SEGORBE

partido judicial de ascenso en la provincia de Castellón de la Plana, audiencia terr. y c g. de Valencia, diócesis de su nombre, á escepcion de Ahin, Alcudia de Veo , Jínquer y Alfondeguilla que son de la de Tortosa y Gátova de la de Valencia.

Se compone de una c , 4 v., 45 L. y mas de 80 cas. y masias que forman 48 ayuntamiento según la nueva ley, en virtud déla cual, se ha suprimido el ayuntamiento de Peñalba, agregándole á la v. de Segorbe, asi como del pueblo de Junquer que correspondía al partido de Lucena y se ha unido á Alcudia de Ves, y por consecuencia pertenece hoy al partido que describimos.

Según la estadística municipal de 4 844 comprendía 4 9 población que formaban otros tantos ayuntamiento, cuyos nombres, población y otros datos estadísticos, resultan del cuadro sinóptico siguiente (ver en el original)

SIT. al estremo meridional de la provincia. confinando por N. con los partido judicial de Vivel y Lucena; por E. con los de Villareal y Nu!es; S. con los de Murviedro, Liria y Villar del Arzobispo, todosdelaprovinciade Valencia, y por O. otra vez con el de Vivel su estension de N. á S. SEBá de unas 3 leg. y de unas 4 1/2 de E. á O. Reinan por lo común los vientos del S. si bien en invierno suele nacerse sentir losdel N.; el CLIMA es templado en los pueblosdclas riberas del Palancia, y bastante frió en losquese hallan situadoen lasescabrosidadesdelPico Espadan y sierra de este nombre no se conocen otras enfermedadesque las estacionales.

TERRITORIO. El de este partido se halla limitado al N. y S. por dos grandes cordillera

de montañas, que entrelazándose unas con otras forman una masa compacta de cerros y escabrosidades, que se prolongan luego hacia el O. por muchas leg., dejando en el centro una dilatada y frondosa conca ó valle, cortada casi en dos mitades por el r. Palancia, que corre de O. á E. La cordillera del N. está formada por la famosa sierra de Espadan , que levanta su formidable pico en el mismo lim. de este partido con los de Vivel y Lucena en medio de aquellas escabrosidades está situado el pueblo de Alcudia de Veo, cuyo suelo es de los menos ingratos de aquellas sierras , y cruzando luego los montes que caen al S., continúan los terrenos fragosos y en gran parte incultos hasta el término de Ahin, en donde ya seven viñedos, higueras , olivos y algunas huertas que le riegan con las aguas del barranco de su nombre, uno de los tres brazos que forman luego el r. seco de BechL. al S. y SO. de Ahin y á una leg. de dist. se encuentran Chovar, Aznebar y Almedijar, pueblos situado en las raices «meridionales de la sierra de Espadan, formando una especie de triángulo todos los tres logran algún riego de fuentes, y sus moradores han mejorado el cultivo á pesar de losobtáculos que presenta el suelo, por lo común áspero y peñascoso. Sobre 2 horas al NO de Almedijar está el valle de Almonacid, que no es mas que un espacioso barranco en las faldas de Espadan lo quebrado de aquel recinto, y las peñas descarnadas parecían prometer poca recompensa a los trabajos del cultivador pero los moros que habitaron este valle, aprovechando las aguas que corrían por aquel barranco, formaron los campos en graderías asegurándolos con sólidos ribazos, plantaron algarrobos en las hoyas menos espuestas al frió, olivos y viñas en otroá sitios menos abrigados, logrando asi frutos para subsistir y multiplicarse en los dos pueblos del valle llamados Ahin y Álgimia. Mas al N. y metido entre peñas queda Matel, cuya destemplada admósfera no permite vivir algarrobos en aquel dilatado término, pero loaprevechan en viñedos , higueras y algún olivo las aguas que alli nacen sirven pira regar las huertas y entran en el barranco ó riach. de Almonacid, que después de atravesar el valle y fecundarle, sale hacia los campos de Casteldovo en busca del Palancia. La cordillera meridional del partido

por la que va la línea divisoria de las provincia de Castellón y Valencia, se forma de los montes de Naquera, Portaceli, Cueva-santa, Alcublas y otros hasta llegar á Peñaescabia á esta parte solo corresponden los del santuario de Cuevasanta, que ya quedan descritos en su art., no viéndose en aquellas escabrosidades mas que el pueblo de Gátova,yla masia ó ald. de Cucalón.

Como dijimos en un principio, queda en el centro de estas cordillera un hermoso valle, la mayor parte del cual corresponde al partido que describimos, la mas occidental al de Vivel.

El pueblo de Afondeguilla es el mas oriental del partido situado en la sierra de Espadan, y caminando luego hacia el O. se encuentra áSot de Ferrer en la ribera izquierda del r. Palancia, con hermosas huertas en anfiteatro que desde el L. van bajando hacia el r., y en ellas gran número de moreras y frutales.

A medida que se sube por el Palancia son mas seguras las aguas para el riego, y por lo tanto mas ciertas las cosechas de aquellos campos cultivados con el mismo esmero que las huertas de Sot entre este y Segorbe quedan Sonej a , Villatorcás y Geldo, todossituado á la der. del r. Los cerros que van quedando por este lado están enteramente cultiva dos hay señales de yeso en los inmediatos á Soneja, y muchos mas en la rambla de Robira , que baja hacia elr.

desde el pico del Águila, puesto al E. de Gátova no muy lejos del yeso se ven hermosos mármoles negros con vetas blancas dé espa to cristalizado, hallándoselos mas preciosos a l S . d e Soné j a . El término de esta población es sumamente fértil y se halla bien c ultivado, asi como los campos de sus inmediatos Villatorcás y Geldo los abundantes riegos que consiguen, la laboriosidad de sus moradores y la benignidad de la atmósfera, contribuyen á que sus prod. sean abundantes.

También lo son en la»ciudad de Segorbe situado en la márg.

der. del r., cuyo término se ve poblado de frondosos árboles y surcado por multitud de canales de riego en sus inmediaciones hay también canteras de mármol negro, el cual es tan común en todo aquel terr. que apenas hay monte donde no se hallen moles considerables , distinguiéndose desde lejos por el color pardo o negro de los cerros. Sigue luego en la ribera izquierda del Palancia Ca>telnovo y mas allá Peñalba, cuyo terreno aunque hondeado y en partes montuoso es muy á propósito para viñedos y algarrobos Castelnovo tiene una hermosa huerta, regada con las aguas del barranco de Almonacid.

A la der. del r. y al O. de Segorbe se encuentra la v. de Altura con muy buenas huertas y un secano de mucha estension, en el que se ven plantaciones de viñedos , olivos y algunos algarrobos el término en general está hondeado por los cerros y lomas, prosperando los viñedos en las colinas terreas, y quedando sin cultivo algunas, especialmente las que están cubiertas de almendril a. Resta por último Navajas, pueblo el mas occidental del partido, en cuyo reducido término se cogen muy buenas prod. y sabrosas hortalizas á 1/4 de leg. de la población brotan unas fuentes minerales que producen muy buenos efectos en varias enfermedades, las cuales aunque que nacen en término de Segorbe, llevan el nombre de fuentes de Navajas, bajo cuya denominación las describimos (V ).

CAMINOS. Cruza por este partido la carretera que desde Valencia conduce á Aragón, pasando por dentro de Segorbe se encuentran en el peor estado los demás son de pueblo á pueblo, y aunque de herradura se hallan bien conSEBvados.

Las dist. en leg. á las cap. de los principales pueblos de que dependen, se manifiestan en la siguiente escala de distancias. (ver en el original)

PRODUCCIONES, tas de la parte montuosa del terr. no son muy abundantes, y se reducen generalmente á granos, legumbres, vino, pocos higos y algarrobos y algunas verduras en el valle o conca cuyo terreno se halla beneficiado por abundantes aguas y un clima sumamente templado, se cosechan toda clase de prod. y estas en gran cantidad, como son trigo, cebada, maiz, seda, lino, cáñamo y judias y legumbres, vino, aceite, algarrobas, pasa, higos, buenas frutas y hortalizas; se mantiene bastante ganado lanar y cabrio , y hay caza de liebres, conejos y perdices.

INDUSTRIA Y COMERCIO. La agricultura es la ocupación que mas domina en el partido, y su estado es regular; hay sin embargo fáb. de hilados y tejidos de algodón ,^de alfarería, aguardiente, almidón y papel; telares de lienzos comunes; fáb. de telas de cedazos, únicas en su clase, y molinos harineros y de aceite. Las operaciones mercantiles se reducen á la esportacion del sobrante de los prod. agrícolas é industriales, importándose los art. de consumo general de que se carece.

ESTADÍSTICA CRIMINAL. Los acusados en este partido judicial

en el año de 1843 fueron 41 , de los que resultaron absueltos de la instancia 2 , libremente 1 ; penados presentes 36, contumaces 2 ; de los procesados 7 contaban de 10 á 20 años, 29 de 20 á 40 y 5 de 40 en adelaL.te; 40 eran hombres y 1 mujer; solteros26 y casados 15; ninguno sabia leer ni escribir y los 41 ejercían artes mecánicas.

En el mismo período se cometieron 20 delitos de homicidio y heridas con 4 armas de fuego de uso licito, 4 de ilícito, 5 armas blancas permitidas, 6 prohibidas y 2 instrumentos contundentes.

SEDANO

partido judicial de entrada en la provincia, diócesis, audiencia terr. y ciudad g. de Burgos; compuesto de 87 población, que forman 47 avtmt.. Los datos de población, riqueza , contribución y otros pormenores estadísticos se manifiestan en el estado siguiente (ver en el original)

TÉRMINO confina N. partido judicial de Reinosa; E. el de Villar-cayo; S. el de Burgos, y O. el de Villadiego su estension es de 41 leg. de N. á S . , y 7 de E. á O. su CLIMA, es benigno en los diferentes valles que forma el terr., aunque bastante frio’en las alturas, con especialidad al lado N., cuyo viento es el que reina con mas frecuencia. TERRITOmo dentro del radio del partido hay diferentes sierras ó páramos, entre los cuales es el mas notable el conocido por La Lora. Sin embargo de los muchos montes que en él se hallan, se designan como los principales los de Carrales é Ijedo, de grande estension y cubiertos de buenos pastos, y arbolado de roble y haya. La clase del TERRENO de los valles, es generalmente de la mejor para trigo, lino, legumbres v frutas; el de los páramos para cebada y yeros, y hacia la parte del N. se ven abundantes prados y sañudos lanares, vacunos y yeguares. Hay mucho arbolado de encina de que se fabrica carbón, que después de abastecer al consumo del partido, queda un sobrante de consideración que se estrae para el puerto de Santander. Son muchas y muy buenas las canteras de cal y piedra que existen en el pais, pudiéndose asegurar no es menos la abundancia de minerales, particularmente de carbón de piedra, si’bien no hay genio de esplotacion. Ríos Y ARROYOS cruza el partido el r. Ebro , entrando en él á las 6 leg. de su origen, al cual se unen el r. Uudron en el pueblo de Valdelateja, y otros varios arroyos de mas ó menos consideración , según el terreno que recorren. Sobre el Ebro, y junto al pueblo de Quintanilla de Escalada, se ve un puente colgante, construido con toda solidez el año 1847, para dar paso al nuevo camino real de Burgos á Santander. Tanto en el Ebro como en los demás r. y arroyos que recorren el terr. hay varios molinos harinerossy pesca de truchas, anguilas y otros peces. CAMINOS ademas de los carreteros y de herradura que hay de unos pueblos á otros, existe la carretera general nuevamente construida, titulada de Peñaorada á Peñaspardas; la cual va por los pueblos de Quintanilla . Sobresierra á Masa, de donde arranca otro ramal para Villadiego, donde está el portazgo que abraza los dos caminos v un parador nuevo, de regulares comodidades; sigue al pueblo de Tubilla y Gobanera, donde hay un hermoso puente sobre el Huilran; prosigue hacia San Felices, junio á Valdelateja, Quintanilla-escalada, Escalada, Orbaneja del Castillo, en cuyo término se ha construido un buen parador continúa por junto á Gampino, Bricia y Barrio de Bricia, notándose en este intermedio y el, de Villanueva Carrales un pontón firme y capaz para dar paso á las aguas de un arroyo; pasa por Bezana y Cilleruelo Bezana, donde se han construido dos paradores, saliendo ya en este último pueblo del partido y dirigiéndose hacia las montañas de Santander.

Por la parte del E. pasa también el camino real mas ant., que dirige igualmente á Santander y Bilbao En su linea se hallan los pueblos de Cernegula y Pesadas, con dos paradores dentro del pueblo; el cual se introduce en el partido de Villarcayo, para volver á tocar en este por el L. de Sonedlo, en donde hay 3 posadas de muy buenas comodidade.

PRODUCCIONES como es pais que reúne una cosecha de frutos suficiente para el consumo de sus hab., son pocas las importaciones y esportaciones por mayor. Los precios de los principales art. que se cosechan, son los siguientes trigo 27 reales fan., centeno 22, cebada 17, yeros 24, otras legumbres 3(¡. Hay ganado de todas clases, caza de varios animales, y pesca de truchas, barbos y anguilas. El aceite se importa á 50 reales a., y el vino de ía Bioja y ribera de Aranda á 10 y 11 la cántara. INDUSTRIA la de los naturales de este partido consiste en el oficio de canteros que ejercen muchos de sus moradores, especialmente los del valle de Zamanzas y Hoz de Arreba ; en albañadores de granos, para lo cual salen á tierra de Navarra, Aragón é interior de Castilla; en el trasporte de vinos y harinas á Santander, á que se dedican los de la parte de Campó-abajo ó Campurrianos, y hasta marchan algunos á las tierras bajas á la recolección de la aceituna ; todo lo cual ejercen sin descuidar las labores del campo , en que la mayor parle tienen su corta propiedad y labranza, en las estaciones y tiempos oportunos.

FERIAS t MERCADOS-, solo hay dos de estos últimos en todo el partido el de la v. de Sedaño y el de Sonedlo; á este último concurre bastante gente,» con trigo por lo recular, pues como toca ya con la montaña de Santander, donde se coge muy poco ó ninguno, se vende con algún aumento de precio sobre el que tiene en los demás puntos del pais.

ESTADÍSTICA CRIMINAL’. LOS acusados en este partido judicial

en el año de 1843, fueron 15 de los que resultaron absueltos libremente 3, penados presentes 4 0 , contumaces 2 , reincidentes en el mismo delito 2 ; de los procesado 2 contaban de 10 á 20 años, 12 de 20 á 40, y 1 de 40 en adelante ; 13 eran hombres y 2 mujeres.; solteros 7 y casados 8; sabían leer y escribir 12, y de 3 se ignoraba la instrucción, 4 ejercía ciencias ó artes liberales y 14 artes mecánicas.

En el mismo período se cometieron 9 delitos de homicidio y heridas con 4 arma de fuego de uso licito, 4 arma blanca permitida, 1 prohibida y 1 instrumento ó medio no espresado.

Terminamos este art. con la siguiente escala de distancias. (Ver en el original)

SEBASTIAN (SAN) Ó SAN SEBASTIAN

ciudad con ayuntamiento, cabecera del partido judicial de su nombre en la provincia de Guipúzcoa, diócesis de Pamplona (45 leg ) , audiencia terr. de Burgos (38) r o .

ciudad de Navarra y Provincias Vascongadas, com. g. de la provincia con ministro principal de hacienda militar para el servicio de la misma , id de marina , id. de ingenieros, id. de artillería, id. del resguardo; intendencia, adm. principal d* aduanas, de correos, con junta y tribunal de comercio, junta de sanidad del partido y municipal de beneficencia, y residencia de los cónsules y agentes consulares de Francia, Inglaterra, Bélgica, Suecia, Noruega, Portugal, Países Bajos, Estados Unidos de América, Ecuador y Mégico; con colegio de abogados instalado en junta general de 10 de setiembr-Me 1838, compuesto M de 22 individuos, siendo su decano nuestro apreciable compañero y amigo D. Eustasio Amilivia.

SITUACIÓN. La plaza de San Sebastian, considerada desde el punto mas céntrico de la c , está situado á los 43a 19′ 34″ de lat. N . , y 4° 4 4 ‘ 38″ long. E. de Madrid , al pie de la falda meridional del monte Urgull, llamado comunmente del Castillo, por la fortaleza que con magestad se ostenta en su cúspide. Corre por el E. de la ciudad el r. Urumea , que desemboca en el Océano Cantábrico al pie del citado monte muy próximo á la población. formando una barra, que se conoce con el nombre de Zurrióla, sinduda por las muchas olas que se rompen en aquel banco de arenas es vadeable frente á población en baja marea; pero en la creciente, las aguas cubren parte de las murallas de que mas adelante hablaremos, y se estienden también por la orilla opuesta ó der., aunque no todo lo que convendría á las condiciones defensivas de la población Al O. se ve unabahia que en forma de concha cubre con sus aguas una estension prolongada basta el monte Igueldo, según después en mas pormenores esplicaremos.

La planicie’en que está fundada la c , se estiende por el S. hasta el pie de la colina de San Bartolomé, situado á mas de un tiro de fusil y desde este punto se va elevando el terreno, según se aleja de la costa. Hallándose pues á tan corta dist.

los dos brazos de mar que bañan los muros E. y O., queda reducida la población y el monte Urgull á una verdadera península , aunque es muy probable, que en sus primitivos tiempos se cruzaran las aguas de la concha y del Urumea, convirtiendo en isla al indicado monte Urgull y su planicie meridional.

Tero hoy se comunica la ciudad por una lengua de tierra firme con el interior del pais en cualquier estado de las aguas.

CLIMA. Los vientos que reinan frecuentemente, son el SE. que sopla entre el cast. de la Mota y Montefrio, y el NE., que lo hace entre el mismo cast. y el monte Ulia. La corriente de estos vientos es una barredera tan continua que hace de esta población una de las mas sanas de la costa cantábrica.

Esta circunstancia es á no dudarlo, la causa de que sea preferido este puerto en tiempo de baños por la inmensa concurrencia que acude á él todos los años. Por otra parte la campaña pasada ofrece un egempio de su salubridad mientras las población de las Provincias Vascongadas se hallaron infestadas del tifus, no se conocia en esta ciudad tal enfermedad , á pesar de encontrarse en ella mas de 2 0 , 0 0 0 hombres entre españoles y la legión inglesa. Por lo demás, las enfermedades mas comunes son los catarros, reumas y afecciones gástrico-mucosas.

FORTIFICACIÓN. La situación misma do San Sebastian que acabamos de describir forma una parte muy principal de la fortificación de esta plaza. Su posición litoral con un buen puerto , debió naturalmente inclinar á sus moradores al comercio marítimo; y bien sea la conveniencia de preservar de un golpe de mano los intereses creados, ó la s i tuación peninsular de esta c . , al pie de un promontorio tan susceptible de defensa, debieron influir en el ánimo de Don Sancho el Fuerte de Navarra para hacer construir un muro que le cubriera. Todos los que conocieron la ciudad de San Sebastian antes de su incendio el año de 1 8 1 3 , conservan el recuerdo de este muro, que con el nombre de muralla de D. Sancho, subsistía en todo el frente occidental y parte del meridional hasta el arco ó puerta que servia de entrada á la calle Mayor. Aun queda un pequeño vestigio suyo en el •^uro que separa la huerta del conv. de las monjas de Sta.

Teresa, del Callejón que conduce al camino del cast., y quizá lo sea también una parte del actual frente oriental de la pinza. Hoy seria un cuadrilátero bastante regular, si el chaflán, que con bien poca previsión varióla configuración, na lo hubiese convertido en un pentágono irregular. Desde la mitad del pie de la falda meridional del monte Urgull, y en dirección casi perpendicular á la misma, se prolonga la nueva muralla en una estension de 1 , 0 0 0 pies, cerrando el frente occidental de la plaza unos 1 0 0 pies, avanzado al de D. Sancho. En el ángulo entrante que la muralla forma por su parte esterior con el pie de la falda, está el muelle , con el que la plaza se comunica por una puerta llamada Puerta de Mar. El resto de este muro está bañado por las aguas de la concha, las que al retirarse, dejan en seco á su pie una [‘ja de arenal, por donde el sitiador podría dirigir sus columnas de ataque. Sin embargo de esta circunstancia, de que la muralla solo tiene 8 pies de espesor y de que toda su escarpa se halla descubierta desde el esterior, imposibilitando las aguas de la concha el establecimiento de, ninguna batería á competente dist. para abrir brecha , y hallándose la escarpa perfectamente defendida por los multiplicados fuegos del muelle y de la falda del monte, no es-de temer que la plaza sea en ningún caso embestida por este frente. El Que mira al S. está cubierto con una muralla en línea recta de 1 , 2 0 0 pies de estension próximamente, con 3 3 de elevación sobre el terreno natural y 3 2 de espesor, incluso el parapeto.

La Academia de la Historia en su Diccionario Geográfico supone, que en los estremos de este lienzo se construye ron dos cubos al mismo tiempo que la muralla, y un baluart e en su centro. No puede haber dificultad en admitir este supuesto, en cuanto á los cubos, por estar muy conforme el estado en que se hallaba el arte de fortificar las plazas á principios del siglo XVI, pero no asi, con respecto al baluarte que debe ser de época muy posterior. Mas probable parece que en el mismo terreno, en que está el baluarte actual, se hubiese construido uu cubo de mayor capacidad y elevación , si se quiere, que los de los dos estremos, honrándole por estas circuntancias con el pomposo nombre de Cubo Imperial, que cuadra mal á un baluarte. Aunque la aplicación de la pólvora á las operaciones de la guerra, es anterior á la gloriosa época para nuestras armas, en que floreció el emperador Carlos V, solo se empleaba este poderoso agente en aquel tiempo, en las cargas de los arcabuces, mosquetes y algunos cañones informes y cortos que arrojaban proyectiles irregulares sin taco y por consiguiente de limitado alcance y poco efecto. En este reinado fue cuando el célebre Pedro Navarro, introdujo el uso de la pólvora en el ataque de las plazas por medio de las minas; pero la artillería carecía aun de la acción necesaria para batir una muralla, y los ejércitos sitiadores no la emplearon en este objeto hasta mediados del siglo XVI, den Jues de mejórala su construcción. El empleo de la ai ti— leria en el ataque de las plazas, tuvo por inmediata consecuencia la invención de los baluartes. Errad de Bardeluc, ingeniero del,rey Enrique IV de Francia, fue el primero que á fines del siglo XVI publicó un sistema de fortificar las plazas con baluartes, y en el reinado inmediato de Luis XIII, á principios del XVH dio á luz el suyo el caballero de Vilie, á cuyas máximas está arreglada la traza del baluarte que nos ocupa, llamado impropiamente Cubo Imperial. Este baluarte, si bien de poca capacidad con respecto á los modernos, tiene uuos 2 0 pies de elevación mas que la muralla, en forma de caballero de trinchera, y bate el terreno de su trente con fuegos dominantes. Debajo de su plataforma hay un almacén á prueba de bomba con doS casamatas en cada llanco, y otro ademas debajo del anterior, con otras dos c a samatas también en cada uno de los flancos que barren los fosos de las cortinas y caras de los baluartes opuestos con fuegos rasantes. Los flancos están cubiertos con orejones, y uno de ellos cubre la puerta, única de salida al campo, llamada Puerta de Tierra. Este frente se construyó unos 1 5 0 pies mas avanzado que el de D. Saacho. Los baluartes bajos, quo reemplazaron á los dos cubos de los estremos de este frente— pertenecen también al sistema del caballero de Ville el de la der. ú occidental, llamado de San Felipe, es solo un medio baluarte, y el de la izquierda ú oriental que es entero, se denomina del Gobernador ó mas comuumente de Santiago.

Los (laucos de ambos son retirados y cubiertos con espaldas en lugar de orejones, v tienen sus poternas para las comunicaciones de lh guarnición en tiempo de sitio. Estos tres baluartes deben ser de la primera mitad del siglo XVII, y de la segunda , las otras esteriores que consisten en una contraguardia que cubre la única cara del baluarte de San Felipe, un hornabeque que abraza con sus alas el baluarte del centro y una parte de las cortinas com iguas con un rebellín al frente déla del hornabeque, que tiene una poterna por la que se comunica con el rebellín , atravesando el fo-o por una caponera doble. Las obras esteriores están arregladas al sistema del conde de Pagan. Las del recinto y esteriores de este frente, están circundadas de fosos de competentes dimensiones en su anchura y profundidad, y se hallan defendidas por los fuegos de aquellas, sin que quede ninguna parte muerta ú oculta al pie de las escarpas. Rodea ademas á los fosos mas avanzados hacia la campiña un camino cubierto con su estacada, y una’espaciosa esplanada que cubre las escarpas de las obras, dejando espeditos los fuegos do sus parapetos. A la salida de la puerta de tierra , inmediato al flanco derecho del baluarte del centro se atraviesa el foso del recinto por un puente levadizo en parte , y durmiente en otra, para llegar á la gola del hornabeque.

Desde este punto son dos las comunicaciones de la población

con el campo esterior ambas después de atravesar por un puente levadizo el foso del ala del hornabeque á que respectivamente se dirigen, dan salida al campo por dos rastrillos, situados cerca de los estremos de la estacada en las plazas de armas del camino cubierto. El frente oriental de la plaza está cerrado por un muro de 4,000 pies de estén- » sion, 42 de espesor y 30 de altura por la cara esterior, construido á la orilla izquierda del r. Urumea. Arranca este muro desde el estremo oriental del monte Urgull, sin dejar en su parte esterior mas espacio que el absolutamente preciso para un pequeño tlanco, capaz solo de una pieza, al que sin embargo se le ha dado el nombre de batería de San Telmo.

Se dirige el muro casi perpendicularmente al pie del monte en la estension de unos 500 pies, donde formando un ángulo muy obtuso se inclina á la derecha, y con otras dos inflexiones en el mismo sentido, continúa al encuentro del estremo oriental del lienzo del S . , dejando oculto el pie de la escarpa al fuego de la única pieza de la batería de San Telmo. Para remediarlo, se construyeron dos cubos, el uno llamado de los Hornos, en el ángulo ó punto de inflexión mas inmediato á la cara del S . , y el otro con el nombre de Cubo de Amezqueta en el mas distante. Estas obras, si bien podrían ofrecer bastante resistencia contra los medios de que podía disponer el sitiador en la época en que se construyeron, teniendo toda la escarpa descubierta desde el esterior, y habiéndose perfeccionado la artillería, hasta casi el grado en que hoy se halla , en el reinado de Luis XIV, la esperienf’ i ha demostrado que una batería establecida en la orilla r. del Urumea , puede en pocas horas apagar los fuegos de estos dos cubos y aun destruirlos y abrir brecha en ellos y en las cortinas contiguas en el corto intervalo de 8 dias. Por otra parte la batería de enfilada que el sitiador, nunca dejará de establecer en la altura de San Bartolomé, batiendo de flanco el ala izquierda del hornabeque y la cara también izquierda del baluarte de Santiago , cuyos fuegos deberían contestar é imponer respeto á los de la bateria de la der. del Urumea , no solo contribuye á que este ejerza con desembarazo su acción contra la muralla, sino que, enfilando igualmente el lienzo en que se abre la brecha , protege grandemente á las columnas que se dirijan al asalto. Esta es sin duda la parte mas débil del recinto , la que ha sido atacada en los dos sitios que ha sufrido la* plaza, y la que lo seria en otro que tuviese que sostener. Alguna vez se ha pensado en fortalecerla por el esterior con una^falsabraga también ha habido quien quiso cubrirla con un tenazón ; pero el medio mas eficaz seria sin duda, rebajar los arenales de la der. del Urumea hasta que las aguas de las mareas altas se estendieran á una distancia superior al alcance de punto en blanco de las piezas de batir, obra de puro peonage y de muy poco coste. .Mas insignificante seria aun el que ocasionara el rebajo de la cresta de San Bartolomé, hasta que quedaran desenfiladas las obras que domina. Probablemente bastaría autorizar á la ciudad para que pudiese cerrar y reducir á cultivo la e.stensa playa que deja la marea , al retirarse entre el monte de San Bartolomé y la orilla izquierda del Urumea, con facultad de estraer tierras de la cresta de este monte, para rellenar el cerramiento; autorización que podria concederse, sin que la plaza se resintiese en sus condiciones defensivas , puesto que las trincheras, que en el terreno cerrado quisiera abrir el sitiador, inundándose en las mareas altas por la filtración de las aguas, quedarían intransitables también en las bajas por su estado fangoso. Un ingeniero del ejército ingles, después de tomada esta plaza el año de 4 813, dirigió la construcción de una cortadura detras de las dos brechas, por donde se dio e\ asalto en dirección paralela á la parte del recinto que abraza con dos flancos, de los que el de la der.

se une al frente del S . , junto á la poterna del baluarte de Santiago, y el izquierda se adhiere al oriental cerca del Cubo de Amezqueta, quedando este dentro de la cortadura. Esta tiene su foso con escarpa y contraescarpa, revestidas de manipostería es un obstáculo nuevo que se opone al asaltante y puede contribuir eficazmente á la defensa de la brecha.

Parece verosímil que la parte de este frente, comprendida entre el Cubo de Amezqueta y el monte Urgull, formara el frente oriental del recinto de D. Sancho, y que en obsequio de la economía ú otras causas , se hubiese querido utilizar , al construir el actual, pues que á no ser asi, es de ci-eer que se hubiese dirigido este frente en línea r e c t a , desde el estremo del muro del S. al monte Urgull, dejando en la falda de este por la parte esterior del muro el espacio sufi- SEB ciente para una bateria que barriera con fuegos rasantes el pie de la escarpa en todo el frente.

El monte Urgull cierra la plaza por el lado del N . , preservándola de todo ataque por esta parte. Su base, si bien de figura irregular, puede ser considerada como un elipse de 3,000 pies en el diámetro mayor, en dirección de E. á O., y de 2,000 en el menor de N á S. Su altura sobre el nivel de las aguas de la concha es 131 pies y no de 1,000 varas, como equivocadamente dice la Academia de la Historia. Sus laderas son muy agrias y de pendiente sumamente rápida, terminando «la mitad mas oriental de la que mira al S. en la gola de la plaza y en el muelle la occidental. Las que dan frente al NE. y O. se esconden en el Océano Cantábrico, formando una orilla tan escarpada y en costa tan brava, que aparta toda idea de que pueda intentarse en ella ningún desembarco. En la cúspide del monte se eleva el cast. de la Mota , de figura casi cuadrada, de unos 150 pies de lado, sin baluartes, cubos ni ninguna otra clase de obra que defienda sus escarpas, lo que autoriza á creer, que al proyectarlo, no se propuso mas objeto que proporcionar á la «guarnición de j a plaza un refugio, desde el cual pudiese obtener una honrosa capitulación, después de haber defendido aquella, hasta haber apurado cuantos medios estaban á su alcance. Sus fuegos son de muy buen efecto, particularmente en los dias primeros del sitio, cuando el enemigo está aun distante. Son mas fijantes, y por consiguiente de menos efecto, según se va acercando el sitiador, y nulos cuando este llega ¿»ocupar las faldas del monte. No tiene á tiro de cañón ninguna altura que le domine para el uso de la bala rasa , pues la mas inmediata que es el punto de Montefrio, donde está situado el ant. faro, (*) dista (i,223 pies de la fortaleza. En el espacio cuadrado que esta encierra dentro de su recinto, hay.un cuartel capaz de 100 camas, una capilla bajo la advocación del Santo Cristo de la Mota, un pozo de agua dulce y dos almacenes á prueba de bomba, que forman el piso bajo del edificio, en que están los pabellones para habitación del gobernador y oficiales de la guarnición, con salida á la plataforma de un cubo ó macho que se eleva en el centro del tuerte , el que tiene también una cisterna de agua. Adosada á la escarpa de la cara occidental del cast., hay una bateria construida por los ingenieros franceses (cOü el nombre de Napoleón) el ano 4813 , con fuegos al N., S. y ( ) . , la que se conserva con el de Isabel II.

Al pie de la escarpa de la cara del cast. que mira al S. , hay una plataforma con parapeto do manipostería, que inmediato al fuerte termina por el E. con la bateria del Príncipe, con fuegos al S . , y por el O. con la de Sta. Clara alta, que los tiene al S. y al O., contra la isla que da nombre á la bateria.

Desde la bateria del Príncipe se desciende , resguarda do de un parapeto aspillerado , á la del Ataque ó Mirado!

que está en el cstremo oriental del monte, sobre el desembocadero del Urumea, y en los mismos términos se baja desde la bateria de Sta. Clara alta , ala de las Damas,abrazando toda la falda meridional y previniéndose contra el enemigo, que dueño de la plaza , quisiera aspirar á la ocupación del monte. La bateria del Mirador, que es mas bien un reducto, tiene fuegos á la parte del mar, y también á la de tierra. Es la destinada á inquietar á los servidores de la bateria de brecha de la orilla der. del Urumm , y á amortiguar sus fuegos con los de una barbeta, que tiene en el ángulo S E .  tiene ademas la misión de retardar y hacer mas mortífera la marcha de las columnas de asalto, y es sin duda la obra de mas importancia. Su elevación sobre el pie de la escarpa del frente oriental de la plaza es de 250 pies, y por consiguiente sus tiros son demasiado fijantes. La batería do las Damas dirige sus fuegos á la concha.

(Continua en el original)

ZAYDA (LA)

Lugar con ayuntamiento de la provincia, audiencia terr. y diócesis de Zaragoza (8 leg.), partido judicial de Pina (4) SIT. ala der. del Ebro en una pequeña altura á la márg. izquierda del r. Aguas,cerca de la unión de los caminos de Zaragoza á Alcañiz , y de Sástago al mismo pueblo de la Zayda, a 1/2 leg. de distancia del Ebro , en porción batida por los vientos E. y O.; con CLIMA algo trio , siendo las enlennedades comunes tercianas y dolores de costado. La población que cuenta 45 CASAS , inclusas las del ayuntamiento y cárcel; uua torre ant. de moros, con iglesiaparr. (San José) de entrada, servida por un cura párroco de patronato particular y un cementerio contiguo á la referida torre tiene una vista agradable por dominar toda la huerta. Hay en el centro de la población una torre octogonal, que hubo de servir de telégrafo ó atalaya en otro tiempo; puesto que en el monte Itomana a 1/2 leg., y en Matemala ó Mataomala á una leg. de dicho pueblo hay otras dos torres y otra en el monte de Jelsa. El término confina por N. con el de Quinto; E. Sástago; S. Azaila (provinciade Teruel, y O. Codo. En su radio y á corta dist. hacia el O. se encuentran ruinas de un cast. y segura algunos de un pueblo llamado Cultera ó Colera, llaman á aquel punto la Torraza y en él se descubren los cimientos de algunas casas dicese en el pais que allí vivian los cristianos cuando La Zayda estaba habitada por los moros también hacia el E. había otro ú otros edificios denominados Alcalá de Romanos; pero tan solo existen cimientos. Próximo este L. del r. Aguas, lindando su término con el Ebro , su situado, esto no obstante, era muy desagradable por falta de riego , así se veía reducida su cosecha y en disminución siempre el número de sus habitantes con este motivo pensó el vecindario en proporcionar riego á sus agostados campos, que daban escasa cosecha de trigo, cebada y vino, sin mas arbolado que unos pocos olivos, algunas moreras, chopos y e s pinos.

Tenemos á la vista el plano de las obras , que deben quedar concluidas en setiembre de este año (1850) y por una rueda movida por el agua con un sistema ingenioso y sencillo se conducirá el agua del Ebro por meuio de una presa bastante prolongada á2 acequias, que harán muy productivo el terreno , que hoy presenta tan escasos productos comprometióse á ia realización de este trabajo nuestro particuialar amigo D. Antonio deEchaniz, de quien ya hemos habladoen la pág. 649 col. 2.a de este tomo, auxiliado de otro compañero, y desde luego puede decirse que las fincas han tomado un valor considerable aun sin haber terminado la obra. De creer es que estos mismos campos fueran regados en otros tiempos ; se descubren todavía los vestigios de una presa, y las ruinas de un grueso murallon y noriales el s r . Echaniz y su compañero al comprometerse á regar el terreno , que han de fertilizar las acequias obtuvieron del pueblo la concesión de la sesta parte de sus cosechas nosotros que conocemos al Sr. Echaniz tenemos la mas fundada espeíanza deque la obra se llevara á término feliz y que la población y los empresarios sacaran recíprocas ventajas.

El CORREO se recibe de Quinto por balijero tres veces a la semana, PROD..- trigo , cebada, avena, vino y pocas legumbres; mantiene ganado vacuno, IND. la agrícola, POBL. oficial 20 v e c , 93 almas CAP. PROD. 571,290 reales IMP.  34,000.

CONTR.  6,71L.

ZARAUZ

v. con ayuot. y una de las 18 en que deben celebrarse las Juntas generales de la provincia de Guipúzcoa, en las cuales vota con 29 fuegos por medio de uno ó dos procuradores nombrados en concejo corresponde al partido judicial

de Azpeitia(3 4/2 leg.), audiencia terr. de Burgos. (37), ciudad g. de las Provincias Vascongadas (á Vitoria 44), diócesis de Pamplona (14) y dependiente de la adm. de correos de San Sebastian (3).

SITUACIÓN, CUMA Y ENFERMEDADES. Se hallasituado ala orilla del Océano Cantábrico, al pie del monte denominado Santa Bárbara, y en el estremo O. de una bella y deliciosa llanura de mas de legua y media de circunferencia. La serie do pintorescas colinas, que desde el citado monte continua en graciosas ondulaciones basta terminar en el de Talayamendi, dan al paisage la forma de un círculo irregular que cierra por N. el mar. Los vientos que mas comunmente reinan son el S., SO. y NO., lloviendo con estos últimos en invierno, y cayendo con el primero en el estío algunos aguaceros que templan la atmósfera y remedian la sequía. Corren con poca frecuencia los vientos N. y NIC, y es raro que continúen por muchos días. El clima es algo húmedo, pero sumamente sano, templado y apacible, siendo raro que el termómetro de Reaumur baje de 0° y suba de 24° sin embargo, la situado

topográfica de la vega, que se halla cortada por distintos arroyos y numerosas zanjas destinadas á recibir las aguas llovedizas, es causa sin duda de algunas liebres intermitentes que se observan en la barriada de Iñurriza; pero tan ligeras y benignas, que ó los enfermos no reclaman los auxilios del médico , ó envían á su casa algún interesado en busca de los medicamentos. Por lo demás no se conocen otras enfermedades que las estacionales y comunes á los paises húmedos, siendo muy notable el corto número de estas en los años de pocas nieves. El reumatismo, las hemorroides, los catarros y algunas enfermedades del corazón, son casi las únicas afecciones crónicas que se observan , debiendo notarse la grande influencia que ejercen en la producción de las últimas los rudos trabajos en que se ocupa la mayoría de sus hab. No obstante, es muy considerable el número de personas que llegan á los 90 y hasta 400 años.

INTERIOR DK LA POBLACIÓN. Forman casco de población 168 CASAS con 9 calles denominadas Mayor, Azara, Cigordia, San Francisco, Orape, Mirador, Trinidad, Ondar-aldea y Arenal, 2 pequeños arrabales llamados Cbilicu y Sta. Clara; 2 plazas, la Mayor ó vieja y ‘a Nueva donde se halla el juego de pelota, y 3*plazuelas dichas de la Fuente, Incliaurrondo y del Oriente. Las calles, que son espaciosas y guardan en general buena alineación, están medianamente empedradas, escepto dos de suelo arenoso, pero el incesante movimiento de las carretas que son numerosísimas, las ha estropeado de tal manera que es urgente atender á su reparación. La plaza Vieja de figura cuadrada, es bastante espaciosa, y en ella, formando uno desús lados, se encuentra la casa consistorial deque hablaremos mas adelante forman los otros tres lados casas de regular construcción y otras en mediano estado.

FUENTES. Las aguas que abastecen á las dos fuentes de la v. que describimos , tienen su nacimiento en los puntos llamados Iruerrequeta y Estarain en el primero se encuentran recibidas en tres arcadas que se reúnen en una común y producen 28 azumbres por minuto en el segundo se hallan tomadas en cuatro puntos, viniendo á reuuirse á un depósito y dan 8 azumbres por minuto dista el manantial de Iruerrequeta , de la fuente principal, 3,410 pies, y el de Estarain 4,810. La cañería de hierro colado, pasa desde el primero al segundo manantial por terrenos incultos, pertenecientes á varios particulares en su línea hay 6 arcas también de hierro colado , distribuidas á una distancia regular , y señalados los puntos en que se hallan con una piedra de figura cónica. Reúnense en Estarain las aguas de ambos manantiales y siguen hasta la fuente de la plazuela del Poniente-, atraviesan primeramente la regata de Estarain por una cañería de presión, que termina en una arcada circular de piedra , construida en la huerta de la casería de este último nombre sigue por el viñedo do la referida caseseria, atraviesa el camino que conduce á Guetaria y entra en la posesión de D. Lorenzo Azcue, donde se encuentra una arcada continúa por la heredad de D. Juan Uzcanga y sigue por la, huerta del marqués de Narros , hallándose en este punto otra arcada. Tocando la pared que cerca esta huerta hacia la plazuela del Poniente, y en dirección de la línea tirada por el centro de la callo del Orape , se ha construido una fuente con un chorro, cuyas aguas sobrantes surten un bebedero contiguo á la misma. Al pie de esta fuente hay una arcada de distribución con su llave , y con ella se puede fácilmente dar ó quitar el todo ó parte de las aguas á la espresada fuente. Sigue la cañería, hasta la plazuela de la Fuente, por medio de la calle de Orape , encontrándose en la misma, otra arcada de registro. En dicha plazuela se ha constiuido la fuente principal de la v. , con 4 chorros, y tiene en su pie una arcada de distribución , para con ella regular la cantidad de agua que se quiera dar á la fuente. Estas dos fuentes están en construcción en estos momentos , puesto que la v. carecía dentro de su recinto de este elemento tan necesario para la vida y para la pública salubridad. Pero el ayant. de Zarauz, poniéndose de acuerdo con el autor de esta obra, que adelanta los fondos, como después se dirá, ha conseguido proporcionar al vecindario esta importante mejora , y el dia 4 9 de este mes (mayo do 4850), se hará la inauguración de la fuente , con fiestas de iglesia y regocijos públicos por tan próspero acontecimiento.

D. Antonio iichauiz , vecino de Bilbao , se ha encargado do estos trabajos, que dirige con estraordinaria habilidad v muy laudable celo á satisfacion del ayuntamiento y de los honrados veciudad de esta v. El Sr. Echaniz, á quien én esta solemne ocasión tributamos el testimonio de nuestra gratitud , oues por deferencia á nuestra humilde persona , se encargo de esta empresa , ha sabido conciliar la sencillez , la ecouomia con la solidez y el gusto compatibles en obras de esta naturaleza.

Otra fuente llamada de Aitzecoiturri (fuente de las piedras), está situado á orillas del mar, separada de la población, entre unas rocas sueltas ó piedras, por cuya razón le lian dado , este nombre tiene un solo chorro de piedra colocado en un murallon qu-í sostiene el terreno de la huerta de D. Juan Antonio Echave su nacimiento es al pie de una peña muy escarpada debajo del monte llamado Sta. Bárbara, á dist. de 800 pies del punto en que fluye y hallándose tan bajo , que muchas veces es cubierta su arca por las aguas saladas en pleamar, hasta que desocupándose, da la que produce el manantial, que es de mediana calidad. Para la conducion de estas aguas no hay obra alguna ejecutada, sino el camino que las mismas han abierto en su curso al pie de la fuente hay una arcada situado á 20 pies de dist. del chorro, y una bóveda que conduce las aguas en esta corta estension.

Hay ademas otra fuente de agua no buena, llamada Chilicuiturri, en el barrio de Cbilicu , próximo á la ca.-;a del marqués de Narros tiene su origen cerca de la casería Alíeme á unos 2,000 pies de dist., y corren sus aguas naturalmente, ya á descubierto ya por las cavidades ocultas que han abierto en su curso, atravesando el jardín de dicho marqués, donde hay una pequeña fuente de conchas con un chorro recibido de modo que no altera el curso natural de las aguas , pasando después á la arcada que sirve de fuente pública.

EDIFICIOS DESTINADOS AL CULTO. lylesia parroquial.

Está dedicada á Ntra. Sra. de la Asunción , debiendo su fundación á Doña Mariana de Zarauz, viuda de D. Francisco de Bouquer y Barton, y dueña de la casa solar de su apellido fue reformada en el último tercio del siglo XVIII hallándose en su recinto y encima de sos bóvedas algunos restos de su primitivo estilo gótico. Su planta es una* cruz latina, bastante capaz y bien ventilada el retablo mayor es churrigueresco; pero el tabernáculo, obra moderna, pertenece al orden corintio los dos retablos colaterales son del mismo carácter que el mayor, y tiene cada uno 4 columnas salomónicas el coro , también moderno , descansa sobre un arco elíptico de buen gusto con sillería corrida , y órgano bastante bueno. A 48 pies de dist. de uno de los ángulos se halla una especie de torre cuadrangular que debió servir en otro tiempo de fortaleza , y hoy es el campanario.

La iglesia está servida por un cura parr., hoy el respetabilísimo eclesiástico D. Luís Guereca, nuestro muy querido amigo, y cinco beneficiados de provisión de los marqueses de Narros , con aprobación real, y un organista sacerdote.

Convento de frailes, recoletos misioneros de la orden de San Francisco, lo fundó en 4610 D. Juan deMancicidor secretario y consejero de Felipe ITT, en Flandes- su iglesia, hoy ayuda de parr. bajo la advocación de San Juan Bautista , fue reformada hacia el año de 4 830. Figura una cruz latina , y es de buen gusto, agradando desde luego , por la blancura de sus paredes, por el buen estado de sus retablos y altares, y por las esbeltas formas de orden corintio que reinan esclusivamente en su sola nave. El retablo principal tiene dos columnas aisladas y dos empotradas basta el tercio, con el cornisamento correspondiente , y el tabernáculo otras 8 del mismo orden los colaterales se reducen á simples intercolumnios corintios , con nicho para el sant o , mesa de altar y sagrario. El coro, sostenido por dos arcos escarzanos , tiene dos órdenes de buena sillería corrida, un órgano regular, y sobre su costado izquierda se encuentra una tribuna cubierta de celosías , que hace mal efecto.

Las bóvedas son por arista , escepto la correspondiente al centro de la cruz , que es váida. Al lado del Evangelio hay una capilla con la tumba y asientos que reservó el fundador para sí y sus sucesores, hoy la casa de Portu. Antes de la esclaustracion contaba 15 sacerdotes y 5 legos.

Convento de monjas de Sta. Clara, recoletas de la orden de San Francisco; debe su fundación á doña María Ana de Zarauz, que la hizo con licencia de Felipe III, dada en Madrid á 4.° de enero de 4610 y por ello gozan las señoras de esta casa del privilegio de entrar y permanecer en el conv. durante todo un día con las amigas que quieran. La iglesia, bastante capaz, tiene bonitos altares y los suficientes ornamentos para el culto. Cuenta 13 monjas de coro y 4 legas.

Beatas trinitarias descalzas fue fundado por D. Pedro de Zarauz y hace mucho tiempo se trasladaron al conv.

de Sta. Clara, quedando reducida su iglesia á una pequeña capilla en que se celebra misa el dia de la Santísima Trinidad.

Hay una capilla ú oratorio en que todos los domingos se celebra misa, dedicada á Sta. Marina, fundada por doña Marina de Alzuru y reedificada por D. Francisco Ignacio Alzuru por los años de 1728 á 4730.

EDIFICIOS PÚBLICOS v PARTICULARES. Casa consistorial.

Este_ edificio, construido á fines del siglo pasado, según el diseño de Arzadun, no corresponde al buen nombre de este arquitecto. Su fachada, que es lo único digno de notarse, presenta sobre basas áticas, 4 columnas de manipostería del orden jónico compuesto, empotradas hasta el tercio de los machones, de piedra arenisca por dentro y fuera, ostentando en toda la pureza apetecible sus primitivas formas.

En su parte interior solo se encuentra un espacioso salón, el archivo y habitaciones para cárcel y el alguacil.

Casa del marqués de Narros. Esta casa, situado en el estremo occidental del pueblo, y aun pudiera decirse á la falda del mismo monte de Sta. Bárbara, tan contigua al mar, que algunas veces baña las paredes del edificio, merece justamente el nombre de palacio , con el cual es conocida reúne á su solidez y al carácter de su arquitectura muchas bellezas , y ea considerada con razón como una de las me- tores de la provincia El ant. palacio de Zarauz, que se encontraia en este parage, fue destruido en tiempo de las comunidades por ser de Parientes mayores con sus despojos se labró otro en las cercanías, y por último el actual fue edificado hacía el año de 4536, siendo su propietario D. Juan Ortiz de Gamboa, según se colige de una escritura cuya copia tenemos á la vista. Es de notar que con el transcurso del tiempo perdió la casa el nombre de Ortiz de Gamboa, y en nuestros dias es conocida con el de Corral, que es el apellido que hoy consérvala familia, y que hoy llévala marquesa de Narros. La casa tiene su fachada principal al S., con vistas al parque, de que hablaremos luego, y presentan sus paredes de piedra un aspecto de venerable antigüedad que llama la atención de los hombres curiosos y entendidos.

Desde luego se nota que el centro de la fachada, que es el cuerpo principal del edificio , es de época mas antigua que los dos laterales. De desear hubiera sido que al hacerse estas renovaciones, se le hubiese dado á las nuevas obras aquel sabor de antigüedad que tiene el resto del espacioso edificio. La puerta principal de la casa conduce á un zaguán cuadrado y espacioso á su derecha se hallan los cuartos y oficinas de administración, y á la izquierda, con gran desahogo, las dependencias de la cocina, cuartos de baño y habitaciones de algunos criados; cruzando el zaguán se halla una hermosa galería cerrada de cristales por todos lados que dan á un patio cuadrado, que ocupa el centro de la casa hay en esta galería dos escaleras independientes para el piso principal, dando entrada á las piezas siguientes.

Primera una antesala, un salón y un gabinete es el salón espacioso, -con ventanas que dan al mar, ricamente amueblado y adornado con mucho gusto el gabinete tiene vistas al mar y salida á un jardín inglés hay en él un magnífico piano*’y los muebles y el cortinaje y otros objetos superan en capricho y belleza á los del salón. Segunda un cuarto con su mesa de billar , muy espacioso , con salidas también al jardín inglés y con comunicación al gabinete.

Tercera un bonito comedor con vistas al mar y á la montaña de Sta. Bárbara desde la mesa se descubre el Océano y se ven las lanchas que llegan casi al pie del edificio , conduciendo pescado. Ya hemos dicho que desde la primera galería ó sea la izquierda ó parte occidental, arrancan dos escaleras que dirigen al piso principal alli se encuentra también otra galería cerrada de cristales y se hallan entre otras las habitaciones siguientes.

Una elegante capilla con una hermosa imagen de Ntra.

Sra. de la Concepción , y muy buenos ornamentos y reliquias tiene sus vistas al mar y ha sido renovada completamente en agosto de 4849 contiguo á la capilla y con vistas también al mar y al jardín ingles, está el cuarto de la marquesa de Narros, que puede competir en gusto y sencillez con las mejores babitaciones de la mas linda casa de campo hállase á continuación el cuarto del marqués de Narros y allí se observa la regularidad y el orden que forma el carácter distintivo de nuestro buen amigo nada hace falta, de lo que puede considerarse necesario para la comodidad de un hombre que ha viajado y observado, y que lleva á su casa y realiza en ella el resultado de sus meditaciones. La galeria da entrada por la parte del Mediodía á las habitaciones que miran al parque los marqueses de Narros conservan aquellos cuartos del mismo modo que los recibieron de sus mayores y con los mismos cuadros que adornaban sus paredes les felicitamos sinceramente por esta resolución, porque prescindiendo de que esto demuestra un elevado sentimiento, á saber el respeto en esta parte principal de la casa á l o s cuartos predilectos de sus antepasados, aquellas espaciosas salas, aquellas elevadas puertas, aquellos grandes balcones, aquellas dilatadas chimeneas, aquellos pavimentos de admirable madera, producen un agradable efecto por su antigüedad, mayor todavía si se compara con la elegancia y el moderno gusto de las demás habitaciones. Hay ademas en este piso una buena librería, que prueba la ilustración de la familia de Corral, de los marqueses de Narres, admirándose escelentes obras antiguas y modernas varias veces hemos consultado algunos l.bros de esta preciosa biblioteca Eara la redacción de nuestro Diccionario contiguo á la lireria está el archivo de esta antigua casa conservado con mucho esmero existen por fin en este piso varios cuartos Cara dormitorios de tos parientes y amigos de esta aprecíailísima familia, que reúnen en el verano lo mas notable del país, por la nobleza, por el talento, por la riqueza. Tiene ademas este edificio en el piso bajo ó subterráneo y en otro aboardillado los graneros, las cuadras y demás dependencias de una antigua casa solariega, que cuenta rentas considerables en la v. y otros pueblos de la provincia La amabilidad y la dulzura de la marquesa de Narros y la afabilidad y cortesanía de su estimable esposo, hacen de esta casa en la estación del verano un punto de reunión del mayor atractivo, y mas de una vez al ver las mesas de tresillo, el juego de billar, la animación del canto y bullicio del baile con una crecida y selecta concurrencia no podíamos creer que estábamos en una pequeña población de poco nombre y de escasas pretensiones. Todo es admirable en casa del marqués de Narros se dá con un motivo cualquiera un banquete, y aquella mesa, y aquel servicio, y aquellos manjares, y aquellos vinos, hacen olvidar las mas esquisitas y costosas comidas de la corte. En casa de los marqueses de Narros, en suma, se conciba la franqueza del campo con las reglas de la mas esmerada civilización.

Parque. Indudablemente lo que mas embellece la casa palacio que acabamos de describir, es el famoso parque que se halla al frente de su fachada principal, formando uno de los lados del rectángulo que figura, con 233 pies de long. y 225 de lat. Está todo el parque cercado de tapia con unos 4 pies de altura y tiene una grande puerta frente á la principal de la casa y 4 mas pequeñas en los costados. La puerta principal que es un enverjado de madera de dos hojas da pasoá un espacioso camino muy bien conservado con dos hileras de hermosos árboles hasta la entrada de la casa.

Las puertas laterales que son bajas y de dos y una sola hoj a , sirven para facilitar las comunicaciones dedos caminos ó calles que se encuentran á der. é izquierda del parque. Ha y también diferentes paseos tortuosos que conducen á distintos parages en que se ven cómodos asientos rústicos, unos de madera, de céspedes otros, habiéndolos de piedra muy bien trabajados en las cercanias de la casa. Se ostentan en este parque árboles hermosísimos, antiguos , elevados y copudos ; entre ellos figuran los olmoo, las acacias inermes, las acacias albas, las hayas, los plátanos de Oriente, los fresnos, los tilos, los castaños de indias y otros varios. La vista de la casa, y del parque desde la puerta principal de este ó mas bien desde el frente de la torre de la iglesia de que hemos hahlado, es admirable; aquella variedad de árboles, frecuentemente movidos en sus ramas y en sus hojas por los vientos ; el verdor del suelo y de las paredes en su parte interior , la sombra en todas partes aun á las 12 del dia mas claro y despejado, la magestaddel edificio ; todo contribuye á hacer mas y mas delicioso este sitio, que admiran cuantos visitan esta v. En el mismo parque , y contiguo á las par edes de la casa , en toda la fachada del Mediodía, quedando únicamente libre el hueco déla puerta principal, hay r e s guardado por una verja de madera un jardín de uuos seis Eies de ancho con preciosas flores que hacen mas agrádate aun aquella localidad.

(Continua en el original)

ZARAGOZA (PROV. DE)

una de lastres en que se encuentra dividido en la actualidad el ant. reino de Aragón en lo civil y administrativo es de primera clase; en lo j u dicial depende de la audiencia terr. de Zaragoza; en lo militar corresponde á la ciudad g. denominada de Aragón, constituyendo también una de las comandancias generales que componen este distrito ; y finalmente en lo eclesiástico pertenece á las diócesis de Zaragoza , Huesca , Jaca, Lérida , Sigüenza y Tarazona.

SITUACIÓN Y CLIMA. La provincia de que nos ocupamos se halla entre los 41» 4′ 15″ 42» 47′ 20″ de lat. N., y 1° 30′ 12″ 3o 58′ 53″ de long. E. de Madrid. Su estension de N. á S. es de 22 1/2 leg. de ¡8 al grado, y de 25 de E. á O., formando una superficie de 440 leg. cuadradas, en cuyo espacio comprende 5 c , 97 v., 209 L., 28 ald. y 7 cotos redondos, cuyos pueblos forman 331 ayuntamiento; habiendo ademas porción considerable de casas de campo, cas. y desp. Para la adm.judicial está dividida en 12 partido (*), que son Ateca, Belchite, Borja, Calatayud, Caspe, Daroca, Ejea de los Caballeros, la Almunia, Pina , Sos, Tarazona y Zaragoza ; siendo las dist. que median entre estas población las que de ellas hay á la audiencia terr., ciudad g. y dióc, á las cap. de las provincia confinantes y á la corte, las que aparecen en la escala de distancias que incluimos al final de este articulo El viento que en ella reina con mas frecuencia es el NO.

llamado cierzo por los naturales; á este sigue el bochorno ó SE.; el fagueño ó S., y también alguna que otra vez el N. ó guara, procedente de la sierra de’este nombre. El primero y último siempre son fríos en invierno y frescos en el estio; el segundo y tercero casi nunca dejan de ser calorosos, haciendo por consiguiente muy desigual y aun desagradable en muchas épocas el clima atmosférico. Las enfermedades que mas comunmente padecen sus hab., suelen ser tercianas ó sean calenturas intermitentes.

TÉRMINO Y CONFINES. Habiendo visto ya en el artículo de Aragón (reino de) la estension y límites que tenia la a n tigua provincia de Zaragoza, y los partidos en que se hallaba dividida cuando en unión con las actuales de Huesca y Teruel, constituía por sí sola el citado reino, vamos á ocuparnosahora únicamente de las diversas modificaciones porque ha pasado en lo que va del presente siglo. Por el proyecto, pues, de división terr. déla Península en departamentos presentado, en virtud de la constitución dada en Bayona por el intruso rey ü. José Bonaparte, en el año de 1809, se designó á Zaragoza como cap. del departamento de su mismo nombre. Sus límites eran iguales ajos que después se le señalaron en la nueva división del terr. español en prefecturas con arreglo al decreto de 17 de abril de 1810, que como se ve, no hizo mas que cambiar sus denominaciones. La prefectura de Zaragoza, con subprefectos en la misma ciudad, en Calatayudy en Hijar, abrazaba una ostensión de 580 leg.

cuadradas de 20 al grado, confinando por el N. y NE. con las prefecturas de Pamplona y de Huesca, y cuyos límites eran el r. E6ro. Por el SE. y S. confinaba con las de Tarragona y Teruel, siendo sus límites el r. Guadalope desde su embocadura en el Ebro , subiendo hacia su nacimiento hasta el punto en que confluye con el Calanda ; seguia la dirección de este rio, que después toma el nombre de Exulbe, y pasaba al S. del lugar de la misma denominación; deede el nacimiento de dicho r. continuaba la línea de demarcación hacia el O., y se unia con el r. Martin, pasando antes al S. de Estercuel; desde alli iba en la dirección de este último r. hasta su origen en Cervcra; marchaba dejando á Cervera v Pancrudo dentro de la prefectura de Teruel; pasaba al NO. de Lidoa , Argente , Brea y Torre la Cárcel, que quedaban igualmente comprendidos en dicha prefectura; seguia por entre Pozohondon y Monterde, quedando los lugares de Alba, Pozohondon y Orihuela dentro de la pre- fectura de Zaragoza; pasaba por entre los nacimientos délos r. Molina y Guadalaviar, y concluía en Ntra. Sra. del Tremedal, que quedaba también dentro de los límites de esta última prefectura. Por el SO. confinaba con la prefectura de Guadalajara, determinando sus límites la línea de demarcación que partia de Ntra. Sra. del Tremedal; pasaba al SO.

de Checa , Traid , Otilia , Torrecuadrada y Molina de Aragón, quedando todos estos lugares comprendidos en la prefectura de Zaragoza; continuaba por el O. de Rulo y Torrubia, terminando entre este último pueblo y Tartanedo; los lugares de Taravilla, Megina, Pinilla, Terraza,Caslellote, Serna, Herreria y Pardos, quedaban dentro de la prefectura de Guadalajara. Por el O. y NO. confinaba con las prefecturas de Soria y Burgos, dirigiéndose la línea que demarcaba sus límites un poco al N. de Torrubia hacia este mismo punto cardinal; dejaba á Tartanedo,Hinojosa yMilmarcosal O. dentro déla prefectura de Soria, y al E. Fuentelsaz y Campillo en la de Zaragoza; desde allí iba á encontrar el r. Jalón cerca, y al E. de Ariza, cortaba e\Deza entre Cihuela y Embid, quedando el primer pueblo dentro de la misma prefectura de Soria, y el segundo en la de Zaragoza; pasaba por entre Ciria y Malanquilla al O. de Pomer y Purujosa; dejaba al E. la sierra de Moncayo , dirigíase por el E. de la Cueva , Aldehuela de Agreda, Vozmediano, Casas, Valverde y venta delPortazguillo , y encontrando después el punto en que se unen los r. Aña maza y Alhama, seguía desde allí el curso de este r. hasta su confluencia con el Ebro al O. de Alfaro.

En la división de España en provincias decretada en 30 de enero del año de 1822, pero que cayó en desuso con motivo de los acontecimientos políticos del de 1323, volviendo por consiguiente las cosas á su antiguo estado, se dieron á la provincia de Zaragoza los siguientes limites. Por el N. y NE, confinaba con la provincia de Huesca; por el E. con las de Lérida y Tarragona; por el S. y SO. con las de Castellón, Teruel y Calatayud, y por el O. con las de Soria, Logroño y Pamplona. Su límite N. y NE. principiaba entre Lorves y Fago al S. de Roncal; y venia por el O. de Berdum á cortar el r. Aragón; pasabaalE.deBaguesábuscarelnacimientodel Onsella, y de aqui seguia por Biel y Fuencalderas, y por entre Sta. Olaria y sierra de los Blacos á encontrar elr. Gallego en su confluencia con e’i Dodiello; iba por el Gallego basta que se une con el Seton, desde donde venia en dirección al SE. atravesando los llanosde Violada á buscar el estremo N. de la sierra de Alcubierre, la que continuaba hasta la confluencia del Alcanadre con el Cinca. De aqui seguía en dirección del E. á encontrare! límite antiguo deCataluña al E. de Zaidin; por el E. el antiguo límite también de Cataluña con Aragón hasta el mojón qué dividía á Cataluña, Ai agón y Valencia; por el SE. el limite actual de Aragón con Valencia desde dicho mojón hasta cerca de Zorita. Desde este punto se dirigiael límite S. por Ntra. Sra. do la Carrasca, la de Monte Santo, y por los montes que dan origen al r. Calando; atravesaba el r. Martin en dirección al NO. cerca de Torre las Arcas; pasaba por encima de la Hoz de la Vieja , Anadón, Rudilla y Fuenfria, á buscar la divisoria de aguas al N. de Ntra. Sra. de Pelarda; seguia por entre Piedrahita y Bea, Lagueruela y Badenas, y por el O. de. Lanzuela y Fuenbuena, á atravesar el r. Guebar entre Villareal y Cerveruela, desde donde en dirección casi al N. iba á encontrar el puerto de San Martin. Desde aqui continuaba por el O. de Aguaron entre Almonacid de la Sierra y Cosuenda, por el E de Alpartil y la Almunia á cortar el r. Jalón en su confluencia con el Crio; dirigíase por el S. de Riela á tomar los montes que vierten al r. Hijuela, los que no abandonaba hasta el Moncago. El límite O., que era el antiguo con Soria hasta el Quedes, empezaba en la sierra de Moncayo entre Monteagudo y Novallas, desde donde seguia por elO. deTulcbras, Ürzanté, Fontillas y el Rocal á cruzar el Ebro; y continuando por este r. hasta» cerca de Novillas, tomaba ei limite occidental antiguo de Aragón con Navarra hasta las inmediaciones de Fago, que fue el punto de partida.

Finalmente, según la última división terr. establecida por real decreto de 30 de noviembre de 1833, que es la que hoy rige, con muy ligeras variaciones en algunas provincia, confina la de Zaragoza por el N. con Navarra; por el E. con la provincia

de Huesca por el S. con la de Teruel, y por el O. con las de Soria, Logroño y Navarra. El lím. S. empieza en la márg.

izquierda del Ebro, al E. de Alborge , atravesando dicho r.; sigue 513 la linea divisoria de la provincia de Teruel, descrita ya en su respectivo a r t . , hasta encontrar el lím. de Aragón en el territorio de Molina al S. de Pozucl. El lim. O. lo fórmala linea divisoria de Aragón con las provincia de Guadalajara, Soria y Navarra , hasta las inmediaciones del valle del Roncal.

El lím. N. es el del valle del Roncal, perteneciente á Navarra.

El lím. E. principia en la ant. linea divisoria de Aragón y Navarra entre Burgui y Fago, siguiendo por entre Asso Í Berdum , E. de Bagues , Longas , Biel y Fuencalderas , á uscar el r. Gallego por elN. deMurillo; continua el curso de este r. hasta mas arriba de Zuera, y apartándose de I aqui se dirige por el NE. de San Mateo , Leciñena y Ntra.

Sra. de Magallon, S. de Alcubierre y O. de Ntra. Sra. de las Fuentes á atravesar el camino real de Zaragoza á Barcelona , entre Bujaraloz y la venta de Sta. Lucia , terminando por último en la orilla izquierda del Ebro, mas abajo de Alborge.

TERRITORIO. Aunque la provincia de Zaragoza es la menos montañosa de las tres de que se componía el antiguo reino de Aragón, no por eso dejan de elevarse y cruzar por ella algunos montes ó sierras, de cuya descripción vamos á ocuparnos con el posible detenimiento. El principal pues, es el monte liamadoel Moncayo, situado al O. de la provincia en sus confines con las de Soria y Navarra, en cuya cima se conserva la nieve de 8 a 10 meses, v eu algunas ondulaciones se halla constantemente está compuesto de puro cuarzo, raso y pelado en su capote, pero vestido en la falda de gayuba, brezo, espinos, hayas, colutea, sorbus doméstica, spartineum purgaos. robus idaeus ó chordones y otros arbustos , entre los cuales se ven también muchas yerbas medicinales, Ínulas, orchi, potentilas, solidago, doronico, onopordum y otras, descollando entre ellas la salvia , esquisita en sii género , y la nunca bien ponderada manzanilla, buscada con gran cuidado por farmacéuticos naturales y eslranjeros. Tiene sobre 2 leg. de elevación y mas de 3 de largo , albergándose en su espesura algunos animales dañinos existen en él minas de lápiz , de piedra de afilar y de varios metales, que todavía se hallan sin esplotar, á escepcion de la mina llamada Val de la Plata, en el término de Calcena, que benefician diferentes empresas desde el año ‘ de 1826 Ramifican desde Añon hasta Tierga , y enlazando el término del primero con el de Purujosa, forma garganta, presentando fácil acceso por dicho monte, y paso á la provincia

de Soria por el collado de las Estacas, aunque bastante peligroso eu atención á la espesura y sinuosidad que le precede.

La sierra de Vicor ó de Morata del Conde, es el primer ramal de montañas, que destacando del Moncayo, se encamina de NO á SE, y una de las canteras metalíferas que señala por muchos puntos aquel enorme promontorio; desprendiéndose de ella alguna que otra, que participa de la misma naturaleza; pero suficientes á llenar de desigualdades el terreno de los partido de Tarazona , Rorja , Calatayud, la Almunia y alguna parte del de Daroca, donde desaparece ó se confunde con la sierra de Gudar. Aventurado será fijar con exactitud su mayor altura , pero desde su base frente de Belmonte, que es en donde presenta mas elevación, hasta la cúspide denominada del Bayo, al O. de Viver de Vicor, se gradúa aproximadamente 1 1/5-leg. Facilitan el paso de esta montaña varios puertos, siendo los mas notables el de Cavero ó de Calatayud, el del Frasno y el déla Condesa, que se hallan á la der del r. Jalón, en la carretera real que conduce de Madrid á Zaragoza, cercándolos grandes sinuosidades y derrumbaderos, aunque defendidos con las obras de construcción de la espresada carretera. En casi todos los pueblos- á que pertenece alguna parte de esta sierra, se registran canteras de rocas primitivas graníticas, guarlilas, espáticas , gueisicas , anfibólicas , micáceas, pizarras y esquistas en algunos puntos se han observado también lavas volcánicas y muchas cristalizaciones Ígneas; se encuentian asi mismo muchos parajes donde se conoce que en lo antiguo se beneficiaban minas; mas habiéndose reconocido en la actualidad algunos de estos sitios , se han abandonado, como también otros nuevos, sin duda alguna por falta de conocimientos mineralógicos, por la escasez do combustible ó por falta de capitales. Asi es que solo se halla en lo? términos de Sta. Cruz de Toved una mina de galena argentífera, beneficiada aun después de la espulsion de los árabes , sin embargo de que abundan los minerales de hierro y los terreno* de azufre. La sierra de que hablamos no permite en su grande elevación vejetar otras plantas que algunas pertenecientes á la temperatura frígida , como el antojanto, tejo, redodendron , tomillo rastrero y otras pero su descenso se encuentra por lo general poblado de chaparros y rebollos, útiles solo para el carboneo , con muy pocas escepciones, de espinos, enebros, retamas, romeros, aliagas, tomillos , palvia, espliego y agedrea, asi como de diferentes yerbas medicinales , y abundantísimas de pasto.

La sierra de La Muela destaca igualmente del Moncayo, perdiéndose en las llanuras de Zaragoza , y aunque no de tanta estension como la anterior, participa de la misma naturaleza; abundando en ella las ricas yerbas de pasto , y en ambas las principales cauteras de la provincia; de modo que en la línea que forma el r. Jalón desde la v. de Epila hasta el puerto de Frasno, se encuentra el almendrón, piedra compuesta de guijarros, do tal manera unidos , que la hacen sumamente dura y muy útil para obras hidráulicas, empleándose también para piedras de molinos harineros. En la misma línea se halla la piedra conocida con el nombre de mármol de Calatorao, que es de grano homogéneo y color negro, la cual se emplea generalmente en obras civiles y sepulcrales.

También se encuentra otra piedra, grano de arena y muy compacta, casi igual á la que produce el monte de Moñjuich en Barcelona, que merece mucha aceptación pira los cilindros y ruejos de molinos de aceite , asi como la piedra llamada campanil ó de cal en tamaño de sillares para diferentes usos de los edificios.

Las sierras de Gudar y de Muñera, que tienen su origen en la provincia de Teruel, se introducen en la de Zaragoza por la porte del S., viniendo á confundirse con la de Vicor ó Morata del Conde, después de haber llenado de desigualdades el partido de Daroca. Forman los puertos de San Martin ó de Cariñena, que se encuentran en la carretera que conduce desde Zaragoza á Valencia , cuya penosa subida necesita sobre hora y media, y otro tanto la bajada, y los de Used, Codos y Aguaron, penosos también en sus subidas por carecer absolutamente de obras de construcción. En todas estas sierras, asi como en las demás cordillera que se las desprenden, antes pobladas de carrascales y pinares, apenas se encuentra en el dia leña útil solo para el carboneo; pero en cambio abundan en ellas escelentes yerban de pasto.

Generalmente se las cree muy ricas de minas, siendo sin embargo , muy pocas las que se esplotau con buen éxito, si se esceptúa la denominada de San Vicente, sita en los términos de Fombuena , que consiste en plomo de galena , y es propia de una sociedad establecida en Zaragoza. Las vetas y aun agrupamientos de piedras calizas es lo mas fre cuente en ellas, encontrándose por lo tanto muchas canteras de cal y yeso; también existen minas de alabastro y aun de azabache, siendo de lo mas superior que se conoce el que se encuentra á las inmediaciones de Daroca.

Por el N. de la provincia se introduce igualmente otra sierra llamada de Sto. Domingo , la cual se desprende de los Pirineos por los valles de Hecho y Ansó, v después de cruzar los partido jlid. de Sos y Ejea dé los Caballeros, se divide en este en dos ramales, dirigiéndose el uno por Biel hasta llegar á Marracos, donde muere, y el otro por Luesia hasta desaparecer en Añesa , formando desde este punto una continuación de cerros de muy poca elevación. Comunmente son de piedra caliza y algunos areniscos, y todos abundan en yerbas de pasto y bosques de pinos. También se les cree no escasos en minerales , pero en la actualidad no so beneficia mas que una mina de cobre en el término de Biel. En la misma dirección del N. de la provincia y jurisd. de Salvatierra, se eleva la sierra de Belbun , que campea sobre todas las de sus inmediaciones; se encuentra vestida de havas, pinos , encinas, robles y otros diferentes árboles y arbustos; abrigando en su espesura osos, jabalíes, lobos y algunos otros animales dañinos.

Al N. de Tausto principia otra serie de cerros de poca altura , que se dirige de NO. á SE., formando una cadena hasta llegar á confundirse en el término de Zuera con otra que tiene origen en el desp. de Sora , jurisd. de Ejea, y que siguiendo casi paralelamente á la anterior, concluye al O. de aquella v. Participan ambas de la misma naturaleza de terreno que las anteriores, si bien esta última se halla bastante cubierta de pinos de construcción y para carboneo, abundando en yerbas de pasto para ganado lanar y vacuno. Por el SO. de la provincia se introduce la sierra de Molina, que tiene su origen en la de Guadalajara, estendiéndose en diferentes direcciones, y llenando de desigualdades el partido

de Ateca, donde se enlaza con otras que no merecen particular mención. No se halla muy poblada de árboles ni arbustos , pero en cambio abunda en canteras de preciosos jaspes y mármoles, en piedras para cal y yeso, y en deh.

de escelentes yerbas de pasto, asi como en plantas aromáticas y medicinales.

Al SE. de la misma provincia se alzan las montañas de Mocatero, Vizcuerno y Sierra de Mequinenza, formando una mediana cadena de poca elevación. Están pobladas de sabinas, enebros , lentiscos, romeros y aliagas, y la de Mequinenza de olivos silvestres. También son ricas én yerbas de pasto para ganado lanar y cabrio , y en infinidad de flores que fomentan un número considerable de colmenas conteniendo ademas muchas canteras de arena y piedra para yeso.

La sierra de Alcubierre principia en el estremo oriental de los llanos de Peñaflor al E. de Zaragoza, y se prolonga en la misma dirección hasta introducirse en la provincia de Huesca, la atraviesa el camino que va de Zaragoza áBarbaslro, cruzando la población de su nombre. Es de poca altura, y no existen en ella canteras ui minas de ninguna clase; pero en algunos parages no escasean las ricas yerbas de pasto. Finalmente, otras cordillerasde cerros cruzan y nacen en la provincia

de Zaragoza de menos consideración y que por lo mismo no merecen nos detengamos en su descripción , si se esceptúa el monte del Castellar que forma la margen izquierda del Ebro desde frente á Gallur hasta Juslibol, y de cuyas célebres minas de sal nos ocuparemos en el tratado de ind. minera.

CALIDAD DEL TERRENO. Fuera de la parte montañosa de que hemos hablado, lo demás de esta provincia es en general bastante llano, y sus tierras muy susceptibles de producir prodigiosamente , escepluando las que no pueden recibir el beneficio del riego; pues como el clima es bastante seco, desde que se ha mirado con tanta indiferencia el descuage y tala de los montes , en algunos años escasean las lluvias , y por consecuencia precisa se pierden las cosechas. Desgraciadamente , de los 346 pueblos de que se compone la provincia, solo 190 son los que disfrutan de aquel beneficio , sin embargo de que la bañan multitud de considerables rios y arroyos; consistiendo esto sin duda en la montuosidad del terreno por donde pasan , en su rapidez, profundidad de cauce , y poca ind. ó falta de fondos para utilizar sus aguas por medio de presas ó azudes. No obstante , todas las márgenes de los rios que pueden recibir este beneficio desplegan la mas activa y lozana vegetación las riberas del Ebro y del Jalón , son de las mas ricas que se conocen ; las huertas y valles de la Almunia , Borja , Ateca , Calatayud, Daroca y Tarazoua , llaman la atención por su fertilidad , hermosura y variado de sus producciones. Otras semejantes.se encuentran en diferentes puntos , pero ninguna de ellas puede compararse con las fértiles campiñas que rodean la cap.

la abundancia de riego que rinden á su escelente suelo tres rios y un canal le hacen producir á competencia frutos de todas especies y toda clase de granos, pagando con usura el trabajo y diligencia del agricultor. No es tampoco menos productiva la llanura de Caspe que por la benignidad de su clima , se ve cubierta en todas las estaciones del año de las mas sabrosas hortalizas y legumbres; al paso que sus pingües olivares, diversidad de árboles frutales y plantaciones cíe moreras , la ponen en el caso de ser la mas abundante y rica entro las de Plasencia , Fuentes de Ebro y Alfamen, que son las mas notables que existen en la provincia

Ríos Y AKROYOS. El caudaloso Ebro es el r. de mas consideración que baña esta provincia , y en el que pierden su nombre todos los demás que la fertilizan por discurrir la línea mas baja de su territorio. Tiene su origen en el término de Foutibre al pie E. de una sierra, una leg. al O. de Beinosa, provincia de Santander, y entra en ¡a de Zaragoza por los confines de Navarra, término de Cortes. El primer pueblo que fertiliza con sus aguas es el de Novillas partido judicial de Borja, donde se le une , pasando por debajo del canal Imperial, el r. Huecha , que se forma de diferentes manantiales que descienden del Moncayo á las inmediaciones de Añon , después de dar movimiento aun molino harinero y proporcionar riego á los pueblos de Alcalá de Moncayo, Ambel, Ribas, Ainzon, fiureta , Alberite, Bisimbre y Mallen que deja á su derecha, y al monasterio de Ntra. Sra. de Verueld , Bulbuente, Malejan , Rorja, Albeta , Magallon, Agón y Frescano que quedan á su izquierda Continua su curso de NO. á SE.

pasando por las inmediaciones de Gallur, que se encuentra á su margen der., confluyendo á su frente por la izquierda el r. Riquel ó del Rayo , que reúne las aguas de las Arbas dcLuesia y de Biel , y el r. Ores del que se hablará mas adelante.

Aumentado su caudal con el tributo que estos le rinden, sigúela misma dirección dejandoá su izquierda los lugaresde Pradilía, Bemolinos, Castillo de Pola, el Castellar y casas de las Salinas, v á su derecha los de Boquiñeni, Luceni, Alcalá de Ebro, Cabanas , Alagon y Torres de Berrellen , en cuyo término y una hora antes de llegar á él pierde su nombre el r. Jalón después de haber pasado por sus admirables obras construidas debajo del canal Imperial. Sirviéndole de margen izquierda el monte del Castellar a donde se encuentran muy inmediatos los pueblos de Alfocea y Juslibol y dejando á su der. los de La Joyosa , Sobradiel, Utebo, Monzalbarba y Ntra. Sra. de la Sagrada , atraviesa los muros N. de Zaragoza á cuyo frente y próximo á la puerta denominada del Ángel se halla un magnifico puente de piedra , aunque bastante deteriorado , que da paso al arrabal de Altabas y á la carretera que conduce á Barcelona. A muy pocadist. del anterior se ven todavía los cimientos de otro puente de tablas que también lo cruzaba antes de la guerra déla Independencia, y algo mas abajo se le une por la der. el r. Haerva , é inmediatamente por su izquierda el Gallego. Sigue su curso en la misma dirección, dejando á la der. ía cartuja de la Concepción, el lugar del Burgo, el santuario de Ntra. Sra.

de Zaragoza laYieja y la villa de Fuentes, juntoá la cual se le incorpora el r. Roden ó Ginel, que tiene su nacimiento en un llano media hora al S. de Mediana, después de dar riego á su hermosa huerta y á parte del terreno de la citada villa; y á su izquierda Pastriz, Nuez, Villafranca de Ebro, Osera , Aguijar y Pina. Continua hacia el mismo punto, y llegando á la villa de Quinto que se halla á su margen der., se encuentra uno de los grandes precipicios ó barrancos que tiene este r. , y que á veces pone en peligro la vida de los pobres navegantes.

Entra luego en los términos de Gelsa y Velilla de Ebro que deja á la izquierda, y al N. de La Zaida que se encuentra á su margen der. se le une el r. Aguas ó Amonada, que tiene origen en la sierra de Pilarda, pror. de Teruel, y se interna en la de Zaragoza por el término de Monevaque está á su izquierda, después de haber aumentado su caudal por el mismo lado con algunos arroyos de poca consideración, y haber fertilizado los término de Samper del Salz , ó sea Samperico, Almonacid de la Cuba , Belchite, donde le cruza un hermoso puente de piedra, Romana y la Zaida; y por la der. Lagata , l.etux , Binaceite y Azaila. Poco mas abajo forma una pequeña curvatura hacia el E., bañando por su izquierda, por medio de presas y norias, los pueblos de Alforque , Alborge y Ntra. Sra. de Rueda; y por la der. los de Cinco Olivas, Sástago y Escatron , en cuyas inmediaciones desagua el r. Martin, que tiene su nacimiento en una hondonada entre horribles peñascos en el pueblo de Segura, provincia de Teruel, y se introduce en la que nos ocupa por el término de aquella villa, fertilizando sus tierras. Desde este punto principia á serpentear describiendo varias curvas hasta que llega á Mequinenza, donde los estribos del bajo Pirineo , que terminan en su márg. izquierda , le hacen cambiar de dirección.

En este espacio de terreno deja á la der. la venta y villa de Chiprana y la de Caspe, en donde pierde su nombre el r. (hiadalope, que entra en esta provincia por el término de aquella población, y tiene su origen en lo mas alto de una sierra cerca de Villarroya de ¡os Pinares provincia de Teruel; y por su izquierda quedan laVenta de la Magdalena y dicha villa y fuerte de Mequinenza , último pueblo de la provincia de Zaragoza.

Sin embargo de ser este rio tan caudaloso , es vadeable por algunos puntos que estiende su cauce, y muy particularmente en la estación de verano frente al pueblo de Utebo, á media hora poco mas ó menos antes de llegar á Zaragoza, y frente al edificio de la Inquisición, que en el dia sirve de cárcel de la misma ciudad. Tiene barca de paso en Novillas, puente de. barcas en Gallur, y barcas también de paso en Remolinos , Cabanas, Alagon, Torres de Berrellen, Utebo, Zar agoza , Pina , Gelsa, Velilla, Cinco Olivas,Sástago , Escatron y Caspe.

ZAMACOLA

casa solar de Vizcaya, partido judicial de Durango, anteiglesia de Dima (V.), barrió de Rargondia. En su terr. se halla la famosa cueva de Balsola (parage oscuro), abierta en peña viva, cuya embocadura tendrá unas 30 varas de alto, y lo mismo de ancho. Está sít. al S. cerrando la eminencia de un valle profundo, poblado de castaños, por el cual corre un arroyo que sale de la cueva. La entrada de esta se parece á un pórtico espacioso, donde caben actualmente 2,000 hombres, y si se desembarazara de algunos pedruscos que se han desprendido, seria capaz de doble gente. Tiene varias ramificaciones en dirección diferente; sin que se haya podido reconocer mas que una. por haber entre loshab.’la tradición de que nadie ha podido penetrar hasta el fin de estas cavernas, por temor de ciertos ruidos y gritos violentos que se oyeron desde cierta dist.

á donde han llegado los curiosos observadores sobre esto se cuentan cosas terribles y estravagantes, efecto sin duda del gran miedo de que se hallarou poseídos, los pocos que han penetrado en esta ramificación peligrosa. En el dia se encuentra tapiada en el pórtico su entrada, para evitar que se pierdan los ganados que allí se recogen, y de los cualedebieron ser los huesos que se han visto dentro. La ramificación de la derecha que dirige al E. es la única que está reconocida tiene su salida á 1/4 de hora escaso de la entrada , sobre la misma montaña antes de su salida se ven muchos grajos y cuervos que aturden á los curiosos con desaforados graznidos; y una cantidad inmensa de murciélagos colgados como racimos desde la bóveda y suspendidos unos de otros nace también alli un arroyo de agua muy cristalina, que perdiéndose inmediatamente debajo de las peñas, sale al foso de la entrada de la cueva, donde se recogen los ganados en verano huyendo del calor y las moscas , cuyas picaduras son crueles én estas montañas.

En el mismo terr., á un tiro de bala escaso de la embocadura de la cueva, hay un arco natural de peña viva y de una sola pieza, que atraviesa el monte de un lado á otro, á manera de arco iris, al cual llaman los naturales Jentilzubi (arco de los gentiles). Su hueco ó semicírculo que form a, es como la embocadura de la cueva de 30 varas de altura con otras tantas de estension; está liso por bajo, pero tan escabroso por encima, que apenas pasan las cabras y algún muchacho muy atrevido todo está cubierto de arbustos que hermosean la superficie de modo que á cierta distancia parece un suntuoso arco triunfal, coronado de ramos de olivo y laurel. Cuéntase que á poco trecho del suelo por la parte interior tenia en otro tiempo una especie de cátedra ó pulpito á cada lado, viéndose también la escalera por donde se había de subir. ¿Quién construyó este suntuoso arco? ¿Quién abrió la famosa cueva de Balsola que sobrepuja por su inmensidad á cuantas existen de que tengamos noticias, y que es inespugnable auna la táctica guerrera de nuestros días? No consta, ni será fácil su averiguación.

ZALIMA (SAN MAMES DE)

L. agregado al ayuntamiento de Salinas en la provincia de Palencia (16 leg.), partido judicial de Cervera de Rio Pisuerga (2), audiencia terr. „… „ƒ g. de Valladolid ( 2 4 ) y diociudad de Burgos ( 1 4 ) SIT. en la pendiente de una cuesta que le domina por N . , E. y O. su CLIMA es frio y humedo y con bastante propension a calenturas intermitentes. Consta de 6 CASAS de mala construccion y sus aguas aunque abundantes son todas salobres, la iglesia parr. bajo la advocacion de San Miguel es de entrada. El TERM. confina por N. con Salinas; E. Renedo de Zalima; S. Rarrio de Sta. Maria, y por O. otra vez Salinas su TERRENO es de mediana calidad y una pequena parte esta poblada de mata baja de carrasca los CAMINOS son locales y malos la CORRESPONDENCIA se r e cibe de Aguilar. PROD. trigo, cebada , centeno, legumbres y lino ; se cria ganado lanar y en mayor cantidad proporcionalmente el vacuno; caza «de liebres, perdices y otras aves, alguna pesca en el r. Pisneryaque pasa a corta distancia, PORL.  5 veciudad, 26 almas CAP. PROD. ; 8,490 reales „Y„Q.

449.

ZAFRA

partido judicial de ascenso en la provincia de fladajoz, audiencia terr. de Cáceres, ciudad g. oe Estremadura se compone de 10 v. con otros tantos ayuntamiento Las distancias de los pueblos del partido entre s í , y de estos á la cap. de provincia, aud.

terr., dióc, ciudad g. y corte , asi corno los datos de población, riqueza, contribución y demás pormenores estadísticos, aparecen en los estados que ponemos al final de este artícnlo.

S I T . al S. de la provincia, disfruta de C L I M A saludable, porque vatido de todos los aires, sin que ninguno pueda llamarse dominante, se respira una atmósfera pura y despejada, á que se agrega la abundancia y escelente calidad de sus aguas y alimentos. Confina al N. con el partido judicial de Almendralejo ; E. el de Llerena ; S. Fregenal de la Sierra; O. Jerez de los Caballeros su estension que figura una elipse irregular prolongándose de E. á O., un poco inclinado al ONO. tiene en esta misma dirección 6 leg.; y 3 de N. á S. T E R R I T O R I O es el de este partido quebrado en lo general y sus cerros mas ó menos elevados que parecen ramas desprendidas de Sierra-Morena, llevan la misma dirección.

Están en líneas paralelas el de San Jorge, término de Fuente del Maestre; San Cristóbal y Castellar en los de Zafra y los Santos; Ranal y la Maya en la Alconera, y estos, que por su estension y elevación son los mas notables , nacen en sus respectivos término, esceptuando el del Ranal, que principia en el de la Atalaya al S. de la Alconera , y encadenándose con otros que en la misma dirección atraviesan los término de Feria y la Parra, se enlazan con los de la morera hast a anudarse con los del tórm. de Nogales, primer pueblo del partido judicial de Almendralejo se halla con abundancia la roca calcárea, el mármol blanco y de colores variados , la toba, piedra bastante esponjosa para el uso de molinos harineros, y el yeso y sulfato calizo t diferentes criaderos de hierro, cobre, plomo argentífero y uno de carbón de piedra , único descubierto y denunciado en el término de los Santos. Sus montes abundan en encinas y algún alcornoque; crian también con profusión jaras, coscojas, charneca y otras matas de menor altura y de diferentes géneros; finos pastos y multitud de yerbas medicinales. Dedicados los nab. de este partido con preferencia á la agricultura, han poblado una gran parte del terr. de olivos, viñedo y otros árboles frutales , y apenas existe un palmo de tierra que la mano del laborioso labrador no haya roto con el arado ó la reja ; pero siendo el terreno de mediana calidad, se ven obligados á emplear para su cultivo cuantos abonos son posibles, consiguiendo recojer un moderado premio de su trabajo, de su inteligencia y del capital invertido ; y asi es que obtienen con abundancia caldos, esquisitas frutas y toda clase de cereales.

Ríos. Las charcas de Zafra y Feria, cuyos grandes depósitos se hacen durante el invierno, se abren en el mes de junio y sus vertientes dan impulso á muchos molinos harineros que surten á los pueblos del partido; con las aguas s o brantes se forman las riberas de Zafra y Feria, afluentes como todas las del partido al Guadajira, r. que le cruza de S. á N. hasta el Guadiana; los arroyos de Robledillo, Salvatierra, Valdenovilla, Silos, Gordillo y Chorrera son de noca consideración ; !a ribera Larga que viene de Fuente de Cantos, entra en el Ardila.

CAMINOS. La carretera de Radajoz á Sevilla , pasa por este partido de E. á O. por los término de Feria, Fuente del Maestre , Zafra, los Santos y Puebla de Sancho Pérez, hasta llegar al término de Calzadilla, primer pueblo del de Fuente de Cantos en el pueblo de los Santos se le une la ant. carretera desde Augusta Emérita á Itálica, de la cual apenas se conserva vestijio, siendo hoy el estropeado camino de Mérida á Sevilla los vecinales y locales se han mejorado y se conservan bien hasta poder usar carruages, escepto en el pueblo y término de Feria, cuya situado y quebrado del terreno no permite semejautes beneficios cruzan por último por los pueblos de los Santos, Zafra, Puebla de Sancho Pérez, Medina de las Torres y Alconera, los dos caminos de herradura que del N. de la provincia se dirigen á Huelva y á Portugal , cuyas comunicaciones se interrumpen en el invierno, especialmente con Huelva por los frecuentes r. y arroyos que se forman en Sierra-Morena perjuicio notable para la agricultura y que reclama un pronto remedio.

PRODUCCIONES. Indicado ya que se obtienen con abundancia caldos y cereales, resta decir que se esportan aceites para Radajoz y Castilla ; trigos, acaso los mas finos de la provincia, cebada y garbanzos á Sevilla , Huelva y Portugal-, el término medio de los precios es 30 reales la a. de aceite; 8 la de vino; 25 la fan. de trigo, 18 la de centeno; 15 la de c e bada ; 8 la de avena; 40″la de garbanzos, y 16 la de habas la mayor part de las carnes que se consumen se traen de fuera, costando la libra de vaca, carnero y macho á 8 cuartos ; la de cabra y obeja á 6 ; la a. de cerdo carnoso en pie desde 24 á 30 reales

INDUSTRIA Y COMERCIO. Hay fáb. de curtidos, molinos de aceite , telares de lienzos y otros artefactos ; se trafica en los géneros y frutos del pais, siendo los mas notables los establecimientos de Zafra y Fuente del Maestre , de los cuales se surten los mercaderes que viven en los demás pueblos hay ferias en Zafra y la Parra , á las que concurren toda clase de ganados, escepto el de cerda que solo se presenta en la de San Miguel de Zafra los jornales en los trabajos mecánicos son cíe 4 á 12 reales; en las labores del campo de 3 á 5 , y en la siega y recolección hasta 10 reales y mas.

INSTRUCCIÓN PÚBLICA. Hay en el partido 7 escuelas públicas elementales de niños; 9 particulares; II particulares de niñas-, asisten á las primeras 597 alumnos; á las segundas 305; á las de niñas 327 de los maestros hay 11 con título; los 7 anteriores á la ley de 21 de julio, los otros posteriores; otros 5 sin título y 4 pasantes 3 maestras con título y 8 sin é l las dotaciones de las escuelas ascienden á 16,550 reales de los fondos públicos.

ESTADÍSTICA CRIMINAL. LOS acusados en este partido judicial

en el año de 1843 , fueron 98 , de los que resultaron absueltos de la instancia 11, libremente 6 , penados presente 75, contumaces 6, reincidentes en el mismo delito 8, en otro diferente 7 de los procesados 18 contaban de 10 á 20 años de edad , 55 de 20 a 40 y 19 de 40 en adelante ; eran hombres 87 , mujeres 11 ; solteros 52 , casados 40 ; sabian leer y escribir 2 2 , no sabian 70; ejercían ciencias ó artes liberales 2 y 90 artes mecánicas; de 6 acusados se ignoraba la edad , el estado , la instrucción y el ejercicio.

En el mismo período se cometieron 77 delitos de homicidio y heridas con una arma de fuego de uso líc’to , una de ilícito, 1 4 armas blancas permitidas , 3 prohibidas y 9 instrumentos contundentes.

YECLA

partido judicial de entrada en la provincia de Murcia. S compone de la v. que lleva su nombre y la de Jumilla , que en lo eclesiástico pertenecen á la dióc de Gartagena, en lo judicial á la audiencia terr. de Albacete y en lo militar á la ciudad g. de Valencia. La distancia entre los dos pueblos que componen el partido etciudad, y los datos de población, riq., contr. y demás pormenores estadísticos, aparecen en los estados siguientes (Ver en el original)

SIT., CLIMA Y VIENTOS. Sit. en el lim. N. de la provincia lindando con la de Alicante y Albacete ; el clima es benigno y goza de un temperamento frió , pero muy sano , debiendo advertir que Jumilla y su término está bajo la influencia de un temple particular, pues no es tan cálido como Fortuna y Cieza , ni tan frió como Yecla, ni tan destemplado como los demás pueblos que cercan al partido por E., N. y 0 . Los vientos que generalmente reinan son, en primavera y otoño los del Ó., muy fuertes pero muy sanos en el invierno el 0 .

bastante frío , y de E. con el que generalmente llueve ; en el estio reina el SE. muy caloroso, y que según la constante esperiencia limpia la atmósfera y desvanece las lluvias ó tempestades. El estado atmosférico en general es seco y en el estio muy propenso á piedra.

C O N F I N E S Ó L Í M I T E S . L O S tiene este partido por el N. con los term. de Caudete y Almaosa, partido judicial de este nombre en la provincia de Alicante; por el E. con los del Pinoso, Salinas y Villena , partido de este nombre y la anterior provincia ; por el S. con los de Abanilla , Fortuna , Abaran y Cieza , partido de este nombre, y por el 0 . con los de Montealegre, Chinchilla y Hellin provincia de Albacete. La estension de Ñ. á S., es decir, del término de Almansa al de Abanilla es de unas 9 leg. y de E. á 0 . varia, siendo la mayor dist. unas 8 leguas.

M O N T E S Y S U S A C C I D E N T E S . Las principales montañas de este partido, tienen su entrada en el término de Yecla por la parte oriental; la sierra de Salinas se introduce en el término

de Villena , en donde se enlaza con otras. A poca distancia en dirección de Yecla está el monte del Serratejo, declives como la anterior y el Serral que forman dilatadas cordilleras, el primero con los montes que se dirigen por la der. de la garganta del camino para Villena, y enlazándose con otras van á concluir en este partido El Serral gira hacia el S. y uniéndose con las lomas llamadas las diferencias, va á terminar cerca de la sierra del Carche en las Pasas, proximidad del lim. divisorio del término de Jumilla. Los altos de Caudete están inclinados al N. y entran en el término de Yecla formando cordillera trasversales con declives al S. y al N., y van á espirar por e! 0 . en la sierra del Cuchillo, enlazándose por el E. con el cerro del Fato, cerca de la jurisd. de Villena. Por el N. del nart. están situado los montes ó lomas de Tobarrillas que se enlazan con otros que pasan á Almansa, teniendo sus declives al S. y al N. Por el N0. las lomas de Moratilla van hacia Montealegre ; por el SE. la sierra del Buey toma la dirección de Jumilla con declives al S., N y E. Al SE. la sierra del Carche entra , procedente de Jumilla, en dirección del término de Yecla , teniendo sus declives al N. y OE. En Jumilla , si nos colocamos en la cúspide del monte del Castillo, que resguarda la población en el lado N., veremos dos cordillera de montañas que se prolongan de E. á O., y aunque entre ellas media cerca de una leg. de distancia, como que de ambas se desprenden diversas ramificaciones de lomas , queda ocupado aquel espacio intermedio , hasta el punto donde se asienta aquella población, por montes y estrechas cañadas. Vuelta la vista al Occidente se descubre una llanura en figura de un cono truncado, cuya base es cortada por una curva que forman de E. á O los montes intermedios llamados del Buey, los Hermanillos, montes del Oro y del Castillo. A la parte E. de la sierra de Sta. Ana, declive al N . , se ve descollar considerablemente la sierra del Carche que es otro ramal desprendido de aquella montaña; esta sierra tiene unas hendiduras que la cortan desde su cima al centro , dejando penosas subidas poblabas de mucho follaje.

Siguiendo la dirección de la montaña de Sta. Ana, en la partc’que forma medio arco . hay un recodo sombrío dando vista á Jumilla en el cual se halla»el conv. de aquel nombre, cuyas pequeñas huertas se riegan con el agua de un escaso manantial que brota en el mismo sitio. Todos los montes del partido están vestidos mas ó menos de pinos, encinas, otros árboles y arbustos , sin escasear en ellos plantas aromáticas, cuya clasificación seria interminable. Encuéntranse en ellos escelentes canteras de piedra de diferentes clases y varias de cal.

Hay en el partido diferentes fuentes ó manantiales de aguas potables. En Yecla hay 3 abundantes, cuyos derrames forman otras tantas acequias llamadas la Vieja , la Nueva y la de Sta. Maria de la Cabeza, con las cuales se riegan algunos terrenos y muelen varios molinos harineros. En Jumilla se encuentra el principal manantial de agua dulce llamada también la Vieja, al NO. del pueblo, cuyas aguas entran en un cauce que la dirige á varias presas donde nay 4 molinos harineros de una piedra, y con las que se riegan diferentes tahullas de tierra.

TERRENO , su CAIIDAD Y CIRCUNSTANCIAS. Entre todos los montes descritos anteriormente se forman diferentes cañadas de buen cultivo y muchos trozos de regadío. Las tierras generalmente son fuertes en demasía , y asi es , que solo dan grandes rendimientos cuando les asisten frecuentes y repetidas lluvias. Como en los dos art. de Jumilla y Yecía se describen con exactitud la clase de los terrenos que forman el término, nos creemos dispensados de volverlo hacer de nuevo por evitar inútiles repeticiones.

CAMINOS. NO hay en el partido carreteras generales, siendo los mas principales el que de Sax pasa en dirección de Alicante, el de Valencia , el de Murcia , el que va para Almansa, otro que conduce al Pinoso|y Villena; la travesía que se llama de Granada, la de Caudete y Montealegre; la vereda de los Serranos que entra en el término de Montealegre; el camino de Jumilla , el de Cieza, el de Madrid y diferentes veredas.

PRODUCCIONES. Las mas generales son , trigo de varias especies, cebada, centeno , avena, maiz y legumbres , azafrán, miel, barrilla, cáñamo, vinos en abundancia de escelente calidad y aceite ; la clase del ganado es lanar y cabrío y muy poco vacuno , y la caza de conejos , liebres y perdices.

La IND. está circunscripta á la agrícola), fuera de aquellos oficios mas indispensables á toda población de regular vecindario, y el comercio á la esportacion á Murcia y pueblos de la prov», de los vinos que se hacen en Yecla , loscuales van en progresión descendente por las muchas viñas que se han plantado en el Pinoso y otros puntos de la provincia de Alicante.

Celébrase en la cabecera del partido una feria anual que principia el 18 de setiembre hasta fin de mes ; los mercados son los miércoles de cada semana. En Jumilla hay otra feria de 15 días que empieza el 2 de octubre ; los mercados son los martes. Los art. de tráfico son géneros del pais, alfarería, vidrio, loza y alguna quincalla y ropas.

ESTADÍSTICA CRIMINAL. LOS acusados en este partido judicial

en el año de 1843 fueron 92 , de los que resultaron absueltos de la instancia 4 0 , penados presentes 79 , contumaces 3, reincidentes en el mismo delito 4, con el intervalo de_4 á 6 meses; de los procesados 25 contaban de 40 á 20 años, 49 de 20 á 40 y 48 de 40 en adelante; eran hombres 83 y mujeres 9 ; solteros 48 y 44 casados; sabían solo leer 4 4, leer y escribir 47, carecían de instrucción 64; ejercían ciencias ó artes liberales 5 y 87 artes mecánicas.

En el mismo período se cometieron 25 delitos de homicidio y heridas con 3 armas de fuego de uso lícito , 2 de ¡licito, 4 armas blancas permitidas , 2 prohibidas, 5 instrumentos contundentes y 4 instrumentos ó medios no espresados.

YECLA v. con ayuntamiento, adm. de rentas subalterna y cabecera

del partido judicial de su nombre en la provincia de Murcia (4 2 leg.), en la cual reside la silla episcopal de Cartagena, á cuya diócesis

pertenece, audiencia terr. de Albacete (42) y ciudad g. de Valencia (48) SIT. en el límite N. de la provincia en la falda del monte Castillo; su CLIMA es frío y propenso á catarros pulmonares en el invierno y calenturas inflamatorias y biliosas en primavera tiene 2,690 CASAS, la generalidad de ellas de dos f)isos y con las distribuciones convenientes para los usos de a agricultura; 3 plazas, la de la Villa , la de la Iglesia Nueva y la del Convento; la primera en el centro del pueblo, con soportales en dos de sus frentes; las salas capitulares; en cuyos bajos está la cárcel y el edificio antiquísimo del pósito, en el que se custodian en ciertos casos algunos presos.

En la Iglesia se encuentra el templo parroquial, es de orden corintio, construido á espensas de los veciudad; tiene la misma planta que la catedral de Murcia. Las calles de la v. son cómodas desde la plaza de la Constitución y las que pasan de E. á O., anchas y de buen piso. Hay 2 establecimientos de beneficencia, uno el hospital, de escasas rentas, y el otro la casa de Misericordia, fundada en 4 794 , hoy en el mayor abandono. Existe un pósito con el fondo de 3,000 fan. de trigo, 4,000 reales en efectivo y 6 ú 8 acciones del banco de San Fernando cuenta el pueblo 3 escuelas dotadas, una de latinidad concurrida por 42 discípulos, y las Y E C otras de instrucción primaria de ambos sexos; también existen otras enseñanzas particulares tanto de primeras letras como de latinidad. Tiene Yecla dos iglesia parr., una de la Asunción, servida por un cura de término, un teniente y 24 presbíteros seculares con un número crecido de esclaustrados; en la feligresia que esta parr. tiene dentro de la población hay 6 ermitas donde se celebra el sacrificio de la misa, y en el campo hay hasta 30; la otra iglesia (Niño Jesús) la sirve un cura de segunda clase ó de ascenso, un teniente, 2 seculares é igual número de esclaustrados el conv. de religiosos de San Francisco perteneciente á la custodia de San Pascual Bailón se encuentra en el mayor abandono sin aprovecharse para nada tan buen edificio. Tiene la población un paseo llamado la alameda en el que hay un lavadero público y al S. entre la espalda del cast. y el montecillo de los Trancos está el cementerio construido en 4835.

TÉRMINO. Confina este por el N. con los de Caudete.

Montealegre y Almansa, provincia de Albacete ; por el E. con el de Salinas y Villena, provincia de Alicante; por el S. con Jumilla, y por el O. con el anterior y el de Montealegre; hay esparcidas por el término multitud de Granjas y cortijos y varios manantiales de los que se forman tres acequias que riegan diferentes terr.; ademas existen las aguas de la empresa de Sta. Maria de la Cabeza, situado al O. á dist. de una hora con otra porción de manantiales en las labores que se aprovechan en beneficio de algunas huertas. El TERRENO generalmente es montuoso, pues solo se encuentran cañadas, siendo de las de mas estension la del Pulpillo, holla del Pozo y Hondo del Campo. Los montes principales , son la sierra de Salinas, la de la Magdalena, la del Cuchillo , la cordillera del Serrol, la de los Gavilanes y el cerro del Arabi; en la sierra de Salinas hay mucho bosque con escelente arbolado y en las restantes abundan aquellas y los arbustos.

Los CAMINOS son carreteros y de herradura que conducen á Murcia, Caudete, Villena, Almansa y otros pueblos de la provincia de Alicante y Albacete. El CORREO entra y sale del modo siguiente lunes y sábados el general, entradas y salidas de Madrid para Alicante y viceversa; miércoles en la noche, de Alicante á Madrid; jueves de Madid á Alicante.

PRODUCCIONES. La principal es la del trigo, cebada, maiz, centeno, avena, legumbres, aceite y vino suficientes para el consumo de la población; críanse hortalizas, verduras y algunas frutas pero en corta cantidad; hay algunos ganados de cabras y ovejas y el mular necesario para la agricultura; la caza menor es muy abundante y no faltan en la sierra algunas cabras monteses y venados, IND.  la principal es la agrícola, ocho fábricas de jabón blando, una de duro , 30 molinos de aceite, una máquina hidráulica, 5 fábricas de aguardiente, 6 molinos harineros y 2 de viento. El COMERCIO está reducido á la esportacion de vino y aguardiente, la cual ha decaído estraordinariamente en pocos años y á la importación de los art. de lujo y los que faltan para el consumo general, POBL. 3,348 v e c , 44,074 almas RIQUEZA IMP.

2.233,937 reales

Es población antiquísima donde so han encontrado numerosas memorias romanas, godas y árabes; aunque no asoma su nombre en la geografía ni en la historia anteriores á la restauración del pais en el poder cristiano; ni cabe reducir á ella otro nombre alguno de los que figuran en la antigüedad; autorizándolo los indispensables antecedentes. Puédese solo congeturar por los vestigios que la misma conserva y la absoluta ignorancia de su origen. Las numerosas ruinas y restos de otras población que hay en su término acreditan cuanto mejor ha sido en otro tiempo la suerte de su terr.; abasteciendo considerable vecindario esparcido en muchas ald. ó antiguos óppidos, vicos etciudad Son notables en su distrito cisternas hechas en piedra viva, en medio círculo de muralla, un cast. sobre el cecino monte Arabinejo y las ruinas de varios edificios. También se han descubierto muchas memorias romanasen sus ald. llamada» Toborrillas alta y baja, en el cortijo de Marísparra; en la ald. de Arabi; entre las fuentes del Pulpillo y los Torrejsnes y en la acequia de v. doride se descubrieron restos de un templo católico anterior á la dominación sarracénica. Las muchas guerras que han trabajado el pais y la falla de las lluvias que modernamente esperimenta la han deteriorado y atligido en diferentes ocasiones.