Parroquia Ministrial. Historia de Madrid.

Existió en una bonita capilla

de la calle del Tesoro («) hasta que aquella fue derribada pollos

franceses: con este motivo se colocó el Santísimo en un

colateral de la parr. de Santiago, de donde fue trasladado en

1843 á la iglesia del conv. de monjas de la Encarnación, donde

se hallaf como la existencia de esta parr. cn la citada

iglesia en nada altera la cualidad de su instituto, reservamos

describirla al tratar de los conv. de monjas. Está servida po

3 tenientes de c u r a , de los cuales los dos primeros son capellanes

de honor y predicadores de S. M.: el anejo de i

Caballerizas reales» está servido por un teniente de noc •

Alumbrado y serenos en Madrid. Historia de Madrid

Elalumbrado de las calles y plazas
de esta v. estuvo en lo a n t . á cargo de los veciudad que tenían el
cuidado de encender, limpiar y conservar los faroles, y los poseedores
de casas el de costear y reponer los faroles y palomillas,
abonando estos á sus inquilinos cl coste de lasluces; mas
como con esta práctica no se consiguieseel objeto de estar bien
iluminado Madrid, por la desigualdad de los faroles, por su colocación
y por el abandono con que generalmente miraba el v e cindario
este encargo, dirigido á su propia comodidad y a t e n diendo
á que sin nuevo gravamen pudiese el público lograr el
beneficio de una iluminación uniforme y permanente, se espidió
real orden comunicada en 30 de marzo de 1765, por la que
8. M. resolvió el establecimiento en esta corte de una nueva
iluminación de calles y plazas páralos 6 meses de invierno,
empezando desde octúhrc inmediato , nombrando un d i r e c tor
principal de este ramo de policía con total inhibición de
cualesquiera tribunales , v con inmediata subordinación á
la primera secretaria de Estado; y p a r a l o contencioso y
Penal que ocurriese en esta dependencia mandó S. M. entendiese
siempre uno desús Alcaldes de Casa v Corte: para que
estas disposiciones no se retardasen por falta de dinero , en
atención á no haber aun determinado S. M. el a r b i t r io ó fondo
que habia de servir para este establecimiento, se e n t r e garon
al tesorero de esta comision 500,000 r s . de los fondos
de la renta de correos, á calidad de reintegro , que tuvo l u gar
en los años sucesivos. Con oficio firmado en San Ildefonso
por el marqués dc (írimaldi, fecha 16 de setiembre del
mismo a ñ o , se comunicó copia del real decreto , previniendo
los términos en que debia establecerse el nuevo alumbrado,
y un ejemplar de la instrucción que habia de observarse
en la exacción del derecho que debia pagar el público
de Madrid en lugar del coste que antes tenia que hacer de
Poner faroles y palomillas, y mantener uno y otro corriente
enlos 6 meses de invierno / d e s d e 15 de octubre á igual dia
oe abnl, según orden de 25 de setiembre de dicho año de
*’65. El primer artículo de la citada instrucción dice : «Que
1 recaudador de la regalía de casa v aposento cobre en buena
moneda desde 1.» de enero de 1766 , los 64 r s . 20 mreales de
aaa casa y farol de los que acostumbraban encender, por
o m i S r r i o q u e ^ a u n s j n s u ^ j i , j a | ¡ k r ; i j e a c e ¡ t e ( j e i precio de
Tin ? u a i ¡ t o s ‘ á que se agrega el algodón correspondiente) im-
1 ° r t a e ‘ consumo de cada’farol délos actuales en los 6 m e –
8 y abonan los dueños de casas á sus inquilinos; y que
,a exacción como de beneficio común, la haga con los
smos privilegios de regalía , sin esceptuar edificio alguno
cas , C O l t e ‘ incluyendo las i g l . , conv., hospicios, oficinas,
dos I Pa ‘ a c ‘ 2 s r e a l e s , con solo los recibos que dará firmae
«tn r • dueños, administradores ó inquilinos, para que
POsw i ^ e s c u c n t e n del importe dc sus alquileres, v los
(lem -r ? s de casas podrán coger desde luesm los faroles y
m a s útiles de que h a n usado hasta aquí.» Habiendo acordado
la j u n t a de policía en 12 de abril de 17741a c o n t i n u a ción
del alumbrado, hasta el dia 15 de mayo de cada año en
las horas competentes del tránsito de las gentes por las c a lles,
se sirvió S. M. manifestar en real orden de 28 del m i s mo
m e s , le habia parecido bien el pensamiento de la j u n t a,
pero que reflexionando S. M. que con solo este aumento de
iluminación no quedaba aun bien servido el público, convendría
la hubiese tambien en los demás meses de verano,
mediante á que contribuyendo el público para este común
beneficio, y habiendo sobrante en el fondo , e r a regular i n vertirlo
al mismo fin , hasta dejar completada la idea y s e r vido
el pueblo, cual corresponde. Enterada la junta» de la
real orden que a n t e c e d e , y deseando poner en práctica t an
benéficos pensamientos, pedidas y adquiridas las competentes
noticias acerca del valor de los prod. y gastos, vio
conseguido el fina que se dirigían las piadosas intenciones
del r e y , se confirmó e n t e r a m e n t e , acordando se hiciese
presente al Sr. presidente del Consejo, á fin de que lo p u siese
en noticia de S. M. para que se dignase aprobarlo,
como se verificó en real orden de 14 de mayo del mismo año,
en cuya virtud se dieron las órdenes competentes para su
ejecución. Éntrelas providencias acordadas para llevar acabo
estas disposiciones, se tomó la de que los Caballeros Capitulares
de esta v. visitasen á todos los v e c . de ella , á fin
de que voluntariamente ofreciesen á su arbitrio lo que les
pareciese para el gasto de la ejecución de los faroles , cuya
diligencia dio por resultado la recaudación de 196,262 r s .
20 m r s . , según liquidación practicada por acuerdo de 2 de
diciembre de 1766. En 1794 se pensó en el establecimiento
de serenos , instruyéndose el oportuno espediente, que dio
por resultado su creación desde el año de 1798, pagándose
sus honorarios con el prod. de las cantidades con que v o luntariamente
contribuian los veciudad para este objeto. Reunidos
en uno los ramos de alumbrado y serenos, y no siendo
bastantes los prod. de la contr. para satisfacer los gastos en
razón del aumento progresivo del alumbrado y núm. de s e renos,
fue preciso aumentar la contribución desde 64 r s . y 20
m r s . , que se exigía por cada l u z , hasta 96 que empezaron
á exigirse desde primero de abril de 1797 , aumentándose á
120 r s . desde primero de enero de 1820 , en virtud de reales
órdenes espedidas al efecto. En setiembre de 1835 se e s t a bleció
el nuevo alumbrado de faroles de reverbero , colocados
á convenientes d i s t . , al cuidado de 187 faroleros, bajo
la vigilancia de un inspector y 10 celadores. Dichos faroleros
ejercen igualmente el cargo de serenos, y están n u m e rados
siguiendo la serie de los d i s t r . , y cada uno lleva s e ñalado
en su farol particular el número que le corresponde.
El gasto que ocasiona el actual alumbrado cs sumamente
superior al prod. de la recaudación, siendo absolutamente
indispensable aumentar la c o n t r . , si con ella se ha de atender
al sostenimiento de ramo t a n necesario; pero esto se
halla sujeto á graves alteraciones, en virtud de los nuevos
proyectos de alumbrado de gas que van á realizarse, y do
quetambien nos haremos cargo.
Hecha la historia del alumbrabo desde su creación hasta el
presente , se desprenden las consideraciones siguientes: 1 . a
Que el alumbrado público de Madrid ha sido desde su c r e a ción
de cargo délos dueños de las casas. 2a . Que e s t e servicio
lo tiene Madrid en administración en virtud de Reales
órdenes y con objeto de que sea uniforme y permanente.
3a . Que los productos no llegan ni con mucho á cubrir los
gastos, deduciéndose que esta administración lejos de ser
un arbitrio para Madrid, es una carga demasiado gravosa.
Y 4a . Que no hay ejemplar en 81 años que cuenta este servicio
de que por grandes que hayan sido los apuros del E r a rio
, se hava desmembrado eu lo mas mínimo este producto,
por considerarle esclusivamente destinado á un objeto de
tan conocida utilidad y conveniencia.
Ponemos los siguientes estados que demuestran todas las
atenciones y gastos que reclama este ramo del servicio p ú blico
, y cuantos pormenores pueden apetecerse,

Plazas que sirven de mercados en Madrid (Historia de Madrid)

en el citado núme

de plazas están igualmente incluidas las destinadas á la

venta de comestibles y son las llamadas del

roCarmen, de

San Miguel

, de la Cebada , del Rastro, del Humilladero,

délos

las

Maria: la

Abada, los Negros y San Alberto: es grande, cuadrada y de

las mas surtidas de Madrid : fue ideada por el difunto Don

Antonio Begás, bien conocido por sus constantes trabajos

en utilidad pública, y habiendo propuesto su idea y planes

al Exmo. a y u n t . , dispuso este la realización de tan útil

proyecto comprando una casa ruinosa, que se derribó para

ello. Últimamente , en

se dispuso la traslación de los cajones que afeaban la

Bed de San L u i s : la

Conde de Miranda y Cava de San Miguel, es igualmente

grande y sumamente concurrida , la separa de la calle

de las P l a t e r í a s , un arco sobre el cual se simbolizan los

frutos que allí se venden: en su centro hubo una estatua de

Fernando

encuentra entre las calles de Toledo, Cebada y Puerta de

Moros, sus edificios son poco notables y desiguales; tiene

en su centro una fuente , y sirvió para las ejecuciones de

justicia hasta el año

Pontejos hizo trasladar semejante espectáculo fuera deja

puerta de Toledo: la

todos los chalanes y revendedores, nada ofrece de P

Mostenses, de Herradores, y el sitio conocido porCuatro-calles, entre las de San Antón y Arco de Santa1 .* se halla situado e n t r e las calles de las Tres Cruces,1 8 3 0 y á indicación del mismo Regás,2 . A entre las calles de las Platerías,V : la 3 . A que sin duda es la mayor de Madrid, se1 8 3 4 en que el distinguido corregidor4 . A cuyo nombre suena en boca deA R T ! C U7

lar en su c a s . ; pero en cambio es de notar por la multitud

de objetos que allí se presentan , por la animación , voces,

ajustes y t r a t o s que á cada paso divierten sin duda a u

espectador curioso: se halla entre las calles de las Maldonadas

, Ruda y Embajadores : la

entre la anterior y la P u e r t a de Moros; es mas bien ua*

prolongación entre una y otra , sirviendo tambien de tra –

sito á la plazuela de San Andrés y Cava-baja: la

destinada á este objeto, pues su mercado se tiaiw

en la plazuela de Sto. Domingo, es tambien espaciosa

5 . A es el espacio que meaw6 . A nuevamente.w

arbolado de nueva plantación y dos pequeñas fuentes e n .

estremos ; se halla entre las calles de Maria Cristina,,

AI*» .

y Travesia de la Parada, v ha resultado del derrino ^

convento de los Mostenses»que ocupaba el mismo

smo . ^

7 .

las calles de San Felipe N e r i , Caza, Costanilla de

A es estrecha irregular y de escaso interés, s e , a a ¿ ^ . – . a a 0 ,ü™z;

Fuentes y las Hileras; y por último la

indicado ya, es tambien reducida por cuya razón »e

den los puestos de ventas á las calles inmediatas.

8 . A cuya situado n j

Plaza de Isabel II (Historia de Madrid)

 

la calle del A r e n a l , entre e s t a , la de los Caños y las que

conducen á Palacio, se halla esta nueva plaza, casi cuadrada

de una estension bastante regular y formando su principal

adorno la fachada del t e a t r o de Oriente: está descubierta

al S . , en cuyo lado se encuentra la verja y alcantarilla de

la Escalinata, y sería de desear que se derribasen las viejas

tapias del lado N. sustituyéndolas con edificios, que como en

otros lados correspondiesen al importante y frecuentado

sitio en que se halla.

En el número de plazas y plazuelas se cuentan las llamadas

generalmente

puntos las que daban entrada á la ant. v . ; estas son las

llamadas,

. Cerca de la anterior y al final dePuertas, por haber existido en los mismosPuerta del Sol, Puerta de Moros, Puerta Cerrada

y

con el nombre de calle de Ciudad-Rodrigo: las 3 últimas

nada ofrecen de particular; la de Moros «se halla entre las

calles del Humilladero, Don Pedro y Carrera de San F r a n cisco

con una fuente en su centro ; la Cerrada, entre la

Cava-bajs, calles de Latoneros , Cuchilleros y Segovia, con

o t r a fuente; la de Guadalajara, entre las de Platerías, Milaneses

y Mayor:

Puerta de Guadalajara, la cual ha sido sustituida

Plazuela del Progreso. Historia de Madrid

 

calles de la Magdalena, Burro, (ahora de la Colegiata)

Duque de Alba, Mesón de Paredes, Jesus y Mana y

conclusión de la de Barrio Nuevo, se halla situada esta plaza

en el solar que ocupaba el espacioso conv. de la Merced:

su estension que es de

en la p a r t e NO. disminuye hasta

Entre el principio de las3 1 7 pies de largo por 1 6 7 de ancho6 3 por el frente que mira

á

árboles que forman dos hermosas calles y un salón en su

centro al rededor del que hay colocados bancos de piedra,

así como en lo r e s t a n t e de la plaza: termina esta por el E.

en una fuente harto caprichosa en su planta y forma, construida

en

la elegancia de las casas de este sitio, casi todas nuevas,

unida á la frondosidad del arbolado ofrecen un aspecto agradable

en la estación del verano.

la calle de la Magdalena: está adornada con tres filas de1 8 4 2 , de cuyas aguas se s u r t e n aquellos barrios:

SEGRE

r. que tiene su origen en el departamento de los Pirineos Orientales en Francia , en su parte mas meridional y término del pueblo de Llió; nace de una fuente que mana junto al camino que conduce de Puigcerdá al santuario de Ntra. Sra. de Nuria, en la cumbre del monte de Finistrelles á los 42» 32′ 7″ lat. N. y 5° 47′ 36″ long. E.; su dirección es al NO. para entrar en España por el L. deLliviá, partido judicial de Ribas en la provincia de Gerona ; pasa por Puigcerdá ya en dirección O., entra en la provincia de Lérida por Bellver , llega hasta la Seo de Urgel en donde varia su curso hacia el S., hasta pasar por frente de Tiurana; vuelve otra vez al O. bañando á Pons, y llega asi á la confluencia con el r. Pallerosa, en donde se dirige de nuevo al S., toca en Balaguer y Lérida , y poco después se le une el Sed; aqui toma la dirección O. para recibir las asuas del Cinca, y varia al SO. perdiéndose en el caudaloso Ebro, á unos 20 metros del puente de Mequinenza , limites de Aragón y Cataluña.

Su curso es de unas 58 leg. desde su nacimiento á su desagüe , y sus afluentes por la márg. der. son i el riach.

Fama que nace en Eyna ; el Llora unido al Beur , el Arabo, el Valltoba, el Hoza, tAAranza, el Basqueran, el Batirá, Santa Creu , Castellós, Vilar, Vall-ae-Resep, Vall-de- M arques, Vall-de-Cansiols, Monlodo. Noguera-Pallaresa, Farfaña, Noguera-Ribagorzaaa y el Cinca, y por su izquierda

el Er, Verterá, Alp, Basgart , Coborriu, Tuluriu, Bona, Salada, Llobregós, Sio y el Sed, Habiendo hecho mas estensa la descripción del»Segre en nuestro art. de Lérida provincia (V.), parecenos una repetición inútil, reproducirla en este lugar, limitándonos por lo tanto á describir solólos principales accidentes de el que hemos indicado. El caudal de este r. pudiera aprovecharse mas útilmente para el riego; baria la felicidad de un sinnúmero de pobl , y sus márg.

constituirían el mas bello jardin de Cataluña ; pero desgraciadamente solo se estrae de sus aguas un canal llamado de Segre á 2 leg. de Lérida , término de Villanueva de la Barca, y algunos otros de poca consideración, cerca do varias poblaciones de sus orillas , tales como la de Urgel, Orgañá, Pons etciudad Este considerable r., conocido en lo ant. con el nombre Sicoris, como el Nilo en Egipto, espresando la voz Sichor lo negro, turvio y fangoso, y de cuyo nombre ha quedado el actual Segre, ha sido muy célebre en la historia. Por su importancia mereció SEB personificado por los fabuladores de la historia de España, y presentado en el catálogo de los reyes de este pais con el nombre de Sicoro; enviando colonias á todas partes, las cuales fueron progenitores de todos los pueblos mas insignes de la antigüedad. Por este motivo y con ocasión de los diferentes hechos de armas ocurridos én sus orillas hemos hablado diferentes veces de él en el curso de la presente obra (V. Lérida

SEGURA DE LA SIERRA

v. con ayuntamiento , cabecera del partido de su nombre y residencia de un vicario, que ejerce la j u risd. ecl. veré nullius en la misma y su partido, en la provincia de Jaén (19 leg.), aud terr. y c g. de Granada (32). SIT. en la falda occidental de un alto cerro sobre cuya cima descuella un fuerte y ant. cast. ; como su altura sobre el nivel del mar es muy considerable , sufre la acción de todos los vientos su CLIMA es sano y las enfermedados mas comunes anginas, catarros y pleuresías.. Tiene sobre 200 CASAS pequeñas y mal construidas, que se distribuyen en calles incómodas por e ecto de su posición, y solo hay llano un pequeño sitio que llaman Plaza, en la que hay una magnífica fuente edificada en 1511; hay casa para la municipalidad y cárcel , una ant. casa de jesuítas medio arruinada ; 2 escuelas, una para niños dotada en 1,460 reales y asistida por unos 40; y otra de niñas á la que concurren 12, que pagan á la maestra una retribución convencional; una iglesia parr. reedificada en 1815 por el Srmo. Sr Infante D. Francisco de Paula Antonio, á quien pertenecía la encomienda de esta misma v. y la de su partido ecl., la cualesde una sola nave bastante espaciosa; está dedicada á Maria Santísima del Collado, dependiendo de ella los 2 anejos de Pontones y Beas de Segura, los cuales tienen pila bautismal la sirve el vicario á cuyo cargo esta anejo el de cu. a párroco , cuya vacante se provee por el Tribunal Especial de las Ordenes Militares , por SEB esta de la de Santiago , y un teniente , con 2 eclesiásticos , mas un sacristán mayor organista y otro menor; existen por ú l timo otras 2 fuentes.en la población, siendo de ellas la mas notable la nombrada del Baño. La fortificación que en otro tiempo tuvo esta v. fue respetable ; asi lo acreditan los restos de su sólida muralla y su casi ioespugnable cast., no menos que las vetustas torres de vigia que en direcciones diferentes se encuentran. Confina su TÉ-R.VL. por N. con Horcera y r. Guadalimar; E. Santiago de la Espada; S. Hornos, y O. Beas y Puerta aunque su estension hoy es reducida fue muy dilatada en otros tiempos, en que eran sus ald. casi • todos los pueblos que hoy forman su partido, pero á medida que aquellos se fueron erigiendo en v. , fue adquiriendo cada uno su término y jurisd. separada, aminorando de esto modo el de Segura hay dentro de su jujisd. muchas cortijadas, entre las que son principales, la de Catena, la llamada Nueva y la de Gutamarta también tiene una deh. y una llanura de este nombre que contiene varias cortijadas, cuyo vecindario se compone de 40 veciudad No muy lejos de la población, levanta erguida su cabecera el célebre cerro del Yelmo , nombrado así por la semejanza que tiene con un yelmo , el cual domina á todos los demás y en cuya cúspide se descubren restos de ant. edificación. En su término se encuentran asi mismo buenos montes poblados de pinos y otras maderas que sirven para la construcción civil y náutica. Tres son los r. mas principales que nacen dentro’de este término el Trujala, Hornos y Modera todos ellos fertilizan sus tierras y mueven algunos molinos y batanes , llevando el primero y segundo su caudal al r. Guadalimar , en donde esta el embarcadero para conducir las maderas , y el otro la deposita en el r. Segura en los término de Santiago de la Espada y Pontones también tienen su origen innumerables arroyos que SEBia difícil determinar su nacimiento y curso ; pero entre ellos los que tienen mas significación son los nombrados Millan, Elena, Miguel Sancho, Borracho, Catena, Arroyo frió y Zumeta. El TERRENO es por lo general quebrado y montuoso , sin embargo de lo cual tienen algunas llanuras fértiles , tales como la ya nombrada de Gutamarta, que es de buena calidad, de riego casi todas sus tierras y plantadas de olivos. Los CAMINOS son todos de sierra, ásperos y en muy mal estado, habiendo necesidad de arreglarlos, siempre que»es necesario conducirlas maderas al embarcadero de Horcexa para su navegación por el r. Guadalimar.

La CORRESPONDENCIA la recibe por un baligero que la conduce de la adm. de Infantes, todos los viernes por la noche, saliendo al dia siguiente por. la mañana, PROD.  trigo , cebada, avena, centeno, mucho maiz , escaña , judias , patatas, vino, aceite, muy buenas frutas, escelentes pastos y legumbres; cria ganado vacuno, lanar , cabrío , de cerda , mular, caballar y asnal , el cual constituye su principal riqueza; caza menor y muchos lobos , zorras , jabalíes , venablos y corzos, y pesca de peces delicados y de esquisitas truchas.

IND.  la mayor parte de los veciudad se dedican á la agricultura y ganaderia . sin embargo de esto , hay en la población y cortijadas de 20 á 30 telares de.lana , y lienzos de lino y cáñamo, 3 molinos harineros, un batan y una almazara ; algunos veciudad se dedican á cortar maderas y otros á estraerlas, COMERCIO una tienda de escasos comestibles, POBL . 631 v e c , 2,471 almas CAP. PROD 4.49L.002 reales IMP. 217,024 reales

CONTR. 7o,745 reales El PRESUPUESTO MUNICIPAL asciende á unos 17,000 reales que seicubren con los fondos de propios y lo que falta por reparto vecinal

HISTORIA. Se equivocaron los redactores de! Diccionario de Barcelona diciendo, que los antiguos llamaron á esta y. Castrum altxtm; al menos no con-ta. Es sin embargo pobl, ant. y suena como importante en la historia de la dominación musulmana con el nombre arabizido ScJiahura, En 781 se apoderó de ella el ciego Abul-Aswad, primogénito de Yusuf, habiendo conseguido fugarse de la prisión en que lo tenian en Córdoba. Después de la derrota que sufrió este cu I 24 de setiembre de 784 salvándose como pudo en el Algarbe, su hermano Kasem se guareció en Segura, de donde hubo de salir también pronto y aunque el valeroso Hafila se esforzó en sostener la guerra contra el emir en este pais, sucumbió por fin.y volvió Segura á la obediencia de Córdoba.

En 4 091 se apoderó de ella Schyr, caudillo de los almorávides y la dejó guarnecida desús tropas. Creándose el emirato independiente de Murcia por el rompimiento de la unidad musulmana, Segura vinoá SEB una de las fort. mas importantes de aquel nuevo estado, y ella misma encabezaba varias dependencias considerables. En 1147 era su gobernador, aunque se hallaba de nail en Valencia Ebn Hamsek,, yerno del Ghazami que fue proclamado por los valencianos, y murcianos. Ebn Hamsek habiendo obtenido el waliato de Murcia en el mismo año, colocó de gobernador en Segura al caudillo Ebn Suar. En 1171 Ibrahim hijo de Hamsek retirándose de Murcia cuya c gobernaba, se declaró independiente en Segura, armándose contra su ermir Ebn Sad, y fort ificó los cast. de sus dependencias; pero fue reducido. Los grandes disturbios que por cada dia se agravaron entre los musulmanes facilitando los progresos de los cristianos, llegaron á dar ocasión á que Segura pasase al poder de estos.

Hay quien lecha su conquista por el rey de Castilla en I 200.

Este rey la concedió á la orden de Santiago y fue una de las mejores encomiendas. Nada ofrece sin embargo digno de?

especial mención desde aquel tiempo hasta la historia moderna.

En 1810 su civismo probado contra la injusta agresión que trabajaba la Península , d i o lugar á que los franceses la quemasen casi toda. Se duda si es patria del distinguido escritor y prelado D. Martin Pérez de Ayala, muerto en ünteniente año 1566.

SEGURA

r. que nace en la sierra de su nombre, provincia de Jaén, cuyo espacio de N. á S. es de 32 leg., y forma parte de los montes del sistema Marianíco en la vertiente Ibérica.

Este r. conocido por los romanos con el nombre de Thader, de los árabes con el de Alana, y á quien distinguen los modernos con el de Benéfico, tiene su origen de una abundante fuente situado al pie de un cerro como de 3/4 de leg. de long. y algo mas de altura , intitulado la Sima del pinar del Risco ó Pinar Negro, jurisd. de la v. de Segura ó de la Sierra (Jaén), de la que dista 4 leg., y se halla dicho nacimiento entre las ald. de Pontones y Casas de Carrasco, á 1° 8′,long.

oriental del meridiano’de Madrid, 38° 5′ lat. N. y elevado sobre el nivel del mar 662 varas castellanas. Todo el curso d.el r., que en lo general es muy tortuoso, contando con sus sinuosidades, puede calcularse en 42 v 1/2 á 43 leg., y linea recta en unas 36 ; de las primeras emplea 4 2 en la provincia de jaén, 16 en la de Murcia y 5 en la de Alicante en donde termina. Corre al principio de SO. á NE. recibiendo como ¿oo pasos de la fuente, principal las aguas de la nombrada de ornas; a la media hora se le reúne otra mas considerable que se llama la Tejera en el sitio de Arroyo Azul, cuyas do taciones no pueden determinarse con exactitud á causa de que su caudal depende de las muchas ó pocas nieves con que pueden cubrir.-e los 78 monles que constiluven las cuencas principales de estos afluentes y los que se espresarán hasta la presa de Rotas. Se le incorporan también las de la Cueva del Agua en la montaña de Poyo-Tello y la del arroyo de las Cabezas, las sobrantes del r. Madera, que nace en la cresta de Moyano, y después de regar algunas huertas por espacio de 4 leg. vierten al Segura^n el puente de Espierna-Caballos; la fuente de Toba; las dos de Bañares , que nacen en et puerto de Manaderos y en Arroyo frío; la fuente de Garganta; la Gorgollitas; el arroyo de Miller ; las del r. Zumeta , que tiene su origen en Canadáhermosa en los cuartos de Rempeléa y caminando 5 4/2 leg. vierte junto al cortijo de Miller ;’la del arroyo de las Nogueras en la fuente del Berral; las del Arroyo-frio que nacen en la Puebla de Don Fadrique y sitio llamado pinar del Duque; las de la fuente de Marchena que tiene su orígen en Navalespino; la del arroyo del Muerto; las de la fuente del Tejo y arroyo Sequillo, que regando algunas huertas en Veste entran en el Segura por el estremo de aquel pueblo y sitio de Peña-Rubia.’ Recibe por su izquierda las aguas del r. Tus, que nace en el Calar del Mundo; y regando algunas de la dip. de Tus, término de Veste, y reuniendo las de los baños del mencionado Tus, de Los Marines, Villar, Catarroija, Moropeche , Santiago, Raspilla, La Torre y Molinicos, entra en el Segura por la huerta de Carrizosa.

Por la der. recibe el sobrante del r. Taibilla que nace cerca de Nerpio en el barranco y cortijo del Pozo y Oya del Espino, y dirigiéndose al E. se le incorporan las fuentes de Aliagosa, Nerpio, Rio-blanco y Tobas; entra en el término de Yeste por la deh. de Viztablé, donde se le agregan las de Yotus-Vizcable y Sacedas; sigue por la falda de la sierra de Tovar y en los confines de ,1a deh. de lznar se le agrega la gran fuente de este nombre, introduciéndose en el Segura en el Cenajo de Maleo, 5 leg. de su manantial.

Coulinúa su curso este r. hacia el E.-caminando p^r entre montes, y en los cortijos de Almazarán recibe un abundandantc arroyo formado de varias fuentes que nacen en una rambla al pie de dos altos cerros del término de LetÚT cambia de dirección á SE. siguiendo por las jurisd. de Jerez y Socobos, abriéndose paso por un monte cortado, que forma un canal de 56 varas de iong., en el punto denominado las Peñas Oradadas; va luego SEBpenteando las faldas de varias montañas y sale por otro gran corte sobre el cual está construido el puente de la alcantarilla de Jovér; entra de nuevo por sierras Agrias y sigue por entre los término de Hellin y Moratalla, el primero de la provincia de Albacete y el segundo de la de Murcia, hasta confrontar con las abundantes minas de azufre, pertenecientes á la primera de aquellas provinciaTnmemediato á las minas é izquierda del Segura, se encuentra la confluencia del r. Mundo, de saludables y cristalinas aguas, que nace en los Morros de Royo-guaida cerca de Alcaraz, y r e _ cibe la fuente del Espino; recoge después los manantiales de las vegas inmediatas, y caminando del SO. al NE. y luego del NE. á SE. baja por la cañada del Provencio á entrar en la provincia de Murcia donde le ufluve el r. Madera, que nuce en los Ojos de Arquillo cerca de Alcaraz , el arroyo de Jso y el de Minatea, desembocando en el Sequra á las 24 leg* de su curso. Desde este punto gira hacia el S. y entrando en el término de Calasparra, vuelve al E. admitiendo por su der.

á los r. Moratalla ó Alarave, Caravaca ó Argos y el Quipar, que nacen de las fuentes de Ruitrera, Charco de los Peces y Ojos de Archivel ‘engrosados con otros manantiales y fontanillas. Pasa en seguida el asombroso estrecho de los Almadenes de 400 varas de profundidad con solo cuatro de anchura por algunos puntos y entra en el término de Cieza, en donde se le unen por su izq las aguas del Borbotón y las sobrantes de las fuentes del Judio y Ascoy continúa bañando el célebre y rico valle de Ricote», casi todo de naranjos y limoneros, dirigiéndose al SE. por entre los término de Abaran, Blanca, el estrecho de Solvente, Ojos, Ulea, Villanueva, Archer.a, Lorquí, Ceutí, Alguazas, Molina y Colillas , recibiendo en el último por su der. las aguas» del r. Muía que ya trae absorbidas las del r. Pliego. Desde las inmediaciones de la v. de Molina inclina el Segura su dilección al S. hasta próximo á entrar en el término de Murcia v punto de la Contraparada, donde cambia alE. dividiendo su hermosa vega en dos porciones casi iguales (V. el art. de Murcia, Huerta de). Deja la provincia de Murcia y prolonga su curso por la de Alicante en la celebrada y fértilísima huerta de Orihuela (V.), que asimismo corta en dos grandes porciones, en la que recibe por su der. las avenidas del r. Larca ó Guadalantin por el sitio llamado Rincón del Pando; por la izquierda le afluyen las fuentes del Colegio de Dominicos y de San Antonio Abad. En dirección N. del término de Albatera se forman las fuentes del Molinillo, cuyas aguas reunidas en un azarbe inmediato entran en el del Convenio Viejo de Fundaciones y después en el Segura poco antes de su desembocadura. Aumentan también las aguas de este r. las colas y sobrantes de varios acueductos , como asimismo las que eñ tiempo de avenidas recogen varios torrentes , rainblas ó barrancos, siendo las mas notables la rambla Salada, las del puerto de la Cadena, Buen-dia, Tabala, Alcoriza, Ventosa, Churra, Santomera y Abanilla ó Ramblar. Finalmente, después de haber recorrido el Segura las leg. de estension que ya hemos manifestado , fertilizando con sus riegos los espaciosos terrenos que forman la riqueza de un gran número de propietarios en cantidad de cerca de 8 00 millones de reales, termina su carrera desembocando en el Mediterráneo en la jurisd. de Guardamar, una media hora al NE. del pueblo, cu,o punto está situado 3 o 2’ 20″ longitud oriental del meridiano de Madrid y á 38° 5 ‘ 4″ latitud Ñ.

Las tahullas que con las aguas del Segura se riegan, son las que manilista el siguiente estado (Ver en el original)

Para que las tierras que comprende el anterior estado puedan recibir el correspondiente riego, desde las primeras corrientes del Segura y los afluentes que se han referido, empiezan á elevarse sus aguas por medio de presas que las reparten por los infinitos cauces que se han abierto con aquel objeto. En los térm de Jerez y Socobos se encuentra una fuerte presa en el sitio llamado las Peñas Oradadas que da origen á las azequias y brazales de la hermosa fuente de la Alcantarilla de Jover ; desde este punto hasta el término

de Hellin se hallan construidas otras ocho llamadas de la Casa del Rio, delCenajo, del Ondon, de Bautista, de las Minas de Salmerón, del Monreal y del Bailo. Entrando el r. en la jurisd. de Calasparra se presenta la grande presa de Rotas que fertiliza la pingüe huerta de la Ondonera; en el término de Cieza se encuentra la de Don Gonzalo; sigue otra llamada del Moxó, la de Fatego, la de Charrero en Abaran; la de Villanueva, y mas abajo una ataguia para la acequia de Caravija que riega la huerta de Archena; viene después la de Lorqui y Molina, y luego la famosa de la Contraparada, la mas considerable del tojo el Segara; después de esta se encuentran dos en la ciudad de Murcia para dar movimiento á porción de molinos harineros; ademas de estas se ha construido otra cerca del canal de Condomina para los molinos del marqués de Camachos. Las que desde Murcia tiene el Segura hasta el mar son ocho, todas en la pi ov. de Alicante, á saber, la azud de las Norias , la de los Huertos , la de Almoravit, la de Callosa, la de Alfeitami, la de Beuijol’ar, la de Rafales y la de Guardamar. Hasta el dia no se ha hecho una medida exacta de la altura de muchas de estas presas, lo cual SEBia muy conveniente ba|o diferentes conceptos.

Otro de los beneficios que proporcionan las aguas del r. Segura, no menos estimable que el riego, son los infinitos molinos y artefactos que con e las reciben su impulso desde sus primeras corrientes , colocados ya sobre los cauces de las acequias que de él se desprenden , ya en su caja principal; prolijo en demasía SEBia enumerar uno por uno los que desde la provincia de Jaén hasta cerca del Mediterráneo p. oporciona el abastecimiento de harinas á los habitantes de tan estenso terr.; ellos son una riqueza tanto mas ap. eciable, cuanto que gran parte de cuatro provincia se utilizan de ella para un objeto de tamaña importancia, sin tener otras aguas á falta de las de este r.; también en Murcia y Orihuela hay establecidas diferentes tenerías ó fáb. de curtido que se proveen de las agua^ del Segura; y el Estado se utiliza de ellas para la magnifica fáb. de pólvora que tiene en la primera de aquellas provincia

Este r. no se llamó en lo ant. Tader, cuyo nombre se ha escrito en Ptolomeo de diferentes modos. Debe citarse como la principal mención que se hace deeste r. en la historia, el haberlo señalado por término divisorio entre Aragón y Castilla los reyes de Aragón y Portugal, en la junta que tuvieron en Tonellas en 430

SEGURA

v. cou ayuntamiento, cabecera del partido judicial de su nombre (el juzgado reside en» Montalban, 2 leg. de -dist. de aquel pueblo) eu la provincia de Teruel (12 leg.), diócesis y audiencia terr. de Zaragoza (14) y ciudad g. de Aragón. El pueblo que nos sirve de epígrafe para este art. presenta en el dia las señales indestructibles de la guerra civil montones de escombros y de ruinas testifican por todas partes los estragos que durante aquella época desastrosa para la nación sobrevinieron á este pueblo , que fue completamente destruido por convenir asi á los intereses de uno de los partidos beligerantes; solo quedó como testigo del llanto de tantas familias , que en un dia perdieron su fortuna y la de sus hijos, un elevado cast.

que á su vez fue reducido á escombros por otra de las partes contendientes. Pacificado felizmente el pais se pensó en reedificar á Segura, pero lo que fue aniquilado en pocos momentos necesita muchos años para que vuelva á su primitivo estado asi pues, los edificios que hoy se están levantando , y que dan nombre al pueblo, se encuentran SIT. á 1 leg. N. de uno de los nacimientos que dan origen al rio Martin, en una colina perfectamente ventilada; goza de un CLIMA saludable, pero muy frió. Tiene en la actualidad (1848) de 80 á 100 CASAS de regular construcción, y el ayuntamiento se ocupa en levantar un edificio para los usos de la corporación con cárcel para el juzgado; la iglesia parr., que estaba dedicada á San Juan Bautista , se halla a medio reedificar, y su curato es de término y de concurso y provisión ordinaria; en el dia se ha habilitado un pequeño edificio para el culto de los fieles. Confina el término municipal por el N. con el de Maicas ; al E. con el de Armillas; S. Vivel, y O. Torrecilla del Rebollar; hay en él algunos manantiales de buenas aguas y el tan célebre que da nombre á los baños de Segura, que aunque muy concurridos se encuentran en mal estado por haber sido destruidos cuando el pueblo. Ei TERRENO participa de llano y monte; tiene algunos trozos de regadío y algún arbolado de pinos y retoños de carrasca, varios arbustos, monte bajo y pastos. Los CAMINOS generalmente son de herradura; y aunque á Segura llegan carros, es con bastante dificultad y no poco riesgo. El CORREO se recibe de la cap. de»la provincia tres veces á la semana PROD.

trigo, legumbres y algún azafrán; hay ganado lanar cuyo vellón es muy estimado por su íinura, y caza no solo menor sino de ciervos que se crian con abundancia, PORL.  hoy apenas cuenta esta v. con 100 v e c . ; la matrícula catastral de 1842 le asigna 102 y 407 almas; antes de su destrucción ascendía el número de aquellos á unos 400 y el de estas á cerca de 2,000. La RIQUEZA IMP. consiste en 82,238 reales

HISTORIA. Esta población ha sido muy célebre en la guerra civil seguida á la muerte de Fernando VIL Hasta la ultima época de aquella no ofrece sin embargo cosa remarcable.

Fue muy de notar entonces el ardid de que se valió el célebre caudillo carlista D. Ramón Cabrera, para completar la fortificación de Segura sin SEB atacado por las tropas de la reina. Supo que Van-Halen habia puesto en movimiento parte de sus tropas para efectuarlo entonces fingió Cabrera una carta en nombre de cierto sugeto del pais, reputado por adicto de la reina, y la dirigió por medio de un espía á dicho general con todas las precauciones necesarias, avisándole que Cabrera iba á atacar á Onda, lo que hizo aparentasen al mismo tiempo algunas de sus tropas.

Esto pudo distraer algún tanto la resolución de Van-Halen dando lugar á que las fortificaciones se completasen (marzo de 1839). Pronto sufrió esta fort. los mas recios embates de las tropas de la reina, pero sus valientes defensores supieron sostenerla con el mayor denuedo. Fueron notables el arrojo bizarría con que el 23 de marzo se disputaron entre Carera y Ayerve las posiciones tan fuertes que ofrece el camino de Cortes á Segura, robustecidas con gran número de parapetos. El 6 de abril Van-Halen y Ayerve hicieron un reconocimiento sobre Segura , y Cabrera» distrajo nuevamente su atención, llamándola sobre Villafamés. Él fuerte de Segura era considerado como de la mayor importancia, y del éxito de su conquista se hizo depender la suerte del reino de Aragón.-, mas cuanto fueron grandes los esfuerzos del general deja reina para conseguirla, tanto lo fueron los de Cabrera y de su distinguida guarnición para conSEBvarlo. En 18 de febrero’de 1840, ocurrió entre esta guarnición una escisión que dio por resultado inmediato, la muerte del gobernador D. M. Macipe, el mayor de plaza, y otro oficial que los acompañaba. En 23 se «presento delante de este fuerte el duque de la Victoria, practicando un detenido reconocimiento, y disponiendo las operaciones del sitio. Cinco baterías rompieron el fuego á las dos de la tarde del 27 contra las fortificaciones y cesaron llegada la noche habiendo tocado á parlamento los sitiados el 29, dias de Espartero, tomó este posesión de la plaza, habiéndose rendido á discreción sus defensores en número de 273 individuos de tropa, 14 oficiales, y su gobernador interino, nombrado por los amotinados del 18, D. José Méndez, capitán del6.° batallón de Aragón.

SEGOVIA

ciudad con ayuntamiento, cap de la provincia. partido judicial y diócesis de su nombre, audiencia terr. de Madrid (16 leg.), ciudad g. de Castilla la Nueva residencia del gefe político, intendente , com. g. , corporaciones y oficinas provinciales; cap. del 3.° departamento de artilleria, con un general subinspector , maestranza , regimiento y baterías del arma, brigada de montaña y parque correspondiente.

SITUACIÓN Y CLIMA 1 leg. al ONO. de las faldas de las montañas de la Fuenfria y Guadarrama, que dividen las dos Castillas, y en terr. de Castilla la Vieja, se levanta una loca de 300 pasos de altura y 4,000 de cerco en su corona, en forma de galera, la popa al E. y la proa al O.; rodeada de un valle que por el N. riega el r. Eresma. y por el S. el arroyo Clamores, uniéndose los dos al O.; sobre esta roca se halla la c , descendiendo por las faldas sus arrabales, particularmente al SE., en el cual vive la mitad de la población El clima es en general bastante rigoroso, húmedo y frió desde mediados de diciembre hasta fin de abril las nevadas son harto frecuentes y copiosas en estos meses; los fríos intensos, húmedos y continuados; los dias poco claros y á veces pasa un mes sin ver el sol. desde primero-! de mavo á últimos de junio suelen SEB las lluvias abundantes y el tiempo variable en su temperatura, que tan pronto hace calor como frió desde primeros de julio hasta mediado setiembre el calor es bastante sensible durante el dia, y las noches bastante frescas de mediados de setiembre á igual época de octubre, vuelven las lluvias y alguna nevada, y desde este tiempo hasta diciembre los dias son muy claros y despejados, en los cuales no se siente ni frió ni calor; pero las noches se vuelven frescas y húmedas. En los meses de enero, febrero y marzo suelen reinar los vientos SO., NO. y algunas veces el S E . ; en abril, mayo y junio son muy comunes los vientos fuertes del S . , SE. y SO.; en j u lio, agosto y setiembre Jos del S . , SO., N. y NNO., y eq los restantes meses el SO., S. y NO. Ademas de las estacionales son comunes en el invierno las afecciones catarrales (que muchas degeneran en afecciones crónicas del pulmón) reumas agudos, v crónicos y muy escasas las pulmonías y pleuresías; la odontalgia, ó dolor de muelas es muy frecuente en todas las estaciones, ocasionada por las supresiones de la traspiración y por los cambios bruscos de temperatura; es uno de los paises en que se padece mas de la dentadura, apenas hay persona que no la tenga careada.

En la primavera, adémasele las propias de su estación, son muy comunes y endémicas las intermitentes de varios tipos, de carácter inflamatorio; las vicisitudes atmosféricas, el paso repentino del frió al calor y vice versa, las supresiones de traspiración y el alijerarse demasiado pronto de ropa son las causas de esta entermedad, que por otra parte se cura fácilmente en el verano abundan las calenturas gástricas, gastro-cerebrales, gastro-epáticas y gastro-iulermitentes; son muy comunes las tercianas y cuartanas muy pertinaces que se prolongan las mas durante el invierno, y en algún año se presentan de carácter pernicioso muy grave-, ademas de las causas generales, de que hemos hecho mención poco há , es otra «de las principales la perniciosa costumbre de bañarse al aire libre en el r. Eresma, cuyas actúas son muy frias , como procedentes de la inmediata cordillera de los montes de Valsain y Navacerrada en el otoño se padecen las gástricas, intermitentes, afecciones reumáticas y catarrales.

INTERIOR DE LA PORLACION Y SUS AFUERAS célebre S egovia en los fastos de las ciudad de Castilla, algo tenemos que hacer presente sobre los restos de su antigüedad, que enlazados con la actual población ofrecen la única importancia por la que puede SEB considerada en el dia el inmenso número de sus templos, la cated., el alcázar, el magnífico acueducto, los muchos caballeros de nobles linages que tenian sus casas en esta c . , su intervención en los sucesos mas notables del reino, sus manufacturas y muy principalmente la acreditada fáb. de paños de que’se surtían nacionales y estrangeros, eran mas que suficientes razones para que la ciudad fuese estimada de todos; hoy casi nada de esto ha quedado- hé aqui el examen que hemos podido hacer de su existencia actual. Divídese la {)obl. ene. propiamente dicha y arrabales; la primera se íalla cercada de una ant. y bien reparada muralla, que se estiende 4,075 varas lineales, cuya altura por término medio desde el pie de la cresta de la roca hasta sus almenas es de 34 pies, y su espesor 9 pies; está defendida en todo su recinto por 83 cubos , repartidos en proporcionadas dist.; 6 fuertes ó baluartes sobre algunas de sus puertas, y el elevado y bien dispuesto alcázar y sus cast., inespugnable en el tiempo en que se hizo; esta muralla tiene 5 puert a s , 2 portillos y 3 postigos; las primeras son las llamadas de San Martin y San Andrés, ambas al S .  San Juan al E.; San Cirvian al N., y Santiago al NO..- atendidos los rendimientos es la mas importante la de Santiago como de mas comunicación con los pueblos de la provincia; pero por SEB la entrada de Madrid y SEB la mejor comunicación entre el arrabal y la ciudad se tiene por mas principal la de San Martin, sobre la cual en su parte interior se hallan las armas de S e govia; los portillos son los llamados del Sol y de la Luna, ambos al S. dando salida al paseo principal; y los postigos se denominan del Consuelo al S E . , de San Juan al NNE., y Postigo-picado (hoy cerrado) al N\ estos ingresos dan entrada á la ciudad que consta de 51 calles, 17 plazuelas y la plaza de la Constitución; las primeras estrechísimas, tortuosas y mal empedradas; en estos últimos años se han puesto aceras á un lado solamente, en las de mas tránsito, tales como las que conducen al gobierno político, al alcázar y al teatro, y en la calle real que dirige desde la puerta de San Martin á la plaza este local es bastante espacioso, pero irregular y de mal aspecto; las casas solo presentan un cúmulo informe de maderages en sus balcones y tapias, sin lucir la mayor parte; algo mejor vista ofrece el lado que mira al E . , adornado con un buen soportal y las casas consistoriales, de que hablaremos después en el centro de la plaza se ha construido una especie de glorieta con 8 asientos y 4 faroles de reverbero- no tiene árboles ni fuentes, á pesar de la abundancia de aguas de la población Dentro del recinto de la muralla hay 747 casas particulares; eDtre ellas son importantes por su nombre, circunstancias notables y empleo que tienen; la llamada de Segovia, que se cree la primera y mas ant. de la c . , situado en la puerta de San Juan, donde está hoy el instituto de 2 . a enseñanza-, la de Uceda en la calle de San Agustin, donde está el Liceo; la de los herederos de D. Frutos de Alvaro, donde está el gobierno político; el palacio de Enrique IV, que es hoy la casa número 6 de la plazuela de las Arquetas, con vuelta á la de los Espejos, donde tiene otra puerta con el núm. 9 , y continúa por los locales que ocupan la biblioteca provincia que era la capilla, escuela de nobles artes y casas particulares, hasta volver á la plazuela de las Arquetas.- la fachada de esta plazuela está medianamente conSEBvada, pero por el lado de la de los Espejos no es mas que tapias y rumas; le fabricó de nuevo aquel rey , que vivia en él cuando su hermana Doña Isabel (después reina católica) vino á Segovia en principios de enero de 1474 la de Juan Brabo, gefe de los comuneros de Segovia, que hoy tiene los números 40 y 42 de la calle real, trente a la cuesta de San Martin, que todavía ostenta el escudo de armas y su ant. fachada de piedra, cuyo segundo piso es una especie de galería cubierta, con 4 grandes ventanas en forma de arcos rebajados y sostenidos por pequeñas columnas sencillas; la del conde de Villares, plazuela de Guevara, donde está la intendencia y sus oficinas; la del marqués de Lozoya, plazuela de San Martin, y la del parador de Diligencias, en la calle Ancha, por las altas fort. que ambas tienen; la de la calle de la Trinidad donde está el casino; la del Marqués del Arco, calle de los Leones, núm. 2 , notable por la seguridad y ornato de su linda fachada, y por la arquitectura del patio, que por no hallarse á la vista daremos de él una pequeña idea se halla elevado 6 pies sobre el nivel del zaguán, y consta de 3 lados abiertos (aunque tapiado el de la izquierda) formados por 10 columnas delgadas, cuyos capiteles con variedad de cariátides y cabecera de animales sostienen los arquitrabes, y entre cada uno de estos se ven medallas con bustos de emperadores y reyes la galería superior tiene un balaustrado de piedra muy enlazado entre sí, con igual número de columnas, figuras y bustos, y remata con un friso en el que también hay mas en pequeño cabecera de reyes; toda la obra es de piedra cárdena, escepto las medallas que son de piedra blanca , y por esto sin duda están bastante destrozadas sin embargo, se conocen bien las figuras de Vespasiano, Vitelio, Carlo-Magno, Julia, una reina cuyo nombre está destruido y presumimos sea Doña Isabel, D. Alonso rey, D. Pedro, Julio César, Carlos emperador y otros; y debemos hacer mención por último de la casa llamada de los Picos, núm. 49 en la calle real, la cual toma este nombre porque en cada una de las piedras de su fachada sobresale en efecto una punta de la misma piedra, y como este género de construcción á nada se parece, supimos que habia para ello una razón especial. Habian vivido judíos en esta casa, y adquiriéndola después los marqueses de Quintanar ( continuaba sin embargo llamándose la Casa de los Judíos, por lo cual disgustado su poseedor, consultó con los jesuitas, qué haria para hacer perder á su casa aquella denominación estos PP. siempre felices en recursos, le aconsejaron que derribase la fachada y la construyese de algún modo raro, que llamase la atención el marqués siguió el consejo, y naciendo la fachada segun está, vino á llamarse Casa de los Picos. También es edificio particular el alcázar ó ant. palacio de los reyes, por cuanto hoy pertenece á los condes de Chinchón, pero considerándole mas bien por sus fort y cast. y por el uso constante que ha tenido en todas épocas, le enumeraremos entre los edificios públicos del Estado.

La población extramuros se comprende con el nombre genérico de Arrabales, los cuales se distinguen por los barrios en que se hallan divididos, á saber barrio de San Lorenzo; de San Marcos; de Sta. Eulalia ; de Sto. Tomas; de San Millan; del Salvador y de San Justo, y comprende una plaza llamada del Azoquejo; 7 plazuelas y 58 calles , no tan estrechas como las de la c ; pero pendientes en lo general y mal empedradas hay distribuidas en los diferentes barrios 1,098 casas entre las que son notables; la llamada de la Tierra en la plazuela de este nombre, donde se hospedaban las suprimidos procuradores generales de la ciudad y sus sexmos, ocupada actualmente por la Diputación provincial, el colegio (pie fue de Ondategui donde está la escuela normal de maestros; la llamada del Sello de paños, calle de San Francisco, del tiempo de Felipe II, de muy buen gusto en sus fachadas, pero muy derrotada por dentro; y es también digno de verse el patio de la que se halla enfrente de la anterior núm. 19, en la cual se han conSEBvado 6 recuadros que representan en relieve, pasages de la historia de Roma, combates, carreras de caballos etciudad; están labrados en piedra blanca, pero el dueño les ha dado un color bronceado oscuro que causa cierta novedad la casa en su totalidad es antiquísima y t e nia una alta y fortísima torre que el mismo dueño ha rebajado 27 pies. A pesar de que estos arrabales no están cercados por ninguna clase de tapias, tienen á sus estremos SE. y N. dos puertas notables la L.a llamada de Madrid, al final de la larga calle del Mercado en la que principia el camino nuevo ara la corte, es un arco de triunfo construido de piedra lanca; sobre las pilastras que decoran este arco hay dos estatuas armadas de lanza, significando que guardan aquella entrada los insignes capitanes D. Dia Sanz y D. Fernán Garcia, que tomaron á Madrid con los tercios segovia nos.

La 2 . a á la entrada del camino de Valladolid, consta igualmente de un arco con pilastras que terminan en cabecerade genios; en el frente y espalda hay 2 hornacinas , en la esterior representa en bajo relieve á Ntra. Sra. de la Fueneisla, patrona de la c , y en la interior el milagro de la mora , del que daremos razón mas adelante.

Toda la población indistintamente se halla dividida en tres distritos para la adm. de justicia ó juzgados de paz, con un solo juez de primera instancia, 12 cuarteles para la adm.

municipal de policía urbana y sanidad , y 3 celadurías de protección y seguridad pública, el SEBvicio de empedrado y aceras, limpieza de las calles, alumbrado y SEBenos, es igualmente general en ciudad y arrabales, en los términos siguientes Empedrado y aceras. Estando empedradas todas las calles se destina anualmente una cantidad en el presupuesto para su reparación, acudiendo con preferencia á las mas principales el empedrado generalmente dura poco, vapor impericia de los operarios, porque no hay ninguno dedicado exclusivamente á este oficio, ya también porque la piedra ue se usa, que son los cantos sacados del r., se acomoda dicilmente por su lisura que se resiste á la unión entre sí la operación se hace por tapias ó cuadros de 50 pies y está graduado su coste de 11 á 12 reales cada una. Hasta el año 1840 no se ha empezado á colocar aceras en las calles , en cuya obra se continúa con bastante esmero á costa de los fondos municipales; y aunque los precios han sido varios está calculada la vara cuadrada por los pagos que se han hecho á 30 reales de saca, labores y asiento.

Aseo y limpieza.» Este SEBvicio se hace por contrata, barriendo las plazas , plazuelas y calles mas principales y transitadas y aseando los puntos destinados á verter un cuarto diario que pagan los que tienen puestos públicos de venta en las plazuelas y calles, igualmente que de los que se establecen los dias de mercado, y el aprovechamiento de las basuras es el premio adjudicado al contratista de la limpieza, en cuyo SEBvicio se ocupa generalmente él mismo y dos peones ó braceros con un carro ó 4 caballerias á su cargo está también el riego en el. verano del paseo llamado salón de Isabel IL.

Alumbrado y SEBenos. Se hace también por contrata, la cual es variable segun el precio del aceite ; la obligación es alumbrar 18 noches en cada uno de los seis meses que se llaman de invierno á 6 horas cada una, y 16 noches en los restantes meses á 4 horas cada noche; en una y otra estación las de mas oscuridad hay repartidos en ía ciudad y arrabales en los puntos mas necesarios 66 faroles de reverbero y 181 comunes. Se hallaná cargo de 6 SEBenos, incluso el cabo, á cuyas órdenes están los demás; su obligación ademas de la vigilancia nocturna, con arreglo á su instituto, es cebar los faroles y cuidar de su limpieza y aseo. El cabo de SEBenos tiene de sueldo anual 2,007 reales, y los demás 1,825 reales cada uno.

Conocida la distribución y demás circunstancias de locnlidad pasamos á hacernos cargo de todos los edificios públicos que la población comprende los destinados á objetos civiles son muy escasos es el L.° la casa de ayuntamiento situado en el centro del largo portal que ocupa todo el frente de la plaza que mira al E.; su fachada es una de las mejores que tiene la c , forma un pórtico de 10 columnas y 5 arcos , pareadas aquellas en los estremos y sencillas en el c entro; tiene después dos cuerpos superiores con un balcón corrido en el primero y ventanas en el segundo, con pilastras de orden dórico sencillo, que dividen sus vanos en los mismos términosque los de la planta baja á la cual corresponden , sobre los cuales hay recuadros y cornisas á cada lado se eleva una torre cuadrada con un balcón pequeño en su frente y rematan con un chapitel empizarrado y una veleta. No hay documento que acredite que esta fachada sea de Herrera, como dice Ponz, ni de otro alguno; pero habiendo estado once años en esta c , desde 1587 hasta el 9 8 , D. Francisco de Mora, es muy verosímil que este célebre arquitecto diese el diseño para ella. Lo cierto es que esta casa se estaba edificando en el año 1621, y como por aquellos tiempos estaban en la ciudad los arquitectos que trabajaban en la igl cat., no s e rá estraño que alguno de ellos ejecutase la obra , que como se ve es muy posterior a Herrera y Mora. Toda es de muy buena piedra berroqueña.- la portada y rejas de los lados confrontan con los 5 arcos de la plaza y la escalera también de piedra es espaciosa y de buenas proporciones.

Cárcel. Se halla en ía calle real, inmediata á la parr. de San Martin es un fuerte edificio aislado cuya fachada principal es de berroqueña en su totalidad, ven los demás lados hasta el primer cuerpo las cuatro esquinas figuran cubos sobre los cuales se eleva una torrecilla con las armas de Castilla y de la c ; en el centro de la parte superior hay una campana.

Cuartel de San Juan. Sit. en la plazuela de este nombre, es de construcción propia para su instituto y le ocupaba el extinguido regimiento provincial de e s l a c ; pero habiendo padecido un incendio hace algunos años se arruinaron sus tejados, aunque están corrientes todas sus cuadras y departamentos las tropas que dan la guarnición ó se establecen en la ciudad por algún tiempo ó se acuartelan en los edificios de losex-conv., como veremos mas adelante.

Palacw episcopal. Estuvo antiguamente junto á la cated.

vieja, muy cerca del alcázar, y con la continuación de alborotos y guerras se hallaba tan mal parado que no podían habitarle losob. el que lo era en 1472 D. Ju;in Arias, habia fabricado aliado E. de la misma cat., unas suntuosas casas, y estando en Turógano en 12 de julio de este año, hizo donación de ellas á la mesa ob. erigiéndolas en palacio pero tampoco continuaron en este sitiólos prelados, pues en tiempo de D. Felipe H se fabricó el actual en la plazuela de San Esteban. Tiene su fachada principal al O., y consta de planta baja y un cuerpo superior, todo de piedra berroqueña de grano grueso , almohadillada y siii adornos la portada de arco redondo, con una columna arrimada á cada lado tiene en su parte superior las armas episcopales en el piso bajo hay siete rejas, 4 á la der. de la puerta y 3 á la izquierda en dist.

desiguales; en el alto 9 balcones, 5 á la der. y 4 á la izquierda

con guardapolvos el patio escuadrado con 5 arcos redondos á cada frente, sobre cada uno un balcón, y encima del que hace el centro las armas de los ob., todo de piedra cárdena y parece posterior á la fachada, la escalera y el interior es cómodo y bien distribuido.

El alcázar. Bajo dos conceptos debemos tratar de este edificio como un monumento de las artes que se conSEBva incólume entre los restos de la ant. grandeza de esta c , y como actual colegio de caballaroo cadetes de artillería, en cuyo destino subsiste hace cerca de un siglo.- en ambos entra» bajo la jurisd. de nuestro examen. Pasado el primer fu ror de la conquista, en que tan horrorosos estragos hicie ron los ejércitos mahometanos, dejaron de SEB bárbaros lo árabes, y en el siglo XI, época de la primera fumdacion del alcázar por el rev D. Alonso el VI que lo empezó á manera de fortaleza por los años 1075 ó algo mas adelante, ya ti nian en España las célebres escuelas de Córdoba, Sevilla Granada El rey D. Alonso habia obSEBvado la fortificacic de Toledo y quiso en Segovia, después que la conquistó, opc ner otra fort. semejante á aquella al ímpetu de los moros, Sit. en la punta O. de la ciudad le precede una gran plaza, defendida por una verja de hierro entro pilastras de canteria, colocada en el año 4817, sobre cuyo ingreso se hallan las armas de España con varios emblemas militares-, al costado der. de esta plaza se estiende una calle de álboles bastante crecidos, yá la izquierda se ha puesto nuevamente una fila de los mismos árboles para dar también sombra por este lado á ambos costados corren largos antepechos con balaustradas de hierro, que dominan los barrancos adyacentes la forta- » leza se ostenta al frente en la llanura de esta plaza, y por los demás lados en una altura formada por un gran peñasco, en cuyo profundo asiento se juntan los r. Eresma y Clamores, á% varas sobre el nivel de sus aguas, y 1,203 sobre el del mar la rodea por la parte de la población una honda cava abierta en piedra viva y se presenta después el primer lienzo de la muralla, en lo que hay tres pequeños cubos en el centro y dos grandes á los estremos, comprendiendo todo su trente la galeria llamada de los moros, defendida de cristales de c o lores sobre esta galeria so eleva la torre llamada del rey D. Juan, sin duda por haberla hecho construir el segundo de este nombre, la cual es cuadrilonga, presentando á los costados los lados cortos y es la mas elevada de todo el edificio en su centro se halla la esfera del reloj, cuya campana está en la plataforma y en su cima se ve adornada de 12 pequeños cubos, distribuidos en los ángulos y en los centros, i en uno de los cuales se eleva el asta-bandera desde lo pro- I fundodel foso hasta el estremo de la torre puede haber 400 | pies de elevación siguen á los lados de esta torre las gale- j rias de las habitaciones del alcázar, con veutanas y baleo- i nes a ambos costados, y á la parte posterior se eleva una segunda torre llamada del Homenaye ó bien del reloj, porque allí estuvo esta maquina antiguamente, cuya esfera de piedra aun permanece, la cual defiende el último cuerpo del edificio cuyas vistas caen al O. Todos los ángulos y cubos repartidos por los frentes del alcázar terminan con torrecillas y chapiteles cubiertos de pizarra, y sobre todos ellos giran grandes veletas que hacen una vista muy agradable las t e chumbres y galenas están cubiertas en los mismos términos sobre un puente levadizo se entra al primer zaguán y cuerpos de guardia, sobre cuyo ingreso están las armas de Castilla-, sigue poco después el primer patio edificado donde estaba el ant., por D. Francisco de Mora, segun consta de su relación firmada en San Lorenzo el real á 31 de agosto de 1598 en este patío se hallan las habitaciones principales del alcázar.

(Continua en el original)