ACHO

monte. La mayor altura de Ceuta es el monte que hoy se llama del Acho al que los moros llaman la Almino: también lo conocen por Saharat al Merca, sierra del Puerto.

VELEZ DE LA GOMERA (ó EL PEÑÓN DE)

uno de los presidios menores ó ¡puntos fortificados que la nación cuenta en el litoral de África y pais perteneciente al reino de Fez en el imperio de Marruecos, dependiente de la capitanía general creada nuevamente en África cuya cap. es Ceuta.

SITUACIÓN. Sit. en un islote de la costa setentrional de aquella parte del globo á 34° 40′ lat. N. y á 30» 36″ loug. E. del meridiano de Málaga , de donde dist. 35 l e g . , 75 de Oran , 25 de Melilla y 8 de Alhucemas. Por la parte del E. está 20 de Tetuan, por la del O. 25 de Ceuta (*) y 37 de Mequinez, corte del emperador de Marruecos. FIGURA DE LA ISLA. La figura de la roca en que está asentada la plaza de la Gomera es en su totalidad , próximamente, la de un rectángulo cuyo lado mayor en dirección del ONO. al del ESE. tieue 270 v a r a s , y el menor 130 , y después se prolonga al E. por un istmo de rocas de 50 varas de largo á otra peña que se llama la Isleto, de unas 125 varas de largo y 50 de ancho en la parte que m a s una y otra son mas altas y escarpadas por la parte del N. , siendo la altura del pico mas elevado de la plaza , donde está situado

una batería llamada de la Corona, de 92 varas sobre el nivel del mar. Inferior á este picacho hay otro que se prolonga de O. á SE. como unas 200 varas, teniendo por la estremídad mas elevada que e s la del O. 67 á_68 varas sobre el mar, y por la que lo es menos al SE. 65 varas. En el primer e s tremo hay una balería llamada San Julián, y en el segundo otra titulada San Miguel, entre las cuales se proyectó una cortina, pero que no^se ha llevado á efecto. Todo el resto del terreno e s t á , en g e n e r a l , pendiente hacia SO. La isleta tiene eu su parle mas elevada, que es la del E , 26 á 27 varas sobre el m a r , yendo el terreno en pendiente hasta la orilla de él.

FORTIFICACIONES. Dada una idea general de la naturaleza y configuración del territorio, entraremos en el examen de las fortificaciones y defensas. La irregularidad del Peñón, su e s t r e c h e z , la poca gradación de sus diferentes dominaciones , y mas que todo, el haberse ido añadiendo obras sucesivamente , ha ocasionado que no presenten las foitiíicaciones de esta plaza un aspecto de orden para la defensa.

Todas las baterías dirigen sus fuegos al campo , á la playa enemiga y á varias parles del mar. La de San Juan puede batir la principal entrada del baradero viejo , y parece que recientemente se ha cerrado su gola con un foso y puente levadizo , proporcionando ademas fuegos de fuseleria sobre la rampa que sale desde Carboneras, cerrándose su avenida con un rastrillo. Tomado este y pasando al segundo rastrillo del espresado baradero , dentro del cual los buques no recibirían gran daño, la defensa se reduce á irse replegando las fuerzas de una en otra, de varias puertas y rastrillos d e fendidos por a s p i l l e r a s , á saber , la del cuartel de Marina, la del torreón de Caslelltullit, la que desde la calle Nueva da paso po- delante del puerto de la Marina y la de San Antonio.

Antes de llegar a la puerta de Castelltullit puede volarse el terreno ocupado por el enemigo, por una mina que tiene una de las entradas por el cuartel de Marina, y la otra por medio de un paso subterráneo que empieza en el Charcon y va á desembocar frente al mismo cuartel. Las obras de fortificación tienen un grueso variable ; la muralla que corre á lo largo de los intervalos en que no hay casas, sigue el curso irregular de los edificios. La batería mas dominant e es la de la Corona , con disposición para 7 cañones , 2 morteros y un obús. Con una de estas piezas se bale la punta del Gomerano y mar del O., con otra la punta de la Haba y entrada por el E. y las restantes pueden barrer el terreno intermedio, que es toda la falda del cerro del Cautil y la playa, escepto un recodo encubierto por la Puntilla. Puede b a t i r también el fuerte de S’a. Orosia , y parte del terreno de la isleta. A la anterior batería sigue la de Son Julián con 4 cañones y un mortero tiene fuegos al sitio llamado el ataque (*). La de San Sebastian dispuesta para 2 cañones y un mortero, bale la costa enemiga bajo del Cautil. La de San Miguel de 5 cañones y 3 morteros, bate con sus fuegos toda la playa y campo enemigo hasta la inmediaciou de la Puntilla.

La de San Antonio de Pádua enfila con la pieza que tiene la calle que baja á la Mai ina, pudiendo batir ademascon otras piezas la comunicación con la isleta , disparando á la vez contra la playa enemiga. La de San Francisco tieue 3 cañones y uno de ellos flanquea el Fredo por ser sus fuegos muy rasantes. La de San José está situado entre las dos a n t e riores dentro del recinto de la maestranza ; tiene 3 cañones y sus fuegos son de la mayor utilidad para batir la isleta en caso de perderse. Por último, la batería de San Juan puede tener 6 cañones, 3 de los cuales baten con sus fuegos rasantes la entrada del Baradero y el Fredo hasta las inmediaciones de la isleta. Los otros tres baten la parte del O. y el frente

ISLETA. Esta porción de t e r r . que se halla separada del cuerpo principal de la plaza, con la que comunica por un puente levadizo , se halla actualmente cerrada en la parte superior por un muro aspillerado , desde su estremo inmediato al Charcon hasta el pequeño foso del fuerte de Santa Orosia. La comunicación de este recinto superior, que d e s ciende hasta el mar, está cerrada con un rastrillo y defendida con los fuegos que se han propoi clonado desde un cuerpo de guardia que existía en aquel punto. Las demás avenidas se han cerrado, dejando solo é independiente dicho recinto superior , cuya parte está en el dia casi indefensa, habiéndose arruinado un muro de piedra que cubría á la altura de los hombros. El fuerte puede guarecerse con 5 c a ñones y un mortero; sus fuegos se dirigen á la plaza e n e miga y Puntilla , y flanquear perfectamente el muro construido» recientemente, batiendo ademas el sitio en que se coloca el reten y la entrada y comunicación de la plaza á la isleta.

BARADERO VIEJO. Esta es la entrada principaldela plaza.

Delante del rastrillo que la cierra hay una playa para barar los b o t e s ; siguiendo después una escollera de piedra hasta debajo de la batería de San J u a n , y á lo largo de ella una estacada, eu cuya mitad se halla un cuerpo de guardia, para cuyos fuegos se han abierto varias aspilleras que flanquean por dicho lado toda la estacada. Forma segunda linea de dicha estacada un muro aspillerado, cerrando su entrada otro rastrillo con puente levadizo y 2 fosos; á seguida va una rampa hasta el cuartel de Marina , encima del cual hay una ladronera ó matacán; el edificio tiene aspilleras en todo su frente y en las azoteas, cayendo una parte de aquellas sobre la puerta que da á la isleta. Tiene ademas troneras para cañones pedreros, los cuales pueden barrer todo el puente y comunicación con la isleta.

BARADERO DE SAN JUAN. Esta es otra entrada de la plaza, y sirve para las descargas de víveres y agua. Se cierra la entrada por un rastrillo, y corre á lo largo de las escolleras una estacada que no se flanquea por fuego alguno, si bien se han proyectado algunas obras con este o b | e t o , y pasado un pequeño foso se encuentra una puerta que se c o munica con la balería de San Juan y el cuerpo de guardia de la Marina.

TORREÓN DE CASTELLFULL.IT. Este paso, cerrado con d o ble puerta , es bastante inieresjnte por ser el p r i m e r o que se encuentra después de pasado el puente levadizo de la i s l e t a , pues forzado por el enemigo el pequeño foso, le sería ya muy fácil entrar en la plaza, siendo entonces casi inútil la defensa de la puerta y cuerpo de guardia de la Marina, al estremo de la calle Nueva y de la puerta y batería de San Antonio. Dicho torreón tiene abiertas varias aspilleras en lo mas alto del cuerpo del edificio, al que se sube por las azoteas de las casas inmediatas. Por la estrechez del sitio y disposición del t e r r . es aquel de poca amplitud.

PUENTE y FUERTE ASPILLERADO DEL CARACOL. Pasada la puerta de San Antonio , se llega al puente levadizo que da paso sobre un foso de 3 varas de ancbo, se eutra en el fuerte del Caracol con varias aspilleras y unos matacanes sobre el puente, pero todo él muy reducido, sin fuegos de flancos.

CUARTELES. Hay 2 para la guarnición esti aordinaria; el de S.into Domingo con 2 cuadras capaces de contener 100 hombres, y el de San Francisco que se halla por bajo de la calle de San Antonio, con igual capacidad que el anterior.

Para los confinados hay otros 2 cuarteles el inmediato á San Francisco, donde se encierran la mayor p a r t e , tiene 3 cuadras y puede contener 130 á 200 hombres; y el de Carboneras, j u n t o al baradero de San Juan, capaz para 70 hombres.

Para la artillería se ha habilitado una cueva de l,.s practicadas en la roca. La compañía fija tiene uno muy r e ducido en la calle Nueva, y el llamado de la Marina , que tiene una cuadra para 20 plazas y otra para almacén de p e r trechos.

ALMACENES. Apenas habrá uno que haya sido construido con este objeto; asi es que la mayor parte están en las c u e vas abiertas en las piedras. Los efectos y materiales de fortificación tienen que estar repartidos en 4 localidades d i s t i n t a s.

ni se halla á prueba de bomba , estando situado inmediato al pico mas elevado , lo cual le espone á los riesgos de la e l e c tricidad.

HOSPITAL. Puede contener unas 50 c a m a s , no siendo desventajosa su posición, pues está á un estremo de la plaz a , sobre el escarpado de Santiago.

CISTERNAS. En el cuerpo de la plaza hay 5 que contienen unas 60,500 arrobas de agua, y en la isleta 2 capaces de 4,000; ademas se recogen aguas en los fosos de los barader o s , en una pequeña poza abierta en Castellfullit y en una alberca situado en Santiago. El gasto diario del agua se reputa en 480 a . , que hacen al año unas 65,000, cantidad que se recoge en la piaza; mas á pesar de e s t o , se llevan de España diferentes remesas.

GUARNICIÓN. En tiempos normales se compone de un destacamento que debe constar de un capitán, un teniente, un s u b t e n i e n t e , 3 sargentos segundos, 8 cabos primeros, 5 segundos y 420 soldados. Del destacamento de la compañía de los presidios menores, fuerte de 30 hombres. De 50 fusileros sacados de los confinados que tienen condenas limpias y buena conducta. Está afecto al destacamento de veteranos el pelotón de fuerza de mar de 2o soldados marineros.

Para el servicio de la artillería hay un sargento , 6 soldados y 30 agregados de la clase de confinados. Esta guarnición es muy reducida, tanto para cubrir el servicio de la p l a z a , como para cuidar de los confinados, cuyo número, no debiendo de esceder de 250, llega muchas veces hasta el de 400.

COSTE QUE TIENE LA PLAZA A LA NACIÓN. En los sueldos del E. M. de la plaza, Ministerio de Hacienda, iglesia , hospit a l , compañía fija, marinería y maestranza, se gastan anualmente cerca de 750,000 r s . , añadiendo á estos los correspondientes á la guarnición estraordiuaria , que llegan á 300,000; el de los oficiales de ingenieros de artillería; el surtido del hospital; coste de las estancias; botica , lo que se consume en obras de fortificación, conducción de confinados y otros objetos, puede regularse el gasto en unos 75 á 80,000 duros anuales.

FONDEADERO. Entre la plaza y el campo enemigo hay un canal que se llama Fredo, que tiene entrada por el E. y O. Es sitio en el que actualmente fondean los buques por unas 5 brazas de fondo de arena limpia. El Fredo se ha cegado con las arenas del riach. que desemboca en la playa de enfrente.

Es peligroso el surgidero con los vientos del 4.° cuad r a n t e , con los que recala mucha mar, estando ademas descubierto el puerto por aquella p a r t e , en que solo avanza una pequeña punta del cerro del Cebollero , que forma con la playa la entrada del O . , de 600 varas de 45 á 20 brazas de fondo. Por el E. está mas abrigada á causa de la mucha salida de la punta de Baba; pero pueden recalar los vientos del primer cuadrante, aunque son poco frecuentes.

HISTORIA. En 4 508 mandaron los reyes Católicos al conde Pedro Navarro, que con la armada de su cargo y las galeras de Saboya, con tropas españolas ó italianas, saliese á castigar los corsarios del P e ñ ó n , que infestaban las costas del reino de Granada; y habiendo llegado á su vista, intentó hacer un desembarco contra la ciudad de Velez de la Gomera, que entonces se computaba de 7,000 veciudad Luego que los africanos advirtieron la maniobra del desembarco , abandonaron el Peñón 200 hombres que habia en un c a s t . , por lo que se apoderaron de él las tropas españolas. Desde este punto se empezó á batir la c . ; y aunque los moros intentaron reconquistar el Peñón, no pudieron conseguirlo por e n tonces por la buena defensa que hizo su alcaide Juan de Villalobos. Mas á pesar de ella se perdió el punto en 1522 {>or traición, según se d i c e , del mismo Villalobos, quedando a plaza en poder de Muley Mahomet, señor de la Gomera.

En 4525 salió de Málaga el marqués de Mondéjar con una regular flota con intento de asaltar de noche por sorpresa la plaza, y no habiéndolo conseguido regresó á aquel puerto.

A poco tiempo cayó el Peñón en poder del bey de Argel, quien se lo quitó a Muley, estando 38 años bajo la dominación de los argelinos. En julio de 1563 salió de Málaga don Sancho de Leyba con 24 galeras y 5,000 hombres de desembarco, y después de varios choques con los moros , tuvo que reembarcar su gente y volver á Málaga sin haber sacado üingun fruto de su espedicion. En las Cortes celebradas eMonzón en 4564, se pidió á Felipe II se espugnasen las costas de Berbería por los incalculables daños que causaban á las de España los muchos corsarios que las infestaban , por lo cual se deputó al virey de Cataluña, D. Garcia de Toledo, para que tomase el mando do la espedicion , compuesta de soldados españoles, piamonteses, napolitanos, sicilianos, alemanes y portugueses, y varias galeras de todos los p r i n cipes de la cristiandad. La armada salió de Málaga en agosto del citado año 564, y después de varias maniobras , escaramuzas y fuertes ataques, llegaron á apoderarse las tropas aliadas t a n t o del Peñón como de la ciudad de Velez de la Gomera, que después fue abandonada por lo costosa que era su conservación y la mucha gente que se p e r d í a , quedando reducidos los conquistadores á solo el Peñón, que fue fortificado y bien presidiado. En 1662 se sufrió una escasez de víveres tan estremada, que llegó el caso de abrir su gobernador las puertas para que saliera el que quisiera. En 1680 sitiaron 10,000 moros al Peñón; pero habiendo sido socorrido á tiempo, tuvieron aquellos que retirarse. En 1702 mandó el emperador de Marruecos á su hijo con un ejército considerable para que unido á la gente de la comarca tomasen la plaza, que pensaban sorprender. Después de varios ataques se apoderaron los moros del fuerte que habia en el campo, y habiéndolo reconquistado los españoles lo echaron á tierra para que, en caso de perderse , en lo sucesivo no pudieran desde él hostilizar la plaza. Posteriormente ha sufrido diferentes a t a q u e s , en los cuales siempre han sido rechazados los agresores, poniendo en mas de una ocasión en grande aprieto á la guarnición. En 1743 se padeció en el Peñón una p e s t e , y en 4821 la epidemia de la fiebre amarilla , traida á dicho punto desde Alhucemas; diezmó considerablemente la guarnición. Esta en diversas épocas ha sufrido hambres terribles, hasta el punto de que en 4 842 se echaron al campo del moro 450 presidiarios para aligerar de gente á la que encerraba el Peñón.

GOMERA

uno de los presidios menores de España en A frica (V. PEÑÓN DE LA. GOMERA.).

CEUTA

 ciudad de África, en el imperio de Marruecos, plaza fuerte y presidio mayor de la corona de España, del (pie dependen los de Alucemas, Meblla y Velez de la Gomera; agregada al partido  Jud.  De Algeciras, provincia  De Cádiz (V.  Las notas de los art.  Algeciras , partido  Jud., y Alucemas): es silla episcopal sufragánea de la de Sevilla, con catedral y tribunal ecl.  Ordinario y castrense, si bien entre el número de hab.  Se cuentan algunos musulmanes que observan sus ritos.  Está situado  Al principio de la embocadura oriental del Estrecho de Gibraltar, á la falda O. del monte Hacho, en el corto y angosto istmo que une al continente de África aquel elevado promontorio, á los 3 5 » 54′ 1″ lat.  N. y 1° 35′ 1 0 » long.  O. del meridiano que pasa por la plaza mayor de Madrid , teniendo á su frente y 4 leg.  De dist.  Al N. la plaza de Gibraltar, á 8 Tetuan, á 9 Tánger, 3 3 Fez, 3 7 Mequinez y á 9 0 Marruecos.

Dista de Algeciras 5 1/3 leg., de Alucemas 2 2 , de Melilla 3 5, de Velez 2 1 y de Cádiz 2 0 1/3.

CUMA.  Su temperatura es suave y sana, marcando el termómetro de Reaumur, 1 4 » en otoño, 6″ en invierno, 12″ 30′ en primavera y 2 4 » en verano : no se padecen otras enfermedades que las cutáneas y las que atacan al sistema linfático, como hidropesías serosas, hidroseles y espermatoseles.  Los vientos que generalmente reinan son el E. y el O., siempre con mucha fuerza, por cuya causa desde 1 7 4 4 en que se dejó sentir la epidemia Bubónica , traída del interior del África, se ha libertado esta plaza de las demás que tantos estragos han hecho en la Península.

FORTIFICACIÓN.  Primer recinto.  Tres son las demarcacío nes en que se halla topográficamente dividida esta plaza, que el arte ha convertido en otros tantos recintos fortificados.  El primero, contando de lo interior alo esterior, comprende todo el monte Hacho, entre cuyo estremo mas saliente hacia la mar, conocido por el nombre de Punta de la Almina y la Punta de Europa de Gibraltar, suele concebirse tirada la linea imaginaria que forma el término  Oriental del Estrecho.  En esta demarcación terr.  No existe población  Alguna, y solóse encuentra la ermita de San Antonio, á la que está unida la casa de los señores Gobernadores y ob.  En tiempo de sitio, y algunas habitaciones rústicas muy mezquinas, que llaman los naturales quintas y haciendas.  No se sabe á punto fijo cuándo se realizaron los primeros trabajos para fortificar este importante recinto; mas constando por noticias históricas que, conquistada Ceuta del dominio de los árabes por el rey Don .luán I de Portugal, el 14 de agosto de 1 4 1 5 , el primer Gobernador que piiso en ella este monarca, no descuidó el fortificar la banda del N. de la ciudad, es de creer que desde entonces se continuasen las obras necesarias para sustraer á los insultos navales aquella estension de costa.  Comprueban esta opi nion , manifestando una antigüedad inmediata á la que cuenta la conquista, las torres cuadradas que guarnecen el muro continuo, coronado de un parapeto de 1 1/2 pies de espesor, que corre á lo largo de la playa N. del Hacho, hasta el cast.

De Sta.  Catalina.  Distribuyéronse después en este muro y en el resto del perímetro del recinto de que tratamos, varios fuertes y baterías, con la idea general de protegerse mutuamente y cruzar sus fuegos sobre las calas y atracaderos mas practicables de la eos a. Eslos puntos fortiticados se conocen en el dia por las siguientes denominaciones: San Amaro, Torre-mocha, Pineo gordo, el Sauciño, Sla.  Catalina, Punta de la Almina, cl Dcsnarigado , Torrecilla, la Palmera, el Quemadero y el Sarchal, habiéndose construido en 1 7 7 1 la cindadela en la cúspide de la montaña del Hacho, sobre las ruinas de uda fortificación ant.  Que se atribuye á los roma-

Nos.  En dicha cindadela se halla la casa vigía con dos empleados que se relevan semanalmente, para observar los movimientos tle los moros , y todas las novedades que ocurren en el mar: también hay 2 cuarteles y algunas cuadra» sueltas, pero todo en en muy mal estado.  Ademas de las espresadas forlificaciones tle este importante recinto , la naturaleza contribuye muy poderosamente á su defensa.  Masasde tajadas rocas, derrumbaderos rápidos y profundos cubren la mayor estension de las costas tle E. y S .  , y la pendiente

N. de la montaña está resguardada por muchos y muy peligrosos escollos y bajios que ponen coto á las tentativas navales , imposibilitando los desembarcos.

Segundo recinto.  Lo forma la parte mas espaciosa deE istmo, que se estiende desde la falda del Hacho hasta el primer foso llamado de la Almina.  Principiaron á establecerse en este parage los hab.  En tiempo de D. Fernando de Noroña, tercer gobernador de la ¡daza , á nombre y en la cautividad del infante D. Fernando de Portugal; y el deseo natural de alejarse del frente de tierra, insultado á la sazón frecuentemente por los moros, aumentó el número de los moradores del arrabal de la Almina, que, sin haber perdido aun este nombre, constituye la mayor y mejor parte de la población  De Ceuta.  Las fortificaciones de este recinto consisten en la muralla del Norte, concluida en 1 7 4 1 , siendo gobernador de la plaza el marques de Campo-fuerte (como lo acreditan las lápidas de mármol que existen en la misma muralla) y en ell muro y baterías que cubren la linea del S .  , y cuentan la fechada!

Mismo gobierno; un camino cubierto con dos estacadasy un pequeño foso intermedio , y su glasis correspondiente,, principiado á construir en 1 7 7 7 , sirven para la defensa de la* Almina hacía el distrito tlel Hacho , y de lim.  Oriental al rerecinto que nos ocupa, cuyo término  Occidental es el foso antes citado.  Inatacable por el S. este recinto, á causa del tscarpado inaccesible que reina á lo largo de aquella costa, y resguardada la muralla del N. por la grande estension fortificada tle la base del Hacho, que se adelanta formando la margen der.  Tle la rada, es evidente que eslá exento de toda espugnacion marit., eficaz y directa.  Sus baterías son : San Sebastian , San Pedro el Alto, los Abastos, Escuela-práctica, Rastrillo- nuevo, el Molino, San Gerónimo, Fuente-Ceballos, San Carlos y San José.

Tercer recinto y obras estertores.  El itsmo de Ceuta seangosta al desembocar en el continente, formando un trapezoide de 5 4 0 varas de long.  Y 2 3 0 de lat.  Media próximamente.

A esta pequeña superficie, que constituye el tercer recinto , y se conoce vulgarmente con el titulo de la Ciudad, estaba reducida la población  Ant.  No hay vestigios para venir en conocimiento de la clase de defensas que protegerían este punto cuando el rey de Portugal lo conquistó de los sarracenos ; mas parece probable que no existiera fortificación alguna, si se atiende al orden y celeridad con que se realizó la conquista.  Obtenida esta por los portugueses, conocieron que el conservar la población  Dependía del cuidado que pusiesen en fortalecerla , y desde los primeros dias de su triunfo se dedicaron con infatigable constancia á tan importante objeto.  El sistema defensivo estable, que á la sazón se puso en práctica, en nada se diferenciaba de aquel tipo sencillo y uniforme que caracteriza las fortificaciones anteriores al uso general de la artillería en los sitios.  Robustos y elevados muros, guarnecidos de torres y torreones , cerraban todo el perímetro de la Ciudad con una barrera impenetrable, para los medios de ataque propios de aquel tiempo y circustancias.  La mar bañaba y defendía los lados del S. y del N.. mientras que las dos murallas reales, que cubrían las avenidas de la A.’mina y del continente, estaban resguardadas por anchos y profundos fosos, que comunicando las aguas del Estrecho con las-, del Mediterráneo , aislaban la ciudad y abrían libre paso de mar á mar á los buques de pequeño porte.  Tales eran las fortificaciones de Ceuta, y tales son, aun en el dia las que existen!

En tres de los cuatro lados del tercer recinto, donde los>.

Accidentes locales hicieron menos precisa que en el otro,.  La aplicación de los adelantos del arte.  En efecto, hacia las costas y la Almina los muros subsisten cuales eran , sin mas modificación que la que pudo haber exigido el número y disposición de las baterías que las guarnecen , y son; la Sala de Armas, San Juan de Dios , San Francisco el Alto, la Brecha, Espigón de la Rivera, Primera Puerta, el Albacau ó segunda Puerta, Baluarte y Torreón de la Bandera ,, Cortina de la

Muralla real, Baluarte y Torreón de la Coraza y Coraza-baja.

Pero, hacia la parte de (ierra, objeto de privilegiada atención, como mas espuesta á los insultos del enemigo, el carácter de las defensas sufrió grandes y radicales alteraciones Sustituyéronse allí á los ant.  Muros dos frentes abaluartados, de los cuales, el que se presenta directamente al campo fronterizo, está construido sobre un lado esterior de 275 varas; dimensión reducida solo á 123 en el otro que forma la estrcmidad occidental de las defensas litorales del N. : dos altos torreones, situado  á der.  é izq de la mayor de aquellas lineas , sirven de caballeros á los baluartes respectivos.  A 80 varas de la contraescarpa del foso de agua que divide el continente, y paralelo al primero de dichos frentes, se estableció el que se titula de la Valenciana , con su falsa braga y rebellín , según los principios que se observaban á fines del siglo XVII, y mas adelante se cubrieron las caras de los medios baluartes de este nuevo frente, con dos grandes contraguardias, cuyos salientes se adelantaron á 100 y 150 varas de los ángulos flanqueados correspondientes.  Como el terreno se ensancha progresiva y considerablemente, en especial hacia la parte del N., la contraguardia de la der.  (Santiago), reforzada con un caballero, se estendió hasta la playa; disposición que la hubiera dado 225 varas de linea de fuego, si, conforme á las reglas gene rales, se la hubiese terminado en la contraescarpa del rebellín primitivo; pero considerando’tal vez esta dimensión como un defecto, solo se continuó la obra hasta cubrir la mitad de la cara del medio baluarte de San Pedro, colocando el rebellín San Pablo en el espacio restante.  Un camino cubierto ordi nario, circuía las enunciadas defensas.

Apesar del grande desarrollo de estas, no se habia logrado aun dominarla ondulación del terreno, en cuya pendiente estaban todas ellas situado; mas este fin quedó conseguido con la traza y construcción de los fuertes de San Antonio y San Jorge, y con lastres lunetas intermedias, llamadas de San Felipe, la Reina y San Luis, que componen la linea esterior de la plaza.  El camino cubierto de estas últimas obras, reemplazó el dé las anteriores, del cua!  Solamente quedó intacta la parte que corresponde á la contraguardia de San Javier, y al rebellín de San Ignacio.  Sobre las capitales de los fuertes y lunetas espresadas, y á diferentes distancias de los salientes del camino cubierto, se establecieron algunas galeras ó lenguas de sierpe, que toman el nombre particular de la luneta ó fuerte de que cada cual depende.  Concluida la linea esterior, se construyeron los espigones de África y de la Ribera, que partiendo el primero de la contraguardia de Santiago y cl segundo del medio baluarte de la Coraza , y entrando algunas varas en la mar, cierran el paso por der.  é izquierda  Y baten de frente las playas del N. y S. de la posición.  Por último la falsabraga de la Valenciana se transformó en un tenazón con dos pequeños flancos, cuyas caras están unidas á los orejones de aquel frente: la muralla real se elevó para dominar las esteriores, y el rebellín de San Ignacio hubo de realzarse también notablemente para cubrir su terraplén de las obras adyacentes.  Al mismo tiempo que se ejecutaban todos los trabajos indicados , se empleaba la mayor actividad en preparar una desfensa subterránea , que aumentase el valor militar de la plaza.

El conjunto de fortificaciones situado  Mas allá del foso navegab’e , se distingue con el nombre de Plaza de Anuas , y se considera como primer recinto en algunos documentos oficiales.

Las Robras que lo componen, y son las espresadas, San Pedro el Bajo , Santa Ana, Tenazón de la Valenciana; Rebellín de San Pablo, id.  De San Ignacio, Espigón de África , Contraguardia de Santiago y su»caballero, Contraguardia de San Javier, Fuerte de San Antonio, Luneta de San Felipe, id.  De la Reina, id.  De San Luis y Fuerte de San Jorge, están dispuestas, á escepcion de este último fuerte y tle la cortina del Tenazón, para recibir masó menos artillería; algunas de ellas, á saber ; el Espigón de África, las Lunetas de la Reina y San Felipe, tienen construidas bajo sus terraplenes galerías de escarpas aspilleradas, y en otras, como en las dos contraguardias y en la muralla real, hay bóvedas espaciosas para acuartelamiento de tropa.

El tercer recinto se comunica con la plaza de armas por la primera puerM, abierta en medio de la cortina del pequeño frente (al parecer hubo en algún tiempo otra puerta enmedio de la cortina tle la muralla real) , que da paso por un puente levadizo á otro estable sobre el foso de agua: y orillando en

Seguida la contraescarpa, se encuentra á la altura de la mitad de la casa derecha tlel baluarte de la Bandera una cortadura de sólida construcción (establecida con el doble objelo de batir la playa del N. y una parte de la gola del frente de, la Valenciana), en cuya izquierda  Existe la segunda puerta: el corto espacio que media entre esta y la primera se denomina Plaza de Albacar.  Sálese después al foso de la Valenciana por las bóvedas que atraviesan el centro de su cortina y tenazón, ó por las que hay en sus flancos, y sucesivamente se presentan las comunicaciones de las obras esteriores, que consisten en rampas , ya cubiertas á prueba hasta su desembocadura en los terraplenes respectivos, ya enteramente descubiertas, ó abovedas solameate en su entrada; las lunetas de San Luís y de la Reina tienen ademas galeriae subterráneas de tránsito, que parten de los fosos de San Javier y San Ignacio.  Los puentes levadizos de San Luis y San Felipe, y la poterna que sube desde el foso de la Reina á su plaza de armas entrante, dan paso ál camino cubierto esterior , en el cual existen 4 surtidas cerradas con simples rastrillos: otra hay también a la playa del N. por el foso de Santiago, defendida por un tambor apoyado en el de San Antonio.  Las galeras tienen salidas á la campaña, frente a l a linea fortificada, guarnecidas con rastrillos de hierro , y se comunican con la plaza por medio tle galerías subterráneas á prueba , de las cuales las de San Luis y San Antonio desembocan al nivel del piso de los fosos, y las demás en los .-.alientes de los caminos cubiertos de las obras esteriores á que corresponden.

Xo es fácil determinar con toda seguridad , cuál haya sido la época en que se hizo la primera alteración en el frenle primitivo, ni menos se encuentran comprobantes oficiales acerca de las fechas respectivas en que se construyeron las obras esteriores, ósea la plaza de armas.  Sin embargo, puede admitirse como opinión muy probable, que en la práctica de aquellas obras se siguió próximamente el mismo orden con que van descritas, y que mientras Ceuta fué posesión portuguesa, solo existia en el frente de tierra el ant.  Muro con torreones y foso navegable, y un reducto interior situado  á larga dist., cerca tlel pozo del Cbafarin , en el parage llamado por los portugueses Franqueira, para proteger las salidas.  Esta última obra oa-á se hizo al mismo tiempo que una torre de atalaya, en el sitio que boy ocupa el medio baluarte de Sta.  Ana , durante cl gobierno del marqués de Frorefal, á mediados del siglo XVII; y tampoco faltan datos para asegurar que los dos frentes abaluartados se establecieron hacia el año 1090.  Dos años después principió el famoso asedio puesto por Muley-Ismael, que hizo desplegar grande empeño y actividad en añadir nuevas defen sas á la plaza.  Distinguióse sobremanera en este cuidado el gobernador D. Fyanciseo Fernandez de Rivadeo, encargado del mando en 12 de agosto de 1720, quien , según se lee en un apunte histórico, mandó hacer estraordinarios trabajos hasta de noche*…. y en compañía de los ingenieros, no se separaba

• un momento de las obras.  En el discurso tlel gobierno tle este infatigable general, el aumento del número de los sitiadores, llamó de tal modo la atención de nuestra corte, que la obligó á reforzar la guarnición, y á comisionar al director de ingenie ros D. Jorge PrósperoVerboom, con otros oficiales del cuerpo, que’determinaron la ejecución de varias obras y la continuación tle las minas defensivas.  Aplicóse estas disposiciones y trabajos

D. Manuel deOrleans, conde de Charny, que sucedió á Rivadeo á fines de 1725, decuvo tiempo parecen ser las contraguardias , el rebellín de San Pabló, el puente levadizo de la primera puerta y la limpia del foso navegable.  La traza y principio tle los fuertes y lunetas, tal vez data del gobierno del célebre escritor militar, marqués tle Sla.  Cruz, sucesor del conde de Charny en 1 7 3 1 , puesto que se trabajaba ya en sus fosos y galeras á principios del mando del gobernador inmediato

D. Antonio Manso y Maldonado, que llegó á la plaza en abril tle 1 7 3 2 , época en que asi mismo se comenzaron los espigones de África y tle la Ribera.  Finalmente, una salida practicada en 15 de julio de 1762, con cl fin de sostener el establecimiento de las ultimas fogatas, testilica con seguridad la fecha en que se concluyeron los trabajos subterráneos.

ARMAMENTO, MUNICIONES Y GUARNICIÓN.  Ceuta, plaza marit.

Separada de la península , y fronteriza á una nación bárbara, no puede reputarse jamás en seguridad absoluta, y su armamento , municiones y guarnición deben, por tanto disponerse y arreglarse de manera, que la mantengan constantemente á cubierto de una incursión repentina.  El mas antiguo de los

Cuerpos creados para su defensa, parece ser el que, según tradición , instituyó D. Juan I. de Portugal, con el nombre de escuchas atalayas, que cambió á poco tiempo en el de compañía de prácticos.  Su fuerza primitiva era de solos 16 hombres y habia grande esmero en conservarla siempre completa ; las plazas eran hereditarias, amaestrando los padres á sus hijos en el importante y arriesgado servicio que les estaba confiado y desempeñaron hasta que fué suprimida esta tropa.  Reinando Felipe II se formó otro cuerpo de 120 caballos, con el títu lo de compañía de Lanzas, (pie asi mismo debia ser reemplazado constantemente con los naturales del pais; institución que fué suprimida, como la de cazadores ó miguetetes, pasando á formar la base del regimiento fijo.  En este se transformó en 1708 el tercio de infantería de dotación, que habia sido creado en 1703 , sobre la base de dos compañías castellanas que existían.

El regimiento fijo fué estinguido eu 1822 y vuelto á formar en 1828.  Finalmente, una compañía de soldados marineros, otra de moros mogataces, que vino a esta plaza de resultas de la pérdida de Oran ; una brigada de artillería lija, compuesta de dos compañías, una de las cuales se retiro posteriormente á Sevilla , constituían la guarnición ordinaria que se señaló á Ceuta en varias ocasiones, asi en los sitios, como en otras comisiones delicadas.  Las tropas que evcntualraente la destinaba el Gobierno, se distinguían con el nombre de guarnición estraordinaria , variable soguillas circunstancias.  Actualmente la guarnecen 3 batallones de infantería, ademas del regimiento fijo, 2 baterías de artillería, una compañía de pontoneros, y las do caballería, mar y resto de la de moros mogataces, de dotación fija, cuyos cuerpos componen 2.555 hombres y 5i caballos.  La fuerza material y personal de que di-be constar esta plaza para su defensa en estado habitual de observación , es de 112 piezas de distintos calibres, montadas; 33,600 proyectiles; 130,100 libras de pólvora; 333 artilleros y 2,654 hombres de caballería é infantería : en el de sitio, 182 piezas; 1 H ,100 proyectiles; 570,933 1/3 libras de pólvora; 010 artilleros; 100 zapadores y 5,019 hombres de caballería é infanteria; y al pie de guerra marit.  175 piezas, 122,500 proyectiles; 647,300 libras de pólvora; 525 artilleros; 50 zapadores y 5,555 hombres de caballería é infantería.  No se hace mérito de las fuerzas sutiles como medio de defensa de la plaza, porque este artículo está comprendido entre los auxilios estraordinarios que aquella debe esperar en el caso de una guerra marítima.

Para el servicio de la plaza hay una maestranza de artillería, situado  En la plaza de Cuarteles en un edificio del Estado.  Se elaboran y entretienen en ella los montages para las piezas, los juegos de armas y demás útiles del ramo, y se trabaja en la recomposición de fusiles.  Mantiene actualmente un taller con 5 carreteros y una herrería con 3 fraguas y 50 operarios de todos los oficios do la clase de confinados, escepto los maestros: tiene la fábrica un coronel director, un capitán de detall, un comisario interventor para la cuenta y razón, un oficial primero guarda-almacén, un segundo pagador y 3 auxiliares.

Los efectos elaborados en esta maestranza, salen próximamente, según sus cuentas, por una mitad del costo quo tienen en las demás del reino; beneficio que pudiera utilizarse para artillar todas las plazas del continente africano y aun en la costa de Levante.  También hay maestranza de ingenieros , cuya comandancia es exenta y tiene en su virtud su juzgado privativo, establecida en la plazuela del mismo nombre, á donde se trasladó en 1702 del lugar que en el dia ocupa ol barrio de los moros mogataces: cuenta escelentes almacenes de herramientas y útiles, de maderas, hierro, carbón, cal y ladrillo; y obradores de carpintería, tonelería, barrería y aserradores y un pequeño uiolino de yeso.  Para el servicio de los mencionados obradores, está destinada la brigada de presidiarios, denominada artistas de fortificación con el número necesario de peones.  La dotaron de oficiales del cuerpo es de un coronel, un comandante, un capitán y un teniente; pero en el dia no hay mas que los dos primeros : esti sí completo el número de empleados, que j>on: un maestro mayor de segunda clase con 7,000 reales  Anua- ‘ e s ; un celador de id.  Con 5,500 ; otro de tercera con 8 reales  Diarios, un conserge de edificios con 2 r s .  ; un calafate con 10; un aparejador de albañileria, otro de carpintería y otro de canteria con 12 reales  Cada uno.  Para el pago de Jas atenciones de Ja plaza, con esclusion de la guarnición estraordinaria, batallón fijo, presidio y hospitales, existe un ministerio de hacienda dependiente de la intendencia militar de Andalucía, CEU 375 compuesto de un comisario de guerra de primera clase, un pagador militar, otro de fortificación y un oficial de la clase de octavos; importando el presupuesto mensual de dichas atenciones 04,854 reales  25 mreales El gobierno militar y político se halla confiado á un mariscal de campo, con el titulo de gobernador, comandante general y gefe superior político.  Es independiente de la ciudad g, de Andalucía, entendiéndose directamente con los ministerios en los asuntos militares y aun en los políticos que sean de interés particular del pueblo.  Conoce en primera instancia con el auditor de guerra de los negocios civiles y criminales, tanto de la guarnición y presidio, como del vecindario, por gozar este del fuero militar, con las apelaciones y consultas al supremo tribunal de guerra y marina; esceptuando sin embargo los pertenecientes á testamentarias y ab-intestatos, cuyo juzgado privativo está afecto á la auditoria de guerra con las apelaciones a dicho tribunal.  Se sustancian anualmente de 45 á 50 causas criminales, sin que en ol término  Ote seis años últimos se haya entablado demanda alguna civil, mediante las amonestaciones conciliatorias del juzgado.  Carece este de promotor fiscal, procuradores, alguaciles y portero, no teniendo mas que un escribano.  Tampoco hay en la población ningún abobado que [ludiera desempeñar las funciones de promotor en los asuntos criminales, por lo que es preciso nombrar de oficio á cualquiera vecino del pueblo.

Hecha la descripción de Ceuta, considerada como posición de guerra, vamos á ocuparnos de las domas circunstancias que en olla concurren , notando antes las particularidades de su costa.  Al E. 1/4 SE.  De la punta de Torre-blanca, dist.  De 3 3/4 millas, se liaba la punta y fuerte de Sla.  Catalina, que es lo mas septentrional de la Almina (para el significado de esta palabra V. la nota de la pág.  131 tomo 5.»;, la cual es baja con islotitlos.  Entre ambas puntas se halla la ensenada de Ceuta , y su fondeadero entre los islotes del campo y de Sta.  Catalina, desde 8 á 14 brazas arena con algunas piedras sueltas: para fondear debe procurarse quede abierta la calle del Obispo, que es la que principia en el costado N. de la casa del gobernador, la mas visible al principio de la Almina, frente á la muralla, con 4 balcones; y no estando precisamente bajo de esta en (ilación , es el fondo cascajo.  Debe amarrarse NE.

SO.  Con el ayuste á aquella parte.  Toda la almina está rodeada de piedras, que apenas velan, y Ja que mas se aleja es á Ja dist.  D e 1 2 cable.  El cast., edificado sobre lo mas alto del monte Hacho , está justamente al S. 11.* 40′ E. de punta de Europa; al S. 30.»  05′ E. de la del Carnero; al S. 68.»  20′ E. de la torre de Tarifa y al S. 88.»  10′ E. de Sierra Rullones.

Un suelo ingrato y estéril, la falta de una buena bahía , la imposibilidad de cambios lucrativos con los puntos fronterizos y el atraso en que se encuentra en la carrera de la civilización lodo el pais comarcano, no son á la verdad alicientes favorables para atraer y fijar en Ceuta opulentos propietarios , ricos especuladores , ni artistas aventajados.  Privada de la comunicación y movimiento, de los goces y bienestar peculiares de los pueblos que el comercio y la industria vivifican, puede calificarse como una verdadera colonia militar; y nadie habrá que asi no lo califique al desembarcar en un profundo foso entre dos altas murallas; al advertir la multitud de guardias y centinelas que á cada paso se encuentran; al recorrer sus angostas calles cruzadas casi esclusivamente por militares y destorrados ; al ver on tin la mezquindad de los edificios particulares, y lo insignificante del corto número de establecimientos mercantiles é industriales.  Esle aspecto general contrasta desventajosamente con lo que la imaginación se promete cuando se observa desde el mar la perspectiva de esta c .  , que se presenta á la vista, formando un agradable anfiteatro on una pendiente uniforme, coronada por sus siete colinas.

I N T E R I O R D E L A P O B L A C I Ó N .  .  Las casas, aunque de aspecto mezquino y mediana construcción son cómodas y tienen en lo general graciosos jardines; las calles principales rectas y sin pendiente, pero las transversales bastantes penosas, si bien todas se hallan empedradas con chinas encarnadas, blancas y negras del mar, formando variadas figuras y estremadamente limpias.  Hay dos paseos, el de la Reina y el de San Amaro, con buen arbolado de paraísos y acacias; 3 plazas y algunas plazuelas; la de África, en que se ve la iglesia  Catedral, el santuario de la patrona, el cuartel del reloj y la casa municipal; la de Cuarteles, llamada asi por estar situado  En ella los de la muralla real, y la de los Reyes, en cuyo centro descuella

Bien trabajada estatua de Carlos ÍV, traída de Genova por el conde de las Lomas, siendo gobernador de la plaza el ano 1794: tres hospitales, el militar, edificio del Estado, de buena arquitectura y bastante capacidad, donde se asiste á la guarnición, presidio y vecinos pobres, mediante contrata, con un contador, un comisario de entradas, 2 profesores de medicina, 2 decirujia, un primer farmacéutico, 3 practicantes y 2 capellanes cuyo personal y medicinas importan meñsualmente 9,992 reales  28 mreales; el hospital de mujeres, que se halla unido en la parte administrativa al militar; y el de Jesús Maria y José, en el que se refundieron los dos fundados en Fez y Tetuan por el Excmo.  Sr.  D. Pedro Antonio de Aragón, para la asistencia de los cautivos cristianos, y que fué preciso abandonar por los insultos y continuas exacciones que les hacían los moros: estuvo á cargo del defmitorio general de Trinitarios Descalzos y hoy al de un administrador, siendo su ohjeto mantener 12 camas para militares enfermos de la clase de oficiales, ú otras personas decentes que carezcan de bienes de fortuna: el edificio espacioso y bien ventilado, se concluyó el año 1776.

La casa de Misericordia, fundada á imitación de la que con igual título creó en Lisboa la reina Doña Leonor en 1498, tenia por objeto la* curación de los enfermos, socorro de las huérfanas, y atender al rescate de los cautivos; pero ahora por haberle faltado las rentas, ha quedado reducida á la asistencia de los reos de pena capital en su última hora, distribuyendo los fondos sobrantes en limosnas de pan en dias señalados.  Últimamente se ha tratado de la formación de una casa-inclusa que tan necesaria es en este punto, atendido el crecido número de espósitos, pues en el último quinquenio ascendieron á 20 por año: el ayuntamiento  Atiende al pago de las nodrizas destinadas á la lactancia y manutención de estos seres desgraciados, mientras no se realice aquel pensamiento.

También están dotados por la municipalidad 2 maestros de ni ños con 3,600 reales  Cada uno, y 90 reales  Mensuales para pago de casa, y 2 maestras con 2,340 reales  Cada una y 40 para casa; educándose en estas escuelas y en las academias bajo el método simultáneo 263 niños y 93 niñas.  Estas academias consisten en las lecciones de idioma francés, dibujo, náutica y matemáticas, que dan gratuitamente varios confinados á un gran número de jóvenes de la población  La casa consistorial de buena fáb.  Y propiedad del común, construida el año 1743, tiene 4 censos á favor de la casa de Misericordia, santuario de África, el Estado y la colecturía general del obispado, importantes 134 reales  9 mreales anuales.  En el orden ecl.  Es Ceuta silla episcopal sufragánea déla de Sevilla, á la que está aféctala tenencia del vicariato castrense.  La iglesia  Mayor fué erigida en catedral á petición del rey D. Juan I de Portugal por el papa Eugenio IV en el año 1432, siendo su primer ob.  D. Fray Amaro, confesor de la reina Doña Felipa.  El cabildo, según la bula de erección debe constar de 4 dignidades, con canongia, aneja, denominadas deán, chantre, tesorero y arcediano; 7 canongias y 4 raciones, teniendo para el servicio de la iglesia  Un maestro de ceremonias, 2 sacristanes, 10 capellanes de coro, 2 sochantres, un maestro de capilla y 4 acólitos: el clero consta hoy de 15 presbíteros, 6 de ellos esclaustrados , 3 tonsurados y un religioso lego.  El dignidad de tesorero es cura propio y único, pero el Illmo.  Sr.  Ob.  D. Fr.  Manuel de Ciebra le impuso la obligación de tener un coadjutor, que lo seria el que sirviese la canongia vacante á la sazón, por muerte de Sebastian de Fonseca; cuya obligación fué confirmada por autoridad pontificia en 1730, á petición del ob.  Don Fr.  Tomás del Valle.  Existe pues una parr.  Que lo es la catedral y una auxiliar bajo la advocación de Ntra.  Sra.  De los Remedios.  Tanto las dignidades, como las canongias, son de libre presentación del rey y del ordinario; pero las curadas se proveen por rigorosa oposición: el teniente que ademas del cura propio, tiene la catedral, es en el día el maestro de ceremonias.  En la auxiliar de los Remedios hay otro teniente perpetuo, que lo es el canónigo mas moderno, sin mas clérigos de dotación propia; porque el cura de la catedral regenta también en ella como cura único de la c , y en todas las funciones de misas e* los dias festivos se revisten para los evangelios y epístolas los capellanes del coro de la catedral, y para las funciones de dotación y entierros asisten y ganan los prebendados su obvención y el cura lo que le corresponde como capitular.  El santuario de la patrona Ntra.  Sra.  De África, á que prefesan especial veneración los naturales, es auxiiar de la parr.  Cuando las funciones propias del culto cate

Dral impiden las de esta: tiene’.reserva «perpetua que sirvo para la administración de la comunión á los fieles que en ella confiesan, mas no parael cumplimiento del precepto pascual, ni viáticos; un capellán penitenciario con la obligación de confesar diariamente y en los festivos decir la misa á las guardias que se retiran del Campo del Moro á la hora que cumplen, que regularmente es después délas 12; otro capellán para la misa de alba que lo es el sacristán actual, por falta de otro ecl.; diciendo por la misma causa la misa de 10 un capellán de coro, y el provisor la de la Virgen todos los sábados.

La ermita de Ntra Sra.  Del Valle, situado  En el estremo opuesto á la catedral, junto al cuartel de presidiarios, es notable por haberse celebrado en ella la primera misa al siguiente dia de Ja conquista: su patronato corresponde á la reina; pero el nombramiento del capellán cs ordinario en virtud de real cédula de 11 de setiembre de 1793.  Existen ademas el oratorio público de Jesús Maria, en el hospital del mismo nombre, de patronato del Sr.  Arz.  De Toledo; la iglesia  De la casa de Misericordia, que lo es de la hermandad del mismo nombre; la ermita de San Juan de Dios, de patronato ordinario, como las iglesia  De los conv.  Suprimidos San Francisco y Trinitarios Descalzos; la ermita de San Antonio, situado  En el monte Hacho, donde reside el capellán que da el pasto espiritual al vecindario y guarnición de aquel punto, en virtud de real orden de 7 de marzo de 1789;da capilla de la ciudadela del mis mo Hacho, en la que se celebra misa los dias de fiesta si hay presbítero confinado con licencias, y cuando no, pagan al presbítero que sube de la ciudad ó bajan áSan Antonio; la iglesia

Del hospital general, con 2 capellanes, cuyo nombramiento correspondía al guardián de San Francisco, obteniendo al efecto las licencias necesarias del ob., subdelegado castrense nato, en sínodo y ahora al ordinario; por último la capilla del presidio, de patronato real, en la que celebra el capellán del mismo ramo.

Hemos venido naturalmente á parar al presidio: su establecimiento trae origen del tiempo de la conquista, pues según el padre Almeida, las primeras defensas de la plaza se hicieron por gente forzada, y desde que quedó agregada á la corona de Castilla, siempre ha habido un número considerable de penados con destino á las obras públicas yde fortificación.

Ningún reglamento se conoce para su régimen y administración, hasta el de 10 de noviembre de 1745, por el que se pusieron á las órdenes y bajo la inspección del ingeniero en gefe, á fin de que, dividiéndolos en brigadas de 50 hombres, mandados por oficiales reformados, los aplicara á las obras de la plaza: se les asistía con el socorro de 32 mreales diarios, una ración de pan, 4 reales  Por razón de masita al mes, 6 pares de alpargatas y uno de zapatos al año.  Mas adelante, habiendo crecido el número de confinados, se dieron algunas disposiciones aclaratorias del anterior reglamento, hasta que, en 1791, creyendo oportuno cimentar el establecimiento de una manera mas análoga al objeto de las penas, se espidió una ordenanza con aplicación esclusiva á este presidio que contiene radicales reformas, sin desatender por eso la causa de su institución.  En primer lugar, se dio el mando general de los penados al que tuviera el de la plaza; se creó la plana mayor compuesta de un comandante, un ayudante, un habilitado y tantos cabos de brigada cuantas fuesen estas; se formaron las brigadas de faeneros de artillería y artistas, de fortificación, en las cuales debian tener entrada los albañiles, carpinteros herreros, carreteros, cordeleros y demás: oficios que fuesen útiles en las maestranzas de los cuerpos facultativos, y en calidad de aprendices todos los jóvenes presidiarios; con lo que se lograba tener siempre un plantel de operarios y separar á la juventud del roce de los famosos criminales.  Finalmente se dictaron otras varias medidas para metodizar los trabajos de fortificación, que fué siempre la atención principal de este presidio.  Por este tiempo se formaron las compañías de Migueletes, compuestas de los penados que diesen muestras de arrepentimiento y observaran buena conducta, los cuales tenian un año de rebaja por cada desertor que aprehendían; pero esto dio idgar á abusos muy perjudiciales á la vindicta pública, pues el presidiario que contaba con algunos bienes de fortuna y se encontraba en estas compañías , fácilmente hallaba algunos malvados que , á sabiendas del aprensor, intentaba la fuga, y en pocos meses lograba capturar los bastantes para estinguir su condena.  Tal.

Abuso, unido á otros que se introdujeron en dichas compa

ñias, cuyos servicios en tiempos de apuro, son dignos de elojio, dieron margen á su estincion.  La manutención y socorro del establecimiento corría á cargo del ministro principal de Hacienda militar de la plaza, quien conservaba también las hojas penales, y hacia las propuestas de cumplidos al gobernador, espidiendo este las licencias, bajo este sistema se gobernaba el presidio, cuando se comunicó la nueva ordenanza de 14 de abril de 1834: por ella perdió la condición, haciéndolo dependiente del ministerio de la Gobernación, ó sea entonces de Fomento, en la parte administrativa; pero no en cuanto á la aplicación de los penados á las obras públicas, que quedó siempre bajo la inspección del ministerio «de la Guerra.  La real orden de 30 de abril de 1 8 4 4 , por la que se previene el pago de 34 mreales diarios por cada presidiario que se saque á obras de interés local ó provincial, en las que se han comprendido las de fortificación, ha variado Ja Índole de este presidio, que, como queda demostrado, era solo Ja de atender á su conservación, dejando en la holganza á la mayor parte de sus individuos, pues los presupuestos de artillería é ingenieros no pueden sufragar este plus.  El sistema económico que establece dicha real orden, y que la junta de este penal logró cimentar, no sin tener que vencer los grandes obstáculos que oponen envejecidos abusos, introducidos por la inmoralidad y falta de pureza, la proporcionó medios para atender al vestuario de los penados, cuando por las apuros del erario no se consignaba cantidad alguna con este objeto para el establecimiento de unos talleres, dignos en verdad de ser inspeccionados por las personas mas entendidas y para otras mejoras de gran consideración.  Mucho honran á la verdad, todos estos adelantamientos al digno director actual de presidios, el Excmo.  Sr.  D. Diego Mar tinez de la Rosa, que con un celo y una laboriosidad á toda prueba, va consiguiendo convertir en casas de moralidad, de aplicación al trabajo y aun de utilidad para el erario, aquellos sitios qne solo presentaban el triste cuadro de la corrupción de las costumbres, por el lamentable abandono en que yacían.

Dichos talleres se encuentran situado  En la parte claustral del ex-convento de Franciscanos, local poco á propósito, pero que se ha sabido utilizar cuanto es posible.  Desde que se entra en el establecimiento, se nota el orden con que está montado: ni una palabra mal sonante, ni una acción descompuesta demuestran al observador que en él se educan 1 7 0 jóvenes, que por un punible abandono de sus padres se entregaron á la vagancia y tras ella al crimen; cada cual se halla ocupado en las faenas á que está destinado, adquiriendo apego al trabajo y un medio de subsistencia para cuando purgados sus cielitos, vuelvan al seno dé la sociedad que los espulsó.  Imposible parecería sino lo tocáramos, que unos hombres de perversas inclinaciones, y que no tienen conocimiento alguno del oficio á que se dedican cuando entran en el establecimiento, salgan luego regulares ó buenos maestros de rastrillado, hilado, tejido, cordelería, sembrereria, hojalatería, herrería, carpintería, peinería, tonelería y alpargatería, y mas que medianamente instruidos en la lectura, escritura y las cuatro reglas de cuentas.  Se elaboran en los 24 telares que hasta ahora hay montados, escelentes lunas para el velamen de los barcos de la plaza; buenas jergas para mantas de provisión y saquería, mantelería, pañete para el vestuario de los penados y otros varios tejidos, cuyas primeras materias se rastrillan, cardan é hilan en el establecimiento.  En el año pasado de 1845 se construyeron 3 , 0 0 0 camisas, 1,500 chaquetas de Pañete, igual número de pantalones de id., otro igual de cañamazo y 3 , 0 0 0 gorros y morrales; siendo el valor de todos estos efectos el de 1 2 5 , 4 7 0 reales  20 mreales Al cañonazo de la mañana principian los trabajos hasta las once que se come el primer rancho, y después de media hora de descanso pasan á.la escuela, de la que salen para los talleres, á las 2 en invierno y á las 3 en verano, cerrándose estos al cañonazo de la tarde eu que se come el segundo rancho, retirándose en seguida los penados á sus cuadras.

De donde se deduce que, disminuyéndose de dia en dia los gastos, se van acrecentando considerablemente los productos.

Pero la principal riqueza de este establecimiento consiste en la instrucción de esa porción de seres desgraciados é quienes sin ella jamas se lograría morigerar ni separar de la carrera del crimen.Hay muchos presidiarios que por diferentes causas tienen impuestos 2 0 , 3 0 y 40 años de presidio, y aun existia uno que pasó á Sevilla, conocido por el Girocho, que á los 29 años de edad cuenta 62 de condena y 2 retenciones: en semejantes hombres jamas so ven síntomas de enmienda, y son ineficaces las ponas de presidio para contener su inclinación al crimen.  Se hallan bien alimentados y regularmente vestidos, sin que les mortifique el trabajo ni el castigo.  Las enfermedades que generalmente reinan entre ellos, son las hidropesías y afecciones de pecho, debidas sin duda alguna á sus \ escosos en la bebida y á lo húmedo y mal preparado de los dormitorios, pudiéndose regular en un 2 p. § el número de muertos anualmente.  Están alojados, como queda dicho, en cinco distintos locales, sin la seguridad é independencia necesaria para quo reine el orden y policia, que es el elemento principal de estas casas, y sin las oficinas de que deben constar para que la vigilancia de los gefos pueda contener las demasías á que generalmente son propensos los penados.  El actual director de presidios hizo pasar á este punto uno de los visitadores, con el objeto de edificar un cuartel donde pudiera alojarse con comodidad toda la fuerza, y en que igualmente pudieran establecerse los talleres y demás oficinas necesarias : y sin embargo de que existia un local en que hubiera sido posible realizar este proyecto, se opusieron á él dificultades que hasta ahora han sido insuperables.  Necesita este establecimiento, mediante a quedar reducido á solos ios sentenciados con cláusula de retención, una ordenanza y ley penal particulares, si se ha de llegar á conseguir radicalmente el objeto de las penas.  La plana mayor del presidio se compone de 1 comandante, 1 mayor, 3 ayudantes, 1 furriel, 1 capellán, 2 capataces, escribientes de la com.  Y mayoría y 1 capataz para cada una de las 2 4 brigadas de que aquel consta.  No habiendo local suficiente para establecer enfermería, como existe en los demás del reino, únicamente ha sido posible celebrar con el contratista del hospital militar un convenio, en virtud del cual los confinados enfermos son asistidos por los mismos 4 4 1/2 mreales en que está contratado el suministro general del presidio, cuyo convenio produce la economía de 1 4 5 1/2 mreales en cada estancia.

T É R M I N O Y C I R C U N S T A N C I A S D E L T E R R E N O .  Colocada Ceuta on ol estremo de la lengua de tierra que saliendo del continente africano avanza y se introduce en el mar , este rodea y baña su término  Por todas partes, escepto por la de O. en quo, pasado el canal que constituye en isla dicha lengua de tierra, so une esta al espresado continente.  La línea divisoria que separa el terr.de la plaza del campo del Moro, fué trazada ultimaniente en el año de 1 8 3 7 , á virtud de las desavenencias ocurridas por la transgresión que hicieron los moros del confuí quo oslaba señalado, habiendo concurrido á la ceremonia el cónsul general español en Tánger, D. Antonio Bcramendi, v el baja de esta cap.  En representación del emperador de Marruecos, ademas del gobernador de Ceuta.  El naturalista solo observa en este terr.  Infinitos nopales ó higueras chumbas, que abundan en cl recinto del Hacho, escelentes verduras, sabrosas frutas, vistosas y variadas üores que se crian en las huertas y jardines de la población  Y de dicho monte; algunas cepas, pocos pinos, cuyo aspecto manifiesta su vegetación forzada; y por último, un promontorio de estructura singular por su situado  Y por las masas irregulares en que le dividen sus profundas vertientes, pero que no pasa de ser un terreno de segundo orden, cuya base está formada de rocas conglutinadas, arcillosas y calizas compactas, con alguna cantidad de minerales del género silíceo, y muy raros despojos de seres orgánicos marinos que la resguardan del continuo embate con que vienen á estrellarse en su costa las soberbias olas y rapidísimas corrientes del Estrecho.  Entre las rocas del monte Hacho se distingue una clase de piedra compuesta, cuyo color superficial es por lo común azul, que pasa á negro, algunas veces con dibujos listados de amarillo de ocre, blanco, mate etciudad Esta piedra os bastante dura y susceptible, de algún pulimento; se encuentra en masa y con abundancia en el Sarchai, y se ha empleado en varias obras públicas v particulares.  Sin embargo, en el cuartel de nueva planta, y en casi todas las murallas de la plaza, se advierto en USO la piedra que se saca de los montes de Bolonia, en la costa de España al O. de Tarifa; terreno evidentemente terciario, cuyas canteras se componen de bancos calizos, brochas y diferentes rocas, que son un amalgama patente de despojos de seres orgáuicos marinos, trabados con un gluten arcilloso.  Es muy de notar la diferencia de terrenos entre las dos márg.  Del Estrecho.  Hay 4 fuentes de agua po table y una ferruginosa; 13 balsas, de las cuales 4 están des tinadas para el consumo de la población, 8 para lavaderos y una para riego; 1 0 8 pozos de agua, también potable, 6 nonas y 5 5 cisternas, y de salobre 1 4 5 pozos y 7 norias.  Las 4 balsas destinadas para el consumo, son de escelente lab., y componen 5,15 3 4 pies cúbicos de long,, 2 9 4 de lat.  Y 0 9 de profundidad.

Todos estos depósitos y mauantiales podrán facilitar en un ano de regalares lluvias 1 8 , 1 8 1 pies cúbicos diarios de agua potable, y 3 0 , 6 7 9 de salobre; cantidad suficiente para el vecindario, guarnición ordinaria y presidio.

Por lo espuesto se comprende que no bastando para el consumo las verduras y frutas que escasamento produce este suelo, lo que falta, asi de este art.  Como de todo* los domas necesarios para el sustento, escepto Ja pesca y aun para el vestido, es preciso importarlo de fuera.  La aduana, á que está unida la adm.  De renl., se halla habilitada para la esportacion de efectos del pais para cl estrangero y comercio de cabotaje ; y autorizada para admitir y despachar los efectos de comer, beber y arder procedentes del estrangero, libres de todo derecho, pero con prohibición de estraerlos para otra Parte.  Se administra el 4 p. g de alcabala, l/á p.g de hipolecas, y la contr.  De frutos civiles.  Tanto por el ramo de aduanas, como por rent.  Unidas, la recaudación puede regularse en 2 2 , 0 0 0 reales, cuya mayor parte corresponden á la venta del tabaco.  Los empleados de dotación son : un adm.  Con 8 , 0 0 0 reales  Anuales, un contador interventor con 5 , 0 0 0 , y un escribiente con 1 , 8 0 0 .  Hay también adm.  De correos y un interventor : aquellos se despachan para la Península los domingos y miércoles, recibiéndose en la plaza los lunes y jueyes,- en los jabeques destinados al intento ; bien que en los inviernos, por los grandes temporales y peligrosa travesía del Estrecho, suelen sufrir alteración los días de salida y entrada.

INDUSTrj v. Dependiendo del erario la mayor parte, ó mejor dicho, la casi totalidad de los moradores de esta plaza, por cuya razón se dice vulgarmente que no hay alli otro modo de vivir sino con las 13 cosechas, que son las 12 pa

Gas; y consistiendo la población  Poco menos que totalmente en ios individuos y familias de los diferentes cuerpos fijos, creados en varias épocas para atender á su defensa; en la guarnición eventual que el Gobierno destina con el mismo objeto y en los confinados á presidio, se deduce fácilmente quo no se eulliva género alguno de ind., como no sea algunas tiendas mezquinas de géneros de primera necesidad, y la almadraba de buche que se cala en la ribera del SE., y cuyas utilidades ceden en beneficio del gremio de mareantes de Algeciras, cosa á la verdad estrada; pues no teniendo la ciudad propios algunos, pudieran considerarse como tales la espresada almadraba.  La pesca que esta produce no es atún, como en la Península, sino el bonito, pez torácico del género escombro, que no pasa regularmente de 8 á 10 libras de peso, y cuya carne es muy parecida en aspecto y gusto á la del atún y la caballa, que pertenecen al propio género.  El bonito pasa periódicamente el Estrecho, y su pesca dura desde el mes de junio hasta ol de setiembre ú octubre.  Hace años soba hacerse otra por la primavera, al pasar dicho pescado al Océano, en cuya época se tendía la almadraba en la ensenada de San Amaro; pero los accidentes á que estaba espuesta, por la rapidez de las corrientes, obligó á los armadores acontentarse con la temporada de verano, durante la cual establecen las redes en la ensenada al SE.  De Ceuta.  La multitud de individuos que componen estas tribus de peces en sus perennes viajes, es tan prodigiosa que muchos dias suelen sacarse de 1 0 á 1 2 , 0 0 0 bonito*, que se esportan curados para Cataluña y Valencia, de cuyo último lerr., y muy especialmente de la provincia  De Alicante, suelen ser los pescadores que con un cortísimo jornal se emplean en esta trabajosísima pesca.  La almadraba es propiedad del Gobierno, que tiene unas miserables casillas para ,:s alboreas ó chancas en que se hace la salazón, y la arrienda á particulares en cantidad de unos 2 0 , 0 0 0 reales  Otro ramo de ind.  Muy lucrativo podría, quizá, promoverse en Ceuta con la pesquería del coral que se cria en sus mares con abundancia y de calidad escelente, en concepto de los genoveses, quienes se presentan casi todos los años á pescarlo.

Estos eslrangeros ocultan misteriosamente el mecanismo de la pesca, y las precauciones posteriores que sufre el coral hasta llegar á ser un objeto precioso du comercio.

POBLACIÓN.  Tiene 4 4 2 veciudad, 2 , 2 1 0 hab., con esclusion de la guarnición y presidio: 5 7 1 varones de 1 á 2 5 años; 312 de ¿ 5 á 5 0 ; 1 5 1 de 5 0 á 7 5 , y 9 de 7 5 á 1 0 0 : 6 1 0 hembras de la primera edad; 3 7 2 de la segunda; 1 7 1 de la tercera, y 14 de la cuarta.  La mayor parte pertenecen á la marinería, y se ocupan en la pesca ó en tripular los barcos de cabotage que se dedican á conducir los víveres y demás efectos de primera necesidad para la plaza, los que se importan generalmente de los puertos de Levante ó del estrangero, mediante privilegio , único comercio que se hace.  Consta el cuerpo municipal de un alcalde, un teniente y 6 regidores, con intervención del gobernador, gefe superior político en todos los asuntos de interés local, y del de Cádiz en lo que tenga roce con operaciones provinciales, como quintas, contr.  Y elección de diputados á Cortes.  Para este último objeto se hallan aprobados 2 1 4 electores, 1 4 2 como contribuyentes y 7 2 por capacidad: elegibles hay 1 3 7 .

RIQUEZA y CONTRIBUCIONES.  Capital imp.  2 0 9 , 0 8 4 reales, de los quo corresponden á cada veciudad  4 7 3 reales  1 ms. y 9 4 reales  2 0 ms. á cada hab.  La única contr.  Que se reparte y cobra por la municipalidad es la de paja y utensilios, cuya cuota[para el año de 1 8 4 5 fué de 2 3 , 4 4 6 reales, cabiéndole enla desangre en una quinta de 4 0 , 0 0 0 hombres 6 ó 7 soldados, según saiga el sorteo de los quebrados en.pro ó eu contra del pueblo: jóvenes alistados de todas edades, suele haber unos 8 0 .  El PRESUPUESTO MUNICIPAL asciende á 1 9 7 , 2 2 3 reales, que por-no haber propios se cubren con los arbitrios de 18 reales  Y 2 4 mreales en a. de vino á su introducción ; 8 0 á la de aguardiente y licores, sin distinción de grados; 6 4 á la de Ginebra ; 9 0 á la de rom; 4 á la de vinagre; 17 mreales á la fan.  De trigo, y 1 1 / 2 reales  Al quintal de harina, cuyos arbitrios se administran por el espresado cuerpo.  Figuran en el presupuesto 2 facultativos de medicina dotados con 7 , 5 0 0 reales  Cada uno, 2 de cirujia con 6 , 4 0 0 el uno y 5 , 0 0 0 el otro ; los maestros de escuelas de que en su sitio hicimos mención ; ¡os empleados de la secretaria y demas dependencias; los pensionistas de la estinguida junta de abastos; los jubilados, los gastos de beneficencia ¿ policía urbana, alumbrado, relojes, obras públicas, funciopes vo-

Tivas, y pago de nodrizas destinadas á la lactancia y manutención de los desgraciados espósitos.  Las tres funciones votivas que celebra el ayuntamiento  En los dias 2 0 de enero, 9 de febrero y 16 de agosto , fueron acordadas en 1 7 4 4 á la estincion de la epidemia del bubón.  También costea una misa solemne el 10 de octubre, festividad de San Daniel y compañeros mártires de Ceuta.

HISTORIA.  Orillando las cuestiones del origen de esta o. á cuyo conocimiento no conducen ni las mas débiles congeturas: la vemos aparecer desde la época mas remota, conservada por la historia en el pais de los Metagonios , nación errante (Eratóslenes) donde los tiempos m y tilicos contemplaron la columna de Hércules africana (V.  ABALA).  Resulta con un nombre tomado de la naturaleza de su terr.; los griegos llamaron Eptadel/ os á los 7 montes que en él se distinguen, avanzándose en el Estrecho; los romanos les dijeron Septetn Frates, y de aqui probablemente el pueblo preponderante de esta costa del Estrecho, se apellidó Sepia , para venir á corromperse hasta sonar Ceuta.  Los cartagineses la dominaron; los griegos la conocieron; los romanos se hicieron dueños de ella, la dieron título de Ciudad, fué cap.  Déla Mauritania Tingitana, y en tiempo del emperador Ot-on, se la agregó al conv.  Jurídico de Cádiz.  Los vándalos la quitaron á los romanos (Procopio).  Pasó al poder de Teudis y las huestes de Justiniano se apoderaron de ella antes de poder scrauxilada.  Los visigodos que habian acudido para su defensa, tuvieron que sitiarla: los sitiados, aprovechándose de la devoción de aquellos, que les entretenia el domingo, de cuyo dia era Teudis observantísimo , hicieron una salida de feíiz escitencia: el rey de los visigodos levantó el sitio y se volvió á España con su escuadra.  (San Isidoro , hisl.  Golli.)  Justiniano hizo reparar la ciudadela.

Después Ceuta, y toda la provincia  Apellidada Mauritania Tingitana , sin que conste cuándo ni cómo (Masdeu), Vino á formar parte de la monarquía hispano-goda (San Isidoro de Sevilla.)

Suena muy particularmente Ceuta en los historiadores que, después de siglos de acontecida , describieron detalladamente la ciida del trono de los godos y el principio de la dominación musulmana.  Suponen que un llamado Julián, gobernador de Ceuta, envió á su hija , de hermosura sobresaliente á Toledo, para que según era costumbre de aquel tiempo (Mariana, Perreras etciudad) se educase en el real palacio: el rey Rodrigo la amó, halló resistencia, usó de fuerza, la joven participó reservadamente á su padre aquel delito; este so ensañó y atravesando el Estrecho, en el rigor del invierno llegó atropelladamente á Toledo; Rodrigo reprendió su venida preguntándole el motivo del viaje; pretestó Julián que su esposa , gravemente enferma , anhelaba ver una vez siquiera antes de morir , á su hija Florinda, y le suplicóle permitiese volver con su hija inmediatamente á Ceuta, avínose el rey , agasajándole mas y mas , y le entregó la hija, suponiendo queno descubriría al padre lo que habia sucedido.

Vuelto á Ceuta Julián, se avistó con el emir Muza en la ciudad de Sfrikia, y le persuadió qne invadiese la España.  Ajustaron ambos un tratado de alianza en el cual se obligó Julián á cooperar con los musulmanes; pero antes de arrojarse á espedicion tan ariesgada, exigió,de él Muza que entablase la empresa como prueba de encono entre sus paisanos.  A esle fin juntó Julián un cuerpo de tropas en Ceuta, con yél se embarcó en dos naves para practicar una correria por la costa meri díonal de la Península, donde regresó á pocos dias, cargado de despojos.  Ni de esta espedicion se posee testimonio alguo auténtico , mucho menosde la inverosímil relación precedente, relativa á la viola cion de Florinda, llamada Cava, esto es, ramera, por los ene migos de Julián : semejante cuento no merece caso alguno, por mas que desde tiempo inmemorial haya sido creencia vulgar en España.  Ahmed el Mokri, el Rasi (in Ahumed), Ebu- Kauthier, refieren menudamente la historia, sin que se sepa la fuente de donde proviene; el Silense es el primero que cita aquel acontecimiento como causa del encono de Julián contra Rodrigo , este le llama Comes Julianus : el arzobispo de Toledo parece haber tenido presente el mismo autor arábigo que Ahmed ; pero se separa para decir que Recbila era gobernador de Tánger, y que habian enviado estraordinariamente á Rodrigo.

Algunos críticos han negado hasta la existencia del [ mencionado Julián , en vista del silencio de las crónicas de aquel tiempo ; pero todos los escritores arábigos hablan de él quien era de la familia de Witiza, y por mas que mu-

Cho encarezcan la ofensa referida que le hiciera Rodrigo, en su hija Florinda, ofensa que otros dicen le hizo en su misma esposa, y aunque los historiadores arábigos achacan la alevosía de Julián á un gran baldón que recibiera en España mientras eslaba defendiendo el postrer baluarte de los godos en África, sin espresar qué baldón fuera este, dando lugar con ello á que mas tarde se pasase á inventar aquella fábula: es conocido que Julián, mal con el entronizamiento de Rodrigo, hizo lo mismo que los hijos de Witiza y su tío Opas, metropolitano de Sevilla, llamando á los sarracenos con título de auxiliares, en desagravio y rehechura de su parentela : Julián estaba resistiendo en África el terrible poder del islamismo cuando el derrocamiento de su familia en España; se amparó de los mahometanos; Ceuta vino en su consecuencia al poder de estos, y los mismos Witizas quedaron arrollados en el derrocamiento general.  De grande importancia fué desde luego Ceuta á sus nuevos señores, sirviéndoles de escala para sus tránsitos á España: para verificarlo después de haberse apoyado en ella , se retiraron en derrota á Ceuta acosados por los sublevados Bereberes Fhaalaba bcn Salcmah el Djezami con sus sidiacos y árabes y baledji ben Baschr con los egipcios y de Barcah.  Cuando Abd-cl-Rahmam III resolvió intervenir en la guerra de África, despedazada por los enconos de fatimitasy cdrisitas, requirió ante todo á estos, que se le franqueasen con plena soberanía, y como por via de reintegro preliminar déla guerra, las ciudad de Ceuta y Tánger, poniéndoles desde luego crecidas guarniciones.

Diferentes veces fué bloqueada, habiendo servido de refugio á caudillos y ejércitos balidos mientras perteneció á los musulmanes, en los disturbios que agitaron sus estados co mo sucedió en la rebelión de los beneberes, que dejamos referida, y sobre los años de 9,’i’i que Hasan sitió en ella á Ornar, xvasir del diván de Córdoba que habia pasado contra él al Magreb: el hijo de Almanzor vino entonces en ayuda de Abu el Hakem Ornar; Hasan ben Kenun, el Edrisita envió un mensajero á Ceuta pidiendo un convenio, y por él una salvaguardia para sí y su familia; comprometiéndose á rendirse personalmente á disposición del califa Hescham: todo le fué concedido, pero con fin siniestro: fué asesinado en el camino.

Debe citarse particularmente su sitio y toma por elMoed.hijo delnsuf ben Faschfyn en julio de 1 0 8 4 .  Alegróse de ello en cstremo Insuf y acudió luego á visitar esta plaza donde se detuvo, dicen, algunos dias complaciéndose en recoger su campiña, encaramándose á la cumbre del monte Almina (ahora el Hacho), contemplando desde aquella atalaya el Estrecho de Gibraltar.  Poseyendo Sebtah (Ceuta) en «sus cercanías parages amenísimos y cl mas decantado Baliunesch, situado á su poniente, abundando las gimias en una sierra á levante de este; pero mediando entre él y Sebtah tránsitos muy difíciles solía esclamar Ebn Ayadh, su cadi, poco después de la conquista por el Moed ben Insuf:^ «todo un paraíso viene á ser Balunesck ; mas dificultan su camino dilatadas soledades: asi como nadie llega á ver el paraíso sempiterno sino aquel á quien supo transitar el Sirak.» Ilaríase interminable solo el reseñar los grandes acontecimientos en que jugó Ceuta bajo el poder de los mahometanos ; concretándonos por tanto á lo dicho, pasando á verla en poder de cristianos.  D. Juan I de Portugal la ganó en 14 de agosto de 1 4 1 5 .  Desde luego empezó su guarnición á molestar el pais vecino , y fué sitiada por los moros en 1 4 1 8 : la libertó el infante D. Enrique de Portugal.  Otras varías tentativas hicieron aquellos para recobrarla; pero todas fueron igualmente inútiles: Ceuta no volvió á sucumbir al islamismo, y siguiendo la suerte de Portugal, fué incorpora da á la corona de Castilla en 1 5 8 0 .  Becibió un gobernador español de Felipe I I .  Por esta razón quedó bajo ía dominación española al separarse el Portugal en 1 6 4 0 .  Fué reconocido el dominio español sobre.  Ceuta por los portugueses en la paz de 1 6 5 8 .  La han bloqueado después diferentes veces los moros, siendo notable por su duración el sitio que la pusieron en 1 6 9 4 .

Repitieron con obstinación las hostilidades hasta el 5 de marzo en 1 7 2 7 , en que levantaron el sitio que la tenian puesta, y no la inquietaron hasta el 13 de setiembre de 1 7 9 0 , en que volvieron á sitiarla con grandes fuerzas ; y habiéndose retirado sin logro alguno, en el año siguiente solo ha tenido Ceuta desde entonces temores pasageros , sin otro atentado .abierto que la usurpación del terreno cometida en 1 8 3 7 , y reivindicada en 7 de octubre de 1 8 4 4 , mediante solemne entrega.

ROQUE (San)

con ajunt., cab, del partido judicial de su nombre, adm. de rentas subalterna y Ciija de correos para Ceuta y varias otros puntos de la Península, en la provincia y djiociudad de Cádiz (П leg.), audiencia terr. y с g. do Sevilla (25).

Sitoaciqn Y ULiMA. Hállase esta ciudad situado al N. de la línea equinoccial à los 36° 7′ lat. y à los 8« y G’ de long, en una colina-casi circular y elevada unas 90 varas del piso mus bajo basta la plaza mayor. Su temperamento es de lo más sano por la pureza de los aires que limpian su atmósfera, siendo los tabardillos y algunas calenturas las enfermedades nías cpmunes.

ImtkiuÜr De. PoblaciÓn. À pesar que en esta ciudad sou todavía de cuerpo bajo mas de la mitad de sus edificios, cou todo, los bay de dos cuerpos y aun de Iré« con bastante extensión y buenas comodidades interiores, adornadas sus fachadas con rejas y balcones con persianas en estos, gene-, raímenlo dadas en verde. Las calles y callejuelas en numero de 33 sou de cinco, seis y siete vafa.s de ancho, embaldosas las principales y con buejjos faroles para el alumbra-^ do. La casa municipal está en la plaza mayor habiendo sido reedificada el año de 1841. liay en esta ciudad un pósito público formado do cuatro naves de bastante ostensión; casa de niños espósítos y hospital para pobres enfermos, cuyos establecimientos se encuentran situado en las últimas casas del pueblo, camino Je Guadairo, en un edificio de grande ostensión, pero inhabilitado mucha parte de él; 1res u.scuelas de primera educación concurridas por ¿88 niños, doladas con 240 reales mensuales de los fondos de propios ; una enseñanza de niñas con 8í díscipulas y varias casas particulares; una iglesia parr. (Sta. Mana de la Coronada) servida, por un cura de segundo ascenso, un tejiienle, un beneficiado y varios sacerdotes : el templo consta de tres navos con varias capillas de buen gusto. La casa llamada castrense estaba ocupada por religiosos mercenarios descalzos, en ki cuálhabía una pequeña igl que ba servido de ayuda de parr., en la cual está enterrado; el célebre escritor y coronel de, ejército D. José Cadalso, muerto en la batería de.San M.n-t*u cuando el célebre sitio de Gibraltar. Había también un pequeño conv. de frailes franciscos, que, se denominaba Hospicio de San Fraucisco, cuya casa se ha convertido después de varias obras .en ella practicadas en cárcel pública Hay чп oratorio con la advocación de San Felipe Neri; esfrarauros de la pobl una ermita con el nombre de ella, y un cementerio en el camino de Guadiare,que en nada per-. jni Iiciudadi á la salud pública. Al O. de la ciudad, pero contiguo a las últimas casas en el camino de los Barrios, hay una bonita alameda con varios árboles, y al S. casi, on lo ma» alto de la población está el sitio llamad» los Cañones por dos que había cuando el bloqueo ie Gibraltar en 4727 ; dicho sitio es de lo mas deleitoso y pintoresco, pues desde él se ven las costas. de África, las plazas de Coula y Gibraltar, Algeciras, la entrada del Estrecho, la isla de las Palomas, las sierras de los Barrios, Castellar y siimena, los r. ¡’almenes y Guadarranque y la ensenada que forma el mar entre Algeciras, Gibraltar y él puente Mayorga , en cuya ensoñada se yen en algunos días hasta 450 buques de todos portes y una porción de vapores en diversas direcciones.

TÉrmino. Al de esta o. le sirve do limite por el N. el r. tíuadiaro, que lo es á la vez de las provincia de Cádiz y Málaga; por el E. el Océano; S. limitan el term, las fortificaciones aue separan su campo del de Gibraliar , y por el O. el golfo de este nombre y la juried, de los Barios. Los RÍos que en él se encuentran son: el <¡uadiar(j que.desagua en el Medílerráneo después de haber recorrido unas 12 leg. de esr tensión; sus aguas son perennes pero escasas, ep, tiempo de verano : el Guadartaoaue rinde su caudal en el Océano, trayendo su dirección de N. и S. ; ambos r. se vadean por diferentes puntos y en las épocas de invierno 1нчи’п barcas de paso. A t/í leg,, de San Roque se forma el arroyo de los Molinos; sus corrientes son de N. á.S. y las lleva al Guadarranqite ; este arroyo tiene distintos nombres. El arrojo conocido coa el nombre de Colmenas se forma de una pequeña laguna llamada Charco de itoijn-.e\ de la Gloria se une al de Lu m in i. pasando ambos por la Puente de Млуогga á la ensenada de Gibraltar. Existen oíros de menos consideración y una porción de manantiales do buenas aguas. En el término de esta ciudad hay tres puntos militares, mas sus. veo. están sujetos, ai gobierno civil y político, de 1% misma;

aquellos son * La Línea, el Campamento y el Puente de Ma-, yorga, en los cuales existe un celador que cuida del orden.

Teruenp Y sus Circunstancias. A pesar de que todo él está casi á nivel desde N. á S , cun todo tiene muchas de*. igu.tldaJes por causa dp los arroyos, barrancos, riscos y sierras, siendo las mas notables la Carbonera, la del Arca, Almenara y la de los Guijos. El terreno comprenderá, unas 24,000 fan. de tierra, divididas con igualdad , en unas con arbolado de toda especie y monte bajo, 30 haciendas ó cas», 35 huertas y huertos y 7 viñas, y la otra mitad de tierras labrantías de 1.a, 2.a y 3 » calidad.

Caminos. Lo es carretero el que conduce á Gibraltar, á Algeciras, los Barrios y al estinguido couv. de Alraorayma^ y los restantes do herradura. En esta ciudad eslá la caja do comisos para Ceuta, Tarifa, Algeciras, los Barrios, Girbraltar, (jimeua, Casares y Manilva. Ademas del correo general quo se recibe y despacha 1res veces en la semana, hay dos estáfelas, una para Cádiz y otra para Málaga. Hay casa de postas, caballos de alq.iiler y calesas para ir con prontitud á los pueblos inmediatos,

Producciones Lamas abundante es la del tr,igo, pero insuficiente para el consumo del público; se coge también maiz, habas, garbanzos, cebada, albe-jones, yero» , sandias, hi^os y otras frutas; hay ganado lanar y vacuno y caza menor.

IxuustiÜa Y Comercio. Hay una fab. de cuerdas de pita, dos de licores, una do fideos, otra de curtidos de pieles, una de jabón, varias alfarerías y algunos molinos harineros; el comercio está reducido á la importación de cereales y otros artículos de primera necesidad , y el que se hace al por menor en algunas tiendas de géneros de uso frecuente.

PoblaciÓn; Y Riqueza. Hay en San Roque y su término 4,754 vec ,7,o19 aim. La riqueza prod’, asciende a,8.073,700 reales y la Imp. á .’)’. .m, El Presupuesto мцлчсп’Аьordinario ascionde á 228,426 reales, los cuales so cubren con el producto de propios y arbitrios.

Historia. Con, motivo de la perdida de Gibraltar, ее edificó e.sta población en {‘Oí. En ella se hallaba el general Don Francisco Javier Casianos, cuando se declaró el imperio francés enemigo de la independencia española. Desde luego entabló este general relacignes con sir Huga Dalrymple, gobernador de Gibraltar, y no suspendió sus tratos aunque llegó á su cuartel general el oficial francés Boquíal con grandes proposiciones para apagar sus sculimienlos patrióticos^ Apenas recibió Castaños la invitación de la Junta de Sevilla para’secundar el alzamiento de aquella ciudad, se pronuncié abiertamente con los 8,941 hombres de tropa regfada de.su mando. En setiembre do 1811 el coronel francés Riaiioin se dirigía sobre San Roque, y las tropas del general Ballesteros lo acometieron de súbito por frente y costado y fue b.itide con pérdida do GOO hombres. Despues, en H do octubre, Ballesteros viendo que los generales Godinot, Semelé y Barrons se- dirigían contra él con fuerzas considerables, se abrigó del cañón de Gibraltar. Los franceses al mando do GoJmot llegaron al campo de San Roque y se esteudieron por la derecha de Algeciras: escasos estos de víveres se re* tiraron después de algunas tentativas inútiles que ensaya* ron por e.sta costa ; acosándoles Ballesteros la retaguardia, • ROQUE iSANj : 1. en la provincia de la Coruña, ayunl. de Cambre y feligresia de Sta. Maria de Vigo (V.).

ALMINA DE CEUTA

se da este nombre á lodo el terreno que casi aislado se halla al E. de la с de Ceuta, y comprendo el espacio de 1 t/2 milla de ENE. O SO. : es de regular altura, con siete montecitos, siendo el mas oriental y mas alto sobre el que está el Acho: los seis restantes son mucho mas bajos, á cuyas faldas de la parte de occidente está el barrio, pues la ciudad es la que, separada de la Almina, se ve fortificada entre ella y la tierra firme. Forma la Almina el estremo oriental meridional del Estrecho de Gibraltar; el mencionado Acho cast, á la moderna, está en iat. de 35°, 54′, 4″, y en long, de 0°, 59′, 51″, justamenlo al S. 11°, 40′ E. de punta de Europa; al S. 30° 5′ E. de la del Camero: al S. 68″, 20′ E. de la torre déla isla de Tarifa, y al S. 88″, 10′ E. de Sierra Bullones.

ALBUM (Promotorium)

Plinio hace mención de un promontorio , con este nombre en el África, diciendo que estaba frente ai pueblecillo Melaría; es Ceuta (V.)