ARREBA

1.  En la provincia, diócesis  ,*aud.  Terr.  Y ciudad g. de Burgos ( 1 2 1/á leg.), partido  Jud.  De Sedaño ( 4 ) , ayuntamiento  De la titufLacla jurisd.  De la Hoz de Arreba: srr.  En una elevada altura al i N, 1/2 leg.  Del r. Ebro y puente llamado Rampalain.  Le combaten libremente*todos los vientos , lo que hace su CUMA frió y muy propenso á coatipados.  Tiene 3 0 CASAS capaces y bien distribuidas, las cuales forman 2 barrios denominados de la Iglesia y del Castillo, y 1 iglesia  Parr.  Dedicada á San Juan Bautista, servida por 1 cura párroco ; es matriz y cal), de la vicaría titulada Arreba con 5 6 pilas; sus anejos son la iglesia  De la población (Ntra.  Sra.  De la Concepción), y la del desp.  De Cuible ; también dependió de ella la parr.  De Perros bajo la advocación de Sta.  Eulalia, en el diaderruida.  Confina el término  Por el N. con el de Mutulla, ácuyo lado oriental se halla el cerro denominado Tureña, que es una délas mayores elevaciones de la Cantabria, la Peña de Alquera y el ant.  Cast.  De los moros, por ol E. con el de San Miguel de Cornizueio ( 1 / 2 leg.), por el S. con el valle de Lamanzas ( 1 / 2 ) , y por el O. con el de Población ( 1 / 4 ) , cuyo horizonte limita el llamado Peñón de Cornizueio: en él se encuentran las ruinas de varias ermitas , entre otras las de Santiago, San Lorenzo , Sta.  Eufemia y Sta.  Cruz ; la Granja de Perros sobre la mencionada Peña de Tureña, y el desp.  De Cuible, del cual solo subsiste la iglesia  El TERRENO es de mediana calidad, y abunda el mente de roble y haya.  Hay 1 camino que desde Villarcayo por la peña del cast.  Conduce al valle de Pulientes , y otro que cruzando el Ebro por el mencionado puente de Rampalaim va desde Burgos á Santander.

La CORRESPONDENCIA se recibe en Sonedlo dist.  2 leg.: PROD. Trigo, cebada, legumbres, patatas y frutas, principalmente manzanas, entre las que sobresalen las camuesas; cria ganado lanar, cabrio, vacuno, y recria muletas : IND.: corte de maderas y carretería: POBL.: 1 5 v e c , 5 5 almas: CAP.  PROD.  2 0 5 , 6 20 reales  : l>ip.  2 0 , 9 3 3 .

SAYAR (San Esteban)

 feligresia, cap. del ayuntamiento del mismo nombre en la provincia de Pontevedra (3 leg.), partido iud. de Caldas de Reyes (f/i), diócesis de Santiago. Sit. en la falda meridional del monte Giabre, donde la combaten principalmente los aires del N. y S.; Clima templado y muy sano. Tiene unas 200 Casas en las aid. de Cálvelos, Carballaí, Cardin, Casaldomato, Gándara, Goletas, Gundiñanes, Iglesia , Parainzas, Pazo, Reten , San-Jumil, Sequeiros, Sayar, Sotelo de Arriba y Sotelo de Abajo ; hay casa municipal en el 1. de Goletas; y escuela de primeras letras, frecuentada por 60 niños, cuyos padres dan al maestro la retribución convenida. La iglesia parr. (San Esteban) se halla servida por un cura de primer ascenso y patronato ecl. y real; también hay una ermita dedicada á Ntra. Sra. de las Nieves en el 1. de Cálvelos. Confina N. el mencionado monte Giabre y la parr. de Yeemil ; E. Caldas de Reyes; S. Lantaño y Portas, Y O. Sta. María de Godos. El Terreno es de buena calidad; le bañan algunos riach. que bajan del indicado monte, y van á desaguar en el Umia; encontrándose canteras del mejor grano eu aquel. Atraviesa por el término un Camino que desde Caldas conduce á Villaearcía , en mal estado. Prod.: trigo , maiz , centeno , vino , lino , habas , maderas y frutas; se cria ganado vacuno , lanar y cabrio ; caza do perdices y liebres , y pesca de truchas, Ind.: la agrícola y molinos harineros. Pobl.: 235 veciudad, 928 aira, соятв.: con las demás parr, del ayuntamiento (V.).

SAYAGO

terr. situado en la parte mas occidental de la provincia y diócesis de Zamora, muy celebrado por nuestros ant. poetas satíricos Cervantes , Diego de Torres , Iglesias y Quevedo: tiene de long, desde Pereruela ENE. hasta la confluencia del Overo y Formes OSO. de 9 á 10 leg. , y de lat. desde Morauna al ÑNE. hasta Moraleja al SSÓ. de 8 á 9. La identidad de las producciones y uniformidad de los usos y costumbres sayaguesas, hacen renacer en sas naturales cierto espíritu de provincialismo y un apego entusiasta á sus ant. costumbres; de aquí es que tampoco carecen do la mania de otros pueblos, que es el pretender su descendencia como derivada de la mas remota antigüedad, y como tal muy honrada y muy noble. Se tiene por tan rico y abundante en metales este terr., queescomuu proverbio decir, que los в&уадиеэд tiran con oro y plata á su» ganados; actualmente se «tan esplotando algunas minas. La tierra es de poco ó ningún meollo y arenosa; por esta causa al llegare! Verano toda ella se agosta, esteriliza y marchita : solo Prod, bien el centeno, único pan que se gasta en el pais, salvo algunas excepciones. El monte de encina de qae está cubierto casi todo el terr. т los muchos valles que le hermosean, vienen á formar «o prhS cipal riqueza por el gauado huí.ir. vacuno y de cerda que en ellos se asácenla. Este part, se hallaba dividido anticnaaróle eu distr., cada uno de los cuales era representado en fe junUs que se celebraban por procuradores nombrados al efecto: el puuto de reunion era Torrefrades, donde aun« conservaba la casa titulada del Partido. Si retivierín los poetas 11ne se citaron arriba, desde luego tratarían alsayagués del S. con especialidad de un modo distinto al enqee se celebra en sus canciones cual Bhato y Maritornes : no hay choza, во hay rincón donde mas ó menus vivamente no sé haya hecho sentir el espíritu de la época.

SAVIÑAO

ayuntamiento en la provincia v diócesis de Lugo (11 leg.), audiencia tcrr, y ciudad g. de la Coruña (24), y partido judicial Montarte (S 1/2). »it. sobre la izquierda del Л/iño; ci Im \ benigno y sano. Se compone de las feligresia de Abuime, San Juan i Acoba, Saa Martin; Besteiros, San Pedro; Broza, Sto. Tomé; Chabe, Santiaco; Diomondi, San Pelagío; Fion, San Lorenzo, Frean, Sta. Cecilia; Iglesiafeita, San Vicente; Juvencos, Santiago; Lage, San Felix; Licio, Sta. Eulalia; Louredo, Santiago ; Marrube, Sta Maria ; Mourelos, San Julián; Ousende, Sis. Maria ; Pineiro, San Saturnino (cap.) ; Rebordaos, Sta. Cruz; Rebordaos, Sla. Eulalia ; Reinz, Sta. María; Rivas de Miño, San Esteban ; Rivas de Miño, San Victorio; Rosonde. Sta. María , Segnn, Sta. María; Solévenlos, Sla. María; Sobreda San Juan: Vilatan, Sau Juan; Vuelos, San Martin ; Vilacaiz, Srm Jelian; Villaesteba , San Salvador y Villasanlc , San Salvador quo en S23 reúnen sobre 1,000 Casas pobres: liay escuelas de instrucción primaria sin la competente dotación , y las mas son temporales, sostenidas por ío.5 padres de los niños. El тввм. municipal confina por N. con el de Paradela ; E. Bóveda ; S. Panton, y O. Chantada y Tabeada : el Terreno es de buena calidad especialmente el de la ribera del Afino y márg. del Saviñao, en afluente, el cual nace en Abuime y marcha á desaguar en aquel. Los Caminos municipales y Utcalesmal cuidados; el Gorrko se recibe en Monforle. Prod.: granos , semillas, legumbres, ¡.ilatas, vino, lino y frutas: cria ganado de todas especies; hay caza y pesca. Ind. : la agrícola, miares para lienzo y sayal, quo viene A lormar parto de su comercio asi como el vino y ganado. Pobl.: 1,134 veciudad, 6,672 aim. RiqueZa ше.: 497,Шгв. Vb. святи, (У.) el cuadro sinóptico del partido El pBKSupüEsro Municipal se cubre por reparto eiAre los vecinos.

SASDÓNIGAS (SAN Lorenzo De)

feligresia en la provincia do Lugo (8 leg.), diócesis, partido judicial y a\ unt. de Mondonedo (1). Sit. entre montañas ; Clima frió y húmedo : comprende los I. de Aldea, Lousada, Mirábales , Paibeira y Suaiglesia, que tiene 38 Casas y muchas y buenas aguas que dan origen al r. Masma. que desagua en Foz. La iglesia parr. (San Lorenzo) está servida por un cúralo de entrado y provisión real y ecl. El TÉbm. , que será de 1/2 leg. cuadrada, confina al N. con Mondonedo; E y S Ualgao, y por O Romanz El Terreno es de mala calidad : sus Caminos mal cuidados, y el Correo se recibe en Mondonedo. Prod.: centeno, maíz y patatas; Cria ganado vacuno, de cerda, caballar, lanar y cabrio; hay raza. Ind.: la agrícola y un carpintero. Pobl. : 35 veciudad, 196 aim. Contb.: ron su ayuntamiento (V.).

SANZOLES

v. con nyunt. en la provincia y diócesis de Zamora (4 leg.1, partido judicial de Toro V’, auJ. torr» y o. g. de Valiadolid (14): Sit. en una pequeña loma ; su Clima es templapiado; sus enfermedades mas comunes (¡obre* catarrales, biliosas y tercianas. Tiene 305 Casas; la consistorial y cárcel ; escuela de primeras letras; iglesia parr. ^Saii Zoilo) servida por un cura de primer ascenso y provision de S. M. en los meses apostólicos, y en los ordinarios Hcl cabildo de la Sla. Iglesia, con terna «del ordinario; una ermita en estado ruinoso titulada San Sebaslinn. y buenas aguas potables. Confina con el desp. de Sta. Maria del Valle, Toro , Benialba y Casaseca: en su término se hallan los de*p. de Valdemimbre y Arabayas. El Terreno es de 1.», 2.a y 3.a clase : por él corren las aguas del arroyo Talanda que baja de Maileral. Los Caminos dirigen á los punto-; limítrofes y á Zamora, de cuyo punto recibe la Correspondencia, rnpu. i vino, trigo , cebada , centeno, legumbres y pastos; cria ganados ca/ade perdices. Pobl.: 168 veciudad. 83í aim. Cap. Pbod : .138,44» reales Imp.: 57,923. Contr.: 43,909 rs, 29 mreales SAOCEDILLA: desp. en la provincia de Salamanca . part, judicial de Ciudad-Rodrigo, término muoicipal de Castillejo de Martin Viejo, poní..: un veciudad, 4 aim.

SANTOS DE LA HUMOSA (los)

 v. con ayuntamiento de la provincia y audiencia terr. de Madrid (7 leg.), partido judicial ÓV A’calá de Henares (2), ciudad g. de Castilla la Nueva, diócesis de Toledo (21). Sit. en la falda á. de una cordillera ó sirrra,.la combaten los vientos O. y S , y algunas veces el N., y su Clima es propenso por lo común á pleuresías : se compone de ПО Casas , la de ayuntamiento, cárcel, escuela de primeras letras comuna ambos sexos, dotada con 2,ÍOO reales, y una iglesia parroquial titulada (San Pedro Apóstol); en los afueras y en una altura bien combatida pur todos los vientos, se encuentra el cementerio que no perjudica la salud pública; hay 1res ermitas San Roque, La Soledad y Ntra. Sra de la Humosa, las dos primeras contiguas á la población y la última á 1/2 leg. en una llanura junlu al r. Ka)’es,e¡ capaz de 200 personas; y en el día 8 de setiembre día ue la Natividad de Ntra, Sra». se celebra función solemne á ta que concurre infinidad de gente de los pueblo.-: comarcanos; los veciudad se surten de aguas nara sus usos de las de cuatro fuentes que hay inmediatas al pueblo ; una de Us cuales tiene un hermoso lavadero de piedra sillería. Confina el TÉbji. N Azuqueca y cas. de Miralcampo; E. El Pozo de Guadalajara ; S. Satitorcaz y Anchuelo, y O. Alcalá de Henares: se esliendo 1 1/4 leg. N. á S., igual disl. d« E. á O , y comprende dos monies de roble y mata baja, que lindan uno con el de Guadalajara y el otro con el term, de Anchuelo y Sanlorcaz, ambos «pertenecen á los propios ; cuatro deh. á la márg del r. Nares, y otra á las inmediaciones de un arroyo llamado Valdejarza: la,s primeras nombradas Granja, Majada do los Toros, Rinconada y Soto-Entreaguas: componen 141 fan. de tierras, y la segunda es de Corta estcnsion; bey ademas una alameda de álamo negro, titulada Poveda, de»tres fanegas de terreno.

SANTILLANA DEL MAR

v. en la provincia y diócesis de Santander (5 leg.), partido judicial de Torrelavega (I), audiencia terr. v ciudad g. de Burgos (27); es cabecera del ayuntamiento do su mismo nombre a que se tullan agregados los pueblos de Mijares, Queveda, Oreña con su* barrios ó aid. de Viallan, Barcena, Padruno, Perelada. Cüborredondo y Tórnente, y Viveda con los de Pcredo, Ulano y la Iglesia. Sit. en el fondo de juna cuenca formada por pequeñas colinas que la rodean por todas par’tes; su Cuma es templado y húmedo, pero sano, pues no se padecen mas enfermedades comunes que algunos reumas y opilaciones. Tiene 270 Casas de buena fábrica, como también la modernamente construida del ayunl.; escuela de primeras letras dotada con 7 reales diarios á que asisten 80 oinos de ambos sexos, y 2 conv., uno de monjas con la advocación de San Ildefonso, y otro de frailes dominicos con ¡a de Regina Ccli, el cual ocup:m hoy las monjas de Sta. Clara y Sta. Cruz, de Santander. La iglesia parr. (Sla. Juliana) es una capilla de la colegiata que comprende las iglesia de 51 prablps; es uno de los edilicios mas ant. del pais, se halla servida aquella por 2 curas nombrados por el cabildo; este se compone de 18 canónigos con el demás personal correspondiente. Hay una ermita dentro de la v. dedicada á San Roque y otra en cada uno de los barrios que comprende ; 4 fuentes de muy buenas aguas proporcionan á los moradores ta necesaria para su consumo doméstico. Confina con el mar, Queveda, Cerrazo y Oreña; en su ténu, se encuentran los barrios de Arroyo, Herran , Campiengo, Vi-piercs y Yuso. El .terreno es ¡le superior calidad. Los Caminos dirigen á los puntos limítrofes y á Asturias: recibe la Cobr.espondesCia de Torrelavega. Prod, con abundancia maíz, trigo y pastos; cria ganado de muy buena calidad, y caza de^liebres, perdices y otras aves. ixr>.: una fáb. de curtidos en prosperidad y la ganaderia. Pobl., Riqueza у соята. de todo el ayuntamiento»(V. el cuadro sinóptico del parí.; Kst-a v. fu? cabecera del partido juJ. de su nombre hasta el año 18VO en que se disolvió agregando sus pueblos á Ы part, de Torrelavega y San Vicente ía Barquera.

El P. Harduino creyó ser Santillana el Dlendium Partas mencionado por Plinib; pero no estuvo nws acertado que el M. Florez, quien redujo este puerto á Santander, pues atibos siguieron un error introducido en Punió por una mano eslraña. El parage donde aquel naturalista insigne habla del l’ortus Blendium, leído según lo exige la ciencia filolóaira, presenta el Puerto DlenJio distante 40 millas del de la Tietoria que era de los yuliobligenses, cuyas gentes tenían su cap. junto á las fuentes del Ebro; y según toa conjeturas mas tundadas Santoña es el puerto de la Victoria, y el Puerto Blendio es el actual puerto do Plencia. En el Diccionario de Barcelona, la dist. que hemos dicho consigna Pliait» entre el puerto Blendio y el de la Victoria se tí.i tomado por existente , entre el espresado puerto de la Victoria т 1э ciudad Yulióbriga de que dependía : este error y otros son indispensables eu esta clase de trabajos cuando nj se hacew con la debida detención y madurez. Si en el mismo Diccionario se estableció que Santillana es la ant. Cuncuna , y no satisface esta reducción, al menos de un modo tan completo, como ya antes lo habia creído Cean, aquí siquiera se siguió la opinión del respetable Florez. Pero por las tablas de Ptolomeo , y cierta razón geográfica, á cuya formicion contribuye el mismo silencio de Plo’omeo, Plinio, y Mela auirdado sobre aquella ciudad al describir la costa Cantábrica /obligan á suponerla mas occidental é inlern.i : Infierto reúne todas las circunstancias topográficas que Plolomeo asignó á Cáncana. El sumo de Ins equivocaciones respecto de la antigiledad de Sautillana se halla en la edición de Plinio de Jacobo Lacombe, donde se lee ser esta población la ant. Brana, ciudad adscrita al convento jurídico de Cádiz. El nombre Soborna que también han querido dar algunos á Santillnna. e-» desconocido en la geografía y en la historia. Si es cierto que algunos vestigios existentes en el recinto de esta v. y en sus inmediaciones comprueban su antigüedad romana co;no> lo afirma Goan , es preciso confesar que difícilmente se llegara i averiguar el nombre qué á Va sazón la distinguiera, mientras la casualidad no proporcione algún monumento ta quo se hava conservado. Se dice que el rey Alfonso e! Счtólieo, halándola desierta la repobló el año 7′>0, habiendo obtenido esta v. el cuerpo de Sla. Juliana, se asegura lomó su nombre que ha parado en ¿antillana. Se cita un;i escritura de donación hecha á la iglesia de esta v. en 2< de abril de 971 , en pruebn de que ya era entonces conde de Castilla Garci Fernandez. El rey D. Juan II la hizo cabeza de marquesado , dándolo á tí. liugo López de Mendoza, cuyo título se cuenta entro lo? numerosos de la ilustre casa de Osuna. Hace por armas las de los Mondozas. Es patria de D. Diego Manuel Barreda, autor de un docto tratado de inKtitnHunihuí penalibus.

SANTIBÁÑEZ Y VAL DE IGLESIAS

1. en la provincia de Leon 5 1/2 leg.), partido judicial y diócesis de Astprga(4 4/2), audiencia tcpr.y ciudad g. de Valladolid (Î2), ayuntamiento de Villares de Orbigo. Sit. en terreno desigual; su Clima es frió, pero sano. Tien» 70 Casas inclusas las 10 do Valdeiglesius, que aunque tiene concejo y aprovechamiento de paslos separado do Santibaïez, no deja da ser un barrio de esle: escuela de primeras letras, frecuentada por 40 niños, que satisfacen una módica retribución al maeslro; iglesia parr. (San Juan Evangelista )i «orvida por un cura de primen- ascenso y presentación parjcular y una fuenle de buenas aguas. Conlina con (JuintaniJa del Valle , Estebanez, Villareio , San Román, San Justo, Villares y Hospital de Orbigo. Él Terreno es de buena y mala calidad, y de secano Ademas do los Caminos locales, cuenta la carretera de León á Galicia, todos en mal esladof recibe la cottRESPONDENCiA de Aslorga. ruon.: algún lino, Iriso, centeno, cebada, legumbres , hoi-laliza y pastos;cria paliados y caza de perdices y conejos. Pobl.: 70 veciudad, 240 aim. ci Im u. • coo el ayuntamiento

SANTIAGO ó COMPOSTELA

ciudad con ayuntamiento y cap. del partido judicial v diócesis de su nombre , con silla episcopal, en la provincia, auâ. terr. y ciudad g. de la Coruña (9 4/i leg.): tiene adm. de rentas y de loterías , estafeta de correos y casa de postas.

SituaciÓn y Clima. Sit. en una altura con declive al S. á los 42« 52’30» de lat. y 4-48′ 45″ long, occidental de Madrid y dentro del estrecho horizonte de 4 leg. de radio, tan opaco como las montañas que la rodean ; la abriga de los vientos O. el monte Pedrpso que se eleva ÎG4 varas desde su base, y 746 sobre el nivel del mar ; cubriéndola por el N. la cord, de montes que arrancando del Tambre , se adelantan desnivelados desde Pedroso hasta las cumbres de San Marcos, retrasándose en el alto del Son: al E. el monte del Viso con la gigantesca loma, y la altura de Sta. Marina apoyada en el camino que conduce por la der. al Valle de Ulla, y en el que por la izquierda se dirige al de Dea, forman el circulo que cierra por el S. los altos de Montouto, Conjo y Humillailoiro (*). Ceñido ademas el promontorio sobre que parece estar recostada la ciudad, por las aguas del r. Sar que corren de N. á SO., y por las del Sarela que llevan su curso de N. á S., resalla con mayor mérito la pintoresca vista que ofrece el laberinto de calles, plazas , fuertes y templos, hermoseando mas el cuadro los jardines, arbolado, prados; arroyos y plantíos que la engalanan. La situación que acabamos de indicar, la inmediata cord, del Tambre y iaaabun dautes lluvias constituyen un clima húmedo, pero nunca escesivamenle frió, aun en el ricor del invierno : los vientos del S. y del N. son los mas remantes y aunque se esperímentan con frecuencia fiebres catarrales , biliosas y cerebrales, reúmas, catarros pulmouales y otras enfermedades comunes, puede decirse que es un pais sano, y fuertes y robustos sus naturales.

TÉrmino Y Confines. El recinto de esta ciudad era reducido en su origen, y se hallaba cercado de murallas que lian desaparecido para dar ensanche á la población, que cuenta boy cou un gran numero de 1. algunos de ellos á I leg. del ceutro; pero que considerados como arrabales pertenecen con la denominación áe afuera á varias parr. que tienen también feligreses en la, llamémosle, ant. ciudad, formando una y otros el tci ni. municipal. Estos 1. son Amio , Do Castro , Pineiro, Puente de San Lázaro, San Marcos y Valiüo pertenecientes á la feiig, de San Felix de Solovio, matriz de Sta. María Salomé; Asen, Avio, Casaldorlu, Casas-novas, Guadalupe, Lermo, Montes, Pardacea , Puente-Pedriña , Romano , Vite de abajo y Vite de arriba que corresponden á la de San Juan Apóstol; Mallon de abajo, Peregrino y Sarela de la felig de San Andrés; Balsama, barrai, Escarabuña, Garabal, Uesteira, Mallon , Meijonfrio , Pereiras, Rebordaos, Salguciriüos, San Silvestre, Son y Vitares que dependen de la de San Miguel dos Agios; Aradas, Bar, Bargo, Casas-novas, Corralino, Espino Galeras, Pardaces, Regó de San Payo, San Payo do Monte , y Sarela de abajo que son de la parr. de San Fructuoso, que se halla unida á la de Sta. Susana , la cual tiene los de Bandín, Barreiras, Campo de San Lorenzo, Carmen de abajo , Casas del Campo , Éntrenos , Espiñeira, Espiñeírade arriba, Péanes, Fígueiriñas, Poza de bur. Rivera de San Lázaro y Vento ; finalmente Sta. Maria la Real de Sar comprende los I. de Angrois, Brañas, Cotaredo, Crucero, Lamas de Abad, Outeiro, Paredes, Picaños, Puente de Sar. Puente de Viso, Puente-Pedriña de abajo, Puente Rial, San Lázaro, Vieiro y Viso : las demás parr. como son Sta. Mana del Camino, con su anejo San Benito del Campo, San Juan Bautista , unida á las mencionadas de San Fructuoso, y Sta. Susana, asi como la citada Sta. María Salomé no tienen I. agregados ó arrabal y mucho menos Sta. Maria de la Corticela que es una capilla de la caled, que sirvu de parr. para los estranjeros. Comprendiendo pues este territ. se estiende el term, municipal 4 4/i leg. de N. á S. y á casi igual dist. de E. á O.; confina por N. y NE. con el ayuntamiento de Enfesta, lindando con las feligresia de Verdia, Nemenzo, Eul’esta, Sabugueira y Carballal; por E. S. y SU. con el de Conjo, tocando en las de Bando, Arines, Eijo, Conjo y Figueiras y al O. con el ayuntamiento de Ames del part, de Negreira, volviendo á confinar por NO. con el término de Enfesta.

Interior De La PoblaciÓn r sus Afueras. La ciudad de Santiago se halla subdividida para el órdea de la adm. municipal en 42 cuarteles ó barrios, guardando respectivamente en la publ. rural la misma división que en lo eclesiástico. Las Casas, que en lo general son de la esceleule cantería que abunda en el term., tienen bonito aspecto, son casi todas de 3 pisos con cómoda distribución y sus portales dispuesto^ para tiendas de comercio ó talleres de artesanos: su número es de 2,373, pero se aumenta de día en día, por la reedificación y nueva construcción de ellas con que se va mejorando el aspecto público : á este fin van desapareciendo las puertas que denominadas de Fagera, San Roque, MáJud.i, M;i/;nvlo- del Camino y de la Peña, enlazaban con las ya derruidas murallas y sobre las cuales se haa formado calles y casas.- la misma suerte han corrido los cuarteles de los batallones provinciales de Santiago y Compostela, de cuyos edificio* se han formado caseríos y el llamado Campo de la Estrella, de la Feria ó Mercado Nuevo.

Conocida ya la situación de esta ciudad, fácil e« comprender el desnivel de sus plazas y calles ; mucho pudiera no obstante, la policía urbana nivelar y mejorar el pavimento de cuyo beneficio necesitan muchas.

La plaza Mayor formada por los hermosos edificios de que heaaremos’despues, se halla desempedrada porque m ella se ejecutaban antiguamente las corridas de toros eu los años santos ó de jubileo : la del Campo ó del Pan está nuevamente empedrada ; en su mitad tiene soportales , y es el

punto donde el comercio se esfuerza en colocar sus tiradu porque m ella es continua la concurrencia y animado el mercado: la déla Quintana está empedrada y se encuentra sobre el área que fue cementerio du la caled., cuyo eiiJiao presenta por el O su costado, al | >n.-o que por N. y S. forman fachada las simétricas y hermosas casas que peitenecieíoa al cabildo , completando el cuadro el alto lienzo del com. de San Payo en donde se ve destruida la lápida de los lita»tos célebres que han pertenecido á aquella universidad, м que esta se huya curado de conservar esle recuerdo de sus ant. glorias. La plaza del Toral aunque enlosada es desigual en su centro; conserva aun el arco de una de las ant. puertas de la ciudad La de la Pescadería encerrada estrechamente dentro y al O. de la ciudad, necesita y va à obtener mejora pira lo cual se ha destinado el torreón del Picho de la Orra, y por último, la de las Casas Reales está completamente abaodonad.i: como esta hay algunas plazuelas ; pero también s« encuentran que hermosean la pub!., tal es con especialidad la de la Platería , uutuble por la bonita facha , frente á la caled., coronada con las armas del apóstol, y cuyo objeto al edificarla fue sin duda el de contrastar con la de aquel gun edificio, el cual presenta buenos bustos y esculturas en Ы intercolumnios y anchurosos arcos por entrada : al lado oí la concha y bajo el tesoro del templo de Santiago hay » ulleres de platería que le han dado el nombre: en el centróse alza con gran efecio una fuente construida en )8í9, comepiendo juegos de agua y una estatua sobre 4 caballos con las insignias del apóstol.

Lus calles en lo geucral son anchas, muchas de ellas ешpedradas, con buenas aceras de cantería y algunas con soportales : entre estas se cuentan Rúa Nueva sin duda la mejor de la ciudad por sus buenas casas : Rúa del Villar cuyos soportales sirven de pasco en el invierno y en la que se hiüa la aut. pero hermosa casa del Dean, y ademas un buen calé y muchas tiendas de comercio. Entre estas dos calles existió la llamada de la Balconada que se dirigía desde las casas del cabildo en la Quintana, hasta el palacio de Bendaña : es tradición vulgar que fue tapiada por haberse perpetrado en ella, por los Churviichaos, el asesinato del arzobispo D.Sutro: hoy esta convertida en jardines. Paralela á las dos indicadas calles se encuentra la del Franco, denominada asi por haber nacido en ella el inmortal Fonseca, llamado |>or antonomasia el Franco. Demasiado molesto seria detenernos et la descripción del crecido número de calles que en todas direcciones cruzan la с. у sus arrabales : pero »si como mere« ce especial mención la «de la Azabachena perfectamente empedrada en 48ia, con buenos edificios y en una de lasmejores situado de la ciudad, no pasaremos en silencio la de Algeria df arriba, que principia desde la Puerta deSan Hoque, porser tan estrecha y fea, como frecuentada por los viajeros: ierdad es que tenemos entendido que se na empezado á empedrar ; pero no basta : el ayuntamiento debiera mejorar el aspecto de ella para evitar la péxirña impresión que causa auna 1» acostumbrados á verla.

Catedral. Al describir los edificios que contiene «U ciudad no puede prescindirse de principiar por la basílica, qu« tantos pontífices hicieron solo dependiente de la Santa Sede; por la que Urbano 11 exoneró de la supremacía de la de Toledo, lo mismo que Caüsto 11 y Anastasio y por la de que decía Uávila : «sobre puja en magnitud, y no es inferior en »hermosura á todas las demás catedrales que comprende »por lodo el mundo la española monarchia.» Empero no? admiraría y juzgaríamos ridiculo capricho, el haber escogido para edificarla la sil. que ocupa, á no estar convencidos de que el objeto fue erigirla sobre el sepulcro del Zebedeo, arrostrando y venciendo la dificultad que ofrecía la cufflbff de una colina , cuya desigualdad la indica el que para entrar en el templo’por las puertas de la plaza Mayor ó del Hospital, asi como por la de la Platería, hay que subir dos espaciosas y bellas graderías, y si por los pórticos déla plazuela de San Juan y de la Coméele, bajar por las interiores en que descansan «Este grandioso templo metropolitano, comprende, con su claustro, palacio arz. y todas sus dependencias un área de 41,830 varas cuadradas. La ant. catedral subterránea, en la que se celebran oficios dos i tres veces al año, y cuyo portón está cubierto con una elegante escalinata, forma su pedestal, y sobre él. mirando il O. se levanta la valiente y admirable obra del arquitecto D. Fernando de Casas y Noboa : es la fachada llamada del Obradoiro, principiada en 1*38. La armoniosa combinación de sus cuatro cuerpos y la profusión de las perfectamente acabadas estatuas, adornos y molduras de que se viste desde su planta hasta la cima de sus dos torres de 240 pies de elevación, componen un todo maravilloso. Prolongan con buen efecto la linea del frontis del palacio arz.á su costado der., y á la izquierda el lienzo del claustro que contiene U sala capitular y el Tesoro, el cual forma ángulo saliente al SO. con la fachada de la Platería. Esta es notable por su preciosa Concha tan celebrada de los artistas, la que, medio cubriendo la corta escalinata diagonal que guia al lienzo del archivo, alza en el aire la pesada mole del costado der. del frontispicio : su portada está guarnecida de caprichosas estatuas y relieves, dises ant. de la primitiva catedral que el S. deteriora con suslluvhs. Subiendo los 15 pasos ó escaleras de la Platería y volviendo á la der., se encuentra la del Reloj y puerta Santa : fachada tan admirada de los devotos , como de los inteligentes la del Obradoiro ; pero que es un baturrillo arquitectónico sobre el que se eleva la inmensa torre del Reloj monstruo, cuya voz se oye á 2 leg. de distancia : la edificó ü. Rodrigo del Padrón, llamándola de la Trinidad, y concluyó Berenguer, quien también construyó la piramidal de adorno que se eleva sobre el Tesoro, y que por ello es conocida cou el nombre de Berenguela. Ante la reverenciada Puerta Santa, que abre solo la mano del prelado en los años de jubileo, hay un reducido patio con sepulcros cerrados por una eslerior de hierro al descubierto. Su portada sostiene los nichos de 24 santos y discípulos de Santiago , colocados simétricamente en los intercolumnios: las estatuas de h primera línea fueron decapitadas en una noche por el furor de la pasada guerra de sucesión : sobre el cornisamento de esta puerta cuadrilonga, flanqueada por seis columnas de relieve , hay tres arcos calados que sirven de camarines , el céntrico y mayor á la efigie de Santiago, У los laterales á sus dos discípulos á San Âtanasio y San Teodoro, vestidos en trage de peregrinos: guarnece á esta fechada irregular, adornada de grecas y alguno que otro capricho, una balaustrada erizada de pirámides y remates á ш que se sobreponen otros dos en forma de Castillo: la corona en perspectiva, la magnífica cúpula comenzada en 4384 y concluida en tiempo del prelado Mendoza. De esta portada arranca la anchurosa escalinata de la Quintana, de 48 pasos, subida la cual y marchando á la izquierda por los oficios de la Curia, se encuentra la fachada N. ó déla Azabaeheria, que dirigió el arquitecto galicano D. Domingo Antonio Luis Montenegro, á principios del siglo pasado: esta bella portada de 60 pies de ancho y 70 de alto, es del orden dórico su primer cuerpo con cuatro columnas, dos á cada lado y elevando en el centro sobre otra ática la imagen de la Fe: el segundo cuerpo de orden jónico, presenta sus ventanas adornadas de preciosos bustos las del centro, y de llorones las de los lados, practicadas entre sus cuatro columnas: en el tercero luce el gusto atlántico cargando la cabeza de cuatro moros con la cornisa que sostiene entre cuatro braserillos encendidos, á Santiago adorado en trage de peregrino, por D. Alonso el Magno y D. Ordoño H : este cuerpo céntrico á tos restantes, corona sus lados de trofeos , pirámides y jarrones completando la elegancia del todo: sus estatuas son perfectas y tanto sus escudos de armas como adornos y construcción nada dejan que desear: 7 puertas, 3 principales y 4 menores facilitan la entrada.

Interior del templo • su figura es una cruz latina compuesta de seis naves y rodeada de 25 capillas: tiene 2*0 pies de largo y 204 de ancho •. aparece festoneada de 58 grupos de columnas de las que las de los lados son de 40 varas de alto y cinco de ancho, y las dos del medio de 25 de alto y 40 de ancho : un segundo cuerpo gótico pesa sobre ellas adelantando hasta su nivel la majestuosa galería que se amolda al crucero y de la que se suspenden en días de gran festivi

miento á la mayor: la cierran grandes vidrieras laterales con encages y adornos de bronce, separadas por haces de columnas salomónicas del género compuesto cuyo basamen

to de jaspe es de cuatro varas de altura : se agrupan de cuatro en cuatro , ora sojas, ora intermediando una ática . presentando dos al interior y otras dos al esterior de la capilla que por el frente la cierra una verja primorosa del mismo metal, y desde ella hasta la del coro corre una balaustrada que separa al concurso durante los divinos oficios. Dentro de esta capilla, un tabernáculo de jaspe y mármol tachonado de planchas de plata, cuya construcción absorvió 20 años, alza la efigie de Santiago sentado en una silla, cubiertos sus hombros con una esclavina riquísima de plata, oro y piedras preciosas y en la mano el bordón de peregrino: Felipe IV con otros tres reyes, arrodillados en la cima’de este altar , levantan en sus manos otra estatua del Apóslol : cubre al tabernáculo una pirámide en cuyo frente se halla representada la aparición de Santiago en la batalla de Clavijo ; está cargada de adornos, de genios con banderas, terminada por el sepulcro y la estrella que toca la bóveda y sostenida en hombros de cuatro angelotes, que medio se sientan en los capiteles de las columnas: tanto el pensamiento como la ejecución de esta obra son admirables. Detrás del tabernáculo está la sacristía y en ella una escalerilla por donde suben los devotos y peregrinos, en dias señalados, á abrazar por la espîlda al Sto. Apóstol; por esta parte de la sacritia tiene el retablo una segunda ara en la que celebran los capitulares todas las mañanas el santo sacrificio á que concurre el público desde afuera de las vidrieras, que para el efecto se abreu. También son de gran mérito los relieves de sus elegantes pulpitos; gravita cada uno sobre la cabeza de un цгиро de tres sirenas de bronce inac¡v.o, obra del escultor leonés Juan Bautista Celina; se afianzan sobre el cornisamento de las columnas que circundan al altar mayor, cuatro ángeles en cada una, de los cuales dos miran al interior y dos al esterior y sostenían lámparas de plata de gran estima, no tanto pur el metal cuanto por su mérito artístico; estas lámparas y las mas ricas alhajas de la metrópoli fueron arrebatadas en 4809 por las tropas francesas. Delante de la reja del coro y al lado de la bpistola, existe aim el bordón de Santiago, guardado en una columnita de hierro que, dejando hueca su base, permite que los devotos y peregrinos ganen las indulgencias concedidas á los que recen asidos Je! cuento ó regatón. El coro es magnifico, asi las molduras de su hermosa sillería y relieves de la faja que se sobrepone á su respaldo, como en los antepechos de su tribuna: en medio y encima de esta se levantan, hasta el arranque de la bóveda, dos grandiosos órganos de bellísima construcción con tres órdenes de cañones, uno respectivo á su centro, al interior del coro otro y el último al esterior: ocupan la cabezj de esta tribuna dos graderías que servían á una brillante capilla de música compuesta de los profesores de mayor mérito, pudiendo decirse que era un verdadero conservatorio del arle; colocábase el instrumental á la izquierda y á la der. su vocal incomparable. Entre el coro y capilla mayor, ó sea en el punto céntrico del crucero se éleva una media naranja de 94 pies de circunferencia y 416 de alzada desde el pavimento á la clave : cruzan su embocadura dos arcos de hierro en cuya unión gira una polea que en dias de gran función, lanza á uno y otro costado del templo, hasta la bóveda un enorme incensario que lo perfuma. La sacristía principal no es menos grandiosa ; contiene buenas pinturas , entre las que se ven dos cuadros (San Pedro y San Andrés), del pintor gallego D. Juan Antonio Bouzas, y encierra riquísimos ornamentos: por ella se sale al gran claustro que Ruiz Méndez dijo ser el mayor de todas las iglesia de España : forma un cuadro de 4 40 pies por lado, y su fabrica comenzada en 4521 y concluida en 4546, pertenece al género de crestería : hermosos tapices cubren sus paredes en la octava del Corpus ; cada uno de ellos es admirable por la belleza y perfección de sus figuras y colorido, cada uno de ellos es un cuadro modelo : sus dos cuadrantes trazados por el P. Fr. Marcos, de la orden de San Francisco, fueron colocados en 4604: sirve de cementerio á lo» capitulares , asi es que uno de sus ángulos se halla cubierto de lápidas adornadas en lo ant. con grandes escudos de armas : contiene i en su lienzo N. la capilla llamada del Alba, con hermosas ‘, estatuas que representan la Transfiguración del Señor. Entre las capillas de esta catedral hay algunas de un mérito esquisito : es preciosísima la del Pilar, labrada toda en mármol y jaspe , y dedicada á la Virgen de esta advocación por D. Antonio Monroy, cuyo retrato de cuerpo entero, en actitud de orar y esculpido en mármol corona su sepulcro que se encuentra en la pare-d del lado der., llamando la atención de los viajeros su brillante inscripción abierta en mármol negro : en el centro del estélente retablo está la pequeña estatua de Maria, y al pie del pilar quo la sostiene la del Zebedeo adorándola : su arq. es ochavada y las columnas ático-compuestas elevan la media naranja cargada de arabescos, escudos da armas, conchas y cruces del Apóstol; los arcos torales contienen primorosos trofeos moriscos en mosaico.

(‘) Estos santos cadáveres estuvieron de manifiesto á la vista de los fieles basta que el art. Gelmirez mandó cerrar el sepulcro. TOMO XIII. 52

Al lado de esta capilla está la del marqués de Santa Cruz con buenas imágenes. La de la Concepción es también notable por sus estatuas, y por ser depósito de las reliquias de varios santos : Iraspaíenla en una vidriera, intermedia á sus 2 retablos, una pintura de la Virgen de su advocación, única vidriera de esta clase en toda la cated. La capilla del Espíritu Santo solo llama la atención por sus sepulcros; y la de Sta. María de la Corticela, parr. de los estranjeros, por el del Redentor, por el nicho que se le antepone cerrando con un balconcillo de hierro la eligie de Jesús orando en el huerto, labrado de cantería , y por su puerta interior de construcción gótica, la que incluye entre su marco cuadrilongo y el arco de filigrana qua se lo sobrepone, la adoración delosSlos. Rayes, figuras que revelan su antigüedad, la cual data, según tradición, desde D. Alonso III. Los monges de San Mariin Pinario veoian á esta capilla á celebrar los divinos oficios, hasta que en el siglo X el ob. D. Pedro Martinez Mozonzo y el cabildo les ediíicaron en el monasterio su pequeña iglesia con la advocación de San Martin. La capilla de la Comunión es de fáb. romana: es debida al arz. D. B. Rajoy de Losada, y á D. Podro Carrillo y Acuña, la del Santísimo Cristo, donde existen las reliquias de los Santos Demetrio y Bonifacio- Enfrente de esta capilla se halla la llamada de las Reliquias (el grande y maravilloso catálogo de las que encierra corre impreso en manos de los peregrinos); contiene los sepulcros de D. Ranwn de Horaoña, esposo de la infanta Doña Urraca , el cual donó la ciudad de Santiago á la Sta. iglesia; el de Duna Juana da Castro, que falleció en 24 de agosto (era do 1412); el de D. Femando de León, nijo de D. Alonso y Doña Berenguela, murió en Benavento (era de 4226); el de O. Alonso Vil, que falleció en Villanueva de Sarria (en diciembre, era de 1268), y por último el de ooña Berenguela (muerta en 1.» de febrero , era de 1487). También está en esta capilla la famosa custodia de oro y plata que sirve para la procesión del Corpus : pertenece al gusto plateresco parte de las columnitas que, cou otras istriadas, forman los templetes de los 4 cuerpos greco-romanos, obra encantadora del artista Antonio de Arfe y Villafañe -. es del año 1564; tiene 5 1/2 pies de altura sin contar con las andas de plata sobre que se coloca; un serafin sostiene el viril en medio de los Evangelistas, y adornan tan primoroso conjunto las virtudes teologales, escenas de la Pasión y de la vida de la Virgen, mártires, santos y profusión de relieves y adornos. Otras infinitas preciosidades se conservan en esta capilla. En la de San Fernando es hermosa y elegante la efigie del santo rey.

Detras del coro se encuentra el altar de la Soledad, cuya imagen, del tamaño natural. es la perfecta espresion del dolor resignado, y muy bien ejecutada la del crucifijo, también del tamaño natural, colocado sobre el retablo y balaustrada del coro : el suntuoso y admirable ropage que viste la Virgen, salpicado de piedras preciosas y bordado de oro, es obra de la muy nombrada religiosa de la enseñanza Madre RosaLluch, y costeado por el actual arz. D. Fr. Rafael de Velez. El ob. auxiliar Fr. Manuel de Sanlúcar ha colocadoen 4848 bajo los arcos de los roperos laterales 2 grandes cuadros del Ecce-Homo y Virgen de los Dolores, pintados al óleo por el retratista santiagués D. Juan José Cancela; el Ессвг-Homo es de mucho mérito. Enfrento se halla el pórtico de la Gloria, concepción sublime felizmente ejecutada por Mateo, á quien Fernando III premió con la renta anual vitalicia de 400 mreales Se ve sobre el arco principal al Salvador mostrando sus llagas, rodeado de los Evangelistas, los 24 ancianos tañendo los instrumentos los Profetas, Apóstoles, Patriarcas y santos del Nuevo Testamento, estatuas todas de rostro bellísimo que

revelan cumplida felicidad y bienestar: los arcos de 1м ceslados so-i ¡i ; »’u el purgatorio é infierno Cod caprichosas figuras monstruos y diablos: las columnas del pórtico estón apoyadas en los vicios representados por monstruos y bestias feroces. El lado der. de esta entrada lo ocupa el altar nombrado de la Santa F<i; , erigido por el ob. auxiliar Don José de Fondcvila : el hermoso cuadro del Sto. Sudario, pendiente de las manos de un ángel, ocupa el centro del retablo, coronado por otro de la Dolorosa, pequeño y ovalado. Finalmente, multitud de confesonarioscircundan la nave Ыа en lo interior, y aun los hay dentro de las capillas. El clero cated. se componía hasta nuestros días del arz., 30 dignidades , contando entre ellas los cardenales, á quienes y i los oh. es solo dado el celebrar en el altar del Apóstol,-‘i: canónigos, 9 racioneros prebendados, 6 músicos, 20 capellanes mayores de número y voz, 41 capellanes menores y 24 confesores -. boy se ha disminuido este número de servidores, como puede verse en el art. del arzobispado.

El Palacio Arzobispal, memorable por el saqueo é incendio que sufrió en 4119, y que la revolución Compórtela l(e>6 hasta la torre que el arz. O, Diego Gelmirez fortificó en la lucha de los partidarios de Aloaso Y H contra los de я madre Doña Urraca, es un espaciosísimo caserón: el arco de su pórtico, flanqueado por Î columnas del género atlanlic« con 2 estatuas que sostienen la cornisa, á que se sobrepone una pequeña ventana orlada de molduras , y bajo de ella el escudo de armas del arz., forma notable contrast« coa ¡ elegante fachada de la A-abacheria- este lienzo y la galería que conduce á la tribuna de la cated. son de cantería, y sus demás paredones de descarnada manipostería : en 1846 se reedificó el del lado de San Martin, que disimula un tant« su mal aspecto: da su nombre al arco por el que desemboca la calle de la Azabacheria en la plaza Mayor o del НшрД primer punto en que se colocan los curiosos y estranjerw para examinar con asombro aquella ciudad monumental

El Hospital Real es otro délos edificios que concurren á formar la plaza Mayor •• presenta al N. su hermoso frenle; fundado en 1501 por los Reyes Católicos, por oferta hechi i Santiago al ir a visitar su sepulcro, con las limosnas de varias congregaciones y particulares, es obra magesteos; tiene 4 buenos claustros, fuentes y sala» en donde se acomodan diariamente unos 200 enfermos: hay en él habitación real para los monarcas, y muy buenas pinturas en el pórtico, donde se ven los retratos de D. Fernando y Doña Isabel la Católica : es hospedería de peregrinos, y se cree sea Ь mejor de les de España. Contiene varias preciosidades artísticas, y en el centro de su iglesia un retablo que, elevándose desde el pavimento en forma de pirámide, y concluyendo con una efigie de Jesús Crucificado , sirve para que los enfermos de las 3 salas principales oigan desde su cano el santo sacrificio de la Misa.

El Colegio mayor de Fonseea, fundado por este inmortal arz. en 4544 sobre la casa en que nació, adelanta por el S al menor de San Gerónimo, aue le está unido , el cual encierra en el día las caled, de filosofía, como aquel las déla Sociedad Económica y s» huerta convertida en jardín botánico. La fachada E. de la plaza es la del Obradoiro, míe dejamos descrita al hablar de la cated., y cierra el cuadro.

Seminario conciliar ó Casas Consistoriales. E-te edificio , Udo de los que mas llaman la atención de los inteligentes, es un remedo bellísimo del Palacio Real de Madrid, y debido al arz. D. Bartolomé de Rajoy y Losada: se pri»cipió ей 4766 y se concluyó en 1777; está sentado sobre locimientos del casi, de los C.liurruchaos, y en su fachada una escelenle estatua de Santiago á caballo, bajo la cual se и un primoroso relieve que figura la batalla de Clavijo : I« diseñado por el pintor de cámara de S. M. D. Gregorio Ferro y esculpido en piedra por D. José Ferreiro, ambos natura« de aquella ciudad En el lienzo que presenta al Hospital, se encuentra el Consistorio ó casa de ayuntamiento , adoruarlo de nc; buenos cuadros: bajo su pavimento y al nivel de la p»o están las

Cárceles públicas y eclesiásticas, que abren sus wert« rejas á espaldas del edificio: estas cárceles, de las cuales’ primera tiene иьа fuente en el interior, son de bóveda v да seguras como malas; sus calabozos, especialmente u» « la civil, son contrarios á la humanidad.

La Alhóndiga, educada por el ayuntamiento en 483* á la ».

;rada de la calle Búa de San Pedro, nada tiene de particular; pero

El Cuartel de Santa Isabel, vulgo de los Sapos por hallarse junto al riach. de este nombre, es de cantería, buena äu arquitectura , y con el espacio y capacidad suficiente para el arma do caballería, objeto de su construcción.

Los edificios particulares de mas nota por su escelente arquitectura, son los palacios de Bendaña, Santa Cruz, Bermudez Y la casa que fue Inquisición (hoy propiedad del señor Safont); en esta se encuentran las oficinas de rent, del partido, y sus calabozos sirven de almacenes de efectos estancados.

La Universida d, fundada en 1832 por el arz. Fonscca, es un edificio suntuoso, obra del arquitecto D. José Machado á fines del siglo anterior , sobre un área de 3,240 pies, coa

precioso claustro de 60 varas por lado, una hermosa columnata de 80 arcos, y una fuente de grande efecto en el centro. En 1846 , y en vez del patio quo ocupaba su frente , se construyó una escal inala que conauce á la entrada principal. La nueva biblioteca, colocada últimamente, ocupa la mitad de dicho claustro y le rebaja su mérito ; la ant., cuya mayor parte de libros le fue regalada por el célebre escultor gallego Castro, es magnifica y está bien colocada en un inmenso salón : el en que se reuce el claustro , el rectoral y otros, son preciosos y notable su mueblaje. No son menos digno de mención los gabinetes de física, química, mecánica é historia natural.

Parroquias. Indicadas ya las de que consta la ciudad y Sim afueras , hablaremos solo de las que por sus circunstancias son dignas de especial mención.

San Miguel dos Agros. Es la iglesia parr. mas hermosa: su fachada , de elegante arquitectura moderna, fue reedificada á principio de este siglo, y su interior renovado y exhornado con nuevos retablos y alhajas por su párroco el Dr. D. José Velazquez Carbajal: en 4844 se han colocado en los colaterales los cuerpos de San Cándido y Sta. Constanza y construido un órgano y una bonita sacristía-. dentro de la iglesia aunque con independencia, estala capilla de los Dolores, cuya imagen y la de Jesús con la cruz á cuestas, son primorosas. Tiene buenas estatuas , arañas de cristal y 5 campanas : es iglesia castrense, y su curato de término se provee por S. M. y cabildo ecl.

San Félix de So/ovio, ójparr. de San Fi:. Fue alzada en el año de 900 por el ob. Sisnandó : era iglesia ó ermita cuando se descubrió el cuerpo de Santiago: está unida hoy á su contemporánea Sta. María Salomó, la cual era refugio, y á ella asiste una vez todos los años el cabildo catedral á celebrar los divinos oficios- ambas parr. carecen de mérito artístico y están servidas por un solo curato de term, que provee S. M. y el cabildo ecl.

•Santa María del Camino. Parr., ant. hospital de peregrinos y situado en la calle Rúa Traviesa : está unida ó tiene por anejo á la de San Benito del Campo, situado en la plaza del Pan; ambas de poco mérito y servidas por un curato de término y de patronato real y ecl.

Santa Susana. Parr. erigida en tiempo de Gelmirez, sobre el Souto dos Podros, ó altura donde termina el campo de su nombre, llamado antes de la Estrella ; está unida a las de San Juan Bautista y San Fructuoso, con un curato de término como las anteriores : su edificio es triste y sin mérito.

Santa María la Real de Sar. Colegiata situado en los afueras y edificada por Gelmirez ; en ella estuvo el cuerpo de Apóstol antes que sus discípulos le dieran sepultura •. algunos cronistas dicen fue couv. de templarios y en uno de sus

claustros existen sepulcros ant. Como’parr., su curato es de term, y de patronato real y ecl. Su cabildo colegial se ompone de un prior y 6 canónigos. Conventos. San Martin Pinario. Sit. entre las calles de Azabacheria , San Miguel, Puerta de la Peña , Cuesta Vieja y San Francisco, era uno de los monast. mas gran-r diosos de los que tenia la orden de San Benito : lo fundó en el año de 900 Sisnandó I, y lo consagró y doló en 45 de abril de 4445 el arz. Gelmirez. Este magnífico edificio ha sufrido mucho deterioro desde la exclaustración de los mon» ses, pues si bien su preciosa iglesia y sacristía se halla destínala á parr. bajo la advocación de San Juan, el edificio está ocupado en su mayor parte por las tropas que guarnecen la ciudad desde 4846, no obstante que por reales órdenes de 20 de enero de 1840 y 26 de setiembre de 4848 se mandó colocar эп él las oficinas de rentas, correos y juzgado do primera instancia: solo han tenido cabida hasta hoy la adra, de fin-? cas del Estado y los voluminosos archivos recogidos á las comunidades religiosas suprimidas en el partido También ha solicitado el Sr. ob. de Puerto-Vitoria se lo conceda el Gobierno para establecer en él un colegio de misioneros para la Nueva Holanda.

La Compañía. Ant. coleg. de jesuítas, fundado sobre las ruinas del ermitorio de Sta. Maria la Nueva : se halla junto á la universidad, la cual tuvo en él hasta poco hace, lascaledras de latinidad: este conv. fue destinado para hospital durante el cólera por el Sr. Velez. arz. actual, y después para habitación de pobres vergonzantes. Su buena iglesia está serr vida por los racionero3 del colegio de Sancti Spiritus.

Santo Domingo. Conv. de frailes de esta orden, está situado junto á la calle de su nombre •. la celebrada puerta de Venaval (ven y váleme) os testimonio de su antigüedad. Lo reedificó el Sr. Monroy y es de bastante capacidad : en el centro tiene una escalera de caracol de un mérito singular y que admiran los artistas nacionales y estranjeros ; buen claustro con 2 sepulcros notables; una hermosa capilla del Bosario y muchos cuadros: el templo está destinado al culto y sus claustros á oasa-hospicio, cuyo renacimiento en 4845 se debe al Dr. D. Vicente Larriva. También hay en él escuela pública de niños, y en su bosque se ha establecido el cementerio general.

San Agustín. Conv. de religiosos de esta orden , situado entre la Pescadería v Pico de la Cerca , y punto donde se halla la capilla de la Virgen de la Cerca : tiene un hermoso claustro y buena iglesia, la cual se halla abierta al culto; pero todo el edificio esta bastante deteriorado y la torre truncada por un rayo: este conv. fue rematado en venta á favor de tos Sres. marqués de Altamira y condesa de Gimonde, que tienen pedida la reversión.

San Francisco. Conv. situado á la entrada de la calle de su nombre: lo fundó en 4344 el carbonero Cotolay , auxilado de lo? monges de San Martin Pinario, y el claustro principal lo costeó en 4613 D. Maximiliano de Austria; la fachada principal y torre se concluyeron en 4779. El templo sirve de parr. (San Fructuoso^ : es de 225 pies de long, y (»9 de lat. con una altura desmesurada; pero se encuentra en una hondonada y oculta su frontis la escalinata que desde la calle desciende hasta su entrada , desde donde se admira el espectador del gigantesco retablo aUado por el Sr. Velez, pocos años antes de la supresión de las ordenes monacales, y aun está por pintar el primer cuerpo. El San Francisco de cantería que hay en la fachada , el de madera del altar mayor y el San Antonio del colateral, son estatuas modelo : el resto del edificio se halla en un estado deplorable’, y por real orden de 2 de junio de 4849 lo ha destinado el Gobierno para casa-galera.

San Lorenzo. Ex-conv. de frailes franciscos situado en los afueras y de inmemorial fundación-, sus claustros sirven de cuartel de Carabineros.

San Payo. Ant. monast. de Ante-Allares, y desde 1499 de monjas del orden de San Benito. Lo fundó en 813 el rey D. Alonso el Casto, se renovó en 4077, en el mismo año fue separado de la catedral y en 4487 incorporado al de San Martin del Pinario, de donde pasó á ser como se ha dicho conv. do monjas beniUs: hoy existen en él 15 religiosas.

La Enseñanza. Conv. de monjas jesuítas: es un edificio moderno de escelente cantería , gusto y solidez , obra de 40 años, dirigida por el arquitecto compostelano Don José Otero , y costeada por el arz. D. Rafael de Muzquiz y Aldunale : las 3 hermosas estatuas de piedra que rematan el centro de la fachada , fueron esculpidas por el santiasués Pernas; el templo tiene también buenas imágenes, principalmente la de Jesús Nazareno. El interior del conv. es notable ; hay espaciosos salones para la escuela gratuita en que enseñan sus religiosas á la* niñas de la ciudad en número indefinido: es también colegio de educandas para señoritas donde aprenden las mas difíciles y primorosas labores. Cuenta hoy 21 religiosas.

Belvix. » Conv. de monjas dominicas situado en los afueras: lo reedifica el arz. Monroy , y aunque posteriormente se ptincipió á construir un trozo para darle mas ensanche no se ha concluido el interior de las habitaciones: en 4836 se trasladaron las monjas al conv. de San Payo por la fortificación dispuesta contra Negri, perjudicando en gran parte este edificio, al cual volvieron las monjas y existen 8.

El Gármen. Conv. de monjas en la calle do San Roque: es buen edificio y su iglesia muy concurrida, con especialidad en la solemne novena que celebra á la Virgen de su advocación. Tiene 43 religiosas carmelitas.

Las Madres. Ounv. de mercenarias edificado por el arz. Girón , sobre el área del colegio del Salvador: el edificio y templo es sencillo y triste : tiene 4 3 religiosas.

„Sanie Clara. Conv. de monjas franciscas en el camino que va á la Coruña : lo fundó en 1260 Doña Violante, esposa de D. Alonso el Sabio : se trasladaron las monjas al de la Enseñanza cuando en 4836 se fortificó aquel conv.; después volvieron á él y existen 44 monjas.

Colegio de San Clement?. Tiene una bonita portada y buen claustro: lo ha reedificado el actual arz. y fundado en él un Seminario conciliar, en el cual cursan 30 ó 40 colegiales.

Nuestra Señora de. los Bemedios: colegio para niñas huérfanas, (ululado por el limo. Sr. D. Juan de San Clemente: es edificio de canteria con una buena imagen de su advocación v de la misma materia sobre la portería: el eslerior es sencillo y viejo, y triste por dentro ; pero tiene bue

ñas. estatuas en el retablo mayor de su iglesia Ademas de las huérfanas se admiten en él algunas señoras pagando una c«nlidad determinada por pupilaje.

Capillas Y Ermitas. La de ios ánimas es de sencilla arquitectura y construida à últimos del siglo VIH; es un excelente musco de escultura; tiene 9 retablos, y sus naluralísimas figuras compuestas de una argamasa que el autor« neaó á revelar, manifiestan del modo mas espresivo las terri bies escenas de la pasión del Redentor: es obra que inmortaliza al escultor gallego Prado: sobre el altar y puertadt la sacristía , bay también grandes y buenas pinturas. Lade la Angustia de abaju, de moderna construcción, présenla tras del seminario conciliar un frontis elegante y adornado por las cuatro virtudes teologales. La Angustia de arriba ó del Monte, es una iglesia que solo tiene de notable haber sido parr. en el siglo XV, y la gran concurrencia de aldeanosel dia de San Pedro Mártir por la fiesta de ílamo Cativo v el segundo dia de Pascuas por la procesión y el inmemoriil juego de Pucheros. La de Pastoriza, al N. y cerca del o mino real, fue edificada por el actual Sr. arz.; tiene una bonita fachada, y tras de ella está el buen cementerio CodÎtruido por la parr. de San Miguel. La capilla de Son Cayetana se encuentra, como la anterior, al N. y cerca del cimino á cuya izquierda está la de Guadalupe. En fin, hay otras que como’las de San Silvestre, la Peregrina, San РеЦо ad Monti, San José, San Marcos, Sta. Marina y Nuestrt Señora de la Fuente, nada tienen de notable.

InstrucciÓn PÚblica. La ciudad de Santiago es sin duda el pueblo de Galicia en que á los padres les es fácil educará sus hijos, y donde la juventud encuentra mas medios т alicientes para adquirir una instrucción completa; hay enelía 2 escuelas públicas para niños, á las que concurren 131, cuyos maestros reciben la dotación de 4,693 reales cada uoo de’los fondos municipales; 49 privadas para niños y <5para niñas, asistiendo á aquellas 415 varones y á estas Î6Î hembras: para las niñas hay también escuela gratis en elconv. de la Enseñanza ; y la instrucción primaria recibirá ademas notable impulso e»n estableciendo la escuela normal, para que está destinado el que fue colegio de San Gerónimo.

Sociedades Y Corporaciones CientÍficas. Entre est’ clase de asociaciones descuella aunque no con tanta loanía como en oíros tiempos

La Sociedad Económica de amigos del país, que desde su instalación en el reinado de Carlos П1, ha trabajado con benemérito esfuerzo eii beneficio de la agricultura, las artes y el comercio, luchando con los obstáculos que présenla en sus comunicaciones interiores el terr. de Galicia, y de los que en mas de una ocasión nos hemos lamentado ; pero en medio de estas patrióticas ocupaciones no olvidaba la inftruccion pública ; asi es que tenia bajo su inspección las яledras de química y mecánica y sostenía y sostiene una de dibujo, y aun proyectaba establecer una lancasteriana para 400 alumnos.

[ocr errors]

La Academia médica de Emulación, aunque moderna, ha dado á conocer el mérito de sus asociados y sus importantes trabajos, por medio de un periódico redactado por eminentes profesores de ciencias naturales y médicas.

El claustro general, que según el plan general de estudios se compone de los doctores residentes, reúne 97 graduados.

El particular de juri$prudencia 7 catedráticos y un doctor secretario.

/:» de medicina 13 y el de filosofia 9, ademas de los respectivos secretarios.

El colegio de abogados , que se compone de 73 individuos, y otras asociaciones concurren también á propagar la civilización, como igualmente lo hacen

El liceo de la Juventud y la sociedad de Recreo ; esta se reúne en un circo ó local, magnífico en su mueblaje y alhajas, y está situado en la Rúa Nueva. Pero lo que mas prueba el espíritu de asociación que anima á los santiagueses, sus deseos por la propagación del saber, y sus ideas humanitarias es la sociedad del arte de vestir, la cual teniendo por objeto la instrucción y el socorro reciproco, sostiene desde luego cátedras de geometría y delincación.

Tkatro. Lo hay de fino granito edificado en 1841. Las decoraciones pintadas por Palmerani y la araña do cristal son bellísimas.

Beneficencia. La humauidad doliente encuentra un gran socorro en el hospital general de que hemos hablado ; en él, segno quinquenio, son asistidos diai’MTiente 200 enfermos, al paso que sirve de casa de niños espósitos. Agobiada se vio la Junta de Beneficencia, cuando por efecto de la supresión del diezmo y voto de Santiago de que era partícipe, y del quebranto que sufrieron los créditos contra la casa de los Gremios y otras clases de papel moneda que disfrutaba, tenia que cubrir un déficit de mas de 185,000 reales después de invertir unos 200,000 á que ascendian sus rent cobrables;

:no obstante que apoyada en la protección que le dispcnsaa el jefe político, se propuso reformar las ordenanzas de 1804 y estendió una plantilla por la cual, sin perjudicar el servicio, economizaba sobre 10(í,000 reales en los gastos de la adm.: plantilla que le fue aprobada por el Hegente del Reino en 12 de jumo de 1842. Empero el proyecto de la Junta se estendia á la reunión de todos los hospitales de la ciudad, cuyas obligaciones cumpliría el general, al cual habian de agregarse también las rent, del Priorato de Sar; proyecto que por seguir la trasmitacion de espedientes no fue aprobado como se creyó y convenia lo fuera en aquella fecha; mas hoy declarado» por real orden de 21 ríe mayo de 1846 hospital central de las cuatro provincia de Galicia, gravita el déficit sobre los respectivos presupuestos según los beneficios que cada uno pueda recibir, y continúan separados los hospitales siguientes; El de fian Roque con capilla propia, fundado en 15*7 para las enfermedades venéreas por el arzobispo D. Francisco Blanco de Salcedo, ha mejorado notablemente tanto en la parte material como en la asistencia de los enfermos que á él concurren de todos los pueblos del arz.—Sta. Marta, situado en los jfueras para los elet’auciacos cuyo establecimiento se ha mejorado también, y s:i igt. fue reédificadn en I8Í-8 por el Sr. ob. auxiliar.—SÏtn Lázaro, situado como el ¡interior y con el mismo objeto.—De las C:irretas en la calle de Tara, fundado para enfermos incurables y que hoy sirve para asilo de ancianos.—Kan Andres para albergue’de pobres ancianas.—Y San М1цн,’1 del Caminí» fundado рам mujeres pobres, de las quo solo se recogen en el dia unas 10 ó 12. Hay ademas el Hospicio establecido nuevamente en el cx-conv. deSlo. Domingo, al cu:il se ha unido el que se creó en Choilchiños, estramuros de la ciudad, por haber destruido los franceses el qu-, á instancias del señor arz. Rajoy se fundo en los años de 1768 al 69.

Sociedades filantrópicas. También se honra Santiago con tener en su seno esta clase de asociaciones, tales sou la muy anl. de socorros mutuos contra incendios, la de »ocorros mútuoa del clero, la de artesanos y la del arte de vestir, que como se ha dicho tiene por objeto, ademas de la instrucción, el socorro reciproco.

Cementerios. Al NE. de la ciudad, á la espálela del ex-conv. de Sto. Domingo y en el bosque, propiedad que fuo de este ex-conv., se estableció en 1847 un cementerio general; su altura lo proporciona buena ventilación: la hermandad de

a venerable Orden Tercera usa de uno particular y la parr. de San Miguel ha construido otro detras de la capilla de Pastoriza, quizá mejor situado que el general, pero sin uso.

Paseos. Hay una hermosísima alameda formada de un salon y 6 anchas calles de copudos árboles de diversas especies . tiene una portada elegante coronada por Ч leones de cantería, escelente obra, lo mismo que sus remates, del hábil escultor D. José Jacobo Linares, pero falta aun que ejecutar el témplelo alzado en el plano sobre la escalinata. La altura de Sta. Susana se halla cubierta de espeso arbolado que sobresale por el murallon de la alameda al O , y al E. le presenta el suyo el Campo de la Estrella, que lo estiende frondoso en forma de arco por el camino de Vigor lo hay también al N. en la carretera de la Coruña, y abunda en fin el arbolado en los alrededores de la ciudad, que son otros tantos deliciosos paseos en que los prados naturales y artificiales, los arroyos, los sembrados, los molinos y las fáb. ofrecen el mas halagüeño recreo.

F Ubntes. De las muchas y copiosas de que se surte la ciudad y sus afueras y cuyas aguas proceden de distinto origen, enumeraremos aquí las mas notables. Las de San Miguel, San Juan, Platería (construida en 1829 con juegos de agua y una estatua sobre 4 caballos con las insignias del Apóstol), Universidad, Mercado Viejo (medio reedificada en 1847 y para la que está destinado un hermoso recipiente de una pieza en figura de concha), San Antonio, Toral (con una estatua do Marte) y la de Campo se proveen del manantial que se presenta en el monle de Vite al NO., en un terreno pizarroso primitivo : de otro do igual clase de Mallon de abijo toman las suyas las del Caño ó’Sta. Clara y plaza del Pan (donde se ve sobre una columna truncada el busto inespresivp de Cervantesi; del Parrón, y de terreno de la misma calidad que las anteriores son las de las 2 abundantísimas del Hospital: su cañería se halla en muy buen estado. Las otras fuentes cuyo objeto primordial es el desagüe de loe manantiales de la población, son las de Sequelo (reconstruida en 1847), del Franco (en 1843), Infermiño de abajo, S,m Pedro, la bonita de la Puerta del Camino ^edificada en 1843, lo mismo que), las del Matadero (cuya agua es muy apreciada en el verano), de la Sirena, Moroií, San Nicolás. Belvis, Pitelos, Visla-alegre y Corredera del Gallo El análisis hecho de todas estas aguas por el sabio químico gallego Dr. Don Antonio Casares, ha dado á conocer las buenas cualidades de ellas, que pueden considerarse en la misma graduación con que las hemos designado.

Auuas Mimbrales. A esta clase pertenecen las de Bar, que se presentan á 1/4 de leg. O. de la ciudad ; pero sus continuas variaciones las hacen poco interesantes: analizadas por el Sr. Casares en setiembre de 1840 halló el resultado siguiente :

Agua 10 libras.

Oxido de hierro 8’00 granos.

Sulfato calcico O’oO »

Silice О’ЗО »

Cloruro calcico 0’77 »

Cloruro sódico 2*40 »

Acido créuico » »

Para el uso mas cómodo de estas aguas, las cuales han producido buenos resultados en los enfermos que las toman en verano determinó el ayuntamiento edificar una fuente; pero no tuvo efecto porque el Sr. Casares m-inifesló que : «las aguas »minerales de Bar se mineralizan en el punto donde se pre»sentiin; de modo que allí mismo deben recogerse sin ir á «buscar el manantial, que no existe, haciendo zanjas y ga»lerias en dirección de las atturitas que rodean la fuente.»

Ríos Y Arroyos: El Sar , que como digimos al principio, corre de N. á S. inclinándose al SO., rodea á la ciudad por el E. y S., en cuyo tránsito lo cruzan los puertos Rial, Sar y Pcdriña de abajo, y penetrando en el térra, municipal de Conjo, cuya feligresia deja á la der., recibe en él al .Sareiaque baja de N. á S. por el O. de Santiago, dejando á la izquierda el cuartel de Sta. Isabel y el ant. ex-conv. de San Francisco, llamado San Lorenzo. Estas aguas reunidas pasan por el Puente de la Rocha y marchan al Ulla: circunstancia que facilita {a canalización proyectada mas de una vez, y que se proponía llevar á cabo el general Eguia. El riach.de los Sapos, cuyo nombre da al citado cuartel de Sta. Isabel, por cuyas inme~ diaciones раяа á desembocar en el Sáfela, corre por delante de la capilla de Ntra. Sra. de la Fuente, y confunde sus aguas con las del Carmen de abajo, que dividen el barrio de este nombre: lo cruza el puente del Arobispo. Un arroyo, en fin, baja desde el barrio del Espíritu Santo á depositar sus aguas en el Rio da pena, que es un especie de estanque, que da nombre á la porción de casas terrenas que se estienden hasta la fáb. y capilla del barrio de Guadalupe; pero estas mismas aguas llevan la dirección O. atravesando ja hermosa huerta del Dean y marchan al Puerto de Vite, doude hay otro arrovo que nace á poca distancia y que ofrece el lavadero mas frecuentado y al pie de Vite de arriba.

Terreno. El de la parte N. y NO. es árido y montuoso; pero al S. y SE. es fértil y tanto mas cuanto se acerca á la Vila 6 al Padrón: los r. y arrqvos de que hemos hablado proporcionan riego natural y artificial, y son muchas las frondosas huertas y arboledas que se encueutran en las cercanías meridionales.

Canteras. Las hay de fino granito á la bajada del Pedroso al SO.; pero aun son mas prefer-idas las del punto llamado Vistos junto á Laraño. Los mineralogistas tienen á los alrededores de la ciudad piedras preciosas que llaman Granates de Compórtela ó sea cuarzos hematoideos: sonora encarnadas, ora parduzcas ó cristalinas, las que aparecen en los terrenos arcillosos: en los pizarrosos se encuentran las llamadas maclas que figuran algunas veces en medio de su fondo, gris, y cunl si hubiera sido delineada por mano de un pintor, Ki cruz de Santiago: antiguamente eran muletos que colgaban á los niiios y al cuello de los animales. También se hallan las Slaurotidas y estaño cristalizado.

Caminos. Los mas principales son los reales de la Coruña, Pontevedra y Castilla: el primero al N. perfectamente compuesto en 1849, pero sin Venta alguna hasta Sigtieiro: el segundo al S. igualmente recompuesto en 48t8, tiene un mesón y casas en el Humilladero, donde está colocado el portazgo, y el tercero al NE., está descompuesto y se dirige por Ledesma, encontrando en su tránsito de 4 leg. los 1. 9o Sabaguéira , Bugalleira, Rodiüo grande, Algaya y Escuchnrcla.^Lps caminos vecinales están descuidados y son el del Castiñeiro, al S.; al SE. el de olla quo arranca desde la parr. de Sar por el puente de este uombrc, y por último el del Pcdroso al O. abierto por el uso y principia en el puente de los Sapos para dirigirse á tierra; de Jallas ó Porlomóuro con cuyos nombres también se le denomina.

CÓbreos. Ya se ha dicho que en esta ciudad hay una estafeta subalterna de laadm. do Orense y con la asignación de 9,000 reales anuales: de ella dependen 1аз carterías de Arzua, Bóiro, Caldas, Cnmariñas, Corcubion, Chapa, Lage, Lahn, Mellid, Mugia, Muros, Negreíra, Nova, Ordenes, Padrón, Puebla del Caramiíial, Rianjo, Ulla, Villagarcia y Vimianzo.

A las 6 de la mañana sale para la Coruña todos los dias menos el domingo, y llega otra á Santiago á las doce del dia. para Pontevedra la hay los lunes, miércoles y sábados.Los trasportes se hnccn en lo general por maragatos, como en lo general sucede en toda Galicia.

Producciones. El maiz, trigo, centeno, patatas, legumbres, frutas y hortalizas, pero apenas alcanzan para abastecer la ciudad; cria ganado, prefiriendo el vacuno y mular: hay bastante caza á la que so dedican mas de 200 aficionados y algunos cazadores de oficio : la pesca de truchas y anguilas es tan buena como abundante.

Industria. Todas las artes y oficios encuentran ocupación en esta ciudad, tanto en objetos de lujo como en los art. de primera necesidad: hayfab. de curtido, telares, molinos harinero? y piros artefactos, buenas platerías, 4 imprentas y una lítograua.

El Comercio cuenta con 42 tiendas de quincalla, W de abacería, 60 de paños y tejidos de seda y un sin número Je tiendas de otras clases : hermosos cafés y mesas de billar» G librerías, entre las que sobresalen por su buen surtido la de los Sres. Sánchez y Rua y la de los Sres. Rodriguei del Valle y Costanti.

Ferias Y Mercados. Dos son las ferias que celebra esta ciudad todos los años, una el dia de la Ascensión del Señor, y otra el dia del Apóstol : ambas duran 3 días y el óblelo de si comercio es toda clase de géneros y con especialidad ganado. Mercado /raneo es el que tiene lugar el primer jueves de cada mes y en el que si bien se negocia algún ganado.su comercio es de los prod, agrícolas, caza y cerdos. Los mercados públicos se verifican el jueves de cada semana, presentándose los mismos géneros y art. de consumo.

PoblaciÓn, Riqueza Y ContribuciÓn. Puede verse ene! cuadro sinóptico del partido Difícil es fijar la verdadera población déosla ciudad: la poca exactitud con queso verifican los empadronamientos y prurito de ocultarla tan generalizados ев España no ha dejado de tener cabida en Santiago, en cuyaciudad puede asegurarse habitan mas de 30,000 aim.

El Presupuesto Municipal ascendió en Ш8 á 391,615 reales , y se cubre con varias pensiones que cobra la municipalidad con los productos de puestos públicos y con el arbitrio de Ч mreales en cuartillo de v ¡no, 2 en la lib. de lino, 4 en la de carne y I en aguardientes y licores. En Ш9Ы ingresos presentados ascienden á 429,332 reales 32 rareales j los gastos á 528,419 reales 25 mreales, pero el déficit de 99.H6 con Й no se reparte porque se suprimirán por este año algunos gastos que se aplazarán para el inmediato. El secretario del ayuntamiento disfruta el sueldo anual de 9,000 reales

Historia. Ciudad insigne es la de Santiago por cierto: si á ella no ha de acudir «él orgullo nacional en buäca de aquellos hechos heroicos que caracterizan la España antigua y hau inmortalizado tantas de sus población, debe si hacerlo, Do solo el historiador patrio, sino el que pretenda adquirir mía idea exacta de una grande época universal; pues sí el sentimiento piadoso del país, dio á esta ciudad un origin ilustrado con los mas brillantes relumbrones, los estranjeros que i ellos acudieran la elevaron á una importancia portentosa. La fama del hallazgo del sepulcro del apóstol Santiago fue su móvil social y no podia menos de dar estos resaluda cuando la crítica no rivalizaba aun las relaciones piadosas. Este hallazgo se contó de diferentes modos. Quisieron unos que la persecución dirigida contra el cristianismo por te emperadores romanos, alcanzase al apóstol, predicando el evangelio en España, y hubo de retirarse á esta parte de la Península donde permaneciera oculto hasta su rauerte: «Aqui, dicen, oró el apóstol, alli dijo misa, acullá se escondió de los que, para darle la muerte, le buscaban » (Mariana); y el descubrimiento de todas estas santas localidades, se atribuyó nada menos que á los ángeles, que ó cadopasu (refieren) se aparecían, dando testimonio de la verdad, como testigos abonados y sin tacha. Los mas suponen que habiendo sorteado algún tiempo la persecución en estos sitios, fue á sufrir el martirio en Jerusalen; que sus discípulos encerraron su sagrado cuerpo en una Ьагсч у confiado á las olas del mar de Siria, llegó á Iría Flavia (el Padrón; de donde cierta Lupa ó Loba, señora ó régula de Galicia, to trasladó á un pueblecito llamado Burgo de los Tamariaa (Huerta) ó Tenafus vOrtelio) que aquí existia , habiendo iabrado on él una capilla al efecto. Este pueblo, dicen, quedó desierto y desconocido con las varias invasiones de bárbaros y guerras que hubo en España; cubriéndolo una intrincada maleza. Quien refiere luego que fue descubierto en ella por revelación hecha, en 835, a Teodomiro, ob. iriense, apareciéndose sobre el sitio del sepulcro una resplandeciente estrella. Quien, conociendo sin duda mejor ya las estrellas, afirmó, quo personas de grande autoridad y crédito, aseguraban resplandecer muchas veces en aquel bosque lumbreras entre las tinieblas de la noche, lo que comunicad* Teodomiro, quiso examinar por sí mismo este ob. y quede cerciorado dol hecho. Todos convinieron en que Teodomiro

haciendo desmontar el bosque, hnlló una casita de mármol, y dentro, el sagrado cuerpo. Este acontecimiento tuvo lugar en 4 de setiembre de dicho año 835. Respecto de ser ó no el cuerpo del apóstol Santiago el encontrado, ni la misma distinguida piedad del reverendísimo Mariana pudo decir mas que : elas razones con que se persuadieron ser aquel sepulcro y aquel cuerpo el del sagrado apóstol, no se refieren; pero no hay duda, sino que cosa tflfl grande , no so recibió sin pruebas bastantes…. No dejaré de avisar antes de pasar adelante, que algunas personas doctas y graves, estos años han puesto dificultad en la venida del apóstol Santiago á España ; otro*, sino los mismos, en la invención de su sagrado cuerpo, por razones y testos que á ello les mueven, jeria largo cuento tratar esto de propósito; y no entiendo sea espediente, con semejantes disputas y pleitos, alterar las devociones del pueblo, en especial tan asentadas y firmes como esta es.» Habiéndose esplicado asi un hombre tan respetable, especialmente en la materia, como el P. Fr. Juan de Mariana, creemos escusado ya emitir nuestra opinión para que puedan nuestros lectores establecer la suya. Como quiera , este hallazgo fue tenido por lo que mas señaló el reinado de Alfonso eí Casto, y fue de grande entidad para España, asi por haber motivado la edificación de esta importante ciudad, como por la concurrencia de estranjerosque lo trajo su fama, y mayormente aun por la fuerza moral que dio álos ejércitos cristianos, pues vieron á este apóstol acudir con frecuencia en su auxilio á las batallas, como para contrarestar el efecto de aquel ángel que los musulmanes veian también acudirles; montando cada uno un caballo blanco á lo* ojos de la fe de sus respectivos pueblos.

Alfonso II avisado de este ruidoso descubrimiento por el ob. Tcodomiro que se le personó con la noticia, acudió también al mismo sitio, & hizo, que en él se edificase un tem? lo con nombre de Santiago, bien que grosero y »o muy uerte par ser de tapiería (Mariana). Ordenó beneficios y señaló rentas conforme á la posibilidad de los tesoros reales. Cundió la fama por toda la cristiandad, y se asegura que nunca acudieron á España tantos estranjeros. ¿Es de estrenar que apareciese pronto una población considerable donde nada menos que la devoción y el interés se aunaban para originarla? Aun se pidió al papa León III, que á la sazón gobernaba la iglesia, que el ob. iriense, sin mudar por entonces este título, trasladase su silla á Santiago, para mas autorizar aquel lugar santo, donde tantos fieles diariamente se avecindaban. E! papa accedió á la demanda, con tal que no fuese en perjuicio del metropolitano de Braga, cuya población se hallaba entonces destruida por los moros ; y en su consecuencia Teodomiro puso su Billa en ella. Alfonso dio á la iglesia de Santiago, ia ciudad cuyo móvil social había sido, concediéndola con 1res millas de tierra al rededor de ella.

Respecto de la población que se ha dicbo haber existido antes en este puuto llamada Tenafus por prtelio, y Burgo de los Tarniricos por Huerta, sin que sepamos la razón quo para ello tuvieran, hay también quien ha creído haber podido ser la misma /ría Flavia, aunque sin razón alguna que les autorizase para removerla del Padrón. Santiago fue edificada en el país que antiguamente perteneció á la parcialidad calaica que, con el nombre de Prœsamorci (los presamancos) figura en los geógrafos mayores. Diose también á Santiago el nombre de Compórtela, según se afirma por corrupción de Campus-Stellce, en razón de la estrella que se creyó haber indicado el sepulcro.

Todos los monarcas sucesores de Alfonso se esmeraron ea protejer esta iglesia v su población Alfonso el Magno, en 872, confirmando un privilegio de su padre Ordoíio, eslendió á 6 las 3 millas de terreno concedidas por Alfonso el Casto, y renovó desde sus cimientos la ¡gl., que era aun de tapiería , edificándola de sillares con columnas de mái mol, cosa estraordinaria en aquellos tiempos de sencillez y pobreza. Sisnando I, sétimo ob. de esta iglesia, la aumentó con nuevas obras y fáb., y fundó en la ciudad un monast. de benitos con la advocación de San Martin, y un colegio que llamó de San Félix, para recogimiento de los sacerdotes y ministros de Santiago, que por vejez fuesen exentos y jubilados. Luego se reunió un concilio en esta o. y sus ob. consagraron el fumoso templo que con grandes gastos estaba concluido. Eu 905 so fecba la romería ú Santiago del imaginario conde alemán Ñuño Belchides, que se ha querido intro

ducir entre los de Castilla. En 900 el rey O. Alonso se halló de romería en Santiago. En 967 fue notable la entrada del ob. Sisnando en esta ciudad, de la que había sido desterrado. En la noche de Navidad despojó con la espada al ob. Rudesindo, sorprendido en el lecho. En 969 Sisnando salió á combatir denodadamente á los normandos que, acaudillados

§or Gunderedo, corrieron destruyendo y matando en redeor de Santiago, y él mismo feneció á manos de estos. Mariana fecha equivocadamente este suceso 10 años después. También se equivoca este historiador prohijando la relación que supone, habia sido tomada esta ciudad por Almanzor en 981 , cuyo acontecimiento se adorna con varios prodigios, tales como la muerte de la mayor parto del ejército musulmán y del mismo caudillo , á consecuencia de una disenteria enviada pur el santo en castigo del desacato cometido, aunque respetaran su sepulcro. En 15 de octubre do 982 fue consagrado en esta igt. el rey Bermudp, proclamado por los descontentos de Ramiro, contra quien hubo de salir aquel, para volver luego, dada una sangrienta batalla con este, en cierto parage llamado Portella de Arenas. En 993 Bermudo concedió á la iglesia de Santiago el pueblo de Puerto Marin, y otro llamado Recelo, cuya acta de donación es un documento sumamente apreciable para la historia, por aclarar los acontecimientos do la rebelión de Gonzalbo Mencndez contra Bermudo. En 994 fecha Conde la toma de esta ciudad, que hemos visto anticipó Mariana al 981, y también se equivocó este historiador. El M;tkkari Murphy, que. compendía V adultera bastante la relación de aquel escritor de los mas circunstanciados de los musulmanes, y el Silense puntualizan exactamente esta conquista de Almanzor en 997 : fue en la espedicion 48 que practicó este Had¡ieb ó ministro (no rey como dicen alguno-;) contra los cristianos. El 10 de agosto de dichu año llegó á la ciudad, que al terror de su invasión habia sido abandonada por los hab.: según Murphy solo encontró un mongo anciano sentado sobre el sepulcro de Santiago. Los musulmanes se apoderaron de todas las riquezas y destruyeron los edificios, sin perdonar la famosísima y sólida iglesia ; solo esceptuarou el sepulcro del santo, junto al que colocó Almanzor una guardia para defenderlo de todo embate. Continuó este caudillo su marcha victoriosa hasta San Cosme do Mayanca; y al regresar hizo trasportar, en hombros do cautivos cristianos, las campanas de esta ciudad á Córdoba, donde entró en triunfo, precedido de 4,000 prisioneros jóvenes de ainl-os sexos, y un combov de preciosidades. Bermudo, tan pronto como’le fue posible, se dedicó á restaurar estas ciudad ó iglesia y, según parece, lo consiguió, dando á la segund-i mayor lujo aun quo antes habia tenido. En 1030 cierto Sisbnando Galiariz talaba las campiñas inmediatas cometiendo grandes atrocidades, y castigándolo el rey aplicó sus bienes á esta iglesia : Galiariz y otro sedicioso, llamado Oveco Re-sendo, facilitaron el avance de Sancho de Navarra sobre los oslados de León, pues tenían embargada la atención de Bermudo. Después de esta fecha fue que aquel Sancho abrió un nuevo camino á la peregrinación u Sanliags, mas cómodo y de mavor segundad para los fieles que antes se veian precisados á trepar por las montañas para huir délos musulmanes: el nuevo camino se dirigió por Navarra, la Uioja, Brihiesca y tierra de Burgos. En 1082 se emprendió la suntuosa fáb. de la iglesia caled. En tiempo de D. Diego Gelmírez se trasladó и esta ciudad la sede melropolilana de Mérida, cuya población se hallaba en poder de musulmanes. Se señalaron U ob. pira sufragáneos de este ara., y fueron los de Salamanca, Avila, Zamora, Ciudad-Rodrigo/Coria, Badajoz. Lugo , Astorga, Orense y Tuy; mas adelante se aumentó Plasencia. En uño de los cánones que se hicieron en el concilio de esta última nobl., h ibido en 1129, se dispuso que nadie embarazase en los caminos á los peregrinos que iban á Santiago, so pena de reclusión en uu monast. ó destierro del reino. D. Alonso mejoró considerablemente el camino de esta peregrinación; y á ejemplo de su lio el pontífice Calixto, espidió un privilegio, diciendo trasladar de Mérida á esta ciudad, para cuando aquella fuese recobrada de moros, los derechos reales. Pascual II concedió á esta iglesia que, á imitación de la magostad romana, tuviera 7 canónigos cardenales. Díceso quo el emperador D Alonso, coronándose tres veces como los emperadores de Alemania, lo hizo la tercera en Santiago, pero no consta esta repetición de coronaciones… (VER MÁS EN ORIGINAL).