PICADA

aid. en la provincia y partido judicial de Albacete tt’rm. jnrisd. de Batrax.

PICADA

cortijo en la provincia de Córdoba, parí. judicial do Posadas, término de la Carlota.

PICACHOS

cas. en la provincia de Málaga, parí. judicial de Anlequera, term, de Bobadilla.

PICACHO (De)

 cas. en la provincia de Oviedo, ayuntamiento de Castropol y feligresia de San Juan de Moldes (V.). Poul. : < veciudad, 9 almas.

PICAL

1. en la provincia de Oviedo, ayuntamiento de Rivadeo У feligresia de San Esteban de Pianton (Y.). Pobl.: 13 veciudad. 60
«Jfflu.

PICACHO

I. en la prov, de Oviedo , ayuntamiento de Castropol y feligresia de Santa Eulalia do Presno (V.). Pobl. : 5 reo., 37 almas.

PICACHO

garganta en la proV. de Cádiz. Nace en la sierre del Algibe ,’ pasa por el puerto de Pedernales y desagua en el Álamo.

PICA-EL-GALLO

1. en la provincia de Oviedo , ayuut. de grado y feligresia de Sto. Dolfo y Sta. Eulalia de la Mata. Sit. en la pendiente de una altura denominada el Jorro, sobre el r. de verja, que recoge las aguas del partido de los montes y desagua por esta parte en el Cuino. Terreno : calizo y medianamente fértil. Prod.: m»iz, escanda, patatas y oíros frutos. Pobl.: Î vec , 7 almas.

PICA

aid. en la provincia de Orense, ayuntamiento»de Villamarin y feliir. de Sta. Eulalia de León (V.).

PÍAS FUNDACIONES

 tcrr. de la provincia de Alicante, part, judicial de Dolores, diócesis de Orihuela. Sit. al estremo oriental de la hurrla de esta ciudad , confinando por N. con oí término de Crcvillüntei E. los de Elche y Guardamar; S. los de Rojales, las Dajas, Puebla de Rocamora y Almoradi, y O. los de Orihuela, Rafal, Callosa d« Segura , Saladar de ‘Alba t era y Catral: su estension será de 2 leg. de N. à S., y 3 de E. á O. Todo este terreno era yermo en otro tiempo, húmedo y casi siempre pantanoso , creciendo solo en él salicornias, sálsosas y otras vaiias plantas que uthan la humedad : la descomposición de las aguas por los calores del sol y la corrupción de las plantas eran un foco perenne de eafermedades rebeldes, las que degenerando con frecuencia en epidemias pestilenciales, se estendian por toda la huerta de Orihuela, causando los mayores estragos y disminuyendo notablemente la población Condolido el cardenal D. Luis Belluga, ob. que fue de Cartagena, al ver tantos desastres, y qué la muerto se había apoderado de uno de losmejoresterr.de España, concibió el grandioso proyecto de destruir el foco

[graphic]

objeto adquirió eu -17-15 de la ciudad de Orihuela las Íb.OOO tahullas que le pertenecían mediante una corta contr. que se obligó u pagar anualmente , cuya donación confirmó e hizo por si Felipe V, en 15 de diciembre del mismo año, de Guardamar las 13,000 tahullas de que era dueño por contrato, que se olorgu eu Orihuela en 20 de julio de Г/iO, con aprobación S. M., en el que se obligaba á satisfacer anualmente à dicha v., 4 50 libras en remuneración de la pesca que aquella obtenía, y ademas 150 libras con destino á los pobres dé la misma ; y por último S. M. le hizo donación de las í,000 que forman lu que se conocía por Majada Vieja , todas las cuales suman la totalidad de 4-0.000 tahullas. Pocos años bastaron para ver esta filantrópica empresa coronada del mas leliz éxito, y por un resultado de sus planes se Vio aquel terreno bajo y pantanoso, levantado á mayor altura con las tierras do las excavaciones; y las aguas encharcadas antes cu esta superficie, bajaron á buscar su nivel, corriendo por los nuevos canales : \os sitios pantanosos quedaron sec os, v este desolado ó insalubre, terreno, se trasformó brevemente en preciosas huertas, trocando con hermosos y variados verdes el triste y verdinegro color de las plantas acuáticas, que antes cubrían su suelo. Fundó entonces dicho Cardenal eu aquel terreno las v. de Nlra. Sra. de los Dolores, San Pe

consiguiendo al mismo tiempo en favor de los pobladores,’ que fueran á establecerse en el país, indulto de los delitos que hubiesen cometido anteriormente, exención de quintas por 40 аГюз , y de toda clase de pechos y contribuciones reales, cuyo priviligio se ha ido prorrogando hasta 184-2 por lo que hace á los impuestos. Todas estas franquicias y privilegios eran necesarios para que los hombros se estableciesen en un sitio, mirado con borrar hasta aquel tiempo; pero la experiencia, ostentando la feracidad y riqueza del suelo, fue multiplicando los veo.: el aumento de población produjo la mejora de las tierras; y de aquellos campos cenagosos y encharcados, depósito de enfermedades y de muerte, brotaron ricas cosechas de trigo cebada , maíz , vino , aceite, seda, cáñamo, lino , barrilla , frutas y hortalizas -, las tierras salobres perdieron su acrimonia con las labores, con los abonos y los riegos, y muy pronto sombrearon aquella fórtil huerta el moral, el olivo, la viña, el naranjo de la China y frutales de toda especie. Tal es la milagrosa trasformacion que яе ha sucedido en el terr. que describimos , el cual constituye una parle de la frondosa huerta de Orihuela, y como ella, tiene sus riegos procedentes de los avenamientos y sobras de los que proporcionan los acueductos dimanantes de las presas de Almurtttit, Callosa y Alfeytamy en los azarbe* do Moneada , Partición de Cotral, Abanillo, Ыауауо у lii’iii’i, los euales reunidos pasan á las Pías Fundaciones, dundo se aprovechan sus aguas, como vivos, ш fwrtüizar

30*000 intuidas, de las 40,000 que comprende , correspondientes é los término de Dolores, San Felipe Neri y San Fulgencio, contando en cada 18 dias , à razón de 16 tahullas por hora, verificándolo por medio de las regaderas de la Horca , Mimbres , Parras, Rerengiléles, Nueva , Conesas, Sauras, Palacios y otras menores. En la distribución de estos riegos entienden los intendentes de cada uno de dichos 3 pueblos, en su respectivo terr., de los que son jueces privativos de aguas; ly la disponen en tiempos de escasez sepun lo exige la necesidad de lea interesados , en beneficio de las cosechas pendientes. Los espresados azarbes, después de recorrer como una leg., se iflcorporan con otros secundarios que conducen los desagites, parte al г., próximo á su embocadura, y parte á la albufera de Elche. V PIASCA: I. en la provincia de Santander (17 1 î leg.), partido judicial de Potes (1 Ш , diócesis de Leon (20!, audiencia terr. y с. g. de Burgos (îî 1’í\ ayuntamiento de Cabezón de Lievana. Sit. en on -»allé; su СЫНА es muy sano. Es cabecera de concejo cortipiieito de las aid. de Acefiaba, los Coos . Obriezo y Yebrts que forman ana población de 8V Casas divididas en vanos grupos algo separados entre si. Hay iglesia parr. en Piasca (Santa María), que presentaba el abad de Sahagun con aproyaciun del ordinario , á que están agregadas las aid. do Acenaba y Obriezo; otra en Yebas (la Purísima Concepción), matriz de la de los Coos dedicada á San Julián , cou un cura para su servicio de presentar do S. M. en los meses apostólicos , y en los ordinarios lo era del prior y monges de Piasca, orden de San Benito; de este edificio solo la igl se halla en un esíado recular, lo demás e4á en continua destrucción; en los Coos serven Î ermitas (Ntra. Sra. del Rosario y San Roquc\ y otra en Obriczo (SU. Catalina y Sta. Cecilia), ba escuela de primeras letras está en Piasca dotada con 300 reales, y la retribución de los 30 niños de ambos sexos que la frecuentan. En su тйям. se encuentran los desp. de Tabarnk-go y la Casilla. El Trrrf.no es arcilloso v arenisco, y de mediaría calidad; le fertilizan lasarías de) Óeva. Los Caminos dirigen á lo« pueblos limítrofes y á Castilla y Potes; de este último punto recibe la Cohbespondbncia. Prod. : «ranos, legumbres, frutas de hueso y pepita, buen vino, hortaliza y pastos ; cria ganados, caza mayor y menor , y pesca de alguna trucha. Ind.: varios molinos harineros, preparación de maderas para carros, edificios y muebles, y escobar y trabajar los viñedos en otros pueblos del pais. Pobl.: inclusas las aid., 90 veciudad, 370 aim. соэтп.: con el ayuntamiento.