CASA DE RECALLES

casa de campo de su mismo nombre En !a provincia  Ile Lérida, partido  Jud.  De Sort., aud.  Terr.  Y ciudad g. de Cataluña (Barcelona), abadiato de Gerri.  Se halla srr.  A la vista de la montaña de Cuberas, apoyada en una peña en la parte meridional del bosque de Bahent: le combaten principalmente los vientos del E. , S. y N., y el C U M A algo frío , produce catarros: tiene una sola casa, y muy cerca de ella una fuente con otras varias esparcidas cu el término  Jurisd.  De Bahent , del cual forma parte, todas naturales, muy fuertes y ferruginosas.

Pertenece á la iglesia  Parr.  De este mismo pueblo , y el TERI- i N O de mediana calidad en su corta estension, de 1/2 hora de

N. á S. : confina por los cuatro puntos cardinales con sus colindantes San Sabesliá y Bahent, dist.  De lr/2 á 1/4 de leg., cu cuyo punto se encuentran pastos naturales de buena calidad : los C A M I N O S sen locales y dirigen para la montana de Cuberas, San Sebastiá y para Buscu : el conuco lo reciben los mismos interesados de Gerri, los miércoles y sábados de cada semana, P R O D U C C I Ó N  : trigo bastante inferior, centeno y patatas; ganado cabrio y caza de conejos, perdices y lobos en abundancia.

No hay IND.  , y el COMERCIO se reduce á lávenla de los frutos sobrantes en los mercados de Gerri, los sábados de cada semana, POBL.  : 1 veciudad, 6 almas  C O N T É , y RIQUE’ZA con Bahent y San Sebastiá, con los cuales formad ayuntamiento  (Y.)

BUSTANTIGUA

 cabañal en la provincia  De Santander, part, jnd.  De Villacarriedo, término  Del pueblo de Abionzo : srr.  En Medió de la ladera de la cuesta ó montaña de su mismo nombre.

Tiene 2 CABANAS con sus posesiones cerradas en anillo, de prado la mayor parte, y como una cuarta de maiz: es TERUE.NO bastante bueno, y sus dueños viven en él todo el año.

BUSTANTANAS

cabañal en la provincia  De Santander, partido Jud.  De Villacarriedo, término  Del pueblo de Alónos : srr.  á mitad de la cuesta de la montaña llamada la Cagia de Bugomez.

Comprende de 4 á 6 CABANAS con AUS fincas de prado y tierra labrantía, cerradas con pared poco sólida: sus v e c en número de 4 , se dedican á la cria de ganados , para lo que es muy apropósito su TERRENO.

BUSOT

univ. ó 1.  Conayuntamientode la provincia  De Alicante (2 1/2 leg.), partido  Jud.  De Jijona (1), aud.  Terr.  Y c g. de Valencia ( 2 0 ) , dióc de Orihuela (11).  Srr.  Al pie de un cerro en las faldas meridionales del monte Cabesó, libre al embate de los vientos del E .  , con CLIMA templado y saludable.  Tiene mas de 300 CASAS de ant.  Fáb., la del ayuntamiento, pósito para granos , carnicería, matadero , taberna , una escuela de primeras letras, a l a que concurren 45 niños , dolada con 1.500 reales  , otra de niñas con 50 de asistencia y 3 6 0 reales  De dotación, una iglesia  Parr.  (San Lorenzo), servida por un cura de provisión real ó del ordinario , segun el mes de la vacante, en rigoroso concurso , un sacristán , organista , manchador y 2 monacillos que nombra el diocesano, de cuya parr.  Depende la vicaria del I. de Aguas, una ermita, cementerio y 3 fuenles públicas , 2 de las cuales son de agua fresca, para surtido del vecindario, y la otra situado  á la entrada del pueblo es de una temperatura bastante caliente, y en su abundancia forma un arroyo para regar la huerta , desaguando luego en el mar á 2 leg.  De su nacimiento.  El término  Confina por N. y O. con Jijona; S. Muchamiel y E. Belleu y Aguas, siendo su diámetro de una leg.  Poco mas ó menos.  En su radio se encuentran muchos montes , entre los (pie se distingue el llamado Cabesó del Oro ó Cerro del hombre , en cuyas raices meridionales existen los famosos baños de Busót (V.), que toman nombre del mismo pueblo.  Dicho monte Cabesó se halla situado  Hacia el SE.  Y á 1/2 leg.  De d i s t .  , el cual corriendo en dirección de N. á S .  , es como una prolongación de la sierra dePenáguila, que va á morir al cabo de la Nao.  Subiendo por la parle set.  Se cruzan cuestas por entre campos de cebada , y otros incultos, y á los 3 / 4 de hora se llega á la base de los cortes casi perpendiculares y pelados que continúan hacia arriba por centenares de palmos.  Crecen por todas partes muchas plantas : en otros sitios menos descarnados vejetan con lozanía el esparto común y el junquero con otras matas bajas.  La piedra es caliza muy dura, ordinariamente blanquecina, algunas veces parda , y otras jaspeada de rojo y blanco.  A Ja simple vista parece que lo mas alto de los cortes, estaría muy cerca de la cumbre; pero pronto se conoce el grande engaño al ver que en ellos empieza lo empinado del monte.  Se busca paso entonces por cuestas rápidas, en donde se hallan pinos , fresnos , lentiscos , cornicabras , madroños y brusco: hay en ellas infinitos cantos que han bajado de las alturas, y bastantes cristales blancos romboidales de espalo calizo: se doblan al fin los últimos repechos, y se descubre una dilatada llanura que en declive sc prolonga hacia el mediodía sin árboles, pero aprovechada casi enteramente en granos: la tierra es gredosa con mezcla de arenas, y á veces con gran número de chinitas menudas.  Siguiendo como 1 leg.  Hacia el

O. , se encuentran dos cabezos que interrumpen la llanura, entre los cuales se halla el collado y senda para bajar del monte.  El cabezo meridional es de mucha altura, y muy cerca de su cumbre se conservan rastros de algunos pozos hechos en otro tiempo, para sacar las crecidas minas de oro : halláronse piritas y otras cosas de poco valor , y por eso se abandonaron las escavaciones y trabajos , como ha sucedido recientemente con otras sociedades mineralógicas, que han gastado sus fondos infructuosamente.  Sin duda les atraia aquel adagio que se pone en boca de los moriscos: \Ah cabeza de oro!  ¡ Qtúén le pudiera pillar una noche solo!  Pero la esperiencia ha acreditado , que si bien este monte no carece de preciosos minerales , se hallan estos tan ocultos en las entrañas de la tierra, que no solo se necesitarían cuantiosos caudales para llegar al criadero , sino conocimientos especiales en esta difícil ciencia , de que sin duda han carecido hasta ahora las empresas que se han propuesto esplotsrlas.  En este cerro y por la parte del N., se encuentra la famosa gruta ó caverna llamada de los Canelones , cuya descripción debemos á nuestro ilustrado corresponsal

D. Santiago Maria Pascual, que la recorrió en primero de junio de 1844.  La entrada está situado  Como á dos tercios de su altura, y bajo del arranque de la gran roca que lo corona; destacándose por este lado en forma de un gran murallon cortado pcrpendicularmcnte.  La referida entrada se efectúa, hasta llegará loque propiamente puede llamarse puerto, por medio de una rampa descubierta bastante violenta, y de una long.  Como de unos 4 5 pies.  Al fin de ella se halla una abertura ó agujero de unos 3 pies escasos de altura, y 5 de long.

é igual de profundidad , que hace incómoda su entrada, conociéndose no haber sido asi en otro tiempo, sino que el arrastre continuo de las tierras, motivado por la corriente de las lluvias, ha obstruido aquel boquete, único paso para reconocer aquella cavidad.  Continuando esta especie de mina, se encuentra un grande espacio, y á su lado der.  Un derrumbadero formado por una multitud considerable de tierra que se ha ido introduciendo sucesivamente por dicha abertura.  El descenso es violento y trabajoso hasta llegar al final de estas tierras, pues su naturaleza arcillosa las hace resvaladizas, mucho mas por la continua humedad de que sc hallan impregnadas.  La long.  De esta caverna, tomada desde su entrada hasta el final de ella, lo es próximamente de 1,000 pies, y sobre 600 de anchura , tomando un término medio, sin embargo de que es cosa casi insensible lo que se estrecha por algunas partes.  Su figura es una elipse, cuyo foco del N. es mas agudo que el del

S. , en cuya dirección camina: su altura casi igual, no baja de 120 pies, pues si bien en su entrada lo cs menor débese al gran hacinamiento de tierras que se han acumulado sobre el plano de dicha espaciosa caverna que presenta cl aspecto de una imponente basílica, ó gran templo, formando una bóveda con muy pequeños resaltos, y con un arco esterno aunque rebajado por su gran línea , y presentando las enormes moles como á unas grandes cuñas.  Anonadado á la vista de este vacio tan inmenso que sobrecoge al espíritu, se va esplayando poco á poco la imaginación á la vista de tantas y tan variadas como caprichosas filtraciones de espato calizo ó estalactitas, formando ya grupos de columnas con sus cornisamentos y arquitrabes , jarrones , atrios, estatuas y otras mil rarezas , ya columnas aisladas, esbeltas y ligeras de.  Una altura prodigiosa , ya moles que parecen muros, los cuales heridos por otro cuerpo estraño , dan un sonido campanil, cuya vibración retumbando per aquel espacio, causa una sensación difícil de describir.

La formación de estas columnas es por conos inversos, cuya base menor está hacia su arranque de tierra , que es la figura natural de todo líquido , que cayendo , principia desde luego á coagularse , de modo que se encuentran cortadas en toda su caña por continuados resaltos ó cordones.  Al lado der.

Conforme se baja, y casi al final de la caverna, muy cerca de su pared, aparece una filtración espaciosa, cuyo aspecto se semeja á un retablo, y con este nombre le designan los naturales; se halla asido por su parte superior á la bóveda , dejando por detras el suficiente espacio para poder pasar.  Las grandes moles de rocas que hay tendidas por aquel espacio, se hallan todas incrustadas de filtraciones mas ó menos curiosas, presentando muchas de ellas cristalizaciones de espato calizo, cuya brillantez, con el reflejo de las luces artificiales, forman un golpe de vista sorprendente, resaltando sobre ellas, y destacándose las sombras de las inmediatas rocas segun las diferentes disposiciones de las luces.  A su final hay algunos pequeños estanques de agua ó balsas, llamadas en el pais Cogollos , pero nada profundas y de poca circunferencia.  La temperatura dentro de la cueva , parece hallarse sobre unos 20 grados, pues en todo el tiempo que se permanece dentro de ella, sc está continuamente sudando, aunque en parte debe atribuirse al violento egercicio que hay que hacer para recorrerla.

Si bien esta gran caverna es admirable por sus grandes y preciosas estalactitas con que la profusa naturaleza la ha enriquecido, no lo es menos al aspecto y examen de un geólogo, quien en sus investigaciones descubre desde luego una gran hornaza de un volcan apagado ya ha muchos años.  En efecto, en todo este espacio no se encuentran vestigios de la mano de hombre, lodo cuanto en sí encierra, está derramado sin orden» y con ese admirable desaliño con que la naturaleza marca sus portentosas é inimitables obras.  El aspecto esterior de la montaña, su color gris ceniciento, su corta vegetación , el trastorno de los bancos de piedra que la forman , y sobre todo

Una especie de cráter que se halla situado  á la parle del S. mirando al mar, y como á unos 40 pies mas ahajo del punió mas elevado del monto, aunque ya casi cegado por las tierras que han arrastrado las aguas de la altura que lo domina, son indicios vehementes de la existencia de un volcan en tiempos lejanos.  Confirma mas esta opinión la cata modwna ó pozo de nriina inmediata á la caverna , situado  Al O. de ella , cuyas tierras de un aspecto gris, quebradizas y sumamente leves,, se parecen á la lava , ias cuales después de su frotación , despiden un fuerte olor de azufre , cuyo mineral en granos parece se ha encontrado también por algunos curiosos, dentro de la misma cueva.  Propende también á la evidencia de cuanto dejamos espuesto, los infinitos manantiales, q’ue surtiendo del estribo que forma dicho monte, prod.  Los baiios termales de Busót, que ya hemos mencionado, cuyas aguas marcan 32 y 33 grados de calor, lo cual demuestra que pasan inmediatas á algún sitio donde hay grandes masas en combustión, y no lejanas de su salida.  Seria de desear que hombres inteligentes se dedicasen á examinar con detención estos parajes, seguros de encontrar datos que podrían inducir al conocimiento de riquezas científicas.  Unas veces la desidia , otras las dificultades que en verdad.presenta el terreno hasta llegar al punto de la entrada de dicha cueva, y sobre todo los peligrosos pasos que hay que vencer para recorrerla en todas direcciones, precisado á tener que saltar de.  Roca en roca, á deslizarse por encima de ellas, con otros mil inconvenientes, todo ello contribuye á que no sea bastante conocida, y que desanime su inspección aun á los mas atrevidos.  En otros paises seria este sitio un objeto de especulación, pues con muy corto trabajo podria hacerse accesible hasta para carruages, la llegada a su entrada, con motivo de que el terreno’va elevándose desde Busót por detras de dicho cerro caminando hacia el N., por cuyo lado la altura del monte es un tercio menos elevado que porel S .  , en cuya primera dirección se encuentra un camino carretero que se dirije á Jijona.  También podria facilitarse y hacerse mas asequible elsendero del interior de la cueva, con solo eslender en diferentes direcciones las tierras movedizas que hay á su entrada, mucho mas cuando la línea que describe la base de la cueva desde el principio hasta el fin, lo es de un plano suavemente inclinado en todas direcciones; pues los resaltos y malos pasos de que se halla sembrada, los forman las grandes masas de rocas que se encuentran por toda ella.  Emprendido esle trabajo por algunos naturales del pais, no dejaría de remunerarles con esceso, particularmente en las temporadas de baños, que tantas personas concurren á ellos , las cuales no dejarían de visitar una caverna tan notable, si se les facilitase su acceso con alguna comodidad y medios de poder recorrerla sin tener que conducir todo lo necesario al efecto.  Apesar de lo poco visitada que es esta cueva, se leen no obstante en una gran losa que hay á su final, los nombres de algunas personas notables por sus conocimientos y categoría, como lo fueron el de Gutiérrez , profesor de mecánica aplicada á las artes, y célebre naturalista ; el del insigne general D. Cayetano Valdés; el del célebre Lagazca y otros varios.  El TERRENO que comprende la jurisd.  De Busot es desigual, sembrado de cerros y lomas, cuasi todas reducidas á cultivo, y plantadas de viñedos, almendros y algarrobos: que forman una especie de frondosos y espesos ‘bosques.  Los CAMINOS que conducen á los pueblos ¡imitrofes, son de herradura la mayor parte, y s e hallan bastante descuidados: solo hacia Jijona y Alicante pueden rodar carruajes, aunque no con mucha comodidad, PROD.: trigo, cebada, maiz, habichuelas , ‘vino, esparto, barclnlla , cáñamo, miel, frutas y hortalizas; sostiene ganado vacuno y la nar , y hay caza de conejos, perdices y algunas liebres, IND.: la agrícola, y se fabrica también vidrio, tejas y espartería.

POBL.  : 355 v e c .  , 1,250 almas  CAP.  PROD.; 7.071,500 reales  IMP.: 224,430 con 20 mreales CONTR.  : 39,102.

BUSEU

1.  Que forma ayuntamiento  Con San Sebastian de Usen, dist.  1 / 2 hora , en la provincia  De Lérida ( 2 9 hor.), partido  Jud.  De Sort ( 5 ) , aud.  Terr.  Y ciudad g. de Cataluña (Barcelona 4 8 ) ‘ , diócesis

De Urgel ( 3 ) , Abadiato de Gerri: se halla srr.  En la falda de unas montañas muy elevadas, y está combalido principalmente por los vientos de N. y E.: su CUMA es frió, y sc padecen comunmente inflamaciones y apoplegias.  Tiene 9 CASAS y la iglesia  (San Bernardo), es aneja de la de Bahent.  De la cual dist.  Una hora: confina el TÉRM» N. con Frexes; E. Castellás,

S. Espluga, y O. Useu, en cuya jurisd.  Está comprendido el manso llamado de Bacalles dist.  3 / 4 de hora.  El TERRENO es áspero, pedregoso y montuoso; y en él se encuentran á 3 / 1 de hora por la parte E .  , algunos montes poblados de pinos, tan altos como sus inmediatos los llamados de Cuberas y Bahent: los CAMINOS locales y de herradura, conducen á los pueblos lim.de Bahent, Useu y Castellás: la CORRESPONDENCIA la reciben de la cartería de Gerri el mismo dia que lega á este punto, PROD.: centeno, cebada, patatas, ganado cabrio y vacuno, que es el preferido: hay caza de perdices, conejos y liebres, IND.  : se importa del interior de la provincia, vino y aceite, y se estrae alguna cantidad de ganado, POBL.  , RIQUEZA y CONTR.  Con San Sebastian de Busea.

(V. )

BUSECO

braña en la provincia  De Oviedo, ayuntamiento  De Navia y feligresia  De San Salvador de la Montaña de Rio-negro (V.): POBL. 2 6 v e c , 1 8 1 almas.

BURO

r. en la provincia  De Gerona, partido  Jud.  De Olot; tiene su origen de una fuente al pie de la montaña del Puig de Basagoda; recibe á su der.  Las aguas que vierte la cordillera de este nombre , por fuera del Treu, y las de las montañas situado  Por cima de Tortellá; por su izquierda  Las que caen de los montes de Llorona, las de San Miguel, y las del arroyo que nace en las sierras nombradas Cumes de Tosca de Engaña , que pasa enlre la de San Miguel y la de Nlra Sra.  Del Mont, uniéndose con cl Buró en las estremidades de aquella; baña los término

De Llorona , Salas, Argelaguer, y desagua en el Fluvia á 1/2 milla de esté último punto

BURGOS

 intendencia de ant.  Creación, compuesta de las c , v. y 1.  Anteriormente indicados, correspondientes alas ant. Prov.  De su nombre, Palencia y Segovia.  Graves, gravísimas dificultades ofrece al tratar de época remola, lijar con la correspondiente clasificación los pueblos que han formado la división civil y administrativa que figura con el nombre que encabeza este art.  El terr.  De Burgos en el siglo XVI es diferente del que aparece eu tiempos mas remolos.  Los nombres de las provincia  De Trasmiera y Tierras del Condestable no Uguran ya en el siglo XVIII como terr.  Independiente en la adm.; y para que sean mayores las complicaciones, ni en la división hecha por los franceses, ni en la determinada poco después de regresar el rey Fernando á España , ni en i a verificada por las Cortes en 1820 á 2 3 , ni en la eslableeida por el gobierno absoluto desde 1824 hasta la muerte del último monarca, ni en la planteada bajo el reinado de Isabel II se ha seguido un mismo sistema, sc han admitido unos mismos l í m .  , y por consiguiente sc han reconocido unas mismas población  Cada época, cada adm.

Ha hecho importantes alteraciones, y de aqui nace la dificultad de nuestro trabajo: no nos hemos arredrado sin embargo; lejos de eso, el estudio que hemos hecho puede servir para aclarar una cueslion complicada, haciendo conocer el movimiento progresivo ó decadente de la población, que comprende el terr.  De la intendencia de Burgos.  Con esta ligera indicación , y teniendo á la vista cuantos documentos hemos podido reunir sobre esta importante materia , entramos en el examen de la POMLACION.  Los pueblos que en el dia forman la provincia  De Burgos, hechas las agregaciones y segregaciones que corresponden , segun mas .adelantediremos, han tenido en las diferentes épocas á que nuestras noticias alcanzan

Primera población.  En el censo de las provincia  Y partido  De la corona de Castilla, que con referencia á datos existentes en el archivo de Simancas, publicó en 1829 y en virtud de real orden , el Sr.  D. Tomas González, Maestrescuela de la iglesia  Cated.

De Plasencia, figura la provincia  De Burgos en 1594 con 59,634 veciudad  Pecheros, y 298,170 almas  En la división se observa desde luego , que comprende diferentes conciudad, cuadrillas, meríndadcs , partido  , tierras é infantados; nótase también que aparecen en los documentos á (pie nos referimos, dos provincia  Con los nombres de Trasmiera y Tierras del Condestable; la primera con 25,398 veciudad, ó 126,990 hab., y la segunda con 11,134 de aquellos y 55,670 de estos.  Los pueblos que forman estas dos provincia, figuran en su casi totalidad en la demarcación civil y administrativa de Burgos en el siglo XVIII y parte del XIX, y aun en el dia muchas población  De las ant.  Tierras del Condestable, forman parte del terr.  Cuya descripción nos ocupa.  Ignoramos, no tenemos inconveniente alguno en declararlo asi, el número de vecinos pecheros y hab.  De pueblos que siendo hoy de la provincia  De Burgos, correspondían antes á la tres ant.  De que llevamos hecho mérito.  Pero como conocemos , y es por cierto un dato curioso y útil, la población  Señalada á cada pueblo en trabajos oficiales ant.  Relativos á la actual provincia  Que descri bimos, nos es permitido apreciar el número de almas que tenia en el siglo XVI el lerr.  Conocido hoy con el nombre de provincia

De Burgos.  Daremos ante todo algunasesplicaciones á nuestros lectores, para mejor comprender el estado de población  Que acabamos de presentar: hasta ahora en los demás art.  De intendencia, hemos señalado solo un determinado numero de hab.  á cada época ; pero en esta provincia  Hemos tenido precisión de presentar dos cantidades , porque una sola combinación no nos ofrecía un dato , no diremos seguro , pero ni aun probable, do la población  Del pais que describimos.  Examinado el número de pueblos que hoy tiene la provincia  De Burgos, y viendo su procedencia , hemos podido conocer que de la división del terr.  Mas admitida , ó al menos la que por mas tiempo ha regido, se han hecho tres segregaciones para formar la actual provincia  De Burgos en la proporción siguiente: Antigua provincia  De Burgos 45’38 Id de Segovia 4’98 Id de Palencia 2’32 Pero como ha sufrido tantas alteraciones el terr.  Y por consiguiente la población, segun ya hemos dicho, este sistema que tan buenos resultados nos ha dado en otro* art.  , sirve muy poco |>ara el presente.  Por esta razón hemos buscado de diferentes épocas, en que en el número de hab.  De los pueblos que componen la actual provincia  Es conocida la proporción con el señalado á toda España, adoptando como término medio el 2’10 por 100.  Confesamos francamente que el resultado de este trabajo que ha reclamado mucho estudio , mucho examen, llena nuestros deseos , porque á no dudarlo presenta con la exactitud posible la historia del movimiento de la población  De la provincia

Que describimos.  Conociendo nuestros lectores el método adops tado para saber la población  En diferentes épocas, concretándonos ya al siglo XVI, vemos que tenían las Prov.

Id…. Id…. de Burgos… de Segovia.. de Palencia.

298,170 207,065′ 203,640 708,875 Tomando de esta suma el 45’38 para la primera, el 4’98 para la segunda y el 2’32 para la tercera , resulta una población

De 150,345 hab.  (‘) Mayor era sin duda el número de almas

Que á los pueblos de la actual provincia  De Burgos correspondían en el siglo XVI, y desde luego buscando la proporción que arrojan los datos del siglo XVIII y algunos del XIX, puede fijarse sin temor de incurrir en error palpable, la población  De este país en 172,35-2 habitantes.

Segunda población.  En el censo español ejecutado de real orden, comunicada por el respetable y entendido conde de Florida-blanca en el año de 1787 , aparece la provincia  De Burgos con 1,947 parr., 1,828 población  , entre ellas?  C , y 583 v. , formando todas una población  De 465,410 hab.  Este número prueba lo que hemos dicho anteriormente, á saber : que la división terr.  Sufría importantísimas alteraciones: la población  Que presenta el censo del siglo XVI es de 8.200,791 hab.; la que ofrece el del XYT1I , objeto ahora de nuestro examen, es de

10. 409,879, apareciendo en la población  Un aumento de 2.206,791, ó sea un 26’95 por 100.  La población  De la provincia  De Burgos en la división que tenia el pais en el año de 1594, era de 298,170, y en 1-787 de 465,410 hab., apareciendo un aumentode 167240 alm , ó sea el 56’1 p. § : esta proporción en el progreso de los hab.  No es admisible; de aqui resulta la confirmación di lo que hemos dicho al examinar el dato del siglo XVI, que era mayor el número de almas que en aquella época tenían los pueblos que hoy forman la provincia  De Burgos: mas exactos resultados ofrece la población  Por nosotros señalada de 172,342 hab., porque entonces el aumento es solo de 2.V12 por 100, igual con escasísima diferencia al que presenta la población  Total de España.  Desrendamos ya á los pormenores necesarios para conocer la proporción con que cada provincia  Contribuia á formar el número de hab.  Correspondientes en el año de 1787, al terr.  Que hoy tiene la provincia  Que describimos.

Burgos 45’38 211,203 Segovia 4’98 8,343 Palencia 2’32 2,610 222,156 No es tanta la población  Que resulta del examen de los datos que nosotros poseemos, porque siguiendo laprovincia  De Burgos el aumento proporcional á la totalidad de la monarquía, el número de hab.  Quedaría reducido á 215,631.

Tercera población.  No con grande acierto; no con mucho resultado; pero si con mucho celo y con fe ardiente trabajaban los ministros del abuelo y visabuclo de nuestra Beina por reunir datos estadísticos de población  Y de riqueza: con solo recordar que en los años de 1787, 1797 y 99, te publicaron é imprimieron trabajos curiosísimos, se halla hecho en esta parte el elogio de aquellos monarcas y de los ministros que tuvieron intervención en los negocios públicos.  En el censo á que ahora nos referimos, se eleva el número de individuos á 10.541,221 y co tejándose con el de 10.268,150 del trabajo de 1787 , se fija un aumento de 273,071 personas etilos 10 años que median entre las dos éppcas.  Asi se esplica el autor de las advertencias que figuran á la cabeza de esta publicación, y esle es también el resultado que ofrecen los estados pareialesdc cada provincia

Tenemos sin embargo el disgusto de decir que las personas que sumaron los números correspondientes á cada provincia, dejaron de incluir los eclesiásticos del clero secular y regular.  Bien es cierto que en el estado general de la población  De España, que el censo de 1787 presenta en sus primeras hojas, se lee: «total general 10.268,150»; pero mas abajo, después de añadirse las diferentes clases del clero, se lee: «resumen general»; y al sumar las 4 partidas que contiene, se dice: «10.409,879»; siendo por consiguiente el verdadero aumento del censo de 1797 , el de 131,342 hab.  Hecha esta rectificación y concretándonos ya á la antigua provincia  De Burgos, diremos, que á esta se señalan en el censo que ahora examinamos una población  De 470,588 almas, ó sea un aumento de 5,178, y buscando las tres segregaciones que forman la actual provincia  Resulta lo que sigue: Burgos 45’38 213,553 Segovia 4’98 8,168 Palencia 2’32 2,739 ina mucho la población  Por nosotros señalada sobre la base esplanada ya al tratar del dato de 1594, puesto que lijamos el número de hab.  En 221,365, siguiendo una marcha gradual sostenida segun el movimiento observado en la totalidad de la nación española.

Citarla población.  Se refiere este segundo dato á la segunda época constitucional de 1820 á 1823, en laque segun saben nuestros lectores, se hizo una división territorial bastante aproximada á la que en el día tenemos.  En la memoria que se acompañó al proyecto decían sus autores, que en el distrito de la provincia  De Burgos se contenia el pais conocido con nombre de Montanas de Santander, aunque de hecho era provincia  Distinta, conocida por el Bastón de Laredo, con batallón de milicias provinciales etciudad; que este país por su naturaleza montuosa, difíciles comunicaciones con Burgos, propensión á la navegación, conformidad de costumbres, producciones etciudad llamaba á formar provincia  Marít.  Separada de la de burgos; que asi casi lo tenia determinado el anterior gobierno y que tanto las cortes estraordinarias como las de la época que nos ocupamos habian convenido cu la necesidad de crearla, ya poniendo gefe político subalterno, y por último concediéndole diputación provincial; que en atención á estas consideraciones, la comisión ia proponía, agregándole el partido de Reinosa, jurisdicciones de Cervera y Aguilar de Campoó, y separándole para Oviedo los valles de Riva de Deba y Peñamellera y para Vitoria el valle de Mena y algunos otros pueblos; alteraciones indispensables para formar una buena provincia.  No fueron los autores de esta memoria muy felices, porque las cortes hicieron en el proyecto grandes variaciones, y con respecto á la provincia

De Rurgos se fijaron los límites de que hemos hablado en el art.

De provincia  ó gefatura política, comprendiendo su terr.  206,095 hab.; pero como la comisión y los mismos cuerpos colegisladores reconocieron, los datos de población  Eran diminutos, y por eso se dijo que podia prudentemente aumentarse una quinta parte.  Admitido este aumento la población  De España fijada en 11.474,753 hab., subiría á 13.769,703, segun hemos dieho en la pág.  263 del tomo 3.»  Y la particular de la provincia  De Rurgos fijada en 206,095, ascendería á 247,314 hab.  Viniendo ya á nuestro método predilecto admitido para conocer el número de hab.  Que tenían en 1822 los pueblos que hoy forman la provincia  De Rurgos, diremos que en la población  De los

11. 474,753 hab., correspondian á laprovincia  Deque tratamos 240,969 y en la de 13.769,703, 289,161 almas

Quinta población.  Ya nuestros lectores han visto las observaciones que hemos presentado sobre los trabajos que hizo la policía en el año de 1826 , época en que las investigaciones dieron buenos resultados por los motivos de que también hemos hecho mérito en otros artículos de intendencia.  Los trabajos se dirigieron teniendo por base el censo de 1797 y en el señalamiento de provincia  ó mejor dicho en la demarcación del terr.  No se hizo alteración alguna , resultando una población  De 611,762 hab.  Esle número demuestra que se comprendió bajo la denominación de la provincia  De Burgos, el terr.  Que designó la comisión de 1822 con la espresion de Montañas de Santander y que por consiguiente estamos en el caso de buscar la población

Por medio de las segregaciones de que nos hemos valido anteriormente, siendo el resultado el que aparece de los números que siguen.

224,460 Burgos 45’38 Segovia 4’9 8 Palencia 2’32 277,617 11,025 3,561 292,203 A este resultado que ofrecen las proporciones con que se segregan de las tres provincia  Indicadas el número de hab.  Correspondientes á los que hoy forman la de Burgos, se aproxi- Una coincidencia notable y de bastante importancia ocurre al comparar la población  Que resulta por este medio con la quo ofrece el que nosotros hemos adoptado y seguido como mas aproximado á la verdad, y esta coincidencia consiste en que la población  Cs la misma con cortísima diferencia, puesto que si en cl primer caso aparece una población  De 292,203 hab., en el segundo resulta una de 292,723, ó sea la insignificante diferencia de 520 almas.  Nuestros lectores apreciaran el valor que puedan tener nuestros cálculos y observaciones, al recordar, que en el dato mas exacto, que sin duda alguna lo es el de 1826, los dos medios presentados para apreciar la población, han fijado definitivamente el mismo número de habitantes.

Sesta población.  Reunía por el mismo tiempo, esto es.Por el año de 1826 cl Sr.  D. Sebastian Miñano, los datos oficiales (pie necesitaba para publicar en su Diccionario el art.  De España, y sus datos, segun hemos dicho ya en otros art., arrojaban un total de 9.050,839’ veciudad, 13.698,029 hab figurando en esta suma laprovincia  De Burgos por 364,339 in dividuos.  Causará sin duda estrañeza á nuestros lectores un diferencia tan notable de población  En una misma época, ó mejor dicho en un mismo año, siendo acaso los datos oficiales de la misma procedencia.  Pero es de notar que el señor Miiiano presentó una nueva provincia  Que es la de Santander y como resulta un considerable aumento en la de Palencia, puede muy bien decirse que se fraccionó el terr.  De la ant.  Prov.  (jj Burgos.  Uniendo pues la población  Del terr.  Segregado para for mar la provincia  De Santander, y reintegrando para esta operación a l a ant.de Burgos, el aplicado para la de Palencia, se ob tendrá cl resultado que sigue: AotiguaprovinciadeBurgos 45’38 269,020 Id.  Segovia 4’98 6,945 Id.  Patencia 2’32 3,650

279,615 Con esta operación hemos puesto en bastante conformidad los resultados de los dos métodos que seguimos , puesto que el segundo presenta una pobb de 287,658 hab., menor á la de 1826, por ser también menor la población  Señalada á toda España Sétima población.  Ya han visto nuestros lectores con qué severidad , y hasta con qué indignación hemos hablado de ios trabajos de la poiieia correspondientes á 1831.  Mas que nuestras razones dicen los guarismos, y por eso presentamos á continuación un cotejo curioso en cl estado que sigue: P n n v i v í ‘ i A<: Datos oficiales <lo Mi- Datos de la policía Diferencia de ráenos.

Burgos…. hab.  364,339 Palencia 203,862 Santander 181,953 Segovia 139,463 200,249 139,552 132,479 107,397 104,090 64,310 49,474 32,066 Y es de notar que no hemos podido comparar los trabajos de la policía en 1831 con los de la misma institución en 1826, apesar de que hubiera sido mas notable la diferencia, porque en estos últimos, como ya hemos visto, no comprendían la división de la aut.  Prov.  De Burgos, tal como estaba ya en la época á que ahora nos estamos refiriendo.  Precisamente en el sexenio de 1826 á 1831, no habia ocurrido en España ningún acontecimiento notable que influya en la baja de población.

Continuaba por entonces la estension del dominio agrícola; Jos mercados públicos estaban muy provistos,’y por consiguiente la subsistencia asegurada; el pais no habia sufrido ninguna epidemia ; ni el cólera , ni la guerra civil , ni la estranjera, diezmaron la población  De España; el ejército era escaso , y por consiguiente la agicultura y las arles tenían los brazos necesarios ; y apesar de todas estas circunstancias favorables , las operaciones de la policía disminuyeron la población

En 2.731,596 hab.  , ó sea 19’59 por 100.  Si esta proporción hubiese llevado la baja de la población  En nuestro pais, en 20 años hubiera sido un vasto desierto, cuyas imponentes ruinas representasen el ant.  Poderío de un gran pueblo.  No fué asi por fortuna: la nación española siguió en esa época , aunque lentamente , cl movimiento progresivo que se observa desde que asegurada la subsistencia del pais, no inspiran ya temor ni el hambre ni Jas pestes ocasionada» por la miseria.  Haciendo ya aplicación de Jos números que resultan de los datos oficiales de 1831 , se obtiene el resultado que sigue: Burgos 45’38 178,220 Segovia 4’98 5,338 Palencia 2’32 3,238 • 186,806 Ya ven nuestros lectores hasta qué punto habia disminuido la policía de 1831 la población  Correspondiente á los pueblos de la actual provincia  Do Burgos.  Pero consuela en cierto fnodo observar tpae aun en la población  Señalada á toda España, correspondían al terr.  Que hoy describimos 235,360 hab., en vez de los 292,723 que señalaron los trabajos oficiales de 1826.

Octava población.  Refiérese á los trabajos de la policía de 1832 , y sobre ellos nada diremos, porque habríamos de repetir en su caso , lo manifeslado sobre los datos de 1831.  Nos limitarumos, pues, á clasificar la población  Por ios medios adoptados.

Burgos 45’38 178,946 Segovia 4’98 5,144 Palencia 2’32 3,319 187,409 Segun nuestros datos, la población  Que correspondía de la total señalada á España, á Ja provincia  De Burgos, era de 234,323 almas.

Aovena poblttcion.  Llegamos ya á la nueva división terr.

De 30 de noviembre de 1833 , época en que se formaron las provincia  Del modo que hoy existen.  Desde entonces han sido escasísimas las alteraciones, y aun estas principalmente se han fijado en la variación de las cal), de partido  Jud.  En la provincia  Que describimos, las variaciones en nula influyen , porque se limitan á agregar al partido  De Sedaño algunos pueblos que á la provincia  De Santander antes correspondían.  En el real decreto que hemos referido, figura la provincia  Que describimos, con 53,980 veciudad  Y 224,407 hab.  : el número de estos aplicado en la división terr.  De 1833 , demuestra que al combatir los datos déla policía de 1831 y 1832 , hemos procedido con bastante acierto.  Para nadie es un secreto que , al señalarla población  De 1833 hubo también ocultaciones y fraudes , y es bien seguro que la provincia  De Burgos tenia entonces ó 1 6 ó tal vez 1/5 mas de individuos.

Décima población.  Nos referimos en el año de 1836 á dos clases de trabajos: el hecho para publicar la guia del ministerio déla Gobernación y el preparado por la diputación provincial para distribuir cl contingente del reemplazo para el armamento de 50,000 hombres de aquel año.  Los trabajos del Ministerio de la Gobernación, presentan el mismo resultado que los de 1833: tal vez esto pruebe que se limitaron á admitir aquel dato sin nmgun genero de investigaciones.  Los de la diputación provincial presentan 49,070 veciudad  , y verificada la multiplicación á 4’16 por 100, base adoptada por la gefatura política en aquel mismo año, resulta una población  De 204,131 hab.; pero es de notar que la diputación presenta el número de individuos de 1836 comparado con el de 1797, resultando disminuida la población  De Burgos, en 12,217 alm, Bien es cierto que, como > a hemos dicho en otras ocasiones, sc observa constantemente que en los censos de población, hechos para cubrir el contingente de un reemplazo, es donde mejores datos se obtienen, pero donde peores resultados se publican, tanto por Jas corporaciones populares, como por las autoridades del Gobierno.

L’nríccima población.  Conforme á lo prevenido en el art.

40 de la ley de 2 de noviembre de 1837 , formó la diputación provincia  De Burgos, en el año 1840 (*), un estado comprensivo del número de almas  De cada pueblo de la provincia, sacado de los estrados de padrones remitidos por los ayuntamiento, para hacer el reparto de quintos: la población  Señalada en este documento es de 178,177 individuos, 46,230 menos que en los años 1836 y 37, ó sea 25’94 por 100.  Nada decimos sobreesté dato , porque bien sabido es que los pueblos ocultan estraordinariamente, como ya hemos dicho diferentes veces, cuando se facilitan noticias que han de servir para señalar el cupo del reemplazo del ejército.

Duodécima población.  Correspondientes al año de 1841, tenemos dos datos: el de la junta formada enel mismo año, cuyos trabajos analizaremos masadelante, y el de la diputación provincial, en cumplimiento del ya referido art.  40 de la ley de reemplazo de 2 de noviembre de 1837.  Beunidas en Burgos en 5 de mayo , personas respetables , de las que no pocas nos honran con su amistad, y aun algunas de ellas nos favorecen con su cooperación patriótica y desinteresada en la ardua tarea que hemos emprendido , hicieron el resumen de la población

Y riqueza del terr.  Que describimos.  En el resumen general de esto trabajo, figura la población  Con 47,172 veciudad  Y 183,270 hab.

Aumentada parece la población  Desde el año de 1840, pero esto no

Nos impido decir que los distinguidos ciudadanos que en Burgos se reunieron , y en esto no pretendemos hacerles ofensa alguna, redujeron ift población  Por razones que están bien al alcance de la comprensión de nuestros lectores.  Como hemos de examinar muy detenidamente este documento al tratar de la riqueza, nos abstenemos de dar ahora mayores pormenores, y de combatir la opinión de aquella junta respetable.  En el mismo año , y con la diferencia de pocos dias (12 de julio), publicó la diputación provincial su trabajo sobre quintas, siempre con referencia á las declaraciones de los ayuntamiento  , presentando una población  De 188,639 hab.: solo haremos una simple observación : la junta de 1841, disminuyendo el número de hab., fué mas allá del punto en que se colocaron los ayuntamiento

Al remitir las relaciones que debieran servir para la quinta.

Décima tercia población.  No habian transcurrido ocho meses, cuando la misma diputación provincial publicó el padrón general de almas de la provincia, tomado de los estrados que los ayuntamiento  Habian remitido en cumplimiento de la ley de, reemplazos, fijando la población  En 176,732 hab., 6,538 menos que la juntado 1841, y 11,907 que cl cuerpo popular.  Nada mas decimos sobre este punto, porque nuestros lectores conocen los defectos que tienen los dalos de, esla especie.  En el mismo año la intendencia de Burgos, valiéndose al efecto de las personas que estimó convenientes, al publicar la matrícula catastral, redujo la población  Al punto á donde nadie habia llegado , ni los pueblos al remitir las relaciones para el sorteo, ni las diputaciones al publicar los padrones anuales , ni la misma junta de 1841 al remitir al Gobierno, comodato de importancia, el resumen de la población  Del pais: la matrícula catastral señaló 175,135 hab.  Al tratar con toda detención de la riqueza de la provincia  De Burgos, hemos de examinar los trabajos de 1842, y entonces analizaremos también cuanto tiene relación con el número de hab.  Señalado á esta provincia.

Décima cuarta población.  Hubiéramos podido prescindir de hablar de la población  Que á la provincia  De Burgos señala el trabajo del ministerio de Gracia y Justicia, relativo á la estadística criminal de 1843 , puesto que la población  Fué tomada de la división terr.  De 1833 ; pero como el Sr.  Ministro de Gracia y Justicia en la esposicion á S .  M., no tuvo inconveniente de rechazar los 12.119,759 hab., y por consiguiente el término proporcional de un procesado por cada 31 4 , asegurando que el número de almas que pueblan nuestra Península é islas inmediatas, y (pie en su virtud la proporción debia ser de 1 por cerca de 400, es preciso aumentar también proporcionalmente la población  Que será, admitida esta hipótesis v cálculo, de 285,869 individuos.

Décima quinta población.  Para proceder al arreglo de los ayuntamiento, se hicieron en 1814 nuevas investigaciones con el nombre de registro municipal ; pero su resultado fué insignificante, porque en estos trabajos la provincia  De Burgos solo cuenta 171,189 habitantes.

Presentadas estas población  Y siguiendo el método observado en los anteriores art., haremos mérito de dos datos que consideramos de mayor interés: primero , el que resulla délos alistamientos de jóvenes varones comprendidos en la edad de 18 años: en el estado que sigue aparece que la provincia  De Burgos tiene 3,463 individuos de la edad indicada, y observando las tablas de mortalidad, resultaría forzosamente una población

Dé 4 41,186 hab.  Sorprenderá sin duda este número á nuestros lectores: á nosotros también nos sorprende ; pero no podemos prescindir de consignar este hecho, de suma importancia, que podrán apreciar \o¿ hombres estudiosos: segundo, en nuestro poder obran datos irrecusables de aquellos que nadie puede combatir , en los que aparece que la provincia  De Burgos tiene 234,022 hab., advirtiendo que nos consta positivamente, que nuestras noticias son inexactas por disminuir el número de hab., ó lo que es lo mismo, que la población  Es mayor.  Véase por todos estos datos qué fé puede merecer la población  Oficial de las diputaciones, délas juntas, de las comisiones y de las autoridades superiores políticas.  No creeríamos (lo confesamos sin temor) incurrir en ningún género de responsabilidad, aceptando la población  Presentada por el Sr.  Mayans, que en Burgos se eleva á 285,869 individuos.RIQUEZA.  En los art.  De la ciudad g., de la aud.  Y de la gefatura política, se halla descrito con toda estension el terr.  De la provincia  De Burgos: el pais, no hay que dudarlo, es esencialmente agrícola; su ind.  Escasa; su comercio poco activo; los cereales abundan ; la ganadería es importante, y el arbolado forma también parte de sus ulilidades (nótese que hablamos de la ant.  Prov.  De Burgos): este es en resumen el estado del pais que ahora nos ocupa.  Siguiendo el método adoptado para los demás art.  De esta clase, y en la imposibilidad de tratar de épocas remotas, principiaremos por el examen de la riqueza que ofrece el Censo de 1799.  Nos referimos en este momento al estado que presentaba la división terr.  Al terminar el siglo XVIII, cuando se prepararon, reunieron y publicaron los importantísimos trabajos de la riqueza total de España c islas adyacentes , trabajos que remitieron los intendentes de las provincia  Y que utilizó la sección primera del Departamento del Fomento General del Reino y Balanza del Comercio, en que intervino el celo, la asiduidad é inteligenciadel distinguido aragonés D. Juan Polo y Catalina.  Sobre el mérito de este trabajo, sóbrelas ocultaciones (pie contienen los datos remitidos por las Intendencias, y sobre otras circunstancias atendibles, hemos dicho ya lo bastante en los demás art.  De esta clase: hoy, pues, nos limitaremos á manifestar que las ant.  Prov.  De Burgos , Palencia y Segovia (son las tres que contribuyen á formar la nueva provincia  Que estamos examinando)Por el estado que precede se vé que las tres ant.  Prov.  Que han traido á la actual de Burgos su terr.  Y sus moradores, tcnian 150,532 familias, 752,659 hab.  Y 562.792,311 reales  De riqueza por todos conceptos.  No necesitamos repetir aqui lo que hemos dicho ya muchas veces respecto al modo con que fué apreciada la riqueza por los señores que tuvieron parte en la formación del censo de 1799: con solo decir que no se hizo ninguna clase de deducción al precio señalado á los frutos y manufacturas, comprenderán bien nuestros lectores la importancia que puedan tener estos trabajos cuando sus resultados deban considerarse como materia imponible para señalar las cargas públicas (1).  Como los intendentes al remitir las relaciones para formar el censo de 1799 habian declarado terminantemente que los datos remitidos por ¡os ayuntamiento  Contenian graves errores , y que desde luego estaban patentes las ocultaciones ; y como por otra parte dominaba entonces la idea

(¡ojalá estuviera también hoy fija en nuestros gobernantes!)

De reunir sin interrupción noticias estadísticas, y entregarlas al examen y censura de personas entendidas, el Departamento del Fomento General del Reino y Balanza del comercio conlitinuaba estos trabajos, adoptando oportunamente, como punto de partida, el resultado de las investigaciones hechas en 1799 que es el censo de esta misma fecha.  Sensible es que no se hayan publicado ó al menos que no se hayan conservado y utilizado los datos y noticias que reunió cl Departamento del fomento general del reino y balanza del comercion, pero afortunadamente nosotros poseemos el estado que contiene en resumen las riquezas terr.  é ind.  De la Península é islas adyacentes en 1802 , y por este medio pueden compararse las de esta época con la de 1799, siendo de notar que la corporación que publicó este último trabajo es la misma que examinó y presentó sus observaciones sobre la estadística de cada una de las provincia  Cuando se prepararon los materiales para publicar los trabajos reunidos al terminar el siglo XVIII.

¿Son admisibles respecto á la provincia  De Burgos en la época á que nos referimos los trabajos del Departamento del Fomento General del Beino?  Cuestión es esta algún tanto delicada, que vamos sin embargo á tratar porque interesa mucho, para nuestras observaciones y cálculos posteriores, conocer la riqueza bruta, (puesto que la liquida no se presenta,) que ^ tenia la ant.  Prov.  De Burgos al principiar el siglo XIX.  Tenemos á la vista resultados de 3 O provincia  á saber: Burgos, Palencia y Segovia: segun ellos aparece una grande desproporción de í¿ riqueza por hab., atendidas las condiciones bastante iguales de unas y otras prov : 540 reales

O 8 mreales corresponden en 1799 á cada hab.  En Burgos y en la misma época se aplica á los k_.de Segovia 1278 6 mreales Y es de notar que esta diferencia no dimana de figurar en Sego- ^1 via por grande suma el valor de las fáb.  , artes y oficios, porque esto no pasa de

* .  20.140,994 , cantidad proporcionalmente sin duda mucho mayor que la de 22.615,394 reales  Aplicados por el mismo concepto á Burgos , pero menor sin disputa, atendido el número de hab.  Marcado á uno y otro pais.  De todos modos hace grande fuerza para admitir el dato del departamento del Fomento general del Beino el considerar, que comparada la riqueza de la provincia  De Burgos de 1802 con la de 1799 de Palencia y Segovia, es respecto a l a primera casi igual y á la segunda mucho menor, como pueden ver nuestros lectores en el estado que examinamos.  Las relaciones de los ayuntamiento  De la provincia  De Segovia, imperfectas, diminutas, dieron á cada hab.  1,278 reales  6 mreales ¿Cómo pues admitir que en el mismo tiempo, de la misma procedencia y dirigidas á las mismas autoridades, puedan ser exactas las relaciones que señalan á cada hab.  De la provincia  De Burgos 546 reales  8 mreales de producción bruta?  No debe pues estrañarse que el Departamento del Fomento General del Reino y Balanza del Comercio , rectificase en sus trabajos de 1802 las omisiones graves que hubiesen podido cometer involuntariamente sin duda la intendencia de Burgos al remitir las relaciones ile las municipalidades.  Dos motivos poderosos existían en 1799 para no presentar con exactitud las relaciones: primero , la estension del lerr., que hace si no imposible, al menos difícil la liscalizacion de la autoridad superior económica; segundo, la diseminación de los hab.  En pequeños lugares, en multiplicados cas.  , situado  Mucha parte de ellos en picos montañosos ; circunstancias todas que facilitan la ocultación no splo de los individuos, s i n o también déla riqueza.  Todas estas consideraciones hemos tenido á la vista para publicar el dato de 1802 que presenta el Departamento del Fomento General del Reino y Balanza del comercio.  Y aun admitido ¿cuál seria el total producto bruto de toda España al terminar el siglo XVIII?  Seria 9,302.937,578 reales, cantidad no exagerada ciertamente y que se halla muy lejos de representar la verdadera situación del pais en la época á que estamos haciendo referencia. (VER MÁS EN ORIGINAL)

BURGOS

partido  Jud.  De término  En l a p r o v .  , diócesis  , aud.Terr.  Y cap.  G. de su nombre: se compone de 1 ciudad , 119 1., 38 v .  , 3 a l d .  , 21 barrios , 24 granjas y 8 desp.  Que forman 151 ayuntamiento  Las dist.  Que median entre los principales pueblos del partido  Y á la Corte

Está situado  Casi en el centro de la provincia  , confinando por N. con el partido  De Briviesca; por E. con el de Salas de los Infantes; por S. con el de Lerma , y por O. con el de Villadiego.  Los vientos que en él reinan con mas frecuencia son los del N. NO.

Y NE.  ; y por efecto de la inconstancia de su temperatura , las enfermedades que mas común mente padecen sus hab.  Son las inflamatorias.  El CLIMA es húmedo y de los mas frios de España , ya por las muchas nieves que caen durante la larga estación de invierno, y ya por ocupar uno de los puntos mas elevados de la Península.  Su TEUUENO es bastante quebrado con motivo de cruzarle dos cordillera  Del Pirineo interno , cuyas bases puede decirse empiezan en las márg.  Del Arlanzon; una de dichas cordillera  Es calcárea, y la otra vitrea, distinguiéndose desde el principio con estos dos caracteres; y asi es que á la dist.  De menos de 2,000 pasos del mismo r .  , por su derecha, se ven ya bancos de piedra de la primera clase, tanta blanda como riza, muy semejante á la de Torrelodones , y aun á la que se usa para las construcciones de Madrid: estas colinas van creciendo progresivamente por escalones hasta formar las cordillera  De Somosierra y Guadarrama, que dividen las dos Castillas.

A la izquierda  Del Arlanzon se levantan otras colinas de di ferente forma , compuestas de minas de tripol y espejuelo de yeso , que en Peñaorada se convierte ya en pedernales ; en su centro se halla el hermoso cristal de roca , cuyos polvos levigados producen los mismos efectos que el tripol de la montaña en que se encuentra el cast.  De Burgos.  Se observa también que las colinas de la cordillera  Calcárea son prolongadas, y con mesetas planas y espaciosas en la parte superior , mientras que las de la cordillera  Vitrea se acercan masa la figura cónica, terminando en puntas ó sierras.  La línea inferior de Pineda forma los montes de Oca y sierra de Alapuerca: pasa por el poniente de monast.  De Rodilla , en cuyas cercanías se levanta

El pico titulado la brújula, que se cree sea el mas elevado de España sobre el nivel del mar no obstante de que su altura sobre cl terreno que le sirve de base, es poco notable: continúa esta sierra por Peñaorada, donde forma el peligroso paso de la Hoz, V remontándose gradualmente por las conchas de Sedaño y Peñas-Pardas , entra en la provincia  De Santander, donde se mezcla con la otra cordillera  Para formar las elevadas sierras de Cervera, y continuar á las de León y Galicia.  Los montes se hallan bien poblados por lo general, encontrándose en ellos varias clases de árboles, que dan maderas especiales para los e vanistas, como son nogales, perales, cerezos, tejos blancos Y encarnados, acebos y otros, ademas de las comunes de encina roble, bava, fresno, limón , naranjo y icebuehe.  Abundan asimismo en escelentes pastos para ganado lanar, vacuno, de cerda mular y caballar, sobre todo en las montañas de Arandillo, inmediatas á Burgos , que forman en su cima uua vasta llanura cubierta de ricas praderías, y en las cuales se encuentran también muy buenas canteras de piedra caliza.

Por consecueneia precisa de la desigualdad de su terr., abundan en todas partes las mejores aguas , sin que se conozca la escasez casi en ningún pueblo de los que comprende el partido: se multiplican los arroyos, y en varios puntos nacen r. de mas ó menos tonsideracion, cuyas aguas van á engrosar las corrientes del Ebro y el Duero , que atraviesan la provincia  Por sus estremos mas dist.  Los principales que lo bañan en distintas direcciones son el Arlanzon , el Cavia, el Hubierna, el Pico, el Vena y el Jimeno, para cuyo transito existen varios puentes de piedra y otros de madera.  Los medios de comunicación son bastantes en este partido  J u d .  , pues cruzan por él los magníficos caminos reales de Madrid , Francia, Valladolid y Santander, ademas de oíros muchos carreteros y peoniles de pueblo á pueblo, la mayor parle cu buen estado.  Las prod., aunque

El terreno es por lo regular montuoso, consisten en mucho trigo , centeno, cebada, cáñamo, lino, frutas, hortalizas, legumbres y el vino suficiente para su consumo, si bien de muy mala calidad: en sus campos se cria caza de diferentes especies, y en los r. anguilas, barbos y ricas truchas con particularidad en el Arlanzon, contándose también bástanles cabecera  De ganado de todas clases, especialmente vacuno y lanar.  La IND.  Está reducida á la agricultura y á algunas fáb.

De mantas, estameñas, bayetas, lienzos comunes y curtidos, la famosa de papel continuo situado  á 1/2 leg.  De Burgos, la de loza en el barrio de Vega, y una de hilados, propia del Sr.  D. Juan Comunas, canónigo de la Sta.  Igl.  Cated., establecida dentro de la ciudad El comercio es bastante escaso , consistiendo únicamente en la estraccion de los granos sobrant e s , en la de IOJ.  Prod.  De dichas fáb.  Y en la de lanas, cuyo último trafica ha disminuido tan considerablemente en los últimos años, que casi no es una sombra de lo que fué en otro tiempo.

ESTADÍSTICA CRIMINAL.  Los acusados en este partido  Jud.  En el año 1843 fueron 146; 10 los absueltos de la instancia, 17 libremente; 117 penados presentes, 2 contumaces, 5 reincidentes en el mismo delito y 0 en otro diferente.  De los acu sados, 44 contaban de 1 0 á 2 0 años de edad, 70 de 20 á 40 y 20 de 40 en adelante; 130 eran hombres y 16 mujeres, 70 solteros y 76 casados; 74 sabian leer y escribir , los restantes se ignora; 13 ejercían profesión científica ó arle liberal, y 133 artes mecánicas.  En el mismo periodo se perpetraron 63 delitos de homicidio y de heridas; 2 con armas blancas de uso licito y 3 de ilícito, 12 con instrumentos contundentes , y 45 con otros instrumentos ó medios no espresados.

BURGOS

ciudad g. de primera clase : comprende las provincia  De Burgos que le da nombre, y en cuya cap.  Reside el capitán general del distr.  Y comandante general de la provincia; las de Logroño, Santander v Soria á las órdenes cada una de su comandante general.  Confina al N. con el mar cantábrico y la c g. de las provincias Vascongadas, teniendo al E. las ciudad g. de Navarra y Aragón ; al S. la i e Castilla la Nueva, y al O. la de Castilla la Vieja, con 24 leg.  De costa y 1,032 leg.  Cuadradas de superficie.

Las montañas de Santander y las denominadas de Burgos, que siembran de cerros y asperezas el terr.  De ambas provincia, dejando los estrechos valles que forman lasconcas de los r., y algunas cortas llanuras al SO.de la segunda: los declives de 5 27 aquellas que circunvalan laprovincia  De Logroño por el O., Ny E .  ; las sierras de Cameros , Oncala y Alba, continuación de las anteriores, que por el N. y O. de las provincia  De Soria van á reunirse con el elevado Moncayo, que desde las fronteras de Aragón se esparrama por la mencionada provincia, dando origen a picos elevadísitnos conocidos con diversos nombres.  Hacen el distr.  Militar de Burgos naturalmente fuerte.  También contribuyen áeste resultado la frialdad é inconstancia del clima, en lo general, los aguaceros y frecuentes tempestades, las continuas nieves y hielos queso conservan la mayor parle del ano en las cimas de los cerros, y en las gargantas y puertos que facilitan el paso , accesibles pocos de ellos al trasporte de arlilleria y proyectiles gruesos; las escasas prod.  Del suelo, insuficientes aun para el consumo del pais, si se esceptuan los cereales en la provincia  De Burgos, que dejan algún sobrante, y la multitud de r. y arroyos cuya mayor parle, si bien apenas llevan agua durante el estio , en esta misma estación y en cl resto del año tienen fuertes avenidas, capaces de comprometer en un momento las operaciones militares mejor combinadas.

La reputación belicosa que la gente de este terr.  Supo adquirirse por su educación, la naturaleza del terreno, la calidad de los alimentos y de las aguas, nos las recuerda con frecuencia la historia desde las épocas mas remotas.  Los romanos , los godos y los árabes conquistadores del pais, esperímentáron el valor de sus defensores naturales.  Los condes de Castilla después de la restauración , se engrandecieron con la mayor rapidez, apesar de los estrechos confines desu estado, y en la guerra de la Independencia soldados visónos y paisanos malamente armados, hicieron besar el suelo mas de una vez a las águilas orgullosas del capitán del siglo.

Por mas esquiadas diligencias que hemos practicado para presentar como en Barcelona la descripción de las plazas fuertes de este distr., reducidas á las de Santoña, Santander, Burgos y Castro Urdíales, no nos ha sido posibie: hemos tropezado con inconvenientes que debimos respetar.  Ni hallamos un mal de trascendencia en esto, porque la situado  Topográfica interior de la ciudad g. de Burgos, la hace muy poco importante, militarmente considerada, y también porque en la única parte litoral (costa de Santander), no existe otra fort.  Digna de consideración que la de Santoña, la cual procuraremos describir en su art.  Sin embargo de lo dicho, en una guerra con la nación Iraspirenaica, no puede despreciarse esledislr.: forma la segunda línea déla frontera y perdida la barrera del Pirineoesel único punto que la naturaleza designa paradefender el centro de la monarquía y las provincia  Occidentales y meridionales.  Pero esta línea ha estado siempre desguarnecida de defensas; loestáen el dia, y el invasor que supere las dificultades que el Pirineo le presenta y consiga batir el cuerpo de ejército defensor, obligándole á pasar cl Ebro, camina hacia la corte de España sin otros inconvenientes que los que la naturaleza del terreno le oponga , y las ligeras obras que el ejército vencido y los naturales del pais construyan precipitadamente.  Creemos verán con gusto nuestros lectores las observaciones que presentamos á continuación, relativas á los medios de hacer fuerte esta segunda línea, defensa natural de la corte.

Se halla situado  La ciudad de Frias entre la garganta estrecha de las elevadas montañas (pie forma la cordillera  Hacia la parte de Burgos, ocupa los 2 lados del camino real después de unido ésle, como á 1/2 leg.  De la ciudad y antes de llegar á ella viniendo de Vizcaya y Álava, como á 1/4 de leg.  En la continuación del camino hacia Vitoria, hay á poniente otro llamado de la Careaba, que dirijiéndose hacia el 1.  Y exmonast.  DeObarenes, atraviesa un largo y espeso bosque formado como á media ladera de la pendiente : en él se unen las veredas (pie desde Pancorbo van á Ancio, 1.  Dist.  1 leg.  Y contiguo al camino de Bilbao en una altura naturalmente ventajosa , que cubre la entrada del barranco que lleva su mismo nombre: es esta una vereda que corriendo por el costado de 2 altas montañas, hace fácil la apertura de un camino de carruaje , que se ponga inmediatamente en contacto con el real de Bilbao ; pero tanto por la profundidad que lleva, como por lo escabroso y estrecho del terreno, es muy fácil de inútil izar ó de defender.  Va á unirse con el déla Careaba, y uno y otro, como todos los intermedios, se sujetan á los precisos pasos de Pancorbo ó Arrebata-capas.  El primero, fuerte naturalmente por la situado  Dicha, y el segundo pasa por un desfiladero que subiendo en continua graduación vuelve á descender casi con igual rapidez hacia las llanuras de Castilla.  El puerto de Arrebata-capas, al cual precisa

Mente han ríe sujetarse todos los caminos y veredas desde la c, de Frias hasta Pancorbo, es un paso absolutamente imposi ble á la artillería gruesa, pues aunque transitan carros del país , su rápida pendiente pone en natural oposición á todo cuerpo de mayor peso.  El establecer un reducto en este punto, que al mismo tiempo que lo cubra, si los enemigos intentaran rehacer el camino (pie ante todo debe inutilizarse, sirva de seguro apoyo á las tropas que deben aprovechar lo fragoso del bosque, lo entrecortado délas penas y la elevación dé las montanas, proporcionará impedir con pequeñas partidas, que e!

Enemigo penetre por las sendas y cañadas espresadas.

A la inmediación de Rarenes en un punto llamado Esperua, dist.  De esta v. poco mas de una leg., se juntan todos los caminos ó mas bien veredas (pie de los 1.  De Encio , Foncea y la Granja de Piralengua, se dirigen hacíala Tovalina y los cuales han de ir á parar al espresado puerto de Arrebata-capas, ó al fragoso valle de la Canaleja, sendero de herradura fácil de inutilizar y defender , y que aun vencido , no podría el enemigo pendrar en Castilla sin volver al ya mencionado puerto de Arrebata-capas, ó dirigirse á Frias.  Como al medio de este camino de ia Can aleja, entre Esperua y el valle de la Tovalina, sale otro ancho hacia el de Bilbao, que pasando por otro barranco, llega al I. de Bozoó: por esla parte se hace indispensable defender con empeño la estrecha entrada del barranco, aprovechándose del bosque y de una montaña de desigual elevación llamada Eneío, «pie escarpada bacía el camino, corre gran estension de él; pues vencido este paso por el enemigo y apoderado de la altura del camino, aunque no podría penetrar en Castilla sin forzar los puestos ya indicados, adquiría el medio de estenderse mucho y se hacia dueño de todo el valle de Tovalina.  Por este pasa el Ebro y estrechando su curso entredós altas montañas, deja cerrada su coniunic ¡cion con Álava, sin que puedan aprovecharse las orillas mas que como veredas de pastores que se cierran é inutilizan enteramente cuando crece la madre del r. j pero para mayor precaución deberían escarparse las montañas que forman la garganta.

En el mencionado valle de la Tovalina, hay dos pasos es trechos, el uno de herradura llamado de Frias, que va á Montejo de Zebas, como á 1/2 leg.  De aquella c .  ; y el otro es una senda de pastores que desde Sta.  Alaria Carona, atraviesa la sierra Union y sale all.  De Valderrama: ambos pasos son fáciles dé defender, y solo podría facilitarlos el arte, cuando no se opusiese resistencia.

En toda la estension desde Encio á la garganta de los montes por donde pasa el Ebro, y hasta Frias, en distancia de 4 leg., hay hacia la parte que mira al camino de Vizcaya muchos puntos naturalmente impenetrables , y otros que no lo , son aunque sin camino formal para las tropas que por medio de muchos rodeos podrían apoderarse de las alturas; preciso era pues establecer varios apostaderos y determinar á los veciudad  De cada pueblo inmediato á que sé situasen en el parage que debia defenderse, precaución que seria bastante para contener el enemigo.  Si á esta clase de defensa en montañas tan fragosas se añadiera el inutilizar las veredas que facilitan la subida, la de fortificar el corral de Esperua reforzando sus muros, glacizando su esterior y sacando en sus lados algún ángulo que los franquease, las partidas de tropas y paisanos que se vieren batidos, tendrían un puesto en (pié unirse y sostenerse, y asi se haria inaccesible loda esta distancia, poniendo al enemigo en precisión de pelear siempre con desventaja, v de que hallase en la continuación de su conquista, nuevas y mayores dificultades para vencer los montes y llegar á la vista de Arrebata-capas , aun cuando lograse vencer á fuerza de sangre y tomar el espresado corral; volviendo al camino real, punto que debe merecer mayor aten cion , respecto á lo que facilita toda clase de trasportes, y ser el único punto por donde puede pasar la artillería gruesa, debe advertirse , que desde la garganta de las montañas que principian en Pancorbo, pasa el camino real por una profundidad, dominado siempre por elevaciones casi inaccesibles, y en la mayor parte á tiro de pistola ; de modo, que si conviniere cortarle es operación fácil ; pero como esta providencia ocasionaría notables perjuicios al comercio de Vizcaya y Álava y al trasporte de artillería para aquellas provincia, solo en el perentorio caso de hallarse el enemigo á la vista, debiera aquella operación llevarse á efecto por medio de barrenos entre gargantas estrechas, y arrojando piedras de gran mole de las que hay en las alturas, pero al mismo tiempo es indispensable fortificar los lados para impedir la entrada al enemigo , para enfilar el camino y privar (pie lo habilite.  Media leg.  Dist.  De esta cañada, presenta una infinidad de puntos donde 3 ó 4 eanones de pequeño calibre pueden detener al enemigo mas atrevido ; asi consideramos el llamado entrada de la Careaba, que con una inclinación rápida hacia la avenida de!  Camino, se opone naturalmente el terreno á ella, y con un pequeño reducto en altura proporcionada á que los tiros sean rasantes y batería no fácil de asaltar, podría conseguirse la idea, siempre que al mismo tiempo se colocasen puestos en las alturas escarpadas adyacentes, para que el enemigo no las pueda tomar con las tropas ligeras é incomodar á los defensores con el fusil.  Siguiendo el camino como á 200 pasos de este punto, hay otro de igual ó mayor interés, pues debe cubrir uo so’o la avenida sino la estension llamada Sagredo, donde hay varias posesiones de particulares y donde el camino podría aumentar su frente y número de ataques.

Continuando há’da el Ebro, en el mismo punto en que se dividen los caminos, y al E. de ellos, se levanta una muy pequeña montaña llamada la Riva, que los descubre y domina , por lo que parece á propósito para un puesto de 30 ó 40 hombres, que es lo mas que permitirá su cima, quienes con el fusil alejarían al enemigo y dificultarían su tránsito; desde aqui principian á dividirse los caminos de Vizcaya y Álava, entre los que, y á dist.  De tiro de fusil de la Biva, se eleva otra montaña llamada el Castro de Anseyugo, cuyos estremos tocan con los dos caminos y presentan en lo superior una llanura con inclinación hacia el Ebro ; su diámetro mayor tendrá unas t,000 varas, y el menor cerca de 400; la figura es casi elíptica en la cima, y sus contornos ya escarpados, ya de pendiente rápida.  Hacia Anseyugo se estiende una punta de la misma montaña con un escarpado inaccesible , en cuyo estremo, que descubre toda la llanura que sigue hasta el Ebro, gran parte de la provincia  De Álava y algo del condado de Treviño, pudiera colocarse una torre de señales fortificada, operación muy conveniente en los puntos dominantes de la cordillera, para que líe unas en otras llegasu prontamente la noticia del parage atacado ó amenazado.  La espresada montaña ó cuesta se halla dominada de otras tres, que aunque de diticil acceso y estrecha cumbre, facilitan al enemigo apoderarse, de ellas, si muy de antemano no se fortifican’, pues son las primeras que se presentan al llano por donde puede traer su marcha mas cómoda, y privaría á los defensores fijarse en el Castro, sin ser descubiertos hasta los pies, por la inclinación qué liene hacia aquellas.  Las pequeñas obras que pueden construirse en estos tres puntos, están recíprocamente defendidas, alcanzan sus tiros á los dos caminos reales, y quedan sostenidas y cubierta su espalda por las que dijimos pueden hacerse en el Castro y Anseyugo ; la fortificación de todos estos puntos tiene muy poco coste.

Con la elección de dichas montañas y algún otro parage fortificado háckrEncio, quedan culeramente cubiertos los caminos reales, y una dist.  De mas de 1 leg., fragosa , estrecha y enfilada que vencer después, para solo conseguir llegar á las inmediaciones de Pancorbo y á las de la montaña de Sta.  Engracia.

Al E.de Pancorbo, como á 1/2 legua y apartándose un poco del camino de Vitoria, está la hoz de Foncea, cuyo paso es fácil de habilitar, si se dejase abandonado, y por él podría penetrarse á la Bureba, á la Rioja, y por consecuencia al riñon de Castilla; pero en toda su long.  Que es de 3/4 de leg., está dominado el camino por uno y otro lado, y tiene dos estrechos pasos en que cerrándose las montañas, dan proporción cómoda á la defensa.  A la entrada de esta hoya hay un evmonasterio de Premostralenses y un 1.  Llamado Rujedo; en dicha entrada es menester colocar algunas pequeñas obras, aprovechando lo estrecho de los dos pasos é inutilizar el camino cuando haya noticias de que el enemigo se aproxima al Ebro.  Las guarniciones de estos puntos no pueden ser corladas sin conocido descuido, pues tienen retirada segura hacia la Rureba y á Pancorbo con un pequeño rodeo, en el ca.-,o de haber de retirar algunos cañones ó efectos ; porque de otro modo les seria mas fácil por las mismas montañas, V conseguirían reunirse con los defensores del Callejón de Pancorbo.

Entre este y dicha hoz hay otra penosísima subida sumamente escabrosa, entrecortada siempre ya por las mismas

Peñas, y ya por un bosque espeso, y otras dos sendas de las cuales la una sube hacia la montaña y termina en una laguna; y la otra pasa por el monte de Ameyugo, baja al mencionado Callejón de Pancorbo, á la vista del puerto de la Ribay del contorno de aquel 1.  Las tres sendas son muy fáciles de cortar y muv preciso ejecutarlo en su caso, porque introducidos por ellas los enemigos, á favor de prácticos, podrían cortar la comunicación entre Pancorbo y todos los puntos de, la der.

Hacia al Ebro, ó por lo menos obligarían á un largo rodeo en caso de retirada para unirse á la fuerza principal.

A leg.  Y 1/2 de la hoz de Foncea y como á 3 E. de Pancorbo.

Está la nombrada de Morcuera, de paso ancho, á escepcion de su entrada que naturalmente se cierra, contribuyendo también á ello el ex-monast.  De Gerónimos, bajo la advocación de San Miguel, que está situado  á la entrada sobre la pequeña llanura ó estension que este forma: hay camino de ruedas, pero fácil de inutilizar.  Es muy interesante esta entrada y no difícil de defender, porque en mas de 3/4 de leg.  Está dominada por escabrosas y escarpadas montañas que cubren el camino á tiro de fusil.  Conduce aquel á la Rioja y antes de salir de su estrecho y espesura , se eleva un poco el terreno en su misma inmediación.  También presenta otro punto de defensa, el espresado monast., que á mas de la casa liene las cercas de la huerta y bosque en parte rasantes y en parte opuestas al mismo paso; pero en todas estas hoces ó profundos desfiladeros, se hace indispensable colocar pequeñas partidas en las montañas escarpadas que les rodean, para que las tropas enemigas no logren la subida ; pues conseguido podrían ofender con ventaja á los defensores de la hoz.  Entre la hoz de Morcuera y la de Foncea hay otras dos cañadas y dos caminos ; el primero es de carruage y sube desde Aujedó por Peñaortaía, y el segundo es vereda de pastores, que se une con aquella antes de llegar á la altura y ambas van al portillo de la hoz de Irrate ó al camino de San Lorenzo, pasando por las inmediaciones del 1.  De Cellorigo, cuyos veciudad  Con los de Villaseca pueden defenderle hasta con piedras.  Antes de llegar á este paso hay otra hoz llamada de la tijera de Cellorigo, la cual va á unirse con la anterior; pero tanto estas como los caminos indicados, obligan á los dos precisos pasos de Irrate y San Lorenzo de difícil tránsito y fácil defensa.

Siguiendo la cordillera  Hacia el Ebro como á 1/2 leg.  De los espresados puntos, se halla el portillo de San Rías , camino de herradura penosísimo , que vapor un valle alto , pero dominado de sierras por uno y otro lado: es desfiladero con desigual estrechura y comodidad, principalmente hacia la parte de la Rioja , en cuyo punto puede á poca costa formarse un Íirecipicio difícil de superar ; á 1/2 leg.  De este paso hay otro lamado Lopache , que viene por los montes verdes , penoso también y fácil de inutilizar ; otro llamado de Ircio que va á Villalba , igual al anterior; tiene empero camino de ruedas muy mal dispuesto y dominado con conocida ventaja por las alturas que le encañonan, montuosas y escarpadas.  De este camino sale una estrecha senda «pie se dirije al ex-monasterio de Rernardos llamado de Herreras , donde principia olra de poca mayor comodidad hasta llegar al Ebro por el desfiladero de las Conchas.  Es por parajes tan estrecho que apenas deja de 10 á 12 varas entre el escarpado y el agua estendiéndose mas de una leg.  Hasta la salida de Rioja , y presenta hacia la parte del Ebro una cordillera  Bien encadenada, donde ni aun sendas para pastores sc encuentran.  En el punto de las Conchas es vadeable, el espresado r., y entre él , y el 1.  De Ircio, que está á la salida del boquete que forman las montanas con el Ebro , no se presenta otro camino que uno angosto colocado casi á la mitad del desfiladero, cuyo principio Jo tiene en el vado , y cruzando por las montañas va á salir á los portillos arriba indicados para penetrar en la Rioja.

En todas las mencionadas veredas deben hacerse aquellas pequeñas obras de campaña que mas se adopten á los puntos que hayan de cubrir cuyas guarniciones, sacadas de los sitios mas inmediatos, serán suficientes, auxiliadas por los naturales del pais.

Hecha la relación de los parages que ofrecen entrada al enemigo por la cordillera  Que cierra el espacio entre Frias y las Conchas de Aro , y propuestas las cortaduras , obras de campaña y puntos que se deben ocupar para impedir la entrada á Castilla , es menester buscar un punto en que con mayores ventajas pueda situarse una plaza fuerte, no lejos de las márgenes del Ebro, y poco distante de los 5 pasos principales Con 529 que se sale de la provincia  De Álava para entrar en Castilla, á fin de formar el centro de protección de las mencionadas obras, y en la proporción de que el que hubiese defendido la primera línea , defendiera el paso del Ebro , las gargantas que forman los 5 de la cordillera  , y el que hallaría su último recurso en el abrigo de la referida plaza.  Hallar el punto mencionado, con los menores inconvenientes, debe ser el primer ohjelo del ingeniero encargado de este distrito, y para facilitarle esla inspección, pasamos á proponer las observaciones que sobre el particular poseemos.  Recorriendo el terreno por la parte de levante de la v. de Haro se encuentraBriones á la orilla del Ebro, sobre un cerro de poca arca , y dominado por otros á tiro corto de cañón ; al S. de aquel hay otro de figura irregular , poco ancho , demasiado elevado sin proporción de agua y dist.  Del Ebro 1/4 de leg.  A igual dist.  De Haro, se eleva también sobre la márg.  Del r. olro cerro de poca arca, pero domina todo el terreno que le rodea á mas de 2,000 varas; en esle sitio forma el Ebro un recodo hacía el S. y encierra en él una altura de superficie regular é igual , capaz de admitir un pentágono fortificado; domina todo el terreno que le rodea, escepto el citado cerro cíe la orilla del r. del cual distará unas 1,400 á 1,600 varas.  A primera vista parece reunir este punto todas las circunstancias apetecidas en la formación de la plaza ; pero para que un solo recinto encierre las dos alturas, habria que darle una estension escesiva y débil por la parte de levante, en donde á mas de algún punto dominante á dist.  De tiro de cañón, se halla el terreno naturalmente dispuesto para los ataques.  La construcción de la plaza en la altura del recodo precisaría á ocupar la otra con un fuerte destacado que aunque en buena s i l .  , y de acceso difícil por su escarpado , seria batido por fuegos muy superiores á los suyos, que le destruirían en pocos dias, quedando entonces la plaza sin comunicación con la Rioja , y batida con dominación.  Para comunicar esta con el citado fuerte y conservar los puentes sobre el Ebro, se había de construir otro coronado cuyo frente no distaría 1,800 varas de las alturas de llaro, y que podria ser batida por la espalda sin comprometerse mucho con los fuegos de, la plaza.

La menos defectuosa de las posiciones que se ven al N. y O. de la v. de Haro, reuniría dos alturas situado  En dos recodos del Ebro que se, forman inmediatos uno á otro , y en sentido inverso opondría un frente respetable á la avenida de las Conchas, y la haria inasequible á los enemigos ; el resto de su recinto tendría cl Ebro por delante á 1,000 varas en su mayor dist.  Escepto por la parle que mira á Haro, en que se estrecha su gola; mas eslo que constituye su fuerza, hace fácil el bloqueo ocu pando á Haro y la sierra de Folsito.  A 1/2 leg.  De esta v. inclinando al SO.  , se eleva el terreno y forma un llano espacioso é igual , de base casi toda pedregosa y rodeado por todos lados de valles anchurosos.  En este sitio por su regularidad podria construirse una plaza, que tuviese lodas las ventajas del arte , y algunas naturales , como serian Ja de escarpar uno ó dos de sus frentes, Ja de estar rodeada de terreno muy despejado y llano (pie tendría poca tierra para los ataques; pero carece de agua, dista demasiado del Ebro y seria costosa habiendo de agotarse los recursos del arfe para hacerla fuerte.  La mencionada

v. de Haroestásituado  En la confluencia del Ebro y del Firon, cerrada por 3 alturas medianas de poca base, que dominan ventajosamente todas sus inmediaciones, y con proporcionada estension en su recinto para los edificios militares que quisieran hacerse.  El frente sobre el Ebro podria escarparse fácilmente ; el del E. y S. se presentan á un llano despejado, y el de O. que forma la orilla del Firon , aunque algo elevado, tiene sobre él alguna dominación el terreno de esta parte; mas que no empieza á elevarse sino á la dist.  De 800 á 000 varas y continúa insensiblemente hasta la de 1,400 á 1,600 en las in mediacionesdelaorilladelEbro.  En este punto podia situarse el puente de Rriñas sosteniéndolo por un fuerte destacado; pero tendría (pie hacerlo todo el arte , pues aunque nada le domina en sus frentes, está poco protejido por la plaza, Jiastante cortado por el O. y fácil para los trabajos del sitiador.  Este defecto, la precisión de demoler muchas de las casas de la v. para la construcción de las murallas, la de proporcionar el terreno del N. el establecimiento de muchas baterías de incomodidad, balancean las grandes ventajas de su situación, proporción dé buena piedra, agua, etciudad Tal es el resultado que presenta el examen de la línea del E. de la v. de Haro.  Dirigiéndose por el opuesto y por el paso de las Conchas hasta llegar á Miranda, á dist.  De unas 2,000 varas al E. de dicha v. y en la márg.  Izq’

Undel Ebro y confluente del Zadorra se eleva una altura llamada de Arce, la cual se estiende unas 1,000 varas sobre la misma orilla con escarpado perpendicular hacia esta, y suave declive hacia el N .  : el terreno que rodea esta altura, dentro del tiro de cañón , cs todo llano, y por la conminación de esta y disposición de lo restante del terreno, todo lo registra.  Parece asequible el inundar casi todo el circuito de dicha altura, pues en varios de sus frentes son terrenos pantanosos, y á mas de las aguas del Zadorra y del Ebro, correa corta dist.  El r. bayas en nivel superior.  Apesar de todo lo dicho, la plaza construida en esta parte, sin ser sitiada, no precaverla las correrías del enemigo por la bureba, y mucho menos por la Mioja, una vez establecido sobre las alturas que la rodean ó dueño del pais de las Conchas y de la Morcuera; los socorros que recibiera una vez sitiada, serian parciales pero no en fuerza ; y siempre operación muy aventurad.!, porque la posición de Jos enemigos se baria susceptible de grandes ventajas sin mucho trabajo; también dejaría la llave de las Castillas dentro de la provincia  Y en poder de aquellos, quienes á su abrigo podrían intentar con grande probabilidad de éxito feliz, cuantas operaciones les ocurriesen; pues dueños entonces de las sierras y de todos sus pasos, saldrían como de un centro por el radio que creyesen mas oportuno , y para su reconquista era indispensable batir antes el ejército .contrario, que retirado á las montañas, podria tener una situado  Muy ventajosa.  Es cierto que el ejército nacional en igual situado  Y con el apoyo de la plaza, seria difícilmente balido; pero si este funesto suceso acaecía, la dispersión seria total por la naturaleza del terreno , y por falta de un apoyo á su espalda , lo (pie no sucedería al enemigo que tendría en el mismo caso la plaza, el Ebro y un pais montuoso en que guarecerse.

Por lo que respecta aí local, era menester asegurarse si el ancho de licitada altura admitía la construcción délos frentes de fortificación y su foso, con la solidez y desabogo que se requiere, siendo el único obstáculo que tiene que superar el enemigo para hacerse dueño de la plaza.

El examen comparativo de las ventajas y defectos que tendría una plaza en cualquiera de los puntos espresados, debe s?r guiado por estos principios: 1.»  Que por su situado  Topográfica no pueda dejar de ser sitiada y tomada si los enemigos intentan penetrar en Castilla: 2.»  Que en poder de ellos no sea un apoyo insuperable para sus operaciones, y que si estas se ale jan de ella, se divida mas su atención y por consiguiente sus fuerzas, y dé la menor seguridad posible á sus operaciones;

3. »  Que pueda ser socorrida en fuerza si es sitiada ó bloqueada y que de consiguiente sus inmediaciones no permitan al enemigo reconcentrar sus fuerzas y situarlas ventajosamente, pudiendo desplegárselas masas con la facilidad posible; 4-.»  Que el local reúna las circunstancias de sano, fuerte por naturaleza y auxilios del arte; ó.»  Que queda tener la estension conveniente para que su guarnición sea poderosa á sus defensas y salidas convenientes.

El único punto,que sino todaslas espresadascircunstancías, reúne mayor número , y por lo tanto debe ser elegido, es indudablemente la montaña de Sta.  Engracia de Pancorbo; se eleva sobre las inmediaciones á tiro de cañón, está dividida en 2 cimas por un pequeño escarpado cortado y casi perpendicular, yr es el único parage (pie puede considerarse como centro de reunión de todos los demás puestos de la espresada cordillera, y el mas propio para resistir y contener al enemigo una vez fortificada.

A estas ventajas se añade que su cima espaciosa y có moda no queda dominada de ninguna otra altura, (pie está naturalmente escarpada por la mayor parte de su circunferencia, presentando solo al poniente un frente de muy rápida subida, que puede dificultarse cuanto se quiera; que por esta misma parte y á tiro de fusil se elevan 2 pequeñas montañas muy inferioresen altura á lade Sla.  Engracia, desdedonde pueden ser socorridas las obras que en ellas se coloquen; las que recíprocamente se defienden, descubren , enfilan las avenidas y son inatacables por lodo otro lado que por su reducido frente; que hacia el I. de Pancorbo bajan 2 puntas escarpadas y unidas á la montaña de Sta.  Engracia, y llegan en degradación sucesiva liasla la orilla del camino ; y aunque pueden ser dominadas desde las alturas adyacentes, se hallan sostenidas con dominación decidida por la superior de Santa Engracia, elevada mas de 490 varas sobre el camino, cuya altura facilita la protección de todos los fuegos rasantes, y obliga al enemigo á un sitio formal , pues con tomar aquellas nada habia adelantado para lo principal do la fortifica

Ción; que las espresadas puntas abrazan un valle bien estendido, son inaccesibles por todos sus lados y pueden colocarse en sus estremos baterias con fuego rasantes al enemigo y darles comunicación por dos caminos cubiertos.  Tiene también Ja ventaja de hallarse á la inmediación de Castilla, de donde puede recibir toda clase de socorros, aun cuando el enemigo se apoderase de los demás puntos de la cordillera  La naturaleza misma del terreno ofrece muchas dificultades para conducir artillería contra la fort.  ; liene dos fuentes, una de ellas entre las dos puntas que bajan á Pancorbo que el enemigo no puede forzar y da agua suficiente para 3 , 0 0 0 hombres; se pueden colocar cuantos almacenes se quieran en cl valle ó ladera de Santiago , y aun campar si la necesidad lo exije un cuerpo de 4 á 5 , 0 0 0 hombres encerrados como eu una plaza, con solo formar un trincherou de uno á otro camino cubierto; cubre á la v. de Pancorbo, y caso que el emigo penetrase al interior de Castilla, se vería obligado á dividir mucho sus fuerzas para rodear el fuerte; descubre el importante paso de Arrebata-capas para sostener aunque algo dist.  Sus defensores.  A todo esto debe agregarse que la fortificación no ofrecería muy poco costo, pues solo por un lado la necesita siendo lodo lo demás escarpado inaccesible.  Si la fortificación se aumentase hasta encerrar en su recinto cl valle de Armcntero , á las ventajas ya espresadas podrían añadirse las siguientes: 1 .  A darle la estension suficiente para abrigar cualquiera tropa batida ó paisanage armado, hasta el número de 11 á 14,-000 hombres que impondrían respeto al (pie intentase penetrar en Castilla: 2 / facilitar Jos socorros eon puntos mas próximos al llano que los reciban y sostengan : 3 / poner fuegos mas rasantes hacia las llanuras y camino real: 4 .  A hacer cuevas, almacenes , cuarteles, hospitales y cuantos edificios se consideran necesarios á una nlaza de guerra, cubiertos de todo otro fuego que el de Sta.  Engracia , que quedará como una ciudadela respetable con relación al valle de Armcntero que domina: 5 .  A y ultima,

• pie la tropa después de haber defendido la fortificación del valle, puede introducirse fácilmente en Sta.  Engracia para hacer mas vigorosa la defensa.

La ciudad g. de Burgos, como arriba digimos, carece completamente de fortificaciones ó cast.  Interiores.  El de Burgos es casi completamente insignificante; destruido por las tropas francesas durante la guerra de la.  Indepedencia, fué rehabililitado en la última civil , pero muy débilmente.  El déla ciudad de Frías se halla igualmente desmantelado, sin que de sus antiquísimas obras se conserven mas que algunos restos, (pie podrían aprovecharse, si en rehacerlo de nuevo se pensase, pero quizás los resultados que produgera no corresponderían á los gastos.  En las provincia  De Logroño y Soria se conservan algunos torreones feudales, romanos, ó del tiempo de los árabes, pero inservibles en el dia.  Tampoco por su situado  Topográfica hacen necesarias estas defensas.  Habiendo, pues, relacionado cuanto á la fortificación de la segunda línea formada por la cerca del Ebro concierne , nada nos resta que decir en cuanto á la estrategia ó defensa interior, no solo del terr.  De la

ciudad g, , sino del centro de la Monarquía.  Para completar el cuadro militar del distr.  Que ocupa, nos resta hablar de su costa.

Nos fallan datos para hacerlo, como arriba digimos, con Ja estension y cúmulo de noticias convenientes, y por lo mismo nos reducimos á desempeñar esta parte en los mejores término

Posibles.  En Union principia la costa de Santander alta y escarpada: á dist.de 3 millas se llega á la isla de Sta.  Ana, próxima á Castro Urdíales, en cuyo intermedio está la población

Y ensenada de Megoño, propia solo para pinazas y lanchas, á causa de su poco fondo aun en pleamar.  Se encuentra luego la ensenada de Castro, no muy profunda, formada por la punta de Cotolinoy la espresada isla de Sta.  Ana; la poblaciónde Castro se esliendo desde la punta que se une con la isla, de la cual sale un muelle hacia elS.,que con otroque vaá fenecer en la población, dejando entre ambas un canal que forma abrigo para Jas embarcaciones del tráfico de la costa.  En baja mar quedan en seco, escepto en la medianía del muelle mas X. y en la proximidad á la boca.  Dist.  2/3 millas de la punta de Santa Ana, se halla la del Rabanal con su casa para vigía, teniendo al N. la población  De Urdíales.  Esta ensenada no tiene abrigo alguno, v la mavor parte del fondo es piedra ; al O. 1 1/2 midas se ve el isíole llamado la Insua , casi siempre lavado por el mar, y hacia el S. la punta del mismo nombre; corre luego la costa 1 2 / 3 millas hasta la punta de Islares, baja de piedra con dos islotillos próximos y es la S. de la ensenada de ori

Nou ; entre esias dos puntas hace la costa üñ poco de ensenada , junto á la cual oslan sil.  Las población  De Sindigo é Islares.

En esta punta finaliza la montana de Serredo que tiene su principio en Castro, pero su altura es poco notable de mar en luera, pues se confunde con otras mayores; 3 millas largas dist.  De la punta de Rabanal está la.  De Sonabia que forma la punta N. de la espresada ensenada de Oriiiou , tiene su entrada de barra de arena formada por el r. que alli desagua.

Desde la punta de Sonabia se eleva una gruesa montaría denominada de Candína, roma y llena de manchones veidcs; buen punto de reconocimiento de esta parte de la costa , que sigue después braba con dos puntas pocos salientes y descendiendo hasta la de Rastrillar, dist.  3 1/2 millas.  El puerto de Santoña lo forman el monte de su nombre, alto y escarpado, y la costa que viene por el S .  ; pero su boca ó concha la constituyen el mismo monte y el canto de Laredo ó punta del Rastrillar Hace la costa ensenada hacia cl E. donde está la ciudad de Laredo, y desde ella principia una grande playa con alguna curvidad que forma ta concha y termina en el Puntal del pasage , que es la embocadura del puerto de Santoña.  De este puerto y plaza hablaremos en su art.  Respectivo.  Al N. 87″ O. dist.  Una milla sept. occidental del monte de Santoña, está Ja punta del Brusco, desde la que continúa la costa con mediana altura en la orilla y alta en lo interior.  A unas 4 millas escasas del espresado monte se ve la punta de Carzanta, liaja con islotillos á su parte O. entre la cual y la anterior hace la costa ensenada, cuyo centro ocupa el pueblo No\a.  Sigue cabo Quejo de color rojo y abarrancado con una pequeña casa que sirve de atalaya ; luego cabo Aja, algo mas bajo que el anterior; cabo Ouintres que es de la misma figura ; el de Galizano y cabo de Langre.  Desde este último corre la costa escarpada al S. 73″ O. distancia 1 1/2 millas donde está la isla Sta.  Marina que forma la punta oriental del puerto de Santander, en contra posición al arenal del Puntal que constituye la meridional.  Al N.

O. 66″ O. 3 millaspróximas del estremo X. déla isla de Sta.Marina, está cabo Mayor, el mas occidental septentrional del mencionado puerto, y sobre el cual se ve una torre de vijia ; corre desde aqui la costa al S. 144″E.  Y|se llega al cabo Menor defendido por su batería, se halla luego la punta del puerto haciendo la costa enseñada hacia elO.  Con su playaquellaman elSardinero; en la espresada ensenada hay 3 baterías, y el cast.  De Ano sobre un escarpado á distancia de 2/10 milla de la punta del puerto; y al S. O. un cable de distancia la batería de la Serda ; á 3 1/2 cables la isla de la Torre y á 3 un islote taladrado llamado la Gradada.  Al S. 68″ O. distante 3 cables de la punta del promontorio, se ven la punta y batería de San Martin y distante de este 7/10 millas, el muelle y e .  De Santander situado

En la orilla; también en su articulo respectivos liaremos Ja dcs-

Cripcion de este puerto y plaza.  Al cabo Mayor se sigue el de Lata, el puerto de San Pedro , la isla de Ntra.  Sra.  Del Mar, unida á tierra firme por un puente , la punta y atalaya de San Juan del Canal, la punía de Somocuevas , la torre de Lieneres y los altos del mismo nombre, la punta Suances, la punta y atalaya de Sta Justa , la punta de Calderón, la de San Vicente del Rano, el abra de Cumulas, cuya punta occidental lleva el mismo nombre, el cabo de Oihambre entre cuyos puntos se fórmala ensenada de Rabia , la isla del Cayo eu la entrada del puerto de San Vicente de la barquera, formando la costa en el intermedio la ensenada y playa de Salmerón ; el mencionado puerto de San Vicenle de la Barquera, la punta del Pellereso (pie es la oriental de la tina del E .  , la punta oriental de la lina Mayor y el islote de San Vusti, que forma la lina pequeña ó del O. que es de muy corta utilidad, desabrigada y de poco fondo.  El puente de San Yusti es el limite entre la costa de Santander y Ja de Asturias.

Las consideraciones generales que sobre la topografía del terreno espusimos al principiar el art., dejan comprender fácilmente con cuántas dificultades tiene que luchan-el ejército enemigo que intente penetrar en el terr.  Por cuakmier lado; su marcha ha de ser siempre un asalto de cordillera en cordillera, y de garganta en garganta , donde un puñado de hombres puede burlar los esfuerzos del ejército mas aguerrido, basta batirle, y que en el caso de ser vencidos no dejan al vencedor sino cadáveres, y un punto insignificante, que de nada le sirve, sino para prepararse á vencer en otra nueva lucha con los mismos contrarios y con los mismos resultados.  Pocos son lospuutos si se esceptuan la provincia  De Logroño y el O. S. de la de Burgos donde pueden desplegarse grandes masas de caballeria ; de poco sirve la artillería sino es de á lomo ó de campaña y las columnas fuertes con dificultad encuentran silio donde desplegar la batalla.  Todo lo dicho da á conocer con bastante exactitud , la topografía militar del terr.  Que compone la cap.  Gen.

De Rurgos: ahora pasamos á ocupamos del personal de la misma, de su estado desanidad, y de suestadisticajudicial

El estado mayor de la ciudad g. de Rurgos, consta del Capitán general , teniente general; segundo cabo , mariscal de campo; el gefe de estado mayor, teniente coronel; auditor de guerra y su juzgado y el escribano de guerra.

Ademas están á Jas órdenes del gefe de estado mayor los ant.  Oficiales de la secretaria que forman la sección archivo.

Esta se compone de 1 oficial 1.»  De la clase de capitán y 2 segundos de la clase de subalternos.