CASA DEL PASTOR

 ald.  En la provincia  De Albacete, partidoJud.  De La Roda y lérm.  Jurisd.  De Fuensanta: srr.  á 1/2 leg.

N. de la población.

BURRIANA

v. con ayuntamiento  Y aduana de cuarta clase en la provincia  Civil, y distr.  Marít.  De Castellón de la Plana (1 1/2 leg.), partido  Jud.  De Nules (1), aud.  Lerr.  , ciudad g. y provincia  Marít.  De Valencia (3 1 2), departamento de Cartagena, diócesis  De Tortosa

(19) : srr.  á la der.  Del rio Bechi , ::ist.  1/2 hora del mar , en una hermosa y vasta llanura , combatida principalmente por los vientos del N. y E .  , con CLIMA templado y saludable , aunque se suelen padecer algunas intermitentes.

Tiene sobre 1,300 CASAS de buena fáb.  Que forman cuerpo de población, y se distribuyen en 40 cabes y 3 plazas denominadas, Mayor, da San Femando y San Blas; casa de ayuntamiento, cárcel, un hospital dotado con 1,000 reales  ánimos pagados de propios , una escuela elemental completa con 3,000 reales  De dotación, otra de niñas con 1,864, hubo también una de latinidad (pie ha sido suprimida en virtud del nuevo plan de estudios , y una iglesia  Parr.  Dedicada á San Salvador, servida por un cura párroco, con el título de vicario mayor, cuyo curato es de 2.»  Ascenso y de patronato real ordinario, una vicaría colativa, y 13 beneficios de patronato familiar, con un sacristán, un maestro de capilla, un entonador de órgano, 5 campaneros y 2 monacillos.  El templo que sirve para el culto es de piedra sillería, y fué en otro tiempo mezquita de moros, segun tradición vulgar en el pueblo: ha sufrido desde entonces varias reformas, como lo son la construcción de la torre-campanario, obra del siglo XV, y la hermosa capilla de la comunión edificada en el siglo pasado, la cual por su capacidad , arquitectura y magnificencia , como también por su vistosa media naranja, merece ser colocada en un lugar muy distinguido.  Tiene en su altar mayor una Dolorosa de mucho mérito , y en el crucero 2 lienzos que en nada desmerecen del anterior.  Sobro la pared de la parte ant de la iglesia  Existe un pequeño sepulcro, que el vulgo cree ha de contener los restos de una criatura que abortó en esta

v. la reina Doña Violante sobre el borde de dicho sepulcro; y aunque á principios dol siglo presente se distinguían algunas letras de la inscripción que tiene sobre él y que pudiera dar alguna luz sobre este punto, se encuentran sin embargo, en la actualidad enteramente borradas; y si alguna se distingue , no forma ningún sentido completo.  Contiguo á este sepulcro se eleva un torre de regular altura, llamada del Caracol, porque según es Iradicion inmemorial, servia para el toque del caracol, á cuyo llamamiento concurrían los sarracenos á la mezquita.  Hay igualmente en el pueblo un conv.  Que fué de PP.  Mercenarios, abierto al servicio de los fieles en virtud de reales órdenes de 31 de diciembre de 1835 y 31 de marzo de 1843, una ermita dedicada á San Blas , otras 4 fuera de la población  Bajo la at*vocación de la Virgen de la Misericordia, Ecce-homo , Sagrada familia y Sta, Bárbara , y un cementerio á la dist.  De 1/4 de hora, el cual por su posición particular no perjudica á la salud pública.  En la ermita de San Blas se vé un magnífico cuadro de dicho Sanio, puesto en el altar mayor; y aunque se ignora el tiempo en que se hiciera, consta por tradición que fué hallado entre los escombros después de la espulsion de los moros, siendo lo mas admirable que se encuentra hoy dia como si acabase de salir de las manos del artífice.  En otro tiempo estuvo cercada esta v. de fuertes murallas; pero arruináronse cuasi completamente en el sitio que le puso Don Jaime I de Aragón , en el que tuvo que sostener por bastantes dias los denonados ataques de su valiente ejército.  El término

Confina N. Villarreal y Almazora (1/3 y 5/4 de leg.), E. el mar fl/ 3 ) ; S. Mascarell y Nules (t y 5^4), y O. el mismo y sierra Espadan (1 1/2).  En su radio se encuentran algunos restos de 3 ant.  Pobl.  Denominadas Palau, Carabona y Llombay , sin que se sepan las causas ni la época de su desaparición , y mas de 200 casas de campo esparcidas en toda su estension , las cuales se hallan habitadas con uno ó dos veciudad

Cada una de ellas.  A la dist.  De 1/2 hora al E. se observa la entrada de un subterráneo que se dirige hacia la v. y que algunos curiosos han intentado recorrer con hachones ; pero el miedo les ha hecho retroceder álos pocos pasos, sin que se haya podido averiguar á dónde conduce.  Sin embargo,

No deja de ser estraño que dentro de la misma población  Y en dirección recta del punto marcado, se hayan notado en tiempos pasados algunos otros subterráneos cuya estension se ignora, y aun se dice haber encontrado en ellos algunos trozos de hierro parecido á espuelas y á otros bridages de caballos.  Por la parte del N. á muy corta dist.  Pasa el r. Bechi (V.)  Que hemos mencionado al principio, el cual, aunque de curso incierto, causa graves daños á los campos de esta población  En sus fuertes y continuadas desbordaciones, hasta el estremo deque en 29 de setiembre de 1829, faltó poco para que desapareciera el mismo pueblo, que fué inundado cuasi todo.  Al describir cl mencionado r. apuntamos el modo cómo podían evitarse semejantes catástrofes ; debiendo ahora añadir , que apesar de haberse intentado muchas veces varios proyectos, que á poca costa hubieran podido dar buenos resultados, todos sin embargo han fracasado hasta ahora ; por cuyo motivo se halla la v. á merced de tan ter ribles inundaciones.  Todo el lím.  Del E. lo ocupa el mar en cuya parte fronteriza se halla el fondeadero de los buques tpie se ejercitan en el tráfico de la costa para cargar los frutos ; pero no ofrece seguridad alguna y tienen que abandonarlo cuando los vientos del primer cuadrante amenazan con mal cariz.  Tres grandes lagos se ven hacia esta parte de la

v. : cl principal tendrá 1/4 de hora de estension desde el nacimiento hasta el mar que es donde desagua, y se llama de la Virgen de Misericordia , á causa de que , segun es tradición, los ant.  Cristianos, al apoderarse los sarracenos de la población, arrojaron aquella imagen en el lago, la cual fué después encontrada , dedicándole alli contiguo la ermita (pie lleva el mismo nombre.  El TERRENO es de la mejor calidad, y cuasi todo huerta que se fertiliza con las aguas del r. Mijares , que pasa por el término  De Villareal al N .  , y se halla plantada de moreras, olivos, higueras, viñedos, innumerables especies de árboles frutales, entre los que se cuentan 400 huertos de naranjos, y algunos de recreo, como son olmos, sauces y cipreses.  Solo á la orilla del mar se encuentra una estension de territorio de 2 horas de largo, y 200 á 500 pa-

Sos de ancho, conocido con el nombre de el Serradal, cuyo suelo es arenisco é inútil para cl cultivo: sin embargo podria aprovecharse haciendo plantaciones de árboles y arbustos, pues no habría dificultad alguna en que prosperasen alli los pinos, álamos y lentisco, por cuyo medio sc podria formar una especie ele bosque, que, bien cuidado, surtiría á la población  De leña, de cuyo art.  Carece bastante.

Las CAMINOS que conducen hacia Nules y Castellón, son carreteros y se .hallan en buen estado, los cuales van á unirse al camino real de Barcelona : hay también algunos de herradura , pero todo son travesías de uno á otro de los carrereteros.

Los CORREOS de Madrid, Valencia y Cataluña entran y salen 3 veces á la semana eu diferentes dias cada una de ellos, PROD.  : antiguamente eran las principales el arroz y la caña dulce: la primera se prohibió con motivo de los graves daños que causaba á la salud ; de la segunda apenas se conserva memoria.  En la actualidad se reducen las cosechas á trigo, cebada, maiz, habichuelas, vino, seda, aceite, higos, algarrobas, naranjos, toda clase de legumbres y frutas: sostiene ganado lanar y se fabrica queso blanco muy apreciado en Valencia; hay caza de codornices, ánades y otras aves; y abundante pesca de varias clases, que se coge en aquellas playas, IND.: la agrícola esla principal, aunque algunos individuos sc dedican también á las variadas ocupaciones que proporciona el mar , con los demás oficios mecánicos propios de una v. considerable, en la que sc encuentran al mismo tiempo 6 hornos de pan cocer, 8 molinos harineros, varias prensas de aceite y muchas redes para pescar.  El COMERCIO de cabotaje es de bastante importancia en esta rada, pues no solo se embarcan los frutos sobrantes del pais, sino que cuasi todos los que prod.  La grande estension de terr.  Conocido con el nombre de la Plana: hay también grande importación de pescados salados , azúcar, aguardiente y otros efectos.  Cuál haya sido el movimiento comercial en ios años 1843 y 4 4.

FERIAS Y MERCADOS.  Se celebra una feria el dia 3 de febrero, dia de San Blas ob.  Y mártir, que cs el patrono de la v., la cual suele durar una semana , y un mercado todos los martes.

POBL.: 1,685 v e c , 6,203 almas  CAP.  PROD.: 14.681,666 reales

IMP.: 1.065,725. RIQUEZA desamortizada: 547,436.  Desde la última guerra se nota en esta v. una animación tan viva en toda clase de especulaciones agrícolas, que dentro de algún tiempo van á dar los mejores resultados: se han formado varios establecimientos rurales, que, aprovechando la fertilidad del suelo y la abundancia de aguas , sacan á poca costa prod.

Extraordinarios.  Sensible es que no pueda recogerse todo el estiércol suficiente para beneficiar los campos ; y aunque en otro tiempo , para suplir esta escasez, se echaba mauo de medios muy ruinosos, y de los que con justicia se quejaba el Sr.  De Cabanillas , sin embargo, en la actualidad están ensayando sus industriosos veciudad  El abono llamado de Guano, el cual parece debe corresponder á las esperanzas que los primeros esperimentos han hecho concebir.

HISTORIA.  Escolano y los editores de la Historia de España del Mariana , creyeron ser Burriana la ant.  SeprJaco, de la que nos da noticia el itinerario romano, detallando las mansiones de la calzada que desde el Pirineo llegaba á Cástulo; pero no podemos seguir su autoridad, como veremos al ocuparnos de Sepélaco.  No figura Burriana en las crónicas españolas hasta que á mediados de mayo de 1233 la puso sitio el rey Don Jaime de Aragón , llamado el Conquistador ; iban en su ejército el infante I).  Fernando, su tio , D. Berenguer de Eril, ob.  De Lérida, D. Sancho, ob.  De Zaragoza , D. Pedro, ob.de Tortosa , el ob.  De Segorbe, y otras muchísimas personas de distinción.  Comenzóse á combatir la v .  : en uno de los combates recibió el rey cuatro heridas de saeta, aunque ninguna de peligro.  Quisieron algunos persuadirle que levantase el cerco , mas D. Jaime no lo juzgó prudente, y estremó por el contrario sus operaciones.  Se intentó el asalto, pero fué rechazado.  Mas conociendo los sitiados lo desesperado de su posición , por el empeño de D. Jaime , propusieron la entrega de la plaza , permitiéndoseles salir libremente con su ropa para Nules , hasta donde se les debia acompañar.  Fueles concedida su petición , y Burriana se rindió después de.  Un silio de dos meses : salieron de ella mas de 7,000 personas entre hombres , mujeres y niños.  Pasó el rey en Burriana lá» fiesta de Santiago , y en este dia hizo donación á la orden del Temple de una parte de aquella v .  : encargó su custodia á D. Blasco de Alagon y D. Jimeno de Urrea, y

La conservaron por espacio de dos meses, hasta que D. Pedro Cornel, fué con la gente que habia de quedar en ella de guarnición , y luego salió el rey con su ejército para la ciudad de Tortosa.

Ei ob.  De Lérida y D. Guillen de Cervera que eran de los principales del consejo, y segun escribe el rey, de los mas sabios que habia en sus estados, procuraron persuadir al rey en presencia de Pedro Sanz y de Bernardo Cabaza, desampa rase á Burriana por lo difícil que habia de ser su conservación, estando tan avanzada en tierra de moros, y por el peligro que corrían los caballeros y gente que quedasen para defenderla El rey con el mismo ánimo que tuvo para ganarla, les contradijo su opinión.  Para Burriana, en donde permaneció dos meses, partió L>.  Jaime desde Barcelona á principios de’ siguiente año 1234, con objeto de animar á los que estaban guardando la frontera; y por el mes de mayo del mismo año salió para Montalvan.

A principiosde abril de 1837 puso sitio áBurriana el gefe carlista conocido con el nombre de Serrador, quien llegó á tener ya las minas prontas para volar el fuerte á donde se habia retirado la guarnición.  Pero los que defendían este punto , por medio de señales convenidas , dieron aviso del apuro en que se hallaban á Castellón, de donde les vino un socorro de 800 infantes portugueses, algunos milicianos nacionales y 55 caballos.

Llegado este refuerzo al amanecer del G al puente contiguo á Burriana, se encontró con una guardia carlista compuesta de 60 caballos, los cuales viéndose atacados, se replegaron al pueblo : los de la reina siguieron su marcha hasta la embocadura de las calles, en donde la infantería carlista , apoyada por 150 caballos, ensayó alguna resistencia; pero no pudieron sostener el ataque y se retiraron á Nules.  La guarnición de Burriana, que con tanto valor se defendió 3 dias, temerosa de volver á ser atacada, luego que la corla columua que habia venido á su socorro regresase á Castellón, siguió álos valientes que la habian auxiliado.  A las cuatro de la tarde del mismo dia en que las tropas de la reina abandonaron á Burriana y su fuerte, fué ocupado por el Serrador, quien encontró en este algunos efectos de guerra y un cañón de á cuatro ; á su vez abandonó igualmente su posición.  Begresaron después los nacionales de esta v. El 8 de noviembre de 1838 á las tres de la mañana, llegaron las avanzadas carlistas de Cabrera á dicho punto.  Los nacionales se pusierou sobre las armas, y sus patrullas se batieron por las calles, obligando á que los de Cabrera se retirasen á sus masas que estaban en el puente de Rio-Seco.  Protegidos por ellas , volvieron en número de unos 1,000 hombres, con cuyo motivo se vieron obligados los nacionales á retirarse al fuerte, desde donde sostuvieron con serenidad algunas horas de fuego que les hicieron los carlistas desde los edificios inmediatos, sin otro éxito que la pérdida de unos 10 hombres entremuertos y heridos, retirándose después á Villareal, no sin haber causado bastantes daños á la población.

El rey D. Pedro IV de Aragón , estando en Valencia á 12 de marzo de 1348, concedió á esta v. el escudo de armas que ostenta tres coronas de oro en campo azul.

BURGOS

 intendencia de ant.  Creación, compuesta de las c , v. y 1.  Anteriormente indicados, correspondientes alas ant. Prov.  De su nombre, Palencia y Segovia.  Graves, gravísimas dificultades ofrece al tratar de época remola, lijar con la correspondiente clasificación los pueblos que han formado la división civil y administrativa que figura con el nombre que encabeza este art.  El terr.  De Burgos en el siglo XVI es diferente del que aparece eu tiempos mas remolos.  Los nombres de las provincia  De Trasmiera y Tierras del Condestable no Uguran ya en el siglo XVIII como terr.  Independiente en la adm.; y para que sean mayores las complicaciones, ni en la división hecha por los franceses, ni en la determinada poco después de regresar el rey Fernando á España , ni en i a verificada por las Cortes en 1820 á 2 3 , ni en la eslableeida por el gobierno absoluto desde 1824 hasta la muerte del último monarca, ni en la planteada bajo el reinado de Isabel II se ha seguido un mismo sistema, sc han admitido unos mismos l í m .  , y por consiguiente sc han reconocido unas mismas población  Cada época, cada adm.

Ha hecho importantes alteraciones, y de aqui nace la dificultad de nuestro trabajo: no nos hemos arredrado sin embargo; lejos de eso, el estudio que hemos hecho puede servir para aclarar una cueslion complicada, haciendo conocer el movimiento progresivo ó decadente de la población, que comprende el terr.  De la intendencia de Burgos.  Con esta ligera indicación , y teniendo á la vista cuantos documentos hemos podido reunir sobre esta importante materia , entramos en el examen de la POMLACION.  Los pueblos que en el dia forman la provincia  De Burgos, hechas las agregaciones y segregaciones que corresponden , segun mas .adelantediremos, han tenido en las diferentes épocas á que nuestras noticias alcanzan

Primera población.  En el censo de las provincia  Y partido  De la corona de Castilla, que con referencia á datos existentes en el archivo de Simancas, publicó en 1829 y en virtud de real orden , el Sr.  D. Tomas González, Maestrescuela de la iglesia  Cated.

De Plasencia, figura la provincia  De Burgos en 1594 con 59,634 veciudad  Pecheros, y 298,170 almas  En la división se observa desde luego , que comprende diferentes conciudad, cuadrillas, meríndadcs , partido  , tierras é infantados; nótase también que aparecen en los documentos á (pie nos referimos, dos provincia  Con los nombres de Trasmiera y Tierras del Condestable; la primera con 25,398 veciudad, ó 126,990 hab., y la segunda con 11,134 de aquellos y 55,670 de estos.  Los pueblos que forman estas dos provincia, figuran en su casi totalidad en la demarcación civil y administrativa de Burgos en el siglo XVIII y parte del XIX, y aun en el dia muchas población  De las ant.  Tierras del Condestable, forman parte del terr.  Cuya descripción nos ocupa.  Ignoramos, no tenemos inconveniente alguno en declararlo asi, el número de vecinos pecheros y hab.  De pueblos que siendo hoy de la provincia  De Burgos, correspondían antes á la tres ant.  De que llevamos hecho mérito.  Pero como conocemos , y es por cierto un dato curioso y útil, la población  Señalada á cada pueblo en trabajos oficiales ant.  Relativos á la actual provincia  Que descri bimos, nos es permitido apreciar el número de almas que tenia en el siglo XVI el lerr.  Conocido hoy con el nombre de provincia

De Burgos.  Daremos ante todo algunasesplicaciones á nuestros lectores, para mejor comprender el estado de población  Que acabamos de presentar: hasta ahora en los demás art.  De intendencia, hemos señalado solo un determinado numero de hab.  á cada época ; pero en esta provincia  Hemos tenido precisión de presentar dos cantidades , porque una sola combinación no nos ofrecía un dato , no diremos seguro , pero ni aun probable, do la población  Del pais que describimos.  Examinado el número de pueblos que hoy tiene la provincia  De Burgos, y viendo su procedencia , hemos podido conocer que de la división del terr.  Mas admitida , ó al menos la que por mas tiempo ha regido, se han hecho tres segregaciones para formar la actual provincia  De Burgos en la proporción siguiente: Antigua provincia  De Burgos 45’38 Id de Segovia 4’98 Id de Palencia 2’32 Pero como ha sufrido tantas alteraciones el terr.  Y por consiguiente la población, segun ya hemos dicho, este sistema que tan buenos resultados nos ha dado en otro* art.  , sirve muy poco |>ara el presente.  Por esta razón hemos buscado de diferentes épocas, en que en el número de hab.  De los pueblos que componen la actual provincia  Es conocida la proporción con el señalado á toda España, adoptando como término medio el 2’10 por 100.  Confesamos francamente que el resultado de este trabajo que ha reclamado mucho estudio , mucho examen, llena nuestros deseos , porque á no dudarlo presenta con la exactitud posible la historia del movimiento de la población  De la provincia

Que describimos.  Conociendo nuestros lectores el método adops tado para saber la población  En diferentes épocas, concretándonos ya al siglo XVI, vemos que tenían las Prov.

Id…. Id…. de Burgos… de Segovia.. de Palencia.

298,170 207,065′ 203,640 708,875 Tomando de esta suma el 45’38 para la primera, el 4’98 para la segunda y el 2’32 para la tercera , resulta una población

De 150,345 hab.  (‘) Mayor era sin duda el número de almas

Que á los pueblos de la actual provincia  De Burgos correspondían en el siglo XVI, y desde luego buscando la proporción que arrojan los datos del siglo XVIII y algunos del XIX, puede fijarse sin temor de incurrir en error palpable, la población  De este país en 172,35-2 habitantes.

Segunda población.  En el censo español ejecutado de real orden, comunicada por el respetable y entendido conde de Florida-blanca en el año de 1787 , aparece la provincia  De Burgos con 1,947 parr., 1,828 población  , entre ellas?  C , y 583 v. , formando todas una población  De 465,410 hab.  Este número prueba lo que hemos dicho anteriormente, á saber : que la división terr.  Sufría importantísimas alteraciones: la población  Que presenta el censo del siglo XVI es de 8.200,791 hab.; la que ofrece el del XYT1I , objeto ahora de nuestro examen, es de

10. 409,879, apareciendo en la población  Un aumento de 2.206,791, ó sea un 26’95 por 100.  La población  De la provincia  De Burgos en la división que tenia el pais en el año de 1594, era de 298,170, y en 1-787 de 465,410 hab., apareciendo un aumentode 167240 alm , ó sea el 56’1 p. § : esta proporción en el progreso de los hab.  No es admisible; de aqui resulta la confirmación di lo que hemos dicho al examinar el dato del siglo XVI, que era mayor el número de almas que en aquella época tenían los pueblos que hoy forman la provincia  De Burgos: mas exactos resultados ofrece la población  Por nosotros señalada de 172,342 hab., porque entonces el aumento es solo de 2.V12 por 100, igual con escasísima diferencia al que presenta la población  Total de España.  Desrendamos ya á los pormenores necesarios para conocer la proporción con que cada provincia  Contribuia á formar el número de hab.  Correspondientes en el año de 1787, al terr.  Que hoy tiene la provincia  Que describimos.

Burgos 45’38 211,203 Segovia 4’98 8,343 Palencia 2’32 2,610 222,156 No es tanta la población  Que resulta del examen de los datos que nosotros poseemos, porque siguiendo laprovincia  De Burgos el aumento proporcional á la totalidad de la monarquía, el número de hab.  Quedaría reducido á 215,631.

Tercera población.  No con grande acierto; no con mucho resultado; pero si con mucho celo y con fe ardiente trabajaban los ministros del abuelo y visabuclo de nuestra Beina por reunir datos estadísticos de población  Y de riqueza: con solo recordar que en los años de 1787, 1797 y 99, te publicaron é imprimieron trabajos curiosísimos, se halla hecho en esta parte el elogio de aquellos monarcas y de los ministros que tuvieron intervención en los negocios públicos.  En el censo á que ahora nos referimos, se eleva el número de individuos á 10.541,221 y co tejándose con el de 10.268,150 del trabajo de 1787 , se fija un aumento de 273,071 personas etilos 10 años que median entre las dos éppcas.  Asi se esplica el autor de las advertencias que figuran á la cabeza de esta publicación, y esle es también el resultado que ofrecen los estados pareialesdc cada provincia

Tenemos sin embargo el disgusto de decir que las personas que sumaron los números correspondientes á cada provincia, dejaron de incluir los eclesiásticos del clero secular y regular.  Bien es cierto que en el estado general de la población  De España, que el censo de 1787 presenta en sus primeras hojas, se lee: «total general 10.268,150»; pero mas abajo, después de añadirse las diferentes clases del clero, se lee: «resumen general»; y al sumar las 4 partidas que contiene, se dice: «10.409,879»; siendo por consiguiente el verdadero aumento del censo de 1797 , el de 131,342 hab.  Hecha esta rectificación y concretándonos ya á la antigua provincia  De Burgos, diremos, que á esta se señalan en el censo que ahora examinamos una población  De 470,588 almas, ó sea un aumento de 5,178, y buscando las tres segregaciones que forman la actual provincia  Resulta lo que sigue: Burgos 45’38 213,553 Segovia 4’98 8,168 Palencia 2’32 2,739 ina mucho la población  Por nosotros señalada sobre la base esplanada ya al tratar del dato de 1594, puesto que lijamos el número de hab.  En 221,365, siguiendo una marcha gradual sostenida segun el movimiento observado en la totalidad de la nación española.

Citarla población.  Se refiere este segundo dato á la segunda época constitucional de 1820 á 1823, en laque segun saben nuestros lectores, se hizo una división territorial bastante aproximada á la que en el día tenemos.  En la memoria que se acompañó al proyecto decían sus autores, que en el distrito de la provincia  De Burgos se contenia el pais conocido con nombre de Montanas de Santander, aunque de hecho era provincia  Distinta, conocida por el Bastón de Laredo, con batallón de milicias provinciales etciudad; que este país por su naturaleza montuosa, difíciles comunicaciones con Burgos, propensión á la navegación, conformidad de costumbres, producciones etciudad llamaba á formar provincia  Marít.  Separada de la de burgos; que asi casi lo tenia determinado el anterior gobierno y que tanto las cortes estraordinarias como las de la época que nos ocupamos habian convenido cu la necesidad de crearla, ya poniendo gefe político subalterno, y por último concediéndole diputación provincial; que en atención á estas consideraciones, la comisión ia proponía, agregándole el partido de Reinosa, jurisdicciones de Cervera y Aguilar de Campoó, y separándole para Oviedo los valles de Riva de Deba y Peñamellera y para Vitoria el valle de Mena y algunos otros pueblos; alteraciones indispensables para formar una buena provincia.  No fueron los autores de esta memoria muy felices, porque las cortes hicieron en el proyecto grandes variaciones, y con respecto á la provincia

De Rurgos se fijaron los límites de que hemos hablado en el art.

De provincia  ó gefatura política, comprendiendo su terr.  206,095 hab.; pero como la comisión y los mismos cuerpos colegisladores reconocieron, los datos de población  Eran diminutos, y por eso se dijo que podia prudentemente aumentarse una quinta parte.  Admitido este aumento la población  De España fijada en 11.474,753 hab., subiría á 13.769,703, segun hemos dieho en la pág.  263 del tomo 3.»  Y la particular de la provincia  De Rurgos fijada en 206,095, ascendería á 247,314 hab.  Viniendo ya á nuestro método predilecto admitido para conocer el número de hab.  Que tenían en 1822 los pueblos que hoy forman la provincia  De Rurgos, diremos que en la población  De los

11. 474,753 hab., correspondian á laprovincia  Deque tratamos 240,969 y en la de 13.769,703, 289,161 almas

Quinta población.  Ya nuestros lectores han visto las observaciones que hemos presentado sobre los trabajos que hizo la policía en el año de 1826 , época en que las investigaciones dieron buenos resultados por los motivos de que también hemos hecho mérito en otros artículos de intendencia.  Los trabajos se dirigieron teniendo por base el censo de 1797 y en el señalamiento de provincia  ó mejor dicho en la demarcación del terr.  No se hizo alteración alguna , resultando una población  De 611,762 hab.  Esle número demuestra que se comprendió bajo la denominación de la provincia  De Burgos, el terr.  Que designó la comisión de 1822 con la espresion de Montañas de Santander y que por consiguiente estamos en el caso de buscar la población

Por medio de las segregaciones de que nos hemos valido anteriormente, siendo el resultado el que aparece de los números que siguen.

224,460 Burgos 45’38 Segovia 4’9 8 Palencia 2’32 277,617 11,025 3,561 292,203 A este resultado que ofrecen las proporciones con que se segregan de las tres provincia  Indicadas el número de hab.  Correspondientes á los que hoy forman la de Burgos, se aproxi- Una coincidencia notable y de bastante importancia ocurre al comparar la población  Que resulta por este medio con la quo ofrece el que nosotros hemos adoptado y seguido como mas aproximado á la verdad, y esta coincidencia consiste en que la población  Cs la misma con cortísima diferencia, puesto que si en cl primer caso aparece una población  De 292,203 hab., en el segundo resulta una de 292,723, ó sea la insignificante diferencia de 520 almas.  Nuestros lectores apreciaran el valor que puedan tener nuestros cálculos y observaciones, al recordar, que en el dato mas exacto, que sin duda alguna lo es el de 1826, los dos medios presentados para apreciar la población, han fijado definitivamente el mismo número de habitantes.

Sesta población.  Reunía por el mismo tiempo, esto es.Por el año de 1826 cl Sr.  D. Sebastian Miñano, los datos oficiales (pie necesitaba para publicar en su Diccionario el art.  De España, y sus datos, segun hemos dicho ya en otros art., arrojaban un total de 9.050,839’ veciudad, 13.698,029 hab figurando en esta suma laprovincia  De Burgos por 364,339 in dividuos.  Causará sin duda estrañeza á nuestros lectores un diferencia tan notable de población  En una misma época, ó mejor dicho en un mismo año, siendo acaso los datos oficiales de la misma procedencia.  Pero es de notar que el señor Miiiano presentó una nueva provincia  Que es la de Santander y como resulta un considerable aumento en la de Palencia, puede muy bien decirse que se fraccionó el terr.  De la ant.  Prov.  (jj Burgos.  Uniendo pues la población  Del terr.  Segregado para for mar la provincia  De Santander, y reintegrando para esta operación a l a ant.de Burgos, el aplicado para la de Palencia, se ob tendrá cl resultado que sigue: AotiguaprovinciadeBurgos 45’38 269,020 Id.  Segovia 4’98 6,945 Id.  Patencia 2’32 3,650

279,615 Con esta operación hemos puesto en bastante conformidad los resultados de los dos métodos que seguimos , puesto que el segundo presenta una pobb de 287,658 hab., menor á la de 1826, por ser también menor la población  Señalada á toda España Sétima población.  Ya han visto nuestros lectores con qué severidad , y hasta con qué indignación hemos hablado de ios trabajos de la poiieia correspondientes á 1831.  Mas que nuestras razones dicen los guarismos, y por eso presentamos á continuación un cotejo curioso en cl estado que sigue: P n n v i v í ‘ i A<: Datos oficiales <lo Mi- Datos de la policía Diferencia de ráenos.

Burgos…. hab.  364,339 Palencia 203,862 Santander 181,953 Segovia 139,463 200,249 139,552 132,479 107,397 104,090 64,310 49,474 32,066 Y es de notar que no hemos podido comparar los trabajos de la policía en 1831 con los de la misma institución en 1826, apesar de que hubiera sido mas notable la diferencia, porque en estos últimos, como ya hemos visto, no comprendían la división de la aut.  Prov.  De Burgos, tal como estaba ya en la época á que ahora nos estamos refiriendo.  Precisamente en el sexenio de 1826 á 1831, no habia ocurrido en España ningún acontecimiento notable que influya en la baja de población.

Continuaba por entonces la estension del dominio agrícola; Jos mercados públicos estaban muy provistos,’y por consiguiente la subsistencia asegurada; el pais no habia sufrido ninguna epidemia ; ni el cólera , ni la guerra civil , ni la estranjera, diezmaron la población  De España; el ejército era escaso , y por consiguiente la agicultura y las arles tenían los brazos necesarios ; y apesar de todas estas circunstancias favorables , las operaciones de la policía disminuyeron la población

En 2.731,596 hab.  , ó sea 19’59 por 100.  Si esta proporción hubiese llevado la baja de la población  En nuestro pais, en 20 años hubiera sido un vasto desierto, cuyas imponentes ruinas representasen el ant.  Poderío de un gran pueblo.  No fué asi por fortuna: la nación española siguió en esa época , aunque lentamente , cl movimiento progresivo que se observa desde que asegurada la subsistencia del pais, no inspiran ya temor ni el hambre ni Jas pestes ocasionada» por la miseria.  Haciendo ya aplicación de Jos números que resultan de los datos oficiales de 1831 , se obtiene el resultado que sigue: Burgos 45’38 178,220 Segovia 4’98 5,338 Palencia 2’32 3,238 • 186,806 Ya ven nuestros lectores hasta qué punto habia disminuido la policía de 1831 la población  Correspondiente á los pueblos de la actual provincia  Do Burgos.  Pero consuela en cierto fnodo observar tpae aun en la población  Señalada á toda España, correspondían al terr.  Que hoy describimos 235,360 hab., en vez de los 292,723 que señalaron los trabajos oficiales de 1826.

Octava población.  Refiérese á los trabajos de la policía de 1832 , y sobre ellos nada diremos, porque habríamos de repetir en su caso , lo manifeslado sobre los datos de 1831.  Nos limitarumos, pues, á clasificar la población  Por ios medios adoptados.

Burgos 45’38 178,946 Segovia 4’98 5,144 Palencia 2’32 3,319 187,409 Segun nuestros datos, la población  Que correspondía de la total señalada á España, á Ja provincia  De Burgos, era de 234,323 almas.

Aovena poblttcion.  Llegamos ya á la nueva división terr.

De 30 de noviembre de 1833 , época en que se formaron las provincia  Del modo que hoy existen.  Desde entonces han sido escasísimas las alteraciones, y aun estas principalmente se han fijado en la variación de las cal), de partido  Jud.  En la provincia  Que describimos, las variaciones en nula influyen , porque se limitan á agregar al partido  De Sedaño algunos pueblos que á la provincia  De Santander antes correspondían.  En el real decreto que hemos referido, figura la provincia  Que describimos, con 53,980 veciudad  Y 224,407 hab.  : el número de estos aplicado en la división terr.  De 1833 , demuestra que al combatir los datos déla policía de 1831 y 1832 , hemos procedido con bastante acierto.  Para nadie es un secreto que , al señalarla población  De 1833 hubo también ocultaciones y fraudes , y es bien seguro que la provincia  De Burgos tenia entonces ó 1 6 ó tal vez 1/5 mas de individuos.

Décima población.  Nos referimos en el año de 1836 á dos clases de trabajos: el hecho para publicar la guia del ministerio déla Gobernación y el preparado por la diputación provincial para distribuir cl contingente del reemplazo para el armamento de 50,000 hombres de aquel año.  Los trabajos del Ministerio de la Gobernación, presentan el mismo resultado que los de 1833: tal vez esto pruebe que se limitaron á admitir aquel dato sin nmgun genero de investigaciones.  Los de la diputación provincial presentan 49,070 veciudad  , y verificada la multiplicación á 4’16 por 100, base adoptada por la gefatura política en aquel mismo año, resulta una población  De 204,131 hab.; pero es de notar que la diputación presenta el número de individuos de 1836 comparado con el de 1797, resultando disminuida la población  De Burgos, en 12,217 alm, Bien es cierto que, como > a hemos dicho en otras ocasiones, sc observa constantemente que en los censos de población, hechos para cubrir el contingente de un reemplazo, es donde mejores datos se obtienen, pero donde peores resultados se publican, tanto por Jas corporaciones populares, como por las autoridades del Gobierno.

L’nríccima población.  Conforme á lo prevenido en el art.

40 de la ley de 2 de noviembre de 1837 , formó la diputación provincia  De Burgos, en el año 1840 (*), un estado comprensivo del número de almas  De cada pueblo de la provincia, sacado de los estrados de padrones remitidos por los ayuntamiento, para hacer el reparto de quintos: la población  Señalada en este documento es de 178,177 individuos, 46,230 menos que en los años 1836 y 37, ó sea 25’94 por 100.  Nada decimos sobreesté dato , porque bien sabido es que los pueblos ocultan estraordinariamente, como ya hemos dicho diferentes veces, cuando se facilitan noticias que han de servir para señalar el cupo del reemplazo del ejército.

Duodécima población.  Correspondientes al año de 1841, tenemos dos datos: el de la junta formada enel mismo año, cuyos trabajos analizaremos masadelante, y el de la diputación provincial, en cumplimiento del ya referido art.  40 de la ley de reemplazo de 2 de noviembre de 1837.  Beunidas en Burgos en 5 de mayo , personas respetables , de las que no pocas nos honran con su amistad, y aun algunas de ellas nos favorecen con su cooperación patriótica y desinteresada en la ardua tarea que hemos emprendido , hicieron el resumen de la población

Y riqueza del terr.  Que describimos.  En el resumen general de esto trabajo, figura la población  Con 47,172 veciudad  Y 183,270 hab.

Aumentada parece la población  Desde el año de 1840, pero esto no

Nos impido decir que los distinguidos ciudadanos que en Burgos se reunieron , y en esto no pretendemos hacerles ofensa alguna, redujeron ift población  Por razones que están bien al alcance de la comprensión de nuestros lectores.  Como hemos de examinar muy detenidamente este documento al tratar de la riqueza, nos abstenemos de dar ahora mayores pormenores, y de combatir la opinión de aquella junta respetable.  En el mismo año , y con la diferencia de pocos dias (12 de julio), publicó la diputación provincial su trabajo sobre quintas, siempre con referencia á las declaraciones de los ayuntamiento  , presentando una población  De 188,639 hab.: solo haremos una simple observación : la junta de 1841, disminuyendo el número de hab., fué mas allá del punto en que se colocaron los ayuntamiento

Al remitir las relaciones que debieran servir para la quinta.

Décima tercia población.  No habian transcurrido ocho meses, cuando la misma diputación provincial publicó el padrón general de almas de la provincia, tomado de los estrados que los ayuntamiento  Habian remitido en cumplimiento de la ley de, reemplazos, fijando la población  En 176,732 hab., 6,538 menos que la juntado 1841, y 11,907 que cl cuerpo popular.  Nada mas decimos sobre este punto, porque nuestros lectores conocen los defectos que tienen los dalos de, esla especie.  En el mismo año la intendencia de Burgos, valiéndose al efecto de las personas que estimó convenientes, al publicar la matrícula catastral, redujo la población  Al punto á donde nadie habia llegado , ni los pueblos al remitir las relaciones para el sorteo, ni las diputaciones al publicar los padrones anuales , ni la misma junta de 1841 al remitir al Gobierno, comodato de importancia, el resumen de la población  Del pais: la matrícula catastral señaló 175,135 hab.  Al tratar con toda detención de la riqueza de la provincia  De Burgos, hemos de examinar los trabajos de 1842, y entonces analizaremos también cuanto tiene relación con el número de hab.  Señalado á esta provincia.

Décima cuarta población.  Hubiéramos podido prescindir de hablar de la población  Que á la provincia  De Burgos señala el trabajo del ministerio de Gracia y Justicia, relativo á la estadística criminal de 1843 , puesto que la población  Fué tomada de la división terr.  De 1833 ; pero como el Sr.  Ministro de Gracia y Justicia en la esposicion á S .  M., no tuvo inconveniente de rechazar los 12.119,759 hab., y por consiguiente el término proporcional de un procesado por cada 31 4 , asegurando que el número de almas que pueblan nuestra Península é islas inmediatas, y (pie en su virtud la proporción debia ser de 1 por cerca de 400, es preciso aumentar también proporcionalmente la población  Que será, admitida esta hipótesis v cálculo, de 285,869 individuos.

Décima quinta población.  Para proceder al arreglo de los ayuntamiento, se hicieron en 1814 nuevas investigaciones con el nombre de registro municipal ; pero su resultado fué insignificante, porque en estos trabajos la provincia  De Burgos solo cuenta 171,189 habitantes.

Presentadas estas población  Y siguiendo el método observado en los anteriores art., haremos mérito de dos datos que consideramos de mayor interés: primero , el que resulla délos alistamientos de jóvenes varones comprendidos en la edad de 18 años: en el estado que sigue aparece que la provincia  De Burgos tiene 3,463 individuos de la edad indicada, y observando las tablas de mortalidad, resultaría forzosamente una población

Dé 4 41,186 hab.  Sorprenderá sin duda este número á nuestros lectores: á nosotros también nos sorprende ; pero no podemos prescindir de consignar este hecho, de suma importancia, que podrán apreciar \o¿ hombres estudiosos: segundo, en nuestro poder obran datos irrecusables de aquellos que nadie puede combatir , en los que aparece que la provincia  De Burgos tiene 234,022 hab., advirtiendo que nos consta positivamente, que nuestras noticias son inexactas por disminuir el número de hab., ó lo que es lo mismo, que la población  Es mayor.  Véase por todos estos datos qué fé puede merecer la población  Oficial de las diputaciones, délas juntas, de las comisiones y de las autoridades superiores políticas.  No creeríamos (lo confesamos sin temor) incurrir en ningún género de responsabilidad, aceptando la población  Presentada por el Sr.  Mayans, que en Burgos se eleva á 285,869 individuos.RIQUEZA.  En los art.  De la ciudad g., de la aud.  Y de la gefatura política, se halla descrito con toda estension el terr.  De la provincia  De Burgos: el pais, no hay que dudarlo, es esencialmente agrícola; su ind.  Escasa; su comercio poco activo; los cereales abundan ; la ganadería es importante, y el arbolado forma también parte de sus ulilidades (nótese que hablamos de la ant.  Prov.  De Burgos): este es en resumen el estado del pais que ahora nos ocupa.  Siguiendo el método adoptado para los demás art.  De esta clase, y en la imposibilidad de tratar de épocas remotas, principiaremos por el examen de la riqueza que ofrece el Censo de 1799.  Nos referimos en este momento al estado que presentaba la división terr.  Al terminar el siglo XVIII, cuando se prepararon, reunieron y publicaron los importantísimos trabajos de la riqueza total de España c islas adyacentes , trabajos que remitieron los intendentes de las provincia  Y que utilizó la sección primera del Departamento del Fomento General del Reino y Balanza del Comercio, en que intervino el celo, la asiduidad é inteligenciadel distinguido aragonés D. Juan Polo y Catalina.  Sobre el mérito de este trabajo, sóbrelas ocultaciones (pie contienen los datos remitidos por las Intendencias, y sobre otras circunstancias atendibles, hemos dicho ya lo bastante en los demás art.  De esta clase: hoy, pues, nos limitaremos á manifestar que las ant.  Prov.  De Burgos , Palencia y Segovia (son las tres que contribuyen á formar la nueva provincia  Que estamos examinando)Por el estado que precede se vé que las tres ant.  Prov.  Que han traido á la actual de Burgos su terr.  Y sus moradores, tcnian 150,532 familias, 752,659 hab.  Y 562.792,311 reales  De riqueza por todos conceptos.  No necesitamos repetir aqui lo que hemos dicho ya muchas veces respecto al modo con que fué apreciada la riqueza por los señores que tuvieron parte en la formación del censo de 1799: con solo decir que no se hizo ninguna clase de deducción al precio señalado á los frutos y manufacturas, comprenderán bien nuestros lectores la importancia que puedan tener estos trabajos cuando sus resultados deban considerarse como materia imponible para señalar las cargas públicas (1).  Como los intendentes al remitir las relaciones para formar el censo de 1799 habian declarado terminantemente que los datos remitidos por ¡os ayuntamiento  Contenian graves errores , y que desde luego estaban patentes las ocultaciones ; y como por otra parte dominaba entonces la idea

(¡ojalá estuviera también hoy fija en nuestros gobernantes!)

De reunir sin interrupción noticias estadísticas, y entregarlas al examen y censura de personas entendidas, el Departamento del Fomento General del Reino y Balanza del comercio conlitinuaba estos trabajos, adoptando oportunamente, como punto de partida, el resultado de las investigaciones hechas en 1799 que es el censo de esta misma fecha.  Sensible es que no se hayan publicado ó al menos que no se hayan conservado y utilizado los datos y noticias que reunió cl Departamento del fomento general del reino y balanza del comercion, pero afortunadamente nosotros poseemos el estado que contiene en resumen las riquezas terr.  é ind.  De la Península é islas adyacentes en 1802 , y por este medio pueden compararse las de esta época con la de 1799, siendo de notar que la corporación que publicó este último trabajo es la misma que examinó y presentó sus observaciones sobre la estadística de cada una de las provincia  Cuando se prepararon los materiales para publicar los trabajos reunidos al terminar el siglo XVIII.

¿Son admisibles respecto á la provincia  De Burgos en la época á que nos referimos los trabajos del Departamento del Fomento General del Beino?  Cuestión es esta algún tanto delicada, que vamos sin embargo á tratar porque interesa mucho, para nuestras observaciones y cálculos posteriores, conocer la riqueza bruta, (puesto que la liquida no se presenta,) que ^ tenia la ant.  Prov.  De Burgos al principiar el siglo XIX.  Tenemos á la vista resultados de 3 O provincia  á saber: Burgos, Palencia y Segovia: segun ellos aparece una grande desproporción de í¿ riqueza por hab., atendidas las condiciones bastante iguales de unas y otras prov : 540 reales

O 8 mreales corresponden en 1799 á cada hab.  En Burgos y en la misma época se aplica á los k_.de Segovia 1278 6 mreales Y es de notar que esta diferencia no dimana de figurar en Sego- ^1 via por grande suma el valor de las fáb.  , artes y oficios, porque esto no pasa de

* .  20.140,994 , cantidad proporcionalmente sin duda mucho mayor que la de 22.615,394 reales  Aplicados por el mismo concepto á Burgos , pero menor sin disputa, atendido el número de hab.  Marcado á uno y otro pais.  De todos modos hace grande fuerza para admitir el dato del departamento del Fomento general del Beino el considerar, que comparada la riqueza de la provincia  De Burgos de 1802 con la de 1799 de Palencia y Segovia, es respecto a l a primera casi igual y á la segunda mucho menor, como pueden ver nuestros lectores en el estado que examinamos.  Las relaciones de los ayuntamiento  De la provincia  De Segovia, imperfectas, diminutas, dieron á cada hab.  1,278 reales  6 mreales ¿Cómo pues admitir que en el mismo tiempo, de la misma procedencia y dirigidas á las mismas autoridades, puedan ser exactas las relaciones que señalan á cada hab.  De la provincia  De Burgos 546 reales  8 mreales de producción bruta?  No debe pues estrañarse que el Departamento del Fomento General del Reino y Balanza del Comercio , rectificase en sus trabajos de 1802 las omisiones graves que hubiesen podido cometer involuntariamente sin duda la intendencia de Burgos al remitir las relaciones ile las municipalidades.  Dos motivos poderosos existían en 1799 para no presentar con exactitud las relaciones: primero , la estension del lerr., que hace si no imposible, al menos difícil la liscalizacion de la autoridad superior económica; segundo, la diseminación de los hab.  En pequeños lugares, en multiplicados cas.  , situado  Mucha parte de ellos en picos montañosos ; circunstancias todas que facilitan la ocultación no splo de los individuos, s i n o también déla riqueza.  Todas estas consideraciones hemos tenido á la vista para publicar el dato de 1802 que presenta el Departamento del Fomento General del Reino y Balanza del comercio.  Y aun admitido ¿cuál seria el total producto bruto de toda España al terminar el siglo XVIII?  Seria 9,302.937,578 reales, cantidad no exagerada ciertamente y que se halla muy lejos de representar la verdadera situación del pais en la época á que estamos haciendo referencia. (VER MÁS EN ORIGINAL)

BURGOS

aud.  Terr.  De la Península , creada por decreto de 26 de enero de 1834 , con dos de las salas de la ant.  Chancilleria de Valladolid : su jurisd.  Comprende las provincia  De Guipúzcoa, Álava, Vizcaya, Santander, Rurgos, en cuya cap.  Reside el tribunal, Logroño y Soria que componen 1,308 leg.Cuadradas superficiales.

Se halla situado  Al N. de la Península entre los 41″ 2′ 17″ 43″37′ 15″ lat.  Y los 1″ 5′ o» long.  Occidental 2U 5′ 6″ oriental del meridiano de Madrid, con 54 leg.  De costa, 16 déla provincia  DejGuipúzcoa, 14 de la de Vizcaya y 24 de Santander : por la primera de estas tiene 2 leg.  De frontera con Francia.  Confina por el

N. en toda la línea, con el mar Occéano cantábrico; al E. en las dos primeras leg.  Con el reino de Franeia por los término  De FuenterrabiayRehovia(provincia  De Guipúzcoa); luego con la aud.

De Navarra , y continuando en dirección del S. con la de Zaragoza y provincia  De este nombre ; por el S. y parte del O. con la de Madrid y sus provincia  De Guadalajara y Segovia ; por el

O. con la misma aud.  Y la espresada provincia  De Segovia, con la de Valladolid y sus provincia  De Valladolid y Palencia , y por el NO.  Con la aud.  Y provincia  De Asturias.

Los accidentes atmosféricos varían en todo el terreno según las sierras, valles y ríos que dividen entre sí las diferentes provincia; en Guipúzcoa y Vizcaya el clima es muy benigno, y aunque son copiosas las lluvias ocasionadas por su terreno montuoso, no se esperimentan los calores del verano, los rigores del invierno, ni la destemplanza que en Álava , porque la nieve se deshace presto con los aires que se levantan del mar: el cielo es húmedo é inconstante con vientos recios é impetuosos ; son frecuentes las tempestades, no solo en verano sino en invierno en que se hacen mas temibles por las centellas y rayos que suelen caer.  Sin embargo , la pureza de los aires, la influencia de que goza el terreno de Guipúzcoa y las frecuentes lluvias, ocasionan en ella una agradable y deliciosa fertilidad, que subsistiendo en lo mas rigoroso del invierno, se equivoca con el florido verdor de la primavera.  Mayor frío se esperimenta en la primera estación en la provincia  De Álava, apesar de su situación mas meridional, y también es mas fuerte el calor en casi toda ella.  Alegre y despejado es el cielo de la provincia

De Santander, muy semejante su clima en la parte de la costa al de Guipúzcoa y Vizcaya, igual en lo interior al de Álava y escesivamente frió en sus confines con la de Rurgos.  El viento N. que es el que mas domina en esta , enfria su atmósfera , y el O. suele ser impetuoso y por lo regular trae lluvia ; durante el estío se esperimentan algunas tormentas con truenos espantosos, pero muy pasajeras: el clima por consiguiente de la provincia  De Rurgos ; es húmedo y frió, durando los inviernos mas benignos casi 8 meses , el verano es muy corto y sucede en el rigor de la canícula tener muchas tardes que arroparse como en enero, encender las chimeneas y calentar las camas.  Resguardada la provincia  De Logroño al N. y O. por las cordillera  Que hacia ella descienden por ambos lados, desde la inmediata provincia  De Rurgos ; limitada por toda la linea del E. por el r. Ebro , describe una estensa llanura que solo se ve interrumpida al S. por la sierra de la Cebollera y de Cameros; en consecuencia disfruta de un clima templado, menos frió en el invierno que en las demás provincia  Del terr.  Y algo mas caluroso que en estas durante el verano, si bien rara vez llega á hacerse molesto.  Sembrada toda la provincia  De Soria de estensas y elevadas cordillera, cubiertas algunas de ellas la mayor parte del año de hielos y nieves, esperimenla rigorosos fríos y cortos veranos, interrumpidos frecuentemente con cambios atmosféricos repentinos, que la hacen muy semejante á la provincia  De Rurgos.

El terreno de esta aud.  Es de los mas montañosos y ásperos

De España.  Las principales cordillera  De la provincia  De Guipúzcoa no son otra cosa que la continuación ó mas bien estribos de la de los Pirineos.

El Jaizquibel en la jurisd.  De Fuenterrabia se estiende desde el cabo de Higuer hasta la v. de Pasajes y entrada del canal, y hacia la parte de Levante abunda en piedra arenisca á proposito para edificios, losas y muelas de molino.  Desde este mismo punto hasta enfrente de la ciudad de San Sebastian, corre la sierra de Mirall, que también se llama de Uliamendi cuando empieza á aproximarse á la ensenada déla Zurrióla; y entre aquella ciudad y la v. de Orió está la montaña de Igueldomendi, abundante en buenas losas y piedras de afilar de las que se hace tráfico para el Norte.  Siguen la peña de Aya ó Ayamendi en jurisd.  Del valle de Oyarzun, y los montes de Biandi y Anvidegui, situado  Entre aquel valle y los pueblos de Aranaz y Lesaca del reino de Navarra; los de Lazarain entre Yerástegui y Leiza ; los de Lagarte y Ortinzun en terr.  De Gaztelu, y ios deUlimendi, Iporino, Valeadi, Cardel y Altobi, los cuales dividen á Guipúzcoa del espresado reino de Navarra ; entre estos se distingue la montaña de Aralar, con sus dos altísimas peñas llamadas Larrun-Arri y Gamboagaña, abundante en pastos para el ganado lanar, poblada de muchos robles, hayas y otros arboles bravos, y en la cual se ven escelentes minas de cobre.  Continuando por esta misma banda y división se descubre el elevado monte de Alzánia.  El de San Adrián separa los terr.  De Álava y Guipúzcoa y á su continuación es tan los montes de Aranzazu, entre cuyos cerros se distingue el de Artia, tanto por su gran estension, como por la mucha leña y madera para edilicios; en lo mas áspero y fragoso de aquellos montes , se descubre el célebre santuario de Nuestra Sra.  De Aranzazu y una venta desabrigada pero bien provista.

A continuación de ellos está la sierra de Zaraya, desde cuya cima se descubre el mar distante 6 leg.  Por la misma parte divide esta provincia  De la de Vizcaya la famosa montaña de Arnó, en la que se conservan ruinas de edificios, brotando en su mayor altura una cueva de baños calientes y mineros de estaño.  Son tantas las montañas y sierras que hay en el centro de la provincia, que se la puede considerar como un cerro continuado : la de Oriamendi, Urdaburu , Adarra y Sta.  Bárbara, en la cual abundan las canteras de piedra azul fuerte , y domina las plazas de Fuenterrabia, San Sebastian y puerto de Pasajes ; la Hermana, la Magdalena , la de Barraindi ó Amasamendi, con canteras de mármol negro ; los montes de Belarieti, Usturra y el Aldaba , poblados de robles, castaños, acebos, avellanos y espinos blancos , y en el cual se encuentran unas piedrecitas angulares y puntiagudas que cortan el cris t a l , cuarzos embutidos de cristales y cristalinos sueltos, y abundante caza de javalies , zorros, corzos y gatos monteses: el monte Hernio con una venta bajo de la cual brota una fuente del mismo nombre, reputada por muy provechosa en varias enfermedades , especialmente en las cutáneas; y rico todo él en escelentes pastos, en robustas hayas, fresnos, robles, castaños , avellanos y algunos tejos : ei Itzarriz es un mon te de grande elevación que recorre las jurisd.  De Azcóitia, Azpeitia , Deva y Cestona, abundante en preciosas canteras de mármol de diversos colores y otras piedras curiosas , y donde se sospecha la existencia de mineros de distintos metales.  En la universidad de Vidania están las montañas de Aitola, Eguarte , Arnicolazaga y Mandia; la elevadísima de Elozua se dilata 2 leg.  Entre Azcóitia y Vergara: debe nombrarse elúdala , por su mina de acero hoy abandonada , y por una cueva bastante capaz, vena de cristalizaciones primorosas ; y también el Anducha en los término  De Iciar, por la famosa imagen del mismo nombre que se venera en su cumbre.

También es el Pirineo con sus estribos el que siembra de asperezas y quebraduras la provincia  De Álava: á ios montes de San Adrián que, como dijimos, dividen sus lím.  De los de Guipúzcoa, sigue la cordillera  Hasta el puerto de Arlaban, cañada que ofrece casi paso llano á entrambas provincia, y en cuya falda se crian abundantes robles bravos, á propósito para construcción de bajeles, y en la cual se hallan 2 fuentes minerales dist.  Una de otra eomo un tiro de bala , de naturaleza sulfúrea la primera, y ferruginosa la otra.  Continúan por la herm.  De Yillarreal los grandes montas de’Albertia y Rostibayela, con venas de hierro y cobre, canteras de mármol negro con vetas blancas, y petrificaciones de varias conchas; luego los de Ayago y Zarandona, poblados también de buenos árboles, y en la misma línea hacia el N .  , los enriscados peñascos y mon

Tañas de Aranguio, Amboto y Albinagoya, abundantes en buenos pastos , bien poblados de robles, hayas, encinas, quejigos y castaños, y en los cuales se encuentran canteras de mármol, pizarra para dibujar, y minas de hierro, cobre y antimonio.

Continúa la cordillera  Con el nombre de Gorbeya, rica en canteras de piedra de varias clases, no pobre en venas de hierro, aunque de inferior calidad, y poblada en su cima y faldas de infinita multitud de plantas, yerbas medicinales, robles , hayas bravas y tocornos , y habitada por numerosas manadas de corzos, venados , jabalíes y lobos, habiéndose visto también de cuándo en cuándo algunos tigres pequeños y otras fieras no comunes en el pais.  Sigue después el Altube , uno de los mas señalados de laprovincia  Por su estension y prodigiosa multitud y grandeza de sus árboles, terminando por esta parle el terreno montañoso en una cadena de cerros descompuestos que separan de esta la provincia  De Vizcaya.  Otra cordillera, ramificación también del Pirineo, corre paralela a l a anterior; principia á ensancharse desde el valle de la Burunda, é inclinándose á la izquierda, se estiende de N. á S. entre el reino de Navarra y la provincia  De Álava : se desgarra en diferentes ramificaciones eon distintos nombres, lo mismo que sus estribos, que se prolon gan de E. á O. basta las conchas del Ebro, formando una línea que separa la Rioja Alavesa.  Tanto la línea NS.  Como la de EO., constan de montes, collados y sierras, ásperos y encumbrados, y fecundos igualmente en producciones útiles; los principales son el Ibar, muy elevado, de grande ostensión y pablado de encinas, robles, hayas y variedad de arbustos: la sierra y puerto de la Población por donde se bajaá Remedo, y abundante en yerbas medicinales, bayas, azcarros, chopos, bojes, y por la parte baja de robles: las montañas que dominan por el S. á Peñacerrada, no menos ricas que la anterior en yerbas medicinales, pastos y arbolado, contando ademas canteras de mármol, minerales de hierro y muchas petrificaciones: la sierra deToloño, célebre por el santuario de Ntra.  Sra.  De los Angeles y su hospedería inmediata; yendo á terminar esta cordillera  Eu el

r. Ebro, que se abrió paso para la Rioja por medio de ella y de los 2 famosos riscos denominados Rílibio y Ruradon.  De la misma raíz que la anterior arranca otra cordillera  En los confines orientales de la provincia, la cual tenia en su principio el ya conocido nombre de Andia y el de Encencia, fecundísimo , asi como el Ilurrieta, en pastos, yerbas medicinales, corpulentos árboles de varias especies y diferentes arbustos: sigue después con la denominación de montes de Lauribaco y puertos de San Juan y de Guereñu, ricos en pastos, en leña , robles y hayas; toma luego la denominación de Saseta y Rerroci, continuando desde aqui la cordillera  De E. á O. dividiendo el condado de Treviño déla herm.  De Vitoria; la naturaleza parece haber interrumpido aqui la cordillera  Para dar paso al r. Zadorra.  En las eminencias que le dominan , igualmente que al camino real de postas que pasa muy inmediato, se hallau los altos de Zaldiarán y cumbre de Pieosorroz; vuelve después á levantarse la cordillera, abundante de pastos , leña y árboles de construcción, sin embargo de su aspereza y su suelo generalmenta cubierto de piedra caliza.  Los tres brazos de que acabamos de hablar, van á reunirse de N. á S .  , formando el término  Occidental de Alara con otra cadena de montanas bastante encumbradas, en la que se distinguen las peñas de Ángulo y de Orduña, la sierra de Güivijo , los montes de Arcamo , Arcena y otros.

Las cordillera  Que se destacan del Pirineo, recorren por todos lados las provincia  De Guipúzcoa y Álava, y formando los lím.  De ambas con la de Vizcaya, penetran también en esta, desparramándose en diferentes direcciones con distintos nombres, lo que hace el terreno sumamente quebrado y que la tierra vejetal descanse sobre canteras, ya en bancos ó losas , ya en peñascos sueltos descubiertos ú ocultos, en unas partes de mármoles de varios colores, en otras de piedras calizas, de areniscas en otras , teniendo por base en muchos parages minas de hierro, y apareciendo poblado por todos lados de yerbas de pasto, plantas aromáticas y medicinales, árboles de varias especies, y entre estos infinita variedad de manzanos y cerezos.

No es menos áspero y escabroso el terr.  De la provincia  De Santander ; desde la de Vizcaya por la parte del E .  , y en dirección deS.  á N .  , penetran en ella, estendiéndose especialmente hacia la costa, los ramales de la segunda línea del Pirineo, con el nombre de Pirineos centrales ó cantábricos, y también con

Orientales, aparecen sin embargo algunas de sus crestas cubiertas de eternos hielos y nieves perpetuas; generalmente se las ve pobladas de argonia ó aliagas, robles y otros árboles y arbustos, de yerbas medicinales y abundantes pastos.  A las inmediaciones de Reinosa , en el punto en que el caudaloso Ebro tiene su nacimiento, se levanta otra cordillera  No menos áspera y elevada que la anterior, con el nombre de montes de Reinosa , también cubierta de árboles, yerbas y pastos : se ramifica casi paralela con la anterior de SE.  á S. SO., llenando de cerros y colinas todo el terreno de esta segunda linea y dejando entre sí estrechos valles, reducidos á las cañadas ó conchas que describen las corrientes de los ríos.

Esta misma cordillera, prolongándose hacia el S .  , SE.  Y E. con el nombre de montes de Oca ó de Rurgos, cruza en todas direcciones esta provincia, formando con sus ramales orientales la márg.  Der.  De la conca ó canal por donde corre el Ebro , y una contramuralla, á la que describen los montes que limitan por este lado la provincia  De Álava y constituyen la orilla izquierda  Del espresado canal: toda esta cordillera  Aparece poblada de arbolado, particularmente en el partido  De Rureba , y hay escelentes pastos para toda clase de ganados, sobre todo en las montañas de Arandillo.

Los mismos montes Iduvedos, origen ó principio del sistema de montañas ibéricas, corriéndose desde el N. hacia E. y O., forman la estensa llanura que en casi su mayor parte abraza laprovincia  De Logroño; se prolongan por el S. con los nombres de sierra de Neila, de la Cebollera , donde se halla el famoso puerto de Piqueras y sierra de Cameros, que cierra la mencionada llanura por esla parte, llenándola de escabrosidades.

La última cordillera  De que acabamos de hablar, penetrando por el N. en dirección S .  , y ramificándose hacia elE.  Y O. con los nombres de Cameros, ya espresado, de Oncala, de.  Alba, de Enciso, de Alcarama, de Peñalisca y otros, poblados todos de multitud de árboles, plantas y yerbas ; y el elevado y estenso Moncayo , que prolongándose por el NE., va á reunirse al anterior , formando con sus declives por el centro las sierras del Almuerzo, y por el O. las de Muedo; hacen la provincia  De Soria la mas áspera, árida y fria de España.

De todas estas sierras brotan multitud de fuentes , entre ellas no pocas salinosas , minerales y termales; considerable número de arroyos y rios mas ó menos caudalosos, que van á desaguar al Occéano, si descienden de las vertientes occidentales , y al Mediterráneo, si bajan de las orientóles : los principales

r. que fertilizan la provincia  De Guipúzcoa, son el Deva, el Urola, e!  Oria, mas caudaloso que los anteriores, el Urumea, el LezoúOyarzun, y el Vidasoa, que viene de Navarra y parte términos con Francia.  Bañad la provincia  De Álava el Nervion , Isoria, Oquendo , Llanteno, Zaya, Bayas, Sta.  Engracia, Ayuda, Ega, Saundia y el Zadorra, fecundos todos en varias clases de peces de rico gusto, y en aves acuáticas.  El primero de estos es uno de los principales que cruza la provincia  De Vizcaya para desaguar en el Occéano , formando la ria de Bilbao; también fertilizan esta provincia  El Cadagua y otros 3 menores , á saber: el Mundaca , el Lequeitio y Ondarroa , que nacen en la sierra de Bizcarn y Oiz, y desembocan en el mismo mar por los pueblos de que toman sus nombres.  Corren casi paralelos de S. á N .  , fertilizando toda la provincia  De Santander, los r. Ason y Carabion que forman la ria de Santoña; el Miera que desemboca en la bahiade Santander, el Paz, Besaya, Saja, Escudo, Nauza y Deva , que desaguan en el Occéano cantábrico.

Al SE.  De la misma prov,, en la conca que en el term.

De Fontibre describen las montañas de Reinosa, nace el caudaloso Ebro , que en dirección NO.  SE, va á desaguar en el Mediterráneo : en su curso baña la provincia  De Rurgos por la parte sept., asi como el Duero la fertiliza de E. á O. por la meridional.

A una ú otra de estas dos grandes concas derraman todos los r. y arroyos que riegan la provincia  De Rurgos, entre los cuales son los mas notables el Pisuerga que la separa de la provincia  De Palencia; el Arlanzon, que nace en la sierra de Pineda y lámelos muros déla cap.; el Arlanza, que tiene su origen cerca de Rarbadillo, y se une al anterior en la venta del Moral, y el Tirón , que por Relorado se introduce en la Rioja.  También recórrela provincia  De Logroño de NO.  á SE.  El r. Ebro, al cual van á desaguar los demás r. que la fertilizan, denominados Tirón , que poco ha digimos viene de Rurgos; el Oja, que se une al anterior cerca deAnguciana; el Najerdla, que baja de la sierra de la Cebollera, y el Leza, Cidacos y Al

Hama, que tienen sus nacimientos en la provincia  De Soria.  El principal de los r. que bañan esta provincia  Es el Duero , uno de los mas caudalosos de España: tiene su origen en las vertientes meridionales del pico de Urbicn en dos lagunas, de las que la una lleva el nombre del Pico, y la otra se llama Laguna Negra; llega á Soria en la dirección NO.  SE.  Basta la cap., dirección contraria á la que sigue después de recibir en su álveo los afluentes que bajan de las faldas occidentales del Moncayo.  Los demás r. de esta provincia  Son afluentes de tercero y de cuarto orden, escepto el Jalón que nace al SE.  De la misma al pie del cerro en que se halla situado  El pueblo de Esteras del Ducado.  Los mas conocidos entre ellos, se denominan Quedes, que nace al E. de la sierra del Madero; Usares, que tiene su origen junto al 1.  Del Muro de Ambas-Aguas; Manubles, Araviana, Débanos, Añamaza, Rinaragra , Cidacos, que nace en el cerro de la Gargantilla , Valoria , Ventosa , e San Pedro ó Linares, el Alhama y el Rituerto.

A pesar de la aspereza del terreno cruzan por el terr.  De lal aud.  Caminos cómodos y espaciosos para todos los puntos del reino; los de las provincias Vascongadas son de los mas hermosos, y en sus orillas se encuentran con frecuencia posadas y ventas , donde los transeúntes hallan todas las comodidades apetecibles.  También son buenos en la provincia  De Santander el que sale de la cap.  Para Rurgos, y el que desde el mismo punto conduce á Rilbao ; la carretera general ó camino de calzada que desde Madrid va á Francia, cruza casi toda la provincia

De Rurgos, y desde esta cap.  Salen otros caminos no menos cómodos y alegres para Logroño , Palencia y Valladolid.  Merecen mencionarse los caminos que desde Logroño conducen á Pamplona , á Alfaro y á Soria; si se esceptúa este que se prolonga hasta Madrid, y el camino ant.  De Castilla á Navarra y Aragón, los demás de la provincia  De Soria son de herradura , ásperos , penosos y se hallan en mal estado.  No obstante las crecidas cantidades empleadas en hacer mas agradables estos medios de comunicación, no ha podido huirse de haber de atravesar terrenos que serán peligrosos para los viageros, siempre que se descuide la vigilancia.

La descripción que precede sobre el sistema de montañas que recorren todo el terr.  De la aud., dan á conocer bien, que el terreno cultivable debe tle ser de poca miga y de escasos productos; sin embargo, el esmerado cultivo que en algunas de las provincia  Usan sus hab., fuerzan á la naturaleza á rendir prod.

Que de ningún modo debieran esperarse : los guipuzcoanos no solo siembran en los valles y tierras llanas, sino en los huecos de los peñascos y en las cuestas eminentes , que por ser casi perpendiculares, es necesario para cultivarlas, atarse con cuerdas á algún árbol.  Las tierras siempre están ocupadas con trigo, maiz , nabo , lino, alholva y alfalfa, empleándose para el abono de los campos , ademas del estiércol, la cal, la arena del mar, la broza que este arroja en ciertas ocasiones á las orillas, y la marga, muy común en la provincia  Y de diferentes calidades, ya gredosa ya arenisca.  Aunque la principal cosecha es la del trigo y maíz, también se coge cebada , arbejas, habas y otras legumbres, muchas frutas, con especialidad manzana y hortaliza ; en algunos puntos de la costa hay viñas , que aunque se cultivan con esmero, dejenera la uva, de la cual se hace el vino que llaman chacolí blanco y tinto.  El esmero con que los guipuzcoanos procuran utilizar el terreno, hace que, aprovechándose de la abundancia de montañas, se dediquen á la plantación de árboles.  No faltan en los montes y tierras llanas de Guipúzcoa aves y animales de caza, corzos, venados y osos, y en los meses de marzo y octubre la pasa de todas especies de pajares y palomas es muy considerable, v mu y abundantes las aves carnívoras, sobre todo las gaviotas en los puertos de mar. La cria de ganados es poco numerosa, sus especies , vacuno, lanar , cabrio y de cerda.  El reino mineral produce hierro de calidad muy superior, y en la cantidad que se quisiera, si hubiese todas las proporciones de brazos, leña, ferrerias y presas, siendo tan dulce el metal de aquellos minerales, que es muy á propósito para toda clase de armas ; al describir sus montañas hablamos de las canteras de mármol y otras piedras.  Apesar de ser tan montuoso como el de Guipúzcoa el terr.  De Álava, sus tierras son mas fecundas , señaladamente en las llanadas dichas de Álava y de la Rioja Alavesa , y en algunas otras hermandades; responden á la ind., aplicación y laboriosidad de los naturales que logran abundantes cosechas de frutos de primera necesidad, principalmente de trigo, cebada, maiz, avena, mijo, centeno, haba,

Arbeja negra, blanca y cuadrada, garbanzo, al bol va, lenteja, judia , lino y cáñamo, délos cuales se esportan innumerables ían.  á otras partes, especialmente á la provincia  De Guipúzcoa.

Son también muy abundantes y se cultivan con esmero los árboles fructíferos , como perales , manzanos , melocotones, olivos, albérchigos, guindos, zerezos, nogales , castaños, higueras, nísperos y almendros; ni deja de producir el terreno el precioso fruto de la uva, siendo generalmente bastante copiosa la cosecha del vino chacolí, y mucho mas la del clarete; son copiosísimas las salinas , minas de hierro y canteras de diferentes piedras: la cria de ganados cs mas abundante que en laprovincia  De Guipúzcoa.

El terreno de Vizcaya, como ya dijimos, es sumamente quebrado, y el suelo por lo general está sobre cantera y aun en muchos parajes tiene por base minas de hierro ; las tierras son por lo común arcillosas , y hasta las piedras se descomponen y resuelven á muy poco, en tierras de este género , y si bien los naturales hacen desde ant.  Uso frecuente de las calizas para beneficiar los campos, parece que se convierte en su propia sustancia arcillosa, la materia calcárea que seles mezcla; de suerte, que á no ser por el trabajosísimo y estraordinario cultivo que se les da, solo produjeran bosque, maleza y herbazales.

A costa de tan ímprobo trabajo consiguen los vizcaínos tener granos, aunque no todos los que necesitan para su consumo, muchas y muy buenas legumbres y hortalizas, nabos como los de Galicia para el ganado vacuno , y otros mas finos para el sustento humano, bastantes uvas, entre estas algunos moscateles, tan sabrosos como los mejores; en las cañadas y hondonadas de los montes y en los valles, abundan los castaños injertos; los manzanos parece estar alli en su tierra nativa , pues aun en el campo y sin cultivo, se hacen árboles hermosos ; los cerezos crecen como olmos, y son delicadísimas las pavías : hay peras de cuatro especies, brevas , higos , dos especies de grosella en razimos, y nueces : en los montes y algunos ribazos se hallan bastantes fresas, pero las cultivadas en Bilbao son las mas escelentes : tiene tanto ganado y de las mismas especies que las otras Provincias Vascongadas; la caza es abundante; hay pocos lobos, menos osos, pero se encuentran con frecuencia garduñas y raposas ; es rica en minerales de hierro , en aguas termales y medicinales y en canteras de diferentes especies.

Los estrechos valles que en sus declinaciones forman las ásperas cordillera  Que recorren toda la provincia  De Santander, se componen de tierras arcillosas y areniscas que apenas darían prod.

Alguno, sin la constante laboriosidad de los hab., y los estiércoles con que los benefician ; hay sin embargo, á la bajada del que llaman Puerto, en las montañas de Reinosa al Ñ.  Y

O. , valles fértiles y amenos que se prolongan hasta el mar, dist.  7 ú 8 l e g .  , en los que se cogen naranjas y limones ; los prod.  Comunes de la provincia  Son algún trigo, poco lino, patatas, judias, castañas, manzanas , nueces , verduras, pocas pero buenas frutas 3r mucha uva , con la que se fabrica chacolí de muy buena calidad; es bastante numerosa la cria de ganado, especialmente del vacuno; también abunda la caza de perdices, codornices, tórtolas, aves de rapiña, sordas, patos y otras acuáticas, y la caza mayor de jabalíes, lobos, zorros , gatos monteses, garduñas y otros; en sus montes se encuentran muchas minas de hierro de escelente calidad, una de alcohol, otra de carbón mineral y canteras de diferentes clases de piedra.

Mas frecuentes y espaciosos son los valles que en sus prolongaciones dejan las montañas que cruzan el terr.  De la provincia

De Burgos, y las tierras que en ellos se encuentran , favorecidas por la humedad natural y los riegos de muchos riach.  Que las bañan, los hacen fértilísimos en granos, muy á propósito para criar cáñamo, lino y otras prod.  Y para prados: sus cosechas consisten en trigo, cebada , centeno, avena, maíz, lenteja, habas, arbejas, garbanzos, judias, lino , cáñamo, yeros, vino, yerba y frutas; es mas crecida que ninguna otra de las provincia  De que acabamos de hablar, la cría de ganado vacuno , caballar, mular, de cerda, lanar y cabrio ; también se crian muchas colmenas , y pudiera hacerse notable cosecha de miel y cera: abunda en caza, y sus montes en piedrasbastas para edificios y empedrados, otra de clase mas fina que llaman de Onloria, blanca y fácil de labrar, y otra de jaspe de muy buena calidad en la sierra de Atapuerca: son muchas las vetas de yeso y no se duda que si se investigasen las entrañas de la tierra, se encontrarían metales, porque el aspecto de aquellos los ofrece á los prácticos.

El terreno en la provincia  De Logroño es de lo mas feraz que se conoce , en la parte liana; consiste en canteras de piedra arenisca sobre capas de greda, y la descomposición de aquellas por los agentes atmosféricos, y el deslave de estas por las aguas, forman con su mezcla en los parajes bajos terrenos arcillosos de color amarillento claro: las tierras altas ó son areniscas, ó de un cascajo calizo , descomposición de las rocas calizas blancas agrietadas de que está formada la cordillera  Y está guarnecida en su cumbre de altas hayas , y en las laderas y faldas de eneinas y bojes.  La cordillera  Del mediodía la constituyen en su mayor parte tierras areniscas, escepto en las rocas escarpadas de Somosierra: sus prod.  Consisten en general en trigo, centeno, camuña, cebada, habas, yeros, arbejas, judias y otras clases de legumbres, vino , poco pero esquisito aceite , toda especie de fruta menos naranjas y limones , algo de seda, lino, cáñamo, patatas, variadas hortalizas , miel, cera, y en algunos puntos castaños y algarrobos; cria ganado lanar fino y común , cabrio, de cerda , vacuno y caballar; la caza es abundante asi como la pesca en los r.; en las sierras de la Demanda y en la de Cameros se encuentran minas de sulfato de sosa , especialmente en las inmediaciones de Sto.  Domingo, en donde hay inmensos yesares, sosa subearbonatada , magnesia , sal común y cristalizaciones calcáreas y silíceas, entre estas el cristal de roca , algunas vetas de oro y plata, pero poco abundantes; en el término  De Anguiano , las Cuevas y Torrecilla de Cameros, minas de cinabrio sumamente escasas; en Jubera de Robles, Torrecilla,Torre de Cameros, Aguilar y Ezcaray, alcohol ó galena, lapiz-plomo, una veta de antimonio, hierro de buena calidad, una mina de estaño en Robles, y en Préjano y Arnedillo de carbón de piedra; son muy comunes en el pais la pizarra arcillosa de diferentes colores , las canteras de piedra arenisca blanca, buena para edificar; azul con listas blancas, especial por su permanencia y vista, y el mármol ; hay escelentes aguas minerales en Általos, Agoncillo, Foncea, Grábalos, Mantilla y Torrecilla de Cameros; las termales de Arnedillo tienen mucha celebridad.

El terreno mas miserable y de tierras menos fértiles de todo el terr.  De la aud., es el de la provincia  De Soria; en ella no se conoce la división en primera, segunda y tercera clase; es cierto que en algunos valles se dan bien las frutas y que producen cereales de escelente calidad; pero estos son muy pocos, y las cosechas tan escasas, que no bastan ni con mucho para el consumo; la frialdad de la atmósfera impide el cultivo de la vid y del olivo, de manera, que bien puede decirse que la producción principal de este pais son las maderas y los ricos y abundantes pastos que por todo él se encuentran: de aqui que la cria de ganados, especialmente de lanar fino, sea de las mas numerosas, á pesar de las pérdidas inmensas que sufrió esta grangeria durante la última guerra civil.  Sus dilatados bosques fomentan la caza mayor y menor y la cria de animales dañinos; la minería en la parte del Moncayo es tan escasa, que se reduce á algunas pocas minas de hierro hacia la parte de Veraton, casi abandonadas en el dia por falta de leñas; en las montañas de Cameros, de Oncala, Alba y sus prolongaciones, se cree existan algunas vetas de azufre, cobre, plomo y estaño; pero hasta el dia no se han hecho alli catas de ningún género; lo que abunda en todas estas cordillera  Son las canteras de piedra mármol y jaspes de diferente género.

No es la agricultura la única ocupación del mayor número de esta provincia; por el contrario, la natural aspereza del terreno , la poca fertilidad de las tierras, y por consiguiente lo insuficiente de las cosechas para cubrir el consumo y proporcionar recursos con que adquirirse muchos de los art.  De primera necesidad, les han obligado á apelar á la ind.  La principal de los guipuzcoanos y vizcaínos consiste en las ferrerias, en las que se trabaja el dúctil hierro que sus minas producen, en mil formas diferentes, como cerrageria, claveteria, herrag e , armas blancas y de fuego, picos, palas, azadas y otros varios instrumentos necesarios para la agricultura, las bebas artes y las mecánicas, alambre, ollas, marmitas y demás vasijas de fierro batido, estañadas por dentro con mucha curiosidad, calderas, sartenes ect.; fáb.  De anclas, de remos, cordelería, maromas, jarcia y velamen.  La fabricación de pañuelos y lienzos pintados se halla en decadencia; lo mismo sucede con las margas que sirven para mantas de caballerías, costales de carbón y otros usos: las mugeres guipuzcoanas son igualmente aplicadas é industriosas que los varones; después de ayudar á estos en las faenas del campo, se dedican en

Sus casas á hilar lino y tejer lienzo de la clase que llaman beatilla , que se asemeja á la gasa; también hacen otros lienzos, calcetas y gorros que se estraen con mucha estimación para la América.  La pesca y la navegación son otros ramos de ind.  Que proporcionan crecidas utilidades á los guipuzcoanos; el primero se halla floreciente por la abundancia de pesca de todas clases que se cria en el mar y en los r.; el segundo se halla mas en decadencia; sin embargo le conservan todavia importante la proporción que ofrecen los pueblos de su costa para astilleros y la mucha abundancia de maderas de sus montes , á propósito para todo género de embarcaciones.

Es prodigioso el número de artesanos que incesantemente se emplean en laprovincia  De Álava, en los tejidos de lencería y mantelería también la loza ocupa bastantes brazos; y las lab.

De teja, ladrillo, adobes, de cucharas, tenedores, molinillos y husos en las v. de Lagran y Santa Cruz de Campezu : las íáb.  De sal son copiosísimas y pasan de 18 las ferrerías mayores.

Las terrerías, los molinos harineros, las fáb.  De harina de nueva maquinaria, las de licores de Santander, la de sombreros, la de escabeche, la de surtido de cueros y la de salazón de sardina, nuevamente introducida, con la pesca y la navegación, forman Ja ind.  De la provincia  De Santander.

La fabril cuenta con pocos elementos en la provincia  De Burgos; algunas fáb.  De curtidos, 6 de sombreros, 3 de peines de asta, 5 fáb.  De mantas, una de mantas de colores para las caballer’as y coleta;, una de papel, otra de continuo, 33 jalmerías y 12 fku.  De licores, con telares de lienzos caseros en casi todos los pueblos de la provincia, constituyen el ramo de fabricación.

Los tejidos de lanas forman el principal ramo de ind.  De la provincia  De Logroño ; los paños finos de Ezcaray adquieren cada dia mayor opinión, y son muchos los telares que existen en toda la provincia  De paños entrefinos, ordinarios y bastos, de bayetas y sayales, en todos los que se ocupan por lo menos 3,000 operarios, construyéndose anualmente mas de 10,285 piezas de paños y bayetas de todas calidades y 240 de sayal; también se fabrican lonas y lienzos de lino y cáñamo en cantidad de 3,896 piezas; hay en muchos pueblos fáb.  De curtidos, de salitre, de aguardiente y licores, de alfarería, de loza lina en llaro, de vidriado en Navarrete, de papel en Torrecilla , y de pasamanería y ebanistería en diferentes puntos.

La ind.  En laprovincia  De Soria se halla reducida á muchos molinos harineros, telares de lienzos ordinarios en muchos pueblos y de paños burdos, una fáb.  De campanas de todos tamaños en la cap., un martinete en Voz-mediano y algunas fáb.  De curtidos.

Casi la misma graduación se observa respecto al comercio entre las provincia  Que comprende el terr.  De la aud.; en las Vascongadas y Santander se hallan en el mayor auge, tanto el marít.  De cabotagé, con la América y elestrangero, como el interior; el de la provincia  De Burgos, el de Logroño y Soria consiste en el tráfico de frutos , los artefactos de sus respectivas ind.  Y la ganadería.

La beneficencia cuenta con establecimientos bien montados en las capitales de las 7 provincia; no sucede lo mismo con los muchos de igual clase que existen en los pueblos subalternos, que, ó bien han perdido las rent.  De su fundación, ó bien en virtud de las guerras y otras vicisitudes públicas, ó por la mala administración , han venido á quedar aquellas reducidas á cantidades insuficientes para prestar oportunos auxilios á la humanidad doliente, y al huérfano desamparado.

También la instrucción pública cuenta con muchos y muy buenosestablecimientosenlascap.de las 7 provincia, destinados principalmente á la segunda enseñanza, á las artes y á la náutica.  Pocos terr.  Pueden presentar en mejor estado la enseñanza primaria ; cierto es que todavia no se halla en el estado de desarrollo que conviniera, y es de apetecer; pero todas las mencionadas provincia, si se esceptúa la de Burgos, tienen por lo menos una escuela por ayuntamiento  Muy bien concurridas : esta última no ha seguido el benéfico impulso que en las demás se advierte, con notable perjuicio de la misma; apenas un tercio de sus ayuntamiento  Poseen escuela, y la concurrencia á estas no es tan numerosa como en las otras.  Las con secuencias de este descuido no podremos patentizarlas por el estado comparativo de la criminalidad entre las 7 provincia; accidentes difíciles de analizar yxausas cstraordinarias, y aun si SG quiere, las variaciones atmosféricas, de que hace poco hemos hablado, han contribuido sin duda á que la provincia  De Logroño resulte con mayor número de acusados, sin embargo.

XOS.  M9 de se huella en que mayor desarrollo se ha observado en la instrucción pública, de algunos años á esta parte: mas prescindiendo de este hecho, consecuencia indudable de otras concausas, que no es bastante á destruir la instrucción pública, se verá en los estados y reflexiones á los mismos, de que después hemos de ocuparnos, que la provincia  De Burgos resulta mas criminal que las 5 restantes , á pesar de no poder reconocerse en ella otra causa eficiente de tal resultado, que el descuido en la enseñanza.

No obstante las pequeñas diferencias atmosféricas que en la mayor parte de las 7 provincia  Se advierte, de su proximidad respectiva, de la naturaleza casi igual del terreno de la semejanza en sus producciones y calidad de sus aguas, hay notables alteraciones en su carácter, usos y costumbres, sin contar con la diversidad de lenguaje y legislación de las Vascongadas.

Aun entre estas, que puede creerse formaron siempre un mismo pueblo, se ven diferencias que hacen distinguir los hab.  De una, de los de las otras dos provincia  Los guipuzcoanos por efecto de la pureza de los aires que disfrutan, se crian sanos, robustos y prolongan su vida á edades muy avanzadas; sonde bellos rostros y de gentil disposición, afables, corteses y humanos, amigos de honrar y complacer á todos y particularmente á los forasteros, á quienes obsequian con la mayor generosidad ; son duros é inflexibles con los enemigos.

Descosos de conservar su antigua nobleza, se gobiernan por principios de honor y providad, aborrecen tanto los delitos, públicosy respetan de tal modo la justicia, que rara vez ocurre causa para castigo estraordinario: aficionados naturalmente al trabajo, son tan buenos comerciantes como agricultores, y pasan por los primeros marinos de España.  Las mugeres son también de bello rostro y vivos colores, graves, honestas, aseadas y varoniles.  Es admirable el espíritu de religión y piedad que sc observa en los guipuzcoanos, debiéndose atribuir en gran parte á que, durante los divinos oficios, no se permiten juegos públicos, siendo las justicias las que primero autorizan con su presencia la misa mayor y vísperas de los dias festivos; si hay alguna rogativa pública, debe asistir á ella una persona de cada casa, y mientras dura se cierran todas las tiendas.  Entre las diversiones que mas les dominan, se’cuenta el juego de la pelota; también son muy aficionados á las corridas de novillos; los domingos y dias festivos se juntan en la plaza pública los hombres y mugeres á bailar al son del tamboril y silvo ; los bailes son graves y magestuosos, especialmente cuando principian los hombres solos, ejecutando muchas ceremonias y cortesías hasta que les presentan las mugeres, que entonces empiezan á bailar los zorcicos.  El trage de las gentes del campo es modesto y aseado, tanto en los hombres como en las mugeres; de su habla y legislación especial, asi por lo relativo á esta provincia  Como á las de Álava y Vizcaya, deben verse los respectivos art.

Históricos; únicamente deberemos advertir, que si bien su legislación municipal puede influir, ó de hecho influye, en su carácter y costumbres, en lo relativo al derecho civil y criminal se observa y ha observado siempre la legislación general del reino.

Los alaveses son robustos y sanos, á pesar del temperamento frió y húmedo que disfrutan; son grandes sufridores de trabajo , constantes en lo que una vez aprendieron, tenaces en ílevar adelante sus intentos, corteses, afables y de agradable trato, y gustan de diversiones públicas para desahogarse é interrumpir los trabajos penosos de la agricultura, que forman su principal ocupación ; por lo regular en los dias festivos pasan las tardes jugando á bolos y naipes, ó bailando al son del pandero, ó á veces del tamboril; en sus casamientos y entierros observan ceremonias particulares; los trages en los hombres son muy parecidos á los que se usan en Guipúzcoa , y el de las mugeres semejante al de las payesas; las solteras y las casadas se diferencian por medio de una toca ó pañuelo que las primeras llevan ceñido á la cabeza, y las segundas al cuello.

Los vizcaínos son honrados, esforzados, alegres v corteses sin bajeza; no les falta docilidad cuando se les trata bien, pero llevados por mal son duros é inflexibles; las mujeres son en estremo robustas y ayudan á los hombres en los trabajos mas ásperos; en Bilbao ellas solas hacen la carga y descarga de las mercadurías.

Puras y sencillas son las costumbres de los hab.  De la prov de Santander, inclinándose ya mas al carácter de los vascon

Gailos, ya al de los castellanos y asturianos con cuyas pro viñetas confinan y de las que en otro tiempo formó parte su territorio.

Los burgaleses son como, lodos los castellanos viejos, taci turnos, serios, reservados, valientes, muy reflexivos, lentos en obrar, de costumbres sencillas, ingenuos sin artificio, cor teses con nobleza y sin afectación; viven casi aislados y se co munican pocojentre sí, y mucho menos con los estrangeros: sus diversiones participan de su carácter, son poco variadas y sujetas siempre á una etiqueta monótona y fastidiosa.

El carácter y costumbres presenta resultados diversos en la provincia  De Logroño, según el lerr.  En que moran sus hab.: los de la ribera del Ebro dueños de un terreno fértil, son menos labo l i o s o s que los de las sierras, cuyo suelo ingrato necesita de mayores esfuerzos para producir, y lo mismo varían en Ja bondad de sus, costumbres.  Los primeros, colocados ventajosamente para ei comercio eon las provincia  Privilegiadas, encon traron fácilmente en el ejercicio del contrabando ganancias que no podian lograr con ningún esfuerzo en el cultivo de los cata pos ó de las artes, mientras que los fáciles productos de la tierra Jes proporcionan abundancia de alimentos regalados y de bebidas espirituosas, que con aquellas ganancias Jos irnpu san á la molicie; siendo por lo tanto mucho mas viciosos que Jos serranos que, se ven obligados á suplir aquella falta con el producto de sus honrados y constantes afanes, estableciendo ind.  Ventajosas, fundando escuelas y fomentando las buenas costumbres, propias de poblaciones activas y laboriosas.  Si Ja gente del pueblo no ha perdido el pundonor castellano, incompatible con el asesinato y la infamia, la necesidad de mantenerse con sus familias, la concurroiiciaescesivaá la taberna y al juego déla pelota, y la holgazanería de muchos individuos jóvenes y robustos que se mantienen del ejercicio del contrabando, cambia la índole de la juventud, por desgracia bastante abandonada.

Los hab.  De la provincia  De Soria son por lo común afables sobrios en el comer y beber, sufridos en los trabajos, y de ingenio despejado, pero desidiososen adelantar sus conveniencias, cou el ejercicio que tienen, que en general es el de la labor.

Se acomodan á vivir con las producciones escasas del pais, sin envidiar ni buscar en las de otros las que su terreno les niega.

En medio de lodo es menester confesar que la falta de apli cacion que se nota eu los hombres, no se advierte en las mujeres ; antes por el contrarío son muy dignas de elogio por su laboriosidad: cuidan casi esclusivamente de la labranza de las tierras, de la corta de pinos, de la guarda y custodia de Jos ganados, aprovechando los ratos ociosos en echar sayales y gergas para vestirse; y de esta manera, si bien contribuyen poderosamenle á adquirir medios de subsistencia, para evitar la miseria de los pueblos poco laboriosos , hacen acaso que sus maridos persistan en su caracíer, y que no intenten separarse de la senda que les dejaron trazada sus mayores.

El cuadro topográfico político, civil y moral que precede, es el norte que conduce mas que otro alguno á conocer la mayor ó menor moralidad de los pueblos, las causas de la criminalidad y los medios de neutralizar los perniciosos efectos que varias de ellas puedan producir : cieño es que dentro de estas mismas concausas, se encuentran algunas escepeiones, como demostramos en la provincia  De Logroño.  No es frecuente, pero sucede a las veces que un pais religioso donde la educación pública se halle en buen estado, que un pais laborioso , rico y que viva bajo un temperamento dulce y agradable, aparezca mas criminal que otro que no disfrute estas ventajas ; pero este resultado debe creerse siempre una escepcion, y no vacilamos en asegurar que consiste en causas estraorduiarins y transitorias , y que con el tiempo el pais mas rico, mas industrial y comercial, de clima mas agradable, mas religioso y donde la instrucción pública tenga mayor desarrollo , presentará menos criminales , menos ferocidad en los atentados y menor gravedad en los delitos.  Los estados que presentamos á continuación con los números 1, 2, 3 y 4 , confirman nuestra proposición, apesar de la larga guerra civil que precedió, de la agitación de los ánimos en que continuaron los partidos después de la terminación de aquella, y de los STCOSOS políticos que tuvieron lugar en la época á que se refieren, como pasamos á demostrarlo con el examen de los mismos.

Comprende el estado número 1.»  Todo lo relativo al personal, esto es, el número de acusados , el de absueltos, penados presentes y contumaces, el de reincidentes en el mismo delito y en otro diferente , las edades de los acusados, sexo, estado, instrucción y profesión con el correspondiente cuadro de proporciones.  La población  Total del terr.  De la aud., tomada de los mismos antecedentes de que en su estadística criminal se sirvió el señor ministro de Gracia y Justicia , asciende a 94>&,5¿3 almas  Y el número de acusados en la 7 provincia

á 3,549, viniendo á resultar bailarse los acusados respecto á la población  Como 0’004 á 1, ó lo que es lo mismo, un acusado por 268’296 bab.  Si partiendo de esle principio, procedemos al examen de la provincia  Que con mayor número ha contribuidoal espresado total de acusados , hallamos ser la de Logroño, que pie sen ta O’OOG de acusados por hab.; ni la naturaleza del terreno, ni su clima , ni el estado de la agricultura , el comercio y la industria, ni la instrucción del pais, mas desarrollada aqui que en otra alguna de las 7 prov, debieran hacer esperar este resultado; [tero todas estas concausas que sin género alguno de duda contribuyen poderosamente á la moralidad del pueblo, resultan ineficaces en esla provincia  Por la escesiva inclinación de parte de sus hab.  Al juego, á la vagancia y holgazanería que He va consigo la inclinación al contrabando.  Nunci pueden ser responsables los riojanos de esta propensión; causas agenas de ellos las produgeron, á saber: su situación topográfica en los confines de unas provincia  Que con su legislación especial, disfrutaban al propio tiempo del privilegio de la libre introducción de muchos artículos que fuera de su terr.  Resultaban ser de comiso para el resto de la nación.

Conocida la causa , que no iludamos en calificar de única, del escesivo número de acusados en la provincia  De Logroño, fácil es proveer llegaran á desaparecer sus efectos ; gran paso se (lió en este camino con el generoso y patriótico allanamiento que los navarros hicieron á renunciar sus fueros sometiéndose á la legislación general déla nación, y con la traslación de las aduanas, á las costas y fronteras en las Vascongadas; corto es el tiempo transcurrido desde que este feliz suceso tuvo lugar para que sus benéficos resultados pudieran conocerse en la época á (pie las noticias estadísticas se refieren, pero es mas que indudable se dejara ya sentir en los nuevos dalos que el Gobierno publique en este año ó en el próximo venidero; mas aun, si esle y las autoridades de la provincia, por los medios (pie tienen á su disposición, procuran minorar la funesta pasión que á los riojanos domina por el juego, especialmente por el de la pelóla , esla* provincia llegará á ser una de las menos criminales de España , atendidos los demás accidentes físico-político-morales que en ella concurren.

Sigue á la provincia  De Logroño en la escala de la criminalidad la de Burgos , en la cual la proporción entre los acusados y la población  Es de 0’005 á 1 ; bien conocidas son las causas que la motivan : la provincia  De burgos sembrada de cerros ofrece poco terreno útil para el cultivo , atendida su estension , ni la calidad de sus tierras se presta generalmente á otras prod.  (pie á los cereales y yerbas de pasto , lo que la hace pobre en agricultura , por mas que de Ja primera clase resulten sobran les para estraer á diferentes puntos: también contribuye á esle resultado agrícola la escesiva rigidez atmosférica, que influye al propio tiempo do un modo poco conveniente en el temperamento de los hab.; si á esto se agrega el casi ningún comercio que posee , la nulidad de su ind., el descuido que se advierte en la instrucción pública, á causa de la misma pobreza del pais , y la proporción que tiene para el contrabando, nadie estrañará el resultado (pie dejamos indicado y que no basta á destruirla proverbial honradez castellana, iguales causas y aun si se quiere elevadas á mayor escala , pues su terr.es mas pobre que el de la provincia  De Burgos, colocan ala de Soria en el tercer grado de criminalidad respecto al número de acusados, debiendo la ventaja que lleva á la anterior, indudablemente, á la mayor sencillez de sus costumbres , producto de su situado  Topográfica fuera de las grandes vias de comunicación y al mayor desarrollo de la instrucción pública.  No puede menos de verse con sorpresa la proporción que en las provincia  De Vizcaya y Álava guarda el número de acusados con la población  0’003 á 1.  Cuando se para la consideración en el hermoso clima que ambas provincia

Disfrutan ; en el partido  Que la inteligencia y laboriosidad de los hab.  Ha sabido sacar del cultivo de su escaso terreno ; el desarrollo de su ind.  Fabril; el ventajoso comercio que les proporcionan su estensa costa, su legislación especial y el estado de la instrucción pública, mejor que en muchas de las provincia  De la monarquía se hace inconcebible este resultado.  Nada mas frecuente que oir los encomios quo-por do quiera se hacen de la sencillez y pureza de costumbres de los hab.  De estas provincia: menester es, pues , atribuir aquella proporción á la maléfica influencia de la guerra civil que debió relajar algún tanto sus costumbres , concitarlos odios y fomentar las venganzas.  Nos fijamos en esta idea á pesar de la frecuencia con que hemos oido que terminada la guerra civil habia sustituido la mayor fraternidad al encarnizamiento con «pie antes se combatieran los individuos de un mismo pueblo , de una misma familia, porque no podemos admitir la causal que espone la aud.  En la memoria dirigida al Gobierno hablando de la provincia  De Vizcaya, á saber : la esterilidad del terreno de Bilbao y la escasez de otros medios de subsistencia.  Convenimos en que el terreno cultivable en la espresada provincia  Es poco y estéril; pero es indudable, como poco ha dejamos sentado, que la inteligencia y activa laboriosidad de los hab.  Obliga á producir á las tierras, si no lo bastante para el consumo, cantidades considerables de diferentes frutos; (pie la ind.  Fabril, la pesca y cl comercio suplen la pobreza del suelo , dando ocupación á un considerable número de brazos; (pie la provincia  Posee establecimientos de beneficencia muy bien administrados , en los que la ancianidad achacosa y el* impúber hallan favorable acogida , proporcionando todas estas causas reunidas el que quizás no se vea un indigente en toda la provincia  Apesar de que la espresada aud.

Afirma que los delitos son menos en número en las provincia  De Alava y Vizcaya que en las restantes del terr.  , observamos que el número de acusados en la de Santander es un tercio menor que en aquellas , comparado con la población  0’002 á 1 : proporción que debe á su situado  Litoral , á sus puertos , comercio é ind., á las virtudes que garantizan su prosperidad y retraen sus ánimos del crimen , á sus costumbres sencillas y al estado de su instrucción, causas mas poderosas que lo montuoso del terreno , y lo escaso y poco estimado de sus prod.  Entre las 7 provincia  Que componen el terr., la que presenta mayor moralidad , si se juzga por el número délos acusados, es la de Guipúzcoa : su proporción es de O’OOÍ á 1.  Aqui se ve comprobado de un modo positivo, cuáles sean los efectos que la topografía de un pais , su clima , su ind., su comercio, la educación y las costumbres ejercen sóbrela criminalidad.  Los guipuzcoanos habitan bajo un cielo hermoso y un clima benigno, en el que ni el calor ni el frió ejercen sus rigores ; educados religiosamente é instruidos con oportunidad por sus padres, huyen de los vicios y temen el crimen, alo que contribuye también su vida activa y laboriosa: sus costumbres sencillas y puras les crean pocas necesidades y en sus diversiones inocentes no pueden mezclarse ni las quimeras, ni la depravación.  Sin la facilidad que su costa les proporciona para el contrabando, la provincia  De Guipúzcoa seria la que contase menor número de acusados y de delitos, no solo entre las provincia  Que componen el lerr.  De la aud., sino entre todas las de la monarquía.

Acerca del favorable resultado que presentad terr.  De Barcelona , ya dijimos en su art.  Cuanto convenir podia, y manifestamos las causas que lo produjeron : también esplicamos en el de Albacete , y corroboramos eu el citado de Barcelona, los motivos que hacían aparecer á aquella aud.  En términos tan desventajosos, apesar de la benignidad del clima en 3 de las 4 provincia  Que lo componen ; apesar de la feracidad del suelo de todas ellas y del brillante estado en que tienen su numerosa grangeria.  Atendidas estas circunstancias topográficas y la riqueza del pais , es menester convenir en que no obstante la diferencia casi imperceptible que se advierte en el número de acusados de ambas provincia, es mas ineseusable el resultado (pie da la de Albacete , que el de la de Burgos ; aquella se compone de 4 provincia  , 3 de las cuales , puede decirse formaban antes un mismo terr.  Murcia, Albacete y Ciudad-Real); aquella , repetimos , disfruta de un clima dulce , templado, donde ni los calores sofocan , ni los frios impresionan fuertemente, si no es en algunos puntos.  La de Rurgos abraza 7 provincia  Divididas por la misma naturaleza con elevadas y ásperas cordillera

Y un r. caudaloso i diferentes en hábitos, costumbres y legislación , casi todas ellas con un clima húmedo y frió en esceso, y todas con escaso terreno cultivable, tierras poco fértiles y de escasos prod.  Nunca es disimulable la criminalidad y menos cuando proviene de causas que pueden neutralizarse ; si se fomentara la morigeración de los hab.  Del terr.  De la aud.  De Rurgos, y en la provincia  De este nombre se procurase dar á la instrucción pública el impulso debido, el número de acusados seria indudablemente menor.

Procediendo al examen de los domas estremos que comprende el estado número 1.», se ve que los acusados de 10 á 20 años con los de 20 á 40 , guardan la proporción de 0’457 á l , y los de la última edad con los de 40 en adelante, la de 2’778 á 1.  Tanto en el art.  De la audiencia de Albacete como en el de Rarcelona, espusimos las causas naturales de este resultado, escusamos repetirlas, porque alli pueden verlas nuestros lectores: los hombres se hallan en relación con las mugeres como 10’339 á 1 .  Llama la atención en esta casilla el escesivo número de mugeres acusadas que se advierte en la provincia

De Vizcaya , y que dan la proporción de 6’8!3 á l que no hallamos en ninguna de las provincia, de cuya estadística criminal nos hemos ocupado hasta el dia, ni creemos encontrar en lo sucesivo.  Sin embargo, debe existir alguna otra causa mas cierta á nosotros desconocida, puesto que en casi todas las provincia  De Castilla y en las mismas Vascongadas, también se ocupan las mugeres en las faenas del campo y otras propias de los hombres; sin que por esto se advierta mas relajación en sus costumbres, ó cuando menos mayor inclinación al crimen , que en otras provincia  Donde no se dedican á aquellas fae ñas.  No puede dudarse que contribuya poderosamente á esto el genero de vida que usan las mugeres en la espresada provincia

Al tratar de las costumbres de los vizcaínos, se dice que estas ayundan á sus maridos en las faenas del campo, y que son las que comunmente se ocupan de la carga y descarga de los efectos de comercio : menester es convenir que este genero de vida ha de amortiguar necesariamente aquel pudor, aquella reserva y encogimiento que naturalmente distingue al bello sexo, haciéndole adquirir muchas de las costumbres de los hombres, y con ellas los vicios que les son propios.  Entre los solteros y ios casados la proporción está de o’786 á 1.  La prov de Álava nos presenta una escepcion en este particular, á sa ber : el número de acusados solteros es en ella mayor que el de casados, circunstancia que no encontramos sino en alguna que otra provincia  Los que ejercen profesión científica ó arte li beral, con los que ejercen artes mecánicas, están como 0’052 á 1; los absueltos con los acusados de 0’16t á 1 ; los penados con los acusados 0’839 á 1; los contumaces con los presentes 0’028 á 1 , y los reincidentes con los penados 0’059 á 1 .  No podemos presentar proporción entre los (pie saben leer y escribir con los que no saben , y de estos eon los «pie saben solo leer, porque en los datos que hemos tenido á la vista no se hace mención sino de, los que saben leer y escribir , cuyo número aparece ser 1846 , esto es , algo mas de la mitad de los acusados.

Indudable es que si en las noticias estadísticas del Gobierno se hubiera hecho constar el número de los acusados que sabian leer, la aud.  De Burgos nos hubiera presentado un cuadro mucho mas halagüeño en lo respectivo á la instrucción pública, que Barcelona y Albacete.

El estado número 2.»  Se ocupa de los delitos de homicidio y de heridas, y de las armas ó instrumentos empleados en su perpetración.  Siguiendo el método que al tratar de esla materia observamos en la aud.  De Barcelona , porque le hallamos mas inteligible , reservaremos el ocuparnos de los homicidios y heridas, para cuando hablemos de los delitos en general, reduciendo nuestras observaciones al presente á los medios de ejecución.  Menos de la mitad de las armas empleadas por los perpetradores fueron de fuego : esto confirma lo que ya tenemos dicho repetidas veces; que la facilidad de ejecutar el golpe, y ocultar el atentado , da generalmente la preferencia á las armas blancas en los homicidios y heridas.  De las 90 armas de fuego , 48 eran de uso lícito y 42 de ilícito , esto es , número casi igual, proporción que no encontramos en ninguna de las oirás dos aud.  No se observa igual propensión á las armas prohibidas en las blancas; del total de 226 que resultan del estado, 154 fueron de las permitidas y 72 de las prohibidas, ó lo que es lo mismo, poco menos del tercio ; sin embargo, el número de armas prohibidas de ambas especies, es mas considerable en las provincia  Que componen el distr.  De la aud.  De Burgos que en las demás, cuyos datos estadísticos de criminalidad hemos recorrido hasta ti dia.  No por esta circunstancia modificaremos nuestro modo de ver respecto á las leyes prohibitivas de uso de armas ; para hacernos cambiar de opinión, menester era se nos justificase que el mayor número de homicidios y de heridas en un lerr., provenia del uso de armas vedadas; y para conseguirlo se hacia indispensable presentaren las casillas relativas á las armas de todas especies empleadas en la perpetración de los delitos, un número mucho mayor de armas prohibidas que de las permitidas.  Entretanto esto no se verifique , lo que por ahora creemos imposible en vista de la misma estadística publicada por el Gobierno; mientras veamos que en la misma provincia  De Albacete , en la que la elaboración de armas blancas de todas clases, forma uno de los principales ramos de su i n d .  , el número de armas prohibidas guarda la proporción con el de las permitidas de o’283 á 1 , sostendremos que las leyes prohibitivas de uso de armas , lejos de producir resultados beneficiosos en la represión de los delitos , los aumenta con notable perjuicio de la sociedad , proporcionándola una infracción mas de las leyes.

Los instrumentos contundentes se hallan en relaciónalos delitos como 0’175 á 1, y la de los otros instrumentos ó medios no espresados también con los delitos de 0’295 á 1, formando estas dos clases un total de 705.  Si esta suma la comparamos con el total que resulta de armas de fuego y blancas, hallaremos la proporción de 2’231 á 1.  Una consecuencia consoladora surge de la comparación que precede, á saber: que en medio de ese escesivo número de acusados, de ese escesivo numero, de delitos de homicidio y de heridas que pesan sobre el terr.  De la aud.  De Burgos, es menor la gravedad en los mismos delitos, menor el encarnizamiento en su ejecución , y menor también la premeditación, que en los terr.  De la aud.  De Barcelona y en la de Albacete, en las que el número de armas aparece mayor que el de los instrumentos contundentes, y de los instrumentos ó medios no espresados.

Trata el estado 3.° del número de acusados, por cada especie de delitos y de las penas impuestas á los declarados culpables , con distinción de los que afectan á las cosas y los que afectan á las personas: seguimos dividiendo asi los delitos, apesar de que un término tan general no deja de tener inconvenientes; porque en nuestro concepto, como ya en otra ocasión dijimos, es el mas claro, y porque salva las dificultades casi insuperables, que presenta cualquiera otra división que quieta abrazarse.  La primera cuestión que el mencionado estado nos presenta, es la mayor ó menor propensión que se observa en el terr.  De la aud.  De Burgos en general á los delitos contra Jas personas ó contra las cosas, comparación que no podemos ha

Eer con las provincia  En particular, por fala de datos.  Si del catálogo que presentamos de delitos contra las personas, se deducen los puramente políticos, y aquellos que solo bajo un concepto muy lato pueden ser considerados como delitos contra las personas, el nñmero de los acusados por los de este género quedará reducido á 1520; á 1456 los acusados por delitos contra las cosas, resultando entre unos y otros la proporción de 1 045- á 1.  De aqui se deduce que la inclinación de los hab.  De esle terr.  á los delitos contra las personas, es menor aun que en la aud.  De Barcelona, donde la proporción está de 1*594 á 1, infinitamente menor que en la de Albacete, donde resulta de 2’713 á 1.  Con placer llamamos la atención de nuestros lectores en el art.  Aud.  De Barcelona, hacia el movimiento descendente que se advertía en los delitos contra las personas, porque lo juzgamos como una prueba de moralización y de sociabilidad: no se estrañará pues (pie nos congratulemos en el dia, al ver un resultado todavia mas favorable en la aud.  De Burgos.  La segunda cuestión es el examen especial de los delitos y de su gravedad , por la proporción de las penas impuestas á los delincuentes.  No hay que lamentar en el terr.  Déla aud.  De Burgos delito alguno por envenenamiento, ó por conato de tan infame crimen : la honradez castellana y la sencillez de costumbres de las Provincias Vascongadas, hacen imposible, ni aun de pensamiento, un delito que masque otro alguno, prueba la relajación de las costumbres y la negra traición de los perpetradores; tampoco ha afligido al pais ningún parricidio, delito horrendo concebible solo en una imaginación delirante, y cruel castigo que el cielo impone á aquellos pa dres desgraciados, que reprensiblemente descuidaron la educación desús hijos aun mas desgraciados.  Dos fueron solo los acusados por conato de suicidio, y ambos resultaron absueltos; lo que prueba, ó que aquellos no tuvieron tan desnaturalizado pensamiento, ó que el conato fué producido por algún delirio pasagero: otros 2 resultan sumariados por desafio, que afortunadamente no debió pasar de conato, ó no debieron resultar de él consecuencias desagradables, pues los’juzgadores les creyeron bastante castigados con la pena de cárcel no considerada como corporal, y por tanto redimible , mientras no esceda de 6 meses.  No puede menos de condolernos el número de acusados por infanticidio (10): es menor en verdad que en la aud.  De Albacete (22), y que también el crimen de aquellos, ó no debió pasar de conato, ó no pudo justificarse; pues que los declarados culpables fueron condenados 3 á presidio correccional, 2 á peninsular, 4 á cárcel y 1 á prisión sufrida, cuando de los 19 que aparecieron delincuentes en la mencionada aud.  De Albacete, á uno se impuso la pena de muerte; á 4 la depresidio correccional; á uno la de peninsular ; á 2 la de África con retención ; á 7 de cárcel, y á 4 de prisión sufrida.  No están crecido el número de acusados por homicidio en el terr.  De la aud.  De Burgos (150), como en el de Barcelona (159); pero si atendemos á la demostración comparativa que los estados de ambas aud.  Presentan, menester es convenir , que aunque la diferencia es muy corta , la propensión á ios delitos de homicidio en la primera, es mayor que en la segunda : cierto es que el número de acusados por homicidio escede en 3 en la aud.  De Barcelona ; pero también lo es que del total de acusados fueron absuellos 5 3 ; 10 los sentenciados á pena de muerte ; 12 á presidio de África con retención ¡ 18 al mismo sin esta circunstancia agravante ; 24 á presidio peninsular; 4 á correccional, y los restantes á otras penas menores, y en la de Burgos fueron solo 23 los absueltos, y de los penados 10 á muerte; 14 á la inmediata; 11 á presidio de África ; 30 á peninsular; 16 á correccional, y los restantes, como en aquella, á otras menores.  Una idea consoladora nos presentan los datos que acabamos de recorrer, á saber : que en medio de ser el terr.  De la aud.  De Burgos mas pobre que el de lade Barcelona , menor su ind.  Y su comercio, tan grande el engrandecimiento con que se dejó sentir la guerra civil, y el encuentro de las opiniones políticas, los delitos de homicidio, con respeto á aquella son menores en número que los delitos contra la cosa.  En efecto, el máximo de los homicidios perpetrados en el terr.  De la aud.  De Burgos, no pasa de 24; 10 plenamente justificados, número igual á los condenados á pena de muerte, y 14 con indicios juris, (pie es el número de individuos á quienes se impuso la inmediata: no creemos puede nadie tener como perpetradores de delitos de homicidio, á los que se creyó suficientemente castigados con la pena de presidio simple á África, de peninsular, de correccional y con otras menores; estos cuando mas pueden calificarse como cómplices en mayor ó menor grado.  Repetimos aqui lo que ya dejamos sentado al hablar de este mismo punto en la aud.  De Barcelona, que es sensible carecer de la noticia de ciertas circunstancias indispensables, para graduar la mayor gravedad de los delitos de una misma especie , único medio capaz de conducir al conocimiento de la mayor ó menor moralidad de los pueblos : nuestras leyes distinguen el asesinato del homicidio simple; pero al asesino y al homicida les aplican la misma nena, sin embargo de no haber criminalista alguno que no reconozca la enorme diferencia que existe entre uno y otro: el asesinato es producto de la premeditación y de la cobardía del perpetrador; el homicidio simple es las mas veces el resultado ele un temperamento irascible, de una provocación, mas ó menos gravé.

El número de los acusados por heridas y contusiones asciende á 8 9 4 , de los cuales resultaron absueltos 119 : apesar de esta rebaja, preciso es confesar que escede mucho la aud.  De Rurgos á la de Rarcelona en esta especie de delitos , meramente en cuanto al número; pues en cuanto á la gravedad, si se toma eu cuenta la proporción entre los defilos y las penas, ó resulta igual ó mas favorecida la aud.  De Rurgos.  Délos 775 penados en esta aud.  Por heridas y contusiones , 2 lo fueron á África con retención; 1 al mismo sin esta circunstancia agravante; 9 á peninsular; 17á correccional; 1 á destierro, y los restantes á cárcel , prisión sufrida , multa y otras menores, de donde se deduce que el máximo de los delitos que esla casilla comprende, corresponden á las contusiones como lo prueba el escesivo número de armas contundentes ó de oíros instrumentos ó medios ignorados del estado número 2.°. En la aud.

De Barcelona el número délos penados por heridas y contusiones fué 157 , entre los que 18 sufrieron la condena á presidio de África; 12 á peninsular; 23 á correcional; 1 lade destierro, y los demasía de cárcel, prisión sufrida, multa, etciudad: resulta pues, que en la aud.  De Barcelona el número de las penas mayores impuestas á los declaradoscómplices, escede en 18 á las de la misma especie en la de Burgos , y en 6 las de presidio correccional, y en consecuencia la proposición que dejamos poco ha sentada, corrobora que si el número de acusados por heridas y contusiones era mayor en esta segunda aud., también apareció menor la gravedad de los mismos delitos, aun sin tomar en cuenta la diferencia proporcional que entre ambas aud.  Resulta respecto al primer estremo.  Nos abstenemos de entrar en comparaciones con los delitos de homicidio, heridas y contusiones con la aud.  De Albacete, porque nos veriamos obligados á repetir lo que ya con este motivo dijimos en el art.  De Barcelona.

Si del examen general que precede pasamos á inquirir en cuál délas 7 provincia  Que constituyen el terr.  De la aud.  De Burgos se observa mayor propensión á los deliios de homicidio y de heridas, hallaremos igual resultado al que nos dio el examen déla criminalidad por la comparación entre los acusados , esto e s , el máximo de delitos de este género en la provincia de Logroño (424’477 á 1) y el mínimo en la de Guipúzcoa (1467’1*8 á l ) .  Aunque no crecido, es mayor el número de acusados por delitos de inmoralidad que en las aud.

De Albacete y de Barcelona, sin embargo de la diferencia del clima, quemas que en ningún otro influye en la perpetración de crímenes de esta especie.

Hemos recorrido ligeramente los delitos que de un modo mas directo ataran á las personas, supliendo por medio de.

La proporción entre ellos y las penas, la absoluta falta de datos para conocer el número de delitos perpetrados y la gravedad relativa de los de una misma especie.  Pasamos ahora á hacer igual pesquisa en los delitos contra las cosas, cuyo uúmero, según dejamos justificado, es escesivamente mayor que el de delitos contra las personas; fenómeno poco común en nuestra nación y que creemos serán muy pocas las aud.  Que lo presenten.  989 acusados por robo, hurto y estafas, resultaron en la época á que se refieren los datos estadísticos que nos ocupan , número escesivamente mayor al que dieron las aud.  De Barcelona (238) y la de Albacete (556); empero el número de robos calificados aparece menor en la aud.  De Burgos (4), que es el de los que fueron penados al presidio de África con retención.  Dedúcese de aqui otra nueva prueba del hecho que viene descollando desde el principio del examen de la estadística criminal de este vasto territorioque si la pobreza del pais, por la esterilidad de!  Terreno, el poco desarrollo de la industria y las ningunas proporciones

Para el comercio en una gran parte del terr.  Y otras causas accidentales , hacen mucho mayor el número de acusados; la religiosidad y sencillez de costumbres de sus hab., producen el que los delitos sean menos graves, y que no vengan acompañados de aquel encarnizamiento que en otros terr.  Se advierte.

También es mayor que en las aud.  De Barcelona y Albacete, el número de acusados por delitos de contrabando.

La causal de este resultado ya la dejamos anotada en las reflexiones que acompañan al estado i.° Los acusados por delito de incendio fueron 48 , número de los que 20 fueron absueltos y por consiguiente quedaron reducidos los penados á 28- Si buscamos en la proporción de las penas el el número de delitos de este género que tuvieron lugar, no hallaremos sino 2, cuando mas, que fueran producto de la deliberación délos perpetradores, y de los que se siguieran perjuicios de alguna consideración , número de los condenadosá presidio de África (1) y ápeninsular (1); los 26 restantes debieran ser ó cómplices de aquellos , ó autores de otros incendios nacidos de descuido mas ó menos criminal.

Nada de estraño tiene que el número de acusados por Tala de montes , sea mayor en la aud.  De Burgos , que en las de Albacete y la de Barcelona , y que en ambas reunidas.

Diferentes veces hemos hecho mención de la pobreza del pais; natural es que los hombres indigentes se dirijan á buscar en los prod.  Que la tierra da graciosamente, el medio de subsistencia que de otro modo quizás no hayan podido agenciarse apesar de las esquisitas diligencias que para conseguirlo mas decorosamente hayan practicado, lis menester ademas no perder de vista la facilidad con que brinda el mismo terreno á infringirlas leyes de bosques , presentándose por todos lados cubierto de espesas é intrincadas arboledas.  El estado número 4.»  Trata de la proporción que guardan las penas con la población, los acusados y penados y de las penas mayores con las menores, único medio según dejamos anotado poco ha á falta de la noticia de las causas sustanciadas para poder conocer el número de delitos de cada especie y la respectiva gravedad de ellos.  Concluido el examen de los datos estadísticos de criminalidad de la provincia  De Bnrgos relativos al año 1843, y la esposicion de aquellos cálculos y observaciones que ha sido posible formar con la escasez de noticias que contienen, y la falta de algunos estremos absolutamente indispensables para la comparación entre las provincia  De un mismo terr.  Judicial y de este con otros.

Antes de proceder al examen del estado que antecede debe lijarse la atención en que los datos estadísticos de criminalidad relativos al año 1834, se reducen al último tercio del año, esto es, desde el 18 de setiembre en que se instaló el tribunal hasta el 24 de diciembre en que principian las vacaciones déla pascua de la Natividad del Señor.  Aunque en materia de tan grave trascendencia es muy difícil fijar la verdad por cálculos arbitrales, porque como repetidas veces se ha dicho, el clima y las diferentes estaciones influyen grandemente en la perpetración de los delitos , hemos creído sin embargo podíamos presuponer sin el recelo de echar sobre nosotros una grande responsabilidad, que el número de causas incoadas en el terr.  De la aud.  De Burgos en todo el año 1834 , era el triple del total que resultaba en el último cuatrimestre ; por esto presentamos elevados á dicha cantidad los negocios criminales en las diferentes especies de delitos de que se hubiera’ ocupado la aud.  De Burgos, á haberse verificado su instalación en el dia 2 de enero de 1834.  Hecha esta salvedad, entramos á esponer las observaciones que naturalmente surgen del cuadro comparativo que precede.  En los 3 primeros años del cuadrienio de 1834 á 1837, la criminalidad en el terr.  De dicha aud.  Tuvo un progreso ascendente en cuanto al número de causas, descendiendo con una rapidez admirable en el último año del cuadrienio ó sea en

1837. En los años 1838 y 1839 permaneció en equilibrio, siendo muy poco el aumento del número de causas que se advierte en el primero de estos dos últimos años; en el cuadrienio de 1840 á 1843 inclusive, volvió á adquirir un desarrollo admirable la criminalidad, llegando en lósanos 1842 y 1843 á mas de un duplo las causas incoadas que en los años 1837, 38 y 39.  No puede creerse se deba este resultado á la mayor ó menor moralidad de los respectivos periodos, creemos mas bien se deba esta diferencia á ‘as circunstancias extraordinarias en que el pais se encontró en las – primeras épocas.  Desde el año 1834 hasta 1839 en que tuvo lugar el convenio de Vergara, las provincia  Vascongadas estuvieron fuera del alcance déla jurisd.  De la aud., asi como una parte de la de Santander, y ¡as restantes se hallaban tofmm bajo la influencia de las continuas invasiones de los partidarios de D. Carlos.  En consecuencia, el número de causas incoa

Das que en cada uno de los esprcsados años aparece, no es el resultado positivo de la criminalidad del pais en los mismos periodos, sino aquellas que las mencionadas circunstancias permitieron llegar al conocimiento de los tribunales.  Después de aquel célebre suceso que puso término á los males que desolaban á esta desgraciada nación, la acción del poder judicial pudo estenderse mas libremente y los criminales no teman tantos medios de burlar la vindicta pública, originándose de aqui el succesivo incremento que en el número de causas se advierte desde el año 1840 en adelante; s in embargo de ser menor en nuestro concepto la criminalidad como lo comprueba la disminución gradual que se nota en las penas mayores.  En efecto, los condenados á la pena capital en el ano 18¡J5 fueron 10, 10 en el de 36, 8 en el de 37, 5 en el de 38 y 2 encada uno de los del 3 9 , 40 y 4 1 .  En 1842 subieron á 6 las penas de muerte y á 12 en el de 1843.  Ya hemos apuntado la causal de la disminución de penas de esle género , en los 5 primeros aiios.  No desapareció repentinamente el espresado motivo y por eso continuó en el mismo estado en los anos de ío y 41.  Durante esla última época, la administración de justicia iba desarrollando su poderío, y los hombres que avezados al crimen habian encontrado en una lucha política el medio de disfrazarla perversidad de su corazón, regresaban á sus hogares domésticos, olvidados de los crimines con que habian llenado de luto las familias de muchos de sus paisanos, pero sin perder nada de sus malos hábitos é inclinaciones, ó quizás mas retajados todavia, porque la holgazanería y ‘las mezquinas pasiones adquirieron mayor desarrollo con la vida agitada que mientras duró la guerra civil tuvieron ; yesloesplica bastante bien el mayor número de penas de muerte que presentan las casillas de los años 1842 y 1843.  El mismo decrecimiento se observa en las penas de presidio, y las mismas causas «aplican también el mayor número que da la casilla del año 1 8 i 3 , á las cuales puede agregarse otra no menos atendible á saber: que la paz lleva consigo la perfección en todos los ramos de la adm.  De los pueblos, y que por consiguiente los benéficos efectos de esta se dejan sentir mejor.  No porque un año presente menor número de causas que otro ha de creerse siempre que aquel resultado se debe al incremento de la moralidad de los hab., porque muchas veces el mayor prod.  De causas , proviene de la mas esquisita vigilancia de los funcionarios públicos.  Nos contentamos con dejar apuntada esta idea á la cual volveremos en otra ocasión y trataremos como conviene.

Antes de terminar el art.  Nos creemos obligados á llamar la atención de los lectores acerca de la poca conformidad que se encuentra entre los datos estadísticos relativos al año de 1840, publicados porcl Gobierno, y los que resultan del estado que acompaña al discurso pronunciado por el señor regente de la aud.  De Burgos el dia 2 de enero de 1844 , que se refieren también á la criminalidad relativa al ano 1843.  Entre las diferencias que se advierten en ambos documentos, son las mas notables : 1 a que la estadística publicada por el Gobierno da 156 acusados de homicidio y cl discurso del señor regente 283 causas incoadas por el mismo delito; 2.»  Que el primero reliere haberse impuesto solo á 10 culpables la pena de muerley cl segundo hace subir este número á 1 2 ; 3.»  Que el número de penados y de penas impuestas que resultan de los primeros datos, asciende á2,823, y por lasjioticias que suministra el estado del regente, no pasaron los penados v las penas impuestas de 1,863.  Convencidos estamos de lo difícil que es presentar una estadística perfecta, aun del ramo de administración menos complicado, y por tasto hubiéramos deseado omitir esta observación; pero ten i amos que valemos de ambos documentos para la redacción de nuestro art., y careciamosde los datos necesarios para ponerlos en armonía.

BURGO DE OSMA

 v. con ayuntamiento  En la provincia  De Soria (11 l e g .  ) , adra, subalterna de rent.  Y loterías , cabecera  De su partido Jud.  Y residencia del diocesano, aud.  Terr.  Y ciudad g. de Burgos (22) , diócesis  De Osma (1).

SITUACIÓN Y CUMA.  Colocada en un hondo rodeado de cerros por E .  , S. y O., sobre terreno húmedo y no muy ventilada, su clima es propenso á fiebres intermitentes.

INTERIOR DE LA POBL.  Y sus AFUERAS.  Forman el casco de la v. 388 CASAS distribuidas en 24 calles , halláudose en la llamada real, los mejores edificios con espaciosos soportales, sostenidos por columnas y postes de diferentes clases: 4 plazas tituladas, la ant.  De los Cacharros, Rollo , y la Mayor en la que están las casas consistoriales y un magnífico hospital, cuyo establecimiento, capaz de sostener cómodamente mas de 40 enfermos , se debe á la munificencia del Illmo.  Sr.  D. Fr.

Sebastian de Arévalo y Torres, ob.  De Osma , quien á la solidez y gusto en la construcción del edificio, procuró reunir todas las comodidades de que era susceptible : en su frontis de {nedra de sillería con dos torres á los costados , y en el centro as efigies de San Agustín , San Francisco y San Sebastian , y los escudos de armas del fundador ; tiene un atrio que da entrada al oratorio , y aun patio aclaustrado, cuyo ámbito ocupan la sala de enfermos y habitación de los enfermeros , bailándose colocadas debajo , las cocinas , botica y laboratorio de la misma, y á continuación el lavadero , huerta y cementerio , atravesado todo por un abundante cauce de agua : en el Eiso superior se encuentran la enfermería de mujeres y las abitaciones del mayordomo y capellán, y á la parte del O., varios departamentos para convalecientes, con una galería cubierta, edificados con posterioridad al hospital, á espensas del Illmo.  Sr.  Ob.  De Osma D. Fr.  Joaquín Eleta : su asistencia prestada por un hermano de los Obregones de Madrid, con Jos auxiliares necesarios de ambos sexos , un profesor de farmacia, dos de medicina y cirugía, un practicante sangrador, capellán rector , y mayordomo, es tan esmerada como puede desearse; y los fondos para subvenir á estos gastos , consisten en varias rent.  De casas , heredades y censos, cuya adm.  Está á cargo del cabildo catedral; hay ademas en la población  Tres fuentes de esquisitas aguas , para el surtido del vecindario; un beaterío llamado escuela de Cristo ; una escuela de instrucción primaria y una enseñanza de niñas pagadas de los fondos públicos; otras dos particulares , de la misma clase; el palacio episcopal en el que se halla la sala de Sínodos , la audiencia ecl., los oficios de los Notarios y el archivo ; y la iglesia  Catedral, edificio suntuoso de piedra sillería blanca caliza, con una hermosa torre de dos cuerpos en la que está el reloj público , construido todo en 1232 , á espensas del ob.  D. Juan Domínguez : consta el interior de tres naves con su crucero , y en su ámbito se encuentran 7 altares y 13 capillas con inclusión de la titulada de Sta.  Cruz , destinada á parr.  Y servida por un cura de segundo ascenso que es capellán de número y un teniente de nombramiento del cabildo; entre las espresadas capillas, merecen espacial mención, la mayor, magestuosa por su elevación, la claridad que le proporcionan varias ventanas colocadas en semicírculo y el medallón de su altar, obra de Juan de Juni, en cuyos 7 recuadros se representan de bullólos misterios de la vida de la Virgen, hallándose retratado entre las figuras del acompañamiento en el tránsito, elob.  D. Pedro Alvarez Acosta, á cuyas espensas se hizo: la del venerable Palafox de figura ochavada, construida de jaspes de Espejon y Canlalucia, en la que se ven graciosos adornos de estuco, debidos á la habilidad de Domingo Rril, magníficas pinturas al fresco de Maella, y escelentes estatuas de Gutiérrez, formando el todo un conjunto grandioso y rico , si bien algo sobrecargado : la de San Pedro de Osma que construida en alto, ofrece una agradable perspectiva, tanto en su fachada como en su doble gradería de jaspe de Espejon, por la que se sube al tabernáculo en cuatro frentes , hallándose’en su centro el cuerpo del Santo, colocado en una urna también de jaspe , cuyas piedras ya labradas, habia destinado para el mausoleo del rey de Ñapóles

(D. Alonso de Aragón) su hijo D. Fernando.  El cual viéndose sobrecargado de deudas , Jas vendió al Dean de la catedral

D. Antonio Melendez de Gumiel ,• y finalmente la capilla real de la Purísima Concepción , sostenida por 8 columnas de jaspe con embutidos de bronce , y otros adornos que forman un conjunto bastante gracioso: en la nave central desde el crucero abajo é intermediados por dos enrejados de mucho trabajo, está un espacioso coro con dos órganos y una hermo

Sa sillería de nogal de dos órdenes de asientos , entre los que se halla uno á la der., ocupado por una efigie vestida de hábitos de coro, que representa á Sto.  Domingo de Guzman, canónigo subprior que fué de esta i g l .  ; hay 5 sacristías bastante capaces; pero la de mas mérito es la mayor, concluida en 1540, en la que se ven una elegante cajonería con embutidos y adornos de bronce , cuadros de mucho mérito, hermosos espejos , un aguamanil de piedra de jaspe en figura de concha, con embutidos de diferentes colores, y una mesa de jaspe también y de una pieza , que tiene 14 pies de long.  Y 7 de lat.  ; y en la bóveda pintada al fresco , se representan 3 pasages de las vidas de San Pedro de Osma, Sto.  Domingo de Guzman y el venerable Palafox : los claustros por los que se comunica el palacio con la i g l .  , son espaciosos; tienen en me dio un jardín cerrado con verjas de hierro en el que se ven cinco capillas , y á mi estremo se halla el cementerio público, que por su posicioMen nada ofende a l a salubridad.  Compónese el cabildo catedral, del o b .  , 10 dignidades , 14 cauongias, t2 raciones , 21 capellanías de número y coro, y varios sirvientes con los nombres de sacristanes , azulejos, infantes mayores é infantejos ; habiendo para estos últimos una casa colegio donde viven reunidos, bajo la dirección de un rector , que cuida de que aprendan el canto llano y figurado , y las ceremonias necesarias al servicio del altar y coro á que se les destina.

Fuera de la población  En el sitio llamado del Postigo , hay un edificio destinado á seminario conciliar , obra grandiosa y acaso el mejor desu clase eu España; ofrécese á primera vista, una elegante portada de bastante magnitud, y á su lado una hermosa capilla (Sto.  Domingo de Guzman), con tribunas , sacristía y tres altares en los que hay pinturas demérito; súbese luego por una buena escalera de piedra , á un espacioso patio aclaustrado en el que se encuentran las aulas, habitaciones de la enfermería, cocinas, refectorio y despensas, completando los estensos corrales y sitios de recreo el todo de este piso, desde el cual arrancan dos ramales de escalera, que reuniéndose luego conducen á los claustros superiores , donde están las habitaciones de los gefes y alumnos , la rectoral y sala de juntas.

Para cumplir con lo prevenido en el concilio de Trento y las escitaciones del rey D. Felipe II, determinó el Illmo.  Sr.

D. Fernando Acebedo, ob.  De Osma y después arz.  De Rurgos, se construyese un seminario conciliar con el titulo de Sto.  Dorñingo de Guzman , en el sitio que hoy ocupa el actual ; dióse principio á la obra en 1612 y concluida , lo dotó con algunas rentas para sostener la educación de 16 alumnos, disponiendo al mismo tiempo que uno délos capellanes de número y coro, enseñase los rudimentos de gramática latina.  Los ob.  Sucesores y con especialidad el señor Aróstegui , fueron aumentando sus rentas, de modo que en 1778 ya contaba con mas de 40,000 reales  De dotación , procedentes de fincas, préstamos y derechos decimales: por este tiempo era confesor de Carlos III el Illmo.  Sr.  D. Fr.  Joaquín Eleta, religioso recoleto, natural de la v. ó hijo de su cirujano titular; llevado el P. Eleta del acendrado amor que profesaba á su pueblo natal, y valido de su buena posición , se propuso fomentarlo en cuanto pudiese, dando principio con la idea de ensanchar el seminario, de la que luego desislió para construirlo de nueva planta, contando con la generosidad de su augusto penitente : al efecto envió al ingeniero Sabatini, para que levantara los planos ; y adquirida de la v. una porción de terreno contiguo, principiaron los trabajos que continuaron sin intermisión hasta la muerte de tan distinguido religioso, ocurrida en 1788, siendo ob.  De Osma , á cu\ a época ya habia proporcionado mas de 800,000 reales  Para la obra que quedó sin concluir : no contento el Illmo.

Eleta con estas donaciones , consiguió de la santidad de Pió VI, una pensión de 5,000 ducados anuales, sóbrela mitra, para la dotación de 3 cátedras de filosofía , 2 de gramática , y otros gastos del establecimiento ; impulsado el cabildo por el noble ejemplo de su prelado, hizo continuados esfuerzos para la conclusión del establecimiento , que llegó á verificarse en 1828, quedando tan completo como conviene á los fines de su instituto.  La organización personal y literaria, se instauró en la prelacia deISr.  Andino, que auxiliado por la diligencia de su secretario y hermano el arcediano de Aza, reunió una porción de colegiales que han honrado al seminario y á la diócesis

Habiendo ascendido su número en algunas épocas á ciento y tantos.  Ademas del rector, vice-rector, catedráticos de latim-

Supedad y filosofía, y otros dependientes y fámulos, debe sostener el seminario 2 6 becas para cierto número de pobres de cada arciprestazgo, las que se subdiden en medias y cuarterones á voluntad del ordinario que las provee , previo examen y consejo de los diputados conciliares; hay ademas tres becas de fundación patrimonial, y se admiten otros alumnos pensionistas, cuyas cuotas varian de 4 á 5 reales, según su procedencia, diocesana ó estra: el trage de los seminaristas es manto de paño pardo con beca azul turquí y sobre él visten sobrepelliz, cuando asisten á las funciones de la catedral, en los dias festivos.

Las rentas del establecimiento, consistían últimamente en 1 0 7 fan.  De trigo, prestación especial de ciertos arciprestazgos; 2 6 , 0 0 0 reales  De préstamos y beneficios agregados; 5 5 , 0 0 0 reales  Pensión sobre la mitra, y 6 , 0 0 0 procedentes de tincas y censos: habiendo faltado la mayor parte de estos fondos por la supresión del diezmo, el gobierno eclesiástico formó un presupuesto de gastos importante 8 1 , 0 0 0 reales  Inclusas las rent., y como se hubiesen recibido á buena cuenta algunas cantidades , se abrió nuevamente el establecimiento en 1 8 4 3 , después de suprimirse el de Soria, á donde se habian trasladado todos sus efectos en 1 8 4 0 , y en la actualidad es muy reducido el número de los alumnos , ya por las restricciones que impone el plan vigente de estudios, y ya porque, á causa de la escasez de recursos, no puede darse la enseñanza gratuita, como exige la esencia y condición de tales institutos.

A la parte del N .  , está una casa hospicio y cuna general de espósitos, titulada de San José, fundación real, debida á la influencia del P. Eleta; el edificio, concluido en 1 8 0 1 , es de lo mas acabado y sólido en su género , reuniendo todas las circunstancias apetecibles para Ta comodidad y desahogo de un establecimiento de esta clase ; tiene 3 0 4 pies de long., 1 5 2 de lat.  Y 4 0 de elevación, y su interior está dividido en dos departamentos iguales de á tres pisos cada uno, con sus repectivos patios , sostenidos por postes de piedra labrada : á continuación se halla otro edificio de planta baja, con 7 chimeneas y hornillas para los tintes, en las que solo hay 3 calderas de cobre , de cabida de 2 0 0 cántaras , avocando á todas sus correspondientes espitas de bronce para surtirlas de agua; contigua á esta pieza , se ve otra llamada Atarazana, de 9 0 pies de largo y 2 0 de ancho, destinada á la elaboración de hilados de lino y cáñamo ; espaciosas cocinas, abundantes fuentes, estensos corrales con lavaderos de ropa y lana , aumentan la grandiosidad de este edificio, que á sus inmediaciones tiene una dilatada pradera cercada de mamposteria, en la que se tienden los paños y telas, con un molino y un batan, impulsados por una acequia cuyas aguas podrían muy bien utilizarse para mover cualquier género de máquinas: á su creación se le asignaron para el sosten, una pensión de 5 , 0 0 0 ducados sobre la mitra, el importe del fondo pió é indulto cuadragesimal del ob.  Y el prod.  De la memoria de espósitos, fundada por varios ob.  En el hospital de San Agustin ; mas habiendo caducado gran parte de estos recursos por efecto de la legislación vigente , se han sustituido con una derrama de 5 0 , 0 0 0 reales  En toda la provincia, con lo que el ayuntamiento, á quien compete su protección y vigilancia , tiene que acudir á los gastos que ocasionan los sueldos de los dependientes, reducidos á un capellán con los cargos de rector y mayordomo, un maestro de primera educación , una rectora y un portero; la manutención de 5 0 hospicianos de ambos sexos, y la lactancia de 1 0 0 niños á cuyas nodrizas sc da 2 4 reales  Al mes , gravitando ademas sobre tan escasos fondos, el considerable dispendio que ocasiona la casa hijuela de Soria, en la que se reciben espósitos de una gran parte de la provincia

Inmediato á la población, junto al camino que conduce á Soria, se ve el colegio universidad titulado de Sta.  Catalina, edificio suntuoso construido á espensas del benéfico al par que ilustrado ob.  De Osma, D. Pedro Alvarez A costa, portugués de nación ; es de planta cuadrada con un espacioso atrio y magnífica portada, de buena arquitectura, en cuyo remate se halla el escudo de armas de Castilla y Aragón , y en los cuatro costados de la fab.  Las del fundador : luego que se entra , se ve un dilatado patio, con dos claustros arqueados por buen estilo , hallándose en el inferior la capilla y aulas, y en el superior la biblioteca , cuarto rectoral y habitaciones de los colegiales : en la actualidad se encuentra todo muy maltratado, por haber servido de fuerte durante la última guerra civil: no satisfecha la munificencia del Illmo.  Sr.  Acosta con los considerables gastos que le produjo lo material de la obra, dotó

3 cátedras en la siguiente forma: 2 de teología, 3 de cañones, 1 de leyes, 1 de medicina, 3 de filosofía é igual número de gramática; aplicando al efecto , varios juros , préstamos y beneficios de la d i ó c ; y como sino fuesen suficientes estas pruebas de amor hacia sus administrados, acudió á la santidad de Julio III, de quien obtuvo las correspondientes bulas , por las que se concedían á esta universidad, los mismos privilegios y prerogativas, que á las de Salamanca y Valladolid; cuyas gracias fueron después confirmadas por reales cédulas de los reyes Felipe II y sus sucesores, hasta Fernando VI.  Disminuidas sus rentas hacia mediados del siglo último, en términos que solo alcanzaban para el sosten de seis celegiales, y reducida la enseñanza á un estado insignificante, se suprimió esta universidad de real orden en 1 7 7 0 , quedando únicamente para colegio de gramática latina: el ayuntamiento-del Burgo acudió al rey en solicitud de que sc anulase una disposición que creia tan perjudicial átoda la provincia, y por real provisión (pie espidió en 1 7 7 8 , se sirvió el rey D. Carlos III restablecerla, bajo su real patronato , agregándola todas las rentas del colegio y otros nuevos préstamos y beneficios que ascendían á 5 0 , 0 00 reales  Con cuyos fondos se dotaron las 2 2 cátedras siguientes: una de lugares teológicos, 4 de instituciones teológicas , 1 de griego, 1 de retórica, 2 de concilios generales y nacionales, 2 de instituciones y primera de cánones , 2 de instituciones civiles y 1 de prima de leyes , 4 de filosofía y 3 de gramática latina, quedando la enseñanza de escritura y moral á cargo de los dos canónigos de oficio: en este brillante estado permaneció hasta la publicación del plan de 1 8 0 7 , que volvió á suprimirse á consecuencia (según opinión pública) de las ideas avanzadas en política, que sostuvieron muchos de sus doctores, con las cuales sobresaltaron al gobierno de aquella época: al regreso de Fernando VII en 1 8 1 4 , en virtud de las repetidas instancias del país, volvió á restituirse al mismo ser y estado que tenia al tiempo de su última supresión , continuando asi, hasta la publicación del plan literario de 1 8 2 4 , que quedó como colegio incorporado á la universidad de’Valladolid, para solo la enseñanza de filosofía y teología: en 1 8 4 0 se trasladaron todos sus efectos á Soria, donde siguió dándose la misma instrucción , hasta que por real orden de 1 1 de febrero de 1 8 4 1, se redujo á instituto provincial de segunda enseñanza, en cuyo estado permanece.

Hacia el S .  , y como á unos 2 0 0 pasos, se halla un conv.

Que fué de carmelitas descalzos, cuya iglesia  Se conserva abierta, sostenida por una numerosa cofradía con el título de Ntra.  Sra.

Del Carmen; y en la misma dirección una ermita subterránea, dedicada á Sta.  Maria Magdalena; finalmente en todas las avenidas de la v .  , sc encuentran paseos arbolados, cuya conservación procura con esmero el ayuntamiento.

TÉRMINO.  ES tan limitado el del Burgo , que apenas escede de 1 / 4 de hora de E .  á O., y de 1 / 2 hora de N. á S. ; confina por N. y E .  Con los de Valdenarros , Barceval y Barcevalejo, y por S. y O. con el.de Osma: dentro de él se encuentra el desp.

De Carato.

CALIDAD Y CIRCUNSTANCIAS DEL TERRENO.  A pesar de su reducida estension , tiene trozos incultos que por su ínfima calidad solo sirven para pastos ó para estraer piedra de construcción; pero en cambio, su mayor partees feracísimo, y de huerta, con dos montes, uno de roble y otro de fresno: le atraviesan dos r. , el Avión que ningún beneficio produce á la agricultura, y el Ucero, del que se toman dos copiosas acequias que cruzando por medio de la población, (la una por conducto cerrado), sirven para regar toda la vega y las muchas huertas muradas que en todas direcciones se encuentran; facilita el paso de este r. en el que desagua el primero, un hermoso puente de piedra eon 4 arcos, situado  á corta dist.  De la población.

CAMINOS.  Pasan por el centro de la v .  , el carretero que va desde Aranda y Castilla la Vieja, á Aragón, Soria y Navarra, los de herradura que dirigen á Burgos, Madrid, pinares de Soria y Sigüenza, y la cañada, paso de ganado merino , todos mal cuidados.

CORREOS.  Para el despacho de la correspondencia, hay una estafeta dependiente de la adm.  De Aranda , en la que sc reciben cartas de las respectivas carreras seis dias á la semana, conducidas por baligeros que vuelven con las contestaciones igual número de veces.

PRODUCCIONES.  Trigo , cebada , centeno y avena , que no bastan para el consumo de los habitantes, vino, judias de supedad

Rior calidad, lino, cáñamo, sabrosas frutas , patatas y toda clase de verduras y hortalizas entre las que sobresalen los cardos por su asombrosa magnitud y delicado gusto: se cria ganado lanar, cabrio, vacuno , mular y caballa /destinado á la agricultura ; y en los dos r. abunda la pesca de barbos , an güilas, cangrejos y esquisitas truchas hasta de 12 libras.

INDUSTRIA.  Arruinada en el hospicio por falta de fondos la fabricación de paños y bayetas , que sostenía al mismo tiempo una porción de familias, ha quedado reducida la ind.  De esta

v. a i molinos harineros, un batan , 20 telares de lienzos ordinarios de lino y cáñamo, 12 zapaterías, algo de elaboración de cordelería y alpargatas, 1 tinte , 6 pelaires , 1 tenería y 1 molino de chocolate.

COMERCIO.  Constituye el principal tráfico de esta población, la venta de toda clase de cereales , la de carnes y la considerable de ganado de cerda, que se hace en el concurridísimo mercado que se celebra todos los sábados : acuden muchos arrieros que importan vino , aceite, bacalao y pescados frescos; y en la

v. hay infinidad de tiendas de artículos de abacería , paños, telas y quincalla.

PORLACION Y RIQUEZA.  396 v e c , 1,790 almas  CAP.  IMP: 330,305 reales  Y 21 mreales El PRESUPUESTO MUNICIPAL asciende á 37,553 reales  Que se cubren con los productos de propios y arbitrios y el déficit por reparto éntrelos vecinos.

BUJALANCE

ciudad con ayuntamiento, cabecera  Do partido  Jud.  Y comandancia de armas de su nombre, en la provincia, adm.  De rent.  Y dióc de Córdoba (0 leg.), aud.  Terr.  Y ciudad g. de Sevilla ( 3 1 ) .

SITUACIÓN Y CUMA.  Se halla SIT.  á los 37° 5 1 ‘ 23″ lat.  N. y 0U 3 8 ‘ 2 » long.  ü .  Del meridiano de Madrid, en sitio elevado, llano la mayor parte, rodeado de terreno desigual escepto por el

E. y algunos cerros de mediana altura: desde los tres mas próximos a la ciudad llamados Jesús, San Benito y Santiago se descubre un estenso horizonte, varias población  Y el Guadalquivir á su paso por la v. del Carpió , las sierras de Priego, Cabra, Martos, Jaén, el picacho nombrado veleta de la nevada de Granada y analmente, Sierra-Morena que presenta una vista de las mas pintorescas que ofrece la naturaleza: le combaten los vientos SE.  NE.  Y SO.: en el verano corre el S E .  , que unido á la falta (ie aguas y arbolado hacen su CUMA bastante caluroso, y en el invierno todos ellos, esperimentándose un frió mas intenso que lo que corresponde á su situación topográfica Las enfermedades mas comunes son calenturas intermitentes é inilamaciones viscerales, que generalmente concluyen de un modo feliz.

L .  M K i u o a DE LA POBLACIÓN Y s i s AI-TUSAS.  Consta de 1.121 CASAS de fáb.  De ladrillo, sólidamente construidas y de buena distribución interior : las mas se componen de 2 pisos, desuñado el bajo para habitación y el alto á graneros, si bien las que se cditican en el dia tienen algunas piezas para poderse habitaren el invierno: hay gran esmero en blanquear con cal las fachadas y pintar de colores las puertas y Ventanas: forman cuerpo de población y están distribuidas en « 2 calles bastante anchas, poco tortuosis, empedradas casi todas y aseadas en lo posible , puesto que careciendo las casas de suinidores por no permitirlos la calidad del terreno gredoso, y no existiendo canos cubiertos, corren por ellas las aguas sucias y los alpechines de los molinos de aceite que hay dentro de la ciudad y por desgracia de algunos de los que hay fuera situado  En los cerros (pie la dominan.  Casi en el centro se halla la plaza pública de tigura rectangular bastante capaz: las casas que la forman escepto las que ocupan el lado E. y 2 en él opuesto, son enteramente desiguales y á cual de mas pésima vista y construcción; las consistoriales edilicadas en el año de 1680 constan de 3 pisos regularmente distribuidos, habiéndose mejorado en el de 1 8 4 1 : contiguo á estas se encuentra el pósito de extraordinaria solidez y perfectamente dispuesto para el objeto á que se destina : es capaz de Contener 2 0 .  0 00 fan.  De grano y ha sido de los mas ricos de la provincia, pues ha llegado á contar sobre 18,000 de trigo, ademas de considerables cantidades en metálico: en la actualidad solo liene 3 .  0 0 2 fan.  Que muyen breve desaparecerán si la autoridad superior política de Córdoba, continúa haciendo pedidos para atender a los gastos de la carretera de dicha ciudad á Málaga, quedando solo el edilicio para memoria del recurso que encerraba y á que esle pueblo esclusivamente agrícola ha debido en diferentes ocasiones su existencia.  En una colina próxima á la iglesia  Parr.  Hay un cast.  De construcción árabe, edificado en el año 0 3 5 por mandado de Abderramen 111 rey de Córdoba; forma una plaza de armas rodeada de un simple muro fortalecido á trechos, con 7 torres ya maltratadas , encontrándose en una de ellas la puerta de entrada: en varias épocas se hicieron algunos reparos habiéndose verificado la última en 1512 en que la reina Doña Juana mandó se pagasen á don Marlin de Córboba los gastos hechos coa este motivo.  Conquistada que fué la ciudad por el santo rey I).  Fernando, nombró alcaide de la fortaleza á 1).  Alvar Pérez de Castro, quien habiendo fallecido el ano 1 2 3 0 , le sucedió D. Pedro Fernandez de Castro su sobrino muerto en 1 2 4 6 , y á esle D. Bamon Bonifaz: desde esta época no existe noticia de ningún otro hasta principios del siglo XVII en que fué enagenado por juro de heredad esle cargo, y unido á él una plaza de regidor perpetuo del ayuntamiento  á favor del capitán Juan de Robles , que no llegó á tomar posesión por haber dejado de existir antes de fallarse por el consejo el espediente, que hubo de formarse sobre la contradicción que al nombramiento hizo la municipalidad: resuelto por último en contra de esta, fué nombrado en 1631 el licenciado D. Alonso de Robles, hijo del anterior.  Por real cédula de 8 de diciembre de 1632 y 2 0 de mayo del 38 se concedieron varios privilegios á los alcaides, entre ellos el que como regidores ocupasen el primer asiento á la der.  De la justicia; entraren los cabildos con espada y daga; no tener obligación de asistir a los que sc

Celebrasen; llevar para su custodia 4 alabarderos y quedar exentos de la jurisd.  Ordinaria, dependiendo en lo criminal tlel consejo de, la guerra y en lo civil de la chancilleria de Granada: desde el mencionado año de 1638 han continuado los alcaides hasta el de 1817 en que murió el último llamado don Antonio Javier de Lora y Porcuna, cu cuya casa, hoy de su viznieto el conde del Colchado existen colocadas en la pared del zaguán 4 alabardas en señal del número de alabarderos que componían su guardia.  A un estremo de la ciudad está la cárcel construida en el ano 1693 de mala fáb.  Y peor estado: es ademas estrecha y mal sana, pues solo consta de 3 piezas sin luz ni ventilación y en estremo húmedas: si como es de esperar, el Gobierno accede á una solicitud hecha por el juzg.

Y ayuntamiento  , pidiendo para construir una nueva el edificio que fué conv.  De frailes franciscos, se conseguirá hacer un beneficio a l a humanidad y se facilitará la administración de justi dia.  May un hospital titulado de San Juan de Dios, establecido en el estinguido conv.  De este nombre y á cargo déla Junta de Beneficencia: sus rent, ascienden á 4 3 , 0 0 0 reales, procedentes de las de otros tres (pie existieron, nombrado el uno de la Caridad fundado en el año de 1224 ; otro Ntra.  Sra.  De la Concepción que lo fué en el de 1604 por .Martin López, con el objeto de mantener á 6 viudas pobres, y el de Sla.  Ana , cuya fundación fué hecha en 1541, y su instituto recoger mujeres pobres, de los prod.  De varias obras pías y de 7 , 0 0 0 reales  De un arbitrio impuesto sobre el vino.  Sostiene 24 camas indistintamente para enfermos de medicina y cirujía, y para los de cada clase hay una enfermería en el piso bajo, que les sirve en el verano, Í otra en el alto á donde son trasladados en el invierno , todas ien ventiladas y en el mejor estado de limpieza.  En el año próximo pasado, 1 8 4 5 , entraron en el establecimiento 211 enfermos, 138 varones y 72 mujeres; de los primeros fallecieron 4 , y 9 de las segundas : causaron 6,720 estancias, siendo el costo de cada una 1 1/3 reales  Por la parte alimenticia, é incluyendo los gastos de adm., facultativos, medicinas , asistencia, etciudad , el de 3 2 / 3 reales  Hay un capellán, que ademas de las obligaciones propias de su instituto, tiene á su cargo la cuenta diaria de los gastos interiores que mensualmente rinde á la Junta, y vigilar la asistencia de los dolientes: su dotación consiste en 2 , 3 1 2 reales  Anuales; ademas hay médico que percibe 1 , 1 0 0 ; cirujano 7 4 2 ; un enfermero 7 3 0 ; la enfermera 4 8 0 ; cocinera 3 0 0 , y un tesorero ó mayordomo que desempeña gratuitamente su encargo.  Dependen de la misma Junta 2 casas destinadas á dar habitación y socorrer á 16 personas la una , y 4 la otra , de la clase de viudas y huérfanas pobres , en cumplimiento de las fundaciones de los hospitales de la Concepción y Sta.  Ana , de (pie hemos hablado, habiéndose repartido ademas en el ano último 1,500 reales  Para baños y socorros domiciliarios.  Eu el referido edificio de San Juan de Dios, se halla establecida la casa de espósitos , cuyos gastos se cubren por los pueblos del partido  En proporción al número de sus veciudad, pudiéndose calcular por término medio en 3 1 , 1 0 0 reales; el número de niños que existen 1 0 4 ; los que ingresan anualmente 32 , los que se prohijan 1 7 , y los que mueren 1 6 , siéndola proporción necrológica 2’13 , lo que prueba la esmerada asistencia y estremo cuidado (pie se emplea con estos seres desgraciados.

La lactancia de un niño, su vestido, medicina y gastos de adm.  Importaron en el año último 297 6 /8 reales, ó sean 27 2 / 3 mreales diarios.  Tiene una cáted.  De lengua latina concurrida por 14 jóvenes, cuyo director se provee por oposición y percibe la renta de 6 2 9 olivos, 6 fan.  De tierra de sembradura, una casa, un solar y los réditos de un censo, cuyos bienes dejó

D. Antonio de Castro y Alcoba con la espresa condición de que diese gratis la enseñanza; una escuela superior inaugurada en 1845 , cuyo maestro disfruta 3 , 0 0 0 reales  Anuales , ademas de la retribución de los 6 9 niños que asisten, y pagan de 4 á 8 reales  Al mes; otra elemental dotada en 8 reales  Diarios , enseñando gratis á los 94 alumnos , y otra de párvulos con 4 reales, y á la que concurren 1 1 0 .  El presupuesto de todas se eleva á 1 3 , 9 8 0 reales. que se cubre con 1 0 , 4 0 0 , procedentes de una obra pia fundada por

D. Miguel de Castro León, y lo restante de la municipalidad.

Decidido el ayuntamiento  De esta ciudad á llevar al mayor grado de perfección estos establecimientos, tiene concebido el pensamiento de erijir un jardín de ensayo para la enseñanza de los rudimentos botánicos y agrícolas y ha despejado un plano de 1,200 varas cuadradas, destinado á ejercicios gimnásticos.  Hay ademas un colegio de niñas dirijido por 10 beatas , que guardan una semiclausura: asisten 210 alumnas esternas habiendo 5

Internas, con cuyas pensiones, consistentes en 12 fan.  De trigo, 6 a. de carne y 450 reales  En metálico, y 2,600 á que ascienden los réditos de algunos censos y fincas que donaron D. Felix Espinosa de los Monteros, marques de Monteolivar y Dona Elvira de Losa y Porcuna, se sostiene el colegio y se enseña gratuitamente á las 210 niñas referidas.  La iglesia  Parr.  Dedicada á Ntrá.  Sra.  De la Asunción, de fáb.  Ant.  , consta de 3 naves; la del medio de 188 pies de largo y 34 de ancho, y las 2 laterales de 171 de long.  Y 21 de l a t .  , toda de una altura proporcionada.

El retablo del altar mayor, construido en el año 1573, á espensas del ob.  De Córdoba D. Bernardo de Fresneda , y del de Tuy, D. Diego de Torquemada, natural de Bujalance, es de bastante mérito, escepto el tabernáculo, que es obra muy posterior y de poco gusto : en la pared á la der.  Del mismo se halla colocada la bandera , que al crearse en 1734 el regimiento provincial de esta ciudad, le entregó su ayuntamiento  á quien fué devuelta por el capitán del cuerpo y natural de la misma D. Mariano Ramírez, el 17 de enero de 1842 , á consecuencia de haberse disuelto el regimiento en el arreglo del ano anterior: hay otros 2 altares, y en el de la izquierda  Está el sagrario, á cuyo lado se ve un cuadro grande, que representa la batalla de Lepanto, pintado por D. Rafael Pina: tiene ademas 16 capillas , entre las cuales llama la atención la de San Camilo por su buena arquitectura y capacidad: el coro con 2 órdenes de sillas, es de nogal y bastante regular el trabajo de su tallado; la torre edificada en 1788, se compone de 4 cuerpos, parte del primero de piedra, y los restantes de ladrillo , elevándose á 196 pies en forma poco correcta y con un considerable desnivel.  Los libros parr.  Principian: los de bautizados en 1543; de matrimonios eu 1571 , y los de difuntos en 1696 : existen también los que pertenecieron á la v., desp.  De Relmonte, y principian los primeros en 1650 y concluyen en 1752; los segundos y terceros en 1652 , concluyendo .aquellos en 1752 y estos en 1734.  En una de las piezas del archivo de la parr., hay una biblioteca compuesta en su mayor parte de obras ecl., pertenecientes á los estínguidos conv.  De San Francisco y del Carmen: la sirven 4 curas perpetuos, uno de ellos rector de nombramiento de la corona en los 8 meses apostólicos á propuesta en terna del diocesano, y de este en los 4 ordinarios, siempre previa oposición ; 3 sacristanes y 1 organista presentados por el mismo; y 4 acólitos que nombran los curas.  Antes de la esclaustracion contaba esta ciudad 3 conv.  De frailes y 2 de monjas, de los cuales nos ocuparemos separadamente, empezando por el de San Francisco.  Este se construyó en el año de 1530, en el sitio que ocupaban unas casas de Alonso Pérez y Catalina Sánchez , su mujer: la iglesia  Se compone de una ancha nave y otra mas estrecha al lado del evangelio; ademas del altar mayor hay otros 14,2 de ellos en 2 capillas: está abierta para el cuílo y es sensihlc’no se erija en parr., ó ai menos en ayuda ó auxiliar; el resto del edificio sirvió de cuartel á la milicia nacional, y en el tita se ha pedido para cárcel y establecer en él la audiencia del juzgado.

El conv.  Del Carmen se principió á edificar en 1587 á un eslremode la c , , donde se cree estuvo durante la dominación arábiga, una iglesia  De muzárabes , y con posterioridad una ermita dedicada á Ntra.  Sra.  Del Rosario, sin contar para la obra con otros recursos que las limosnas de los fieles , hasta que en 1580 D. Martin de Guzman se hizo cargo de la fáb.  De la capilla mayor, con título de patrono, entregando eu el acto 2,500 ducados y prometiendo dar para su conclusión hasta 6,000 , cu va oferta no se realizó, porque habiendo caido gravemente enfermo, su confesor le aconsejó contrajese matrimonio con una esclava berberisca, de quien habia tenido varios hijos: así lo verificó, y recobrada la salud al poco tiempo, arrepentido sin duda de haber celebrado aquel enlace, se marchó de Ru ¡alance, dejando en élá sus hijos, mujer y cuanto poseia, sin saber á donde se dirijió, ni que fuera de é l , como tampoco quienes fueron sus padres, ni el pueblo de su naturaleza : por este incidente hubo dereeurrirse de nuevo á las limosnas de los fieles, y con ellas se concluyó la obra; su iglesia

Abierla al culto , es una buena nave de escelente construcción con capillas corridas á los lados : en el altar mayor se ve á Ntra.  Sra.  Del Carmen , habiendo otros 12 altares dentro y fuera de las capillas ; en el año 1845 fué enagenado por la hacienda pública á particulares que lo han derruido y aprovechado sus materiales.  El conv.  De San Juan de Dios so estableció en 1630 en un hospital, titulado de Corpus Cristi y fundado en 1542, en una calle estrecha y poco ventilada, por lo que fué trasladado al sitio que hoy ocupa en el de 1548, en CUYQ

Encíaño bendijo su iglesia  Elob.  De laAsunsion de IndiasD.Fray Juan de Barrios, que percibió de los fondos del establecimiento 1,500 maravedís por razón del tiempo que gastó en bendecir, según espresó en el recibo dado al mayordomo Pedro Hernández Ladero: la iglesia  Es pequeña,de una sola nave bien construida, con 5 altares y también abierta al culto.  Estando rezando en ella á fines del siglo XVI varios naturales de Córdoba y Priego, avecindados en Bujalance, fueron presos por los ministros de la Inquisición de aquella ciudad y conducidos á sus prisiones, porque se aseguró usaban en sus rezos de ceremonias judaicas: unos fueron quemados; otros condenados á llevar San Benitos y los nombres de todos se estamparou en lienzos en la iglesia  Parr.: en este conv., como ya hemos dicho, se halla el hospital de su nombre y la casa de espósitos.  El de monjas claras dedicado á San José le fundó el presbítero D. Francisco López de Belorado en el año de 1596 : es un edificio bastante capaz, y en él están las escuelas ya descritas, porque no teniendo él número de monjas que se exijia para su conservación fué suprimido en el año de 1837.  Y últimamente el de Nuestra Sra.  Del Carmen también de monjas, le fundaron en 1708 los presbíteros y hermanos D. Pedro y D. Juan Verdejo: es muy buen edificio con iglesia  Mediana y de buena forma, en que se ven 5 altares; en el mayor que es de talla de mal gusto, está colocada Ntra.  Sra.  Del Carmen , Ntra Sra.  De las Angustias, San Elias, Sta.  Teresa y San Juan de la Cruz.  Para poblarlo se reunieron en el conv.  De Sta.  Ana, de Córdoba, la Madre Bernarda Teresa de Jesús, que era priora de San Lucar de Barrameda, viniendo para vicaria;del de Córdoba la Madre Catalina de la Presentación; del de Ecija las Madres Matea de Jesús Nazareno y Mariana de San Fabián, y de allí todas juntas marcharon á Bujalance.  Hay ademas las ermitas siguientes: la de San Pedro, fundada en 1573 por D. Diego Torquemada, natural de esta ciudad y ob.  De Tuy ; la de San José en 1679 por Juan Giménez Relaño y Maria de la Peña ; la Sta.  Vera Cruz, edificada en 1645 á espensas de los v e c ; el Santísimo Cristo de la Caridad, que érala iglesia  De un hospital de este nombre, erijidoen 1224 , y de la cual cuidan con esmero los hermanos de la cofradía; y la de Sta.  Ana que sirve al colegio de niñas ya mencionado : hubo otra con la advocación de San Juan Bautista, construida en 1609, en el día destruida , habiéndose vendido el solar, en el que se están haciendo 2 casas de muy buenas comodidades.  Fuera de poblado se encuentran las que á continuación se espresan: la de San Bartolomé, situado  En un cerro próximo á la ciudad , es de bastante antigüedad; en la peste del año 1599 y siguiente se depositaron allí los sacramentos para los enfermos; pero concluida esta calamidad los muchos devotosque tenia, quisieron ampliar mas suiglesia, haciendo una nueva á sus espensas: en la puerta de esta ermita se enterraron mas de 4,000 cadáveres que produjo la peste referida; la de Santiago sit en un collado á corta dist., la cual fué ayuda de parr.  Hasta el siglo XVI, habiéndose reedificado á solicitud y costa de Antón López Alcalde; Nuestra Sra.  De Consolación, fundada en 1610 por Gonzalo de Andujar: antes de llegar á esta ermita, se encuentra un humilladero dedicado al Señor con el título de Ecce-homo; el Monte Calvario ó Jesús Nazareno, que principió á edificar por los años de 1580 Pedro del Castillo, mercader forastero, quien mandó al efecto desmontar el cerro .en que esta situado, llamado antiguamente la Lobera por los muchos lobos que de noche se oían en él : su iglesia  Consta de una nave con media naranja , y tiene buenas habitaciones para el capellán y hospederías : en el camarín del altar mayor, que es dorado y de mal gusto, se veneraá Jesús Nazareno con laCruzá cuestas, la cual costeó Doña Josefa Torralva: por bajo del camarín se ve la imagen de Ntra.  Sra.  De los Dolores y sus altares, San José, la Sta Cruz, San Antonio Abad, la entrada de Cristo en Jerusalen y San Ildefonso: hubo otras varias ermitas que ya no existen, dedicadas á San Roque, San Benito, Sta Lucia, Ntra.  Sra.  DeLoreto, San Ildefonso y el humilladero de Santa Quiteria.  Dentro de la población  Hay algunos pozos de agua dulce y de buena calidad, y á sus inmediaciones 3 fuentes denominadas Fonblanquilla, el Pilar y el Chorro, cuyas aguas son las mejores y sirven para los usos del vecindario; un paseo muy reducido , sin arbolado y á la salida una calzada que conduce á la ermita de Jesús con asientos á los lados , algunos álamos, cipreses y almendros, algo dist.  Unos de otros y co – locados sin orden.

TÉRMINO : Confina por N. Morente, Montoro y Carpió; E.

Copera , Cañete, Las Torres y Villa del Rio; S. y O. Córdoba; el que masa la dist.  De 2 1/2 leg.; no lo tuvo propio hasta el año de 1594, en que se separó de esta última ciudad á quien estuvo sujeta desde la conquista y en que solicitó que no teniéndolo marcado por la p.irte de Córdoba, se le concediesen 3 leg.  Que era la mitad dist.  De una á otra población; en virtud de asiento hecho en 6 de junio de 1594 aprobado por S. M. en 8 del mismo mes le fueron concedidas solo 2, y dada comisión para señalarlas al licenciado D. Gonzalo Mejia de Villalobos, declaró debían llegar hasta la división que hace el camino de Córdoba, yendo el uno para las ventas de Alcolea y el otro hacia la barca de las Quemadas; en 21 de julio del siguiente año se procedió al señalamiento de la línea por peritos nombrados por arabas partes, habiendo resultado comprender esta 42,275 fan.

Y 4 celemines.  Córdoba protestó de esta operación y á pesarde que los agrimensores se ratificaron en ella, espresando las razones en que se fundaban y que hasta cierto punto quedaba perjudicada Rujalance , fué nombrado un tercer perito de Granada, quien declaró estar hecha la operación conforme al asiento y cometido del juez, el cual en vista de todo mandó se llevase á efecto el amojonamiento de la línea y la data de posesión á Rujalance del terreno que comprendía: notificada que fué la providencia á la ciudad de Córdoba, apeló de ella sin embargo de que el juez la mandó ejecutar y que se citasen á las partes para el amojonamiento y data de posesión ; aquel se practicó ; pero esta no consta se diese á Rujalance mas (pie délos mojones que dividían su término  Délos de las v. del Carpió y Morente.  Asi permanecieron las cosas hasta mediados del siglo XVII que acudió Córdoba al consejo de Castilla esponiendo que las 2 leg.

De término  Que se habian concedido á Rujalance las habian tomado vulgares y no legales , por lo (pie pretendió y ganó real provisión en 1660 para que las 2 leg.  Fuesen de esta última clase, habiendo ido á hacerlo ejecutar el licenciado D. Pedro Ronquillo , oidor de la chancilleria de Granada, comisionado por el consejo de Hacienda para la división de término, y con audiencia de los ayuntamiento  De Córdoba y Rujalance, asistencia de sus representantes y peritos fueron medidas las 2 leg.  Legales, considerándolas superficiales y no longitudinales en dirección á Córdoba, como debiera hacerse y se fijaron sus lím., quedando reducido el término  De Rujalance al que en el dia tiene, Restablecido el gobierno constitucional en 1820, promovió de nuevo las ant.  Reclamaciones, que ningún resultado produjeron ; guardó silencio el tiempo que duró el régimen absoluto y en 16 de abril de 1837 acudió á la diputación provincial pidiendo se le diese la posesión del término  Que obtuvo en 1594 : esta ordenó formar espediente con la debida instrucción , el cual se halla desde 1842 para resolver en la secretaria del ministerio de la gobernación.  Justo y conveniente por mas de un concepto sería que el gobierno atendiese las fundadas pretensiones de Bujalance , puesto que algunos puntos dist.  Menos de 1/2 leg.

Son correspondientes á la cap.  De la provincia  Y tanto en la sustanciacion de las causas por delitos cometidos en ellos, como en la valuación de los prod.  De las fincas enclavadas de los mismos , propias las unas y labradas todas por veciudad  De la ciudad que describimos, se siguen los entorpecimientos y perjuicios que desde luego se dejan conocer.  Dentro del término  á 1/4 leg.  N. en el camino de Montoro y sitio de la fuente de la Higuera, hubo un 1.  De este nombre que se supone fué fundación árabe y de muy corto vecindario é importancia: la última noticia que hay de su existencia es un acuerdo del cabildo ecl.  De Córdoba en el año de 1260 en que fué agregado á la iglesia  De Bujalance, por no poder sostener un cura párroco: á 1/2 leg.  Está el cortijo de Belmonte, que fué v. con 400 veciudad  Hasta mediados del siglo XVIII en que la abandonaron los últimos hab.  Consérvase la iglesia  Parr.  En clase de ermita dedicada á San José, donde se dice misa los dias festivos , y sus libros parr.  Se trasladaron á la de Bujalance en donde actualmente existen : hay otros 16 cortijos denominados Salvanes, Lorilla, Pozo-Benito , Ubadillas, Mari-Aparicio, Fernan-Garcia, el Dean, Zaragoza la Alta, La Cancina, La Marquesita, Zapico, Rojuelas, Cañada del Rey, Mingo del Pozo, Teja y Zaragoza la Raja , que tiene parte en término  De Córdoba, asi como pertenece otra parte al de Rujalance del cortijo de la Mata , situado  En el del Carpió.

CALIDAD Y CIRCUNSTANCIAS DEL TERRENO : es fértil por lo general y de lo mejor de la campiña : habia 2 deh.  De propios llamadas el Chaparral y Villargordo, de monte encinar y algunos terrenos labrados, las cuales se han repartido en suertes, habiéndose formado varias heredades de viñedo, olivar y encí

Nar, otra deh.  Do potros que también se repartió en suertes de 2 fan.  De tierra calma cada una, y unos 6 5 , 3 5 0 pies de olivo , (pie en su mayor parte han sustituido al plantio de viñedo.

De las aguas de los 6 pozos públicos muy abundantes y esparcidas por el término, se forman varios arroyuelos en el invierno, que quedan reducidos á unos meros charcos en la estación calurosa, donde se cogen algunas anguilas de mal sabor.

CAMINOS Y CORREOS ¡ solo hay caminos en el verano para los pueblos limitrofes; en el invierno y con particularidad si las lluvias son abundantes, no puede decirse que existen, porque se ponen intransitables aun para las mejores caballerías, y es necesario buscar los terrenos pocoollados y eriales para por ellos trasladarse al punto que se desea: sin embargo de las muchas precauciones que se loman, no hay invierno que no perezcan algunas caballerías en los que conducen a las fuentes inmediatas á la población  Son incalculables los perjuicios que de esta falta de comunicaciones se siguen á la c .  , pues que en ciertas épocas del año es imposible dar salida á sus granos y aceites, (pie constituyen su principal riqueza , y en las restantes siempre se hace con 1 ó 2 reales  De menos precio en fan.

ó a., que en otros pueblos que se bailan á igual y aun á mayor dist.  Del punto para donde sc hace la estraccion; un ramal de arrecife que comunicase con la carretera de Andalucía bien por la parte del Carpió, Pero Abad ó Villa del Rio, y cuya estension nunca llegaría á 2 leg., proporcionaría ventajas inmensas á su agricultura y comercio.  El correo se recibe de la adm.  De Villa del Rio, por medio de balijero los lunes, miércoles y sábados á las 7 de la tarde, saliendo los martes, viernes y domingos á las 2 .

PRODUCCIONES T las principales son aceite, trigo, cebada, habas , garbanzos, yeros y escaña: también se coge alguna miel y lana; ganado caballar, mular, asnal, vacuno y de cerda; caza de abundantes liebres y perdices y pesca de algunas anguilas de poco gusto.

INDUSTRIA Y COMERCIO : está reducida la ind.  á la fabricación de paños btstos y estameñas de que hay 6 0 telares, que la mayor parte del año se hallan parados, produciendo como unas 4 0 0 piezas; hay ademas 5 telares, 3 alfarerias y 3 6 molinos aceiteros.  El comercio consiste en la esportacion del trigo y aceite sobrantes y de los paños de su fáb.  Para la que se introducen 3 , 5 0 0 a. de lana ; cuenta seis tiendas de mercaderes y 8 de abacería, importándose todos los art.  Y efectos de que carece.

En 1 7 de agosto de 1 6 3 8 se concedió á Rujalance celebrar una feria desde el 2 6 de dicho mes hasta el 1 2 de setiembre y un mercado todos los sábados, cuya gracia, como todas de esta especie dispensadas durante el reinado de Felipe I V , le costó 2 , 0 0 0 ducados ; dejaron de celebrarse, pero por real orden de

1. »  De setiembre de 1 8 4 5 , se concedió su restablecimiento, quedando reducidos los dias de feria á 3 , desde el 2 4 al 2 6 de igual mes: situado  La ciudad que describimos casi en el centro déla campiña, y atendiendo á la épocaen que se celebra muy ápropósito para la adquisición del ganado vacuno, cerdal y lanar, es de esperar sea bastante concurrida.

POBLACIÓN , RIQUEZA Y CONTRIRLCIONES : 2 , 2 3 4 veciudad, 8 , 9 36 almas  RIQUEZA IMI>.: 2 .  3 1 0 , 7 7 5 reales  CONTR.: 2 7 6 , 5 4 0 .  El PRESUPIKSTO MUNICIPAL asciende á 8 9 , 0 0 0 reales  Y se cubre con los réditos de los capitales de censo en que se han enagenado las fin cas de propios y con los prod.  De arbitrios impuestos sobre puestos públicos , pesos, medidas y corredurías.

HISTORIA.  El historiador de Rujalance, citado por el maestro Florez, y el P. Lain Rojas, que halló entre las ruinas de la iglesia  De San Renito un ladrillo con la inscripción OF.  PON.  I .

NOLAN., han creído ser esta población  Aquella Ecetis, nombrada por Estrabon, espresando que si bien no era comparable con Cádiz por el comercio, le aventajaba en honor y en el número de los soldados que César envió á ella cuando la hizo sin duda colonia; pero ya hemos visto en el art.  Batís lo equivocado de este conceplo, por lo que debe entenderse en el testo de Estrabon.  El P. Hierro y D. Agustín Cean Rcrmudez, han creido ser Rujalance la ciudad de los barsavolenses que suenan en

A. Hircio (de bello Hispan.); mas sin que la relación histórica de esle escritor, conduzca con seguridad á Rujalance, como al teatro de los sucesos que refiere de aquellos ( aunque los antecedentes geográficos que de ella resultan, tampoco repugnan áesta reducción), parece convenir mucho mejor á esta

ciudad la que Ptolomeo presenta entre las mediterráneas túrdulas con el nombre Vogia, asignándola 9″ de long.  Y 3 8 » 3 0 ‘ de lat.: el nombre Rujalance parece formado de las raices Vogia y laos , que significan el pueblo de Vogia, y consta ser esta ciudad de antigüedad romana por los sepulcros , acueductos, lápidas, monedas, capiteles , basas , pedazos de columnas de precioso mármol y otros fragmentos de obras de aquella época, encontrados en el sitio que hoy ocupa y en sus inmediaciones.  Durante la dominación goda, existió Rujalance, y Ambrosio de Morales refiere en sus obras, que á un natural de ella se dio el castigo que aquella nación acostumbraba, y decian turpiler decalvare.  Vino por capitulación al poder de los sarracenos; quienes respetaron su religión y sus leves.  En esta época debió ser pueblo de consideración por la fort.  Que en ella construyeron y cuya descripción se ha hecho.  Fué conquistada por el Sto.  Rey D. Fernando en 2 3 de junio de 1 2 2 7 , entregándola su gobernador moro; y en el mismo dia aquel piadoso monarca mandó purificar la mezquita, destinándola á iglesia, con la advocación de Ntra.  Sra.  De la Asunción.  Conquistada que fué la ciudad de Córdoba por el mismo Santo rey, en 1 2 3 6 , se sujetó á s u jurisd.  Y sen.  La v. de Rujalance , y aunque en 1 4 6 6 se concedió por el rey D. Enrique IV el título de vizconde de ella al mariscal de Castilla D. Diego Fernandez de Córdoba, conde de Cabra, no tuvo efecto la gracia por la oposición que á ella hicieron la ciudad y la v. Esta desde la citada época era gobernada por 2 a l e , uno de la clase de hijos-dalgo y otro de la general, y por cierto número de regidores y juradosnombrados por todos los veciudad  En elecciones anuales , y confirmados por el ayuntamiento  De la c .  : asi permanecieron hasta principios del año 1 5 7 5 en que fueron nombrados por el rey 3 regidores perpetuos, á quienes ni el ayuntamiento  De Córdoba ni «lósale de Bujalance quisieron dar posesión, apesar de haberles sido presentados los reales títulos y requerídoseles con ellos: acudieron los nombrados á S. M. quien, con fecha 1 5 de junio del mismo año, espidió cédula no solo mandando se diese posesión á los referidos de las plazas de regidores, sino prohibiendo que en lo sucesivo pudieran serlo otros mas que los que obtuviesen real título, y con la misma fecha fueron enagenadas otras tres plazas en 2 0 0 , 0 0 0 mreales cada una.  En cumplimiento de la citada disposición soberana, tomaron posesión los 6 nombrados; pero inmediatamente tuvo la v. cabildo abierto, en el que por una gran mayoría se acordó representar con energía á S. M., como en efecto se hizo, pidiendo la abolición de los regidores perpetuos, y continuar eligiéndolos anualmente , como siempre se habia verificado : asi se le concedió por otra cédula en 1 5 7 8 ; mas á costa de 1 .  2 0 0 , 0 0 0 mreales importe de los 6 oficios enagenados que se mandó reintegrase el pueblo á los compradores: para ello, después de aplicar el prod.  De sus arbitrios, los de la venta de los pastos de sus deh.  Y cuanto disponible tenia, se vio en la necesidad de tomar á censo 2 , 0 0 0 reales: sacrificio que hizo gustosa , y que demuestra lo mucho que apreciaba el derecho de eligir los individuos de su ayuntamiento  Deseosa Ja v. de gobernarse con total independencia de Ja ciudad de Córdoba y quedar libre de su jurisdicción y señorio, solicitó y alcanzó del rey en 1 5 9 2 permiso para celebrar un cabildo abierto , en que se tratase del particular: tuvo efecto y por unanimidad se acordó la emancipación , y dar poderes para que la pretendieran de S. M. al abogado D. Gabriel Oblanca de la Cuerda y á D. Alonso de Robles, los que desempeñaron satisfactoriamente su comisión, consiguiendo por real cédula de 8 de junio de 1 5 9 4 , fuese la v. declarada exenta y separada déla jurisd.  De Córdoba, satisfaciendo 8 0 , 0 0 0 ducados en 5 años y pagas iguales.  El ayuntamiento

De aquella ciudad reclamó contra esta gracia, y envió á Ja corte comisionados, que solicitaran fuera revocada ; pero no consiguieron cosa alguna , mas que el que fuese confirmada por otra cédula de 1 2 de noviembre de dicho año: la v. en agradecimiento entregó en el acto 4 0 , 0 0 0 ducados, haciendo un anticipo de 2 años y medio.  Consiguiente al nuevo orden de cosas, fué nombrado corregidor D. Gonzalo Mecías de Villalobos que llegó acompañado de los comisionados Oblanca de la Cuerda y Robles, que habian obtenido por 1 , 2 00 ducados cada uno títulos de regidores perpetuos, y con otros seis que por igual precio los consiguieron, se constituyó el nuevo ayuntamiento  , en 8 de diciembre de 1 5 9 6 , quedando suprimidos los antiguos jurados y privado el pueblo de elegir sus concejales, derecho que con tanto empeño defendiera y á costa de tanto sacrificio conservara en otra ocasión.  No trascurrió mucho tiempo sin que esperimentase los malos resultade su condescendencia ó apatía; pues los regidores perpetuos

Lejos de cuidar de los intereses de la comunidad, cual era su deber, solo trataron de aumenar los suyos propios con perjuicio de aquellos: semejante comportamiento obligó á la v. en 1621 á pedir fuesen capitulados , y el consumo de sus oficios: dada por el rey comisión para ello al consejero de Castilla Don Baltasar Gilimon de la Mota, fueron públicamente capitulados los 8 regidores y se declararon fundados los cargos que se les hicieron entre los cuales el principal fué que no habian observado las leyes municipales respecto á la conservación de las heredades y las habian destruido, haciendo pastasen en ellas los muchos ganados que, como gente rica y poderosa, tenían: fueron , pues, depuestos y sus oficios consumidos, aunque con la obligación de satisfacer la v. á cada uno desús dueños 1,200 ducados, que.  Fué la cantidad porque los adquirieron.  Acto continuo, se trató en cabildo abierto si los regidores habian de ser nombrados por el rey ó elegidos por>l pueblo, y por una inmensa mayoria se aprobó este últimoestremo : en seguida se pasó á discutir si serian elegidos por un solo año ó perpetuamente, y aunque por algunos se hicieron grandes esfuerzos porque ia elección fuese anual, triunfó la opinión de los que estaban por la perpetuidad, y quedó acordado que el pueblo eligiese los regidores y que el rey los confirmase y espidiese los títulos; en su consecuencia se procedió á la elección de seis que se convino fuese el número de los que habian de componer el ayuntamiento, y á las personas en quienes recayó se les espidieron los correspondientes reales títulos, satisfaciendo por ellos cada uno 20,000 reales  En 1626 se presentó en Bujalance, Don Alonso de Cabrera, consejero de Felipe IV, en comisión de proporcionar dinero en cambio de gracias, y la v. pidió la de ser declarada c , ofreciendo por ello 40,000 ducados; admitida la oferta, le fué espedido el título que apetecía, en 6 de marzo de 1630; y en 1639 por la cantidad de 18,650 mreales, le fué concedido el tratamiento de señoría.  En 1631 se enagenó otro oficio de regidor perpetuo, unido al cargo de alcaide del cast., en 4,500 ducados y sucesivamente fueron, creándose otros hasta llegar al número 21 y 8jurados que era el que habia á la abolición de los ayuntamiento  Perpetuos.

El escudo de armas de esta población  Ostenta, en campo rojo, un cast.  Y torre de oro orlado de 7 torres del mismo metal, en campo azul.  Es patria de D. Diego de Torquemada, ob.  De Tuy y arz.  Electo de Sevilla , y del pintor Antonio Palomino, que con la pluma y los pinceles , dio tanto honor á la pintura y á lo profesores nacionales de quien tuvo noticia, escribiendo sus vidasy las de otros.