ALBERUELA DE LA LIENA

l. con ayuntamiento de la provincia de Huesca (4 1/2 leg.), partido judicial y adm. de rent. do Barbastro i3 1/2), aun. terr. y ciudad g. de Aragón (Zaragoza H), diócesis de Lérida (11): Sit.: á la márg. izquierda del arroyo llamado Isuela en medio de 2 barrancos circuidos de montañas; le combaten principalmente los vientos del N., por cuya razón y la proximidad de la sierra el Clima es frió y algo propenso á enfermedades de pedio y pulmonías. Tiene 62 Casas de mediana fáb. distribuidas en calles pendientes, pero limpias y de buen piso, casa consistorial en la cual está la cárcel y la habitación para el maestro de primeras letras, dolado con 1,000 reales del fondo de propios, á cuya escuela concurren 15 alumnos: una iglesia parr. bajo la advocación de S. Nicolás de Bari, servida por 1 cura, 2 capellanes, y un sacristán que también hace de campanero nombrado por el párroco; el curato es de entrada y de patronato del Comendador de S. Juan de Jerusalen. También hay en la parte mas elevada del pueblo una ermita dedicada á Sta. Orosia, y fuera del mismo á corta dist. en un collado otra titulada de S. Gregorio, ambas abiertas al culto público. El cementerio ocupa un parage bien ventilado. ConRna el Tkrm. por N. con el de Bierge (1 leg.), por E. con el de Radiquen) (12), por S. con el de Adahuesca (igual dist.), y por O. con el de Abiego (1); brota dentro del mismo una fuente cuyas aguas de buena calidad aprovechan los veciudad para surtido de sus casas. El Terreno, quebrado en general, es de mediana calidad, aunque escaso de aguas para el riego, pues el arroyo Isuela tiene el cauce tan profundo, que apenas, y esto con mucho trabajo, se consigue beneficiar con sus aguas 3 cahizadas de tierra, y dar impulso á las ruedas de un molino harinero. Carece de monte arbolado y la tierra inculta es toda de prados y pastos naturales: en la de labor se crian considerables viñedos v olivares. Hay dos Caminos ; uno que conduce desde el vafle de Rodellar a Barbastro , y otro que dirige desde Biergue á dicha c, ambos en regular estado. La Correspondencia se recibe de Lascellas por medio de balijero: llega los miércoles, lunes y sábados, y sale los martes, viernes y domingos. Prod.: poco trigo, centeno, morcacho, cebada, escaña, y bastante aceite, vino, y algunas hortalizas: cria ganado lanar y cabrio: Ind: ademas del molino harinero ya mencionado hay otro de aceite. Pobl. 30 vec: 272 almas: Contr. 7,652 r». 16 rareales

ALAJAR

v. con ayuntamiento de la provincia de Huelva (14 leg.); partido judicial yadm. de rent. de Aracena (2), audiencia terr., ciudad g. y diócesis de Sevilla (15); Sit. en el centro de cuatro sierras elevadas y pedregosas . con esposioion al S., de Cuma templado y sano, resguardada do los aires del N. y combatida por los del O.; la bañan dos arroyos, el uno por medio y el otro por una orilla; el primero nace en una llanura hacia la mi’ad de una sierra, y el segundo se forma de diferentes manantiales de la misma, que so estiende hasta Aracena, uniéndose ambos á la inmediación de las casas. Son Estas en número de 300, de mediana construcción, distribuidas en calles desempedradas, estrechas unas, otras regulares, teniendo ademas la v., cuyas entradas son generalmente malas, tres plazas pequeñas, la una llamada de la Constitución, con las casas consistoriales, la otra del Barranquillo, y la tercera de la Fuente, por la que en ella se encuentra; un pilar para abrevadero de los ganados: otras dos fuentes de agua muy superior; escuela de 1ª enseñanza con 80 niños, dotada con 1100 reales repartidos entre los vec, y una corta retribución quo satisfacen los alumnos mas bien acomodados; dos de niñas en las que se enseña á leer y las labores propias de su sexo; cárcel deteriorada, carnicería con corral para matadero, tres, ermitas, iglesia parr. con un relox en su torre, dedicada á San Marcos Evangelista, servida por un cura propio, y cementerio fuera do la población Confina su Térm. por N. con el de Fuente-heridos, E. y S. con el de Linares y Aracena, y O. con el de Castaño y Sta. Ana, estendiéndose por NE. y O. 1/2 cuarto de leg., y por S. 3/4: en él se encuentran habitadas 230 casas pequeñas y de mala distribución que constituyen los barrios de la v., y sobre una de las cuatro sierras que la rodean , la pintoresca ermita de Ntra. Sra. de los Angeles, muy visitada de sus devotos, y morada en olio tiempo del célebre Arias Montano , que para dedicarse á sus estudios con menos distracciones, solía muchos años pasar los veranos en este agradable pais. La ribera, formada por losarroyos menciona’os, á la salida do las sierras del Gollizose une al fin del término con la llamada de Linares, y con otra que deslinda el término de Sta. Ana, y juntas con el arroyo Rio-Tor tillo, forman el r. de Sanla-Olaltila iurisd. de Almonasler y Araecna. El Terreno se compone de sierras, montes , colinas y valles , todo muy áspero, pedregoso é infructífero , á escepcionde algún pequeño llano«mimerías de naranjos, y otros frutales, viñas, castaños y encinas : en las labores délas escasas tierras labrantías, se emplea ganado vacuno: los Caminos son para los pueblos limítrofes, todos de herradura y en mal estado: entre 6 pueblos pagan un Correo que pasa á Aracena dos veces á la semana por la correspondencia, Prod.: la mas abundante es la naranja y la uva; también se coge aceite, miel, higos, melocotones, ciruelas, castañas, bellotas , vino , y aunque en corta cantidad, trigo, centeno y cebada : la cria de ganados os escasa. Las naranjas se esportan generalmente para los pueblos inmediatos v para Estremadura, de donde se importan los granos que hacen falta: también se ostrac chocolate y frutas: y muchos de sus robustos hab., que se se hacen notar por su bella disposición tísica, se dedican al tráfico de ganados, azúcar, cacao y otros géneros, y á la arriería: hay dos molinos de aceite, ocho liari noros, dos fáb. de chocolate , una de cera y varios telares de lienzos servidos por mugeres. Se celebra un mercado semanal. Pobl. 561 vec, 1995 almas: Cap. Prod. 4.735,0G7 reales: Imp. 166,420 reales; Contr. 36,123 reales, 12 mreales El presupuesto municipal asciende de 16 á 17,000 reales, y se cubre por reparto vecinal; pues aunque tiene la v. dos suertes de tierras, es las solo producen cuando se dan á pasto y labor, lo que suele hacerse do veinte en veinte años. El nombre de Alojar es árabe; significa piedra, derivado do la que domina la población, y sobro la que se tncuentra la ermita de los Angeles. Fué ald. de Aracena, y se hizo independiente de ella á mediados del siglo anterior.

ACHALE

Nombre con que fué conocida una de las isletas que hay frente a Ayamonte, formadas por el fango v cieno, que han acarreado los r.

JABUGUILLO

ald. dependiente del a y u n t . y partido judicial de Aracena (1 leg.) en la provincia de Huelva, d i ó c , audiencia t e r r . y e g. de Sevilla.¡Se halla S I T . en un llano con libre ventilación especialmente del O., y C L I M A sano, siendo las intermitentes y pleuresías, las enfermedades mas comunes. Consta de 18 C A S A S de mediana construcción, y entre ellas hay una erm. dedicada á Sla. Marina, para el culto de los Heles, y una fuente de cuyas aguas se surten los veciudad El T É R M . está comprendido en el de su matriz lo mismo que la calidad del T E R R E N O , P R O D U C C I Ó N  trigo y centeno, P O B L .  2 0 v e c . , 75 almas R I Q U E Z A y C O N T R .  con su ayuntamiento (V.).

JABUGO (EL)

v.con ayuntamiento enla provincia de Huelva(15 hor ), partido judicial de Aracena (3), d i ó c . , audiencia terr. y ciudad g. de Sevilla (17). Se halla S I T . al S. déla falda de un cerro llamado La Cabezuela, estendiéndose la población sobre la superficie de una cañada al E . , y por O, por la de un valle que se une al N. do minada casi toda su circunferencia , y sin embargo goza de buena ventilación y buen CLIMA , siendo las intermitentes y catarrales las enfermedades mas comunes. El número de C A S A S asciende á 330 de 5 á 6 varas de altura y de buena distribución , formando cuerpo de p o b l . , repartidas en diferentes calles generalmente cómodas , bien empedradas y limpias , y una plaza de regular dimensión , en cuya línea oriental se hallan las casas consistoriales , en cuyos bajos se encuentra la cárcel; tiene una iglesia parr. de primer ascenso (El Arcángel San Miguel), servida por un cura de concurso y provisión ordinaria , 3 clérigos y 2 menoristas; tiene una erm. con la advocación de Ntra. Sra. de los Remedios; una fuente extramuros poco abundante, pero de cuyas aguas se surten los v e c , y un cementerio que en nada perjudica á la salud pública.

Confina el T É R M . al N. con el de Galaroza y la Nava ; E . con el de Castaño y el precitado Galaroza; S. Sta. Ana , y O. Cortegana y Almonaster; se compone todo de unas 3,000 huebras de tierra , y en él se encuentran diversas canteras de piedra que no se trabajan , varias minas que tampoco se benefician, y diversos manantiales de aguas medicinales, siendo el principal el conocido por la Fuente Gerrumbrosa, cuyo uso está indicado en las opilaciones y fistolas. El T E R R E N O es quebrado con algunos cerros , sin que forme cordillera perfecta ; es de secano de mala calidad con alguno que otro huerto pequeño y de escaso riego, que lo prestan las aguas délos pequeños r. Palonear que pasa como 1/4 de leg. de la población , y el Repilado ó Rio-caliente que corre como á 3/4 en dirección de S. á N. P R O D U C C I Ó N  castañas, bellotas , aceite y vino , de cuyo sobrante se esporta á Sevilla y otros puntos , importándose los cereales y varios art. de primera necesidad de Estremadura y laRioja ; críase ganado de cerda en número de 100 cabecera , 200 de cabrío y algunas yuntas de labor, y se encuentra caza de conejos , perdices y liebres, I N D .  la agrícola , 2 molinos de aceite y uno de harina, P O B L .  525 v e c , 2,103 almas C A P . P R O D U C C I Ó N

3.913,723 r s . IMP.  148,547. El PRESUPUESTO MUNICIPAL as ciende á 16,000 r s . , y se cubre con una corta pensión de proÍ ios á favor del común , y el déficit por repartimiento entre os vecinos.

ISLA CANELA

isla en la provincia de Huelva, partido judicial y lérm. jurisd. de Ayamonte. (V.) Se halla SIT. á muy corta dist. de la cabecera de su ayuntamiento en dirección S . , y la forman 2 brazos del r . Guadiana tiene de estension una 1/2 leg. y cerca de 2 de circunferencia. Su TERRENO es arenisco y salitroso , cubierto en su mayor parte de monte bajo y pasto, q ue aprovecha el ganado vacuno que en la baja mar se introduce por los esteros que quedan en soco. Parte del terreno que comprende esta isla, ha sido cedido á varios veciudad de Ayamont e , los cuales lo cultivan plantando viñas é higueras; lacón cesión de dicha isla fué hecha por las cortes cn el año de 1837 para el objeto que se manifestó en el a r t . de Ayamonte ciudad. (V.)

HUELVA

intendencia de nueva creación, compuesta en su casi totalidad del ant. reino de Sevilla, y de una insignificante parte del terr. de la ant. Estremadura con las c , v. y L. de que habla el a r t . anterior, que es el de gefatura política.

En el a r t . de la intendencia de Cádiz (pág. 204 y siguiente » del tomo 5.°), hablamos con bastante estension del ant. reino de Sevilla , asi como en el de Cáceres y Badajoz lo hic i m o s d e Estremadura. Es pues indispensable tener muy presente cuanto alli manifestamos, no solo para comprender mas fácilmente lo que hayamos de decir de la provincia de Huelva , sino también para evitar repeticiones, que, sobre ser enojosas, podrían privar á nuestros lectores de otras noticias, que por ser nuevas ó no presentadas hasta a q u i , son de mayor interés. Con saber, pues, las segregaciones que de Sevilla y Estremadura deben nacerse para formar la provincia objeto ahora de nuestro examen, se tiene bastante adelanlado, a fin de couocer la situado ant. de este pais, eslo e s , hasta la nueva división territorial. Sin necesidad de mas esplicaciones entramos en el examen de los diferentes elementos que sirven para apreciar la riqueza pública, principiando por un dalo estadístico de importancia, el de POBLACIÓN. LOS pueblos que hoy forman la provincia de Huelva contaban según documentos oficiales ant. y modernos, que tenemos á la vista, el número de hab. que aparece del estado que sigue. (Ver en el original) Primera población. En el dato estadístico de 1787 (‘) figura la provincia de Sevilla con 754,293 h a b . , y la de Estremadura con 416,922. Los pueblos segregados del ant. reino de Sevilla para formar la provincia de Huelva, representan el 16’29 por 100 sobre el número total de h a b . , al paso que los de Estremadura , hoy agregados al pais que describimos, figuran solo p o r e l 0 ‘ 3 l por 100. Esto supuesto, (y presentamos á nuestros lectores esta proporción después de un detenido examen), la provincia de Huelva tenia en la época á que hacemos referencia, la población que aparece de los siguientes números Sevilla . . . ant. 754,293 16’29 por 100 122,674 Estremadura. id. 416,922 0’31 id. 1,292 123,966 Hemos procurado también averiguar, consultando documentos de distintas épocas, la proporción en que está la población

de Huelva con la del resto de España, y resulta ser el l ‘ l 1 por 100, en cuyo caso, y siendo la del año de 1787 de 10.409,879 h a b . , corresponden 115,550.

Segunda población. En los trabajos de 1797 («) figuran los pueblos de esta provincia en la proporción que sigue Sevilla. . . . 746,221 16’29 por 100 121,559 Estremadura. 428,493 («‘) 0*31 id. 1,328 122,887 La población de España era según este censo de 10.541,221 h a b . , y el 1,11 por 100 ofrece el resultado de 117,008 hab.

Tercera población. Ya cn el a r t . de gefatuia política hemos dichola estension que tenia la provincia de Huelva, en la división territorial de la segunda época constitucional de 1820 á 1823. Contaba entonces 142,425 hab. pero como los pueblos segregados, á saber, Fregenal y Bodonal, representaban bastante población, según puede verse en sus respectivos art., no debe perderse de vis*a esta circunstancia la población{oficial era de 1 L.661,980, y el-1*11 por 100 que correspondía á esta provincia, hacia bajar el número de sus individuos á 129,449. Pero si se aumenta la quinta parte, en que la comisión consideró disminuida la población de España, corresponden al terr. que ahora describimos, 155,339 individuos por el referido l ‘ l t por 100.

Cuarta población. Es el dato de la policia correspondiente á las noticias reunidas en el año de 1826 , dato que hemos calificado en los términos mas lisougeros y que prueba cuánto puede el Gobierno que quiere y que no reja ante ninguna clase de consideraciones. En este trabajo figuran los ant. reinos y la actual provincia de Huelvajdel modo que resulla en los números siguientes Sevilla. . . , . 970,087 16’29 por 100 158,027 Estremadura. . 556,780 0’3t id. 1,726 159,753 Era , según saben nuestros lectores, la población de España de 14.154,311 hab. por las investigaciones de la policia, y correspondían al l ‘ l l por 100, 157,113 hab.

Quinta población. Datosoficiales que tuvo á la visla el Sr.

D. Sebastian Miñano para publicar su Diccionario, presentan ya el ant. reino de Sevilla dividido en la provincia de su nombre vía de Cádiz; aquella con 642,929 hab., y estacón 244,220 resultando para el territorio que ahora describimos, la población

que sigue Sevilla y Cádiz . 887,149 16’29 por 100 144,517 Estremadura. . 667,690 0’3l id. 2,072 146,589 El Señor Miñano señaló á España 13.698,029 almas, cuyo l ‘ l l por too supone para Huelva 152,048.

Sesla población. Es de la policia de 1831 , de cuyo escaso mérito hemos hablado oportunamente los resultados son los siguientes Sevilla y Cádiz. 697,499 16’29 por 100 113,623 Estremadura. . 490,612 0’3l id. 1,521 115,144 La población que señaló la policía á toda España fué de 1L.207639 hab., y por el l ‘ l l por 100 corresponden á la provincia

de Huelva 124,405.

Sétima población. También son de escasa importancia los trabajos de la misma institución hechos en 1832, según se ve por los números que á continuación se estampan.

Sevilla y Cádiz. 706,389 16’29 por 100 115,071 Estremadura. . 484,359 0’31 id. 1,502 116,753 Por la segunda combinación corresponden á esla provincia

123,857 hab., que es el l ‘ l l por 100 de la población total que era de 1L.158,274. Octava población. En la nueva división territorial del real decreto de 30 de noviembre de 1833, y real orden de 21 de abril de 1834, figura la provincia de Huelva con 133,470 hab.

Era entonces la pob!. oficial de 1L.962,767 individuos, y por consiguiente el l ‘ l l por 100 subia á 132,787.

Novena población. La junta reunida en Huelva en 9 de mayo de 1841, (*) en virtud de decreto de la Regencia provisional del reino de 7 de febrero de aquel año, señaló á la provincia 136,564 hab. no pretendemos ciertamente nosotros combatir este dato en lo que á la población se refiere; pero sí suplicamos á nuestros lectores, que, para conocerla importancia de este documento, no olviden lo que de él diremos al tratar de la riqueza.

Décima población. Sabido es y diferentes veces lo hemos manifestado, que en la estadística criminal de 1843 (**), se fijó la misma población que señaló el dato de 1833. Solo pues ha cemos mérito de esle documento para decir, que si se admite el aumento que fijó el Sr. Ministro de Gracia y Justicia en la esposicion á S. M. , la población debe ser de 170,027 hab.

Undécima población. Ya saben nuestros lectores que el registro municipal padece el defecto de presenlar únicamente el número de v e c .  el de Huelva trae 35,267, y adoptando el término medio que resulta del examen de diferentes documentos, entre aquellos y los hab., hemos fijado el número de 139,516 individuos.

Duodécima población. Los jóvenes varones de 18 años de edad en esta provincia ascienden á 1808, y el número de almas que les corresponden , según diferentes veces hemos esplicado y razonado, es de 230,339 suplicamos á nuestros lectores no olviden lo que en otros artículos hemos dicho sobre la importancia que pueda darse á la población que resulta por esta combinación.

Décimatercia población. Muchos y muy importantes datos tenemos sobre la verdadera población de crecido número de pueblos de esta provincia; y aumentando á aquellos, de que no tenemos particulares noticias, enla proporción que se desprende de aquellas localidades de que las hemos adquirido, podemos asegurar sin temor de causar ningún perjuicio á la provincia de Huelva, que esta cuenta cuando menos 153,462 hab.

Después de todas estas esplicaciones solo falta presentar el siguiente (Continua en el original)

HUELVA

v . con ayuntamiento cap. de la provincia civil y marít. y del p a r t . j u d . y marit. de su r o n b r e , aduana de tercera clase y puerto habilitado para el comercio de cabotage y el de £espor!a~ion para América y el estrangero, adm. de rentas y subalterna de correos, d i ó c, audiencia terr. y ciudad g. de Sevilla ( 1 5 leg.)

SITUACIÓN Y CLIMA. En el centro de la ensenada que se forma entre la desembocadura de los r. Guadiana y Guadalquivir, confluyen en el Océano el Odiel y Tinto con¡-tituyendo la ria que lleva el nombre de la v. que describimos. El terr. que forma el ángulo de esta confluencia, es el término de Huelva, cuya población ocupa el puesto mas merid. La rivera llamada de la Anicoba que corre en la dirección NO. á SE para desaguar en el Tinto, h a ce de este ángulo una península cercada de aguas al S. por la misma ria y sus marismos, al E. por el anterior r . , al O. por el Odiel y al N. por la citada rivera y un angosto terr.

por donde pasa el camino a Gibraleon. Yendo de E. á O. luego que se pasa la rivera, se empieza á montar por la cuesta de la Asomada una altura poblada de v i n a s , almendros y olivares y otros árboles; al terminarse esta cumbre por el lado occidental y por donde corre dilatado ya el Odiel en su misma margen oriental, aparece Huelva en su desigual terr. de monte y llano, goza de una temperatura benigna y apacible, estando resguardada de los vientos del E. por las alturas de su entrada, pero abierta á los del O. y S. que la com- ^ baten; los del S. por la barra y ria, y los de poniente por la calzada ; el clima es sano y las r¿ enfermedades mas comunes las cutáneas, inflamatorias y pulmonías N T E R I O R D E L A P O B L A C I Ó N Y S U S A F U E R A S . NO es en verdad esta v . uno de aquellos pueblos que merecen, bien por su importancia ó por los monumentos que encierra, una descripción tan estensa y minuciosa cual la necha en otros de su categor í a , considerada hasta la nueva división territorial como una v. subalterna de la provincia de Sevilla; hoy que ya ha pasado á otro rango, no por eso h an variado las condiciones de su localidad , si bien van mejorando gradualmente para constituirla en la esfera de una cap. de provincia La entrada es por una garganta ó dos callejones que van á terminar en la ermita de I San Sebastian. De aqui se dividen dos elevados montes , que j redoblándose el de la derecha por el N. y el de la izquierda sobre el S., van abriendo un espacio capaz para la situación de la villa.

Las calles y plazas antes sucias y descuidadas, de mal piso y sin aceras, lóbregas por la falta de alumbrado, ofrecen en el dia m u y distinto aspecto; pues iluminadas con faroles, empedrado é igualado el piso, y puestas baldosas de una vara de anchas en casi todas ellas, permiten mayor comodidad para el público, á la vez que dan otro valor á la p o b l . ; las mas notables de estas calles son las llamadas de la Vega, Puerto Ariz a , Concepción, Placeta y Calzada, Monasterio, Fuentes y San Sebastian, en las cuales se ven casas de sencilla pero graciosa arquitectura, entre ellas la del ayuntamiento construida en 1 8 4 0 , y la conocida por el palacio del Duque, edificio de lo mas notable de esta c a p . , en cuyas dependencias se encuentran instaladas las oficinas de rentas. En Ja calle del Puerto consérvase aun un aljimez ó ventana de arquitectura árabe, y una reja especie de balcón en la del Hospital, de la misma época que la anterior, cuyos objetos traen á la memoria la importancia de este punto en tiempo de los árabes. Solo tiene dos plazas principales, la de la Constitución ó de las Monjas, grande y cuadrada, y la de San Pedro ; en aquella hay un paseo con árboles al que concurre cotidianamente lo mas elegante y escogido de la v . ; en la otra nada se ve que merezca reseñarse , pues las casas consistoriales y algunos otros edificios mas notables que habia en e l l a , habiéndose arruinado, han sido construidos en otros puntos mas céntricos y no t an retirado de dicha plaza de San Pedro.

La I N S T R U C C I Ó N P U B L I C A en esta v. se encuentra regularmente atendida si se tienen en cuenta sus circunstancias anteriores á la declaración de cap. de p r o v . ; hoy un ramo tan importante se halla bajo la inmediata inspección de una comisión especial, cuyo secretario , que es de nombramiento r e a l , goza de 6 , 0 0 0 reales de sueldo. El ayuntamiento con los fondos municipales sostiene una escuela pública elemental á la que concurren varios niños pobres que reciben una instrucción metódica y ordenada de su director, quien disfruta de la asignación de 2 , 2 0 0 r s . , casa y las retribuciones de los 1 50 alumnos no pobres que á ella concurren hay otra también elemental dotada por los gremios de mercantes y pescadores con 1 0 0 niños asistentes; otra particular con 3 5 discípulos que estudian la caligrafía, gramática castellana, aritmética y trigonometría plana y esférica, y por último, una clase de latinidad, obra pia fundada hace 1 6 0 años por D. Diego Guzman de Quesada con ciertos censos, trozos de tierra y olivar que producen lo necesario para tener dotada con 3 , 3 0 0 reales

anuales esta cátedra, en donde se da la instrucción adecuada á los pocos jóvenes que la frecuentan.

La B E N E F I C E N C I A P U B L I C A , si bien es cierto que no puede decirse se halla en un estado floreciente, también lo es que con las escasas rentas que por una parte cuenta el hospital de la Concepción ó Caridad, y por otra el celo que muestra la junta encargada de su cuidado para procurarse recursos escitando la caridad y filantropía délos veciudad de esta v . , se consigue al menos que los pocos enfermos pobres á quienes se admite en dicho establecimiento, sean asistidos con esmero é interés hasta estirpar sus dolencias. Conocida la necesidad de crear un refugio contra la orfandad triste y dolorosamente abandonada al acaso, se pensó en instalar una casa de niños espósitos, habiendo tenido efecto recientemente tan humanitario pensamiento, estableciéndose en el conv. de San Francisco en cuyo local se encuentra también la cárcel pública.

Dos son las parroquias que h a y en esta cap. y ambas de la categoría de segundo ascenso. La de San Pedro en la plaza de i su nombre es la más antigua, sirvió de mezquita á los arabes, de cuya arquitectura conserva restos y especialmente el í Miuaret; el templo contiene varios altares de poquísimo gus- I to y el único notable es el mayor, su fáb. es tan firme que ha resistido los mas fuertes huracanes, principalmente el del año 1722 , que derribando el campanario de la iglesia cayó de goipe una de las campanas sobre la bóveda de la capilla mayor, sin que esperimentara el mas pequeño quebranto ni se le advirtiera ningún deterioro. La otra es la llamada de la Concepción situado en la parte mas baja de la v. y en el vértice del ángulo que esta forma; es del orden romano, construida en el siglo XVI; el mérito artístico de esta iglesia es mucho mejor que el de la anterior y el de las pinturas y esculturas de sus altares se aventaja al de aquellos; descuella sobre un pórtico de gradas que iguala al terr. de los pies con el de la capilla mayor ; este templo padeció gran ruina con el terremoto del año 1755, pero en el dia se halla reparado y aun mejorado de como antes estaba.

C O N V E N T O S . El de la Merced destinado en la actualidad para cuartel, data desde fines del siglo anterior; se encuentra a la entrada de la población y su iglesia esta habilitada. El de la Vic toria casi todo yace derruido, y en el área que ocupaba se han construido recientemente varias casas de particulares. El de San Francisco situado al final de la v. sirve, como hemos manifestado anteriormente, de cárcel y establecimiento de niños espó silos su iglesia es auxiliar de una de las parr. El de Agustinas está ocupado por un número reducido de monjas. Existen ademas, un oratorio público titulado de Saltes, propio del gre mió de pescadores, y varias ermitas bajo la advocación de Ntra. Sra. de la Cinta, del mismo gremio , Ntra. Sra. de la Caridad del hospital de este nombre, la de Ntra. Sra. d é la Estrella en la orilla del r . , en la que se celebra el sacrificio de la misa que oyen la gente de m a r , las de San Sebastian y la de la Soledad.

F U E N T E S P U B L I C A S . Es notable el conducto por donde se surte de agua la población Consiste en porción de galerías subterráneas que forman entre sí un laberinto por debajo de los Cabezos, cuyas filtraciones de agua potable y de escelente cali dad abastecieron cumplidamente á los moradores de este pueblo y buques que arrinaban en tiempos antiguos, y aunque en el dia se encuentra bastante obstruida con dos obras muy mal entendidas que se han practicado, da el agua casi suficiente para las necesidades comunes, si bien se aprovechan ahora las de pozos no tan delgadas como aquellas, ni tan sabrosas y cristalinas.

P L E R T O . Conocida la situado de esta v. por lo que hemos manifestado en un principio, diremos ahora que por estar formado este puerto de un r . , jamás peligran en él los buques, y su internación los pone á cubierto de toda agresión en tiempo de guerra. La barra de Huelva es muchas veces el refugio forzado de los buques que se encuentran empeñados en la costa desde el cabo de Trafalgar al de Sta. Maria, que no permitiéndoles los temporales del S . , del ESE. ó de SE. montar ninguno, toman por precisión este p u n t o ; á este favorece su barra marcada por el monte del P u n t a l , sirviéndole de señal para la mas fácil enfilacion. Tiene esta barra la ventaja de que por el canal de la fragata pueden salir los prácticos á toda hora y por los de la Gola y Engañabobos pueden hacerlo igualmente á un tercio de marea.

Dada una idea general de cuanto notable encierra Huelva, réstanos decir que sus alrededores son tan bonitos y pintorescos, que la imaginación mas monótona y triste encuentra objetos donde deleitarse, ya considerándola halagüeña perspectiva que presentan sus famosos r. por los que surcan diferentes barcos de bastantes toneladas que arriban con mercancías y diversos objetos de todos los puntos del mediterráneo y del océano, y a contemplando las delicias de una vejetacion robusta y animada, que hace olvidar la falta de paseos y alamedas de que carece la v . , ó ya por último dirigiendo la vista sobre las márgenes de la mencionada rivera de Anicoba, matizadas de naranjos, limoneros, viñedos y otros árboles frutales.

T E R M I N O . Antiguamente era estensísimo el de esta v . pues entre ella y la de Niebla no habia olra p o b l . , asi es que ambas partian con igualdad el t e r r . comprendido entre una y otra, sirviéndoles de límites el profundo arroyo llamado Capdon; posteriormente con el aumento de población se edificaron otros L. y v. quedando reducidos en el dia los de Huelva á 3 leg. cuadradas confinando por el N. con los de Gibraleon, Trigueros y San J u an del Puerto, pues por el E . , S. y O. están los r. espresados y la marisma que avanza hasta la confluencia de ambos.

T E R R E N O , su C A L I D A D T C I R C U N S T A N C I A S . Participa todo él de monte y llano, y generalmente es de miga y muy á propósito para la siembra de cereales, hay otros sitios , especialmente aquellos en que domina la silice, que se prestan ventajosamente al cultivo de viñedo y plantio de olivares. La misma marisma que cubre las altas mareas y que forma un triangulo al S. de Huelva entre los r . Odiel y Tinto, está destinado para pasto de ganado vacuno y caballar. Se compone todo él de unas 8 , 0 0 0 fan. de suelo entre las que cuenta unas 1 , 0 0 0 de tierra montuosa de muy buena calidad. Las eminencias mas notables son las llamadas Cabezos de Roma y de la Horca plantados de viñedos y frutales, los cuales dominan la población Como uno de los puntos mas notables que encierra este término es la isla de Saltes, de la cual daremos una idea aunque breve. Se halla situado al S. de la confluencia délos precitados r. Odiel y Tinto y por donde estos desaguan en el Océano.

Tiene de estension 1/2 leg. y 1/2 cuarto por su mayor anchura.

Su t e r r . es en parte ventajoso para la labranza, y el resto montuoso poblado de pinos, acebuches y algunos otros árboles bravios. En el dia solo está destinado para la cria del ganado vacuno. En lo antiguo tuvo mucha importancia y hubo en ella una ciudad marítima de la que habla Xerif Aledris en su geografía de la España árabe y algunos creen fué la antigua ínsula tartesia. Los árabes llamaron (Gezira Saltis) en cuyo pueblo se conservan aun las ruinas al N. de la isla, donde quedó después de la conquista un conv. de frailes Franciscos que posteriormente se trasladaron á la Ravida.

Ríos Y A R R O Y O S . Bañan parte del terr. de esta v. los r. espresados de Odiel y Tinto que propiamente por este punto son rios navegables y de bastante fondo, puesto que las corrientes de sus aguas no se advierten sino dos leg. antes de Huelva. No es cate el L. de hacer la descripción de ellos, que reservamos, para sus artículos respectivos, anticipándonos a manifestar que el primero que es el mas occidental nace cerca de Corlegana, y pasando por Gibraleon se va ensanchando con las aguas que recibe de diversos puntos en términos de prestarse á la navegación el Tinto baja de sus fuentes por cima de Zalamea la Real, baña por E. y S. á Niebla y por el N. á Moguer y Palos, juntándose después con un brazo del Odiel que se divide para formarla islade Salles. Una leg. antes de llegar á Huelva y despuesde haber atravesado su término de N. á S. desaguaen el Odiel la rivera de la Anicoba, cuyas pintorescas márg. eslan plantadas de naranjos y otros árboles frutales.

CAMINOS. LOS de comunicación de esta cap. con Sevilla y con el resto de la provincia son lodos de herradura y aunque transitan carros, carecen de arrecifes y lo hacen con dificultad especialmente en el invierno. Recientemente se h a aprobado por el gobierno el proyecto de una carretera con dirección á Sevilla, á cuya obra parece se ha dado principio.

El C O R R E O se recibe tres veces en la semana de la adm.

principal de Sevilla y dos de la parte de la sierra y Aracena.

P R O D U C C I O N E S . Trigo, cebada y otros granos, vino y aceite que apenas bastan para el consumo, a pesar de no ser escaso el suelo en tales p r o d . ; críanse algunas hortalizas pero en mas abundancia los ácidos y otras frutas, que ademas de satisfacer el consumo del pueblo, sobran para estraer cotidianamente para Cádiz y otros puntos de la cosía; hay algún ganado lanar, cabrio y vacuno, montaraz y domesticado para la agricultura; y caza de liebres, conejos y perdices.

L N D U S T R I A . Se egerce en la construcción de buques en los 4 ó 5 astilleros que se encuentran por las inmediaciones de esta v. cuyos constructores saben conciliar la solidez con la ligereza de los buques que fabrican de todos portes y diferentes toneladas. Los hab. de un barrio entero de Huelva se dedican esclusivamente á la pesca en mas de 1 0 0 botes pequeños, cuyo pescado bastante sabroso se vende con preferencia en Sevilla; otras varias personas se utilizan en la busca de marisco que se encuentra en abundancia en los dilatados bajos que llaman Manto que se forman en la barra de Huelva. Hay varias fáb.

de cordeleria de cáñamo, y porción de la de esparto, otras de redes y 4 molinos harineros.

C O M E R C I O . Existen en aquella matrícula mas de 6 0 0 buques de 4 0 hasta 2 0 0 toneladas, destinados al de cabotage, generalmente por la costa de Levante; hay otros que llevan cargamento de algunos artículos del pais á las de África, y al gunos que hacen el comercio en la carrera de América á continuación fijárnoslos estados d é l o s artículos que se han esportado por este puerto, los cuales darán un conocimiento exacto de la balanza mercantil de este punto y sus aduanas. (Ver en el original)

P O B L A C I Ó N Y R I Q U E Z A . Nada conformes se encuentran los datos que posee esta redacción en punto tan esencial, con los que arroja de sí la matrícula catastral d é l a provincia; por los primeros tiene Huelva 1 , 8 5 4 veciudad con 7 , 4 1 6 almas ; por los segundos el número de v e c . n o pasa de 1 , 7 9 3 , y el de almas 7 , 1 7 3 ; la riqueza prod. que le da la matrícula, asciende á 1 . 1 6 8 , 3 5 9 r s . , y la que resulta délos otros datos no es mas que 8 0 1 , 1 9 9 ; nosotros dejando todo comentario no nos proponemos otra cosa que hacer notar esta diferencia.

El P R E S U P U E S T O M U N I C I P A L asciende de ordinario de 5 5 á 6 0 , 0 0 0 reales anuales, los cuales se cubren con los rendimientos de las fincas de p r o p i o s , con los arbitrios establecidos, y el déficit por reparto vecinal. El secretario de a y u n t . goza del sueldo de 8 , 0 0 0 reales anuos.

H I S T O R I A . El Dr. D. Antonio Jacobo del Barco y Gasea en una disertación, impresa en Sevilla, año 1 7 5 5 , ha impugnado la reducción de Hibera á Huelva que opinó Rodrigo Caro, y dejando asimismo contradicho el juicio de este anticuario, que pretendió encontrar Ja ant. Onuba en Gibraleon , á cuya v. corresponde la ciudad de los a n t . Olónligos, es preciso seguir la indicación de todos los geógrafos ant. que hablaron de Onuba, | denominándola Onoba, y afirmar que esle nombre y las esj casas noticias que se conservan de la ciudad que distinguiera, son I las antigüedades de la actual Huelva. Estrabon, Mela, Plinio j y Ptolomeo hicieron mención de ella. Con razón se la apellidó i la /Estuario, en vista délos tres esteros navegables que pe- I nctraban en su distr. A esta ciudad llegaron los fenicios enviados por el Oráculo, eu el segundo viaje que hicieron, según las tradiciones gaditanas conservadas por Estrabon, para entablar su comercio con la España. Acuñó medallas, y en la mas bien conservada se ve por el anverso cabeza con morrión y la leyenda C. CjiLI. Q. Publici y en el reverso dos espigas y el nombre Onuba entre ellas. Los árabes la llamaron Welva. Ayub-ben-Ahmer-ben Jahyah el Josebi, que ocupaba la tenencia de Huelva cuando la guerra del Emir de Sevilla contra el Saheb de Carmona, agitaba el pais, ayudó á aquel y por ello s e c r e t ó acreedor á la posesión inalterable de Huelv a , Ja que obtuvo y desempeñó soberanamente al volver á sus hogares (año 1036;. Don Juan Agustín de Mora, en su historia de Huelva, sostiene haber sido ganada á los moros por el rey D. Alonso el Sabio, año 1257 , y que desde aquella época no volvió ya á poder de musulmanes; no obstante presentarla algunos historiadores como musulmana, sitiada por el ob. de (Jijón, año 1431 y Pellicer y Covarrubias dicen haber sido conquistada por D. Iñigo López de Mendoza, ano 1438, pero todo esto se refiere a Huelma, habiéndose confuudido los sucesos de estas dos poblaciones por la semejanza de sus nombres. Afírmase que D.Alonso el Sabio, en lo último de su vida, hizo merced de la v. de Huelva á Dona Beatriz su hija , reina de Portugal; pero que D. Sancho el Biabo la volvió á la corona para dar su sen. vitalicio en 1293 á su camarero mayor D.Juan Mathe de Luna, y en 19 de marzo de 1295 concedió al mismo 3,000 mreales por una vez en el almojarifazgo de esta v . , de la que disfrutó el sen. hasta 9 de agosto de 1299 en que murió. En 25 de agosto del mismo ano hizo merced de ella D. Femando IV á D. Diego López de Haro, señor de Vizcaya. De los testamentarios de este señor la compró en el año 1300 Doña Betanza, señora portuguesa, aya de la reina Doña Constanza. El infante D. Pedro, lio del rey D. Alonso, tomó en su amparo á Huelva eu 4 de enero de 1317, habiéndose retirado Doña Betanza á Portugal; y faltando al seguro obligó al alcaide á que se la entregase. No se sabe cómo entró después eu pouer de la ciudad de Sevilla; lo mas cierto es que vendida por poderes de Doña Betanza la compraría esta ciudad En 1338, el rey D. Alonso la dio al maestre de Santiago D. Alonso Méndez de Guzman, retribuyendo á la ciudad de Sevilla con la donación de Arcos de la Frontera. A este señor la confiscó el rey Don Pedro, é hizo merced de ella á su favorecida Doña Mana Padilla , 13-52. Se ignora cómo pasó el sen. de Huelva á la casa de los Cerdas; mas se sabe que en el año 1371 se dio provisión á D. Bernardo de Bearne y Doña Isabel de la Cerda para que les fuesen reslituidos con otros sen. Gibraleon y Huelva. No obstante este derecho, D. Alonso Pérez de Guzman y D. Alvar Pérez, poseían á Huelva en el año 1435.

Después de algunos años hubo diferencias sobre el derecho de Huelva, y se terminaron por compromiso, en el que se declaró pertenecer esle derecho y sen. de Huelva á los Cer das con efecto, en 1445 era dueño de esta v. D. Gastón de la Cerda. Mas tarde fué traída en dote á la casa de Medina- Sidonia, casando Doña Maria de la Cerda, hija de D. Luis, tercer conde de Medina Cceli, con D. Juan de Guzman, primer duqae de Medina-Sidonia y tercer conde de Niebla. En 1468 fué puesta en posesión de Huelva esta ilustre casa.

Desde el conquistador D. Alonso el Sabio ha merecido Huelva gran protección de todos los reyes, como lo demuestran sus numerosos privilegios. Aun después de estar su sen. en la Excma. casa de Medina-Sidonia los obtuvo muy apreciables.

De sus señores los Excmos. duques los ha obtenido también, y el enumerarlos, asi como el hacer mención de los litigios que ha seguido Huelva sdbre estos privilegios y so bre sus t é r m . , seria prolongar demasiado este a r t . , pudiendo verse en la citada historia del licenciado Mora, con otra gran copia de noticias relativas á esta población, para quien pretenda enterarse de mas pormenores. Allí mismo se hace mención de muchos varones ilustres que cuenta Huelva entre sus hijos haremos no obstante mención aquí do D. José isidro Morales, canónigo de Sevilla y editor de las Tablas astronómicas; del marino D. José Mendoza Rios ; de Alonso Sánchez de Huelva que navegando hacia las Canarias fué llevado por una tempestad al descubrimiento d é l a Isla Española; y de los capitanes Andrés y D. José de Vega Carrocho que tanto se hicieron conocer sobre los mares.

El escudo de armas de Huelva ostenta un árbol con la inscripción Portus maris et térro? custodia, y debajo un áncora y un castillo.

HUELVA

partido judicial de térra, en la provincia de su nombre, cor.espondientp á la audiencia t e r r . , c g. y diócesis de Sevilla; se compone de 8 pueblos los cuales forman otros tantos ayuntamiento, cuyas dist. enlre sí, la quemediaá la cap.de provincia, audiencia terr., ciudad g., diócesis y la corte, se manifiestan en la siguionte escala (Ver en el original)

S I T . en la vertiente merid. de las sierras de Andevalo con libre ventilación especialmente de los vientos O. y NE. en el invierno y primavera, y N. y SO. en verano; el E. ó solano suele reinar en esta estación y es incómodo; el C L I M A es templado , poco cargada la admósfera y por lo tanto muy despejado su horizonte.

C o n f i » a a l N. con el partido de Valverde del eamino; E. con el de Moguer; S. el Océano, y O. con el de Ayamonte; su estension tanto de N. á S. como de E. á O. es de 6 leg.

El TERRENO es todo de aluvión, arenisco y pedregoso, y no se conoce sierra ni montes notables, siendo su declive natural hacia el m a r ; hay sin emhargo buenas llanuras de tierra vegetal muy apropósito para pan llevar y sobre todo para el arbolado de encina y olivos.

Ríos Y A R R O Y O S . Atraviesan este partido el Odiel y Tinto, los cuales confluyen en el Océano una leg. al S. de Huelva; vienen ambos de la sierra de Andevalo y corren en dirección el primero de NE. á SO. y el segundo de NO. á SO; sus aguas no se aprovechan para el riego No se encuentran en todo el partido manantiales notables que merezcan reseñarse-; mis por esto no se escasea para las necesidades de la vida de aquel precioso líquido, cuya calidad es sana y ferruginosa.

C A M I N O S . Actualmente se trabaja en la carretera que ha de poner en comunicación á Sevilla con Huelva y está proyectado otro desde esta cap. á Estremadura; los demás son sendas y carriles de comunicación entre los pueblos y puntos determinados cuyo estado no es el mas ventajoso.

I N D U S T R I A , Y C O M E R C I O . La que generalmente se egerce en este terr. es la agricola y la pecuaria, escepto algunas fáb.

degroseraalfareriaque hay en Trigueros 3 dé sombreros bastos y algunos lagares para blanquear la cera en Valverde, y de espartería y cordeleria en la cap. del partido el comercio se halla circunscrito á la venia y esportacion de ganado de todas clases, especialmente el de cerda ya cebado, é importación de algunos artículos de ropas de seda, hilo y lana y otros de manutención.

F E R I A S . Se celebra en el mes de oclubre una en Cibraleon, otra eu Huelva y otra en Trigueros, y en julio una en Valverde del Camino; las mas notables son las de Gibraleon y Trigueros el principal articulo de tráfico en ellas es el ganado de cerda; lambien se vende mucho vacuno y caballar para la labranza, útiles para la misma y objetos de uso doméstico.

P R O D U C C I O N E S . La cria de obejas , vacas, cabras y cerdos, es la principal en todo el p a r t . , á pesar de que no se descuida la siembra de trigo , cebada, avena y varias legumbres, para lo cual se aprovechan los sitios de buenas capas de tierra ; el cultivo del olivo es también atendido por los moradores , asi como la conservación del arbolado de encina con cuyo fruto se ceban piaras muy considerables de cerdos. S T A D Í S T I C A C R I M I N A L . Los acusados en este partido judicial en el año 1843 fueron 114, de los que resultaron absueltos de la instancia 1 3 , y libremente 7 ; penados presentes 84, contumaces 10, reincidentes en el mismo de ilo 8, y en otro diferente 7 de los procesados 20 contaban de 10 á 20 años de edad, 74 de 20 á 4o, y i 8 d e 40 en adelante; 103 eran hombres , y H mujeres, 53 solteros y 59 casados; l sabia l e e r , 31 leer y escribir, y 80 carecían de toda instrucción; 5 egercian profesión científica ó arle liberal, y 109 artes mecánicas. De 2 de los acusados se ignora la edad, el estado y la instrucción.

En el mismo periodo se perpetraron 26 delitos de homicidio y de h e r i d a s ; 1 con a r m a de fuego de uso ilícito, 8 con armas blancas permitidas, 1 con prohibidas , 11 con instrumentos contundentes, y 5 con otros instrumentos ó medios no espresados.

Concluimos con el siguiente (Ver en el original)

HUELVA (PROVINCIA DE)

una de las en que modernamente se ha subdivido el ant. reino de SeviPa ; en lo civil y administrativo es de tercera clase; en lo judicial corresponde á la aud.

terr. de SeviPa, y se divide en « partido que son , Ayamonte, Aracena, Huelva, La Palma, Moguer y Valverde del Camino , antes el Cerro de Andebalo , compuestos de 78 pueblos, que con igual número de ayuntamiento son los que tiene la provincia, ademas de 32 ald. que forman parle del lérm. municipal de Jas v. á que eslan agregadas en lo militar constituye una com. g. de. las 4 en que está distribuido el terr. de la ciudad g. de Sevilla ; en lo ecl. pertenece casi en su totalidad al arz. de aquel nombre , á escepcion de Carrion de los Céspedes que es de la abadía de Olivares, provincia de Sevilla, (diócesis nullius), y Arroyomolinos y Cañaveral de León, que son parle del Priorato de León de la orden de Santiago y vicaría de Sta. Maria de Tudia en lo marit. es provincia y partido de su mismo nombre, correspondiente al tercio naval de Sevilla en el departamento de Cádiz. Las dist. que median entre los pueblos que son cabecera de p a r t . , y las (pie hay de ellos á laaudiencia terr., d i ó c, ciudad g. y la corte, se demuestra en el siguiente cuadro. (Ver en el original)

S I T U A C I Ó N Y C U M A . Esta provincia tiene la figura de un triángulo truncado por el N. cuya base es el Océano; el ángulo E. es el limite que la separa de la de Sevilla, y el O. forma por esta pártela frontera de Portugal; las leg. cuadradas que contiene, aunque no es fácil espresarlas por la irregularidad de su figura , s>* consideran en 360 de las españolas de 17 1/2 al grado. Se encuentra al S. SO. de la península entre los 36″ 45′ 38* 9′ lat. y los 2″ 2 0 ‘ 5* 18’ long. occidental del meridiano de Madrid los vientos que con mas frecuencia la combaten en el invierno son los del NO., los N. no son tan duraderos y los del O. algo mas las lluvias por lo regular son con los del S. SE. y SO. Los del E. soplan algunos dias ; los NE. en dicha estación son muy constantes de noche en la costa , á veces se sostienen de dia y otras ceden al apuntar el cuadrante los otros vientos. Se observa que cuando el N. ó el NE. sopla con violencia algunos dias, pasa con prontitud al E. , al SE. y al SO. declarándose en vendaval y lluvias. En el verano es el SO.

el mas constante con tiempo sereno ; refresca la atmósfera en la costa y se estiende al interior hasta unas 4 leg. El clima en la sierra es frió á causa de las nieves; las primaveras no son templadas, asi es que el estio es de corla duración, aunque ardoroso; el otoño desigual y destemplado. En las llanuras hace frió , si bien no tanto como en los terr. montuosos, las primaveras son mas templadas ; el estio de mas duración y bien ardoroso ; el otoño mas templado y á veces caloroso. Ea las costas y sus cercanías los inviernos no son tan rigorosos, el termómetro ce Reaumur pocas veces llega á 6″ sobre 0 ; las primaveras mas tempranas y templadas . el estio aunque ardoroso se templa con la brisa del SO. que entra por lo regular de 9 á 10 de la mañana; el termómetro rara vez llega á 28* sobre 0 ; por último , el oloño aunque á veces lluvioso , tiene dias de calor; estas cualidades atmosféricas , el género de vida de los individuos y las circunstancias particulares de las localidades, son la causa que predisponen las enfermedades mas frecuentes que se observan en toda la p r o v . ; en los parages elevados, las afecciones cerebrales, pectorales y de garganta son muy comunes; las fiebres intermitentes, tercianas y cuartanas se advierten en estas alturas especialmente en el verano, y en los terr. llanos las inlermitcntes. Generales son para toda la provincia las calenturas biliosas, si bien se notrm menos en los sitios montuosos; por regla común, en los puntos donde en este pais el aire tiene menos obstáculos para su ventilación, hay menos enfermedades , á no ser que concurran causas especiales y determinadas, habiendo en los terrenos bajos mas predisposición para el desarrollo de las dolencias ya espretadas.

COIVFINES Y L I M I T E S . La provincia de que nos ocupamos formaba antes con oíros diferentes pueblos, el part de la ciudad de Sevilla, que era uno de los 8 en que se dividia este ant. reino ; en los continuos arreglos y variaciones que sufrieron todas ellas para regularizarla división terr., siempre formó parte de su ant. matriz, y hasta cn el nuevo sistemado departamentos adoptado por los franceses durante su dominación en la guerra de la Independencia , Huelva con todos los pueblos que hoy le pertenecen, eran parte de los que constituían el llamarlo departamento del Guadalquivir Bajo (Sevilla). E n e s t a c y año de 1810 el intruso José Bonaparle aprobó una nueva división con el nombre de Prefecturas, siendo Sevilla una de ellas, á la que se le dieron por limites la de Mérida, frontera de Portugal y costa del Océano, quedando comprendida en ella todo el lerr. de la actual provincia de Huelva, siendo Ayamonte y Aracena la residencia de un Sub-prefeclo. Espulsados los franceses de la península vinieron á tierra todos estos trabajos quedando las provincia en cuanto á su división terr. en la misma Corma que lo habia estado antes de la invasión , mas ‘os defectos de aquella eran bien patentes á todos los hombres entendidos en la ciencia de la administración, por cuanto comprendiendo las provincia estensos térra, y dentro de ellos multitud de población, la acción rápida de las auloridades tenia que tsperimeHtar entorpecimientos y dilaciones nacidas de la viciosa organización, por la que lenian que regirse con graves perjuicios de sus administrados. Variado el sistema político de la nación en el año de 1 8 2 0 , los cuerpos colegisladores se propusieron como una de las medidas de mas pronta urgencia, arreglarla división del terr. de una manera mas propia á las necesidades de la época, y después de consultar varios dalos análogos a la materia, decretaron en 182-2 el nuevo arreglo de prov en el cual se creó la de que ahora nos ocupamos , asignándole por límites los que tiene en la actualidad , sin otra diferencia que comprender en ella los pueblos del Fregenal y Bodonal, cuando por la nueva organización decretada en 1834 se han es’ cluido y adjudicado á la de Badajoz. Hecha una rápida reseña ¿cerca1 de las modificaciones que en distintas épocas sufrió la jj limitación de las p r o v . , pasemos ahora á meucionar la manera con que esta de Huelva quedó constituida.

Confina al N. con la de Badajoz; por el E. con la de Sevilla ; por el S. con el Océano, y por el O. con Portugal. El lim.

N. principia en la rivera de Ardda hasta que á esta se incorpora la de Murtiga, después tira una linea recta al nacimiento del r. Culebrin, dejando dentro de esta provincia á Encinasola, Cumbres, Hinojales, Cañaveral y Arroyomolinos; y á la de Badajoz, el Bodonal é Higuera la Real, El lim. E. parte desde la citada rivera ó r. Culebrin, y siguiendo una linea arbitrar i a atraviesa Sierra-Morena dejando fuera al Monasterio real de la Jara y el Bonquillo, é incluyendo dentro de la linea de demarcación á Sta. Olalla; desde aqui se tira una recta que pasando por entre el Berrocal y el Madroño sigue como al S. SO. hasta el arroyo Carrallon y caño de lasRosinas, cuyo curso continúa hasta su desembocadura en el Guadalquivir.

El Berrocal, P a t e r n a , Escacena , Carrion , Hinojos y Almonte, quedan en la provincia de Huelva; el Madroño, Aznalcollar, Castilleja del Campo, Pilas y Villamanrique sirven de lim. E. con la de Sevilla. La confrontación del S. empieza en la desembocadura del Guadalquivir frente á Sanlucar de Barrameda, y termina en la desembocadura del Guadiana, comprendiendo la costa llamada de Castilla ó de Arenas Gordas, la Barra de Huelva, la del Rompido, déla Higuerita y Ayamonte. El lim. O. principia por este último pueblo en la desembocadura del Guadiana y continúa por la orilla izquierda de este r. hasta la desembocadura del Chanza, poco mas de 2 leg. al N. de Sanlucar de Guadiana; sigue después la ya mencionada rivera de Chanza hasta donde llaman la nueva población del Rosal de Cristina, que continuando.su t é r m . , el de Aroche y Encinasola, viene á concluir en ia rivera de Ardila. Por todo este l i m . e s frontera de Portugal conforme ha estado reconocido desde tiempos antiguos.

C O S T A . Confinando esta provincia al S. con el Océano , creemos propio de este lugar fijar los puntos de la costa por donde Íiasa la linea divisoria para la mejor inteligencia de nuestros ectores. Principia aquella en la barra que se forma en la desembocadura del r. Guadiana entre las 2 puntas ó bajos llamados picachos del E. y del O., aquel de España y el último de Portugal desde luego se encuentra á Ayamonte y para entrar en su barra se debe enfilar primero la iglesia de Cazela con un mogotillo que hay cerca de Montegordo, nombrado Mogote-azul, sigúese esta eufilacion hasta 2 molinos de viento que están á la parle E. del cast. de Ayamonte, y volviéndose á enfilar uno por o t r o , que será cuando ambos demoren al N. 30° 3 0 ‘ O. se seguirá este rumbo hasta ir por medio del canal á 2 cables antes de llegar á estar de través con la punta de San Antonio, y dejando toda marca se tomará por la medianía del Rio hasta estar EO. con Villa Real, en donde con embarcaciones de algún porte se dará fondo, y con chicas se seguirá para dentro cuanto se quiera. En baja mar , los dias de conjunción y oposición, hay solo una braza de fondo en la b a r r a , y al paso que se interna se aumenta á 2 ó 3 , advirtiendo que crece el agua en dichos dias mas de 2 brazas, sucediendo en ellos la pleamar á las 3 de la tarde. La punta citada del E., esto es, la de la parte de España , se llama de Canelas, tomando este nombre de la torre vijia que hay inmediata, construida sobre las marismas y arenales próximos de la costa ; desde esta punta sale hacia el S. un placer de arena de 2 millas de largo, que termina donde llaman el Picacho.

Una leg. larga de la torre de Canelas al N. 27* E. de ella, está el pueblo de la Higuerita ahora Isla Cristina, con barra á su entrada al SSE. d é l a población y los placeres que la forman, salen como 1/2 milla de la costa. Para entrar por esta barra se deberá enfilar la punta del Caimán con la iglesia y se seguirá esta enfilacion hasta estar próximo á dicha punta, que ya se estará de la parte de adentro de dichos bajos , y luego dirigiéndose por la medianía del canal, se i rá á fondear frente del pueblo por 3 brazas en baja mar. Al E. de la barra de la Higuerita, dist.

5 millas, está la de Tula, formada por una punta de arena baja en su parte del E., y por la del O . , el estremo de una isla que formó el canuelo mas N. de los que se citaron al hablar de la barra de Ayamonte; la de Tuta queda en seco y solo tiene uso en pleamar para barcos costeros ó pescadores, de quienes solo bay algunas barracas para depósitos de unos peltrechos de almadrava.

Como al E. 1/4 NE. déla barra de Tuta, 1 leg. larga está la barra del Terrón, que abrió un temporal años pasados con la boca al S . , muy estrecha, y en baja mar solo tiene 5 palmos de fondo. Al N. 79″ O. de la boca de esta barra dist.

i / 2 l e g . , está la torre del Catalán , situado en un alto de tierra abarrancada y colorada, que continúa al O. hasta la barra de T u t a , y al N. 67″ E. se ve la torre del Terrón; sigue luego la barra de la Marijata, que la forma una punta de arena que sale á la parte E. con placer hacia el SSO.; esta barra y la anterior conducen á Lepe y Cartaya. Vése después la punta de Umb r i a , que es la primera y occidental de la barra de Huelva, nombrada Engaña-bobos por lat. N. 37° 8 ‘ 5 6 » ; frente á dicha punta empieza un placer dejando canal entre él y la costa, en cuyo estremo y otro que sale de la punta de Picacho , se forma la boca principal de la entrada de Huelva , nombrada Barra de Rodrigo; para entrar se enfilará y se verá un islote muy raro que llaman la Ballena y demora desde la torre de la Arenilla N. 40° O.; y habiendo rebasado el islote, se gobernará en demanda de aquella población que dista 3 / 4 de l e g . ; si se fuese á Palos ó Moguer, se deberá hacer la misma derrota hasta la precitada torre de la Arenilla y de esta por el brazo del r. que sigue al N. 47* E. A la parle N. de la punta de la Umbria pegado á la costa, hay varias isletillas con Canalizos que en pleamar facilitan los tránsitos. De la punta del Picacho al S. 65″ 30’ E. está la torre de Oro , y á 1 leg. de esta la del Asperillo ; al S. 5 4 ‘ 30’ E. y á la dist. de 2 leg. escasas, vése la de la Higuera , y como unas 4 millas al S. 47″ E. la de Carboneros, y por último la de Salabar al S. 24° E. de la anterior. La de San Jacinto al S. 24″ E. de la espresada torre de Salabar, es el principio septentrional de la boca del r. Guadalquivir, donde empieza la Costa de Cádiz descrita ya en su art. correspondiente.

Toda la costa que hemos recorrido comprende la estension próximamente de unas 20 leg.

F R O N T E R A C O N P O R T U G A L . Empieza en Ayamonte y en la línea de 1 5 leg. que contiene, se encuentran los pueblos de Villablanca , Sanlucar de Guadiana, el Granado, la Puebla, Paimogo, Bosal de Cristina, el Almendro, Aroche y Encinasola, de cuyas circunstancias nos hemos ocupado y pueden verse cn sus art. respectivos.

T E R R I T O R I O . Las dos terceras partes de su estension hacia el N . la ocupa la cordillera mas occidental de Sierra-Morena, tomando las denominaciones de sierra de Aroche, Aracena y Andebalo, según los puntos ó pueblos mas próximos á ella; la parle meridional de la provincia es terreno de aluvión cortado por frecuentes colinas. De los 6 partido judicial de que consta, los 2 mayores, el de Aracena y Valverde del Camino, ocupan las sierras espresadas, y los de Ayamonte, Huelva, Moguer y la Palma, el litoral y la campiñ j que eslo mas poblado y floreciente. La sierra ó sea la parte N. de la provincia puede dividirse en 2 clases, la mas elevada que es la de Aroche y Aracena, abunda en aguas y se producen con lozanía los castaños, cerezos, nogales, encinas, alcornoques y muchos frutales, que constituyen la principal riqueza de sus pueblos; la de Andevalo también elevada es mas seca y estéril, criando únicamente pinos y encinas, si bien sus muchos montes son muy útiles por sus abundantes pastos para el ganado.

Delasmontañas principales la masalta en laprovincia es eJ monte de San Cristóbal, situado entre el pueblo de Minas de Rio Tinto y la ald. de la Adelfilla, teniendo el circuito de 1 leg. Síguciudad’e en elevación el cerro de Andevalo qne da nombre á la sierra; hay otro cabezo alto llamado la Peña, 1 /2 leg. al E. de la Puebla de Guzman; al lado de Aracena se ve la montaña llamada de San Giués y la sierra del Castillo del Cuerno, en el lérm. de Arroyo- molinos; las entradas y salidas de las precitadas sierras son muchas atendiendo al espacio que contienen , siendo las principales, Sta. Olalla, Algarrobo, Ronquillo, Fuente de Cantos, Monasterio, Sla. Bárbara y Valverde del Camino, cuyos nombres los toman de dichas población Toda la cordillera de Andevalo presenta á cada paso indicios de minerales donde predomina el cobre y en ella se encuentra la célebre mina de Rio Tinto , de la que nos ocuparemos en su a r t . correspondiente, enla de Aroche y Aracena se conocieron en otro tiempo minerales argentíferos, mas en el diano se benefician, y hay también ricas canteras de mármoles y jaspe.

En las gargantas y laderas de las montañas y en lo que hay cultivable, los terrenos son silíceos mezclados con tierra calcárea, óxidos de hierro y los restos de cuerpos organizados de animales y vegetales que han sufrido muchas y variadas combinaciones y descomposiciones ; los óxidos de hierro que abundan mucho en esta s i e r r a , se ven en diferentes grados de oxigenación desde el amarillo claro, hasta el rojo mas subido.

Manifestados los acccidentes y la naturaleza del terreno en la parte montuosa , réstanos esponer que el litoral, si bien no es una superficie completamente plana, pues se encuentra interrumpida por diferentes sinuosidades y pequeñas alturas, 1 se diferencia notablemente de aquella. En su mayor parte el terreno es de aluvión , que sin duda en tiempos remotos estuvo cubierto por el mar ; las capas que se ven, unas son de arcilla y otras de arena, mas ó menos gruesa. Los mas fértiles se encuentran en Trigueros, la Palma , Escacena, Paterna , Villarrasa, S.Juan del Puerto y Huelva ; son de arcilla compacta interrumpidos de algunas vetas mas ó menos entremezcladas con silice; lo mas general, en especial hacia las costas, los terrenos son siliceos , y aunque entre ellos se encuentran algunos arcillosos , son de limitada estension , habiendo también otros que llaman albarizos muy propios para el plantío de viña y olivos.

Ríos Y A R R O Y O S . Todos los que surcan por esta provincia, nacen dentro de ella. Las riveras de Murtiga y de Chanza pasan a desaguar al Guadiana en Portugal, teniendo su origen la primera en la sierra de Aracena y en la de Aroche la segunda.

El r. Piedras nace en la de Andevalo, y pasa á desaguar en el Océano por la barra del Rompido ó de Cartaya, después de haber recorrido de N. á S. Ia corta estension de 4 á 5 leg. El Odiel se forma en la sierra de Arácona, atraviesa un espacio de 16 l e g . , hasta terminar en el Océano por la barra de Huelva , y el Tinto que tiene su nacimiento en las minas de cobre de su nombre, toma la dirección de SO. hasta confluir en el Océano por dondelo hace el Odiel, uniéndose en su desembocadura. En estos r . vienen á confluir todas las riveras y arroyos de la p r o v . , menos aquellos que pasan por los limites de la de Sevilla, que por un descenso natural van sus aguas al Guadalquivir ; entre otros puede nombrársela river a de Güelva ó Huelva, la de Sanlucar, el arroyo Carrallon, y caño de la Rocina. Las aguas de dichos r . se aprovechan muy poco para el regadío , ya porque no puede darse altura a l a s mismas, porvenir muy precipitadas, ó ya porque el terreno no es á propósito para el cultivo y producción; mas sirven en algunos puntos para dar impulso á varios molinos ha rinero y otros artefactos.

A G U A S M I N E R A L E S . Las que merecen nombre en esta prov son las que á continuación vamos á espresar. En primer término son las de Fuente Tintilla que tienen su origen cerca de las casas de la ald. de la Coronada, que da nombre á los ba nos que hay en ella establecidos tiene su fuente y caño he chos de material, y reúne agua la suficiente para dar movi miento á un molino harinero de cubo. Remansadas sus aguas en una concavidad espaciosa , es donde se bañan los enfermos, desaguando en el Rio-Tinto por el sitio que se dice de la Coronada. Estos baños son muy útiles para los dolores reu máticos y de gota , para las obstrucciones del hígado , bazo y demás entrañas , para las úlceras del útero , y también pa ra la debilidad de la vista y nervios, siendo muy espuesto el beber esta agua de la Fuente Tintilla, cuyo gusto es agrio en alto grado. Trae dicha agua en disolución sulfato de cobre, lo que se deduce por la facilidad con que aquel metal se incrusta en el hierro que se echa en ella, por la especie de vitriolo azul que hay en las inmediaciones , y por las muchas escorias que se ven alli. Para favorecer la acción de estos baños , se recomienda por los inteligentes el uso de una agua ferruginosa que se encuentra yendo desde la ald. de la Coronada hasta 1/2 leg. mas allá de Calañas , al pie de la sierra que le circunda.

Otras aguas de una virtud muy prodigiosa para estirpar llagas de toda especie, aun las mas rebeldes, son las de las Minas de Rio-Tinto, tan cargadas de partículas cobrizas. La horrorosa enfermedad de los carcinomas uterinos, con laque mueren casi rabiando las pacientes, encuentran aqui un eficaz y portentoso remedio.

Asimismo son muy apreciables las de Sanlucar de Guadia na ; los baños se toman en las márg. del r. huyendo de la rápida corriente que lleva; como la marea llega hasta esta par t e , los enfermos que quieren disfrutar de toda la virtud del agua, se bañan en baja mar. Tienen estos baños de muy antiguo, acreditada fama de ser útilísimos como tónicos del siste ma nervioso , antiespasmódicos , resolutivos y anticancero sos. Se cree que estas aguas tienen en disolución sulfato de cobre por el mucho mineral de esta clase que hay por toda aquella sierra con incrustaciones de hierro en estado de óxido en toda la superficie ; asi es que se han visto buenos resultados en las afecciones reumáticas, obstrucciones t debilidad de la v i s t a , vértigos y úlceras.

C \MINOS. Desventajoso es el estado de estos en la provincia de que nos ocupamos el terreno por una parte , y por otra las circuntancias en que muchas veces se han visto todos los gobiernos para no poder prestar su atención hacia un ramo tan necesario ó importante, ya para la industria como para el comercio y la agricultura , han influido estraordinariamente en esa especie de olvido en que se han tenido los caminos ; con todo, en la actualidad se construye el que de Sevilla ha de dirigir á Huelva pasando por Manzanilla , Villalva , La Palma, Villarasa , Niebla y San Juan del Puerto; está y a proyectada la carretera que desde Huelva ha de llegar á Radajoz cruzando la Sierra-Morena por la parte mas próxima á la frontera de Portugal; los demás son de travesía , carreteros por el litoral, y de herradura por la sierra , todos en mal estado.

P R O D U C C I O N E S . Debe distinguirse entre la parte montuosa y la llana en la primera abundan mucho los castaños, cerezos, noga’es, encinas, alcornoques y otra porción de frutales; los pastos, las semillas y cereales, si bien estos son en cantidad insuficiente para el consumo de la población, esta falta la compensa la abundancia de bellota con la que se ceba mucho ganado cerdoso que constituye el principal ramo de riqueza de estos pueblos; la parte llana es m u y á propósito para toda clase de plantíos y también para la labor; los olivos, viñas, higueras, naranjos y limoneros abundan por toda ella; en sus costas se coge mucho pescado tan vario como sabroso, y en sus esteros y marismas porción de mariscos.

C O R R E O S . Para un servicio tan importante h a y en la cap.

de la provincia una adm. con los empleados correspondientes y estafetas particulares en los pueblos de La Palma, Niebla, Trigueros, Gibraleen , Lepe, Ayamonte y Aracena. cuyos empleados son dependientes de la adra, principal de Sevilla los dias en que sale y entra la correspondencia en estos pueblos y demás puntos que de ellos dependen , pueden consultarse en sus a r t . respectivos. La falta de buenos caminos I’m pide el que por esta provincia transilen diligencias, haciéndose los medios de trasporte bastante lentos.

I N D U S T R I A Debemos hacer distinción entre Ja que existe en Jos pueblos de la sierra y los de la costa; en los primeros 6e fabrican tejidos de lana y lino, especialmente en los del partido de Valverde del Camino, de los cuales usan todos los h a b . , cuya industria está encomendada a l a s mugeres, que también labran con penoso ti abajo mantas de mucha duración ; en Villanueva de los Castillejos, Valverde, Zalamea, Atajar y Calañas , se blanquea en diferentes lagares la cera que produce la p r o v . , y mucha que se introduce de Portugal; en la Higuera hay fáb. de tapones de corcho; en Zalamea , Aracena, Almonaster y Villanueva, diferentes de curtidos de cordobanes , becerros, baquetas y mucha suela; varias de botones de latón en Villanueva de los Castillejos, y en Almonte y Cartaya .5 hornos para sacar de los pinos brea; otra parte de los hab. se dedican al cultivo de los terrenos de labor y á la conservación y aumento del ganado lanar, y otros muchos se ocupan en cebar piaras de cerdos para abastecer el consumo de las provincia co-lindantes en los terrenos llanos la agricultura , especialmente la plantación de viñas y árboles frutales, es la ocupación dominante de sus moradores, y en la costa hay porción de fáb. de salazones, singularmente en la Isla Cristina, ejercitándose la pesca de atún, sardinas, bonito, corbina, merluza ó pescada. surtiendo del fresco á Sevilla, y del salado á toda la costa de levante con especialidad á Cataluña; en Huelva h a y varias fáb. de espartería, y tanto en este punto como en Cartaya y Ayamonte, se construyen barcos muy buenos de diferentes toneladas, ya con destino á los propietarios y fabricantes de la provincia que se ocupan en el comercio de cabotaje, ó y a para los negociantes de Cádiz, Gibraltar y Cataluña que prefieren labrarlos eu estos astilleros por su acreditada construcción y menos coste de materiales y jornales. Nuestros lectores apreciarán el estado que á continuación fijamos , que les demostrará el total de los buques construidos en los astilleros que espresa y en los añosa que se refiere.

(Continua en el original)