AROCHE

v. ron ayuntamiento en la provincia de Huelva (151Mb} partido judicial de Aracena (6), audiencia terr. y diócesis tie Sevilla (í0),1 с g. de Andalucía: Sit. sobre una colina que mira al O., ‘ cual se.encuentra dominada por otras alturas al E. y S-. eslá muy poco ventilada, y por lo mismo nada saludable, padeciéndose frecuentemente fiebres intermitentes de que previenen á veces obstrucciones que dejeneran en crónicas. Sí compone la población de 550 Casas de un solo piso y de mucha

Cristianos; y la cintera del mismo nombre, de donde se sacan muchas lozas para pavimento, piedra de sillería, y también las que se llaman de destilar, de las cuales se hace un uso general en la isla para purificar el agua que beben : tifio.: trigo, cebada, barrilla, higos y cochinilla : ponL. : 356 vec, 1,516 aira.: CAP. PROD.: 1.584,306: CAP. IMP.: 50,500: CONTO.: 15,036 reales vn.

APIACENA

V. con ayuntamiento y cal), del partido juil. á que da nomine, en la provincia de íluelva (1С leg.), díóciudad de Sevilla (14), ye. g. de Andalucía.

Si Ilación Y Cum*. La mayor parle de, la población está situado en.^111 valle y el resto sobre -algunas colinas de mas ó menos altura; auiupic rodeada de montanas se respira un aire puro, lo cual unido á lo despejado de su atmósfera y dilatado horizonte, hace que su clima sea saludable, y que nose padezcan mas enfermedades que las propias del cambio de las estaciones. Lntrhior Ok La I’ohi.acion Y sis AHiciiAs. Se compone de unas 700 Casas de !.»> á 18 pies de altura, de regular construcción y distribution interior, formando calles anchas, limpias y bien empedradas; tiene cuatro plazas públicas, launa llamada Alla ci de la Constitución, cuya figura irregular comprende 10,500 pies de superficie , v es donde se hallan las casos consistoriales, un cuartel ye! pósito de labradores con 71)0 fan. de grano: otra nombrada del Pilar, cuadrada, con U.iOO pies superficiales, y una hermosa fuente casi en el Centn ; otra titulada de Sta. Catalina con 6,000 pies de espacio, y la otra que llaman de Cantarranas de irregular figura con 7,500, y una fuente de aguas delgadas. Hay un hospital dicho de la Misericordia, cuyas rent, anuales ascienden á 2,000 rs,; dos escuelas de instrucción primaria con 150 niños, dotada la una que es pública, con 200 ducados anuales; otra de ninas .i la que asisten mas de 40 , y una cátedra de gramática latina fundada y dotada por el célebre Arias Montano, uno de los que asistieron al concilio de Tiento. Inmediato á la plaza de la Constitución se encuentra la ¡gl. parr, bajo la advocación de Nra. Sra. de la Asuncion, cuyo edificio consta de 1,100 varas cuadradas de superficie , y encierra algunas estatuas de mucho mérito : está servida por 2 curas propios nombrados por la corona en sede vacante, y por el arz. de Sevilla en los demás : 1 ecónomo, 8 presbíteros, 2 sochantres, un sacristan y 3 acólitos nombrados por dicha dignidad, á propuesta de los beneficiados. De los 9 conv. de religiosos que contaban; anles de su supresión verificada en 1836, el de Nra. Sra. del Carmen 2 individuos, entre ellos uno de misa, y 1 el de Sto. Domingo, el primero está destinado para cárcel, hallándose también en él la escuela pública con habitación para el maestro : existen dos conv. de monjas, uno dedicado á Sta. Catalina, orden del Carmelo, con 14 religiosas , y otro de Jesus Maria y José , orden de predicadores, que cuenta 18. A unos 5,000 pies déla población, y sobre una altura se encuentra una fortificación derruida, llamada el Castillo, del cual aun se conservan fuertes torreones, y algunos de espesos muros: en el centro de esta fortificación existe una hermosa ¡gl. dedicada áN. Sra. del Mayor Dolor, á la que los vcciudad de la v. tienen una especial devoción. La iglesia si conoce lue en loant. mezquita árabe por los arcos de herradura y otros adornos que conserva, especialmente lá torre que se conoce sirvió de minaret á aquella mezquita, agrandada y reedificada en los primeros aims de la conquista, por lo cual aun subsisten en ella adornos que revelan el gusto arquitectónico de aquella época: sirvió esta ig!, muchos aúos de única parr., y eran entonces sus ayudas la que ahora sirvcalconv.de Sta. Catalina , y otra iglesia llamada de San Pedro que en el dia.es ermita. Hay ademas otras 4 ermitas llamadas la Pastora, Sla. Lucia, San Roque y San Gerónimo, sil. la segunda y tercera en los barrios de su nombre, y la última fuera de la población, pero próxima á ella. Ademas de las fue desque anteriormente hemos designado existen otras dos nombradas de Zulema y del Concejo, de ricas y abundantes aguas, las cuales no solo sirven para los usos domésticos, sino que proveen de la suficiente á los fabricantes de curtidos, surtiendo también del riego necesario á varias huertas.

Termino. Confina por el N. con Hinojales á 2 leg., por el E. con Cortc-Concepcion y Puertcmoral á 1/2 , por el S. con Campofrio y la Granada, y por el O. con el de Linares л 1/2..

Calidad Y Circunstancias Del Terreno. El terreno es lodo de sierra , montuoso y pedregoso, pero como abunda en aguas, se presta por muchas parles al plantío de arboledas, y el resto es susceptible de llevar monte alto de encinar y alcornocal ; esto unido á la extraordinaria laboriosidad de los vee. de la v., hace quese saque todo el partido posible de la natural esterilidad del terreno, y que se vean riscos «levados y pendiente;’ declives cubiertos de viñedos, olivares y otros fruíales. Dillcil es graduar el número de tierras reducidas á

cultivo, por estar intermediada de montes altos y bajos: mas puede asegurarse que la población no depende toda de la agricultura , y que, aun la mayor parte de las personas dedicadas á esla nul., tienen las haciendas y su labor en tierras estraiias. El aspecto que presenta el término es delicioso en tiempos de verano ; y como está próxima esta sierra de Aracena al cálido terr. de Andalucía y Estreroadura, hace que sea muy visitada en aquella época, délas personas acomodadas de varios

pUlltOS. . j.ht :

Correspondieron álajurisd. de esta v. varios pequeños I., de los cuales muchos se han hecho independíenles y solo en el día se conservan las aid. siguientes:

[merged small][ocr errors]

Baña el térra, una ribera llamada de Íluelva, bastante caudalosa en todas estaciones, siguiendo su curso de N. á S., por los término de Corte-Concepción, Zufre , Ronquillo hasta desembocar en el Guadalquivir por el punto de la Algava á 1 leg. de Sevilla. También corre por el término, separándolo del de Campofrio un r. conocido con el nombre de Odiel, cuyas aguas llevan la dirección del O., y luego toman la del S. hasta desembocar en el mar , por la cap. de provincia : tiene un puente de manipostería y generalmento se seca todos los años.

Producciones. Las mas abundantes son castañas, bellotas , aceitunas , vino, legumbres y toda clase de frutales; trigo y cebada en corta cantidad ; ganado lanar, cabrio y de • cerda, también muy abundante; poca pesca y caza de animales dañinos.

Industria Y Comercio. Los naturales de esta villa se dedican á cebar rerdos, yá las labores del campo: hay 18 molinos de aceite y algunos otros de trigo ; varias fábricas de curtidos, cuyas primeras materias vienen á las veces de America, sucediendo otras que se esportan las píeles en pelo, las cuales se venden á buen precio, asi como también muchas frutas, castañas, bellotas y vino, prod, sobrantes en este pueblo, y se importan granos en gran parte, paños Í’ otros géneros de que carece. Se celebran dos mercados en a semana, miércoles y sábado , vendiéndose en ellos trigo, cebada y algunas otras semillas, cuyo valor cada especie as ciende á 1,000 reales poco mas ó menos. También hay una feria el 15 de setiembre, la cual principia ahora á fumentarse; no

fludiendo formarse juicio de lo que podrá ser, aunque desde a época en que se trasladó á este dia, se observa bastante aumento en la entrada de ganado de cerda, habiéndose vendido en el año 1842 4,000 cabecera, cuyo valor ascendió á una suma bastante considerable.

Caminos Y Correos. Son los primeros de herradura, en regular estado, dirigiéndose á Sevilla, Hucha y á varios pueblos de su circunferencia : tiene una adra, subalterna de correos, con un administrador y un ¡interventor, dotado el primero con 4,000 reales y el segundo con 2,200.

Fiestas. La del patrono San Blas.que se celebra el dia 3 de febrero, y la de Nra. Sra. de la Asuncion el 15 de agosto. .■ .

Población, I, 108 veciudad 4,370 aim.: Cap. Proh. 10.650,231

reales ; IMP. 301,049 reales; CONTH. 71,041 reales 3 Uireales

El Presupuesto Municipal asciende á 30,000 reales, y secubre, parte con 1,000 y pico de reales de propios y el resto por reparto entre los vecinos.

HiSToiíA. Redúcese á esta población la ant. Anuida , célebre por los errores ([uc la asonancia de su nombre con el de Honda hizo concibiesen hombres muy doctos, creando una nueva Beturki. ó dándola eslcnsion que nunca tuvo , trayendo de la parte (pie habitaban los Celtas en la orilla i/.q. del Ana esta y otras población á Honda y su Serranía (V. Arunda.) Asi equivocados, colocaron algunos en Лелеема la с í.tvlm de las tablas de Ptolomeo y de las medallas ( V. Ltrlia). El nombre Annula parece tomado del hebreo Aral, que significa montañas: y Arunda la montañosa, la misma que Alacena, aunque algunos atribuyen la fundación á los griegos, llamándola Ar cena , en memoria de otra de su tierra, patria de Alejandro;

frutaban los pueblos inmediatos con las agualde! Huccha.

A «40 toesas de la almenara de San Pascual Bailón, se ve .construida otra dei iego denominada San Nieasio; es de si llcria y en todo semejante á las que de su especie se han descrito. Distante :t(i(¡ toesas de la almenara de San Nieasio, se halla un puenle de paso para la comunicación de los pueblos de Novillas y Hallen. Cerca de esla obra en la parle inferior está la era donde se recogen los frutos de la adm. del canal, y entre estay el ¡mdem un crecido pajar, y una casa para cerrar dichos frutos al pronto: los cimientos hasta una vara superior del terreno , ion de manipostería con 20 toesas cúbicas, lo demás es de tapia valenciana. A corta dist. de estos edificios se encuentra un acueducto inferior al suelo del canal de 18 pulgadas en cuadro de luz, para facilitaren tiempo de limpias la salida de las aguas que resultan de las infiltraciones de los campos superiores: se compone todo él de 12 toesas cúbicas de mamposleria y 305 pies de silleria. Se llega luego al barranco del henchidero de Bailen que causó danos muy considerables al canal , los cuales Se. remediaron cortándole á 500 toesas mas arriba, con un murallon y dándole otro descenso.

Las vueltas viciosas que daba el canal desde la almenara de riego de San Nieasio , hasta el puente de Valverde . se corrigieron construyendo un dique ó terraplén de 18 pies de lat. en su coronación , 12 de altura, 18 en la piala del escarpe; V donde el terreno era menos sólido , se le dieron 24 pies por lo interior que es el duplo de su altura.

Dist. 07 0 toesas del acueducto, se encuentra el mencionado puente de Valverde, cuyo diámetro es 52 pies , 15 su ancho con inclusión délos pretiles , y 21 de alto : hasta la altura de 12 pies es de piedra silleria por 2,150 pies, y lo restanle del arco de ladrillo con los macizos y frentes de mamposleria de la que hay 56 toesas. A 85 del puente se ve un molino harinero de dos muelas , obra de cantería y mamposleria , y una almenara de riego llamada San Francisco de Asís para el lérm. de Malien.- Continua el canal con el ancho referido, entrándose por los montes del término de Mallén ; con las tierras de su cscavacion se logró fortificar el dique interior que sirve para el tiro de los barcos, teniendo sobre la superficie de las aguas 3 pies de altura. Cerca del espresado molino se hallan en el andén superior dos puertos superficiales. Dist. 060 toesas de los referidos puertos se encuentra la almenara de limpia de la Vuelta de In Viuda llamada Sania Montea ¡ consta de una boca con andén , dobles puertas , casa para el resguardo de las máquinas, y habitación del guardia: se compone de SO toteas de mamposleria, y 5,220 pies de silleria con tfi gradas de descenso. Pasadas otras 000 toesas, se llega al barranco de la Marga , en el cual se construyeron dos murallas para sostener el terraplén , cuya long. en la parte superior es de 101 toesas. y en la inferior 132 ; su altura en parte 32 pies con inclusión del cimiento, teniendo el 6.» de csrarpe, desde encima del zócalo, 4 pies y medio en su coronación , y 5 en las manguardias del puente-acueducto : en el centro hay una alcantarilla para el paso de las anuas de dicho barranco ; su long. 88 pies , el diámetro 12 , y su altura 14. Toda esta obra consta de i,950 loesas cúbicas de mamposleria , y 10,800 pies cúbicos de sillería. Al fin de las muralla se ve una pequeña canal de riego de cantería hasta la altura de las aguas , y de mamposleria lo restante : de lo primero tiene 54-0 pies, y de lo segundo 22 toesas cúbicas, con su puerla pan cerraría. Cerca de dicho riego hay dos puertos superficiales. Desde aqui sigue el canal por los montes de (iallur. Dist. 743 toesas de esta obra se hallaba el molino de Gallur, (pie por eslar en el centro del nuevo cauce se quitó. construyéndose en el mismo sitio una muralla de 31 toesas . de long. , el 6.» de escarpe, 27 pies de’altura, incluso el cimiento, y 4 pies de espesor en su coronación. En su centro se ve una almenara de limpia y riego, denominada San Fermín. con dos bocas de i pies y 17 gradas de descenso ; se empleas ron en ella 271 toesas cúbicas de mamposleria y 11,450 pirde sillería. Al lado derecho frente á ella hay una pequeña balsa para beber los ganados.

A 350 toesas de dicha almenara se encuentra la muralla del Olivar.su long. 51 toesas, 32 pies de altura con los cimientos , 4 en su superficie y el 0.» de escarpe. .Imito á ella se levanta otra muralla de 34 toesas de long., ó iguales dimensiones, que componen entre ambas 00! loesas cúbicas de mamposleria. Distante 159 toesas de estas murallas, se

sin duda dicha planta, que ademas del perjuicio que causa, ofreco mal aspecto cuando se halla crecida. Esta operación se verificó en otros tiempos por ajustes alzados, y según aparee* en cuentas de estas oficinas, costaba unos 1 l.óüO reales anuales; por consecuencia sobre no haberse hecho este año seme jante gasto, queda establecida la práctica de que este trabajo lo verifiquen los guardas como una de sus obligaciones ordinarias. Ademas del carrizo se habían fomentado arbustos en la superficie de los escarpes del cauce, hasta tal punto, quo los troncos de algunos llegaron á maltratar los barcos, y bis ramas de otros á enredarse en las maromas de sirga y hacerlos peligrar.

Puentes’ De los 17 puentes construidos sobre el canal Imperial , los 11 de fábrica, han prestado y prestan su servicio sin interrupción : sin embargo, lodos exigen algunas reparaciones, especialmente los de la Canaleta, Figueruelas , Pamplona , el de la Muela y el del Medio, á causa de haberse desprendido algunas piedras y fracturado otras por influjo de los hielo?. Los tres de madera que smi el de Úuúuel, Novillas y Griscn, se hallan en peor estado. El 2.» se arruinó en parte en el mes de abril, en términos de haber tenido que desarmarlo, y reconstruir su piso; habiendo estado interrumpido su tránsito que se habilitó en seguida; y en el de Griscn fue también indispensable reponer algunos pies derechos, qué podridos en su parle inferior , cedieron al choque de un bar co de trasporte impelido por un fucrle huracán.

Acueducto Dei. Jalón. Si bien esta obra es una de las mas sólidas y atrevidas que tiene el canal Imperial, la circunstancia de hallarse construida de sillería de piedra caliza, compacta , pero algo coquerosa, es causa de que existan ya algunas filtraciones, con especialidad en los cañones do los tres arcos principales; mas el corto periodo de tiempo que en este año lian podido estar cortadas las aguas, y lo riguroso de la estación, no han permitido descubrir , ni remediar el origen de dichas filtraciones , que al menos , de présenle no parece ofrecen cuidado. El curso del r. Jalón que salva dicho acueducto se hallaba bastante obstruido por acarreos de tierra y cascajo en los arcos laterales , perjudicando por consecuencia á las pilas del centro y sus fundaciones; lo quese ha evitado regularizando el cauce en toda la extensión di los arcos, mediante la cstraccion de aquellas materias. En bis paramentos laterales de dicho acueducto , se había fomentado mucha ve¡ gelacion por espacio do 10 años, en que no se había cuidado ‘de destruirla : en este año se ha limpiado escrupulosamente; á la inmediación de la base de dichos paramentos se han abierto cúnelas para el curso de las aguas, habiendo habilitado la parle de camino paralelo á dicha obra, que pertenece al (pie desde Alagon pasa a Griscn.

Limpia UBI. Canal. La circunstancia de haberse descuidado algunos años la limpia del Canal, con el fin do escusar el esccsivo gasto quo ocasiona, ha sido causa de que sobre no prestar el espedrto servicio de la navegación , ha va aparecido á la vista del público como en estado de verdadero abandono. En esto año se procedió á la limpia, y desde I?, playa de la casa de compuertas en el sitio del bocal, hasta el puente de Formigalcs en long. de 2,-2.»>i; varas, y lat. media de 17 que tiene el cauce del canal, se estragaron 5,138 varas cúbicas de fango. Las2,600 por medio de agua-llevado, aprovechando la inmediación de la almenara de San Carlos, elevando sus compuertas hasta dejar totalmente descubiertas las bocas, y las 2,538 restantes, de fango endurecido á baluarte ; hacia 30 años no se verificaba esta limpia. Se continuó desde el citado puente de Formigalcs en adelante, estrayendo el fango que con mas ó menos irregularidad llenaba el cauce, según sus • circunstancias , tales como el escorredero de la almenara de Sta. .Ménica, hasta el camino llamado de la India , su long. de 1,930 varas, y lat. media de 2 1/2, habiénloso estraido I,Ofil varas cúbicas de fango; en el corred<rode la almena ra de San Fermín, hasta el puente de las Landillas de Gallar en long. de 2.800 varas, y lat. media de 2 1/2, cuya operación no se había ejecutado hacia 15 años: la cstraccion del fango subió próximamente á 3,120 varas cúbicas: en él revolvedero de barcos de Gallur se estrajeron 2,320 varas de fango próximamente, acumuladas en aquel silio, como una consecuencia del uso á que está destinado. Igual operación se ejecutó en el revolvedero del .lalon y produjo 217 varas de fango.

Se limpió también la playa de la Casa blanca, la embocadura de su esclusa llamada de San Carlos, y el cubo del uio

lino harinero ; se ensanchó la vuelta del ramal inferior al puente de Madrid ; limpiando y perfeccionando los escarpes del cauce del canal, desde la almenara del Pilar á lade Sta. Engracia en linea do 2,813 varas. Igual operación se practicó en el sitio de Torrero en los dos diques y baradero de barcos; un trozo de la playa del mismo sitio de Torrero en linea de 360 varas hasta el» escorredero de Antomir, y la parle de canal i|uc media entre dicho escorredero y la almenara de San Antonio en linca de 3,775 varas, cuya esteusion no se limpia ha hacia mas de 10 años, y por consecuencia había llegado al estado de obstrucción ; y de no haberse verificado dicha limpia no hubiera sido posible suministrar el riego al distrito del Burgo ; el fango eslraido en todos los citados puntos del deparlamento de Torrero, estoes, desde la-playa de la Casa blanca hasta la almenara de San Antonio, fueron próximamente 43,200 varas cúbicas. Es de advertir que en la espresada linea del escorredero de Antomir á la almenara de San Antonio hubiera sido de un coste inmenso la total eslraccion del fatigo acumulado en ella por espacio como se dijo, de mas de 1 o anos, en virtud del entumecimiento que en el mencionado espacio esperiinentan las aguas á causa de concluirse en la referida almenara el canal en actividad: por esta razón y á lin de establecer una corriente proporcionada hasta la almenara de San Antonio, se verificó la limpia abriendo en el centro del cargadal un cauce capaz del curso de un barco, haciendo el oportuno revolvedero frente á la almenara, con lo cual se ha conseguido un considerable arrastre de sedimentos y arenas ; el aumento de aguas por dicho escorredero de San Antonio, y por consiguiente por el contra-canal llamado de los Tornos, dando agua á los contra-canales de Bernai y del Platero y finalmente al del Burgo.

Un tanto conocedores del terreno y de la importancia de las limpias del canal, pues su descuido sobre lo que puede embarazar el riego, inhabilita completamente la navegación, como por espacio de algunos años se ha visto, desde debajo de la playa de la Casa blanca, hasta la almenara de San Antonio, no podemos menos de dar en este articulo cabida á un proyecto , que á nuestro entender, haría menos costosa la limpia del canal, cuando no innecesaria. Si se compara el número de varas cúbicas de fango que en la limpia practicada en el año pasado se eslrageron del cauce del canal en las 15 leg. (pie median desde la casa de compuertas del Bocal hasla la playa de la Casa blanca, con el eslraido desde este punto basta la almenara de San Antonio, aun sin contar lo ligero de la limpia practicada tu el trozo de canal que media entre este último punto y el puerto de Miradores, se encuentra la diferencia de 1 ¡i 4, es decir, que el depósito de sedimentos y arenas en el trozo de una leg. «pie es lo que media desde ía playa de la Casa blanca, hasta la almenara de San Antonio, es 4 veces mayor que en las 15 leg. restantes, siendo por lo menos triple el número de años que se retardaron las limpias en este trozo que en aquel. Nada mas natural que este resultado ; aunque el desnivel del canal sea uniforme desde su nacimiento hasta el punió que termina el primer trozo, estoes desde la casa de compuertas del Bocal, hasla la playa de la Casa blanca, trae el cauce por lo menos 20 pies mas elevado que en el 2.» trozo, que forma una conca ó valle hasta las compuertas de Valdegurriana inhabilitadas, y por consiguiente carece, del violento arrastre que por su medio podía darse al cargadal. La salida de este por la almenara de San Antonio tiene (pie ser precisamente lenta, por la misma posición lateral de esta; contribuyendo también á que la salida de sedimentos y arenas sea menor, las revueltas que en esta parte da el cauce del canal; pro|mrcionar, pues una fácil salida á estos por medio de almenaras oportunamente colocadas, es un pensamiento del mayor interés. La causa sin duda alguna, mas eficiente de este esecsivo depósito de sedimentos.es el remanso que en la playa de Torrero forman las aguas del canal por el violento cambio de dirección que en el estremo de la muralla izquierda de las que constituyen el puerto de Miradores, toma el cáuceVIelcanal: si, pues, en este punto se construyese una almenara de desagüe de dos ó tres bocas, y con dimensiones iguales á las demás que hay construidas, tendrían salida por ella la mayor parte de los sedimentos y arenas que por el sallo de las esclusas de la Casa blanca, bajan á la conca que forma la playa de Torrero ; y las pocas que quedasen serian arrostradas sin dificultad por la almenara (le San Antonio; consiguiéndose por esle medio conservar limpio el cauce na

vegahle del canal, ahorrando las crecidas sumas á que ascien • den las limpias , y que podían ser aplicadas á los adelantos que reclama la empresa. La obra que proponemos ni es cscesivamente costosa, ni ofrece dificultad alguna. En el punto en que conviene su ejecución, existe actualmente un pequeño escorredero que facilita el riego á unos pequeñitos huertos de propiedad del canal, y otras pocas tierras de particulares; el ensanche de esta boquera , la apertura de las nuevas , la construcción de la casa para la custodia de los tornos, y el revestimiento del caidere por donde hubieran de marcharlas aguas de esta almenara ¡i unirse con el contra-canal que rodea el cas. de Torrero , no creemos escediese del importe de la limpia de uno, ó por lo mas de dos años. Sentimos no poseer los conocimientos facultativos necesarios para dar á este proyecto todas la esplicacíon que su utilidad reclama; pero creemos haber dicho bastante para que la dirección general del ramo y directores del canal, se apoderen de él, y lo estudien convenientemente.

SIUL’E LA MEMORIA DEI. SEÑOR DE I.OS VILLARES AMOR.
Coutra-cunalcí.

La inutilidad déla parte del canal imperial desde la almenara de San Antonio hasta el Paso del Ganado, indujo desde un prineipio a adoptar como medio oportuno, la apertura de un contra-canal que si bien practicado en terreno de igual naturaleza que aquel, es claro que, por la considerable reducción del cauce, ocasionaría muchos menores gastos en la reparación de simas ; tal fue el origen del contra-canal llamado de Miraflores y de los Tornos que sile de las inmediack nes de Torrero , aumentando el caudal con el escorredero de la espresada almenara de San Antonio al Ebro, y que va á concluir en el Paso del Ganado, siendo su estension total de 8,550 varas.

A medio cuarto del Paso del Ganado se halla el torno del Bemal que da agua al contra-canal de su nombre y al del Platero, dístr. de Miradores y del Burgo respectivamente. Por la almenara déla Concepción, última del canal, se escurren las aguas sobrantes del contra-canal del Burgo, y cuando se abren simas en él, toma el agua por la misma almeuara y cursa hasta el fin del term.»del Burgo, díst. 3 leg. ; y como estos contra-canales se hallan abiertos en un terreno el menos á propósito para esta clase de obras, casi diariamente hay que atender á la reparación de simas, en que anualmente se consumen cantidades de mucha consideración ; tanto para que no falte el riego ¡i una parte del término de Zaragoza, como al del Burgo. No obstante todo esto, los efectos de la limpia del canal desde la playa de Torrero hasta la almenara de San Antonio, el orden en la distribución de las aguas y la continua vigilancia en lu reparación de simas de dichos contra-canales , íes lia dado por resultado tal abundancia de riego en el insinuado lérni., cual sus terratenientes no la habían esperimcnlado, desde que por primera vez vieron llegar las aguas ,i su suelo. » * .

Cuatro consecuencias se deducen de la parte que hemos transcrito de la memoria del Sr. de los Villares de Amor: t.» que debe abandonarse la idea de continuar la prolongación (leí canal lateral de Aragon conforme al proyecto de Pignalelli, por las casi insuperables dificultades que el teireno presenta hasla el término de la v. de Fuentes: 2.» que las magnificas obras (pie se. encuentran desde la casa de compuertas del Bocal hasta la almenara de San Antonio, se hallan en el mejor estado de conservación , pues las desmejoras que en algunos puntos se advierten son de tan poca entidad, que no pueden comprometer su existencia, y que el costo de los reparos es también de poca consideración : 3.’ que con la limpia practicada en el año pasado y disposiciones adoptadas para el corte del carrizo y arbusto que cubren las laderas del cauce, se ha asegurado la navegación en las 16 1/2 leg. que median entre el Bocal y la espresada almenara de San Antonio: y 4.°, que en virtud de aquella operación se ha hecho mas espedito el riego de todas las heredades situado á las márgenes del canal ; j se han vencido los obstáculos que paulatinamente iban privando de igual beneficio á las tierras del término del Burgo. •■

Conocida la historia del canal, descritas sus portentosa»’ obras, hecha la relación de los esfuerzos practicados por los señores que sucedieron al ilustre Pignatelli, para vencer los obstáculos (juelanaturalezadel terrenooponia á la prosteucion del proyecto, y presentado el cuadro de su actual estado, entramos

Pero estos ingresos no son bastantes ¡i cubrir los gastos da adra, y conservación, como lo demuestran las relaciones que siguen , en las que van reunidos los productos y gastos de ambos canales, y cuya separación no nos hemos decidido á hacer por no incurrir en alguna equivocación.

Relación lie los productos de los dos canales llamados Imperial j de Tanste desde el aña de 1773 basta el de Im ¡O inclusive; pero con esclusion de los cinco que pertenecen á la dominación francesa.

El análisis de esta relación que se subdivide en 6 periodos distintos, presenta los resultados siguientes:

Primer periodo, anterior á la invasion francesa: se compone de los 35 años transcurridos desde el 177î, en que principia hasta el de 1806 en que concluye: el total de los prod, pro cedentes esclusivamente de los canales, esto es, sin incluirse en ellos los de la contr. de un millón, impuesta por el Real decreto del Sr. D. Carlos IV del S3 de abril de 1794, que se cobraba por la tesorería de la provincia asciende á la

suma de (*).» 37.078,336

Año común 1.059,381 («).

Segundo periodo, posterior á la invasion francesa y anterior al establecimiento del régimen constitucional de 1820: se compone de los 7 años transcurridos desde 1813 hasta 1819 inclusive]

prod, délos canales 9.106,190

Año común 1.300,881 reales vn. (‘»).

En este periodo la contr. del millón principió á recaudarse por la adm. ; pero solo desde 1815 su prod, durante los Safios que figuran en la relación general fue de 4.584,705 reales vn. Año común 916,941 reales vn.

Tercer periodo del régimen constitucional de 1820 á 23.- se compone de 3 años durante los cuales losprod.de los canales ascendieron á 8.585,015

Año común 1.195,005 reales vn. («»).

La parte de la contr. de un millón recaudada en estos 3 años es de 9G0.172 reales vn. Año común 320,057 reales vn.

Cuarto periodo, de los 11 años del régimen absoluto restablecido en el reinado de Fernando VII, estoes, desde el año de 1823 hasta el de 1834: el total de los prod, especiales de los canales es de. . 13.140,873 Año común 1.194,625 reales vn.

En este periodo el año de mayores prod, es el de 1825, en que ascienden á 1.646,841 reales vn., y el que menos produjo fue el de 1833, que solo dio 904,907 reales vn.

La parte de contr. recaudada en estos 11 años importa 6,783,877 reales vn..

Esta suma considerada en sí da por año común 510,352 reales vn.

Pero si se advierte que los 3 primeros años no presentan mas ingresos que la insignificante cantidad de 5,201 reales vn., y que solo se recaudó en el ^uarto (1826) 161,375 reales vu., de donde se puede

inferir que esta contr. no se hizo efectiva, sino

en los 8 años últimos, en cuyo caso el año común seria de 847,947-realesvn.

Quinto periodo, de los 3 primeros años posteriores ala muerte de Fernando VII; total délos

productos 3.240,189

Año común 1.080,063 reales vn.

En estos 3 años no se advierten diferencias notables en sus prod, respectivos.

La parte recaudada de la contr. de un millón asciende á 1.246,842 reales vn.

Año común 415,614 reales vn.

Pero conviene tener presento que la recaudación del último año (1836) es solo de 9,879 reales vn. y que en los 4 años posteriores no se recaudaron tampoco mas que 13,943 reales vn., que no pueden ser sino; atrasos de lósanos anteriores; considerando, p’ues, el total de las sumas recaudadas en este periodo y en el siguiente como prod, de los 8 primeros años (1834 y 1835), en que la contr. se hizo efectiva, el año común será de 630,392 reales vn.

Sesto periodo de los 4 años trascurridos desde

1837 á 1840inclusive: total délos prod 3.453,465

Año común 863,366 reales vn.

El año de mayores prod, es el de 1837 que dio 1.074,198 realesvn., y el menor (1838) solo dio 633,933 realesvn.

Total general de prod, durante los 63 años á

que se refiere esta relación 69.604,068

Añocomun 1.104,826realesvn.

Pero segregados de este total los prod, especiales del canal imperial en los 9 primeros años anteriores á su union con el de Tauste que son de. . 1.514,020

Quedarán por los 54 años restantes, en que se reunieron los prod, de ambos 08,090,048

Cuyo año común es de 1.200,927 reales vn.

Pero prescindiendo de las consideraciones políticas en que se funda la clasificación de los 6 periodos en que se subdivide la relación á que se refieren los cálculos que anteceden, y considerando en abstracto la marcha progresiva ó de decadencia de estos canales, sin entrar en la investigación de las causas que hayan podido influir directa ó indirectamente en estas vicisi ludes, se verá que los prod, han ido aumentando progresivamente hasta el año de 1806, en que llegaron á su apogeo; y que sin detenerse en el grande desfalco que se advierte en los 3 años de 1813 á 1815, que puede muy bien atribuirse á las circunstancias especiales en que se encontraba la nación entonces , los rendimientos han seguido también una marcha progresivamente opuesta, como lo demuestra el siguiente estado:

Primeros 9 años de prod, del Canal

Imperial 1.514,020 168,225

Ambos canales reunidos.

Quinquenio de 1781 á 1785 1.957,405 391,481

1786 A 1790. …. 5.245,788 1.049,058

1791 á 1795 7.751,394 1.550,279

1796 á 1800 8.585,442 1.717,088

Los 6 años de 1Я01 á 1806 12.024,288 2.004,048

Los 3 años de 1813 á 1813 2.516,389 838,796

Quinquenio de 1816 á 1820 7.707,247 1.511,449

de 1821 á 1825 6.897,610 1.379.522

de 1826 á 1830 5.714,900 1.142,980

de 1831 á 1835. …. 5.040,037 1.008,007

de 1836 á 1840 4.649,550 929,910

No sole se carece de datos para conocer ni aun aproximadamente el importe de las sumas invertidas en la confección de estos canales, sino que tampoco se conoce el importe de los gastos anuales de su adm. y conservación en el periodrj.á que se refiere la relación de sus prod., para poder compararlos unos con otros. Es de creer que estos no bastaban para cubrir aquellos, cuando se tuvo que acudir al establecimiento de la contr. de un millón con este objeto. En el día esta insufí ciencia se manifiesta’claramente por los estadossiguientes que se refieren á un año común del quinquenio de 1830 á 1834, á saber.

Trigo cobrado en ambos canales por sus derechos

del 5.» y 6.»

Id. de arriendos de molinos y contratas de agua. .

Cebada cobrada del 5.» y 6.»

Avena id

Centeno id

Por los derechos del 7.» y 8.» de olivas en ei cañal

imperial y prod. en aceite

id. por los de uvas en dicho canal

Por los derechos de riego que se pagan en dinero. .

Por productos de arriendos de menuceles ó verdes

de ambos canales y otros varios que se cobran en

dinero

Por algunas obras que hace el canalón jriegog particulares y que reintegran estos después y por ventas de materiales y árboles.………. .<

Por prod. de navegación del canal Imperial

Cargas y gastos sin contar los de obras.

Por las cuotas de trigo fijas y eventuales que paga la empresa á los partícipes de decimales y primicias, etciudad de ambos canales

Id. de cebada.

Id. de avena. . .■

Id. de centeno \

Id. á la mitra y cabildo de Zaragoza por diezmo de «ste distrito, en dinero .

Id. al escusado del llurgoen dinero

Suministro de raciones de cebada á las caballerías que tienen algunos empleados para el desempeño de sus destinos

Id. de aceite á los talleres, cuadras y demás usos. .

Presidio: por suministro Je raciones de pan. …

Id. al mismo por prest y calzado

Por gastos de recolección, administración y conservación de frutos.

Por los de arbolados y paseos

Por los gastos de composición de carruages, montura y herrage de caballerías de todos los empleados que las necesitan para el desempeño de sus destinos, mozos que las cuidan y otros gastos comunes de obras y administración, inclusa la can-1 tidadde 8,000 reales anuales que hay señalada por ‘ Real orden para los gastos de visitas á las obras y departamentos, se aplican del total importante que asciende á 78,520 reales 18 mreales, la mitad que se gradúa corresponde al ramo de administración

Por gastos de navegación \

Por pensiones, viudedades y jubilados

Por censos que tiene contra si la empresa, de los

canales

Por sueldos de todos los empleados de ambos canales .

Dará conocer, pues, los diferentes proyectos que en cualquiera época se han abitado para conseguir tan deseado objeto, a fin de que los inteligentes se apoderen de ellos, y con sus doctrinas coadyuven á la dirección del ramo, lo creemos de la mayor utilidad: por ello vamos ¡i presentarlos ¡i nuestros lectores, con las reflexiones que nuestro celo por el bien público nos sugiera , ya que no los escasos conocimientos que poseemos en materia tan difícil.

Proyecto» Para Llevar El Calce Deí Canal Hasta Tudela.

Dos son los deque tetamos noticia, presentado el uno ala dirección del ramo con fecha 30 de setiembre de 1838, y el otro con la de 26 de marzo de 18lí. El [trímero propone la pro

■ longncion del canal por medio leí campodeMosqúcra,cuyaol>ra la reduce su autor á la construcción de una esclusa de 0 pies próximamente de caída para descender desde el canal nuevo al Imperial y vice-versn: la cscavaciou del terreno en las 4,500 varas primeras deberá ser de 9 á 10 pies en terreno fácil, y aunque se encuentra en él agua á poca profundidad, presenta la facilidad de darle desagüe por medio del r. Moral cu bajas aguas; y cuando estas crezcan tendrán su salida al canal Imperial, puesto que la superficie estará en verano al nivel de la solera del cauce que de nuevo se proyecta, y en invierno pie y medio uins elevada. Por lo demás, asegura el autor del proycclo.no ofrece el rumor inconveniente su ejecución, podiendo casi afirmarse no habrá necesidad de surtirlo de agua del Ebro, porque sobrará para U navegación con la que Huya de los terrenos superiores. Tanto por ver si esto se logra, continua, como, cuanto para dar salida á las aguas de la cscavaciou, se principiará á trabajar desde el bocal bástalas tierras buenas ó cultivadas; punto desde el cual se puede seguir en linea recta basta salir al libro, ó continuar la traza hasta la alameda de Tudela. Por de pronto la obra mas esencial de osle proyecto es el establecimiento de una esclusa para ganar los G pies de altura que hay desde las aguas del canal Imperial, hasta el pinito donde han de tomar las aguas para el nuevo tramo. A fin de evitar toda contingencia y dar salida á los sedimentos y arenas que el r. pueda depositar en la embocadura , se dan dos pies de desnivel á este nuevo tramo,

‘ que siendo en linea recta, quedará limpio con solo abrir la esclusa, que igualmente propone en estos términos; se adosará •al costado der. de la esclusa del canal Imperial que faci

. lila la salida al Ebro un cuerpo superior de otra esclusa, cuyas compuertas tendrán la misma altura que tienen las de la ant., para que en caso que el Kbro crezca extraordinariamente, no pueda penetrar en el canal Imperial presentándole igual resistencia en ambas partes.

Si sale al Ebro, añade el autor del proyecto , hay que construir una esclusa de retención ; la cual no presenta dificultad alguna , ni la cámara necesita ir revestida de sillería, mediante á que esta esclusa no tiene salto; y solo se establecen sus puertas para que el nuevo canal conserve siempre una misma altura de aguas, podiendo entrar y salir sin riesgo alguno al r. También, dice, p «Ir a omitirse esta esclusa, con solo dejar que el canal tomase la misma altura que el Ebro, no habiendo en esto riesgo alguno, atendido á que el canal marcha con una cscavaciou de 9 á 10 pies cualido menos, y las tierras que esta produciría son mas que suficientes para la formación de los diques sin temor de que las crecidas del r. pudieran sobrepujarlos. A pesar de todo, opina, debe ejecutarse la esclusa indicada. Para que la navegación sea de un todo perfecta, cree será mas conveniente, dirijir el canal á la Peña del Prado, donde pueden establecerse almacenes y cuantos edificios sean necesarios: y advierte que la topografía de la ciudad de Tudela ofrece la posibilidad de introducir el canal hasta dentro de las mismas calles , por medio del cauce abierto del r. Quedes.

Cualquiera, continúa, quesea la traza que se elija, siempre estarán de nivel los puntos de derivación , ó sean el bocal del nuevo canal; cu el primer caso tomará sus aguas por la esclusa, y en el segunda por una compuerta de 7 pies de altura y 7 de lat., recibiendo 4 1/2 pies de agua: recuerda que quiza al tiempo de hacer la cscavaciou se encuentre tanta agua, que no sea necesario tomar ninguna del Ebro, porque la que fluya en los terrenos superiores, proveerá abundantemente para la navegación. Con objeto de salvar las 3 acequias de riego que atraviesa la traza, propone la construcción de un puente de. madera, con canales, igual á los que han de facilitar la conau

nicacion de una márg. con otra; los cuales ha de procurarse no impidan el paso do los barcos. La dirección que se da ala traza del nuevo trozo, dice, no es arbitraria, pues ademas de conciliar ir en linea recta, que siempre es preferible, se ha tenido presente atravesar el menor número de tierras cultivadas; podria haberse marchado con menos escavacion, pero se encontraría agua desde el principio, y no habría las tierras suficientes y de la calidad que se necesitan para la formación del dique izquierda, que debe libertar al canal de las inundaciones del Ebro. La mayor de estas que se ha conocido es de 5 á 0 pies sobre el campo de Mosquera, no durando arriba do 48 horas, cuyo inconveniente se precave con la altura que se da al dique. Se ocupa después en hacer ver las ventajas que de este proyecto habían de seguirse, y presenta un presupuesto detallado del costo de esta obra, cuyo resumen es:

Desde el Bocal del canal Imperial hasta la Peña del Prado 688,000 reales

Desde el mismo Bocal hasta salir al Ebro por medio de la esclusa de retención 882,000 rs

El segundo proyecto , formado sobre el terreno, por orden de la dirección general del ramo de 1.° de enero de 1843 , se separa del anterior; 1.» porque la Peña del Prado dist. 1, loo varas do Tudela, resultaría punto de escala; 2.° porque la toma de agua directa del Ebro lleva consigo obras de mucha consideración; 3.» porque si el canal había de tener 7 pies de agua, seria menester que la solera se hallase estos 7 pies mas baja que las aguas mas bajas del r., de lo que resultaría tener que ir en mucha linca con una cscavaciou de 15 á 20 pies ; y ademas de aparecer un canal sepultado, seria de temer que comunicándose las aguas del canal y del r., se nivelasen ambos vasos, en cuyo caso las consecuencias serían funestas; y 4.» porque el Ebro cambia violentamente su curso en la Peña del Prado; su dirección natural es desde el puente de Tudela sobre la presa del Bocal atravesando el campo de Mosquera, cuya dirección toma en las avenidas en que rebosa sobre sus márgenes, estableciéndose entonces la gran corriente en la linea del proyecto anterior, circunstancia que unida á las ya mencionadas, pudiera dar por resultado la desaparición del canal en la primera avenida del Ebro. Deseando evitar estos inconvenientes se propone alimentar el nuevo tramo de canal por la presa alta ó nueva, situada á 2,420 varas mas arriba de Tudela, conduciéndolas en tubos de hierro; desde la cabeza del puente de piedra de dicha ciudad hasta el embarcadero que se coloca en el sitio de la Alameda, casi á las puertas de Tudela, y tangente á la carretera. Sigue desdo aquí una linea de 767 varas, y formando luego un ángulo de 158″se inclina á las colínas para tener escavacion y lastimar menos á los muchos y pequeños propietarios de los campos de Lodarcs y de Arquetas, corriendo otra linca de 1,631 varas. Forma aqui otro ángulo de 1C6″, y siguiendo el vértice délas colinas en una linca de 850 varas, y formando en este punto otro ángulo de 160″ va á unirse con el canal Imperial en una sola linea de 2.950 varas. Bien pudiera evitarse el 2.» ángulo; pero la necesidad de tierras para formar el dique , la ocupación de huertos de valor, y la necesidad de dar pasoá los riegos precisan á seguirlo. Si en vez de describir el ángulo citado de 158″, se llevase el cáure cu una sola linea hasta el 2.» ángulo, habría necesidad de muchas tierras, no solo para el dique, sino también para el canal. Ademasen 7 pies de escavacion queso lleve el canal, se da fácil entrada por la superficie á las aguas de los riegos; cuidando de dar igual salida á la parte inferior, se evitan asi los acueductosde sifón, que siempre son incómodos y de censo continuo. La altura que se fija al dique es de 3 pies y medio mas que lo que subieron las aguas en la riada de 1831, las cuales tomaron un nivel de 5 1/2 pies sobre la alameda de Tudela, en el punto en que se sitúa el embarcadero. La buena elección de tierras para este dique y su buena construcción son de sumo interés, asi como el darle consistencia por una triple plantación do arboles y arbustos de mucho follago.

La loug. total que se propone al nuevo cauco es de 6,201 varas; á saber, desde el embarcadero á la 1.* esclusa 3.638, desde la 1 .■ esclusa ala 2.» 2,163, y desde este punto al (anal Imperial 100.

El desnivel entre la solera del canal Imperial, y la solera en el embarcadero , es do 15 pies 10 pulgadas; y habiendo dado á la linea 10 pulgadas, quedan 15 pies que se propone dividir

Departamento Del Torrero.

1 Encargado de obras 7,200

1 Sobrestante mayor 5,760

1 Constructor de barcos 5,040

1 Encargado del despacho do alba

ranes de riego . . . 5,000

1 Administrador de graneros . . . 5,000 4 Encargados de aguas en Garrapi

nillos, Miralbueno, Miraflores,

el Burgo á 3,600 reales cada uno. 14,000

2 Ayudantes de encargados de aguas

en Miradores y Miralbueno

á 2,880 reales cada uno 5,760

3 Sobrestantes de lista en Torrero,

Burgo y Bocal á 2,710 reales 20

mreales cada uno 8,13126

1 Id. del presidio 56,29126

I Mozo de al macen 2,160

II Guardas de Almenara 2,160 reales

cada uno 23,760

4 Id. de id. á 1,800 7,200

8 Id. de id. á 1,440 11,520

1 Id. de id 2,400

15 Regadores á 2,520 reales cada uno. 37,800 /

Departamento De Gallcr Y Bocal.

1 Encargado de obras 7,200

1 Administrador y cajero 7,200

1 Encargado de aguas 4,200

1 Carpintero encargado de la casa

de compuertas 3,240

1 Capellán del Bocal 2,070 241

1 Guarda de Almenara 1,800

9 Id. de id. á 1,440 12,960

Departamento De Tadste.

1 Administrador y cajero 7,200

1 Encargado de aguas y ayudante

del de obras 5,400

1 Guarda de Almenara 1,800

6 Id. id. á 1,440 rs 8,640

Ciaslos.

Para gasto; de escritorio de la dirección y adm. general, impresiones, alumbrado, esterado, muebles etciudad, etciudad 7,500

Tara gastos de recolección de frutos, conducción á los graneros y mediciones hasta su venta 50,000

Para los de viajes y visitas que tienen que hacer los empleados á los departamentos y á las obras, están señalados 8,000

Para los derechos de los curiales, papel sellado, honorarios y demás gastos que ocurren en los litigios de la Empresa 6,500

Gastos De Conservación Y Reparación.

Para la conservación permanente y reparación de las obras ejecutadas, se calcula necesaria la cantidad de 800,000

[ocr errors]
[ocr errors]

72,000

1.138,602 16

ARAGÓN (capitanía General De): comprende las provincia de Zaragoza , Huesca y Teruel, que cada una constituye su com. g. Confina por el N. con el reino de Francia en la ostensión de 26 leg.: por E. con la ciudad g. de Cataluña; por el S. con las de Valencia y Castilla la Nueva, y por el O. con las de Burgos y Navarra. Se encuentran en ellas las plazas de Zaragoza y Jaca con sus respectivos gobernadores y sargentos (VER MÁS EN ORIGINAL)

ANDEVALO (sierra Del)

llámase asi el término occidental de la Sierra-Morena, entre la ribera Chanza, fronteriza á Portugal, y el r. Odiel. Ocupa una gran parlo del partido judicial del Cerro, provincia de Huelva, con la estension próxima de 45 ó 50 leg. cuadradas, y en ellas se comprenden los término jurisd. del Alosno, Cabezas-rubias, Calañas , Puebla de Guzman, Paymogo, Villanueva délas Cruces, Sta. Bárbara y el Cerro. Todos estos pueblos, menos el último . han correspondido al ant. condado de Niebla, boy incorporado al marqnesado de Villafranca. Este terr., considerado geológicamente, es de los llamados de transición; y aunque no tiene alturas considerables , lodo él es de sierra montuosa y agria. Por lo mismo solo se cultivan pequeñas cañadas, y en general solo es susceptible de llevar montes de encinas. Abunda en indicios de minerales de cobre y hierro, y encuéntrame muchos depó silos de escoriales, que demuestran haberse csplotndo en tiempos remólos muchas minas. En el dia se benefician algunas, especialmente en los lcrm.de la Puebla de Guzman y Paymogo, como se dirá en sus respectivos artículos. Créese que trac su origen la denominación de Andévolo , del dios Éndovélico.anl. deidad que adoraron los primitivos españoles ; y esto se prueba por haberse encontrado á principios del siglo XVI una piedra cerca de Paymogo, con una inscripción en que se entendía el nombre do esta conocida deidad. Los geógrafos ant. mencionan en este terr. varios pueblos, entre ellos Rubras, Presidium, Aras. En tiempo de los godos y de los árabes dependió del gobierno de Niebla, y la conquista se hizo por el rey de Castilla D. Alonso X, según parece , en el año de 1257. En el dia los hah. de este pais dilie ren de los demás de la provincia en sus costumbres y en sus tr’ages; visten únicamente de los géneros de lino y lana que ellos mismos elaboran. Sus costumbres sencillas, y su pronunciación pura castellana, en términos que en el Cerro y en Calañas se habla con tanta corrección como en el reino de Toledo. En general los hab.son, vivos, astutos , y muy dispuestos para el estudio de las ciencias. Se dedican generalmente al comercio y arriería, y son de bellísima disposición física , especialmente las mujeres.

ANDALUCÍA

limítase á veces esta denominación geográfica á los antiguos reinos de Sevilla y Córdoba, y entonces se divide en alta y baja, según el curso del Guadalquivir; pero generalmente se estiende también á los de Jaén y Gra nada, llamándose Andalucía todo el delicioso país meridional de España, comprendido entre los 36″ y los 38″ 48’de lat., y desde los 2″ E. á los 3″ 35′ O. long. del meridiano de Madrid. Batcnlc por el S. las olas del Mediterráneo, y sé prolonga sobre el Océano, pasando el estrecho de Gibraltar, liasta que confina con el Portugal por O.; la gran cordillera de Sierra Morena es su lim. N. j y por el E. lo son las sierres de Segura y Cazorla. Su estension de E. á O. es de 87 leg., y de 40 la de N. á S.: el desarrollo de su superficie compone 3,283 leg. cuadradas. Dividido este terr. en una multitud de valles mas ú menos espuestos á los ardores del sol y á la influencia de los ramales dé las montañas que le cruzan en varu-.s direcciones, pobladas unas de bosques frondosos , otras desnudas de toda vegetación y otras cubiertas de perpetua nieve, participando también de la acción de las aguas del mar en una costa tan dilatada, ofrece un Clima en unas parles ardiente , sobre todo hacia las costas; en otras mas ó menos templado y en otras deliciosísimo. Muy rara vez se ve la nieve en sus llanuras, y cuando en los inviernos mas rigurosos cae alguna, se derrite asi que toca la tierra; cos’ tando mucho trabajo conservarla , aun en los montes inferiores ; al paso que en otras cimas resiste á los mas estremados estíos.

La Andalucía se présenla erizada de montañas mas ó menos elevadas, muy fértiles unas, y otras muy ricas, va en pastos, ya en minas de diverso género, y en canteras de mármol y otras piedras. La ciñe por la parte del N., de E. á O., con alguna inclinación al SO., en las inmediaciones de la embocadura Sel Guadiana, la cordillera de sierra Morena, de la cual bajan hacia el S. todos los r., riach. y arroyos que desembocan en el Guadalquivir por su orilla sct., menos el Tinto y otros menores que desaguan en el Océano, en las inmediaciones de Palos, Moguer y Huelva. Casi lamisma dirección sigue la cordillera que, arrancando del confluente del Guadalmena con el Guadalioiar, y en la dirección SE., hasta Orce, del partido judicial de Huesear, provincia de Granada, se endereza luego al O. á buscar la sierra de Alhama, y llega á Ronda, donde se inclina hacia el S., é internándose un poco en la provincia de Cádiz , va á terminar en Gibraltar. Del nacimiento del r. Guadix en el partido de este nombre, sale un ramal de la misma sierra, en dirección de E. á O., que termina hacia Montilla y Lucena; y reunidas estas dos cordillera en la confluencia y el curso de aquellos dos r., por medio de algunos ramales que se desprenden de la sierra de Alcaráz hacia Puerta-Segura, forman el gran valle, ó la Cuenca del Guadalquivir, que recibo por su orilla meridional todas las aguas que bajan al N. de la segunda cordillera, menos el Guadalcte y algunos otros menores, que de la sierra de Ronda llevan sus aguas, ya hacia el golfo de Cádiz, ya hacia el Estrecho; y todos los riach. que, teniendo su origen en la misma cordillera hacia el S., desembocan en el Mediterráneo, entre Gibraltar y el cast. délos Terreros, en el lira, de la actual provincia de Almería, y la de Murcia. Los principales de estos últimos, son, el Guadiaro, el Guadajoz, el Grande, el de Adra, el de Almería, y el Almanzora; y de los que desaguan en el Guadalquivir, sonelGenil, el Guadix, el Gúadalimar, y el Corbones. El Guadiana puede también considerarse como perteneciente á Andalucía, pues la separa de Portugal porel O., hasta que se le une elr, Chanza, que continúa dividiéndola hasta ecrca de su origen y el lim, de Estremadura. Hablaremos en sus respectivos art. de cada uno de estos r., asi como de las sierras mas importantes que toman diversos nombres, según sus ramificaciones de sierra Bermeja, que con la Blanquilla forman

parte de la sierra de Ronda, sierra de Filabres, de Bujo.de .Ia» val^Cohol, Sierra-Lcita, sierra de Quesada , que con los montes de Torres en el ant. reino de Jaén, forman la unión con sierra Morena y sierra de Segura; las sierras de la Alpujarra, de Gador, y Contraviesa, la de Cazorla, sierra Susana y de Constantina.

Al penetrar en Andalucía desde las Castillas.se atraviesa un país, cuyos prod. naturales empiezan ya á indicar el infiujode un clima mucho mas que templado; pero que no se diferencia demasiado de los estremos de aquellas. Mas apenas se llega á las cimas de los montes Marianos, ó sierra Morena, parece que ya se encuentra una naturaleza distinta : la misma colina que en su pendiente set. se ve cubierta dejaras, tomillos, anlirrínos y escitas, que indican un paralelo inferior á los 13″; esa misma eslá poblada en su falda meridional de lentiscos, coscojas, anagiris, y otros arbustos de los paises ardientes, á cuyo pié crecen las plantas umbelíferas, malváeeas, y labiadas africanas. En las inmediaciones de Sevilla crecen al aire libre los plátanos, los eritales, el árbol del coral; y cuando se va uno acercando á las costas marit., ya casi ha desaparecido la vegetación europea, para (lar lugar á las plantas exóticas, ó que se miran como tales’en la flora-atlántica. Los palmitos ó palmeras enanas son, digámoslo asi, el vegetal indígena de esta parte do Andalucía ; y asi es que cubre todo el terreno que no le disputa el labrador. El alcaparro, el olivo silvestre , llamado acebnche, y los astragalos leñosos crecen espontáneamente en algunas comarcas pedregosas, y los alelíes, conocidos con el nombre de viola-matronal, se encuentran á la vez por do quiera. Por eso las pob!. están al tiempo déla florescencia de los árboles embalsamadas con el delicioso perfume délos naranjos y limoneros, que unos y otros forman bosques de una prodigiosa estension ; y cuando desaparece su verdor porestar cubiertos de blanquísimas flores, llega á ser casi insoportable su fragancia. El Terreno, aunque seco, es feracísimo; y produce tanto, que apenas hay cosa necesaria á la vida ó al capricho del hombre, que no se halle en grandeabundancia. Es copiosísima la cosecha de trigo, cebada, aceite y esquisitos vinos, de que provee á una gran parte de Europa y de América ; y variada hasta el infinito la clase de las uvas. Son muy especiales las frutas de sus deliciosas vegas, muchas de las cuales están cubiertas de árboles, asi como las huertas y jardines de naranjos, limoneros, higueras granados y otros árboles frulales^Las verduras, hortalizas y legumbres son muy apreciables, aunque escasas por falla de riego. En la costa del Mediterráneo, desde Gibraltar á Málaga, se cultiva el algodón y la caña de azúcar, y se hace gran cosecha de seda, agrios, cidras, higos, almendras y pasas. Aunque la mayor parle del terreno es suave, llano, y muy espacioso, no faltan, como hemos dicho , montes de árboles con pastos escelcntes que-mantienen mucho ganado vacuno, cabrio y do cerda, y dan abrigo á la caza, especialmente de perdices y conejos ; y en las den. de monte bajo y deliciosas riberas, se cria considerable número de ganado lanar. Hay también numerosas yeguadas en que se crian hermosos, veloces y briosos caballos, de donde han salido los mejores de España. La mayor parte de los r. abundan de buenos pescados; pero ningunos tan sabrososcoraolos sábalos, albures y róbalos: también se cogen infinitos y variados en toda la costa, y la marisma eslá poblada de aves estranrdi narias, muchas de ellas no conocidas, ni aun por sus nombres. En cuanto al reino mineral la Andalucia, tan rica bajo los cartagineses y los romanos en minas de oro, plata, y otros metales y piedras, es también en el día notable por el desarrollo que en ella lia esperimentado la riqueza minera , como ya hemos manifestado en algunos art., y tendremos ocasión de reiterar en la seguida de nuestras tareas.

En cuanto á la Ind. , Comercio , Instrucción Publica , BeNeficencia , Criminalidad, y otros detalles á que no es posible descender ahora, sin cometer repeticiones , nos referimos á los art. de las ocho provincia en que en la actualidad está dividido el terr. de Andalucía. Sin einliargo, como parte inlegrante de esle articulo , presentamos el estado que sigue.

Los andaluces son festivos, de imaginación ardiente, y con recuerdos arabescos en la pronunciación desús guturales. En Andalucía es donde residen mas familias gitanas, sin duda por lo que favorece el clima á sus grangerias y tratos, y por la consonancia de su genio avieso y decidor con el habla graciosa de los naturales.

Historia Civil. Eneslc deliciosopais, agraciado por la naturaleza con el concurso de las proporciones de todos los países; v como adjudicado con este motivo, por la misma, al dominio del mas fuerte ; habiendo de retirarse al fragoso nacimiento de los r., á adquirir nuevo vigor, en la dureza de su clima é ingratitud de su suelo, aquellos que á la feracidad y dulzura de esta region feliz le hubiesen depuesto, para volver á disputar sus comodidades á los que se las arrebataran ; en este país privilegiado no hulm de perpetuarse poder alguno, hasta que la ilustración trajera abajo la idea de conquista, y arrancase el éxito de las armas á la fuerza, confiándolo al talento. Mientras era el teatro de continuas batallas, fué también el objeto de la poesía de la Grecia, que desfiguró los hechos mas notables de su historia. Aquellos campos Elíseos donde cantó Homero soplar siempre los céfiros, y haber enviado los dioses, en su tiempo á Menelao; aunque quiso Bailly estuviesen en la Atlántula , mal podia una helada region desde los 70° de lat. boreal rivalizar con la dichosa Analucia, para dar en ella los poetas morada á los bienaventurados , cuando no pudiera ofrecer comodidad ni aun á bs lieras. Si bien se colocaron los Elíseos junto al Tártaro, que es la mansion de las tinieblas, y con esta idea parece convenir la noche de 6 meses en el norte ; también á esta noche se sigue un dia de igual duración que la repugna. La mansion de las tinieblas era ltd duda aquella region del último término de la tierra, donde el sol, después de dada su vuelta y concluido su curso, desuncía sus caballos y se entregaba al descanso. Aquella region donde se elevaban las columnas, con que se fingió haber marcado este Hércules físico el término de sus espediciones. Aquella region donde dice Homero:

Incidit Océano lux fulgentísima solis.
ytgrantem noctem et madida sidera ducens.

(Iliad. 9. v. 585.)

Era esta la region misma donde aseguró Artemidoro hacerse el sol cíen veces mayor de lo que es natural, y sobrevenir la noche al punto que se verificaba su puesta, la cual, según Posídonio, se creia realizar haciendo rechinar con grande ruido las aguas del Océano por apagarse en ellas su llama, cuyas opiniones rebaten el mismo Posidonio y el filósofo Estrabon. Mirando en los últimos término de la tierra una region, como origen de las sombras, para espresar esta idea geográfica, se la llamó el Tártaro. Eran estos últimos término déla tierra el monte Calpe y el cabo de San Vicente, según Estrabon, que colocó los lím. occidentales de la tierra en los últimos promontorios de Europa, habitados por los iberos. Plinio llamó á Calpe el monte estremo: Avieno dijo ser esta costa ora última térro?. Aquí empezaban el Tártaro y los Campos Elíseos, que estaban vecinos. Por esto Trogo Pompcyo colocó en los bosques Cuñetes la guerra de los titanos, que Homero presentó en el Tártaro, y Ovidio dijo: Presserat occiduus Tartesia litara Pfuebus. De aquí el llamarse tarlesios los dé la isla de Cádiz:

A’jm unicorum lingua conseptum locum
Gadir vacabat: ipsa tartessus prius
Cognomimata est. (Avienus.)

De aquí el nombre tartessos del r. Guadalquivir (atendiendo particularmente á sus bocas), que dijo Pausanias ser el mas considerable de España. Laciudad Tartessus de la Iberia, espresó Estephano Byzantino, tomar su nombre del r., y hubo de comunicarle igualmente á toda la Andalucía; como la comunicó después el nombre Bœtis, que le dieron los griegos, según Séneca el trágico:

Nomenque terris qui dedid Bœtis suis, (in Medea).

Asi el nombre Tarteside debió espresar no solo la region formada entre las bocas del Bœtis: sino lodo este pais, al que con venia igualmente que al г., interpretada la voz Tartessis, occasu último, por Séneca (traged. 1). De este modo dijo Estrabon , haber ocupado los tartessios la region llamada en su tiempo Turdulia, en Hcrodolo se llama Tartessis á la Bélica; los tartessios aparecen mencionados en Polybio, aunque con error de copia Thersitas por Tartesítas; Anacreon apellidó beatos y bienaventurados á los tartessios; y Avieno

dijo que habitaban un campo feraz y rico. Conforme al rigor de la idea mitológica, que se ha manifestado envolver la voz Tártaro, y su equivalente el nombre Tartessis, no podían aplicarse mas que á la costa que ve caer el sol en el Océano, reservando este campo rico y feraz de Avieno, para los Campos Elíseos; mas, por ostensión, la geografía le aplicó á lodo este país de occidente, donde se conceptuaban los últimos términos de la tierra , en cuyo concepto puede provenir el nombre Tartessis del hebreo are/z-sop, pronunciado con art. griego Tuarctsop, y de aqui Tartessos. Habrá alguno, que, colocando con Bailly en el N. el ibón del género humano , contra el fundado parecer de Pinkerton, las antiquísimas tradiciones de Platon, y la sagrada historia de Moisés, repugne esta etimología, negando á Marco Barron , grande investigador de antigüedades, la venida de iberos [y persas á este país, antes que los traficantes de Fenicia ; la población de los Thobelios á Flavio Josepho, escritor diligentísimo, que, como hebreo que era, leyó y oyó esplicar las historias de Moisés, y se ocupó en estudiar & todos los historiadores caldeos, egipcios y griegos que le habían precedido, aprovechando hasta délas tradiciones; su verdad filosófica á las fábulas de todos los pueblos contra el dictamen de Dionisio Halicarnnsco, Estrabon, Tilo Livio, Diodoro Siculo (lib. I pág. 6.): Aldrete en el origen de la lengua castellana (lib. HI cap. 1): D. Marlin Panzano en su paralelo histórico, etciudad, y los conocimientos que proporcionan á las etimologías, sin apreciar la luz que Samuel Bochart, Tomás Hide, Cristiano Wormio, Natal Alexandrine, etciudad han dado á la geografía sagrada, y al origen y propagación de las naciones. Dionisio de Halicamaseo no desdeñó las antiquísimas fábulas que escritores anteriores habían pasado por alto, no siendo de aprovechar sin dificultad y gran trabajo: Historiam autem ordior ab antiquissimis /ábulis, quas superiores scriptores prœtermisserunt, quod non sine, dificúltate et magno labore, reperiri possent (Antig. Bom., Hb. I с. 8). Según Estrabon , en las fábulas se escribieron la física y la historia de los ant. Asi bajó la fábula del Hércules, que levantó las famosas columnas al término de sus trabajos, el cual representado como piloto , es el compañero de Baco y de Pan, los Noo y Thoel de la historia, se ofrece la venida de los orientales, siguiendo al sol hasta el O., y su establecimiento en este pais. Homero coloca á los Titanes en el Tártaro, desde donde dice movieron contra los dioses la guerra lan celebrada ; de este modo se hubo de contar ya al guna guerra, sostenida por los Tartessios ó Turdetanos. para conservar sus envidiadas propiedades, invadidas por un rival

Íioderoso. La fábula del Hércules Argonauta, que vinoá robar as vacadas al pastor ¡artesiano Gerion, dice la llegada de los Fenicios á la Tartessis. Conocido es lo que, al descubrirla hubieron de cebarse eslos traficantes en sus incalculables riquezas, y el trastorno que trajeran sus contrataciones á la religion, moral, ritos y costumbres de sus pueblos , contenidas en los poemas y versos de los Turdetanos, «píe Estrabon dijo, contar en su tiempo 6,000 años de antigüedad. Adoraba la Tartessis á un dios supremo , que no podia ser nombrado, ni representado ron imagen corporal, ni cerrado entre paredes. Veneraba también al dios Endobclieo, y alguna otra divinidad, como Hércules, en cuyo templo gaditano tampoco había imagen alguna: »Sulla effigies simubicrarc nota Deorum majestate. locum, et sacro implevere timorc* (Silio Itálico lib. Ill v. 30). Los fenicios hubieron de comunicarla sus deidades y sus usos (V. España), empezando aqui la adulteración de sus ant. que habían de continuar otros pueblos. El diligentísimo Estrabon refiere el principio y progresos de sus establecimientos, conforme á las tradiciones de los gaditanos: dice que los Tirios, habiendo de enviar una colonia á las columnas de Hércules por la autoridad de un oráculo, como los gobernantes de Tiro hubieron de persuadir al pueble, para que tomase la espedicion con entusiasmo, trataron de conocer antes las ventajas del pais.

Al llegar sus comisionados al estrecho, creyendo ver las columnas de que babia hablado el dios en los montes que le forman, tomaron lierra ; pero habiendo hecho sacrificio á Hércules, y no presentando buenos auspicios las víctimas, esto es, no habiendo sido bien recibidos, desnudo de la locución litúrgica el sentido históriro, retrocedieron hacia Calpe. Pasado algún tiempo, avanzando estos mismos comisionados unos 1,500 estadios en lo esterior del estrecho, llegaron á una isla que ya entonces estaba consagrada á Hercules. Era

y pretor en la Botica , mirando á esta provincia como su ya, con especial inclinación, según resulta del citado fragmento, y con esto encareció los cargos que en su oración hizo á la provincia en general y en particular á algunas ciudades, acusándolas de haber correspondido con ingratitudes á sus beneficios. Después, según Dion Casio, fue cargando mas tributos, y quitando campos á los rebeldes ; al paso que premiaba ,i los que le habían servido , á unos con el derecho de ciudadanos romanos ó de municipio; á otros con el de inmunidad; ó concediéndoles campos; aunque también recibió algun interés por tales gracias. Con Julio Cesar, se halló en la Bética su sobrino Octavio, llamado después Augusto, y puesta en manos de este la España , concluida la guerra Cantábrica, sancionó la division en 3 provincia, en su sétimo consulado , 27 años antes de J. С Quedó entonces esta gobernación consolidada , y fijos los lim. de la Bética cuya provincia dejó Augusto al gobierno del Senado. Por el Occidente locaba con la boca del Ana («Guadiana) ; el lado setentrional se estendia por toda la orilla izquierda de esle r. hasta encontrar la Tarraconense en la Oretnnia, que alcanzaba hasta la Puebla de Alcocer; el oriental se limitaba por una línea tirada desde este pueblo, por el E. de Mengivar á Cazlona, y por el O. de Baza y Guadix, á Barca ó Vera, colocada por Ptolomeo cerca de los 12″ de long. ; y el lado meridional daba con el Océano, el estrecho Hercúleo, y el mar interno, como espresa el mismo Ptolomeo. Distintas naciones poblaban este terr. Los geógrafos del imperio presentan á los Túrdidos mediterráneos, estendidos en la parle oriental hasla Ecija ; su cap. era Córdoba por el N., y Ecija desde Jaén hasla las Alpujarras (V). Eos Titrdelanos propiamente dichos, pues bajo su nombre, sfgun Estrabon, muchos comprendían también á los Túrdulos , como Til. Liño, que no hizo diferencia entre unos y otros, pudiendo comprenderse igualmente todos los hab. de la Bética, conforme al testimonio del mismo Estrabon (V. Turdktania) , ocupaban lo interior hasla cerca de la costa atlántica; su cap. era Híspalis. La costa dicha estaba dividida entre Váslulos ó Vaslitnnos desde el Guadia na al Guadalquivir; y Túrdidos marítimos deste este r. hasta Calpe. Ocupaban la cosía del mar Ibérico los bástulos-poeuos. Sobre los Instílanos de la costa atlántica se estendia una region que lomaba inmediatamente su nombre del Bétís : la parte oriental de esta region pertenecíaálos Túrdidos; la occidental estaba habitada porlos célticos, trasladados de la Lusitania(V. Bjbturu). En tiempo de Plínio (imperíode Vespasiana), las ciudades ó cabezas de repúblicas que había en la Bélica, eran 175; y cada una tenia en su distr. ó jurisd. varios opídos, cast., montanos, vicos, y pagos, que formaban parte de laciudad De estas ciudad 9 eran colonias, 8 municipios, 29 con fuero de Lacio antiguo, 6 libres ó inmunes de tribuios legales, contribuyendo con donativos, 3 federadas y 120 estipendiarías. Para ventilar sus pleitos estaban distribuidas en 4 conventos jurídicos: el Cordubense^ Córdoba;,el Astigitano (de Ecija,), el Hispalense (de Sevilla), y el Gaditano (de Cádiz,), de los cuales los 3 primeros fueron establecidos por Augusto ; Suetonio (in CcesareJ menciona el de Cádiz, visitado por Julio Cesar. En el reinado de Olhon, se unieron en lo civil á la provincia Bética las costas mediterráneas de Africa : »provincice Bœticœ Maurorum civitates, dono dedit.> (Tácito, lib. l.J. Esto fue bajo el concepto de colonias, tomando el nombre de España Tingilana , y quedando bajo la jurisd. de la isla de Cádiz. Las costas de esta parle de Africa estaban entonces muy pobladas y florecientes, y las dos Mauritania« eran dos provincias pingües y de suma consideración. Sobre los años 171, un ejército venido de las costas y del interior del Africa, donde se han levantado el reino de Fez y el imperio de Marruecos, pasó el Estrecho, para talar las provincia meridionales de la Península ; pero el gobernador romano M. Galo ó Valió, y Severo, cuestor á la sazón de la Bética, marcharon al encuentro de los agresores, y aquel no solamente les arrojó de esta provincia, sino que los persiguió hasla el Africa, en las costas de Tánjer. Las mayores turbaciones de la Bética, ocur rieron en el siglo V con la entrada de los vándalos, godos y suevos. Compadeciéndose los mismos bárbaros de los estragos que sus mutuas hostilidades causaban en las provincia, resolvieron sortearlas, y tocó la Bcrtica á los vándalos, apellidados Silingos, según refiere Idacio en su Chronicon, sobre el año 411. Poco duró la residencia de los Silingos en ella; porque vinicnJo los godos mandados por el rey Walia, les acabó

-en el año 419. Los vándalos de Galicia, dejando á los suevos con quienes estaban en guerra, pasaron á la Bœliea el año 420. Quiso echarles de ella el maestro do la milicia romana, llamado Castino; les sitió de modo que llegaron ya á pensar en la rendición; pero comprometiéndose inconsideradamente aquel en batalla, hubo de retirarse á Tarragona por la infidelidad de las tropas auxiliares. Los vándalos, resueltos á invadir el Africa, robaron cuanlo podían bajo las órdenes de su rey Gunderico. Murió este rey, y le sucedió su hermano, quien se pasó á Mauritania con toda su gente por mayo del año 42U. De los vándalos dedujeron muchos autores el origen déla voz Andalucía, que úllimamcnte se ha dado al terr. de la Bœtica. El arz. Don Rodrigo , en la historia de los Ostrogodos (‘cap. ID dice, que por los Vándalos Silingos se llamó Vandalia y por el vulgo Andalucía-, pero es improbable que estos bárbaros, habiendo reinado tan poco tiempo en la Bética, que en 8 años se acabaran , la diesen nombre, y asimismo los otros Vándalos que salieron de Galicia, sin permanecer en este pais mas que desde el 420 al 425, pasándose al Africa en los cuatro años siguientes. Sobre ser tan corto el tiempo de su permanencia en la Bética, este fue deconlinuasguerras.desdoquclosgodosempezaron á inquietarles en el año 416. Prevalecieron eu esta provincia los godos; y si de los vándalos la hubiese quedado el nombre vandalia ó Andalucía, no hubiera de aparceír mejor este nombre en otro tiempo que en los inmediatos á su invasion, esto es, por los siglos V, VI y Vil; y hasta masde300 años después de los vándalos no-fue esta voz conocida, !o que no deja valor alguno á la conjetura que únicamenle ha podido fundarse sobre la semejanza de los nombres Vándalos y Andulucia , en los siglos de la oscuridad, como dice el P. Klorez. Quiere Bivar, concluyendo las adiciones de San Braulio, (pie el nombre Andalucía provenga del nombre Ampelusia del promontorio de Africa, y no es esto mas probable quo lo de los vándalos, sin otra autoridad igualmente que la alusión de las voccs¡ pues como habían pasado mas de 300 años desde que existieron los vándalos en Andalucía, cuando empezó á conocerse este nombre geográfico , también hacía muchos que se había anticuado y aun desconocido el de Ampelusia, fallando ademas toda razón para que un promontorio de Africa trajese, en ningún tiempo su nombre á España, habiendo en la mis ma costa á que se quiere aplicar otros promontorios mas considerables. Su origen es sin duda de la época de los árabes en España , algún tiempo después de su invasion, porque, ni el Pacense, que escribió en el siglo VIII, ni otro autor español ‘ anterior á D. Rodrigo, usan del nombre Andalucía. Antes le adoptaron los árabes, como aparece en la geografía del Nubiense, escritor del siglo XII; pero fue aplicándolo á toda España ; por lo que se dijo á Toledo centro de la Andalucía, y su parte boreal ala Galicia. En la misma geografía (Clima 4.°) se espresa que la tierra de Andalucía es la misma que se llama España. La voz arábiga Ándalos, según D. Miguel Cassíri, espresa cosa del occidente ó del fin de la luz, y es el sinónimo de Hesperia; aplicado á España, y do Tarteside, si se atribuye á la ant. Bética. El haber quedado en esla region, habiéndose eslendido antes á toda España, puede provenir de la mayor duración que tuvo en ella el dominio do los árabes. De aquí resulta quiza que el nombro Andalucía no se aplica precisamente á lo que se decia antes Bœtica, estendiéndose mas por el E. en las provincia do Jaén y de Granada; y menos por el setcntríon, dejando al nombre Estremadura la parte de la provincia de Badajoz, meridional del Guadiana, que era de aquella ant. provincia Los suevos, ausentados los vándalos de la Bética, continuaron las guerras en ella. Andevoto fué vencido por Rechila, junto al r. Singilis (Geníl), el año 438. A los tres años siguientes se apoderó el mismo rey de toda la Bética. Vito, general de los romanos, hizo, según Idacio, mucho daño en esta region, auxiliado de los godos. Los suevos, después de haber vencidoáoste ejército, tampoco fueron mashumanos. En el año 458 llegó á esta provincia el ejército que envió el rey codo Teodorico á España, capitaneado por Cirila. Este caudillo regresó á las Galias al año siguiente, habiendo llegado ala Bética el capitán godo Sunierico on mas tropas. Los godos pasaron el estrecho, aunque no les salió bien la espedicion, como refiere San Isidoro, hablando del rey Theudis. El sucesor de este rey, Theodiselo, residió en la Bética y fue muerto en Sevilla por la continencia con que miraba Alas mujeres de los mas poderosos caballeros. Agila, que reinó después

( ‘ ) Lo que en otras ciudad se llamaba correg., en Sevilla comenzó * nombrarse atittcntt desde id reinado de D. Enrique IV, con cuyo titulo gobernaron dicha e. Juan de Lujan, el I)r. Pedro Sanche! del Castillo, Diego de Valencia, Pedro de Segovi», y el conde

rameda. Jerez de la Frontera , Campo de Gibrallar, Aulequera y Cádiz.

Historia ECLESIÁSTICA. Lamisma escelencia de la Báltica, del modo (pie atrajo sobre si los infortunios, siendo codiciada de todas las naciones, y el culto supersticioso de todos los pueblos; también hubo de atraerse pronto la luz evangélica. Ilustrada con esla luz desde los primeros tiempos de ta Iglesia, mucho hubo de sufrir esta región, eminentemente cristiana, cu las persecuciones. La irrupción de los Vándalos, Suevos y Godos, si bien perturbó en ella el gobierno civil de los romanos, no conmovió menos el orden de lo eclesiástico. Cuando Recbila, vencido Andevoto, se apoderó de toda la BaMica, viósc afligir de mil maneras su espíritu religioso. Agila intentó profanar las reliquias y sepulcro del mártir San Acisclo, guardadas por los cordobeses.Leovigildo, instigado porsu mujerGosvíntha, que antes lo habia sido de Atbanagildo, persiguió duramente á ios calóricos. Gran realce dan estos acontecimientos al mérito de los prelados eclesiásticos de la Radica; pues lejos de abatirse con tantas adversidades, se hicieron siempre superiores, manteniendo en su pureza el culto de la verdadera religión, y llegando á reducir á ella á los godos, como se verá esfeiisaiñentc al tratarde su metrópoli y de las demás iglesias.

ANA LA REAL (sta.)

V. con ayuntamiento en la provincia, adm. do rent. y dislr. marit. de Huelva (14 leg.), partido judicial de Aracena (3), audiencia lerr., ciudad g. y diócesis de Sevilla (16): Sit. en la sierra llamada de Aroclie, sobre una altura dominada do otras, y combatida por todos los vientos; notándose que á pesar de ser el pueblo sano, suelen ser frecuentes las afecciones pulmonales, tal vez porque está mas espuesta al viento N.: las Casas de osla v., bajas y de un solo piso,’ forman diferentes cuerpos de población, conlándosc con el de Stnta Ana hasta cinco, llamados los demás: Corle de Calabazares. Fuente. Loro, los Prietos y la Presa: hay una plaza regular, donde existen las casas do ayuntamiento, la cárcel y la igl, dedicada á Sta. Ana y servida por 1 cura ecónomo, 1 presbítero y 1 beneficiado: el Térm. do la v. linda con el do Jabugo, Almonaster, Alajar y el Castaño , constando próximamente de 1 leg. cuadrada: el Terreno es agrio y pedregoso y del todo improductivo, escoplo algunas cañadas, donde se encuentran castaños y encinas, y algunas huertas; no atraviesa el término ni r. ni arrovo notable. Los Caminos son todos de herradura, destinados al servicio comunal, y la Correspondencia se recibe do la v. de Aracena en días indeterminados. La Prod. mas considerable es la de bellota de encina y castañas para cebar cerdos, algún vino de mala calidad, poco trigo y menos aceite; la cosecha de patatas es abundante, y csarl. de estraccíon. Pobl. 151 veciudad, 605 hah., dedicados la mayor parle del año, á consecuencia de la esterilidad del terreno, al tráfico y arriería, generalmente con caballerías menores , conduciendo cirne de cerdo ohacinadaj y patatas á los pueblos de la provincia de Sevilla y Cádiz, y llevando en retorno vino y aguardiente, y efectos ultramarinos para el consumo del pueblo y de los inmediatos: Cap. Prod. 954,467 reales, Imp. 42,790 reales: C.ontii. 5,355 reales 29 mreales Esle pueblo fué dependiente de Almonaster hasta el año do 1752 en que se le concedió privilegio de villazgo , y no luvo iglesia parr. has a el de 1788. Fue antiguamente ald. de Almonaster, y erigióse en v. el año 1752, en cuya • ocasión el rey le concedió el aprovechamiento del fruto do bellotas roadizas y domas disfrutes que tenia y tuviese la v. de Almonaster de la que se emancipaba.

ALMONÁSTER LA REAL

v. con ayuntamiento de la provincia, y adm. de rent. de Huclva (14 leg.), partido judicial de Aracena (l), audiencia terr., ciudad g. y diócesis de Sevilla (16): si i. en una cordillera próxima al arroyo Nogales: disfrutado buena ventilación y de CUMA saludable, si bien se desarrollan algunas pulmonías. Tiene 210 Casas en la parte que constituye la v. algunas de ellas cerradas por falta de moradores, y 285 en las ala. ó cas. las primeras son bajas por lo regular , pero bien distribuidas y forman calles incómodas por su posición en tuesta, aunque bien empedradas y limpias: entre las segundas se encuentran muy pocas de dos pisos. Hay una escuela de primeras letras dotada en 1,100 r». al ano, mas la retribución convenida de los 30 alumnos que por lo común concurren á día; una iglesia parr. bajo la advocación de San Martin Ob. fundada por los años 1300; sirven el culto 1 cura ecónomo de primer ascenso y de nombramiento del ordinario , 1 teniente, 1 beneficiado de nombramiento también del diocesano, 4 presbíteros, t sochantre, 1 sacristán, 1 organista y 3 acólitos: el templo se halla en bastante mal estado y necesita pronta re

Íaracion; y en la plaza principal una capilla dedicada á la .antisima Trinidad. Fuera del pueblo , áunos too pasos se ven un cast. arruinado, y en él una ermita titulada Ntra. Sra. de la Concepción; otra ermita denominada de Cristo de la Humildad á 120 pasos, á lío la de San Sebastian; el cementerio en parage que no puede perjudicar á la salud pública , y casi tocando á las casas una fuente decente y de muy buena agua para el surtido del vecindario. Se estiende el Term. 4 leg. poco mas ó menos de N. á S. y 1 de E. á O., con mas una con (¡ruda de 1/2 leg. confinando con los de Jabugo, Sania Ana, Alaxas, Aracena, Campofrio, Zalamea, Cabanas, Cerro, Aroche y Cartcgana; como arriba queda insinuado, mas de la mitad del vecindario vive en 20 cas. rurales ó ald.; ademas de las ermitas que on las proximidades del pueblo se encuentran, hay otra á 1/2 leg. bajo la advocación de San Cristóbal, en estado ruinoso, situado sobre una altura muy considerable que domina casi toda I» provincia basta la barra de lluelva, dist. 16 leg. Otra titulada Santísima Trinidad de los Vaneros á 1 leg. y otras dos á 2 leg. dedicadas i Santa Eulalia v á Ntra. Sra. del Rosario. El arroyo Nogales, del cual queda hecha mención, corre al N. de la población; vi de curso perenne, lleva bastante caudal y da impulso á 5 molinos harineros. También bañan el térra, el arroyo denominado Valdeniebla y Escalada, no menos abundante que el anterior, con cuyas aguas muelen 2 molinos, el Nogalejo que pone en movimiento las ruedas de otros 3 molinos; y el Rio-caliente que da impulso á dos molinos harineros: los tres primeros llevan su curso hacia el S., y el último al O. Abundan las aguas minerales, éntrelas qué merecen la preferencia, las de la den. de la Aguijucla (pie han hecho prodigios en la curación del mal de piedra y otras enfermedades de orina. El Terreno es en lo general montuoso; y forma 4 cordillera, una al N., otra en el centro mismo de la población y la cuarta al S., todas pobladas de encinas, jara, brezo, giiinuelo y madroño; casi todo él es riscoso, pizarroso, árido, y poco fértil aun en los huertos ; se divide en 4 suertes, 200 fan. de primera calidad , 300 de segunda, y 0,000 de tercera y cuarta; la mayor parle del término son tierras bravas: por lo regular se cultivan las de primera suerte, 200 fan. de la de segunda y 300 de la de tercera; hay una dch. de monte bajo con algunas minas, Mamada la Liseda, y otra de igual calidad denominada de Valdelogrado sin árboles. Los Caminos son todos de herradura, asi los provincia como los locales, y se hallan en mal eslado. La Correspondencia sale los miércoles y sábados para Sevilla y Huelva: Prod.: trigo y cebada, aun no lo bastante para el consumo, castañas, aceite y frutas, lo necesario para la población, poca miel y sana; la cria de ganado cabrio y de cerda es numerosa, no tanto la de ganado lanar y vacuno: abunda la caza de perdices, conejos, jabalíes, venados y corzos, los zorros, lobos, tejones y garduñas. Hay mina de cobre en los sitios denominarlos la Giz á las orillas del r. Odiel, Sierra de Potes y Vega de los Silos y de plano en la Juliana, todas estan perdidas y no se han conocido beneficios: I.nd.: los molinos harineros indicados y algunos telares do frisa para la gente del campo.- Comercio: importación de vino y cereales

caza. Dentro del coto, y contiguo á los montes de arena, sobre la costa, so encuentran varias lagunas, y entre ellas la nombrada de Santa Olalla, ó la Pajarera, que tiene de circunferencia 3/í do leg.: es abundante de varias clases de peres, y aun mas de aves acuáticas , palos de variadas clases, flamencos, ánades y otros que cubren con sus vuelos en algunas ocasiones los rayos del sol: en la primavera es entretenida la caza de huevos de gallareta , cuyas aves forman sus nidos sobre las ramas y pasto que flotan en el agua , y allí crian sus polluelos ; embarcándose en pequeñas canoas, con facilidad se acercan los cazadores á los nidos y llenan cestas de aquellos huevos gustosos y delicados al paladar. Pacen aquellos pastos crecidas piaras de ganado vacuno, y merece citarse con inlerés la innovación introducida por el actual arrendador de aquella finca, aclimatando en este suelo los camellos: seis ú ocho años hace que condujo de las Canarias un macho domado y dos hembras de dicha especie, y han procreado en términos de contarse en el dia mas de 20 cabecera, notándose que la casta lejos de degenerar, se mejora ; el macho domado se utiliza en tirar de un carro, y sobre ooñdvoéf tanta carga eomo un pardo bueyes, lleva á estos la ventaja de la celeridad. De desear fuera que se generalizase en este pais tan provechosa ganadería. El Terreno es todo de aluvión: predo ■ mina el silice, en términos que tan solo una pequeña parte hacia el N. es susceptible de cultivo. En general solo puede criar montes de pinos y alcornoques , que son los árboles que en este pais se dan bien en los arenales ; mas por la incuria de los hab. y por el abandono con que se mira esle ramo importante de riqueza , han ido desapareciendo , de manera que á escepcíon de algunos pocos que pertenecen á particulares ó de propios, apenas subsistirán en pie una vigésima parle de los que los poblaban en los años anteriores. Solo, pues , lleva esle inmenso terreno monte bajo, únicamente útil para el pasto de ganado cabrio. Calcúlase en -i leg. cuadradas ía parle que está destinad i para cereales, ó plantada de arboleda; aunque en ella también predomina cl silice, suela en calizo, y de vez en cuando se presentan cañadas ó valles de buena tierra vegetal. Estas 2 leg. cuadradas ocupan la parle N. del Tébm. contigua al de Rociana, Iiollullos ó Hinojos. Llevan sobre 100,000 pies de olivos, mucho plantío de viñas y bastante de higueras y oíros frutales: quedan sobre 500 fan. de tierra para cereales, pero ademas los veciudad siembran también rozas. y en las inmediaciones han roturado porción de ellas al sitio que llaman los Tarajales. Ningún r. corre por este terr. ; pero lo bañan diferentes arroyos, que, aunque escasos de aguas, pues generalmente se secan en el verano, sirven durante la temporada de invierno para dar impulso á las ruedas de un molino harinero : y otros conservan charcas que proporcionan abrevaderos para los ganados. De estos arroyos los principales son el conocido con el nombre de la Puente, ó Sequillo, que nace en el término de Iiollullos. y viene de N. á S., al que se le reúnen otros, llamados el Sartillo y el Garrote, y tiene un puente de madera sobre el camino que de Almonte conduce á Hociana : el denominado Cañada, que tiene su origen en el lérm. de Lucen« del Puerto, y el de Rocina , que se une con el anterior. Todos estos arroyos vienen á incorporate cerca de la ermita del Roció, deque ya nos hemos ocupado, y allí se estienden formando en el invierno un gran lago de cerca de 0 leg. de largo y 1/2 de ancho, que termina en el Guadalquivir. El suelo sobre que este lago se forma es gredoso y fuerte, por manera que si fuera posible dar corriente á aquellas aguas, quedarían disponibles para la labor muchos millares de fan. de tierra. Varias veces se ha proyectado este canal y no ha podido realizarse. Por frente de la ermita se llama Cañaliega, después hacia su término Marisma , y es lan llano y tan apacible su curso, que apenas se conoce: encuéntranse en ella unos sitios llamados Ojos, que son unos viveros de agua, insondables, cubiertos do musgo, que los hacen parecer de sólido suelo, el ganado tiene instinto particular para evitarlos. Caminos: son todos locales ; conducen á los pueblos inmediatos; y al mediodía uno que dirige á Sanlúcar de Barrameda; la mayor parle son C4arreleros, pero arenosos y descuidados. El Correo se recibe de la adni. de la Palma los lunes, miércoles y sábados, y se despacha los domingos, martes y viernes. Pnon.: Icon abundancia aceite y vino, trigo, y oirás semillas, aunque no el suficiente para el consumo: cria ganado lanar, cabrio y de cerda, y se matienen de 2 á 3,000 vacas de vientre

orilla se halla construido; y oíros 6 para aceito dentro de la Tobl. : tiene esta 619 veciudad : 3,095 aim. : Riqueza, Pbod. ♦.903,773 reales : ID. Imp.: 150,337: CONTB.: 59,053 reales Esta v. dista, de Madrid 65 leg.

ALJARAQUE

v. con ayuntamientoen la provincia, part, judicial, adm. de rent, y distr. marit. de huelva (1 hora), audiencia terr., o. g. y dióo. de Sevilla (16): sn.cn una altura de dilatada superficie , combatida por todos los vientos, principalmente por los del S., padeciéndose algunas liebres intermitentes: tiene 07 Casas de 4 varas de altura por lo regular y de buena distribución interior, en una calle cómoda, limpia y bien empedrada ; cárcel casi arruinada, pósito, iglesia parr. de entrada, ton cementerio en ella, dedicada á Ntra. Sra. de los Remedios y servida por un cura cuya provision ci de concurso general. Ci,id¡na el Term, con Gibraleon y Carlaya, esléndiéndosc por E. y S. 1/2 hora, por O. una y por N. 1/4 : en él se encuentran, como á 80 pasos de la población, la ermita de San Sebastian , en la que se dice misa, á cargo del ayuntamiento ; dos fuentes de buenas y abundantes aguas de que se surten los hab. para sus usos domésticos y para los ganados, y no lejos existe un molino harinero impulsado por las aguas del r. Odiel que marcha de N. á S. á desaguar en el Océano, en el cual, que es de curso perenne y bastante caudaloso , hay una barca de paso y abunda el pescado litar: el Terreno es tenaz, llojo, alguna parte de regadío y se divide en ВО suertes, de las que se cultivan 400 fan. de primera clase, 300 de segunda y 450 de tercera : hay ademas 7 huertos pequeños y de 20 á 25,000 pies de arbolado pinar : las labores sc bat en con 100 yuntas y 10 cangas: pasan por el term, dos Caminos carreteros, uno en dirección áCartaya, otro á Gibraleon y los demás son de herradura: la Correspondencia se recilie en dias indeterminados; Prod.: trigo, cebada , avena, aceitunas, frutas, legumbres y toda clase de semillasen cantidad suficiente para el consumo: existe cria de ganado lanar, cabrio y vacuno, y abunda la caza menor, lobos y zorras. Pobi,. : 87 veciudad : 395 habit, dedicados á la agricultura , importación de aceite de Gibraleon, vino de Palos y géneros de vestir de lluelva y Cartaya: CAP. I’UOI).: 1.046,754 reales: IMP.. 70,724 reales: CONTR.: 6,175 reales 33 mreales El Presupuesto Municipal que asciende á 4,500 reales, se cubre con los prod, de propios consistentes en 2,000 fan. de tierra de labor, arbolado y pasto. Aunque se ignora la primera fundación de esta v., se infiere de una carta de deslinde y amojonamiento autorizado por D. Alfonso el Sabio, que se llamaba Aljafar en el año 1268: á principios 4 siglo XVI, mandó poblarla su señor el duque de Medina

Sidonia , sobre las minis de una ant. alq. árabe llamada Aljaraipie: no se ha fomentado por ser su terreno corto y poco productivo ; pero en el día se nota va en aumento, en razón al desarrollo de su agricultura y plantíos de naranjal é higueral : en 1804 se perdieron lodos los sembrados, pero el señor del pueblo suministró granos para comer y sembrar.

CARBONERAS

ald. ron ale. ped. en la provincia de Huelva, partido judicial, término jurisd. y una leg. de dracena (V.): srr. junto ;i un barranco v á las inmediaciones de Ires sierras , y es mas propensa á pleuresías , dolores de costado y calenturas intermitentes que á otras enfermedades. Tiene 50 Casas ó iglesia parr. de entrada (Nra. Sra. de la Encarnación), servida por un ecónomo y un sacrislan. Para el surtido del vecindario hay dentro de la población , una fuente de buen agua. El Terreno que romprende es de 3.» clase, j Prod. bellota, aceitunas y ganado de cerda, Pobl. : 57 veciudad, 223 almas.

CARBONERA (la)

torre en la provincia y término jurisd. de Huelva. (V. Arenas Uordas).

CARALLON

arrojo en la provincia de Huelva , parí. judicial de la Palma: tiene su origen en el término jurisd. de Manzanilla, 1 se dirige de N. á S., y en el verano pierde su corriente en muchos parages.