyo de Tnijillo , hay una cantera de jaspe, color café , de la que se estrae mucha piedra para Sevilla y otros puntos, ni». : 12 molinos de aceite, 3 harineros con 10 piedras , una tahona con i, 2 alfarerías, 2 alambiques de aguardiente, y 2 fáb. de jabón blando, rom.. 1,047 veciudad 1,385 almas Caí-, PRon.

. para conlr. directas 6.041,(33 reales; producto. 181,270; id.

para indirectas: 9.987,066 ; producto, 299,030 reales Comí-.. de cuota lija 137,353. El Presupuesto MUNicip.Ai.se cutiré con el pro I. de propios y arbitrios: las lincas de aquellos, enajenadas á censo enfitéutico , rinden anualmente I9,i97 reales 8 mreales, y los arbitrios consisten en la quinta parte del valor de la renta de aguardiente y derechos de vara , peso y medida, que ascienden al año á unos 11,309 reales

Historia. Bastante razonada se presenta la identicad de esta población con la flipallia cognominada . que estaba colocada sobre el mismo Retis, (F.sl ralmu.) adjudicada al convento jurídico hispalense (Pimío), una de las turdetanas apellidada mag

I na por Plolonieo, y cuyos bal,itanlesaparecen nombrados en

Avieno ¡leales, y en la inscripción deGrutero, citado por Florez, cuya lectura Immunes ilienses lUpmieuses, 110 ofrece dificultad alguna ni la necesidad de suplir Julianes, romo congetura este escritor. Se conservan medallasde esta población , las que ostentan el sábalo en prueba de la abundancia de pescados que disfrutaba. Su nombre antiguo parece indicar origen griego y de Hipa ¡lia, pudo formarse el actual nombre Canlillana, habiéndose sustituido la voz Canta, equivalente á la nuestra eivdad (Saillvi \siilnrus. AMmol.) al nombre Hipa que fuera el propio,’ tomando aquella voz la calidad de este, al unirse á la igualmente apelativa, y de idéntico significado Tita, que tomo después la silaba epéntica na para dar el nom

[graphic]

[graphic]

[graphic]

de Clima templado, y se padecen calenturas catarrales t^iene 60 Casas todas de un solo piso con calles malas y en ladera, la de ayuntamiento que sirve de cárcel, y la iglesia parr. dedicada á la Asunción de Nlra. Sra., la cual es filial de la parr. del Corral de Calatrava, perteneciente á la urden del mismo nombre: hay un pozo abundante de agua muy buena que surte á todo el 1. y. sus ganados. Confina el Térh. por N. y E. con el de Ciudad-Reíd; S. Argamasilla de Calalrava, y O. Corral dcCalatrava, no llegan lo su estension á 1/4 leg. por N., E. y O. y á 1/2 leg. por el S., por cuya razón la mayor parle de las labores se hacen en tierras arrendadas de las población inmediatas; hacia el S. hay un cerro llamado las Loberas, otro el Enjambradera, otro el .Ira! y otro el Cofre: entre los cerros de las Loberas y el Arca, hay una cañada llamada del Platero con un pozo de agua abundante y buena; pero alachada: por bajo del I., pasa un arroyo de avenida que desagua en el Javalon, cuyo r. corre también á corla dist.: el TERRERO es muy áspero, con algunos trozos para pastos: los Caminos vecinales: el Correo se recibe en Ciudad-Real 2 veces á la semana, Pros.:

§ ranos y muy poco aceite; se mantienen í 5 pares de muías y noyes de labor, y se cria alguna caza, Pobl.: 78 vcciudad, 390 almas Cap. Imp. : 50,000 reales Co.ntr. : 5,502 con inclusión de culto y clero.

CANTAVIEJA ó ALBAREDOS

r. ó rambla de la provincia de Teruel, partido judicial de Castellote. Tiene su origen en 2 puntos diversos; el primero 12 hora hacia el O. de Canlavicja en las faldas de la sierra Palomita , y el segundo algo inclinado mas hácia el N. en el sitio llamado de la Ombría. Corre en dirección del NE., recibiendo por la izquierda á corta dist. el barranco del Abad, hasta que cruza por los término de La Cuba y Mirarabel, cerca de cuyo punto desembocan otros 2 barrancos denominados de Otocao y La Cuba: tuerce entonces hácia el E. sin que reciba otras vertientes notables, mas que el deshielo de las nieves que se forman en el invierno , é introduciéndose en la provincia de Castellón déla Plana, por el partido judicial de Morella, describe perfectamente una curva, hasta que vuelve á tomar la dirección del N. Baña las inmediaciones de La Mata , en cuyo sitio revuelve por último hácia el E., y después de internarse en el término de Todolella , cuyos 2 pueblos deja á la izquierda , confluye con el r. Caldes (V.) 150 pasos de Forcall, próximo al camino deMorella , en el sitio donde está la ermita de Nuestra Sra. de la Consolación. Es .de curso perenne, pero escasea el agua en el estío por efecto de la estación , y aun pierde muchas veces sucurso entre las arenas, á las inmediaciones de Miramhel. Su caudal es corto, y por lo tanto mas bien podría llamarse riach.: sin embargo, en tiempos de lluvias es impetuoso y temible por las muchas vertientes que recibe. No da movimiento

[graphic]
[graphic]

31

[graphic][subsumed][subsumed]CANTAVIEJA ó ALBAREDOS: r. ó rambla de la provincia de Teruel, partido judicial de Castellote. Tiene su origen en 2 puntos diversos; el primero 12 hora hacia el O. de Canlavicja en las faldas de la sierra Palomita , y el segundo algo inclinado mas hácia el N. en el sitio llamado de la Ombría. Corre en dirección del NE., recibiendo por la izquierda á corta dist. el barranco del Abad, hasta que cruza por los término de La Cuba y Mirarabel, cerca de cuyo punto desembocan otros 2 barrancos denominados de Otocao y La Cuba: tuerce entonces hácia el E. sin que reciba otras vertientes notables, mas que el deshielo de las nieves que se forman en el invierno , é introduciéndose en la provincia de Castellón déla Plana, por el partido judicial de Morella, describe perfectamente una curva, hasta que vuelve á tomar la dirección del N. Baña las inmediaciones de La Mata , en cuyo sitio revuelve por último hácia el E., y después de internarse en el término de Todolella , cuyos 2 pueblos deja á la izquierda , confluye con el r. Caldes (V.) 150 pasos de Forcall, próximo al camino deMorella , en el sitio donde está la ermita de Nuestra Sra. de la Consolación. Es .de curso perenne, pero escasea el agua en el estío por efecto de la estación , y aun pierde muchas veces sucurso entre las arenas, á las inmediaciones de Miramhel. Su caudal es corto, y por lo tanto mas bien podría llamarse riach.: sin embargo, en tiempos de lluvias es impetuoso y temible por las muchas vertientes que recibe. No da movimiento

[graphic]
[graphic]

31

[graphic][subsumed][subsumed]CANTAVIEJA ó ALBAREDOS: r. ó rambla de la provincia de Teruel, partido judicial de Castellote. Tiene su origen en 2 puntos diversos; el primero 12 hora hacia el O. de Canlavicja en las faldas de la sierra Palomita , y el segundo algo inclinado mas hácia el N. en el sitio llamado de la Ombría. Corre en dirección del NE., recibiendo por la izquierda á corta dist. el barranco del Abad, hasta que cruza por los término de La Cuba y Mirarabel, cerca de cuyo punto desembocan otros 2 barrancos denominados de Otocao y La Cuba: tuerce entonces hácia el E. sin que reciba otras vertientes notables, mas que el deshielo de las nieves que se forman en el invierno , é introduciéndose en la provincia de Castellón déla Plana, por el partido judicial de Morella, describe perfectamente una curva, hasta que vuelve á tomar la dirección del N. Baña las inmediaciones de La Mata , en cuyo sitio revuelve por último hácia el E., y después de internarse en el término de Todolella , cuyos 2 pueblos deja á la izquierda , confluye con el r. Caldes (V.) 150 pasos de Forcall, próximo al camino deMorella , en el sitio donde está la ermita de Nuestra Sra. de la Consolación. Es .de curso perenne, pero escasea el agua en el estío por efecto de la estación , y aun pierde muchas veces sucurso entre las arenas, á las inmediaciones de Miramhel. Su caudal es corto, y por lo tanto mas bien podría llamarse riach.: sin embargo, en tiempos de lluvias es impetuoso y temible por las muchas vertientes que recibe. No da movimiento

[graphic]
[graphic]

31

[graphic][subsumed][subsumed]

el conREo llega los domingos por la lardo y los jueves por la mañana , y safen los lunes por la mañana y los jueves por la tarde ; de Zaragoza por Alcañíz y Castellote , y de Teruel por esle último punto, rao».: trigo , echada, avena, patatas, legumbres , hortalizas y frutas ; cria ganado lanar , caza de perdices , conejos , liebres y algunos animales dañinos , como lobos y zorras; y posea de barbos, Ind. : se ejercen los olicios mecánicos mas indispensables como tejedores de lienzos , zapateros , herreros, etciudad; hay fáb. de loza ordinaria, de curtidos y de paños y cintas de lana, Comercio: consiste en la esporlacion de algunos de los objetos de ind. como la loza, y los tintes á que concurren los pueblos comarcanos, en la del trigo y cu la de los ganados que recrian los bal), de las casas de campo y después llevan á las ferias; y en la importación del aceite , vino y demás art. que faltan, muí..: 343 veciudad, 1,374 almas Cap. Imp. : 209,124 reales

Historia. Varios han dado á esta población el nombre de Car lago vetas, con grave error, en nuestro concepto, según veremos en el art. de esta ciudad ilercaoiía. Su antigüedad es conocida; pero no asi suorigeué hist. ant. Probablemente fué en su principio algún cast. montano de los que hablan los historiadores del Imperio, y A su abrigo fué amasándose con el tiempo y las vicisitudes, que corriera el pais, el pobre cas. que podía sostener lo árido de su lerr. En su vista no dejaría de atribuirse con algun fundamento al tiempo de los árabes. Ganada á estos pasó al dominio de los caballeros de la orden de San Juan de Jerusaleu. Poco interesantes son los hechos históricos de esta población, hasla que viene á Agorar en la última guerra civil como una de las plazas mas importantes de los carlistas en el bajo Aragón. En 1830 conociendo Cabrera lo ventajoso de la posición de Cantavieja. la ocupó y fortificó: estableció en ella una especie de maeslraiua que se ocupaba, no solo en la recomposición de las armas, sino también en fundir algunas piezas de artillería. En octubre del mismo añodeterminó el capitán general de Aragón, ü. Evaristo San Miguel, tomar la plañí de Cantavieja apesar délas grandes dificultades que ofrecía el llevar á dicho punto los proyectiles necesarios para ello. Salió, pues, dicho San Miguel de Teruel el 14 de octubre con la primera brigada de la división; la artillería de á caballo y la compañía de zapadores y con todo el material necesario. El brigadier Nogueras, sofocada la intentada rebelión carlista que debia estallar en Mordía , se unió con San Miguel para ayudar á la toma de Cantavieja. El 25 recibió este general una comunicación del gobernador carlista de Cantavieja, en la que pretendía que dicha plaza, segun los usos de guerra , debia estar á cubierto de todo género de hostilidades , en atención á que debia considerarse depósito de prisioneros; j que si no se verificaba asi, pasaría á cuchillo los 900 prisioneros que tenia al primer cañonazo que contra la plaza se disparase. Llegó San Miguel frente á Cantavieja Con intención de romper el fuego contra la plaza el dia 30, apesar de las continuas comunícacionea que recibía de los carlistas; pero desde el dia 28 se puso el tiempo tan sumamente frió, que los soldados no podían resistir A la intemperie: los que protegían la construcción de las baterías, no pudiemlo tener lumbre, se quedaron todos casi yertos. Dicho dia 30 amaneció lúgubre, para las tropas que se hallaban delante déla plaza exánimes de frió, sin pan hacia 3 dias, sin vino ni aguardiente, sin esperanzas de provisiones de ninguna parte, y abandonadas á su sola constancia en un suelo cuiiierlodc nieve: celebróse consejo de oficiales para ver qué determinacion debia lomarse, y lodos, escepluando un brigadier que no era español, opinaron porque no se debia retirar el ejér cito sin la loma de la plaza. Rompióse pues el fuego contra esta el 31 , con 2 piezas de á 10 , mientras un mortero y losobuses hicieron caer algunas liombas y granadas en la misma, incendiando el fuerte , que abandonaron los defensores. Contestaba la artillería carlisln, pero sin el mejor éxito; pues apagados sus fuegos por los de la reina , quedaron los sitiados en el mayor conflicto atenidos á su fusilería, poco numerosa para contrarestar las guerrillas que avanzaba el general San Miguel sobre todos los punios vulnerables de sus fortincaciones. Estrechados tan de cerca los de Cantavieja, no pensaron mas en resistirse contra el valiente Nogueras, que acaudillando los tiradores habia ocupado el fuerte esterior, llamado de la Ermita, y arrojándose desesperadamente toda la guarnición por los barrancos profundos que rodean la población, procuraron escapar en todas direcciones; pero los sitiadores tenían tomados lodos los pasos, en donde alcanzaron á mas de 200, d

quienes no dieron eúartel, dejándolos tendidos en el campo. Desierta toda la población parecía uu lúgubre cementerio, y cuando los soldados de la reina se aproximaron á las puerta» y trataron de hacerlas pedazos , les fueron abiertas el l.» de noviero* bre por el capitán D. Pedro de Menchaca , que era uno de los oficiales prisioneros, el cual condujo á sus compañeros de infortunio en presencia del brigadier López y 900 prisioneros mas de la acción de Jadraque , que desnudos, muertos de hambre y en la situación mas lastimosa, habrían perecido víc timas del despecho de los carlistas de Cantavieja, si no hubiese sido porque Nogueras aconsejado por el brigadier D. Narciso López, que fué de parlamentario en compañía del arcipreste de Moya, habló á este con mucha entereza y energía sobre la suerte de los prisioneros.

Grandes eran los deseos que tenia Cabrera, en recuperar el interesante punto de Cantavieja, cuando, los veciudad de esta población se le presentaron manifestándole que se habían conjurado para entregársela , en cuanto se presentase; que el úni co obstáculo que tenían que vencer, era el desarme líe la guarnición compuesta de unos ‘>50 hombres del inmemorial del Hey , lo que les sería fácil atendida laesperiencia del coman dinte y gobernador de la plaza, que era un tenient muy joven. Dio Cabrera á los comisionados de Cantavieja algunos regalos, y ademas el dinero que le pidieron para llevar á cabo es la empresa. Para no malograrla en vez de acercarse ala plaza, se apartó de ella para asi no llamarla atención. Ofició pues, en términos ambiguos áCabañero; este recibió al mismo tiempo una carta del subdelegado castrense de las fuerzas carlistas D. Lorenzo Cala y Valcarcel, en que como en broma le decia que procurase apoderarse de su silla episcopal. Cabañero , recibidas ambas comunicaciones , y habiéndosele presentado la ocasión por medio de los conjurados, segun lo habían prometido á Cabrera, se dispuso A empren der aquella arriesgada empresa que de un modo tan emblemático le habia sido anunciada, y entró con sus soldados por un boquete abierto en la imirallla de dicha plaza al amanecer del 25 de abril de 1837, y desde la casa de un ecl. en la (pie le abrieron los conjurados aquel boquete, pasaron á ocupar la población La guarnición que se hallaba imprudentemente alojada y dispersa por las (talles, fué sorprendida y desarmada sin poder presentar la mas mínima oposición , logrando algunos oliciales y muy pocos soldados, refugiarse en el reducto de San lilas ; pero á los pocos momentos se rindieron con lasóla condición de conservar las vidas ; pacto que Cabrera no cumplió, cuando avisado por Cabañero de que Cantavieja estaba ya por D, Carlos, pasó á ocupar dicha ciudad reforzando con sus tropas las de su lugarteniente. Todos los oliciales prisioneros de Cantavieja fueron fusilados , á escepcion de uno que debió su existencia á las relaciones amistosas de su familia con la de Cabañero. La toma de Cantavieja proporcionó á los carlistasla adquisición de 2 cañones deá 10, uno deá8, un obús de a 7 y un mortero de á 12 , los mismos de que se habia servido en 183G para su conquista el general San Miguel; también hallaron las piezas fundidas por Cabrera mientras este ladoininó, abundantes víveres y muchas municiones etciudad Desde esta época eu adelante sirvió á los carlistas la plaza de Cantavieja para el depósito de los prisioneros. Aumentó Ca brera las fáb. de fundición de Cantavieja , y la proveyó bien de víveres , y de esta plaza sacó comestibles en 1838 , para la plaza de Moreda (pie atacaba el general Oráa. Desde esta población escribieron en junio de 1839, Cabrera y D. José Arias Teigeíro A D. Cárlos, manifestándole el esladode brillantez en que se ha Haba el ejército carlista de Aragón y animándole para que no desmayase por lo ocurrido en el convenio de Vergara. En este mismo año 1839, pasó Cabrera A Cantavieja al ver la agióme ración de fuerzas que el general Espartero dirigía contra él; ocupóse en los preparativos para una obstinada defensa , diciendo A los suyos con frecuencia: ai/ui moriremos todos, pero no r.Ot rendiremos. En abril de 1840 relevaron los carlis tas con su cuarto batallón, el octavo que daba la guarnición á Cantavieja. Cabrera viendo las grandes fuerzas que so aglomeraban contra él, dió orden A la guarnición para abandonar esta plaza y pasar A reunirse con su gefe en el bajo Maestrazgo. El 11 de mayo tuvo cumplido efecto esta determinación , y la plaz&de Cantavieja , contra la cual reunían las tropas de la reina un inmenso material para sitiarla , fué abandonada por los carlistas después de haber incendiado población y volado el almacén de pólvora del cas

[graphic]
[graphic]
[graphic]
[graphic]
[graphic]

lil o. La esplosion destruyó la fundición y algunos talleres; pero tan luego como O’doncll supo lo acaecido, pasó inmediatamente á posesionarse del punto desalojado, dedicando sus primeros cuidados ¡i cortar el fuego y salvar el hospital, donde liabia algunos enfermos y heridos, qucseühraronde perecer Mi las llamas por el socorro de los soldados de la reina, consiguiendo ademas que la ciudad no padeciese cuantos horrores la estaban reservados, si el incendio no hubiese sido detenido v los desórdenes evitados. Los fuertes esleí ¡ores llamados de las Horcas y San Blas, se encontraron en muy buen estado, aunque con la artillería clavada, y ademas de las 9 piezas que fueron abandonadas en la plaza, encontraron los nuevos poseedores muchos víveres y municiones.

CANDELARIA

I. con ayuntamiento de la provincia, audiencia terr. y ciudad g. de Canarias, en la isla y diócesis de Tenerife, partido judicial y adm. de rent. de Sta. Cruz de Tenerife: Sit. en un espacioso arenal que forma á la orilla del mar mirando al E. ¡a ensenada ó boca del barranco, es combalido mas principalmente por los vientos del N. y brisas que hacen su Clima templado y saludable: se compone de varios pagos, en que se hallan distribuidas las Casas, denominados Barranco hondo, Güeste, Araya etciudad: tiene una escuela de primeras letras á que concurren 20 discípulos; otra para las niñas á que asisten 0, y una iglesia parr. (Sta. Ana) servida por un cura de entrada y ordinaria provisión, un esclaustrado, un sacristán y un sochantre: el cementerio ocupa un parage ventilado: ademas de esta iglesia existe abierta con culto publico si bien reducida en el día á ermita, la del que fué convento de PP. Dominicos; este hermoso edificio contiguo á un alto risco que se eleva á su espalda, se halla vallado por los oíros 3 costados con una estacada ó rastrillo que le hace plazuela; tenia celdas destinadas para huéspedes y peregrinos, con una grande hospedería y casas de ayuntamiento para las célebres fiestas que se celebraban en los meses do febrero y agosto: el templo compuesto de 3 naves, es suntuoso y bien adornado; contiene un elegante camarín al que iban de todas las islas á venerar á su patrona general Nlra. Sra. de Candelaria, hallada entre los Guanches: y en el cual se veia un gran trono de plata, lámparas y otras muchas alhajas, votos de los fieles y peregrinos; en un ángulo á la orilla del mar se ve un castillo- con alguna artillería de bronce, y en lo alto del espresado risco hay una escalera abierta á pico que servia para retirar ta imagen y el tesoro en caso de invasión, ó para en

20

[graphic]

[ocr errors]
[graphic]

Hay bastantes y buenos prados que abastecen de yerbas al ganado vacuno, asi de cria como de labor, y al O. y dist. de 1 leg. del pueblo , escorias de mineral ferruginoso, que denotan por las escavaciones de sus contornos, haberse beneficiado alli minas de este metal. Constituye el terreno mas llano y cultivable de la jurisd., arcilla arenosa, bastante cargada de materias vegetales descompuestas, y algunas rapas de acarreo, formadas todas sobre rocas do granito. Esta disposición del terreno contribuye muy eficazmente á su feracidad, al mismo tiempo que la abundancia de aguas, que consisten en la garganta de Candelcda, la mencionada de Cliilli, la de Asardosy el r. Albillas, porque el Tielar no hace mas que servirde limite á la jurisd. Las 3 gargantas corren un espacio como de 2 1,2 leg. respectivamente de N. á S. desembotando en el Tielar , y el Albillas, l log. de E. á O. dentro del término , yendo á parar al mismo r. en el sitio llamado Cornicliivo, donde aquel tiene una barca. Sus Caminos son comunales á sscepcion del que dirige á la cap. de provincia, y todos se hallan en mal estado. El Correo se recibe do Oroposa dos voces á la semana , por uu bahgero que paga la v. nton.: consisten principalmente en el pimiento , cuyo art. es el que forma la base do su riqueza , por ¡a abundancia do aguas con que se cuenta para su cultivo, procedentes principalmente de 6 garganta de Candele.da, aceite, cáñamo , lino, frutas, especialmente higos, algunos cereales, bastantes legumbres, seda, ganado vacuno, cabrio y lanar basto; caza menor de conejos, perdices, y mayor de jabalíes, venados, corzos y especialmente cabras monteses , algún lobo cerval, animales dañinos , bastantes escorpiones, vívoras y lobos comunes; pesca abundante de barbos, tencas, truchas y algunas anguilas en el Tictar. Las truchas son eselusivas de las gargantas, Ind. : ademas de la agrícola hay 8 prensas de aceite, 58 piedras de molinos de pimiento y harineros, un horno de ladrillo y teja, 20 telares de lienzo y una fáb. de sombreros bastos, Comercio : ol do esportacion consiste en el pimiento , de cuyo ramo se estraen anualmente 50,000 a.; de aceite unas 1,200, consistiendo este ademas en otros varios ramos de menor importancia, como ciñamos, higos secos, alubias , seda en capullo, de la que se estrae toda la quo se coge, y se lleva á las fáb. de Talavera, dist. 7 leg., y ganado vacuno, poní..: 530 veciudad, 4,730 almas Cap. Prod. : 11.090,700 IMP.: 443,028. INI), y fabril 22,225. CORTO.: 51,874 reales 29 maravedises. El r-iuisi n Esio Municipal asciendo ordinariamente á 20.000 reales, y se cubre con los productos do propios y arbitrios , (pie consisten en el arriendo de pastos altos y bajos, bellota , corta do leña. barca , pesca, peso y medida.

Historia. El nombre del pueblo procedo del quo tenia un mongo cisteroicnse que habitó en el convento do San Bernardo, situado donde hoy está la ermita del mismo nombre de quo hemos hecho mención. Debió estar mas poblado en otro tiempo, especialmente por la parte del O., por señales quo allí se encuentran , y la tradición de los naturales. La población va en el dia en aumento. Como á mediados del mes de octubre de 1830 la invadieron y saquearon los facciosos capitaneados por ol cabecilla Carrasco, prendiendo fuego á la mejor casa, y asesinando al Sio. de ayuntamiento y un abogado do la misma población • CANDELOS : 1. en la provincia de Lugo, ayuntamiento de Fuensagra da y feligresia de San Martin do Arrojo. (V.) Pobl.: 1 veciudad, 6 almas. •

CANARIAS

CANARIAS: intendencia de ant. creación, compuesta de las población de que habla el arl. de provincia , y siendo estas hoy las mismas ¡pie las que figuraban antes de la división terr. de 30 de noviembre de 1833 , no necesitamos hablar ni de agregaciones ni de segregaciones, porque no las ha habido. F.l terr. de las isla* Canarias lia tenido siempre su adm. independíente, y por consiguiente no hay que proceder á las operaciones á que hemos debido apelar en los anteriores artículos de esta especie. Principiaremos pues de*dc luego á tratar de la

POBLACION. Las islas Cananas , según documentos que lene mos á la vista , contaban en las diferentes épocas á que referimos, la población que aparece en el estado siguiente;

[merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][graphic]

Primera población. En los datos correspondientes al censo de población de las provincia de la corona dcCaslilla en el siglo XVI, publicados en el año de 1829 por D. Tomás González, datos, como ya hemos dicho otras veces, sacados del archivo de Simancas en virtud de real orden , no se halla la población correspondiente á Canarias como provincia civil; pero al terminarla obra se presenta una tabla comparativa de los hab. de la corona de Castilla, según los vecindarios que dieron los ob. y prelados ccl. en 1587 y los que publicó en 1708 la nrimera secretaria de Estado y del Despacho. Pero este estado contiene tantos defectos, que no merece se haga de él mérito alguno. Baste decir que el ob. de Canarias tiene 38,705 hab.; y que no figura otro alguno en aquellas islas. Prescindiendo , pues, de esle dato , presentamos la pobl, mas antnuestro eyámen , la del año de 1742 que fijan Sres.P. Barkcr-W’ebb y Sabin Berlhelot en su historia sobre las islas Canarias, obra publicada en 1839 bajo los auspicios del Sr. Guizot, ministro entonces de instrucción pública. Esla obra importantísima escrita después de haber recorrido sus autores el terreno de las islas Canarias, es muy poco conocida en España, pero nosotros que la hemos leido con detención, estamos en el deber de manifestar nuestra admiración y reconocimiento á los Sres. Barker-Webb y Sabin Bcrtbelol. Ignoramos de qué documento tomaron los citados escritores la población á (pie nos referimos ahora , puesto que donde este número aparece , solo se dice que es tcnian las islas Canarias desde 1742 á 1745.

Segunda población. En la misma obra se dice que en el año de 1768 tenían las islas Canarias 155,800 hab.: tampoco» se manifiesta la procedencia de esta suma, pero como en aquella época, ó hablando con mas exactitud, en el mismo año, se verificó el censo dirigido por los ob. y prelados rcl. , es muy de creer que los Sres. Barker-Webb y Sabin Berlhelot, se re( lieren á este documento. En la tabla comparativa [ < hablado cu la población anterior, figura cu el ano de

Canarias con 151,867 hab., ó sea 3,999 menos que los que aparecen en la oljra que tenemos á la vista. Pero debe tenerse presente que el traba|ode 1708 se hizo por ob., y la población, que se señala en la tabla comparativa por el Sr. D. Tomás González al de Canarias, no es la misma que resulta del estado que se publicó en el año de 1787 por el Sr. conde de Floridablanca. En este trabajo al hablar de la población de España en los años 1768 y 1769, se dice que elob. de Canarias tenia 151,867 hab., que es el mismo número de la tabla comparativa ; pero después vienen designados los dependientes de la iglesia y los exentos , y verificada la suma total, resulta, que según la relación del ob. de aquella diócesis, tenia Cananas i .»>.»>,B35 hab., 31 me nos que los que presentan los dos referidos autores franceses. Nuestros lectores observarán la escasísima diferencia que hay de una á otra población, y por eso puede muy bien decirse que los autores franceses tuvieron presente el dato del oh. de Canarias.

Tereera población. En él trabajo de 1787 que dirigiera el Sr. conde de Floridablanca , ligura un estado remitido por el comandante general de las islas Cauarias, del que aparece que tenían 169.285 hab. Cotejando este documento con el de 1768, se ve que en nueve años la población oficial aumentó 13,i50 habitantes.

Cuarta población. Fija siempre la atención de los gobernantes cuando ya terminaba el siglo XVIII, en la adquisición de datos estadísticos sobre población y riqueza, se formó el censo de los hab. de España correspondiente al ano de 1797 , en el que Canarias figura con 173,86ó individuos, con encaso aumento á la población que aparece en el censo de 1787.

Quinta población. En la obra de los Sres. Barker Webb y Sabin Rerthelot, aparece una población correspondiente al año de 1802, de 195,907 nab. Ignoramos también la procedencia de este dalo , y por eso nos limitamos á presentarle sin decir la importancia que pudiera tener. Tal vez los autores franceses consultaron para fijar esta población el resumen de la estadística de las islas Canarias por el Dr. D. Francisco Escolar y Serrano comisionado regio en ellas para su formación: este trabajo, que también nosotros poseemos, señala á las islas Canarias en el año de 1802 , 19’i,5l6 hab., añadiendo ademas las noticias que siguen:

Nacieron en el promedio de 1793 á 1802. . . 6,680

Murierdn en la misma época 3,857

Se celebraron matrimonios 1,119

No existiendo pues una grande diferencia entre la población de las autores franceses y la del Sr. Escolar, puede muy bien creerse que aquellos se referían á la estadística que este señor había formado.

Sesta población. También los Sres. Barkcr-YVebb y Sabiu Berthclot, presentan la población que las islas Canarias lenian en el año de 1805, fijándola en 194,510 hab.: nuestros lectores observar.in que es la misma que presentó el Sr. Escolar co» la sola diferencia de 6 individuos menos.

Sétima población. En la memoria que se acompañó al proyecto de división del territorio de España en la segunda época constitucional de 1820, á 1823 no figura la provincia de Canarias; pero en la ley de 27 de enero de 1822 en que está el proyecto de división territorial.se señalan ala misma 215,106 nab.; y si á este número añadimos la quinta parte que la comisión opinó debía aumentarse en las demás provincia por ocul taciones, resultaría que los hab. de la que ahora nos ocupa, seria de 258,127 almas.

Octava población. Los Sres. Barker-Webb y Sabin Berthclot, presentan correspondiente al ano de 1824, una población de 200,534 hab., y por notn dicen que este dato, que consideran como el mas aproximado á la verdad, fué tomado de los documentos estadísticos de D. Francisco Escolar.

Novena población. Es la de 1826 ó sea el resultado de los trabajos de la policía : como el número de hab. que aquí aparece es en un todo igual al que fijó la ley de división terr. del año de 1822, puede bien decirse que los empleados de policía en las islas Canarias no formaron el censo de población ron tanto celo como lo hicieran sus compañeros de las demás provincias. (VER MÁS EN ORIGINAL)

CANARIA (Gran)

una de las 7 islasque componen la provincia y ciudad g. de Canarias (su cap. Sta. Cruz de Tenerife), audiencia terr. de este nombre con residenria en la ciudad de Las Palmas , y diócesis de Canaria con igual residencia. Está Sit. a los 28″ 33′ de lat. setp., y 2″ 20′ de long. oriental del meridiano de Hierro , á las. 36 leg. E., 1/4 al N. de dicha isla , 41 al ESE. de La Palmas 28 al E. de la Gomera , 9 al SE. de Tenerife, 19 al OSO. de Fuerlereutura y 34 al SO. de Lanzarote. Ocupa una estension de 12 leg. de largo , II de ancho , 48 de circunferencia y 132 de superficie , en la que se encuentran entre otros los pueblos que aparecen en el estado de dist. que, como los principales,

insertamos á continuación.

[merged small][table][graphic][merged small][merged small][ocr errors]

[graphic]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

niendo del OE. no les permite el temporal doblar de una abordada la punta sel. de la Península: desde el ángulo de la bahia, la Atalaya y demás bocas devolcanes, parecen formar parte de una mediana cordillera en dirección NE. á SE. Ademas de los dos puertos indicados, merecen particular mención , y se cuentan como surgideros principales , el Contilal y el Juncal en el’ N.¡ Gando al E.; Juan Grande y Arguineguin al S., y Las Nieves y Aldea al O., habiendo como subalternos los fondeaderos de Galdar , Sardina, Puerto Rico, Tenefe y Melenera.

Por la parle dd S, estrechan el susodicho istmo las rocas escarpadas de la isla y su estéril playa de monlecillos de arena que las olas acumulan incesantemente , estendiéndose hasta la ciudad de Las Palmas y distinguiéndose á lo lejos alguna tierra cultivada, los edificios de la cap., su cated. é innumerables palmeras ; y si nos aproximamos mas por este Indo, las rocas escarpadas toman mayor desarrollo juntándose con las colinas del interior , pero en Las Palmas las corla el barranco de Giniguada. Al ralir de la ciudad es preciso pasar desde luego el terreno quebrado de dicho barranco, para llegar sobre la meseta del Lentiscal, y poder trepar hasta la cumbre de liandamn que domina todos «aquellos alrededores. Desdo liwiduma (V.) al hermoso lalle de la Vega, se levanta el suelo insensiblemente hacia las montañasyse pasa por los I. de Tafira y Sta. Brígida, sigue después San Mateo que se encuentra ya á 2,406 pies de elevación yluegosc atraviesa la Lechuza que lo está á 3,013; en cuyo punto el camino empieza ya mas áspero y escarpado á proporción que se aproxima el Saucillo que tieue de altura absoluta 5,300 pies , y muy salidas las rocas que le rodean , lo cual hace esto especie de corrisa sumamente peligrosa : aqui abarca la visla toda la costa oriental desde la isleta hasta el cabo de Tenefe: las colinas que eslan unidas al macizo central y limitan los valles ocupados por los pueblos agrícolas, tienen su dirección hacia el mar, ofreciendo tan selo crestas cortadas

bruscamente como los contrafuertes de las Cañadas y de la cordillera de Aliaga a Tenerife : sus prolongadas cumbres son sus ceptibles de cultivo , el arado lia roto sus vertientes , y en los valles inmediatos se lian prestado aun mejor al riego las aguas de los torrentes, constituyendo estas ventajas la riqueza de la Gran Canaria; de modo que sus prod. mas que suficientes para sus necesidades , se esportan diariamente á las domas ¡¿las. El valle de Tenteniguada , la vega de los Mochines y el lugarejo de Valsequillo, están situado entre los 2 ramales que se prolongan hacia Telde.

Avanzando hacia el O. del Saucillo, la cumbre, esta región culminante que forma la corona de la isla, adquiere mayor estension , y continúa (.’levándose basta el Pozo.de la nieve, cuya altura es de 5,8íi pies. LA acción de las fuerzas volcánicas , se manifiesta con toda su pujanza en los alrededores de este pico; crestas escarpadas parten de su base y se levantan aun para formar la aguja piramidal del Nublo : mas allá y siempre cu la misma dirección de rsle enorme monolito, aparece el cerro de ¡ienlairja (V.) desde cuyo punió se présenla la isla como minada basta sus cimientos : precipicios peligrosos prolongan las crestas que se acaban de subir y tollas las pendientes se inclinan rápidamente liácia el O. Por la parte del S. el barranco de Ayacata se interna en un desfiladero estrecho y cercado de rocas que parecen desplomarse , siendo también por olro lado todavía mas espantoso este abismo’: la vista se pierde en una de aquellas gargantas mas profundas , en la de Tejeda , que penetra en el centro de la isla estendiéndose luego hasta el mar. Las granjas cuya existencia no podía sospecharse, los grupos de chozas distribuidos por los ribazos mas accesibles , componen un distr. de t ,500 almas , y mas abajo los restos de ant. bosques ocultan las márg. de un torrente . cuyas aguas van á bañar las llanuras de la Aldea. Al N. de. Tejeda está también el suelo corlado por otro barranco , cuya dirección es ala costa sel., la mas espatosa soledad reina en este segundo recinto; en sus alrededores todo es trastorno y desvastacion, pero al llegar á la falda do las rocas que atajan el Thalbeg, la voz de los hombres y los gritos de los animales se oyen como por encanto, viniendo á resonaren el fondo del valle: la causa de tan estrado ruido se halla en el flanco de la montaña , donde aparecen la» grutas de Artenara como nidos de aves de presa; estas escavanónos habitadas por l,S00 trogloditas, se hsllan á 3,691 pies sobre el nivel del mar, ysohreellim.de un cortado cuya altura es de 500 metros. Un pueblo indus trioso eslá reunido en aquellas crestas aisladas, el pastor guia alb/us rebaños y manos emprendedoras han puesto en cultivo las piedras, las mesetas y ¡hasta las mas pequeñas cornisas.

Colocándose de nuevo en la cumbre de Bcnlaiga para comprender eda orogratia, casi incomprensible en medio del acinamifulo de rocas, se reconoce que el mnzizo de la isla, enteramente trastornado , eslá dividido en fragmentos; eslas partes desmembra las del sistema general, forman varias cordillera i|ue abrazan las grandes anfractuosidades del centro. Al salir del J’ozo de la Sieve se esliende la cumbre hacia el N. y comienza á inclinarse al O. por arriba de Artenara ; esta altura se llalla cortada masadelaute por un barranco que desemboca en la cosía de la Gaeta , y 6UH<jli« cu altura disminuye sensiblemente, sigue prolongándose al 0., lomando entonce», la cordillera el nombre de Tamadaba , cuv .is vorlionlos están cubiertas de pinares: en los confines de la ald. la montaña forma espolón , limitando el valle por E., que es uno de sus brazos principales, el cual termina bruscamente en la cueva del .Mediodía, dominada por la eslremidad de Altruista: las demás cordillera componen al NO. la meseta de Tirma, y se lanzan liácia la punta de la Aldea , donde las masas de rocas inaccesibles, defienden la oo>ta. Al S. del valle déla Aldea, los cortados que I nuil ni el litoral no son menos escarpados que los de la banda del N.: las montañas se elevan rápidamente en dirección de la parte culminante d« la isla , y tienen muy luego una altura de mas de 4000 pies; siguen después casi paralelas á las de Tamadaba; los bosques de l’ajonal cubren sus vertientes meridionales y la saliente de sus flancos ocasiona accidentes análogos á los de la cordillera opuesta , de modo que la Fuente Blanca constituye en el reverso septentrional la eslremidad de otro espolón que viene a parar frente á la espresada gruta del Mediodía ; dejando entre si eslos dos límites un pequeño estrecho, por donde ile de Tejeda, y los han. de la ald. comunican con

de la nieve , punto de donde parten los grandes fragmentos de este sistema destruido.

Cuando se desciende de la alia región para caminar hacia la banda meridional, se llega de repente á un valle profundo, cuya circunferencia describe cerca de 6 leg.: este circo imponente, que se llama la Caldera de Tirajana , ha sido considerado como un cráter primitivo que se levantó al mismo tiempo que loda la masa do la isla ¡ las crestas de su contorno, conservan mas de 4,000 pie, de altura en una gran parle de su long.; no faltan sin embargo, fuertes depresiones que rompen en varios estrenaos esta linea de circumbalacion , y abren senderos que facilitan la bajada á dicho valle, Pasando el barranco de Ayacata, se llega al primer-collado que llaman el Paso de la Piala , cuya altura vertical es de 3,04? pies : también puede penetrarse en la Caldera por las vueltas de Taidia; este largo Iwquete está en el limite oriental del circo , que solo tiene por aqutl punto 2,091 pies de elevación , el suelo de la caldera es muy desigual; la v. de Sta. Lucia , sil. al pie de este descenso, esla á los 2,109 pies sobre el niv el del mar, mientras que los I. de Tunle y San Bartolomé, agrupados en la base de los corlados del Ni tienen 2,5’JO: el centro del valle está levantado por la montaña de Urera llena de grutas iuhaUauan el distrito de, Tirajana varias fuentes que fori corriente de agua bástanle considerable , y desemboel barranco de la (¡allega , estrecho desfiladero , cuyas las es preciso seguir para pasar de este recinto á la costa meridional ; también puede pasarse por las montañas del circo al collado de Manzanilla, llamado vulgarmente La Degollada, tropezando entonces en la parte ocidenlal con muchos barraneos profundoscomo Chanioriean, las Palmitas, la Negra y Arquinequi que parten délos flaueos de la cumbre y desembocan en el mar ; 2 grandes accidentes que minaron la parte central de la Canaria, han impreso á esta reglón un carácter estraño y enteramente singular ; eslos hundimientos tienen entre si relaciones de homogeneidad, que es importante examinar, esplicadas y bien comprendidas una vez su posición y diversa» ramificaciones , es fácil conocer el resto de la isla , porque las alteraciones del terreno se asemejan á las de todas las verlientes marítimas : la pendiente de las montañas présenla por la parte del mar, la misma estructura con corla diferencia , y la que se observa es sobre detalles secundarios: los valles están siempre unidos al mazizo del interior, y separados unos de otros por cordillera que se prolongan hicia la costa. L;\ cumbre, esla cima elevada que abraza todas las estremidades culminantes, forma la linea divisoria entre las vertientes interiores y las an • fracluosidades del centro.

La isla de Canari,-, ó de la Gran Canaria, se parece en cierto modo á ¡a parte central de Tenerife, pero en vez de un circo inmenso y uniforme en sus contornos, desde el pico que se levanta tan majestuosamente en medio de aquel vasto recinto, ofrece una cordillera de montañas , casi circular, ensanchándose su cumbre en forma de mesóla. Los puntos culminantes dominan esla elevada región que prolonga la cordillera, consihuyendo la nnnbre de la isla: los valles laterales tienen su origen en los flancos de este macizo que modifican en algunos puntos eon profundas aberturas , y solo penetrando en eslos desfiladeros, ó remontándose á los collados superiores, se llega á los distritos del centro. Enlonces solamente las formidables rocas nen á descubrir al geólogo el origen de Canaria y los fenó nos volcánicos que determinaron su estructura: en medie los hundimientos del suelo, y de las masas aglomeradas quo le Ocultaban en un principio las formas primitivas, reconoce aun la linea de circunvalación de un ant. cráter menos vasto sin du.la que el de las cavadas, pero cuyo recinto cortado por barrancos de una espantosa profundidad, deja presumir las revoluciones que han trastornado enteramente su conjunto. Las mismas rocas que en Tenerife, abundan también en Canaria: el Traeliiln, que domina en todas parles, está cubierto muy pocas veces de lencosiitia y basalto; y solo en la cosía occidental, desde la Aldea hasta la cuesta de Silva; y en la banda septentrional de la islcla , se encuentra una formación completa de basalto. Algunas escorias aisladas en los valles lejanos , indican erupciones que no pueden sor muy ant., y esta última reerndencia de la acción volcánica , os aun mas notable en los alrededores- del pico de Bandama, en la costa la y en la península de la islela ; mas apesar de oslo,

[graphic]

[graphic]

[graphic][subsumed][subsumed]

[graphic]

[ocr errors]
[ocr errors][ocr errors][merged small][ocr errors][merged small][ocr errors][merged small]

leralcs,no ofreciendo ya los cortados de la isla bruscas doiircsiones. A medida <|ue se adelanta h.icia la punta de Maspaioinas , se ensancha mas la ribera i y los barramos del Lefhu gal y de Argiiinegúi, son los únicos obstáculos que hay que vencer. Mas abajo se encuentra el arroyo déla Gallega. El liego ha verificado la llanura que domina esta corta pantanosa, sin cuyo beneficio Maspaluiuas seria todavía un desierto, mas ahora estos terrenos regenerados han cambiado de .aspecto, y los campos de maíz y algunas granjas, pueblan las uiarg. del camino que conduce á Juan Grande. En los alrededores de osla v., el país se convierte do nuevo montañoso , y us preciso aun trepar colinas y atravesar oíros barrancos para llegar al carrizal. Mas arriba de este lug.ircillo hay un valle prolundo , donde se encuentran otros 2 pueblecillos Aguimez y Temisas . ocupando el último la parle superior, cuya altura es de’í,108 pies. Al salir del carrizal empieza a subirse hacíala meseta de Telde, cuyo distrito recuerda por la estension de su cultivo y suavidad del clima los de la banda del N. Deleble á la ciudad el camino pasa cerca de la cima de Jinamar á lo largo del litoral: varios montes da escoria quo se ven á la izquierda, parecen formar parle del mismo sistema volcánico, uniéndose al pico de Bnndnma. En lia , cuando se llega al Salto del Castellano , una de las rocas roas escarpadas de esta costa , se descubre de nuevo la cap. y las abrasadas montanas do la isleta. Ademas de este camino principal que rodea toda la isla, hay otras varias sendas , que partiendo de la circunferencia al centro y ramificándose , ponen en comunicación cutre si y con la cap. todos los pueblos de la Canaria.

Cokri-os. Este servicio que como en todas las demás islas que componen la provincia de Canarias, depende de la espedicion que llega y se despacha en su cap., 81a. Gruz de Tenerife , no puede espresarse on la individualidad que quisiéramos manifestar á nuestros lectores. Todo lo que acerca del mismo podemos decir, se demuestra en el art. de provincia (V.)

Producciones. En el articulo general de provincia (V.): liablndmosde las producciones tanto naturales cuuio aclimatadas en esle suelo fértil , de bellas aguas y agradable temperie : se da también con abuudaucia el vino , miel, cera y lana: igualmente cogen aceituna , s«da y algodou , no se cuan fieras ni anímale.-, ponzoñosos, zorras, liebres ni venados, pero cu cambio es regalado el carnero , la vaca , las aves y la pesca: hay hueñis salinas, cuya sai se consume principalmente en la pesca de Berbería.

Industria Y Comercio. No pudicudo hallarse de estos dos objetos sino con relación ¡i todas las islas que constituyen la provincia de Guiarías, nos vemos asiniismi precisados a remitir á nuestros lectores al art. general, en el que hemos procurado estampar cuantos conocimientos son suficientes para conocer el estado en que se encuentran la ind. y el comercio de rada isla en particular, sin perjuicio también de hacerlo en la descripción de cada uno de sus puertos, s/guii los estados de aduanas que para ellos tengamos á la visla, y podamos añadir como complemento a nuestros artículos.

Poní Vcuin , Riqueza Y Contribución. Apesar de hallarse desp. casi la mitad de la isla hacia Arguinegui, tal vez por lo árido del terreno que antiguamente abrasaron los volcanes; con lodo , el número de sus veciudad asciende á 20,172 , yelde almas á 83,036. La Riqueza Imi>.: 4.688,800 reales, y la conír. por todos conceptos á l .:i7’J.2′.io reales

De esta isla tomaron <i nombre general de Canarias ludas las que hoy por él son conocidas. Ofrecieron tal resistencia sus naturales a los conatos de conquista de Juan de llthancourl, oponiéndole mas de 10,000 combatientes, que no logró apoderarse de ella cuando lo hizo de otras de estas islas, conservó su libertad hasta el tiempo de los reyes católicos que enviaron una fuerte armada al mando de Pedro de Vera, caballero natural d» Jerez para redondear esta conquista. Surtió esta armada en la Gran Canuda el año 1478 y una sangrienta KUírrrade tres años cosió á los castellanos su dominio (V. Canarias).

. De): se compone de las 7 islas de fuerleventura . Gomera , Gran Canaria, Hierro, Lanzarote, Palma y Tenerife , con otras menores en el Occéano Atlántico llamada» Hoque del Esle, Boque del Oeste, Alegranza, Graciosa, Montaña Clara y la isla de los Lobos : en lo c¡\ ¡I y administrativo es de tercera clase ; en lo judicial corresponde a la auil. Icrr.viilc en 2 diór. ú oh. sufragáneos del arz. de Sevilla, délos rúales el uno se titula diór. de Canarias , con residencia en la ciudad de Las Palmas, y el otro de Tenerife, cuya residencia esS.inCristov.il do la Laguna : la di.il. de las referidas 7 islas entre si, y de, ellas áC vibz , consta en el siguiente 4

[merged small][ocr errors]
[graphic]
[merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][ocr errors][merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small]

Sin Ación. Las Canarias ornpan indudablemente una de las posiciones mas ventajosa» del globo para merecer con justicia el epiteto de afortunadas: sil. en el Occéano Atlántico entre los Cabos liojador y Guor, trente de la costa Mnuritann,

Tiiijilana, provincia Beledulgerida, de 20 á 80 leg. NO. del continente africano , se hallan según las noticias de los mas célebres geógrafos, entre lo; Jf ?<>’ :io»y IT 4’J’ Int. N., tomando por puntos estreñios la punía norte en la isla de Alegranza y ¡a punta raslinua en la del Hierro; su ancho se esliendo entre los 14″ 30′ i5″ y 0″ 30′ 28″ long. del meridiano de Madrid, desde los lím. orientales del Roquttt del liste hasta la punta de la dril., lérm. occidental de la isla del Hierro. Este archipiélago que puede considerarse como el primer arco del puente , digámoslo asi , para la comunicación de la Europa con America, consta como hemos dicho de 7 islas y o islotes, siendo el mas sept. de eslns conocido con el nombre de Alegranza : sigue luego Montaña Clara , la Graciosa , los dos Roquetes y la isla de Lobos Marinos, llamada asi por habitarla antiguamente esta clase de anfibios. Hállame agrupados estos islotes desiertos al N. de Lanzarnte , escoplo el ultimo: separada de esta isla por el (vinal de Bocona, «c prolonga la de Knerteventura hacia el S. hasta el istmo de la Pared, pero vuelven desde aqui sus costas bácia el O. y forman la península de llandia, que es indispensable pasar para descubrir la Gran Canaria: poco después siguiendo el derrotero al O. se presenta Tenerife con su gigantesco pico de Teide ; llégase luego á la Gomera y últimamente á Palma y el Hierro, sil. casi bajo la misma lat., y terminando en ellas el archipiélago.

La posición de estas islas es de E. á O. casi unidas unas á otras, y su proximidad al continente, ha dado motivo á que se las crea como un desprendimiento del gran sistema de montañas del Africa Septentrional. En efecto , si siguiendo la direcion del ramal del Atlas que termina en el Calió de Guer, se lira una linea hasta Canaria , pasara por el Boquete del Este, Lanzarote, Tenerife y la isla del Hierro; Eucrteventura y la Canaria se hallarán tocando, y la isla de Palma un poco mas afuera (pie las dos últimas: su misma eslrurtura orogralicn puede serv ir también para persuadir íntimas relaciones entre ellas; casi todas sus montañas se prolongan en igual dirección: las de Kamaraal N. de Lanzarote, aunque rebajadas por la parte central, recorren la isla de NE. á SO., lo mismo que el grupo de llandia en Euertcv-entura ; la cordillera deAnayaen Tenerife, y la-do las Cañadas que divide la isla en dos partes. Este simple examen basta para confirmar que las montañas que nos ocupan, aunque aisladas ahora, han debido formar parle en otro tiempo de un mismo sistema. Cumulo se considera la posición de los cabos principales , se ve en todos ellos una dirección recíproca: estas salidas penetran en el mar como trozos desmembrados , presentando inequívocas señales del rompimiento (pie produjo su separación. Colocada Lanzarote á continuación de las 4 isletas quedan principio al archipiélago , parece querer formar una misma masaron el Cabo Farion y con la de l’uertevenlura por su parte meridional frente: las puntas de Pechiguera y del Papagayo están coloradas lio á las del Coralejoy Punlagorda , estremidades sept. de

[graphic]

[graphic][subsumed][subsumed][subsumed]

Si del mal régimen de las tierras pasamos á los montes, delie asombrarnos su abandono: al terminar la conquista se hallaban todas las islas cubiertas de arbolado alto en las medianías y cumbres, y de bajo cu las cosías, sirviendo su misma abundancia, y el corto numero de bab. á la mala distribución como babia sucedido en las tierras: mas al paso que lué aumentando la población se dio ensanche al cultivo, y el arbolado se retiraba sin plan perdiéndose muchos terrenos por habír corlado aquel sin las precauciones oportunas para contener las tierras; jamas se han replantado ni podado los monlcs, y ni aun se han hecho las visitas que previene la ordenanza de este ramo, debiéndose la conservación del que existe á su abundancia , á la facilidad con que retoña y á la escabrosidad y c evacion á (pie ha quedado reducido, lo cual le hace menos accesible al desbaste; en algunos puntos eslá disperso en talas términos que bien pudiera contenerse en’una cuarta parte de terreno: dan , sin embargo, brea, madera, lena y carbón; pero es muy probable que si pose corríjen tamonus cscesos, se eslinguírán con el tiempo lo¿ montes de dominio público: bien que entonces empezaran á eslenderse acaso con mas regó andad y abundancia , fomentados por e| interés individual; el ciudadano particular conseguirá sin duda lo que antes no pudieron obtener los ayuntamiento, corregidores, ale. m., ni posteriormente la jurisd. de marina : en este caso las muchas laderas útiles para el cultivo de que abundan las islas elevadas, proporcionarán cuantiosa? maderas para los usos públicos y privados : el brezo , el castaño, rl nogal, la mana, el roblo , el algarrobo , el lalbuzano, el álamo blanco, el viualigo , el tilo, el pino, que en esle pais se conserva casi incorruptible, el laurel y otros muchos que se dan perfectamente, empiezan á espiar el vivo interés de algunos hacendados.

Vui.nuoN Situadas las Canarias por su proximidad á los Irópicns bajo una de las iot. favorables á la vejetaciou , su clima participa á li vez Je la energía de la zona tórrida, y de la frescura de la templada : el calor del sol eslá combinado con los principios mas activos para fecundar la lierra que los volcanes parecía haber convertido en estéril; pero las nuevas condiciones de existencia han desarrollado nuevos gérmenes \ aquel suelo virgen ¿e halla cubierto de prod. csnecínles, halucudola.v influencias de la atmósfera naturalizado posteriormente las plantas de ambos emisferios. Las especies indígenas y espontaneare estas islas atlánticas pertenecen en su mayor partéala: europeas, diferenciándose tan solo por sumas piolita vrjet il ion, mayor tronco ) con freciicni ¡a también por su rain igc mas frondoso: sin embargo, te ven algunas con diferentes formas y aspee to , y varios monotipos únicos cn’su genero, mientras otras constituyen grupos de especies periódicas de una faeies notabilísima: estas llevan impreso su carácter africano, y aquellas , aunque en pequeño número, dejan laminen cnlrciccr algunos rasgos «le la vegetación de la -América : de este modo la de Cananas parece formar el camino por donde las plantas de los países templados pasan á las regiones intertropicales, si se considera pues la cantidad de las especies locales, y la novedad de sus formas, caraclcrjs, bulo mas bellos como que pertenece}! á la masa de plantas dominantes, el archipiélago canariense merece el titulo de Región biilánicd. I.os diferentes punios que ocupan los vejotales, aquella especie de sociabilidad que parece reunir á los unos, y de aislamiento que afectan otros, son consideraciones que aumentan la importancia de las investigaciones cuando después de haber examinado minuciosamente los diversos grupos , se estudia el orden de su distribución : las diferencias en [a orografía de cada isla que varia los accidentes de su suelo, Lis esposieiones y temperaturas lian multiplicado los contrastes y producido cambios notables en la liloclálica, habiendo resultado de estas diferencias otras tantas llores distintas como presenta cada localidad: ademas las plantas de las islas aunque compuestas de especies comunes á todas las parles del archipiélago , no se presentan nunca en las mismas propon-iones : asi por ejemplo, Alegran/a , Montaña clara , Graciosa y los demás islotes sil. al N. de Lanzamlc, abundan cu Clieiiopoile.is y l’olieorpi as , con las cuales >e mezclan otras varias de la región maritiuvi : en l.anzarole y l’iiertcvcntma, la vrgcl.u ion comienza á ¿tenderse, en mayor escalo; las capas de arena y las vastas llanuras recuerdan el Zallara de Africa occidental , y varias plantas del desierto, proveuMiilo piélago, la vejetacion es mas rica en especies que en Canarias que tiene á la vez sus leves y distribución ; y como los climas son tan varios, efecto dé las cordillera y faldas de las montañas, acontece lo mismo en las plantas qué siguen la altura de los lugares , y v enlajas de sus respectivos sitios; y á la manera que no todas las islas abundan en las mismas plantas, tampoco en cada una de ellas se observa una distribución proporcionada. S:n embargo los sabios naturalistas que las han visitado, procuraron en lodos liempos indicar las Zonas en que se producia cada planta , y entre otros Mr.de Buch hizo recíentemenle la designación de 5 regiones. 1.» región subtropical ó de formas africanas , desde la costa hasta 1,200 pies sobre el nivel del mar : 2.» región mediterránea ó de plantas europea» desde 1,200 basta 2,500 pies : 3.’ la región siempre verde ó de los bosques desde 2,ó00 hasta i,100: 4.* la región del pi unr ó de los putos de Canarias desde 4,100 hasta 5,000: y b ‘ la región de lit cumbre ó de las retamas blancas , desde ó.«00 hasta 10,380 ; pero no debe olvidarse que esta división sufru como todas las demás que se han hecho , varías modificaciones que deben atenderse en sus pormenores.

Itios ó ¿MOYOS. La topografía de las islas, la corla eslension de cada una de ellas , deja conocer no deben existir en su periferia ríos ni arroyos de consideración , ni por el caudal de aguas, ni por la prolongación de su curso. No faltan algunas corrientes de agua permanente alimentadas por las nieves, que la mayor parte del año cubren las crestas de las cordillera, pero la ni archa tortuosa que llevan precipitándose de corladura en corladura, las hacen útiles para el cultivo en solo el pequeno espacio de terreno que ocupan las costas. En general los arroyos de las islas, son mas bien aluviones intermitentes que corren únicamente con las aguas pluviales, y deslizándose por las faldas de las montanas, se recogen en los barrancos que las mismas describen . por donde se precipitan en el Océano sin producir utilidad alguna , anles si ocasionando á las veces con sus desbordaciones notables perjuicios. Las mismas aguas pluviales, y las que el deshielo do las nieves ocasiona inlillrandosc mas profundamente por entre la tosca y materias volcánicas , que los ant. cráteres arrojaron á sus alrededores , dan origen á diferentes manantiales, que en varios puntos brotan ya aguas cristalinas y dulces, las mas saludaliles para la bebida, ya salitrosas y ferruginosas que causan los mejores efectos en las enfermedades cutáneas , úlceras inveteradas V oirás dolencias. Sin embargo de ser tantos los arroyos , barrancos y manantiales de aguas que en la mayor parte de estas islas se encuentran, su cantidad no solo es insuficiente para el cultivo , sino aun para los uvos domésticos en las mismas ¡vías que la dan con mas abundancia , faltando absolutamente en otras , lo que ha puesto á sus hab. á las veres en el duro ooofliclo de abandonar su bogar doméstico. No fallaron hombres lilanlrópicos é ilustrados que se dedicasen á libertar su país de un mal tan grave en consecuencias. ¥..%tudiaron la geología de las islas , aquellas montañas cubiertas algunas de perpetuos hielos, y que por medio de sus elevados picos, y verdor de sus laidas Ilación descargar sobre sus erestas los espesos nublados: pensaron bien que por los barran( Oí abiertos en las mismas cordillera, y por los pocos arroyos perennes no salía lodo el caudal de aguas que allí se formaba, y con el mejor criterio supusieron<JU« en el esotro de las mismas moniañas debían formarse grandes depósitos de agua: la formación de este juicio fué seguida de. las espericncias mas atrevidas, pero acertadas; y trabajando con constancia, llegaron felizmente a encontrar varios de aquellos depósitos. No corresponde todavía la cantidad de agua a los gastos que las ulnas ocasionaron ; mas va se riegan diferentes trozos de terreno, ademas de haber obtenido lo suficiente para el consumo , y cada dio se consiguen mejores resultados ai propio tiempo que se disminuyen las impensas.

Ca.mimis. Sin que sea culpa del Gobierno ni de las corporaciones populares , el ramo de caminos se halla en las Canarias en el peor estado : la precisión de haber de cruzar eleva das jr difíciles cordillera pora comunicarse de un pueblo á otro, haceabsolutamente imposible la construcción de caminos interiores en ludas las islas sin la inversión de crecidos capitales , que no se conseguiría amortizar jamás, porque son muy poco importantes los especulaciones comerciales , corla también la afluencia de es| ra ligeros, y ninguno el transporte de

[graphic]

[graphic]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[table]

[graphic]

I,i que produce la barrilla se introdujo en tes islas el nfio do 1752; pero no se generalizó so cultivo hnsla principios ile esle siglo eon molivo del sistema conlineiital adoptado por Napoleón, lloc’ia luegola paz,desacreditado el art. por haberla mezclado la codicia de los isleños con otras materias y la con correncia de otra; concausas , han hecho decaer su precio desde 140 reales ;’t que llegó á venderse el <|i|. , hasta 19 ó 20 reales á (píese despacha en el din. Hasta últimos del siglo anterior se cosechaba bastadle seda especialmente en Tenerife y la Palma, de la (pie parte estraian los inaltescs y la restante se destinaba ;i las manufacturas del pais que se despachaban únicamente en América ; pero escluidos los isleños de los puertos ocultados por lo^ disidentes americanos, desestimadas en ellos las manufacturas de las islas , prohibida por algún tiempo la cstraccion de la seda en rama para el estrnngero, y generalizado el uso de los tejidos de lana y algodón , ha decaido conside ■ rablemenle dicho ramo con particularidad en Tenerife donde se han arrancado casi lodos los morales. Posteriormente se lia alzado la prohibición , pero continúa cu decadencia el cultivo de la morera , cuyo inconveniente quizas se remediaría introduciendo el gusano de la China y eligiendo terrenos á propósito. Los vinos tan esquisitos que llevan el nombre délas is’as, constituyen una de sus mas ricas prod. , ipie como todas, ha pasado por varias vicisitudes: su estimación antigua en los mercados estrangeros , especialmente los de Inglaterra y Es.lados-Unidos, y la que tomaron con molivo de los aconlceimientosde Europa y su estado beligerante desdi- el añode 1789 hasta la paz de l’aris, los hizo subir hasta el escesivo precio de 1,500 r<. la pipa ; mis rolábanlas las relaciones con las potencias beligerantes , suplantados los vinos de Canarias en los mercados de Inglaterra por los itvl Cabo de buena Esperanza y rivalizados por los de Jerez y Madera, Francia y Portugal en los de ambo.-, mundos, decayeron casi simultáneamente desde aquel alto precio, al de ,’)¿o reales pipa; que es el mayor que sacan en el dii los cosecheros, después de la insurrección americana, habiendo en igual proporción bajado el aguardiente á 50 y 70 reales garrafón, desde 120 á 2i0 ¡i que se había vendido. Ademas de estas causas inevitables contribuyó también á la decadencia de los vinos , e! crecido derecho de su importación en Londres , que los canarios no han conseguido modificar apesar de sus continuadas gestiones para que el Cobierno español lo demandase, en justa retribución del módico impuesto (pie en aquellas islas tienen los algodones de Inglaterra ; impidiendo lo lo, el que hayan podido recobrar posteriormente su anligua preponderancia , apesar de los varios ensayos que se han hecho en iliferenles mercados, inclusos los do Prusia , lo que ha obligado á arrancar muchos viñedos y destinar sus tierras al cultivo de cereales. En cuan tóalos frutos coloniales, pueden todos aclimatarse en estas islas, pero ni el carácter de los hah., ni la falla de aguas y de tierras, ofrecen ventajas positivas. La caña de azúcar se generalizó poco después de la conquista; pero como la de estas islas fué coetánea con la de América , en donde á beneficio de la inmensidad delerrenos , de la aglomeración de esclavos, de la abondanei? de arbolado y de la riqueza del pais, se estendió rápidamente y proveía á precios muy cómodos los mercados lie Europa , se fueron abandonándolos ingenios en Canaria , y solo existen algunos cañaverales en la Palma, que apenas producen azarar y miel para el consumo de la misma, sin que sea dable fomentarlas , ya por la razón espuesta y ya también por la esrasez de arbolado que de día en dia se hace mas notable. Sobre el café han hecho cusa vos algunos propietarios, mas bien por curiosidad míe por un objeto de especulación, y los varios plantíos de dicha especie lo han producido muy bueno y de un gusto y aroma esqoísilo. Las islas de Lanzarole y Fiierleventura , y las rostas del S. de las demás, disfrutan de lierras cálidas y ligeras de poca sustancia, queal parecer son las mas propias para el cultivo del algodón, con tal que conserven alguna humedad. Dedichoarl. se han eslraido en varias épocas , algunas partidas á Inglaterra en clase de muestra del que se llama indígeno de islas; pero lejos de haberse propagado la especie, han disminuido los plantíos por efecto del mal resollado que han tenido los ensayos ; sin embargo, la empresa de D. Felipe Kavina ha aclimatado especialmente en Tenerife , el que se llama Herbáceo de Georgia ron bastante buen éxito, haciendo venir la semilla de los Estados-ruidos; el que también se llama Herbáceo de Siam, igual al que se culliva en Malta; el de árbol que se cree indígena de la quo contemplan la feliz posición de estas islas, y el nombro de afortunadas con que fueron conocidas desde la antigüedad mas remota, se persuaden, deben ser la mansión de las delicias, y que á la bondad de su temperamento , á la tranquilidad inalterable que en medio de las mas horrorosas convulsiones del globo ha disfrutado , y al carácter paeilico y laborioso de sus hali., debe estar unida la abundancia , la variedad y coujunio de las mas exquisitas prod. de todas las zonas, y de aquí los proyectos y las id<«as l.sonjeras de prosperidad y fomento que con razón se forma sobre ellas, y que acaso se hubieran realizado sin las causas que dejamos espucslas y que han impedido, y que aun en el dii impiden el desan udo de su riqueza territorial. Tan rico cuino la vegetación, loes también el reino animal ¡ criase en abundancia el ganado calino , mular, caballar, asnal, vacuno y lanar , mereciendo particular aprecio en lodo el mundo, el rico carnero de Tenerife: conóoensc ademas los camellos; la caza principal, sun perdices, conejos, codornices , palomas y palos ; en ■Iguana islas no hay sabandijas, lieras nigorrioncs, habiendo en su camino (Tirios pajaro, Cj mo los canarios que enriquecen la historia natural.

iNficsTHl.v i Ksui i-.n.v. El mar que baña la cosía occidental del Africa, desde el calió Cuer hasla la embocadura del Senegal , es indudablemente uno de los mas abundantes de pescado en el Occcano atlántico; tan ventajosa posición han sabido aprovecharla los pescadores de Cananas, situados en las inmediaciones de estos parajes , para csplotar uno de los ramos mas importantes de la ind. marítima. Conservando por medio de la salazón para venderlo después en losdiferenli s mercados de las islas el pescado que sacan en los surtidero» de Cabo Illanco y Bojador, ha llegado á ser el principal recurso alimenticio del pueblo. Pero limitados hasta ahora lo» prod. de la pesca á las necesidades del consumo , los isleños han despreciado todas las ventajas que podían sacar de su esportaeiou. La ind. que los alimenta , es sin embargo susceptible de gran desarrollo, y considerándola lujo este concepto , pudiera muy bien sostener la concurrencia y dar todav ía mas provecho que la de Terranova y los mares del Norte, si fuese dirigida por especuladores mas inteligentes, prot gida por el (iobicruo de la mello poli y menos vejada por la «din. local. No obstante, apesarde nuestras convicciones cuando se considera que la pesca del bacalao en los mares del N. no comenzó á prosperar hasta que las naciones comerciantes se apoderaron de esta ind. ó compartieron sus utilidades; que dicha concurrencia al escitar la emulación de los especuladores, les fué provechosa bajo varios conceptos, que la intervención de los gobiernos y su poderosa protección la han elevado á una altura colosal, no debe causarnos admiración que la pesca en los mares del Africa, ignorada por tanto tiempo de todos y entregada á la rutina de los isleños hace mas de 300 ano-, haya permanecido estacionaria. (VER MÁS EN ORIGINAL)

CANALES

v. con ayuntamiento de la provincia y diócesis de Avila (8 leg.), partido judicial de Arcvalo (3), audiencia terr. de Madrid (211, ciudad g. -de Castilla la Vieja (Valladolid 13): Sit. en terreno algún tanto elevado; la combaten bien los vientos y su Cuma es propenso á fiebres intermitentes: tiene 23 Casas de mala distribución , la de ayuntamiento, inferior á las demás de la población, una plaza de ligura cuadrilonga, escuela de instrucción primaria común á ambos sexos, á cargo de un maestro con una dotación insignificante, y una iglesia parr. (San Cristóbal) servida por un párroco, cuyo curato es de primer ascenso, de presentación de S. M. en los meses apostólicos y del ob. en los ordinarios ; el cementerio se halla en parage que no ofende la salud pública : confina al Term. N. Fuente de Año; E. Villanueva de Arévalo; S. Fuente el Sauz, y O. Cabezas del Pozo ; so estiende de X. á S. 1/2 leg. c igual dist. deE. A O. El Terreno es llano y algún tanto de miga (fertilidad general 6 por 1), abraza 1,800 fan. de tierra cultivada y 40 incultas; de las cul

[graphic][subsumed][subsumed]

[graphic][ocr errors][subsumed][subsumed][graphic][graphic][graphic][graphic][graphic]

mencionado Papa. En el radio de este término que será de una leg. cuadrada , se encuentran también 3 alq. llamadas Casa {\-. Pareja , de Cabiscol y Senia de Climenl, que no ofrecen nada de particular; y brotan al mismo tiempo 2 fuentes bastante copiosas, de las cuides la mas considerable que naco al E. de la v. junto á la márg. izquierda del r. Cañólas, va encañada desde su nacimiento á la e. de Játiva , y la otra mucho menos copiosa, nace á la mitad de un monte llamado «1 Puerto de la Ollería en dirección del SO.

Terreno. Es llano por lo general , -parte terreo y parte sólido , compuesto.de infinitos tubos calizos muy espesos de 3 y ii líneas de diámelro , algunos casi perpendiculares , los mas con varias inclinaciones hasta acercarse .a la horizontal. Es poco fértil en su totalidad, y los campos mas preciosos se hallan al NO. de la población en el dislr. llamado Les Se/enes , y al O. en el Deis Oís , pagándose de arriendo por cada una de estas anegadas 150 reales, y en ellas logran en el mismo año ¡ ademas de la hoja para los gusanos de seda, maiz y trigo, ó en lugar do este, ajos , nabos y judias sucesivamente. El secano se estiende por el S. hasta el puerto de la Ollería : compónese el suelo ordinariamente de cantos rodados y chinas, mezclados con tierra roja, escelente para olivos y algarrobos, de que hay un crecido número. La parte de huerta se riega con las aguas del r. Los Santos , que nace de una fuente en el término de Alcudia de Críspins ; circuye la población por la línea del N., O. y S., corriendo sus aguas por un cauce de 12 palmos de ancho y 6 de profundo , fertiliza ademas parle de las huertas de Játiva y la de los pueblos de la Cosiera de Kanes, y cuando hay sobrantes desagua en el r. Cañólas , que también se llama Rambla de Mantesa. Este, cuyo cauce es mucho mas profundo y ancho , pasa junto á la v. corriendo de SO. á NE., sobre cuyo álveo se construyó diferentes veces un arco ó canal de riego para conducir las aguas del r. Los Sanios á la otra parte del Cañólas. Las diferentes avenidas habían siempre destruido este canal, bastí que en 10 de mayo de 1828, se construyó uno muy sólido , de piedra cantería , levantado sobre 2 estribos de igual fáb. de 8 palmos cada uno , y apoyado en 2 enormes paredones de mas de 300 palmos de long. y 9 de lat. A pesar de tanta solidez, en la primavera de 1840 se abrió por su clave y so desplomó , quedando solamente de toda la obra los paredones de las márg. y los 2 pies del arco. Esta enorme pérdida, 3ue puede calcularse en mas de 100,000 reales, se subsanó inmeiatamente procediendo á la formación de un arco provisional de madera que sirvió ya aquel mismo año para la cosecha del maiz.

Los Caminos son de pueblo á pueblo, de carruage y herradura: por el S. pasa el ant. camino real de Castilla ; y por el N. á dist. de 1/4 leg. el real de Madrid.

La Correspondencia se recibe de Játiva por medio de balijero 3 veces é la semana.

Producciones. La principal es la seda de que se cogen unas 3,000 libras , trigo, maiz, ajos , aceite, algarrobas, judias, altramuces, legumbres y hortalizas.

Industria. La agrícola, 24 fáb. de vidriado y loza ordinaria; una de loza fina, cuyas primeras materias*se estraen de dos minas situado en el término de la v., un molino de papel de estraza; un martinete de fabricar cobres, 4 molinos harineros, 4 telares de lienzo ordinario, y 5 hornos de pan cocer. Algunos veo. se ejercitan también en la preparación de la pita originaria de América y connaturalizada ya en nuestro suelo, cuya planta se encuentra en abundancia en la v. de Cañáis, sirviendo para corear los campos é impedir el paso á los ganados. Sus hojas son todas radicales, anchas, gruesas, algunas de 5 pies de largo, terminadas en punta aguda y armadas de espinas. Del centro de ellas sale un tallo rollizo con algunas escamas alternas, que en menos de 2 meses adquieren 1/2 pie de diámetro, y ‘■> varas de altura, terminándose por una ancha pirámide de flores amarillas. Las hojas se componen de fibras lonjitudinales, firmes, blancas, mas ó menos sutiles, envueltas en un humor copioso de poca consistencia, y se benefician de este modo. En julio y agosto se cortan dichas hojas junto á la raíz, escogiendo los intermedios por ser sobrado duras las de fuera, y demasiado tiernas las del centro : se machacan sobre una piedra y se reducen á Hos, cada uno de 12 hojas, poco mas ó menos atados por la punta con un cordel. Tiene el obrero preparada una tabla en forma de plano inclinado , en cuya parte superior hay una punta de hierro para clavar el manojo. Hecho esto empieza á pasar sobre las hojas una barra esquinada de hierro, apretando eon fuerza para separar la parle jugosa, v dejar sueltas las fibras desde la atadura hasta la estremidad inferior. Muda después la atadura al estremo opuesto, clava otra vez el manojo y renueva la presión con la barra esquinada: asi ya enteramente limpias y sueltas las fibras en toda su long., se cstienden sobre cuerdas para que se sequen , y emplearlas después en las fáb. de sogas y cordones. Estas fibras reciben con facilidad cualquier color, y de ellas se hacen los hermosos cordones y riendas que los caleseros y labradores de la huerta de Valencia usan para los caballos. Pudiera perfeccionarse este ramo de ind., y prepararse la materia, de modo que sirviese para telas y otras obras curiosas.

Comercio. El de vidriado y papel do estraza , en el que se ocupan algunos trajinantes del pueblo: hay también 4 tiendas de comestibles, cuyos art., especialmente el vino , y porción de aceite y trigo, so importan de la parte de Castilla y Andalucia.

Ferias Y Mercados. Recientemente se ha concedido una feria anual en los dias 15 »16 y 17 de setiembre: los viernes hay un mercado semanal;

Población: 677 vea , 2,150almas Cap. PROD.: 3.793,629 re. IMP.: 153,404. CONTR.: 48,842 con 17 mreales El PRESUPUESTO MUNICIPAL ordinario se cubre con el producto de propios, que consisten en algunos predios urbanos, y varios arbitrios impuestos sobre géneros de comer, beber y arder , la basura de las calles y las yerbas ó pastos comunes.

Historia. Es población ant. ganada á los sarracenos por Don Jaime el Conquistador. Era una alq. y la dio este rey con la de Crespy á. Bernardo Pcñáfort, en Iruequc de los cast. y valles de Bheo y Ayn por el mes de febrero del año 1249 {DiaIjo, hisl. de los condes de Barcelona). Por el mes de agosto del año siguiente 1250 , incluyó el mismo rey á Canales en los espaciosos términos que señaló á Játiva. (Diago, anales de Valencia). Suena mucho Cañáis en la historia de las revueltas del reinado de Carlos I, desde que trasladó á ella su real el virey conde de Melito (14 de abril de 1522) para activar la guerra contra Játiva que habia puesto al frente de su movimiento al famoso Encubierto. Al dia siguiente de su llegada (el 15) envió á ella al señor de Barcheta, con orden de dar vista á aquella «., y en siendo descubierto , volver las espaldas en aparente fuga para atraer á sus perseguidores á una emboscada que preparaba él mismo con parte del ejército. Cumplióse de este modo , y aunque no tuvo efecto el plan del virey en todas sus partes, fué notable la jornada , y» regresó á Canales conduciendo 90 prisioneros , aunque también sufrió algunas bajas do consideración , y el duque de Gandía y el conde de Oliva volvieron heridos. Permaneció algún tiempo en Canales hostilizando á Játiva. Después se trasladó á Montesa y los de Játiva tratando de ir contra él y quemar el pueblo de su residencia, llegaron á la torre de Canales , donde echaron de ver la falla de cierto andaluz que de las filas del virey se habia pasado á ellos; y temiendo que se hubiese vuelto á aquellas con el aviso de su marcha, cambiaron de dirección revolviendo contra Albayda. Terminados aquellos trastornos, se retiró el virey á Canales para deshacer su ejército, y desde aquí envió al cast. de Játiva gran cantidad de bastimentos y municiones. Ha hecho también notable á Canales el haber sidosolares de los padres del papa Calisto III. Contaban 290 casas, de cristianos viejos siendo de los jurados de Játiva al escribir Escolano su apreciable historia del reino de Valencia. Cuando Espinalt y Garcia díó á luz su Allante. Español, tenia ya mas de 350 veciudad No se sabe por qué se denominó Baronía de Cañáis, si no recuerda esto su corta pertenencia á la casa de Bernardo de Peñafort. No consta cuándo se separó del dominio de Játiva, lo que hizo tomando el titulo de Universidad. Después obtuvo el de v.: con este resulla ya en documentos de los siglos XVII y XVIII. Fue la única población en que no penetró la epidmia quoen 1647 afligió al pais. No asi el cólera morbo en 1834: en los días que duró la calamidad,. ■ pasaron de 400 los que murieron. El escudo de armas de esta v. ostenta la imagen del titular do su iglesia parr. San Anlo. nio Abad

CAMPOS

partido anl. de la .provincia de Palencia, compuesto de 34 v. de las cuales 11 corresponden en la actualidad al partido judicial de Patencia , tS al de Frechilla, 3 al de Carrion de los Condes , 3 al de VilUlon , y a al de Hioseco ; cuyos dos últimos partido pertenecen á la provincia de Valladolid. Las población que comprende el primero, son: Antilla del Pino, Ampudia, Gríjota, Paradilla, Pedraza, Revilla de Campos, Sta. Cecilia del Alcor, Torre de Mormojon , Valoría del Alcor, Villaumbrales y Villamarlin : el segundo, Abarca, Autillo de Campos , Boad.i de Campos, Capillas, Frechilla , Fuentes de Oon Bermudo, (iuaza, Ma/.ariegos, Meneses, Paredes de Nava, Vaquerin, Belmonte, Villada, Villenas y Villarramiel: el tercero , Moratinos , San Martin de la Fuente y Terradíllos: el cuarto , Catón, Herrín y Villafrades , y el quinto. Monte-alegre y Palacios de.Campos.

HISTORIA, La tierra de Campos que corresponde á la región vacea, estuvo antiguamente muy poblada; en tales términos que presentó á Postumio Albino un ejército de 35,000 combatientes. En el ano 443, se hallaba incluida en la provincia de Galicia, y participaba de la heregia de Prisciliano tan estendida en aquel pais. A Campos envió Teodorieo parle de sus tropas, cuando en 4¿7, salió repentinamente de Lusitaoia en dirección á su reino; con motivo de la sorprendente noticia de la muerte de Avilo: mandaba estas tropas en 460 el capitán Suenerico, cuando amenazaba el emperador Mayorano la tierra de Campos. Despreciadas empero las intimaciones y ofertas, los naturales atendieron ¡i la voz del Rey que les decia por medio de su capitán, se mantuviesen firmes hasta que llegaran los socorros: en efecto, pasaron después á dicha v. Suenerico y Nepociano con gran cuerpo de tropas del ejército godo, y lograron inmediatamente su objeto, libertando la población. En el aiio 744, al continuar el rey don Alón so 1 sus hostilidades contra los moros, cautivó y mató á muchos , se apoderó de Tierra de Campos y se enseñoreó de todo su territorio. En las varias incursiones de moros y cristianos iba quedándose abandonado este pais , pero don Alonso el Maguólo pobló di» nuevo por los años 804; no obstante eslo, habían ya los moros invadido esta tierra, cuando el rey don Alonso de León , destrozando en 8f>9. dos ejércitos sarracenos que se proponían humillarle, dejó bien escarmentada la morisma y continuo persiguiéndola desde Campos basta el r. Duero. El aiio 922, en medio de la paz que ilísfrulaba el reino de León, vio eslendido el señorío cristiano por loda la Tierra de Campos, poblada otra vez de nuevo, couservada y defendida por gente de armas. En este mismo pais levantó el Infante don Juan gran ejército, bajo prelesto de guerra contra moros, cuando en 131!) tuvo varias disensiones con el infante don Pedro. En 1358, el infante don Enrique entró repentinamente en Castilla, y causó tales estragos y desolación en Tierra de Campos y oíros pueblos, que llamaron seriamente la atención de don Pedro el Cruel, y le relrageron de la mortandad que. había determinado cometer en varios caballeros ele Valladolid.

CAMPILLO

I. con ayuntamiento de la provincia, partido judicial, adm. de rent. y diócesis de Teruel (2 leg.), audiencia terr. y ciudad g. de Zarngo za (28); sir. en una gran llanura circundada de cerros y montanas de las cuales la mas elevada es la llamada del Cabello, goza de buena ventilación y Cuma saludable: tiene sobre loo Casas ademas de la municipal, distribuidas en varias calles y plazas, una escuela de primeras lelras dotada por reparto vecinal y una iglesia parr. (San Sebastian) servida por un cura, i ecl., un sacristán y un dependiente; el curato es de entrada y de ordinaria provisión ; el cementerio ocupa un parage ventilado fuera de la población, y los veciudad de esta se surten para beber de las aguas de una fueíile que se billa á la puerta de una galería en una boca-mina que existe desde el tiempo de los árabes en la ospresada montaña del Cabello cuya profundidad se ignora : para varios usos domésticos aprovechan las estancadas en una grande y profunda balsa contigua á las paredes de la iglesia donde se recogen las aguas pluviales: el Térm. conlina con los de Teruel, Bezas, sierra de Albarracin, Villcl, Villaston , Plubiales, Celia, Cande y r. Cuadalaviar , abrazando una grande circunferencia: el Teríeno es secano y montuoso s.’ se escepliia la llanura de que hemos hablado ; aunque por los confines de su término le cru/a el espresado r. Guadalaviar, no le producá beneficio alguno : contiene 500 yugadas de tierra que pertenecen á primera suerte; 1,380 á segunda y 1,90o á tercera: comprende varios montes dolos cuales uno rebollar, que se corla de 8 en 8 años , es de los propios, y tiene mas de una hora de circunferencia ; otra do pinar de 1/2 hora y sirve para elaborar carbón , y otros de sabinas y negrales que también son muy estensos, y surten de leña para el consumo ; crian también yerbas de pasto para los ganados, y ademas tienen el derecho de pastar estos en el patío llamado del Bey D. .laime, que será de unas .’! horas de circunferencia , y abunda en pinos de una corpulencia y elevación estraordinaria. Los Cvminos son locales y se hallan en maleslado: el Corred lo recibe de la adm. dé Teruel por medio de peatón, Proi).: trigo, cebada, avena, cria ganado lanar y cabrio y caza de perdices y conejos. IBA.! ia del carboneo que constituye también el Comercio asi como la arriería á que se dedican algunos vecinos, Pobi..: 102 vecinos, 410almas.

Historia. En 27 de marzo de 1281 se celebró la famosa liga del Campillo. Asentóse en ella entre los reyes D. Pedro de Aragón y I). Alonso XI y el Infante D. Sancho de Castilla: alianza ofensiva y defensiva de tal modo, que los que fuesen amigos de un remo lo fueran también del otro, y lo mismo sucediese con los enemigos sin escepcion alguna ; y para dar mayor firmeza al convenio , impusieron la pena de 16,000 libras al primero que lo quebrantase. El aragonés recibió entonces los pueblos de Palazuelos, Teresa, Jera y Ayora; y D. Manuel, hermano de D. Alonso, cuyas eran estas v., tuvo en recompensa la de Escalona. Ademas de este trato público , se acordó en secreto que los dos reyes acometiesen el reino de Navarra y se enseñoreasen de él; designándose la parte que á cada uno había de corresponder acallada la conquista. Para obligar mas al de Aragón. promelió y aseguró D. Sancho muy de veras, que en caso de fallecer su padre, le dejaría todo el reino de Naverra, á fin de que lo incorporase íntegro á su corona, y que le daria ademas en Castilla la v. de Bequena con todos los I. de su jurisd. También se estableció cu esta v. que el rey de Castilla no emparentase con los franceses. En 9 de agosto de 1304 , se juntaron cu Campillo el rey de Portugal , D. Dionisio y los de Aragón y Castilla , y ratificaron el acuerdo arbitral de Calatayud, sobre los lérm. de los dos últimos reinos por la parte de Murcia y Oribucla, sirviendo de lim. el r. Segura.